Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: Trois Visages
Año Producción: 2018
Nacionalidad: Irán
Duración: 100 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de años
Género: Drama, Documental
Director: Jafar Panahi
Guión: Jafar Panahi, Nader Saeivar
Fotografía: Amin Jafari
Música: 
FECHAS DE ESTRENO
España: 23 Noviembre 2018
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Golem


SINOPSIS

Una actriz iraní recibe un vídeo de una chica pidiéndole ayuda para escapar de su conservadora familia. La actriz decide pedir ayuda a su amigo el director de cine Jafar Panahi para saber si es verdad o se trata de una manipulación...

INTÉRPRETES

Documental con BEHNAZ JAFARI, JAFAR PANAHI, MARZIYEH REZAEI, MAEDEH ERTEGHAEI, NARGES DELARAM

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE


MÁS DATOS...  
 

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

- Festival de Cannes 2018: Mejor guion (ex aequo)
- Festival de San Sebastián 2018

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA



EL ORIGEN DEL PROYECTO...
   Las redes sociales son extremadamente populares en Irán. Los usuarios buscan desesperadamente cómo contactar con otras personas, sobre todo con los famosos del cine. A pesar de ser un realizador prohibido oficialmente en su propio país, Jafar Panahi es muy popular y recibe un sinfín de mensajes, especialmente de jóvenes que quieren hacer cine. En general los elimina, pero en ocasiones le conmueve la sinceridad, la intensidad de algunos, y se pregunta por las personas que los han mandado.
  Un buen día recibió un mensaje preocupante por Instagram; en esa misma época, la prensa publicó varios artículos acerca de una joven que se había suicidado porque le habían prohibido que fuera actriz de cine. Eso le llevó a imaginar que a través de las redes sociales recibía un vídeo de dicho suicidio y se preguntaba cómo reaccionaría ante semejante grabación.
  Así es como nació la historia de TRES CARAS.

UN ESTRECHO Y TORTUOSO CAMINO...
  Jafar Panahi quería volver la vista atrás y mirar la historia del cine iraní, ver con qué tipo de trabas habían debido enfrentarse los artistas en épocas diferentes. Fue entonces cuando se le ocurrió hablar de tres generaciones, la pasada, la presente y la futura, a través de tres actrices.
  Mientras componía estas tres historias surgió la imagen de un estrecho y tortuoso camino como metáfora concreta de todo lo que limita e impide que las personas vivan y evolucionen. El estrecho y tortuoso camino que se ve en la película existe, aunque hoy en día, los vehículos ya no lo usan. Toman otra carretera más ancha y asfaltada.

EL RODAJE...
  El rodaje de TRES CARAS transcurrió en tres pueblos distintos. El primero, el lugar donde nació la madre del realizador Jafar Panahi; el segundo, donde nació su padre, y el tercero, donde nacieron sus abuelos. Un entorno familiar, protector incluso, como el que ofrecían los tres pueblos, hizo posible que se pudiera rodar sin riesgo alguno.
  El director se sirvió de una cámara muy sensible que le mandó su hija desde Francia, país donde reside, que le permitió rodar exteriores de noche sin necesidad de focos u otro tipo de equipamiento pesado.
  Como siempre, Jafar Panahi describe en el guion hasta el más mínimo detalle, aunque realizó algunas mejoras durante el rodaje de acuerdo con la situación del momento. Rodar en exteriores fue un auténtico placer y un cambio total de sus anteriores largometrajes (Esto no es una película y Taxi Teherán) que transcurren totalmente en interiores, un piso, un coche, una casa...
  Los tres pueblos en que se rodó están situados en el noroeste de Irán, en la zona de habla azerí (turco azerbaiyano) del país, donde los habitantes, sobre todo los campesinos, son profundamente respetuosos con las tradiciones, algunas de las cuales son muy arcaicas. La actitud de los habitantes del pueblo que describe la película es coherente con lo que ocurre en la región.

BEHNAZ JAFARI...
  En un principio, Jafar Panahi había imaginado que la pareja que llega al pueblo estaría formada por otra actriz y su marido, un productor de cine. Pero esta actriz no estaba disponible y ofreció el papel protagonista a Behnaz Jafari, una actriz de primer orden en Irán. Ha trabajado en numerosas películas, entre ellas 'La pizarra' (2000), de Samira Makhmalbaf, y en varias series muy populares. De hecho, el episodio que los hombres ven en el café de TRES CARAS se estaba emitiendo realmente en televisión cuando se rodó la escena.
  Cuando Behnaz Jafari aceptó el papel, el realizador decidió interpretar al hombre que la acompaña en su búsqueda y usa sus conocimientos del idioma azerí para comunicarse con los habitantes del pueblo y con la chica que mandó la grabación. La comunicación y las relaciones entre seres humanos es uno de los temas principales de la película. Behnaz Jafari, conocida por su fuerte personalidad, se entregó totalmente al proyecto y no quiso cobrar por su trabajo.

SHAHRZAD y MARZIYEH REZAEI...
  La segunda protagonista de la película está interpretada por Marziyeh Rezaei, a la que el director conoció por casualidad en la calle y quedó inmediatamente convencido de que era la persona ideal para el papel. La tercera cara es Shahrzad (de verdadero nombre Kobra Saeedi), la legendaria estrella del cine iraní. Todo el mundo la conoce en Irán, incluso la joven generación. Entre sus trabajos más famosos destacaremos su papel en 'Qeysar' (1969), la película de género negro de Massoud Kimiai donde interpreta un baile de lo más sensual comparable al de Rita Hayworth en Gilda.
  La película TRES CARAS subraya el hecho de que las actrices siempre han sido tratadas con cierta falta de respeto como si fueran "mujeres fáciles", tanto antes como después de la Revolución Islámica. Uno de los objetivos de Jafar Panahi es dejar claro que son y eran auténticas artistas, como lo demuestra el caso de Shahrzad, una estrella del cine popular prerrevolucionario. Los directores utilizaron su belleza física en numerosos musicales, pero la talentosa actriz también es autora de una importante obra poética.

PRESENTE EN LA AUSENCIA...
  Después de rodar la película, Jafar Panahi se desplazó a Isfahán, donde reside Shahrzad actualmente, con el fin de pedirle permiso para usar su nombre. No solo accedió, sino que ofreció recitar uno de sus poemas para el largometraje.
  Como a todas las estrellas de ese periodo, a Shahrzad se le prohibió seguir interpretando después de la Revolución. No aparece en TRES CARAS. Su presencia se ve realzada por su ausencia, una silueta entre sombras, vista desde lejos. Solo se oye su voz recitando unos versos.

MASCULINO - FEMENINO...
  Al igual que Shahrzad, el actor Behrouz Vossoughi, al que solo se ve en un cartel de la época prerrevolucionaria, era famosísimo y sigue siéndolo a pesar de haberse autoexiliado a Estados Unidos después de la Revolución Islámica. Protagonizó la célebre Tangsir (1973), de Amir Naderi, un western contemporáneo cuyo héroe lucha contra la tiranía y la corrupción de cualquier índole, incluso religiosa, y sigue encarnando un espíritu del que los iraníes se enorgullecen.
  Behrouz Vossoughi fue una de las más admiradas encarnaciones del héroe viril en películas abiertamente machistas, características del cine popular antes de la Revolución. Las formas de dominación masculina han cambiado desde entonces, pero no han desaparecido del cine y de las series. TRES CARAS critica abiertamente este legado y sitúa a la protagonista femenina en el centro de la historia.
  Otro tema que también aparece en la película y que está muy presente en los estratos más tradicionales de la sociedad es la sacralización del prepucio después de la circuncisión. Esta cuestión y los supuestos poderes reproductivos de un toro se tratan con humor.

UN CAMBIO DE HUMOR...
  Al contrario de Taxi Teherán, película en que no se mencionaban los nombres de los participantes en los créditos finales, aquí si aparecen todos, demostrando que algo está cambiando en Irán. En la película anterior, algunos técnicos temían que pudiera haber represalias si se sabía que habían colaborado, pero esta vez, todo el mundo insistió en que su nombre fuera incluido en los títulos de crédito. Asimismo, como pudo verse en las manifestaciones de finales de 2017, ahora la gente protesta mucho más abiertamente.
  Todos los miembros de la profesión se han movilizado a favor de Jafar Panahi. Las asociaciones profesionales (directores, productores, técnicos, distribuidores, etcétera) escribieron al presidente del país pidiéndole que autorizase al director a viajar al Festival de Cannes después de que la película fuera seleccionada. Jafar Panahi agradeció el apoyo de sus compañeros, pero insistió en que, para él, lo más importante era que le dejaran rodar a su manera y que sus obras pudieran verse en Irán. También pide que se deje de hostigar a otros cineastas en la misma situación que él para que puedan desplazarse y rodar libremente, empezando con Mohammad Rassoulof, que fue detenido con él en 2009 y que vuelve a sufrir presiones por parte de la administración. Las autoridades le han quitado el pasaporte después de que presentara su última película en el extranjero.

0.0/5 de 0 opiniones.
VALORACIÓN GENERAL

logo radio directo