Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: The Escape
Año Producción: 2017
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 88 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de años
Género: Drama
Director: Dominic Savage
Guión: Dominic Savage
Fotografía: Laurie Rose
Música: Alexandra Harwood, Anthony John
FECHAS DE ESTRENO
España: 14 Diciembre 2018
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Filmax


SINOPSIS

Tara es una ama de casa y madre de los suburbios de Londres que está viviendo una vida que ya no es suya, una vida que pertenece a su marido, su hijo pequeño y a su hija, además de la rutina diaria. Un día decide que necesita desesperadamente un cambio en su vida por lo que toma la decisión más audaz hasta el momento...

INTÉRPRETES

GEMMA ARTERTON, DOMINIC COOPER, FRANCES BARBER, MARTHE KELLER, JALIL LESPERT, LAURA DONOUGHUE

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE


MÁS DATOS...  
 

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

HISTORIA DE LA PRODUCCIÓN...
   El productor Guy Heeley llegó al proyecto en enero de 2016, tras una reunión con el director Dominic Savage, con quien Guy había colaborado anteriormente, y Gemma Arterton. Heeley recuerda: “Dominic conoció a Gemma hace un año y empezó a debatir el tipo de temas sobre los que podrían querer hacer una película”.
  Savage dice: “Lo que hago normalmente es escribir una historia que después convierto en guión. Y en este caso, lo que quería hacer era empezar con un actor, empezar con un personaje, empezar con una persona en mi cabeza, con la que quería trabajar desde el principio. Así que fue un proceso mucho más natural para encontrar la historia que coincidiera con el actor con el que quería trabajar y crear una película y una historia sobre esa base. Y esa persona fue Gemma Arterton”.
  Arterton, que también se unió al equipo en el papel de productora ejecutiva, añade: “Cuando nos conocimos, Dominic empezó a hacerme preguntas sobre mi vida; después se marchaba, aparecía con más preguntas y más historia, hasta que tuvimos un guión de treinta páginas. La idea se basaba en una mujer que necesitaba escapar, pero aún no sabíamos la razón. Y luego supongo que, debido a mi aportación, se trató de relaciones y fue muy, muy natural”.
  Savage explica: “El tema del que trata es una madre que abandona a su familia, así que siempre se trataba de ver el proceso de cómo esa madre deja a sus hijos y para qué los deja y por qué. Me interesa mucho el detalle de las relaciones, el tipo de cosas que no necesariamente se consideran dramáticas, pero que son fascinantes por la autenticidad de lo que son. Y, por supuesto, lo más interesante no es la calma y la felicidad; no sé si la vida de alguien las tienen necesariamente, incluso las relaciones más felices tienen dificultades. Queríamos una historia desafiante, algo que no fuera fácil de ver o hacer. Luego escribí un bosquejo, que le gustó a Gemma, y seguimos debatiendo. Escribí el guión completo a partir de este, que de nuevo dejaba fuera muchas cosas, dejaba fuera muchos diálogos, así que permitía este tipo de experimentación en el día, algo que da miedo, pero que también es estimulante para un actor, porque no sabes realmente lo que va a pasar con cada escena”.
  La historia resultante es un retrato íntimo de Tara, una mujer casada que aparentemente lo tiene todo, pero que es profundamente infeliz. Se siente atrapada en el papel de ama de casa y madre y anhela una mayor realización. Tara sabe que debería estar contenta y que todo el mundo espera que lo esté, pero esta presión la está destruyendo lentamente y lo único en lo que puede pensar es en escapar.
  Con Arterton a bordo desde el desarrollo, el casting se completó con Dominic Cooper en el papel del marido de Tara, Mark. “Una vez que Gemma se unió, empezamos a buscar al otro personaje, que era el papel de Mark, el marido de Tara. Queríamos a alguien que Gemma conociera muy bien, que hubiera trabajado con Dominic antes, alguien que supiéramos que podría llevar a cabo este proceso y dicha búsqueda nos condujo directamente a Dominic Cooper”, dice Heeley.
  Al principio Mark no es consciente de la desesperación de Tara. Está orgulloso de mantener a su familia, cree que todo es perfecto, pero es un hombre sin inteligencia emocional, es decir, es incapaz de empatizar con las necesidades de Tara hasta que es demasiado tarde. Y, aun así, no posee las habilidades emocionales para corresponderla de la manera correcta.
  “Dominic interpreta a Mark de una manera realmente fascinante, porque es un personaje que es muy fácil que no guste. Le hace muy difícil a Tara dejarlo y una parte fundamental de la película es que ella necesita dejarlo. Lo hace difícil no porque sea un mal tipo, sino porque es torpe y emocionalmente inepto. Trata de hacer lo correcto, pero siempre termina haciendo lo incorrecto. Dominic Cooper interpreta ese papel de manera excelente, porque logra aportar todo ese tipo de nerviosismo sobre la relación con el papel”, explica Heeley.
  “Me encantó la idea y me encantó la historia”, añade Cooper, “Gemma y Dominic pensaron que yo tendría razón y aproveché la oportunidad de hacerlo. Me encantan las complejidades de los personajes y me encanta trabajar de esta manera. Creo que impulsa la imaginación y hace que te impliques de verdad. Tienes que convertirte en esa persona y luego reaccionar y responder de la manera que esa persona lo haría”.
  Arterton estaba encantado de actuar junto a Cooper: “Yo confío implícitamente en Dominic Cooper. Es increíblemente intuitivo y muy empático; y no se parece en nada a Mark. Cuando vio la película por primera vez, creo que le pareció bastante asoladora. No creo que se diera cuenta de por lo que estaba pasando mi personaje, porque yo lo estaba interpretando en privado y muchos de los colapsos los sufrí yo por mi cuenta. Pero creo que entendió a Mark. Dominic y yo crecimos en el sureste de Londres, así que entendemos esa clase de hombre vejestorio a quien no le gusta expresarse. Y Tara tampoco es perfecta, está muy deprimida. No creo que nadie haya visto a Dominic de esta manera antes”.
  “Había tenido una experiencia muy buena con Dominic en una película anterior y sabíamos que trabajaríamos muy bien juntos, al igual que Gemma. Así que, de nuevo, estábamos muy por delante, todo fue muy bien”, coincide Savage.
  “Mark piensa que ha hecho todo lo posible por mantener a su familia, por darle lo que necesita. Cree que les está dando la cantidad de cariño suficiente y piensa que todo es perfecto. Pero los cimientos están a punto de derrumbarse, las cosas están a punto de hacerse añicos y no es capaz de afrontarlo o remediarlo, pues está totalmente alejado de la persona con la que está casado”, añade Cooper.
  “Se trata de una cruda y conmovedora historia que creo que es muy difícil de ver. Me preocupaba por los dos personajes, podía entender su dilema, vi una relación que veo todos los días y me hizo preguntarme cómo es posible que la gente consiga solucionar sus problemas y siga queriéndose como antes”, continúa.
  Al trabajar con Arterton, Cooper es igualmente efusivo: “Me encantaba trabajar con Gemma. Ella es extraordinaria y fuimos descubriendo estos dos personajes juntos desde el principio”.
  Savage y Heeley elogian unánimemente la interpretación de Gemma. Según Heele, “Gemma interpreta el papel excepcionalmente bien y es un retrato íntimo y crudo de una persona que atraviesa un momento único de su vida. Su interpretación es magnífica e intensa”.
En el momento de rodar la película, Savage siguió trabajando de la misma manera natural en la que desarrolló la película e improvisó con Arterton, Cooper y el resto del equipo a diario.
  “Se trata de un proceso increíblemente revelador, crudo e íntimo. Es muy audaz y el proceso está vivo, es inmediato e increíblemente dinámico. Cada toma cambió muy poco, todo puede ocurrir y todo vale”, explicó Heeley.
  Savage profundiza en el proceso de improvisación: “Hubo lugar para la experimentación en el momento, lo que fue muy reconfortante. Con cada escena realmente no sabías lo que iba a pasar y ahí está la belleza del proceso. Hay que ser muy observador y comunicativo para que todo el equipo y los actores sepan lo que está pasando. También me gustan bastante las cosas con imperfecciones; a menudo pueden ser muy influyentes. La clave era hacer la escena muy expresiva y el diálogo pesado en la primera toma, así que podía plantar ideas en sus cabezas y luego editarlas en el momento. De esta manera, las escenas se volvieron mucho más simples, pero aun así reflejaban los elementos de los que habíamos hablado”.
  Para el director de Fotografía, Laurie Rose, esta fue su primera colaboración con Dominic Savage después de haber sido presentado por Heeley: “Dominic Savage está rebosante de energía y comprometido con la verdad, por lo que su enfoque es totalmente actual: la información más esencial, la historia y la acción se desarrollan de manera natural. Casi todo estaba permitido siempre y cuando se sintiera de verdad y eso fue lo que dio energía a la película y a la producción”.
  Cooper elogia el apoyo de la dirección de Savage a lo largo del inusual proceso de rodaje: “Es muy bueno dando inputs, ayudándote en el camino y llevándote en la dirección correcta. Dispone, manipula y moldea todo hasta que consigue lo que considera más creativo y emocionante para el público”.
  Para Arterton, el arte de la improvisación era liberador: “Me encantaba la libertad de trabajar con Dominic Savage, siempre lo pasábamos bien, especialmente cuando estábamos en la ciudad o en lugares concurridos”.
  Cuando la producción se trasladó a París, Savage siguió manteniendo la producción despojada solo para cubrir las necesidades. “Prefiero un equipo de rodaje pequeño, porque así la gente no se da cuenta de que estás rodando una película y puedes ir a cualquier parte muy rápidamente. Al seguir este enfoque, todo el mundo tenía que adaptarse, lo que podía resultar bastante duro y caótico. Gran parte de ello se debió a Gemma, pues ella no tenía miedo y estaba dispuesta a todo”.
  Para Rose fue la primera experiencia de un proceso de este tipo: “Una de mis secuencias favoritas fue en París: desde un andén del metro comenzamos a seguir a Gemma subiendo a un tren, haciendo varias paradas, bajando y saliendo de la estación. Lo grabamos todo de golpe y no perdimos a nadie”, recuerda.
  “Esperamos conseguir que la gente hable de su vida y de lo que le importa. Es un buen tema de debate y quizá hace que las parejas estén más abiertas a hablar de lo que realmente sienten en lugar de callárselo y explotar de una manera horrible”, detalla Savage.
   “Si podemos conseguir que la gente entienda que quizá no hay que conformarse y de que podemos cambiar nuestra vida, todo habrá merecido la pena”, concluye Arterton.

ENTREVISTA AL DIRECTOR...
¿Cuál fue el proceso de desarrollo de esta película?...
Se trata de un proceso muy colaborativo con los actores, normalmente tengo una historia semiescrita en términos de escenas y luego tiendo a elegir a los actores que encajan en la idea y el diálogo se improvisa con ellos. El proceso de desarrollo de La búsqueda de la felicidad fue muy natural. Quería empezar con un actor y trabajar juntos para encontrar la historia que se ajustaba a ellos y, en este caso, fue Gemma Arterton.

¿Cuándo hablaron por primera vez Gemma y usted sobre trabajar juntos?...
Mucho de lo que hago se basa en que haya química. Conocí a Gemma hace tiempo, conectamos y hablamos de trabajar juntos sin pensar en un proyecto en particular. Desde el principio hubo confianza y respeto mutuo entre Gemma y yo. Compartimos sentimientos particulares sobre la vida y tuvimos todas esas conversaciones importantes al principio del proceso sobre quién es ella como persona. Es determinante desarrollar ese tipo único de conexión entre nosotros, porque, gracias a ello, a la hora de hacerlo, sabíamos exactamente lo que estábamos tratando de conseguir. Hay algo en Gemma y es que siempre se siente un poco inquieta; da la impresión de que siempre busca y quiere algo más. Tiene una sensibilidad y empatía increíbles; entiende las cosas de la vida y no le importa expresarlas. Enseguida comprendí algunos aspectos de Gemma que me parecieron muy interesantes para adaptarlos a la historia.

¿Qué le hizo llegar a esta historia en particular y al tema para la interpretación de Gemma?...
Prefiero las historias provocativas y que tratan de las cosas más difíciles de la vida. Ambos decidimos que queríamos una historia desafiante, un tema que no fuera fácil de atrapar o necesariamente de ver, como una madre dejando a su familia. La vida no es perfecta para nadie, a menudo estamos atrapados en un bucle en el que siempre hay que seguir adelante. Es una mirada profunda y detallada sobre lo que alguien sufre en un momento particular de su vida y trata de lo que nos hace verdaderamente felices, cuáles son nuestras inspiraciones y nuestra razón de vivir.

¿Qué aportó la interpretación de Gemma al personaje de Tara?...
Algunas personas considerarían las acciones de Tara como algo malo. Lo que hace Gemma es que nos hace entender y querer a Tara como personaje, aunque haya tomado una decisión difícil. El trauma de esa experiencia es evidente en ella, pero al mismo tiempo nos hace entender por qué Tara hace lo que hace y juega con nuestra sensibilidad.

¿Podría describir el personaje de Mark?...
Los maridos a veces pueden comportarse de manera sutil, desdeñosa y desatenta; están centrados en sí mismos y en sus rutinas y siempre he querido mostrar ese aspecto de una relación. Mark es así, pero cuando se da cuenta de que su matrimonio se está desmoronando, es capaz de afrontarlo de una manera que demuestra que es una persona sensible.

¿Cómo se sumó Dominic al proyecto?...
Dominic se involucró en el proyecto porque Gemma y yo lo conocemos bien y los dos pensamos que todo iría muy bien. Dominic se veía reflejado en Mark totalmente y nos interesó mucho mostrar diferentes aspectos del personaje. Había elementos que reconocía en sí mismo y le gustaba mucho representarlos y analizarlos. También estaba en una obra de teatro por la noche, así que podía absorber completamente su personaje, después subirse a un tren a Londres y más tarde, esa misma noche, subirse al escenario.

¿Qué aportó Dominic al personaje de Mark?...
Es una persona muy filosófica, reflexiona mucho sobre la vida y es muy sincero consigo mismo. Verle resultaba muy dinámico e interesante. Para mí, los personajes son más importantes que una trama en una película. Si el personaje es interesante, yo quiero verlos, como tú querrías ver a Dominic. También hace que te preocupes por Mark: cuando lo ves suplicarle a su esposa y hacer cualquier cosa para salvar su matrimonio, crees que sus palabras son sinceras.

¿Puede explicar con más detalle la relación central entre Tara y Mark?...
Ellos ansían tener todos los detalles de la vida moderna que aparentemente hacen feliz a todo el mundo. Pero, claramente, eso no lo es todo para Tara. Mark ve las cosas de una manera directa, no hay nada malo en su manera de ver la vida. Así que le sorprende que Tara sienta lo que siente y la gravedad de su insatisfacción.

¿Qué se lleva especialmente de estas interpretaciones?...
Lo que más me llevo de este proceso es la confianza. Los tres estábamos siempre de acuerdo y confiábamos en nosotros. Improvisar es un juego vulnerable, porque tienes que exponer elementos de ti mismo para que tenga éxito; tienes que fusionarte con el personaje que estás interpretando. La generosidad que proporcionaron Gemma y Dominic dio como resultado una cualidad emocional muy profunda y veraz; es única.

¿Cómo es trabajar con actores que improvisan durante el rodaje?...
Hubo lugar para la experimentación en el momento, lo que fue muy reconfortante. Con cada escena realmente no sabías lo que iba a pasar y ahí está la belleza del proceso. Hay que ser muy observador y comunicativo para que todo el equipo y los actores sepan lo que está pasando. También me gustan bastante las cosas con imperfecciones; a menudo pueden ser muy influyentes. La clave era hacer la escena muy expresiva y el diálogo pesado en la primera toma, así que podía plantar ideas en sus cabezas y luego editarlas en el momento. De esta manera, las escenas se volvieron mucho más simples, pero aun así reflejaban los elementos de los que habíamos hablado”.

¿Cómo lograste el realismo de la vida matrimonial en esta película?...
Me gusta someter a los actores a situaciones reales y aportar el máximo realismo posible a los decorados, personajes y lugares. Así que, a todos los efectos, los actores viven en un mundo real, no en un escenario. Todos los lugares son reales, así que se convirtieron en parte de ese mundo. Elegí la casa porque representaba esa vida ideal, y la familia que vivía en esa casa era similar a lo que yo quería que Gemma y Dominic fueran como padres, como personas. También fue un movimiento deliberado rodar la película en la ciudad natal de Gemma. Ella es de ese mundo, entiende esas vidas y lo que sentiría al estar atrapada. Podría haber sido una madre joven viviendo en Gravesend, porque muchos de sus contemporáneos lo hicieron. Así que, de alguna manera, ella habitó lo que podría haber sido su vida. También rodamos cronológicamente para poder trazar la progresión de insatisfacción e infelicidad que luego provocó el momento de devastación.

¿Cómo fue trabajar con Laurie Rose, director de Fotografía?...
Fue mi primera experiencia de trabajo con Laurie. Se unió a nosotros porque se sentía fascinado por el enfoque y pensaba que este iba a ser un rodaje poco convencional. Le gustaba la idea del realismo y fue muy auténtico en su enfoque. Estaba muy comprometido con el proceso y se sentía inspirado por el mismo, ya que nunca se convirtió en una fórmula; la gente quiere tener desafíos creativos.

¿Cómo fue rodar las escenas en París con un equipo tan pequeño?...
Prefiero un equipo de rodaje pequeño, porque así la gente no se da cuenta de que estás rodando una película y puedes ir a cualquier parte muy rápidamente. Al seguir este enfoque, todo el mundo tenía que adaptarse, lo que podía resultar bastante duro y caótico. Gran parte de ello se debió a Gemma, pues ella no tenía miedo y estaba dispuesta a todo.

¿Cómo cree que va a reaccionar ante esta situación en la película?...
Esperamos conseguir que la gente hable de su vida y de lo que le importa. Es un buen tema de debate y quizá hace que las parejas estén más abiertas a hablar de lo que realmente sienten en lugar de callárselo y explotar de una manera horrible.

¿Qué fue lo que más disfrutó personalmente de esta producción y qué se lleva de este proceso?...
Me ha gustado la pureza de hacer una película de esta manera, simplificando realmente el proceso hasta los elementos clave importantes. Esto hizo que el proceso fuera experimental, estimulante y muy natural. Hace que quiera producir todas las películas de esta manera; hubo verdaderas recompensas en términos de autoría por ello.

0.0/5 de 0 opiniones.
VALORACIÓN GENERAL

logo radio directo