Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: Christopher Robin
Año Producción: 2018
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 104 Minutos
Calificación: Autorizada para todos los públicos
Género: Animación, Aventura, Comedia
Director: Marc Forster
Guión: Tom McCarthy, Alex Ross Perry, Allison Schroeder. Basados en los personajes creados por A.A. Milne
Fotografía: Matthias Koenigswieser
Música: Klaus Badelt
FECHAS DE ESTRENO
España: 5 Octubre 2018
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Walt Disney Pictures


SINOPSIS

El niño que se embarcó en innumerables aventuras en el bosque de los Cien Acres con su banda de animales de peluche, ha crecido y… ha perdido el rumbo. Ahora les toca a sus amigos de la infancia aventurarse en nuestro mundo y ayudar a Christopher Robin a recordar al niño cariñoso y juguetón que aún tiene dentro...

INTÉRPRETES

HAYLEY ATWELL, EWAN McGREGOR, MARK GATISS, ADRIAN SCARBOROUGH, ROGER ASHTON-GRIFFITHS, PAUL CHAHIDI, GINTARE BEINORAVICIUTE, BERN COLLAÇO, BRONTE CARMICHAEL, ROY BECK, EVIE WRAY, VIVIEN BRIDSON, KUMUD PANT, GINO PICCIANO

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE


MÁS DATOS...  
 

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

LA GÉNESIS DE "CHRISTOPHER ROBIN”...
   Los personajes Christopher Robin y Winnie the Pooh aparecieron por primera vez en una colección de versos escritos por el dramaturgo inglés A.A. Milne titulado "Cuando éramos muy jóvenes" en 1924, pero fue la publicación de "Winnie-the-Pooh" en 1926 lo que llegó a los lectores de todo el mundo. El libro de relatos sobre las aventuras imaginarias del niño despreocupado, su oso amante de la miel y el resto de sus amigos animales del bosque de los Cien Acres, acompañado por las ilustraciones intemporales de E.H. Shepard, está considerado uno de los libros infantiles más populares de todos los tiempos.
  Después se dieron a conocer más historias de Milne protagonizadas por los entrañables personajes con la publicación de "The House at Pooh Corner" en 1928 y también alcanzaron una enorme popularidad. Desde entonces, estas historias han hecho las delicias de lectores de todas las edades y los personajes son aún más populares al llegar a todos los medios y pasar de generación a generación.
  Las historias de Milne promueven los valores de una imaginación sana y representan ese momento de nuestras vidas en el que debemos despedirnos de la infancia... despedirnos del tiempo libre ilimitado... despedirnos de la protección de una madre. De hecho, "The House at Pooh Corner" termina con Christopher Robin diciéndole a Pooh que se va a un internado. Es su manera de decir que la vida ya no consiste en diversiones frívolas y que ha llegado la hora de crecer y volverse más serio.
  Fue ese momento agridulce del libro de Milne lo que sirvió de inspiración para una visión totalmente nueva de estos personajes clásicos que se crearon después de que los dos amigos se separaran. La idea de abordar la historia desde esta perspectiva data de hace 15 años cuando el productor Brigham Taylor, entonces un ejecutivo de producción en Disney, presentó la idea al estudio. Aunque el momento no era el mejor ya que estaban en marcha otros proyectos de Winnie the Pooh, Taylor y sus colegas sabían que la idea de encontrar a un personaje querido y familiar en un mundo totalmente nuevo resultaba muy atractiva.
  Años más tarde, Taylor asumió tareas de producción para el estudio en películas como "El libro de la selva" y Piratas del Caribe: La venganza de Salazar”. Durante una reunión con la ejecutiva Kristin Burr, ésta la animó a desempolvar el concepto y ambos comenzaron a desarrollar la idea juntos. “El estudio fue de gran ayuda al tomar personajes clásicos y encontrar formas de reinventarlos y contar historias nuevas, así que fue una especie de resurgimiento de la vieja idea que habíamos tenido", dice Taylor.
  La sencillez de los personajes de Milne atrae a los niños, y sus imperfecciones como su timidez, su fanfarronería, un falso sentido de superioridad, son rasgos que los adultos reconocen con facilidad. Muestran calidez, amor, amabilidad y conectividad entre ellos, especialmente Pooh, y todos podemos identificarnos con sus problemas: las responsabilidades de la edad adulta que nos alejan de la despreocupación de nuestra juventud y de cómo recuperamos lo que dejamos atrás.
  Winnie the Pooh, que a menudo hace comentarios perspicaces como La gente dice que nada es imposible, pero no hago nada todos los días, permite a Christopher Robin retroceder y recordar cosas de la vida que tienen mucho valor para él... cosas que todavía pueden formar parte de su vida adulta. “Pooh es el vehículo perfecto porque representa, literalmente, a través de su imagen, su actitud y su personalidad, el concepto de pasar el rato y hacer cosas que te gustan con personas que quieres y no distraerte con cosas menos importantes", dice Taylor.
  Una vez que se elaboró un guión de trabajo, Taylor y Burr se acercaron a Marc Forster y les encantó la idea de que se incorporara al proyecto. El aclamado director conocido por su ecléctico abanico de películas, incluyendo "Descubriendo Nunca Jamás", "Quantum of Solace" y "Cometas en el cielo", creció con películas de acción real y se sintió inmediatamente atraído por la historia. Tenía una sensación de realismo mágico y le pareció que tenía el potencial de convertirse en una película artística, emotiva, divertida e intemporal.
  “Cuando sabes hacer reír y llorar a la gente en la misma película y eres capaz de contar la historia con integridad y anclarla en la realidad y además darle ese toque de realismo mágico, es una gran satisfacción que te conecta con la gente que quieres", dice Forster.
  Y esta es una historia que Forster cree que es más relevante que nunca. “Creo que es algo que necesitamos desesperadamente en el mundo", dice. “Todos podríamos utilizar los sentimientos y la sabiduría de Pooh en este momento”.
  Forster y Taylor empezaron a prepararse para rodar en Londres cuando Burr tuvo su propia productora dentro de las instalaciones del estudio, y pasó de ejecutivo a productor. Al mismo tiempo, se centraron en buscar personajes tanto humanos como animales.
  Encontrar a alguien para personificar a un adulto Christopher Robin planteó un desafío único a los realizadores. El niño inmortalizado para siempre en la icónica ilustración de E.H. Shepard sentado con su mejor amigo se ha convertido en un marido y padre cariñoso que trabaja en Winslow Luggage: Pero las responsabilidades inherentes a la edad adulta le han hecho olvidar los buenos momentos de su juventud y ha perdido de vista a la persona que fue en el pasado.
  “Christopher Robin siente una gran responsabilidad y mucha culpa, así que soporta una pesada carga", dice Burr. “Ya no sonríe, ya no se ríe y ya no se vuelve loco. Intenta mantener a su familia y asegurar su sustento, pero en realidad los está descuidando”.
  Forster añade: "Christopher Robin intenta sentirse cerca de su esposa Evelyn y su hija Madeline, pero lo cierto es que ya no sabe muy bien quién es, y hasta que no lo averigüe no podrá volver a conectar emocionalmente con su familia”.
  “Hubo muy pocos actores que nos dieron darnos esa sensación de cansancio que se instala cuando somos adultos con responsabilidades que te agobian, pero sin dejar de mostrar ese niño que todos llevamos dentro", dice Taylor. “Ewan McGregor sabe transmitir visualmente ese estado de ánimo”.
  La estrella de "Moulin Rouge", "Trainspotting" y "Star Wars: Episodio I: La amenaza fantasma", que recientemente apareció en la película de acción real de Disney "La Bella y la Bestia" y la aclamada serie de FX "Fargo", se identificó inmediatamente con el personaje de Christopher Robin. También le encantó que Pooh y el resto de las criaturas fueran una parte tan importante de la historia.
  “Me encantó el guión y me encantó que Christopher Robin fuera un hombre de mi edad y que Winnie the Pooh vuelva a surgir en un momento difícil de su vida", dice McGregor. “La idea me interesó mucho. Christopher Robin es padre de una hija de la que no se siente muy cercano. Lo reconoce y afirma que le gustaría estar más cerca de ella. Y tienes la sensación de que a ella también le gustaría estar más cerca de su padre; la relación padre-hija tenía un componente que me atraía mucho como padre de niñas”.
  Y continúa diciendo: "Siempre me han encantado las películas de Jimmy Stewart, y puedo imaginarme a Jimmy Stewart interpretando este papel en su época. Al leer el guión comprendí que podría ser un papel para Jimmy Stewart”.
  Como gerente de eficiencia de una compañía de maletas en los años posteriores a la guerra, cuando la mayoría de la gente no puede irse de vacaciones y mucho menos comprar equipaje para viajar, la presión para mantener a flote a la compañía y proteger los empleos de todos descansa sobre sus hombros. “Christopher Robin trabaja muy duro, probablemente demasiado, y la relación con su familia es cada vez más tensa", dice McGregor.
  “Ewan y yo trabajamos juntos antes [en el thriller de 2005 "Tránsito (Stay)"], y sabía que era perfecto para interpretar a Christopher Robin", dice el director Marc Forster. “Desprende una sensación de masculinidad, pero también es muy cariñoso lo que era esencial para este personaje”.
  Tampoco fue fácil encontrar a la actriz que encarnara a Evelyn Robin. “No queríamos que el personaje fuera demasiado plano y se comportara como un ama de casa gruñona", dice Forster. “Queríamos que la actriz tuviera un registro dramático y cómico lo más amplio posible para que el personaje resultara interesante”.
  Hayley Atwell ("Regreso a Howards End", "Agente Carter" de ABC) fue elegida para encarnar a Evelyn Robin. Se trata de un personaje ficticio casado con Christopher Robin, que personifica el hogar y el amor y mantiene unida a la familia. “Fueron muy felices al comienzo de su matrimonio, pero ella ve cómo él se va convirtiendo en un adicto al trabajo y pierde la conexión con su familia", dice la actriz, que previamente trabajó con McGregor en "El sueño de Cassandra" de Woody Allen.
  Continúa diciendo: "Él está traumatizado por la guerra y tiene demasiado trabajo. Intenta encontrar su lugar en el mundo, pero no ve que Evelyn y Madeline están justo delante de él y son todo lo que necesita para ser feliz”.
  Bronte Carmichael interpreta a Madeline Robin, la inteligente niña de nueve años que, al igual que su padre, siente una gran pasión por la fantasía. Lo único que quiere es que su padre le lea todas las noches un cuento antes de dormir, pero él quiere que se concentre en sus estudios. “Bronte es encantadora pero también muy emotiva, y tiene una enorme capacidad para transmitir las emociones en sus escenas", dice Taylor. “Fue maravilloso verla trabajar”.
  “Madeline es una chica muy seria al comienzo de nuestra historia. Quiere dar gusto a su padre, estudiando muchísimo", dice Forster. “Está preparada para ir a un internado, pero lo que realmente quiere es quedarse en casa con su familia”.
  Madeline encuentra una caja que pertenece a su padre con un dibujo de Pooh y sus amigos, junto con otros recuerdos del Bosque de los Cien Acres, y eso le permite echar un vistazo a su infancia por primera vez. “Esa época era diferente, y también la forma en que las personas se relacionaban con sus hijos", dice McGregor. “Ella quiere el amor de su padre, pero sin limitarse a ser quien trae el dinero a casa. Y esa es la esencia de la historia y al final de la película consigue dar esa clase de amor a su hija”.
  Mark Gatiss ("Sherlock", "La liga de los hombres extraordinarios") encarna a Giles Winslow, el hijo incompetente del propietario de la compañía que supervisa las operaciones diarias en Winslow Luggage. Cuando la compañía corre el peligro de hundirse, encarga a Christopher Robin encontrar una solución.
  Jim Cummings es la voz familiar y reconfortante de Winnie the Pooh, el mejor amigo de Christopher Robin. Es un oso de peluche mimoso y un poco desgastado, muy optimista, al que siempre le están sonando las tripas y que a menudo dice cosas sencillas sobre la vida que resultan ser sorprendentemente profundas. Cummings ha dado voz al personaje en los últimos 30 años.
  “Fuimos muy afortunados de contar a Jim", dice Burr. “En cuanto le escuchas leer sus diálogos, te invade un sentimiento de nostalgia y te hace sonreír”.
  Cummings también es la voz de Tigger, un personaje al que ha prestado su voz en numerosos títulos a lo largo de los años. Tigger es un tigre con rayas negras que no tiene miedo, extrovertido, enérgico e increíblemente seguro de sí mismo al que le encanta saltar.
  Brad Garrett, del programa "Everybody Loves Raymond" ha interpretado personajes en varios títulos animados de Disney, incluyendo "Buscando a Dory" y "Ratatouille”. En "Christopher Robin", da voz a Eeyore, el viejo burro gris que tiene una vena melancólica, pero entrañable, y una inclinación al sarcasmo. Eeyore tiene a autocompadecerse y espera poco de la vida, pero tiene el cariño de Christopher Robin y sus amigos.
  El actor británico Nick Mohammed ("Marte (The Martian)", "Absolutamente fabulosas") es la voz del compañero de Pooh, Piglet, un cerdo pequeño y angustiado, tímido, de voz suave y que se asusta fácilmente. El bondadoso canguro hembra, Kanga, cuenta con la voz de Sophie Okonedo ("La vida secreta de las abejas", "Hotel Ruanda”). Kanga es la madre de Roo y una figura cálida y maternal para Christopher Robin y todos los animales.
  Toby Jones ("Jurassic World: El reino caído", "El topo") es la voz de Owl, que, a pesar de ser muy sabio, se atiene siempre a las reglas y al orden y tiende a pontificar y embellecer sus auténticas habilidades intelectuales. Peter Capaldi ("Doctor Who") es la voz de Rabbit, que suele golpearse con la cabeza de Owl. Es el líder autoproclamado de los animales del Bosque de los Cien Acres, pero a menudo se muestra arrogante y autoritario.

SOBRE LA PRODUCCIÓN...
  En "Christopher Robin", el equipo creativo del director Marc Forster incluye: al director de fotografía Matthias Königswieser ("All I See Is You", "Perfect”); a la diseñadora de producción Jennifer Williams ("La morada del miedo”); al montador de cine nominado al Oscar® Matt Chessé, ACE ("Descubriendo Nunca Jamás", "Quantum of Solace”); y a la diseñadora de vestuario ganadora del Premio de la Academia Jenny Beavan ("Mad Max: Furia en la carretera", "El discurso del Rey”).
  Forster contó en un principio con el nominado al Oscar® Jóhann Jóhannsson ("Sicario", "La teoría del todo"), pero desgraciadamente, el compositor falleció cuando empezaba a trabajar en el proyecto. La película incluye una dedicatoria en su nombre. Posteriormente, se incorporó al compositor nominado al GRAMMY® Jon Brion ("Lady Bird", "Y de repente tú"), con el apoyo adicional de Geoff Zanelli, ganador del Emmy® ("Into the West", "Piratas del Caribe: La venganza de Salazar").
  La leyenda de Disney Richard M. Sherman ha compuesto tres canciones nuevas para la película. Dos canciones aparecen en los créditos finales y en "Goodbye, Farewell", que interpretan los animales del Bosque de los Cien Acres, se puede escuchar en la escena de apertura. “Busy Doing Nothing" y "Christopher Robin" están interpretadas por el propio Richard Sherman.
  “Winnie the Pooh se convirtió en un amigo mío cuando Walt nos dio la tarea de escribir canciones para el primer cortometraje de Winnie the Pooh", dice Sherman, "y muchos años después, es muy especial estar de nuevo en el Bosque de los Cien Acres”.
  Sherman continúa diciendo: "Hay algo sentimental, dulce y nostálgico en Pooh. Es como tu amigo de infancia, a quien solemos olvidar al hacernos mayores. Pero cuando se entera de que Christopher Robin tiene problemas, regresa para recordarle lo que significa tener imaginación y pasar momentos maravillosos juntos haciendo nada”.
  “Creo que Pooh seguirá presente en los próximos 200 años porque es muy especial y querido", dice. “Siempre habrá personas que redescubrirán a Winnie the Pooh o lo conocerán por primera vez”.
  El dos veces ganador del Oscar® y su difunto hermano, Robert B. Sherman, que falleció en 2012, escribieron la música y las letras de la mayoría de las películas animadas de Winnie the Pooh y sus amigos que distribuye Disney ("Winnie the Pooh y el árbol de la miel", "Winnie Pooh en el bosque encantado" y "Winnie Pooh ¡y Tiger también!", entre muchos otros). También escribieron música para películas icónicas de Disney como "El Libro de la Selva" y "Mary Poppins”.
  El rodaje de "Christopher Robin" tuvo lugar en los Estudios Shepperton a las afueras de Londres y en otras localizaciones del Reino Unido. La supervisora de locaciones Emma Pill ("Spectre", "Cenicienta") y la diseñadora de producción Jennifer Williams empezaron a hacer investigaciones para el proyecto en enero de 2017, estudiando las acuarelas originales de E.H. Shepard de los libros A.A. Milne que se encuentran en la Biblioteca Pública de Nueva York, y visitando el bosque de Ashdown en East Sussex para inspirarse.
  El Bosque de los Cien Acres de los libros de Milne, un lugar encantado donde residen los amigos animales de Christopher Robin y donde la imaginación es libre, está inspirado en el bosque de Ashdown y, más concretamente, en una zona del bosque conocida como el Bosque de los Quinientos Acres. Ubicado en la exuberante campiña de Sussex, a unos 50 kilómetros al sur de Londres, miles de turistas visitan los bosques cada año; a todos les encanta pasar por los lugares que aparecen en las historias de Winnie-the-Pooh.
  Pero, según Forster, el Bosque de los Cien Acres es el lugar donde Christopher Robin jugaba con sus amigos cuando era niño. “Representa el descubrimiento de la naturaleza y la época de los juegos, así como el concepto de que no hay nada más importante que tomarte tu tiempo", dice.
  Y para el director era importante que el Bosque de los Cien Acres que se ve en la pantalla se pareciera al de los libros de Milne, así que las escenas que tienen lugar en el Bosque de los Cien Acres se rodaron en el Bosque Ashdown real (así como en el Gran Parque de Windsor). También quería que las bulliciosas calles de la ciudad ofrecieran un marcado contraste entre ese mundo real y el mundo natural que es el Bosque de los Cien Acres, visto a través de los ojos de Winnie the Pooh y Christopher Robin.
  Pill y su departamento de 20 personas pasaron semanas buscando calles de Londres que fueran similares en estilo a los cuadros del artista inglés L.S. Lowry. Durante el rodaje se utilizaron 17 localizaciones para la unidad principal en el Reino Unido, muchas de las cuales fueron calles de Londres y vías públicas del Reino Unido, que incluyen: la intersección de Great Smith Street con Great College Street; Carriles Medios e Interiores de Temple; el puente de Lambeth y el viaducto Hownsgill del Condado de Durham. Se utilizaron vehículos de acción antiguos y cientos de extras vestidos de época para llenar las calles y las aceras.

DAR VIDA A LOS ANIMALES DE PELUCHE...
  Los personajes creados por A.A. Milne que residen en el Bosque de los Cien Acres son los auténticos protagonistas de la película y simbolizan los placeres sencillos e idílicos de la infancia. Winnie the Pooh, Tigger, Piglet, Eeyore, Kanga, Roo, Rabbit y Owl hacen su primera aparición en una película de acción real como personajes tridimensionales en "Christopher Robin", algo que no hubiera sido posible hace cinco años sin la sofisticada tecnología de animación digital que existe en la actualidad.
  El director de fotografía Matthias Königswieser eligió rodar la película con cámaras de mano tradicionales para que los movimientos de los animales de peluche parecieran más creíbles. Después se les dio vida gracias a una animación digital fotorrealista en posproducción, lo que sumergiría a estos personajes en el Londres de mediados de siglo, así como en la naturaleza.
  Pero antes era necesario diseñar el aspecto individual de cada personaje. El proceso fue una colaboración entre los departamentos de efectos visuales de criaturas, de efectos visuales y de vestuario, cámaras y arte, con Marc Forster supervisando los diseños. Para el director era importante que los animales de peluche parezcan reales, no animados.
  Forster trabajó con el artista conceptual Michael Kutsche ("Ant-Man y La Avispa", "Thor: Ragnarok") al comienzo de la preproducción para hablar sobre lo que imaginaba para cada personaje, que incluía elementos de las ilustraciones de E.H. Shepard, las primeras películas animadas y los peluches desgastados con los que se ha jugado durante años.
  Después, se envió el arte conceptual de los diseños finales al equipo de efectos visuales de criaturas en Animated Extras, el taller de efectos especiales ganador del Oscar® en Shepperton Studios. Los animales de peluche reales (o "stuffies", como se les llamaba cariñosamente en el set) se crearon físicamente como referencia para las escenas y para la interacción con los actores.
  “Queríamos que los actores pudieran interactuar fácilmente con algo que no estaba realmente allí, pero sabiendo exactamente dónde deberían estar y cómo deberían moverse", explica Taylor. “Dedicamos mucho tiempo a determinar cómo iban a moverse en tiempo real y en el espacio, para estar bien preparados a la hora de rodar”.
  También se tuvo el máximo cuidado en su creación, prestando especial atención a la barriga de Winnie the Pooh (para asegurarse de que tenía el factor de abrazo adecuado), a las expresiones de Tigger (para que pudiera registrar de forma efectiva la sorpresa, la ira y el desconcierto) y de Eeyore (para asegurarse de que podía doblarse con facilidad).
  Los actores supieron apreciar estos esfuerzos ya que la interacción humana agregó autenticidad a sus interpretaciones. “Marc es un director en el que confía la gente con la que trabaja", dice Ewan McGregor. “Te da orientación cuando es necesario, pero no impone demasiado y eso me gusta”.
  Hayley Atwell añade: "De vez en cuando hace algo que no estaba en el guión, o deja que un actor llegue más lejos y explore otro aspecto. Es una mente independiente y original, y a pesar de que está trabajando con personajes tan conocidos y queridos, a los que respeta, sabe aportar su propia visión”.
  Las compañías de efectos visuales ganadoras del Oscar® Framestore ("Blade Runner 2049", "Vengadores: Infinity War") e Iloura VFX ("Thor: Ragnarok", "Juego de tronos") intervinieron en el rodaje para crear la animación digital de los personajes. Se esmeraron para que los animales de peluche no parecieran demasiado perfectos sino gastados y entrañables.

  "Christopher Robin" de Disney lleva a la gran pantalla el encanto intemporal y la nostalgia de las historias y personajes de A.A. Milne en un cuento imaginativo sobre la alegría y la pureza de la juventud. La película se dirige al niño que llevamos dentro y nos recuerda que debemos dejar que esas cualidades sigan presentes en nuestra vida adulta.
  “Trasladar una historia sencilla y encantadora con un mensaje simple y convertirlo en un largometraje puede mejorar tu propia vida", dice el director Marc Forster. “Las cosas más sencillas de la vida son, de hecho, las que suelen hacernos más felices. Y en "Christopher Robin" vemos a un hombre que ha perdido de vista lo que lo le hacía humano y que saca a relucir lo mejor que hay en él al volver a conectar con su infancia, su imaginación y su capacidad para maravillarse. Al volver a conectar con su mejor yo, encuentra la forma de recuperar a sus seres queridos, su mujer y su hija, y como resultado su vida se enriquece. Y todo lo debe a recordar que las cosas más sencillas de la vida no deben olvidarse ni dejarse de lado”.
  “La vida pasa muy rápido, pero espero que esta película recuerde a la gente que eche un vistazo a sus propias vidas y analice cómo emplean su tiempo... y con quién", dice Forster.

0.0/5 de 0 opiniones.
VALORACIÓN GENERAL

logo radio directo