Recuerdos...
  • Registro

RECORDANDO EL FABULOSO MUNDO DEL CINE CON ENCUENTRO EN PARÍS En el panorama cinematográfico mundial, a partir de lo que podríamos llamar "frontera generacional"...

       


    ... línea divisoria bien determinante, existe un grupo de realizadores a los que no se les puede calificar de geniales, a menudo simples segunda categoría, pero haciendo siempre CINE con mayúscula, auténtico cine de acuerdo a ciertas leyes básicas de la imagen en movimiento a partir de las cuales se ha ido creando una estética que los grandes maestros han ido diveriendo hacia estilísticas propias.

  La fuente original es, sin embargo, la misma: el cine en su máxima expresión, una carga deslumbrante, de imágenes creadoras por sí mismas (y a través de la voluntad creativa del autor) de ese instante total que establece la relación directa entre el creador y nosotros.


  La fuerza de este cine clásico, preñado de compromisos comerciales, bien poco libre, es la propia imagen: su grandiosidad no está nunca ajena a su verdadero espíritu.


  Es el cine de Clarence Brown, de Negulesco, de Hathaway, pequeños maestros de la narración, arquitectos modestos de la imagen, sin grandes pretensiones de trascendencia, que saben desaparecer a tiempo en un edificante ejemplo de objetividad creadora.


  Es el cine americano que nos ha estado gustando y seguimos gustando aún, su sencillez es la de la anécdota, su efectividad la de las relaciones directas. Cine que va al público y es el público, saboreado, recordado por él a través del tiempo y la distancia.

  Este cine olvidado por la crítica, menospreciado hasta la anulación en la mayor parte de las antologías, es, en realidad, el que el público no olvida y es, esencialmente, el que hace a sus mitos.


  A partir de aquí la modestia de la producción comercial adquiere caracteres de importancia suma: lo que ha estado considerado como producto financiero, todo lo más como entretenimiento vulgar, pasa por obra y gracia de una programación sucedida en un lugar y un instante de nuestra vida, a formar parte de nuestro recuerdo; este cine deviene, desde su ingreso en nuestra pequeña adoración sin pretensiones, amable como él mismo, un elemento subjetivo, ingrediente vital del mundo que nos rodea y del que participamos y en el que participamos.


  Este cine del público, con sus figuras populares, sus motívos dramáticos, estéticos y ornamentales devenidos ya tópico, sus características inconfundibles, ese cine con características de la Metro, Fox o Warner, tanto o más que sus características Negulesco, Brown, Hathaway, este cine de siempre es el motivo de un inspirado homenaje a cargo de Richard Quine, con Audrey Hepburn y William Holden de intrumentos deliciosos.


  Su título Encuentro en París (1963), o una variación del cine dentro del cine en una americanización de Marienbad y ciertas actualizaciones del gran "Brigadoon" mimelliano.

  Por otro lado Encuentro en París no es sólo típicamente americana en sus situaciones, sino que empieza a serlo ya (aparte de su dialéctica ensueño-realidad, básica del americano medio) a partir de la transfiguración de la historia.


  Con las acciones paralelas de Audrey y Holden imaginando y viviendo el guion, la historia deviene estética en ella misma, en el sentido del que se hace absolutamente determinante de su realidad física. Mejor dicho, la historia deja de existir y es esta realidad la que se impone.


  En todo momento el film es un milagro que existe por si mismo. Además, los chistes en privado abundan y son sencillmente grandes.

Texto escrito por Ramón Moix en 1964.

logo radio directo


Videoclip musical
CONOCES A TOMÁS?

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... PESADILLA EN ELM STREET

Frase Famosa                  Anécdota

FRASE FAMOSA... TOM HANKS ANÉCDOTA DE... JEAN-PIERRE AUMONT 

Últimos fallecimientos

Ha muerto... EARL CAMERON

Últimas BSO's añadidas

Música de.. AL FINAL DE LA ESCAPADAMÚSICA DE.. APOCALYPSE NOW
MÚSICA DE... LOS DEMONIOS DE LA NOCHEBanda sonora... GRAND PRIX
Banda sonora de... CONSPIRACIÓN PARA MATAR A UN CURABanda sonora... RADIO ENCUBIERTA

El rincón del recuerdo...

Recordando a ROBERTO ROSSELLINI Y LA PRISE DE POUVOIR PAR LOUIS XIV