Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: Unfriended: Dark Web
Año Producción: 2018
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 88 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de años
Género: Terror
Director: Stephen Susco
Guión: Stephen Susco
Fotografía: Kevin Stewart
Música: Timo Chen
FECHAS DE ESTRENO
España: 28 Diciembre 2018
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Universal Pictures


SINOPSIS

Una adolescente entra en contacto con un ordenador portátil nuevo y descubre que podría haber sido robado. La chica descubre que el dueño anterior puede estar mirando cada movimiento que hace y hará cualquier cosa para recuperarlo...

INTÉRPRETES

REBECCA RITTENHOUSE, BETTY GABRIEL, CHELSEA ALDEN, COLIN WOODELL, ANDREW LEES, STEPHANIE NOGUERAS, ASHTON SMILEY, SAVIRA WINDYANI, DOUGLAS TAIT, ALEXA MANSOUR, CONNOR DEL RIO, KIARA BELTRAN, MAYA NALLI, ROB WELSH

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

icono criticasSECUELAS    Eliminado (2014)


MÁS DATOS...  
 

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

ENTREVISTA AL DIRECTOR...
¿Cómo consiguió crear una película que parece desarrollarse íntegramente en la pantalla de un ordenador? ¿Cómo decidió la forma en que debían moverse los personajes?...
¡Con mucha ayuda! Tuve la inmensa suerte de contar con la muy valiosa colaboración de Nelson Greaves, el guionista y coproductor de la primera entrega de Eliminado, cuya gran experiencia con un tipo de narración tan especial fue de una enorme ayuda. Me hizo entender que, básicamente, se trataba de una película de animación con elementos de acción real, y que debía tener muy en cuenta este hecho a la hora de escribir el guion.
Asimismo, el montador Andrew Wesman (que también comontó el primer Eliminado) ha tenido que ver con la estética y sensación que desprende el resultado final. Ha colaborado en el desarrollo desde la primera película, lo que le permite jugar con gran flexibilidad en cualquier momento. Empezamos a trabajar a mediados de octubre de 2016 hasta el principio del verano pasado; no solo se ha encargado del montaje, también de los efectos visuales, de la animación ratón/ventanas y del montaje de sonido… e incluso fue el director durante un día que me sentó fatal algo que había comido. No existe el título de crédito que incluya todo lo que hizo durante el proceso creativo.

¿Tuvo que enfrentarse a algún reto especialmente complicado?...

A muchos… Fue una experiencia increíble en la que aprendí mucho. Nunca había escrito el guion de un proyecto que transcurría en tiempo real y con la restricción añadida de no abandonar el punto de vista de la pantalla del portátil. Fue un reto (¡y un regalo!) descubrir que un medio tan familiar como el ordenador (el ratón, las ventanas, los navegadores y las aplicaciones) podía utilizarse para crear una experiencia narrativa de mucho dramatismo. Además, la mutabilidad del medio hizo que la posproducción fuera casi como el propio rodaje. Podíamos probar ideas nuevas en el mismo momento; desde un enfoque diferente hasta cambiar una secuencia, incluso crear secuencias nuevas sin tener que realizar un rodaje adicional. Reconozco que esto alargó mucho la posproducción, pero la absoluta carencia de limitaciones hizo que fueran meses llenos de entusiasmo, aventura y curiosidad como jamás había vivido antes.

¿Cuánto duró el rodaje?...

El rodaje en sí duró ocho días a principios de octubre. Cuatro días para rodar los diálogos y cuatro días para el resto. El verano siguiente rodamos otros dos días completos y posteriormente se rodaron unos cuantos flecos. En algunos casos, los actores no estaban con nosotros, los rodamos a distancia. Uno incluso se encontraba en otro país.

¿Cómo ayudó a los actores a interpretar dentro de una pantalla de ordenador? ¿Fue algo natural?...

La naturalidad era esencial para que las interpretaciones resultaran creíbles. Ensayamos durante cinco días, un día más de lo que nos llevó rodar los diálogos. Además, tuve la inmensa suerte de contar con un grupo de actores de mucho talento totalmente dispuestos a enfrentarse a las dificultades que representaba semejante rodaje. Encima, muchos recibieron el guion 24 horas antes de empezar los ensayos. Ensayamos como si se tratara de una obra de teatro, aprovechando para pulir los diálogos y las relaciones entre personajes, descubriendo momentos idóneos para la improvisación. El primer día de rodaje seguimos actuando como si fuera un ensayo, con la única diferencia de que lo filmamos. Disponíamos de tarjetas de tres horas para almacenar datos, y fue un placer ver y guiar a los intérpretes mientras empezaban a hacerse con muchos aspectos de sus “vidas” en la pantalla. Rodamos 47,5 páginas de guion el primer día, ¡tremendo!

¿Cómo se le ocurrió el concepto de la película?...

Había pasado gran parte del año anterior desarrollando un proyecto por el que pasé bastante tiempo con miembros de diversos servicios de Inteligencia, y aprendí mucho acerca de las tecnologías de vigilancia. Esto y mis dudas en cuanto a tirarnos de cabeza a la piscina de los medios sociales (de la que no divisábamos el fondo) fueron la base del concepto.

¿Se encontró con algo en la dark web que le dio una idea para la trama?...

Una de las reglas que implanté desde el principio era que todo lo que ocurriera en la película debía basarse en algo que hubiera pasado en el mundo real… Y, en líneas generales, la película terminada respeta esta regla.


ENTREVISTA AL PRODUCTOR TIMUR BEKMANBETOV...
¿Puede hablarnos de la génesis de ELIMINADO: DARK WEB?...

Empecé a pensar en un nuevo proyecto para Screenlife después del éxito de la primera entrega de Eliminado.
Mis compañeras de la oficina de Los Ángeles, Ana Liza Muravina y Maria Zatulovskaya montaron un taller creativo para jóvenes cineastas con el fin de ayudarles a desarrollar proyectos. Debe tratarse de historias que tengan lugar totalmente en las pantallas de dispositivos, como ocurría en Eliminado.
Fue maravilloso vivir esos meses durante los que varios equipos de profesionales con experiencia trabajaron en nuestras oficinas con cineastas en ciernes desarrollando ELIMINADO: DARK WEB y películas como Searching, Profile, Liked y el futuro estreno Followed.
Y ahora, un par de años después, gracias a Dossor, nuestro socio financiero, todas estas ideas se han convertido en ELIMINADO: DARK WEB.
En esa época también hablamos de una posible secuela con Jason Blum, la persona que hizo posible el enorme éxito de la película original. No recuerdo quién tuvo la idea de un joven que se encuentra un portátil y, de golpe, entra en el mundo del dueño anterior. Además, como soy un fan de la película Tenant, la propuesta me pareció genial.
Una vez que lo tuvimos claro, todo ocurrió muy deprisa. Mientras buscábamos un nuevo director, me sorprendió descubrir que la película original tenía muchos seguidores, no solo entre los jóvenes cineastas, sino entre directores y guionistas consolidados. Un par de días después, Jason Blum y Cooper Samuelson sugirieron como director a Stephen Susco. Dado que disfruté mucho con su adaptación del original japonés Ju-on (El grito), no dudé un instante en aceptar.

¿Cómo se refleja esto en Eliminado: Dark Web?...

He oído decir que las películas de Screenlife se parecen, sobre todo por parte de la crítica, los ejecutivos de los grandes estudios y los productores, pero siempre he creído que un director con talento puede hacer una película totalmente diferente de la anterior. Me recuerda a lo que decía el sargento cuando hacía la mili: “Las bombas nunca caen en el mismo sitio”.
La secuela intenta mantener el estilo de la primera: varios amigos se unen en una llamada por Skype y se enfrentan a una terrible amenaza que se ha colado en sus ordenadores. Deben defenderse como sea, pero no diré más. Será mejor que lo vean.

Háblenos de cómo fue trabajar con el director, el reparto y de nuevo con Jason Blum...

Fue un verdadero placer pasar un año trabajando con Stephen Susco. A pesar de que nunca había dirigido una película, sabía exactamente lo que quería y cómo conseguirlo. Para cineastas como él, Screenlife es la mejor herramienta.
Stephen tiene el don de saber crear imágenes aterradoras para atrapar al público. Reconozco que disfruto mucho pasando miedo, así que decidimos hacer una película juntos.
También le estoy muy agradecido a Jason Blum, no solo por presentarme a Stephen, sino por su apoyo, así como por el de Donna Langley, para regresar al mismo formato de 2015 y hacer posible que las películas producidas por Screenlife disfruten de una buena distribución.
Y, claro está, me sentí muy feliz de volver a tener la oportunidad de trabajar con el equipo del primer Eliminado, compuesto por Nelson Greaves, Adam Sidman y Cooper Samuelson.

¿Por qué cree que Internet, especialmente la dark web, es un terreno tan propicio para el terror?...

Los auténticos fans del género de terror saben que los peores miedos se esconden en lo que vivimos a diario. Y la web es exactamente eso. Vivimos en un mar digital lleno de noticias, de medios sociales y de un sinfín de cosas para entretenernos a primera vista. Pero por debajo de todo esto hay monstruos que no suelen asomarse hasta que no ven una víctima propiciatoria. Cuando pienso en que estamos a un clic de tremendos peligros, me entran escalofríos. Nuestra historia es pura ficción, desde luego, pero la gran mayoría de los acontecimientos en los que Stephen se basó han ocurrido de verdad en las profundidades de la red.

¿La tecnología ha cambiado mucho desde la primera entrega de Eliminado?...

Screenlife es muy joven. En los últimos cinco años hemos rodado siete películas, y desarrollado herramientas y programas con nuevas características.
Por ejemplo, hemos desarrollado un grabador de screencast (grabación digital de la pantalla del ordenador) que permite al público interactuar. Con esto hemos roto la barrera que separaba el cine de los videojuegos. Lo llamo SR (Screen Reality o realidad en pantalla), y no solo creo que cambiará la forma en que Screenlife hace películas, también nuestra vida digital. A medida que nuestra vida en la pantalla se enriquece, es de vital importancia grabar todo lo que nos ocurre y compartirlo con los demás.

¿Qué espera que el espectador se lleve de la película?...

De las buenas películas nos acordamos más tiempo, “se quedan” con nosotros, e incluso nos cambian la vida. Estoy seguro de que esto mismo pasará con ELIMINADO: DARK WEB.
Confiamos mucha información personal, incluso secretos, a nuestros dispositivos, convencidos de que están absolutamente seguros. Pero ¿y si esos secretos acabasen en las manos equivocadas y se usaran contra nosotros? Para poder contestar a esta pregunta y resolver todos los misterios, recomiendo ver la película al menos dos veces. (Se ríe).

0.0/5 de 0 opiniones.
VALORACIÓN GENERAL

logo radio directo