Fichas de peliculas
  • Registro
SPIDERMAN HOMECOMING
INFORMACIÓN
Titulo original: Spiderman: Homecoming
Año Producción: 2017
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 133 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 7 años
Género: Acción, Aventura
Director: Jon Watts

Guión: John Francis Daley, Jonathan M. Goldstein, Jon Watts, Christopher Ford, Chris McKenna, Erik Sommers. Basados en los personajes creados por Stan Lee, Steve Ditko

Fotografía: Salvatore Totino
Música: Michael Giacchino
FECHAS DE ESTRENO
España: 28 Julio 2017
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Sony Pictures / Columbia Films

SINOPSIS

Tras la aventura que supuso ayudar a "Los vengadores" Peter Parker regresa a casa junto a su tía, bajo la mirada de Tony Stark. Peter decide llevar una vida normal hasta que la llegada de Vulture, un peligroso villano, hace que Peter tenga que dar lo mejor de él como Spiderman...

INTÉRPRETES

TOM HOLLAND, ROBERT DOWNEY JR., MARISA TOMEI, MARTIN STARR, DONALD GLOVER, MICHAEL KEATON, ZENDAYA, LOGAN MARSHALL-GREEN, KENNETH CHOI, MICHAEL BARBIERI, LAURA HARRIER, ISABELLA AMARA 

INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBSO

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

 

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

_______________________

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

ACERCA DE LA PELÍCULA...
   En SPIDER-MAN: HOMECOMING, Peter Parker se esfuerza por unirse a los Vengadores, cuando el personaje más popular de la historia de los cómics ocupa el lugar que le corresponde como parte del Universo Cinematográfico de Marvel (MCU). Spider-Man, la joya de la corona de Marvel, realizó un breve debut en el MCU en “Capitán América: Civil War” el año pasado. La respuesta abrumadoramente positiva tanto de la crítica como de los fans al nuevo enfoque del personaje ha despertado el apetito de los mismos y ahora Sony Pictures y Marvel Studios colaboran juntos en esta nueva aventura del personaje.
  Tom Holland, que interpreta al lanzarredes, agrega que, antes de que Peter pueda unirse a sus héroes, tendrá que afrontar multitud de desafíos. “Peter pasa de disfrutar como nunca luchando con los Vengadores en ‘Civil War’ a sentirse de pronto como si no tuviera nada que hacer”, explica Holland. “Tony Stark le ha encargado que sea el amistoso vecino Spider-Man, lo que significa ayudar a las ancianitas a cruzar la calle, bajar gatos de los árboles y detener a chorizos de poca monta, nada demasiado peliagudo. Pero entonces Spider-Man se topa con armamento de alta tecnología, lo que le lleva a intentar conocer y dominar sus nuevos poderes y habilidades”.
  Y si Peter quiere demostrar que es digno de ser miembro de los Vengadores, tendrá que vérselas con un mentor como ningún otro. “Tony Stark se ha tomado un interés especial por Peter Parker”, explica Robert Downey Jr. “Lo está ayudando a mejorar con un nuevo traje y tecnología. Pero lo mantiene vigilado muy de cerca, para asegurarse de que es digno de ser un posible recluta para los Vengadores”.
  Para el productor y presidente de Marvel Studios Kevin Feige, traer el personaje al Universo Cinematográfico de Marvel de una forma original que los espectadores no hubieran visto antes era de máxima prioridad. “A lo largo de los últimos 15 años, hemos ido creando el Universo Cinematográfico de Marvel con muchos personajes y películas, y ahora tenemos la oportunidad de introducir a Peter Parker y la franquicia de Spider-Man en ese universo por primera vez”, explica Feige. “Es emocionante, porque así es como sucedió realmente en los cómics, desde el primer momento, no se inició en los cómics como el único héroe, sino que entró en un mundo en el que ya estaban Tony Stark, el Capitán América y los Vengadores. Y ahora, por primera vez, tenemos toda una película para hacer eso, lo que lo convierte en algo fresco y novedoso”.
  La productora Amy Pascal comenta sobre esta colaboración sin precedentes: “Esta película es producto de una estrecha colaboración entre Sony y Marvel. Es una película de Sony y una producción de Marvel. Nos juntamos todos y decidimos que, si podíamos llevar a Spider-Man de vuelta al MCU, del que siempre formó parte en los cómics, todo el mundo saldría ganando, y en especial los fans, que por fin tendrán ocasión de ver lo que llevaban mucho tiempo esperando”.
  “Devolver a Spider-Man al MCU era lo mejor del mundo para mí como narrador”, asegura el director Jon Watts, que toma las riendas de SPIDER-MAN: HOMECOMING. “No solo se ocuparon del origen y de la parte pesada en ‘Capitán América: Civil War’ –lo que hicieron de manera económica y maravillosa– sino que tampoco tuvimos que invertir tiempo alguno en explicar por qué a este chico de 16 años se le ocurriría la idea de convertirse en superhéroe. Se ha criado en el MCU; cuando Peter Parker tenía ocho años, vio a Tony Stark decir ‘Yo soy Iron Man’ en televisión. Así que la idea de este sea un mundo en el que existen los superhéroes significa que no tenemos que perder tiempo abordando ninguno de esos temas. Podemos pasar directamente a la parte divertida”.
  En consonancia con el mantra de querer un tono y una historia novedosos y diferentes para la franquicia, el equipo responsable del proyecto eligió a Watts para dirigir el filme. La persistencia de Watts y sus trabajos anteriores convencieron a Feige y a Pascal de que era la persona adecuada para el trabajo. “Kevin y yo vimos una producción pequeña que Jon había escrito y dirigido llamada ‘Coche policial’”, aporta Pascal. “Era verdaderamente impresionante. Fue capaz de conseguir unas interpretaciones increíbles de dos chicos que no eran actores. Estaba llena de tensión y te encantaban esos chicos. Demostró que poseía esa rara cualidad de ser capaz de contar una historia a través de la acción”.
  “Lo importante para nosotros no es que demostrara que podía filmar una gran secuencia de acción, ya que hay muchos directores capaces de hacer eso”, sostiene Feige. “Sino que cada vez que nos mostraba algo, poseía el humor y el carácter del propio Peter Parker”.
  Para Watts, que le ofrecieran dirigir SPIDER-MAN: HOMECOMING era algo que nunca creyó posible la primera vez que se reunió con el presidente de Marvel Studios Kevin Feige. “Cuando Marvel me llamó para que me reuniera con ellos, supuse que era simplemente para conocerme”, recuerda. “Entonces, empezaron a hablar de lo que querían hacer con Spider-Man y de esta nueva oportunidad asombrosa, en la que estaban colaborando Sony y Marvel. Salí verdaderamente entusiasmado de la reunión y procedí a asediarlos hasta que aceptaron”.
  La película de Watts “Coche policial” era un título influyente en las salas de juntas y estudios creativos de Hollywood. “Creo que una de las cosas que más gustaron a la gente de ‘Coche policial’ era que las interpretaciones daban la sensación de ser como los chicos de verdad hablan y se comportan”, explica Watts. “Recuerdo lo que era estar en el instituto, cuando tu cerebro aún no es el de un adulto, y ves las cosas de una forma muy particular y sesgada. Esa era una de las cosas de las que quería inyectar la historia y la película”.
  Watts también conectaba concretamente con Peter Parker de una forma muy personal, que guarda paralelismos con su propia juventud. “Siempre he simpatizado con Peter Parker, porque era un empollón de ciencias en el instituto, como lo es Peter antes de que le pique la araña”, desvela. “Me encantaba la química e iba a ir a la universidad para convertirme en ingeniero químico. A la hora de la comida, andaba por el aula de química. Mis amigos eran otros chicos a los que les gustaba la química, la física... éramos un grupo de verdaderos empollones”.
  “Imagina que tuvieras las habilidades de Spider-Man, estarías cada momento del día intentando pasar el máximo tiempo posible como Spider-Man, porque sería la mejor sensación del mundo”, prosigue Watts. “Por supuesto, los poderes de Spider-Man conllevan una serie de responsabilidades, pero también es importante recordar lo divertido que sería balancearte de un edificio a otro. Es un gran efecto de yin y yang: tener que lidiar con todas las complicaciones y el estrés de tener esos poderes, y al mismo tiempo con la emoción y la diversión que traen consigo”.
  “Espero que lo que estemos haciendo sea contar una historia de Spider-Man con la que pueda uno conectar”, plantea Pascal. “Lo que ha sido siempre estupendo del personaje de Peter Parker es que tiene el mismo tipo de sueños, esperanzas y problemas que hemos tenido todos, así que los espectadores van a poder identificarse al momento con Peter Parker, pero al mismo tiempo verán a Spider-Man interactuar con un mundo del que no había podido formar parte antes”.
  “Presentamos a Spider-Man en ‘Civil War’ y allí se pudieron apreciar sus bromas, su parloteo y el contraste con los demás héroes presentes”, prosigue Feige. “Ahora, después de las mejores vacaciones de todos los tiempos, en las que tuvo ocasión de pasar algo de tiempo con esas estrellas de rock, tiene que volver al instituto. Eso agrava su problema, un problema que desde luego tuve yo y que creo que también tiene la mayor parte de la gente que va al instituto: ‘¿Hay algo más para mí ahí fuera?’. Salvo que Peter sabe con certeza que lo hay, porque acaba de hacerlo. Cree estar listo y, por supuesto, cuando tienes 15 años, a menudo crees estar listo para algo antes de que realmente lo estés. Eso es lo divertido de esta película, eso es lo que hace cercano a Peter Parker, y por eso queríamos hacer esto y que los espectadores volvieran a familiarizarse con Spider-Man desde la perspectiva del Universo Cinematográfico de Marvel”.
  Con la elección de Tom Holland para el papel, el equipo responsable del proyecto buscaba un actor que tuviera la juventud que necesita el personaje para esta historia. “Así era el personaje originalmente en los cómics”, alega Feige. “Ese es el milagro de haber encontrado a Tom Holland, porque hemos conseguido a alguien que podría pasar claramente por alguien de 15 años. Queríamos mantener ese contraste con otros de nuestros superhéroes, que tienen buen aspecto, pero no son así de jóvenes”.
  El arco argumental de Peter en la película, que cuenta su transformación en héroe, encaja a la perfección con su edad. “A Peter Parker le encanta ser Spider-Man, pero no le gusta necesariamente ser Peter Parker”, comenta el director Jon Watts. “Peter Parker viene a representar todo lo que era, un empollón de ciencias raro y torpe, pero ahora tiene toda una vida por delante, haciendo de superhéroe, que pasa el tiempo con Tony Stark, el Capitán América y todos los Vengadores. Pero, pese a tener todos esos nuevos poderes y contactos, no ha llegado a asumir quién es como Peter Parker. Uno de los pasos que tiene que dar es darse cuenta de que no puedes seguir adelante y ser Spider-Man hasta que no descubras realmente quién eres como Peter Parker”.
  Interpretar a Spider-Man es un sueño que Holland tenía desde hacía tiempo. “Hace cinco años, me encontraba en la entrega de los premios Empire en Londres y uno de los entrevistadores me preguntó que, si pudiera ser un superhéroe, a quién elegiría”, recuerda el actor. “Le respondí: ‘En diez años, me gustaría ser Spider-Man, después de Andrew Garfield’. Nunca me podría haber imaginado que se haría realidad tan pronto”.
  Después de enviar toda una serie de cintas de sí mismo, Holland recuerda su prueba final: conocer a Robert Downey Jr. Pero antes de conocer a Tony Stark, pudo disfrutar de la mejor alternativa posible. “La verdad es que antes conocí al doble de Robert, que se parece mucho a él. Pensé: ‘Vaya, tienes un aspecto muy distinto en la vida real’, y así pude quitarme los nervios del primer momento de conocerlo. Cuando llegó Robert, nos pusimos a improvisar entre nosotros, lo que estuvo genial”.
  El propio Iron Man apoya la elección de actor. “Tom Holland es la persona perfecta para el trabajo”, afirma Downey. “Es entusiasta, inteligente y lleno de talento, un tipo con grandes dotes atléticas gracias a su formación acrobática y de danza. Posee la combinación adecuada de elementos necesarios para ofrecer una nueva visión del personaje”.
  “Tom estuvo asombroso durante todo el proceso de casting”, afirma Amy Pascal. “Aportó una cualidad completamente distinta a Peter Parker que era muy fiel a los cómics. Hicimos pruebas de cámara a muchos chicos, pero desde el primer instante en que lo vimos en el monitor con Robert Downey Jr., supimos que él era la elección perfecta”.
  “La energía de ese primer encuentro entre Tom Holland y Robert Downey Jr. era exactamente lo que queríamos para el encuentro entre Peter Parker y Tony Stark”, comenta Kevin Feige. “La escena que utilizamos para la audición fue la secuencia del dormitorio de ‘Capitán América: Civil War’, y queríamos continuar con esa relación entre Peter Parker y Tony Stark que habíamos establecido en la película”.
  “Tom Holland posee una inocencia ingenua, parece torpe y desmañado, pero sientes que en el fondo hay una profunda moralidad y un sentido de la justicia. Fue impresionante ver a ese chico dar totalmente la talla y dar vida a la escena”, sostiene Watts. “No estaban más que los tres –Marisa Tomei, Robert Downey Jr. y Tom Holland– haciendo esa escena, pero quedó tan animada y emocionante que abrió las puertas a todo un abanico de posibilidades a las que podía llevar la historia de SPIDER-MAN: HOMECOMING”.
  Holland comenta que el intercambio de ideas entre el director y la estrella resultó natural, orgánico, auténtico y sencillo. “Jon es estupendo a la hora de colaborar y te permite tener opinión propia para llevar tu propia versión del personaje a la gran pantalla”, opina. “Es un director de actores. Nos vimos un poco metidos en camisa de once varas –yo nunca había sido el protagonista principal de una película de esta escala y él nunca había dirigido una película de esta escala– así que nos ayudamos mutuamente tanto como pudimos y construimos una estupenda relación sobre esa base”.
  SPIDER-MAN: HOMECOMING retoma la acción directamente donde se quedó tras la épica batalla de “Capitán América: Civil War”, con Tony Stark llevando al “yogurín” de vuelta a su casa de Queens. “Peter considera realmente a Tony Stark como su mentor y a Tony le cae muy bien Peter, pero no puede dedicarse a hacer de niñera de ese chico”, explica Feige. “Tony le da a Peter algo de margen de maniobra para ver qué es capaz de hacer por su cuenta”.
  Peter cree que su trabajo de “becario” de Stark Industries es un mero preludio y una prueba para convertirse en un miembro de pleno derecho de los Vengadores, pero la araña necesita aprender a trepar antes de volar, como explica Holland: “Retrocedemos en el tiempo para revivir el épico combate de ‘Civil War’ desde el punto de vista de Peter. Vemos que se lo está pasando como nunca. Vuela en jet privado con Happy, se aloja en una habitación de hotel preciosa y de eso pasa de pronto a apretujarse en el metro porque llega tarde a clase. Nadie le llama para ofrecerle otra misión. Ese es el contraste: el chico del campamento de verano que se encuentra de pronto de vuelta en el colegio”.
  “Tony se convierte en una especie de figura paterna para Peter”, explica Holland. “Peter intenta demostrarle a Tony que es lo suficientemente maduro y sabio para ocuparse de cosas más importantes, pero Tony no deja de menospreciarlo y decirle que todavía no está listo. Creo que eso es lo que lleva realmente a Peter a elegir el camino equivocado, hasta que se da cuenta y vemos por qué Peter Parker es el superhéroe más querido y poderoso del MCU”.
  Una cosa es que Peter Parker vea a Tony Stark como una figura paterna, pero lo cierto es que ya tiene un familiar que ejerce de tutora y se preocupa mucho por él: su tía May. Mientras Tony Stark ayuda a Peter Parker a mejorar con un nuevo traje y tecnología y lo observa mientras aprende a usar sus nuevos superpoderes, May es su modelo a seguir.
  “El personaje de la tía May es muy importante para Peter Parker”, explica el coproductor Eric Hauserman Carroll. “En esta nueva versión, estuvimos todos de acuerdo en que el personaje debía ser más como una hermana mayor o alguien con quien tuviera una diferencia de edad mucho menor”.
  “¿Cómo presentamos a la tía May como una madre soltera joven, que todavía está intentando encontrar su propio camino en la vida?”, plantea Kevin Feige. “Evidentemente, hizo algo asombroso al acoger a Peter y criarlo. Ha vivido tragedias a las que hacemos alusión, pero en última instancia es una mujer que, al igual que Peter, intenta encontrar su camino. Eso le da al personaje un arco argumental mucho más contemporáneo”.
  Con esa idea presente, el equipo responsable del proyecto eligió a la ganadora del Óscar Marisa Tomei. “Tomamos el espíritu de quién es la tía May –en muchos aspectos, es la conciencia de Peter– y también la vemos afrontar problemas, al igual que Peter. Creo que hacer al personaje más joven y moderno es una forma excelente de hacer que parezca más vital”, opina Watts.
  “En línea con la historia de Spider-Man, la tía May asume las labores maternas y se encarga de orientar a Peter”, explica Tomei. “En esta interacción, vivimos en Queens, no están más que May y Peter, y ella intenta animarlo a que salga de su cascarón. [Peter] Es súper-estudioso y muy inteligente, lo que es genial, pero May también lo anima a divertirse un poco y vivir más la vida”.
  Se trata de una tía May que está mucho más en sintonía con su propia juventud mientras intenta criar a un adolescente. “Su relación es muy estrecha y tierna –ella es realmente la persona que le ha proporcionado sus valores– pero ella tiene claro que él le está ocultando cosas”, prosigue Tomei. “Le preocupa qué le puede estar pasando por dentro [a Peter], porque sabe que el instituto puede ser una época muy difícil e incómoda. Naturalmente, no tiene ni idea de que lo que le oculta es que es un superhéroe”.
  Tomei señala que May mantiene cierta prudencia en su relación con Tony Stark. “Cree que Peter es un becario de Stark Industries y le encanta que se encuentre en esa situación, que tenga la posibilidad de aprender y tener a Tony Stark como mentor. Lleva cierto tiempo observando a Tony Stark y ha visto cómo ha cambiado, de ser un hipercapitalista a una persona que hace más bien en su intento por redimirse. Pero [May] vigila muy de cerca cómo [Tony] influye en Peter, para que no lo convierta en una mula de carga. Aún es un chico que se está convirtiendo en hombre y necesita espacio para explorar su vida interior y ser un niño”.
  Así pues, Peter ansía algo de independencia, y Tony y May están ambos dispuestos a concedérsela para ver qué tal la maneja... y esa independencia lleva a Peter a toparse con un nuevo villano muy peligroso: el Buitre, Adrian Toomes, a quien se encarga de dar vida el actor nominado al Óscar Michael Keaton. “Michael tiene una filmografía asombrosa”, opina Feige. “Posee numerosas cualidades que lo hacían perfecto para el papel, y además también tiene la gracia de haber interpretado a Batman y a Birdman. Se encuentra en un momento increíble de su carrera y aporta a sus papeles una presencia que sirvió para elevar el personaje más allá de nuestras expectativas”.
  Holland ha sido admirador de Keaton desde hace mucho, pero admite que el trabajo tuvo prioridad la primera vez que se vieron. “Soy un gran fan suyo desde ‘Bitelchús’”, apunta Holland. “La primera vez que nos vimos, rodamos la escena más intensa de toda la película. Me sentía muy intimidado y lo cierto es que exigió muy poca interpretación por mi parte, porque dota a su actuación de tal intensidad que hizo que me sintiera verdaderamente aterrado. Además, es muy generoso y espléndido como actor, y su presencia en la película sirve para elevar el listón y la acción de la misma”.
  SPIDER-MAN: HOMECOMING empieza con las consecuencias a nivel de la calle de lo sucedido en películas anteriores del MCU: por emocionantes que hayan sido las batallas de los Vengadores, han dejado a los neoyorkinos corrientes con un buen desastre por limpiar, algo que todavía están haciendo. Las operaciones de restauración le han venido muy bien a Adrian Toomes, cuya compañía de salvamento ha obtenido el contrato para reunir los distintos artefactos y armas alienígenas que han quedado entre los escombros... hasta que aparece Tony Stark y colabora con el gobierno para crear el Departamento de Control de Daños (DODC), arrebatándole a Toomes todo su negocio.
  “Toomes es un tipo trabajador que se ha montado un gran negocio”, explica Keaton. “No es rico, pero trabaja duro, ocupándose de la destrucción provocada por algunas de las andanzas de los Vengadores. Sin embargo, cuando recibe órdenes de que su trabajo va a quedar bajo los auspicios de Tony Stark, piensa: ‘Vaya, ¿qué tiene eso de justo?’”.
  Eso es lo que distingue a los héroes de los villanos. Toomes, desesperado por seguir manteniendo a su familia, empieza a robar tecnología alienígena exótica, y hasta construye él mismo un traje con alas que sus hombres y él utilizan para seguir atracando los camiones del DODC, reconvirtiendo su botín en armas para vender en el mercado negro.
  “Quería que SPIDER-MAN: HOMECOMING fuera una película de superhéroes a nivel de la calle dentro del MCU, así que necesitábamos un villano que operara a nivel de la calle”, razona Watts. “Me gustaba la idea de contar con villanos con problemas con los que la gente se pueda identificar. No se trata de dominar el mundo, no se trata de un disparatado plan de venganza, se trata de no tener dinero suficiente para sobrevivir y querer realmente hacerse un hueco en el mundo”.
  “Lo que mola del Buitre es lo mismo que me parecía que molaba de Bruce Wayne: él mismo se hace su traje, su armadura y todo lo que necesite”, comenta Keaton. “No tiene ningún tipo de súper-poder innato, no es más que un hombre, aunque tenga otras cosas a su favor”.
  Muchos actores, cuando tienen que interpretar a un villano, dicen que el reto es encontrar el deseo humano universal del personaje y casi dejarse convencer por su equivocada perspectiva. Keaton no es ninguna excepción. “Una de las cosas que me gustan de la trama subyacente de la historia es que en ciertos aspectos Peter no tiene una visión muy amplia de las cosas; Toomes es un hombre maduro que ha visto de primera mano cómo funciona el mundo”, observa. “Adrian Toomes ve el mundo real y ya ha tenido que sufrir personalmente toda su injusticia e iniquidad. Así es como ve las cosas el Buitre y creo que tiene algo de razón”.
  Si Tony Stark es la figura paterna para Peter, Happy Hogan es el hermano mayor. La mano derecha de Tony es un tipo irascible, enfadado y ocupado, aunque, en última instancia, se preocupa muchísimo, al que han puesto al cargo de controlar los progresos de Peter mientras Tony hace lo que quiera que hagan todo el día los genios multimillonarios playboys y filántropos.
  “Para Peter, Happy es ese hermano algo mayor que siempre está poniéndotelo difícil”, explica Carroll. “Happy piensa: ‘Un momento, ¿conoces a ese chico nuevo, le haces un traje elegante y encima se pone a luchar con los Vengadores?’. Descarga parte de esa envidia en Peter”.
  Favreau se crió en Queens y asistió a un instituto no muy distinto de Midtown Science, en el que estudia Peter. Por esos motivos, admite, SPIDER-MAN: HOMECOMING suponía un poco como una vuelta a casa para el actor. “Por todo lo que teníamos en común, siempre he sentido cierta afinidad por el personaje”, afirma. “Así que me encanta verlo representado en el cine tal y como era en los cómics”.
  Peter también tiene una vida ordinaria que llevar, ayudado por su mejor amigo, Ned, interpretado por Jacob Batalon.
Mientras muchos de los actores de SPIDER-MAN: HOMECOMING tenían ya experiencia en las exigencias entre bastidores de la promoción de una película del MCU, Batalon debuta con este filme en la gran pantalla (no es precisamente una mala manera de iniciar una carrera en el cine). Tuvo un primer adelanto el año pasado en la Comic-Con [Convención de Cómics de San Diego], que culminaba un largo proceso de casting. “No me hice a la idea de la seriedad de todo esto hasta que fui a la Comic-Con”, recuerda. “Pude ver lo mucho que los fans querían al personaje, los vuelve locos. Nunca había sentido una energía así, y saber que contamos con su apoyo nos hizo sentirnos genial. La primera película de superhéroes que vi fue la primera de Spider-Man y esos filmes fueron una parte muy importante de mi infancia. Es difícil explicar lo que se siente al saber que ahora formas parte de continuar esa historia”.
  En la película, Ned Leeds es el mejor amigo y confidente de Peter. Pero cuando Peter empieza su viaje por el solitario mundo de Spider-Man, eso deja a Ned más bien al margen. “Ned es encantador, sincero y, bueno, supongo que podría decirse que es un poco friki”, admite Batalon. “Le encanta la tecnología. Es súper-inteligente. Y lo único que quiere es ser la mano derecha de Peter. Se le hace muy duro no saber qué le oculta Peter, lo encuentra muy frustrante y cree que Peter simplemente se está volviendo demasiado guay para él, como cuando crees que puedes perder a una persona que es muy importante para ti en un momento de tu vida. Así que cuando Ned descubre por fin el secreto de Peter, para él es lo mejor del mundo, va a ser genial tener a Spider-Man como mejor amigo”.
  “La relación de Peter y Ned es seguramente la más importante de la película, porque Ned es la única persona con la que Peter se sincera y habla sobre ser Spider-Man”, opina Tom Holland. “Tony Stark y Happy Hogan parecen un poco distantes, así que Ned es casi como un psicólogo con el que puede verdaderamente desahogarse”.
  Además, según comenta Holland, su dinámica fuera de la pantalla también es similar. “Jacob y yo congeniamos muy bien desde el primer día. Jon nos envió a hacer unos recados para que fuéramos conociéndonos mejor, pero la verdad es que no nos hizo falta. Ya éramos buenos amigos e hicimos buenas migas, que es exactamente lo que sucede en la película”.
  Aunque Batalon no fuera el actor más experto que aspiraba al papel, Carroll considera que fue fácil decidirse por él. “Aportaba verdadera inocencia de un chico de instituto”, recuerda. “Es realmente un chaval joven que está súper-emocionado con todo. Era algo que se veía claramente en su prueba de cámara y en sus audiciones, que se traslada perfectamente a cómo se emocionaría Ned Leeds al descubrir que su mejor amigo es Spider-Man. Y fue un Ned Leeds perfecto, todo el equipo de rodaje lo adoraba, abrazaba a todo el mundo tanto al ir como al volver del plató y se convirtió en la mascota no oficial de la producción”.
  En el instituto, Peter y Ned deberán afrontar el reto más difícil de todos: las chicas. Liz, interpretada por Laura Harrier, es el ambicioso y precioso objeto de los deseos de Peter, mientras que Michelle, interpretada por Zendaya, no tiene pelos en la lengua y tiene completamente calado a Peter y cualquier maniobra que intente para ligar.
  “Liz es muy inteligente y motivada. Está en el último curso, así que es un poco mayor, los demás personajes están en el segundo año de instituto”, explica Harrier. “El personaje tiene un arco argumental importante en esta película; al principio, está completamente centrada en conseguir entrar en la universidad, solicitar por adelantado el ingreso en el MIT, ganar el decatlón académico... pero, al final, tras su experiencia con Peter, se lo replantea todo, hay muchas cosas más importantes a las que podría haber estado dedicando su tiempo que su examen de química”.
  Al principio de la historia, Liz no ve realmente ninguna posibilidad romántica con Peter, de hecho, ni siquiera se da cuenta de que está colado por ella. “Pero después de un suceso que pone en peligro su vida en el Monumento a Washington, empieza a replantearse su perspectiva y a ver a Peter como alguien inteligente, listo y guay”, prosigue Harrier.
  “Es divertido interpretar esas escenas, porque Peter tiene un billete dorado que no puede usar; podría conseguir a cualquier chica del mundo con solo decirle que es Spider-Man. Pero sabe que no puede hacer eso”, explica Holland. “Sabe que es diferente y que puede ser el mejor en todo, pero tiene que ser lo suficientemente maduro para no tomar esa decisión equivocada y contarle a todo el mundo su secreto”.
  Si Liz es un genio, popular y preciosa, el personaje interpretado por Zendaya, Michelle, ha elegido seguir un camino diferente. “Mi personaje es muy inteligente, intelectual, pero no nos vamos a engañar: es súper-rara”, opina Zendaya. “Para mí, es súper-guay, porque no dejan de ocurrírsele cosas; se sienta tranquilamente y observa, y solo suelta pequeños comentarios, pero lo que dice es muy cierto y real”.
  “Incluso al final de la película, seguimos sin saber todo lo que hay que saber sobre Michelle”, alega Holland. “Pero parece que sigue mucho a Peter y Ned, lo que sugiere que hay una posible amistad que podría desarrollarse en el futuro”.
  “La propia Zendaya ayudó mucho a definir su personaje”, agrega Carroll. “En un instituto lleno de chicos muy listos que se montan ordenadores en casa en su tiempo libre, ella es la chica que va por ahí con una novela en el bolsillo y cada momento libre que tiene lo pasa leyendo. Es una chica de inclinaciones artísticas en un instituto lleno de empollones de ciencias”.
  Para Zendaya, por cliché que pueda sonar, conseguir este papel fue un sueño hecho realidad. “Mi primera reacción fue que esta era una de las cosas más alucinantes de las que había formado parte nunca”, recuerda. “Todo el mundo dice: ‘Siempre he sido fan de Spider-Man’, pero para ser completamente sincera, en mi caso es cierto. El personaje siempre fue mi favorito de niña, porque siempre me pareció que era el superhéroe más real. No había nacido con sus poderes, fue un accidente. Pasa apuros económicos; sufre tragedias y tiene problemas normales y corrientes, como tener que pagar el alquiler o echar una mano en casa, lo que siempre me gustó. Creo que por eso a mucha gente le gusta Spider-Man; puedes conectar con él. Mi primera cita, a los 16 años, fue para ver ‘Spider-Man’. Y ahora, aquí estoy, en una película de Spider-Man. Es de locos”.
  Zendaya agradece especialmente el enfoque del equipo responsable del proyecto, al dotar de un aire más realista, sincero y verosímil a esta historia de superhéroes. “La película está llena de personajes reales y diversos”, opina Zendaya.
  Interponiéndose en el camino de Peter y una posible cita con Liz se encuentra Flash Thompson, interpretado por Tony Revolori, a quien los cinéfilos reconocerán como el protegido de Ralph Fiennes en “El Gran Hotel Budapest”.
  Para Flash, es una rivalidad muy personal. “No soporta a Peter Parker porque Peter tiene mucho talento y es tan inteligente que no necesita estudiar para sacar buenas notas. Flash estudia muchísimo y se mata a trabajar, y aun así siempre queda por detrás de él”, explica Revolori. “Flash no tiene ni idea de que Peter es Spider-Man y probablemente nunca se dé cuenta porque, si por él fuera, Peter ni siquiera existiría, así que es imposible que alguna vez llegue a atar cabos entre esos dos”.
  Entre los villanos, los actores Bokeem Woodbine y Logan Marshall-Green se incorporan al reparto como dos de los secuaces principales de Adrian Toomes, Schultz y Brice.
  “Dentro de la banda, Brice está deseando meterse en el mundo de los superhéroes, y por eso se hace llamar ‘el Conmocionador’”, aporta Logan Marshall-Green. “Esa es su idea. Creo que es un tipo que se ha metido en algo que le viene muy grande, un tipo al que Toomes probablemente le hizo un favor al meterlo en su banda, pero ahora está comprometiendo a la banda, a sí mismo y, por supuesto, a Toomes”.
  El reparto de gran talento de SPIDER-MAN: HOMECOMING se completa con Angourie Rice, como Betty Brandt, miembro del equipo de decatlón académico del instituto; Michael Chernus como Mason, técnico de salvamento de Adrian Toomes; Donald Glover como Aaron Davis; Tyne Daly como Anne Marie Hoeg, jefa del Departamento de Control de Daños; Martin Starr como el Sr. Harrington, entrenador del equipo de decatlón académico; Hannibal Buress como el entrenador Wilson, profesor de educación física; Kenneth Choi como el director Morita, Tiffany Espensen como Cindy, miembro del equipo de decatlón académico; Abraham Attah, el joven actor alabado por su interpretación en “Beasts of No Nation”, como Abe, miembro del equipo de decatlón académico; y Michael Barbieri como Charles, miembro del equipo de decatlón académico.
  “No hay ninguna plantilla en los institutos de Nueva York, hay chicos de todas las razas, formas y creencias en prácticamente todos los institutos”, comenta Carroll. “Eso nos dio total libertad, no teníamos que elegir a nadie de ningún tipo concreto para ningún papel, podíamos buscar al mejor actor para cada papel, independientemente de lo alto o bajo que fuera, del cuerpo que tuviera o de su raza, pudimos buscar a los mejores”.

LA PRODUCCIÓN...
  SPIDER-MAN: HOMECOMING eligió los Pinewood Studios de Atlanta como base de operaciones, aunque durante las dos primeras semanas de rodaje Jon Watts estableció el tono filmando en un instituto real de la zona de Atlanta, que hace las veces del Instituto de Ciencias de Midtown.
  Pero este no fue el único decorado real del filme; al contrario, la sensibilidad de Watts como director y su enfoque de hacer de SPIDER-MAN: HOMECOMING una película de superhéroes con los pies en la tierra se combinaron para hacer del rodaje en sets reales una prioridad.
  “Vengo del mundo del cine independiente, donde realmente no tienes el lujo de construir decorados en un plató. Te pasas en exteriores básicamente todo el rodaje”, cuenta Watts. “Eso es mucho más difícil de hacer en una película espectacular con mucha acción y con la necesidad de mantener el secreto, pero nuestro equipo de localizaciones encontró tantas localizaciones prácticas estupendas que no solo logramos simular Queens y Nueva York a la perfección, sino que también pudimos pasar desapercibidos la mayor parte del tiempo. Nuestro diseñador de producción, Oliver Scholl, hizo un trabajo estupendo realzando los exteriores físicos y diseñando y construyendo sets dentro de las localizaciones prácticas existentes”.
  “Rodar en todos esos sets prácticos fue realmente una bendición para mí”, asegura Tom Holland. “Te olvidas de todas las cámaras, del equipo y de la gente y consigues una sensación mucho mejor de todos los elementos tangibles reales del entorno en el que actuar y reaccionar”.
  Scholl logró darle a la guarida del Buitre un aire de autenticidad a base de realzar un enorme almacén abandonado donde otrora se imprimieran guías telefónicas. “Se suponía que el Buitre y su banda debían tener su guarida frente a Manhattan, al otro lado del río, con la torre de los Vengadores a la vista”, explica Scholl. “Nuestro responsable de localizaciones, Mike Fantasia, encontró un lugar en Atlanta que solía estar ocupado por una empresa que se dedicaba a imprimir listines telefónicos. Había varios lugares conectados y estilos arquitectónicos que podíamos realzar. El espacio principal solía albergar la imprenta, con una plataforma ya existente; le añadimos otra escalera, del mismo estilo industrial, y construimos grandes vigas verticales amarillas que servían de soporte de una grúa de uso industrial en la que enmarcar un acceso al tejado hecho con efectos visuales, por el que el Buitre podría entrar volando. La plataforma de aterrizaje del Buitre también tenía amortiguadores incorporados, para mitigar el aterrizaje, y estaba articulada, para dar una sensación realista de peso al aterrizar. Nuestro decorador, Gene Serdena, encontró y construyó hardware muy interesante, que intercalamos con nuestro atrezo para simular una línea de montaje y embalaje para los locos inventos del Chapucero”.
  “El primer día que llegué al set de la compañía de salvamento, me quedé impresionado con el tamaño y la magnitud del lugar”, recuerda Michael Keaton. “Excedía realmente la imagen que yo tenía en mente; era un entorno verdaderamente estupendo y visceral en el que trabajar, y era perfecto para la creación del Buitre y su traje”.
  El viejo almacén de guías telefónicas también serviría como escenario de la secuencia de acción que recuerda uno de los cómics clásicos más conocidos de todos los tiempos de Spider-Man. “En la película, el Buitre utiliza su traje con alas para provocar que se derrumbe un almacén, y Spider-Man queda atrapado bajo los escombros”, explica Carroll. “Está sacado directamente de los cómics, es uno de los números más famosos de Spider-Man de todos los tiempos (“Amazing Spider-Man nº33”). Todos en Marvel estaban deseando llevar esa secuencia a la gran pantalla desde hace ya tiempo y nos hemos esforzado al máximo para reproducir lo más fielmente posible el aspecto de la misma”.
  Scholl tuvo que encargarse de afrontar ese reto. “Utilizamos otro espacio de las instalaciones, que era un antiguo almacén de embalaje vacío, en el que podíamos cubrir algunas de las vigas ya existentes para hacer que parecieran columnas de hormigón y colocar cargas explosivas para llevar a cabo explosiones de efectos especiales. Nuestro supervisor de efectos visuales, Janek Sirrs, y el equipo de previsualización habían establecido la trayectoria de vuelo, lo que determinó la colocación de las cargas para lograr una coreografía de destrucción espectacular. La secuencia siguiente del almacén derruido ya se creó después como un montón de escombros en un plató de Pinewood Studios”.
  Pero tal vez las ventajas de los efectos y los sets prácticos puedan apreciarse mejor en una de las mayores secuencias de acción del filme, en la que Spider-Man acaba en una situación peligrosa en el ferry de Staten Island. “Spider-Man está decidido a demostrar que es un auténtico superhéroe”, explica Jon Watts. “Quiere que el nombre de Spider-Man figure junto al de Iron Man, el Capitán América y Thor. Cree que va a detener a unos cuantos matones peligrosos que están realizando una transacción del mercado negro en la cubierta inferior del ferry de Staten Island y se encuentra metido en una situación que le viene grande. Aunque no esperaban que se entrometiera, los criminales son perfectamente capaces de defenderse contra él, poco después aparece el Buitre y el ferry acaba partido por la mitad, y para entonces Spider-Man lo único que espera es salir de esta sin que nadie salga herido”.
  Para el equipo responsable del proyecto, el trabajo de resolver cómo hacer realidad la secuencia empezó mucho antes del rodaje. Al principio, los productores dieron por hecho que la secuencia se haría mediante efectos digitales, de modo que el equipo de producción les dio una buena sorpresa. “Nuestro asombroso equipo –el departamento artístico de Oliver Scholl, el departamento de construcción de John Hoskins, el equipo de efectos especiales de Dan Sudick– dijeron todos que deberíamos construir la parte delantera del ferry, elevarla un par de metros del suelo, equiparla con mecanismos hidráulicos, y partirla por la mitad. Eso también nos permitió filmar el barco partiéndose por la mitad de manera práctica, en lugar de filmarlo de una pieza y esperar que el equipo de efectos visuales logre hacer que parezca que está partido”.
  Scholl empezó creando un modelo del verdadero ferry de Staten Island. Localizaron una maqueta a escala de madera, sacaron fotos y tomaron medidas del ferry de verdad sobre el que luego filmarían: el Spirit of America. A partir de ahí, los diseñadores de decorados Richard Mays y Kil Won Yu pudieron crear un modelo 3D y generar planos para el equipo de construcción. Al final, el equipo de producción construyó un set enorme, de 19,5 m de ancho, 13,7 m de alto y 30,4 m de largo, que hacía las veces de aproximadamente una cuarta parte del ferry real. Cada mitad del set se construyó en un cardán de acero, capaz de partir el barco tal como se había determinado en el modelo informático y coincidiendo con lo que los efectos visuales ampliarían en posproducción. El equipo de efectos de Sudick tuvo incluso que cortar el hormigón en el plató trasero para añadir puntos de apoyo reforzados de hormigón más profundos para los sistemas hidráulicos, que permitieran la inclinación de ambas mitades del barco.
  La caótica situación que se produce al partirse el ferry por la mitad, con agua entrando y neoyorkinos presos del pánico, es también un efecto práctico, comenta Scholl: “Cada lado del cardán y del set pesaba unas 95 toneladas de peso, a las que hay que añadir aproximadamente 11 toneladas más del personal y el material de filmación. Dan Sudik lo accionaba con gigantescos arietes hidráulicos para inclinar ambas partes mientras se vertían más de 150 000 litros de agua por la mitad de la bodega de coches. Construir el ferry llevó probablemente cinco meses, entre prefabricar las piezas del barco, preparar los bloques de hormigón del plató trasero para recibir el cardán de acero. Y luego apilar los elementos del barco de acero y madera en los armazones. Pintar, decorar y ensayar el vertido de agua. El resultado final fue que proporcionaba un gran escenario real en el que los efectos, los especialistas y nuestros actores pudieran representar la secuencia en la que se parte el ferry de forma más realista”.
  Para Tom Holland, los esfuerzos del equipo merecieron la pena cuando pudo colgarse de los cables y filmar sus escenas en un set único en su género. “El día en que rodamos la secuencia en el set tan increíble del ferry de Staten Island fue realmente uno de mis favoritos”, afirma. “El ferry se estaba partiendo por la mitad y teníamos depósitos y coches saltando por los aires por todas partes. En un determinado momento, tenemos un plano estupendo, en el que Spider-Man aparece haciendo una acrobacia, aterriza y luego la cámara da una vuelta completa a su alrededor mientras él se pelea; está hecho increíblemente en un solo plano, ya que todo va girando. Llevó mucho tiempo ensayarlo y que saliera bien, pero el resultado final es una auténtica pasada. Es la parte más alucinante de Spider-Man que creo haber visto nunca”.
  Más tarde, el equipo de rodaje filmó partes de las secuencias (con un ferry intacto) en el propio ferry. “No hay nada que pueda trasladar mejor la escala real del ferry de Staten Island a la gran pantalla como rodar en el propio ferry”, opina Carroll. “Aunque construimos una asombrosa sección de cuatro plantas del barco en el plató de Pinewood Studios, lo que filmamos en el ferry de verdad se combina con eso para que quede como una enorme secuencia de acción épica en la película. Fuimos increíblemente afortunados de que la ciudad, el estado, la comisión de cine y el departamento de transportes colaboraran todos con nosotros para ayudarnos a sacar esto adelante”.
  Era una secuencia que le tocaba especialmente de cerca a Jon Watts. “Tengo muchos grandes recuerdos de mi infancia montado en el ferry de Staten Island”, comenta Jon Watts. Creo que mucha gente estaría de acuerdo en que es una de las formas más bonitas de llegar a Nueva York, con la Estatua de la Libertad, la isla de Ellis y la espectacular y emblemática vista de la silueta urbana del centro de Manhattan. Era importante para la película que contara con esas icónicas imágenes de Nueva York sin ir realmente a Manhattan, quería mantener la acción totalmente metida en Queens”.
  Además de la filmación en el ferry de Staten Island, el equipo de rodaje pasó dos semanas trabajando en Nueva York, en numerosas localizaciones de Queens, en sitios como Astoria, Sunnyside, Richmond Hill, Lefferts Blvd., Jamaica Ave. y Queens Blvd., así como en Coney Island, Brooklyn, Long Island y Staten Island.
  “Rodar en Nueva York es muy importante para una película de Spider-Man”, opina Amy Pascal. “Peter Parker es de Queens, y Spider-Man es el héroe de Nueva York. Forman parte indisoluble uno de otro”.

EL TRAJE DE SPIDEY...
  Podría pensarse que ponerse el traje de Spider-Man por primera vez es un momento especial que te cambia la vida, y lo es, pero Tom Holland asegura que esa sensación especial no desaparece. “Ponerme el traje de Spider-Man es una de las cosas más alucinantes que me han pasado en toda mi vida. A día de hoy, todavía no me puedo creer que haya pasado”, asegura. “Siempre hay un momento muy especial cuando me pongo el traje, sobre todo delante de niños pequeños que ven el traje y se les ilumina la cara, y te recuerda qué auténtico privilegio es poder traer esa clase de felicidad a la gente”.
  “Cuando Tom Holland se pone el traje de Spider-Man, se convierte en el hombre araña en todos los sentidos del personaje”, opina Amy Pascal. Parte de eso está en el propio actor, naturalmente, pero parte también es por el traje de Spider-Man que lleva. Cuando Holland se lo pone, comenta: “su postura cambia, camina de forma distinta, y el traje le queda perfecto. Nuestra diseñadora de vestuario, Louise Frogley, hizo un trabajo asombroso creando el traje físico, o recreándolo, porque hicimos algo que fue injusto: tomamos el traje creado digitalmente de ‘Capitán América: Civil War’ y les dijimos: ‘Queremos que nos hagáis esto’. Y lo clavaron”.
  Incluso para veteranos con una década de experiencia en franquicias de superhéroes, trabajar con el traje de Spider-Man tiene algo especial. “El traje de Spider-Man es probablemente, sin exagerar, uno de los mejores elementos de diseño gráfico en la historia del diseño gráfico”, postula Kevin Feige. “Es una imagen increíblemente bien hecha; veo a niños y bebés que no pueden ni hablar, que llegan a nuestras oficinas y todos se sienten atraídos hacia el dibujo o el juguete de Spider-Man. Es realmente testimonio del excelente diseño. Así que, cuando te pones a hacer una película de Spider-Man, no empiezas a pensar cómo cambiar el elemento de diseño gráfico más perfecto de la historia del cine de superhéroes. Lo que haces es pensar cómo sacar eso a la superficie de una forma original, para llevarlo en direcciones que no se han visto en las demás películas, sin dejar de mantenerte fiel al concepto de la imagen”.
  Para la diseñadora de vestuario Louise Frogley, eso significó trabajar en estrecha colaboración con el equipo de diseño conceptual de Marvel y con el material original. “Nos influye a todos mucho el trabajo de Steve Ditko y nos esforzamos al máximo posible por seguir la fuerte huella que dejó”, asegura Frogley. “Para el traje de Spider-Man, colaboramos estrechamente con el jefe de desarrollo visual de Marvel, Ryan Meinerding, para llegar a esa imagen, Ryan colaboró con nosotros incluso para colocar las líneas en el traje. Robyn Gebhart fue la persona responsable de la elaboración en sí del traje”.
  La forma que tuvo el equipo responsable del proyecto de cumplir su misión de respetar el diseño del traje a la vez que lo llevaban en nuevas direcciones fue, como pudieron ver los espectadores en “Civil War”, imaginar que es una creación de Tony Stark. “Es puramente Spider-Man, pero también tiene la cantidad justa de tecnología avanzada y muchas más florituras, como cabría esperar de cualquier cosa hecha por Tony Stark”, comenta Feige.
  Por ejemplo: “El traje ahora tiene unas alas de telaraña bajo los brazos, que rinden homenaje a los primeros cómics. En el primer número de la primera colección de Spider-Man está balanceándose y tiene las alas de telaraña”, recuerda Feige. “Stark Industries ha diseñado una versión de las alas que sale cuando Spider-Man necesita planear por un paisaje urbano. Se pueden replegar cuando no las necesita. Es algo que hemos visto en los cómics, pero nunca en el cine”.
  Otro nuevo avance del traje de Spider-Man son sus ojos. “Los nuevos ojos del traje aportan algo que ha estado en todos los números jamás publicados de Spider-Man, pero que nunca se había podido hacer antes en el cine, que es crear movimiento en los ojos”, explica Feige. “Tony ha conseguido construir una máscara con una forma para los ojos que les permite abrirse y cerrarse y hacerse más amplios, lo que en nuestra historia permite a Peter Parker centrar su sentido arácnido mientras absorbe enormes cantidades de información. Pero también nos proporcionarán por primera vez la capacidad de ver las emociones expresadas mientras Peter lleva el traje, que en los cómics es algo que el dibujante hacía siempre. En los cómics, si Peter estaba enfadado, sus ojos se hacían un poco más pequeños; si estaba sorprendido, los ojos se hacían un poco más grandes. Eso no se puede en una película a menos que haya una razón y una explicación tecnológica de cómo es eso posible. Ahora ya contamos con eso”.
  Y eso no es más que el principio, de hecho, el traje de Spidey cuenta con toda una gama de funciones que Peter Parker no ha hecho más que empezar a descubrir. “Si te imaginas a Tony Stark creando un traje para un chico de 16 años, querrías incluir ciertas cosas ‘por si acaso’”, sugiere Watts. “La idea de que el traje pudiera ser de tecnología Stark abrió realmente la puerta a muchas posibilidades. Parte de esa nueva tecnología no ha aparecido nunca en los cómics, lo que incluye funcionalidades que Tony Stark ha incluido porque cree que podrían resultarle útiles a Peter en el futuro, aunque cree que todavía no está listo para ellas... y depende de Spider-Man demostrar lo contrario”.

LA CREACIÓN DEL BUITRE...
  El Buitre es uno de los villanos clásicos de Spider-Man, que realizó su primera aparición en “The Amazing Spider-Man nº2”.
“En los cómics, el Buitre solía dibujarse tradicionalmente con un traje muy caricaturesco que tenía alas como de pájaro que parecían casi de verdad”, señala Carroll. “Nos distanciamos un poco y nos fijamos en otros personajes voladores para ver cómo podíamos diferenciar al Buitre y hacer que resultara más aterrador y peligroso”.
  Para encontrar un primer ejemplo, no tuvieron que ir muy lejos. “Halcón es otro personaje volador del MCU, pero el aparejo del Buitre no es una pequeña mochila que se pone a la espalda y de la que salen alas. La envergadura del traje del Buitre son unos 11 m. Es más como un vehículo, una aeronave a la que se sujeta, en lugar de una mochila cohete o un par de alas que simplemente se pone”.
  Para Michael Keaton, ver el traje completo del Buitre resultó muy emocionante. “Es intenso y tiene un aspecto alucinante”, opina. “Una de las cosas que me dejaron boquiabiertos de ser el Buitre fue la asombrosa destreza de la gente que construyó el traje del Buitre. Era extraordinario, hasta la última tuerca, literalmente. Una vez me dijeron cuántas piezas hacían falta para construirlo y me dejó anonadado, me deja pasmado el talento tan extraordinario que tiene esa gente”.
  Como muchos de los personajes nuevos del Universo Cinematográfico de Marvel, al igual que el traje de Spider-Man, el diseño y el aspecto del Buitre empezaron otra vez con el jefe de desarrollo visual de Marvel Ryan Meinerding, que creó el patrón a partir del cual la diseñadora de vestuario Louise Frogley diseñaría el disfraz y el traje práctico.
  Marvel siempre se implica mucho en el aspecto de sus personajes”, explica Frogley. “A tal fin, cuentan con artistas conceptuales/de visualización asombrosos. Colaboramos estrechamente con Ryan para conseguir la imagen del Buitre. El traje del Buitre fue realmente una cuestión de proporción con el actor, y una vez se eligió a Michael, el resto marchó más fluido. Utilizamos un tejido original de la Segunda Guerra Mundial para los pantalones; tenían un ligero lustre que quedaba muy bien con la iluminación, sobre todo de noche. También hicimos un cuello de piel algo desgreñado para la chaqueta que recordara a las plumas de un buitre de verdad y, una vez más, para respetar el diseño original del Buitre de Steve Ditko”.

ACERCA DE LAS ESCENAS DE ACCIÓN...
  Como parte de su campaña para conseguir el papel, Tom Holland envió a Marvel grabaciones de sí mismo realizando movimientos gimnásticos y de parkour, que otorgaban a Holland una combinación extraordinaria de talento interpretativo y habilidades atléticas.
  Holland cuenta que se trata de habilidades que adquirió y pulió mientras representaba el musical “Billy Elliot” en el West End de Londres. “Creo que probablemente una de las principales razones por las que estoy hoy aquí es por mi trabajo en ‘Billy Elliot’”, comenta Holland. “La preparación que recibí en esa obra fue excelente. Me enseñaron todo lo que sé realmente de maniobras gimnásticas. No hubo un solo día en esta película en el que no utilizara mi capacidad atlética”.
  Cuando Holland demostró de lo que era capaz, el equipo de especialistas empezó a poner al actor en una posición para poder lucir esas habilidades. “Estuvo muy bien tener la capacidad de trabajar con los especialistas y poder decir: ‘Creo que molaría más si me salto desde ahí y luego el cable me recoge más adelante’”, explica. “El hecho de que el coordinador de especialistas y su equipo confiaron en que yo pudiera hacer sugerencias y luego las lleváramos a cabo fue un auténtico privilegio. Creo que la película ha salido beneficiada al contar conmigo en el traje haciendo las escenas de acción y que luego me quite el traje para que se pueda ver que lo he hecho yo. No podría haber pedido gente mejor con la que trabajar y [el coordinador de especialistas] George Cottle y su equipo de especialistas me dieron todo su apoyo y su cariño y me respaldaron en todo momento”.
  Para Holland, el espíritu de colaboración del rodaje quedó especialmente patente en una secuencia en la que Spider-Man salta del tejado al campo de golf. “En el guion, se suponía que me iba a balancear hasta el campo de golf, algo que se ha visto infinidad de veces”, observa. “George Cottle y yo pensamos que sería más interesante verlo bajar saltando de otra manera así que, cuando empezamos a rodar, nos repasamos todas las películas anteriores y sacamos fotos de todas las posturas en las que aterriza Spidey. Entonces, Holland Diaz, mi doble, y yo nos pusimos a pensar hasta que se nos ocurrieran diez nuevas posturas para poder darle más variedad y aportar algo nuevo y, por suerte, a Jon le encantaron”.
  Incluso mientras el equipo responsable del proyecto se esforzaba por ofrecer las emocionantes secuencias de acción del filme, era importante recordar el carácter y el tono de la película. “Siempre que ocurre algo guay, le recordaremos a los espectadores que Peter Parker no es un tipo guay”, señala Holland. “Así que, si hago algo que mole, acto seguido me tropezaré con algo o haré algo verdaderamente estúpido. Incluso cuando estamos haciendo la escena de la batalla final en la playa, en lo que está pensando es en que tiene que hacer los deberes. Tenemos muchas formas distintas de asegurarnos de que, aunque esas escenas de lucha son increíblemente alucinantes, llenas de acción y puedan dar algo de miedo, también son muy divertidas”.
  Keaton comenta que quedó impresionado con lo que Holland fue capaz de abordar a su papel. “Tom tiene muchísima energía y es físicamente formidable. Es impresionante cómo empezó y cómo tuvo que aprender a bailar para ‘Billy Elliot’. Pero desde un punto de vista puramente interpretativo, es un profesional entregado al 100%”.

logo radio directo

Últimas críticas

MAL GENIOEL CASTILLO DE CRISTALANNABELLE (CREATION)BLADE RUNNER 2049BLADE RUNNERMORIREL ÚLTIMO TRAJELA MONTAÑA ENTRE NOSOTROSTOC TOCTU MEJOR AMIGOLA CABAÑAUNE VIE - EL JARDÍN DE JEANNETTE

Últimos tráilers

SAMBA, UN NOMBRE BORRADOQUE NADIE DUERMAPERFECTOS DESCONOCIDOSSWEET COUNTRYFOXTROTTHE CRUCIFIXIONEL TERCER ASESINATOEL AVISOUNA ESPECIE DE FAMILIALA CARTA DE ZAHRAEL BOSQUE DE HAQUIVAQUIBLACK PANTHER