Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: Mary Shelley
Año Producción: 2017
Nacionalidad: EE.UU., Inglaterra
Duración: 117 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 12 años
Género: Drama, Romance, Biografía
Director: Haifaa Al-Mansour
Guión: Haifaa Al-Mansour, Emma Jensen
Fotografía: David Ungaro
Música: Amelia Warner
FECHAS DE ESTRENO
España: 13 Julio 2018
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Filmax


SINOPSIS

Narra la historia de amor entre Percy y Mary, de donde resultó que Mary Shelley escribiese la inmortal obra de "Frankenstein"...

INTÉRPRETES

ELLE FANNING, MAISIE WILLIAMS, STEPHEN DILLANE, DOUGLAS BOOTH, JOANNE FROGGATT, BEL POWLEY, TOM STURRIDGE, BEN HARDY, HUGH O'CONOR, CLARA CHARTERIS, SARAH LAMESCH, JACK HICKEY, MICHAEL CLOKE, LAWRENCE FOSTER

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE


MÁS DATOS...  
 

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

Mary Shelley se rodó a lo largo de seis semanas en Irlanda y Luxemburgo, entre febrero y marzo de 2016.

EL GUION...
   El guion de Mary Shelley está escrito por Emma Jensen, con aportaciones de la directora Haifaa Al-Mansour. En su incorporación al proyecto, Haifaa asegura haber encontrado un espíritu gemelo en Mary Shelley: “Yo soy de Arabia Saudí, y aunque se trata de un filme de época inglesa sobre una chica que crece tratando de hacer escuchar su voz, rodeada por unos prejuicios de los que trata de liberarse, realmente me identifiqué con el personaje principal”. La productora Amy Baer dijo sobre el guión que le enviaron: “Me quedé asombrada cuando vi que Mary solo tenía 18 años cuando creó y escribió Frankenstein, de modo que sentí que aquella era una historia que debía contarse”. Su homólogo Alan Moloney añadió que la historia “subvierte esencialmente todo lo que creemos saber sobre el inicio del siglo XIX en Inglaterra, ¡y eso me gustó!”. La productora Ruth Coady comentó que estaba “impresionada por la fuerza y la lucha que esta mujer tan joven encontró en su interior”, y que la vida de Mary Shelley es “una historia poderosa con gran relevancia en la actualidad”.
  Para la actriz protagonista Elle Fanning, quien da vida a Mary Wollstonecraft Godwin, su edad tan cercana a la del personaje en el momento de escribir Frankenstein, así como su ideología progresista, hicieron que aquél fuera un papel ideal para ella: “Poder interpretar a una mujer tan adelantada a su tiempo –y de tantas maneras– fue lo que realmente me atrajo del guión. Estaba muy nerviosa y asustada porque nunca nadie había contado su historia antes y porque es una mujer tan especial que creo que debe ser escuchada. Aunque está ambientada a principios del siglo XIX, creo que su viaje es moderno y relevante para el mundo actual”.

HAIFA AL-MANSOUR COMO DIRECTORA...
  Amy Baer indicó que se debía elegir específicamente a una mujer directora para Mary Shelley: “Nunca antes en mi carrera había leído una propuesta de guión y dicho ‘Quiero que esto lo dirija una mujer’, aunque debo decir que esta es la primera vez porque sentí que el tema de la historia y lo que le pasa a Mary son muy propios de una experiencia femenina”. Su socio productor Alan Moloney añadió que lo que más resonaba de la historia personal de Haifaa “es que se trata de una mujer criada en Arabia Saudí, en un entorno y en un marco en el que las mujeres no tienen los mismos derechos que en la cultura occidental. Y ella, como artista, ha tenido que luchar y pelear por conseguir que se escuche su voz, tal como tuvo que hacer Mary Shelley 200 años atrás, así que este contexto da una verdadera resonancia contemporánea a la obra”.
  Acerca del sólido equipo de mujeres creativas que trabajaron tras las cámaras de Mary Shelley, Haifaa dijo: “Honestamente, siento una conexión con las protagonistas femeninas y me ha entusiasmado especialmente trabajar en este proyecto en particular, con dos mujeres productoras, una montadora y una compositora”. Elle Fanning, la actriz que encarna a Mary Shelley, dijo acerca de trabajar a las órdenes de Haifaa que “de algún modo sabe lo que se siente al ser una mujer joven y crecer entre las dificultades a las que se enfrentan las mujeres. Muchas mujeres fuertes han tenido este guión en sus vidas, es una historia muy potente y eso se notaba en el set, lo cual era fundamental para contar la historia de Mary”. Douglas Booth, el partenaire de Elle que interpreta a su compañero Percy Shelley, agrega: “Creo que es precisamente porque Haifaa tuvo que luchar por cada una de las cosas que ha conseguido, que la directora tiene un entendimiento total de una mujer que tiene una historia que contar pero la sociedad no le deja hacerlo. Ella comprende el viaje de Mary. Tiene un gran entendimiento de la humanidad, el eje central de la gente, y creo que este elemento resplandece a lo largo de toda la película”.
  Ben Hardy, quien interpreta a Polidori, dice: “Definitivamente fue la decisión correcta incorporar a una directora para esta película, porque Mary es el centro de la obra y es una tremenda fuerza femenina dentro de una comunidad ampliamente dominada por hombres, y creo que su anterior película (La bicicleta verde) tiene una temática similar”.

EL JOVEN REPARTO...
  “Rodearse de actores y actrices jóvenes es extraordinario, tienen una energía inagotable y una gran impulsividad para hacer las cosas bien hechas… y me hace sentir joven”, asegura la directora Haifaa Al-Mansour. Elle Fanning apunta que “es apasionante rodearte de gente de tu edad. Ahí hay energía, sin duda. Hablas de las mismas cosas y ves la vida desde la misma perspectiva. Yo suelo ser la más joven de mis rodajes, así que tener a gente de tu misma edad es genial. Además, creo que el hecho de tener unas edades parecidas a las de nuestros personajes ha sido una buena aportación al filme. Hay una energía en tu interior… cuesta describirlo, pero va fenomenal para la historia”.
  Los productores Amy Baer y Alan Moloney expresaron sobre su joven reparto: “Sentimos que era importante para el papel de Mary elegir a una actriz que tuviera la edad apropiada para lograr que la historia de Mary fuera auténtica”. Tom Sturridge habló de formar parte de un joven elenco: “Hay una energía fascinante que te viene cuando saltas de un acantilado con los demás”, y Douglas Booth añadió que “trabajar con este reparto ha sido increíble. Elle, Bel y yo mismo comenzamos un triángulo de confianza mutua, al que luego se unieron los personajes de Tom y Ben. Creo que todos están muy bien seleccionados”.

LAS RELACIONES...
  Las relaciones son los cimientos de Mary Shelley, pues proporcionan un marco en el que Mary forja su propia identidad a contracorriente de las expectativas de la sociedad, del legado de sus padres y de la sombra que le pueden hacer abrumadoras capacidades de su pareja. Las distintas relaciones que existen a lo largo de la cinta, entre Mary y su padre, Mary y su hermana Claire, Mary y Percy, Claire y Lord Byron, Lord Byron y Percy, Lord Byron y Polidori, Polidori y Mary, y por último las interconexiones entre todos los personajes principales –Mary Claire Percy y Byron–, son los verdaderos puntales de esta película.

Claire y Mary:
“La relación entre Claire y Mary es compleja. Creo que quizá Claire QUIERE ser Mary. No está celosa de ella pero intenta imitarla. Si Mary adquiere el apellido Shelley, ¡ella tendrá el apellido Byron! Sin embargo, creo que se aman incondicionalmente, a pesar de ser medio hermanas. Claire vive bajo la sombra de Mary, pero la quiere con locura y la adora”, explica Bel Powley, la actriz que interpreta a Claire.
  “Son el yin y el yang”, corrobora la productora Amy Baer. “Creo que en sus vidas y en sus realidades, una era más elegante, erudita y educada, mientras que la otra era más salvaje y frívola. Sin embargo, juntas generaban una energía única. Claire no es tan formidable como Mary, pero sin duda hay un amor verdadero entre estas hermanas. Se protegen entre sí”.

Mary y el Sr. Godwin:
“La única figura de progenitor en la vida de Mary es su padre, así que cuando él descalifica los escritos de la joven es como una daga que se le clava en el corazón. Que un hombre tan respetado en su terreno no crea en su propia hija es algo que a ella le cuesta asumir. Lo único que quiere es su reconocimiento”, explica Elle Fanning de Mary.

Polidori y Mary:
“La relación de mi personaje con Mary es como la antítesis de su relación con Shelley. Él es el chico malo ¡y yo soy el buen chico que siempre estará en su zona de amistad!”, comenta Ben Hardy, quien interpreta a Polidori.

Mary y Percy:
“Es el hombre de su vida. Con él siente que se come el mundo y que puede repeler cualquier hostilidad, y que todo irá bien porque se tienen mutuamente. Ciertamente, en ocasiones cuestiona sus creencias, pero al final sabe que su amor, esta loca e inmensa historia de amor, es lo bastante fuerte como para resistir todos los embates”, explica Elle Fanning acerca de Mary.
Estar con Mary es, para Shelley, “un reto. Él la reta a vivir esta vida juntos. Ella era increíblemente lista, tenía esta sensualidad inherente… y fue ese descaro innato lo que le enamoró”, considera Douglas Booth.

Lord Byron y Claire:
“Su relación, si es que se la puede llamar así, es relativamente complicada y creo que bastante desequilibrada. Lo que percibe Claire de este vínculo es muy diferente de lo que percibe Byron”, aclara Tom Sturridge.
“Claire es una mujer muy decidida, no acepta un no por respuesta, sabe lo que quiere y lo que quiere es a Byron. Y a pesar de que termina mal para ella, ella sigue creyendo en sí misma”, cuenta Bel Powley, acerca del acecho de Claire a Lord Byron.

Shelley y Lord Byron:
Douglas comenta que, en su opinión, “Shelley tiene a Byron en un pedestal, se considera inferior. Byron era una estrella y en aquel momento Shelley le respetaba de veras, tanto su forma de ser como lo que representaba”.

Mary, Percy y Claire:
“Claire no es el bomboncito del trío; no es la hermana tonta. Es muy lista y lucha por dejar huella en este trío”, explica Bel.
“La suya era una relación poco convencional. Vivían como una unidad y se veía una clara unión y estrecha cercanía entre los tres”, apunta Amy Baer.

EL VESTUARIO DE ÉPOCA...
  Para la actriz protagonista, Elle Fanning, Mary Shelley fue su primera incursión en el mundo de los vestidos de época. “¡Fue muy interesante! Nunca había hecho un drama de época ni me había puesto antes un corsé ni nada por el estilo. Realmente te mueves de otra manera, tu postura es totalmente distinta. Y esto afecta a la producción de muchas formas. Por ejemplo, al ensayar una escena puedes hacerlo con un jersey y medio recostada en una silla, pero de nuevo en el set, con el corsé puesto, me doy cuenta de que lo que habíamos previsto no es posible porque el corsé no me deja reclinar el cuerpo de según qué manera”.
  “Para mí, todo son los zapatos”, confiesa Ben Hardy (Polidori), “los zapatos marcan la diferencia en todo; unos zapatos de tacón como los míos afectan a la película porque modifican tu forma de andar”.
  Por su parte, Bel Powley explica: “Me encanta hacer películas de época porque un vestuario de aquel periodo inmediatamente le da a tu personaje una capa adicional con la que trabajar. Por tanto, el corsé, la media peluca, el vestido… te hacen sentir diferente y al instante aportan un elemento adicional a tu personaje para construir tu interpretación”.
  Más familiarizado con el drama de época, Tom Sturridge dijo sobre el rodaje de Mary Shelley: “Creo que el vestuario siempre juega un papel clave en el personaje. Pero lo que es interesante de esta película es que la protagonizan personas que se rebelan y revolucionan el carácter conformista de aquella época. Estos chicos eran libres”.
  Douglas Booth, el actor que interpreta a Percy Shelley, trabajó con la diseñadora de vestuario Caroline Koener ¡e incluso creó un perfume! “En un trabajo anterior creé un perfume en Londres con una mujer extraordinaria llamada Azi, así que para esta película volví a contar con ella para crear la fragancia de Percy”.

LA PRODUCCIÓN DE UN DRAMA DE ÉPOCA...
  El diseñador de producción Paki Smith dijo acerca del proceso de trabajo en Mary Shelley: “Esencialmente se trata de pensar imágenes. Muchas de las ilustraciones son mías. Cuando me abstraigo en la acción de dibujarlas, es como si mentalmente estuviera caminando por ese espacio”. Paki admite que “hay una gran cantidad de material con el que trabajar” a la hora de encontrar la inspiración. “Quería que las casas tuvieran esa calidad de las tablas horizontales de madera, un material que ya no se encuentra en Londres. Había algunas fotos de las cercanías de la catedral de St Paul en aquella época, que mostraban un antiguo hostal cuando lo demolieron. Parecía que se hundía y se lo tragaba la tierra. Ese fue el lugar principal en el que me inspiré para el aspecto de la tienda Godwin y la calle que la rodeaba. Todo eran texturas, una imagen de la increíble vida que allí se concentraba. A veces era una imagen que lo expresaba todo, otras veces era un objeto. En este caso eran las fotos del antiguo hostal”.
  Acerca de los retos particulares de recrear los espacios del siglo XIX en Inglaterra, Paki reconoció que “siempre hay un set que te da problemas. En este caso era el teatro donde Mary ve el experimento del anca de rana. Aquel escenario se nos atravesó de verdad, pero pudimos encontrar antigua casa con unos dormitorios que pudimos usar para las escenas de la finca. Yo mismo, junto con Nigel Pollock, el director artístico, estuvimos hablando con la persona que nos mostró la finca y le preguntamos, medio en broma, si tendría algún espacio interior con techos altos donde se pudiera montar una especie de decorado teatral, a lo que el hombre respondió: ‘no, no exactamente, pero lo que sí tenemos es un teatrillo en el granero, ahí atrás’. Nos quedamos pasmados de la sorpresa, ¡aquello era perfecto! Esa era la suerte que necesitábamos. Imposible de prever y un auténtico regalo caído del cielo que nos dio un magnífico valor a la producción”.
  Otro reto de reproducir creíblemente el mundo de 1880 fue eliminar todos los elementos modernos de las localizaciones de rodaje. Paki recuerda: “Por ejemplo, convertimos el cuartel de Collins Barracks, en Dublín, en la calle Skinner de Londres, con la tienda de Godwin. El decorador de set Kevin Downey consiguió todo tipo de cosas interesantes, des de basura hasta conchas de ostras y carros, que funcionaron muy bien en todos los casos”.
  En cuanto a sus escenas favoritas, en calidad de diseñador de producción de la película, “son las escenas en la finca de Ginebra, donde creo que hay una gran cantidad de detalles y la energía es simplemente maravillosa”. Acerca de Elle Fanning, quien interpreta a Mary Shelley, Paki asegura que “fue genial que Elle quisiera hacer la escritura física de la película. Marca una gran diferencia, hay una gran cantidad de documentación disponible acerca de cómo se escribía en aquel entonces, así que no costó demasiado hacerlo correctamente”.
  El rodaje de Mary Shelley tuvo lugar en Irlanda y Luxemburgo, y Paki recuerda que “la película se debe hacer dentro de unos límites y unas fronteras. Estos límites los determina el presupuesto, la agenda de rodaje y, en el caso de este filme, un factor determinante fueron los dos países distintos. Básicamente hicimos la mayoría de sets que representaban los exteriores de Londres en localizaciones de Dublín, y los interiores de la casa Godwin en un decorado de Luxemburgo. El trabajo de pintura de los sets luxemburgueses es uno de los mejores en los que he trabajado, y el jefe de construcciones, Bart van Lint, tuvo una gran parte de la culpa de ello”.

LOS CUATRO PRINCIPALES. ACTORES Y PERSONAJES...
Elle Fanning / Mary Shelley:
  “Sentí una gran responsabilidad al interpretarla. Estás creando un personaje con numerosas capas”, admite Elle, hablando de su retrato de la autora. También es consciente de los retos que supone interpretar el arco evolutivo de Mary en su transición de jovencita a adulta y creadora consolidada, y explica que “es la historia de una chica que crece y encuentra su voz propia saliendo de las sombras de su familia”. Sobre los matices del personaje de Mary Shelley, Elle comenta que “es un espíritu libre, poderosa y considerada. Se fija en todas las cosas. Es curiosa y muy observadora”.
  Al hablar de cómo preparó el papel, Elle explica: “Leí mucho, obviamente lo primero que hice fue leer Frankenstein. Todavía tengo el ejemplar conmigo y de vez en cuando lo releo antes de acostarme, solamente para oír la voz de Mary. Está escrito con una gran belleza”.
  Para los productores, fue importante seleccionar a una actriz que tuviera la edad apropiada. “El papel requería de alguien que pudiera interpretar el papel de la forma más auténtica pero también que tuviera suficiente solidez interpretativa para asumir un espectro dramático tan amplio, que va des de la Mary adolescente hasta la condición de mujer adulta que defiende su creación, enfrentándose a los convencionalismos de su sociedad. Así pues, Elle llegó por una especie de selección natural”, recuerda Amy Baer, a lo que añade: “El papel de Mary coincide con la vida personal de Elle y su mayoría de edad. Tuvimos mucha suerte porque ella nunca había hecho un drama de época y se quedó prendada del viaje personal de Mary, así que la actriz y el personaje maridaron a la perfección”.

Douglas Booth / Percy Shelley:
Hablando de su familiaridad con Percy Shelley antes de llegar al proyecto, Douglas reconoce: “Realmente, al principio no sabía gran cosa de él, pero cuando investigué un poco y me documenté, y leí su poesía me di cuenta de que era un anarquista; quiso ser un revolucionario”. Y añade “Es mucho más que el típico amante y poeta romántico, realmente ES un personaje con puntos oscuros. Tiene muchos rasgos maravillosos pero también tiene muchos otros que son realmente devastadores para los que le rodean”.
  Para entender el personaje que estaba a punto de interpretar, Douglas afirma que leyó numerosos libros, incluyendo la elogiada biografía de Richard Holmes Shelley: The Pursuit. “De toda aquella información surgió muy visiblemente el concepto de ser perseguido: perseguido no solo por sus acreedores, por su familia y por el Sr. Godwin cuando se fuga con sus hijas, sino también por sus demonios interiores y su deseo de vivir una vida que en aquellos tiempos era tan poco convencional”.
  “Shelley era un hombre que entraba en cualquier lugar y causaba sensación entre las mujeres, así que quisimos asegurarnos de que esta característica también aparecía, y Douglas la tiene. Douglas desprende un encantador equilibrio entre oficiosidad y pomposidad, pero también es alguien vulnerable y muy enamorado de Mary. Estuvimos viendo a un gran número de actores, y Douglas sobresalía en estas dos facetas”, recuerda la productora Amy Baer. El también productor Alan Moloney, añade que “en el casting para el papel de Shelley, las referencias por las que nos guiábamos eran Mick Jagger y Marianne Faithful, o Pete Doherty y Amy Winehouse, todos ellos con un punto decadente, y necesitábamos a alguien que complementara a Elle y lo que ella aportaba al personaje de Mary”.

Tom Sturridge / Lord Byron:
“Para mí, creo que Byron está arruinado pero es valiente, es impredecible y apasionado. Byron fue un personaje en sí mismo, una deslumbrante figura histórica. Lo primero que hice fue leer su poesía y sus cartas y consulté algunas de sus biografías para tener una idea de la persona que fue”, comenta Tom. Sturridge se dejó bigote para interpretar el papel y confiesa que se inspiró en el famoso retrato Lord Byron con traje albanés, pintado por Thomas Phillips, donde aparece con bigote.
  El productor Alan Moloney dijo: “Tom guarda un interesante parecido con el personaje. Estamos acostumbrados a la idea de que Byron era guapo y caballeroso, pero de hecho no lo era especialmente. Y lo que Tom ha aportado al personaje es la excentricidad que sí tenía Byron”.

Bel Powley / Claire:
“Estas mujeres, Claire y Mary, tenían un pensamiento realmente avanzado para su edad y su época. Es una interesante prospección interpretar un papel basado en el siglo XIX pero que en realidad es también moderno; parecen unas chicas de los joviales años 60 inmersas en 1800”.
  En cuanto a la preparación de su papel, Bel explica que “hay mucho material para documentarse, y afortunadamente se conservan muchas cartas auténticas de Claire, así que puedes hacerte una idea de cómo era a partir de lo que escribía. Cuando interpretas un personaje que existió de verdad, lo que quieres es honrar a esa persona y hacerle justicia, especialmente a una mujer tan extraordinaria como esta”.

LA PREPARACIÓN...
  Los actores principales documentaron sus personajes comenzando por una relectura de Frankenstein, así como de las obras de Shelley y Byron, y de toda la correspondencia que todavía se conserva. Tal como Elle dijo, “cuando interpretas a una persona real sientes una gran responsabilidad”.
  “Lo primero que hice fue leer Frankenstein”, dice Elle. “Desconocía los detalles específicos de su vida, así que para mí resultó muy interesante. Claire y Shelley eran como hippies de los años 60: estaban avanzadas a su tiempo”.
  Además de leer la correspondencia de Claire, Bel aclara: “por supuesto que leí Frankenstein, es una obra sensacional. También he leído mucho de Byron” para preparar el papel.
  Ben Hardy explica: “Yo de hecho estudié Frankenstein en la escuela, así que la releí, junto con los escasos trabajos de Polidori, quien murió a los 25 años de edad. También leí algunas de las obras de Byron y Shelley, ya que no repasaba el movimiento romántico desde que era estudiante”.
  Sobre la preparación del personaje de Shelley, Douglas dijo: “mi proceso implicó una investigación del personaje y leer todo lo que pude. Leí Percy Shelley: The Pursuit y Being Shelley”. Durante su documentación, Booth asegura que “empecé a intentar averiguar quién era esa persona y encontré numerosos datos realmente interesantes y fascinantes”.

LA ESCENA FAVORITA...
  Para Elle, “Sin duda alguna, es la escena donde me siento a escribir Frankenstein. Es una escena enorme, inmensa. Los chicos de atrezo me dieron papel y pluma, y todos los escritos que aparecen en la película son de mi puño y letra”.
  “Me encantan todas las escenas en las que suceden muchas cosas y tienes muchos elementos con los que jugar”, expresa Bel.
Para la directora Haifaa, son las escenas de Percy y Mary, “hay escenas muy apasionadas entre ambos; disfruté mucho dirigiéndolas”.
  Amy Baer, como productora, dice que es una escena entre Mary y Shelley, cuando ella se enfrenta a él por primera vez acerca de su presunta infidelidad. “Es el momento de la historia en que Mary crece de golpe y la interpretación de Elle nos deja a todos boquiabiertos”.   Las escenas favoritas del también productor Alan Moloney son las secuencias de Byron en Suiza. “Para mí, esta sección concreta de la historia siempre me ha llevado a compararla con la etapa que los Rolling Stones pasaron en el sur de Francia”.

MENSAJE...
  A pesar de que la película es un drama de época ambientado a principios del siglo XIX, Mary Shelley tiene un mensaje de lo más moderno. Tal como dice Tom Sturridge, “trata de la emancipación del alma de una chica joven, y creo que cualquiera que sea el periodo en que te encuentres, puedes reconocer ese deseo de libertad”.
  Alan Moloney cuenta de Mary Shelley “es la historia de la mayoría de edad de una chica que, a través de su experiencia vital, es capaz de expresar con su escritura la salida a flote de los conflictos y demonios a los que se ha tenido que enfrentar”. Amy Baer añade: “es la historia de la mayoría de edad de una chica joven que trata de encontrar y poseer su voz propia, y creo que eso es masivamente universal, haya tenido lugar hace 200 años o dos semanas. Y ya se sabe que Frankenstein es también el precursor de todas las novelas de ciencia ficción, ¡y la escribió una mujer!”
  La directora Haifaa Al-Mansour sostiene que “la cinta transcurre hace 200 años, pero tienes la sensación de poderla asociar al presente. Aquellos chicos rompieron barreras. Quitadle el vestuario de época y creo que hay algo en esta película con lo que cualquier joven de 18-19 años se podría identificar”.

LA COMPOSITORA...
  Amelia dice que “Frankenstein siempre ha sido un libro de referencia y lo he leído varias veces, pero no sabía nada acerca de Mary Shelley. Me quedé atónita al saber la edad que tenía cuando escribió la novela”. Acerca de Mary, admite: “Me tiene totalmente fascinada, tanto ella como todos sus logros. Conseguir todo lo que consiguió en la época que vivió es todo un milagro”.
  Cuando habla de cuál fue su inspiración, Amelia dice simplemente “Siempre era Mary. Quise que la música reflejara al personaje, el viaje emocional , y que SIEMPRE fuera desde su punto de vista”.
  Acerca de la banda sonora de Mary Shelley, Warner explica que “se divide en dos facetas: Mary y el Monstruo. En Mary hay esta historia de amor con Percy, sus fortalezas, sus decepciones, su gran pérdida y su inspiración. El tema del Monstruo versaba más sobre las historias de fantasmas que obsesionaban a la propia Mary, el Otro Mundo y la oscuridad del Monstruo que habita en su interior”.
  Sobre el proceso musical, Amelia cuenta que “encontramos a unos músicos extraordinarios y a dos cantantes increíbles que conforman la mayor parte de la banda sonora. Contamos con una soprano y una contratenor, a quienes hicimos cantar de una manera muy expresiva. Por ejemplo, cuando las cosas empiezan a salirse de madre en esas escenas de Ginebra, tenemos a las cantantes gritando y subiendo y bajando escalas hasta crear una atmósfera de desorientación”.
  Concretamente, refiriéndose a la escena de Ginebra, Amelia confiesa que “fue un corte difícil y se tardó bastante en conseguir interpretar la pieza correctamente. Ahí la voz era tan importante como lo eran las cuerdas que sonaban algo discordantes. También utilizamos respiraciones y latidos para sentir como si lo estuviéramos experimentando igual que Mary”.
  Acerca de la cohesión global de la banda sonora, Amelia dice: “Utilizamos muchos sintetizadores superpuestos a la orquesta. Desde el principio quise que hubiera algo intangible en la música. Las cuerdas reales fusionadas con sintetizadores electrónicos creaban una extraña sensación y una modernidad que creo que encaja muy bien en el personaje de Mary”.
  Amelia agrega: “Me sentí honorada cuando me pidieron que trabajara en esta increíble historia acerca de esta increíble mujer y de cómo llegó a escribir esta icónica novela”.


ENTREVISTA A LA DIRECTORA...
Háblenos de la historia que hay detrás de Mary Shelley. ¿Cómo se incorporó al proyecto?...
Los productores me enviaron el guión y tengo que admitir que al principio me mostré escéptica. Pensé que aquella historia me resultaría muy ajena, ya que la época en que se ambienta está muy alejada de la que a mí me hace sentir cómoda. Pero cuando leí la historia de Mary Shelley, sentí una inmediata conexión con ella. Se crió en aquella cultura tan conservadora, donde los roles de las mujeres estaban tan restringidos y las oportunidades no podían ser más limitadas. Pero ella se sobrepuso a todo esto y escribió una historia que todavía hoy sigue cautivando la imaginación de los lectores. Lo que más me encanta es que eligió escribir un libro que se salía completamente de los límites de lo “aceptable” en la literatura escrita por mujeres, y creó un género (ciencia ficción) que sigue estando dominado por voces masculinas. Escribió un libro que desafió a la doctrina religiosa y levantó nuevos interrogantes acerca del impacto que tendría en la sociedad la experimentación científica sin limitaciones.

¿Qué paralelismos ve, si los hay, entre la historia de 'Mary Shelley' y 'La bicicleta verde'?...
Aunque se enmarcan en épocas y mundos distintos, la historia de Mary tiene unos interesantes paralelismos con Wadjda, la protagonista de la de La bicicleta verde. Ambas son mujeres jóvenes que luchan contra las estructuras sociales conservadoras para perseguir las vidas que ellas quieren vivir. Ambas son mujeres que siguen sus corazones sin tener que pedir perdón a nadie, contra las normas y las expectativas de sus sociedades, sin compromiso de alcanzar un triunfo personal.

¿Puede hablarnos de su experiencia en la realización de esta película?...
Después de trabajar anteriormente dentro de sistemas que son mucho más rígidos, donde debemos ser muy cuidadosos con los problemas de sensibilidades y con según qué decimos y cómo lo decimos, resultó muy liberador trabajar en un proyecto en el que no hay limitaciones. Fue extraordinario trabajar con un equipo tan profesional y experimentado, que podría materializar cualquier guión que se les pusiera delante. La escala y la belleza del diseño de producción fueron deslumbrantes.

¿Qué es lo que distingue Mary Shelley del resto?...
Mary Shelley es la extraordinaria historia real de una mujer que luchó contra las constricciones de su sociedad para crear una historia que permanecería más allá de los trabajos de sus coetáneos, incluyendo sus brillantes padres y marido, para influenciar a generaciones de escritores y soñadores con un género completamente nuevo: la ciencia ficción. Su propia historia personal me resulta extrañamente familiar porque gran parte de ella acabó impregnando alegóricamente a Frankenstein. Todos conocemos la historia básica, pero su viaje revela muchas más capas y profundos elementos filosóficos que ayudan a entender el porqué del duradero éxito de la novela.

¿Tiene la sensación de que las cosas han progresado para las mujeres desde la época de Mary Shelley?...
Muchos de los problemas a los que se enfrentaba Mary Shelley siguen afectando a las mujeres de hoy. Filosóficamente, la forma en que Mary persiguió los objetivos de su vida, sin reparar en las limitaciones morales o sociales, supuso un gran shock para el público en aquél entonces. Mientras que ese mismo comportamiento habría sido más aceptable para un hombre, la presión pública por ser casta y moralmente pura sigue siendo un elemento contra el que las mujeres actuales todavía luchan. Es triste, pero hasta sus esfuerzos por publicar el libro con su propio nombre son el reflejo de una sociedad reticente a dar cobijo a obras de ciencia, terror u otros géneros tradicionalmente masculinos que estén escritas por una mujer. Y eso nos lo encontramos todavía hoy. Fijaos en el libro The Outsiders. Sara Hinton tuvo que abreviar su nombre a S.E. Hinton para que los lectores no supieran su género tan solo con ver la portada. No creo que la mayoría se haya percatado de eso, pero era algo que sus editores tenían muy presente (y lo siguen teniendo) a la hora de publicar su obra. Siempre que una mujer escribe algo que se salga de sus límites aceptables para el género –romance, cocina, infantil–, apreciamos que todavía hay un gran camino por recorrer en la eliminación de barreras que libere el potencial de la voz femenina en nuestra sociedad.

¿Por qué cree que la historia de Mary Shelley resonará en el espectador moderno? ¿Y qué es lo que hace su vida tan interesante como para explorarla en una biopic?...
Para mí era una gran responsabilidad ser precisa y honrar el legado de Mary Shelley de una forma en que el espectador moderno se pudiera sentir identificado. La historia de su vida es un aspecto importante del legado de Frankenstein, una novela tremendamente apreciada por muchas personas y por muchas razones. Así que me quise centrar en aspectos de su viaje personal que quizá no fueran tan conocidos, pero que fueron clave para entender todo lo que implicaba su escritura. Fue un reto maravilloso, con un reparto y un equipo técnico magníficos que hicieron posible la materialización de su vida en una hermosa y emotiva historia.

Al documentarse para el proyecto, ¿descubrió algo que le sorprendiera de la vida y obra de Mary Shelley?...
Me sorprendió mucho que la vida de Mary Shelley acabara en Frankenstein. Elegí centrarme en las relaciones que tuvo con sus padres y en la tumultuosa relación con Percy Shelley. Todas estas influencias se hicieron un lugar en el libro, y resalta más su simbolismo cuando sabes por todo lo que pasó. Luchó por vivir una vida sin compromisos, por emerger de las sombras de sus reputados padres y experimentó una enorme pérdida y tristeza. Cuando releí Frankenstein me dejó tocada en qué gran medida el viaje del monstruo de Frankenstein refleja muchos de los acontecimientos trágicos de su propia vida.

¿En qué medida le era familiar la historia de Frankenstein antes de incorporarse a este proyecto?...
Conocía algo de la historia básica y tenía esa imagen icónica del monstruo verde con tornillos en el cuello que se ha convertido en piedra angular de las historias de terror de la cultura pop moderna. También había leído la novela en la universidad, pero allí no dedicamos demasiado tiempo a estudiarla o a pensar sobre la obra. Ahora, sin embargo, significa mucho para mí.

¿Cómo es su relación con la guionista Emma Jensen?...
Me encantó la historia troncal que Emma desarrolló en el guión. Me condujo a un estudio mucho más profundo del material, así como de las distintas obras que rodeaban a la trama. Me sorprendió enormemente cuando leí la introducción de Frankenstein porque revela mucho en muy pocas páginas acerca de lo que llevó a Mary Shelley a escribir el libro. Su amor por Percy y por su padre, quienes influyeron en la creación de Victor Frankenstein, resulta muy claro en esas páginas. También leí mucha de la obra de Percy, pues las conversaciones y las ideas compartidas de la pareja fueron también una importante parte de la obra global de ella. Por último, leí la Reivindicación de Mary Wollstonecraft de los Derechos de las Mujeres, que ejerció una clara influencia feminista en la vida de su hija Mary, incluso a pesar de haber muerto cuando Mary tenía sólo 10 años.

¿Puede hablarnos del proceso de casting?...
Elle reúne todas las cualidades que buscábamos durante el casting para Mary. Mary Shelley solo tenía 18 años cuando escribió Frankenstein, así que necesitábamos a alguien con frescor y joven para enfatizar su jovialidad e inocencia. Pero a la vez, necesitábamos a alguien que pudiera sacar el fuego del alma interior de Mary, así como su sorprendente fuerza, actitud desafiante e intelecto, que son los elementos clave de su historia vital. Elle fue capaz de encarnar a la perfección esta mezcla de juventud y poder interior.
Douglas Booth sorprenderá también a muchos espectadores con su interpretación en este largometraje. Percy Shelley es un personaje complejo, una extraña mezcla de genio carismático, poeta romántico, rebelde escandaloso e inconformista irresponsable. Douglas fue capaz de asumir todas estas efervescentes y explosivas emociones para crear un personaje lleno de maravillosos matices. Bel Powley también fue la selección perfecta para interpretar a Claire, la hermana de Mary. Es un personaje de gran importancia en la vida de Mary y que influye en la parte emocional de la historia de Mary. La interpretación de Clair nos rompe el corazón. ¡Y esperad a ver a Tom Sturridge como Lord Byron! Aportó una energía y un entusiasmo al set que llenó de vitalidad a todos los que le rodeaban.
Me siento inmensamente afortunada por haber trabajado con un reparto tan extraordinario como este. Cada uno de los actores me sorprendió y me impresionó. Fue un gran placer trabajar con unos actores del nivel más alto de la profesión.

¿Podría describir cómo es trabajar con la diseñadora de vestuario Caroline Koener?...
El trabajo de Caroline en esta película es extraordinario. Quería un look que fuera de época y creíble, a la vez que suficientemente elegante y a la moda como para llamar la atención de las sensibilidades modernas. ¡Y captó perfectamente lo que le pedí! Cada una de las prendas que aparecen en la película son divinas. Quise que la película diera a modernidad actual, independientemente de la época en que se ambienta, por lo que era crucial tener una ropa con sensibilidad moderna para conseguir nuestro objetivo.

¿Cuál es el mejor recuerdo que se lleva del set?...
Hay una escena épica, en la que Elle se dirige a la librería de la calle Skinner, que tiene un set maravilloso, fascinante e inspirador. Todos los elementos conjuntan a la perfección, era muy hermoso de ver.

¿Qué espera que se lleve el público al ver la película?...
Espero que el espectador vea en Mary una heroína en la que se puedan ver reflejados. No es perfecta ni mucho menos, toma decisiones más que cuestionables y comete errores a lo largo de su viaje. Pero nunca se rinde ante la decepción ni ante la agonía de la pérdida. Ella siempre empuja hacia delante. Es el ejemplo de alguien que toma el peso de la pena y lo transforma en una personal y profunda obra de arte. Habría sido muy fácil para ella darse por vencida en cualquier punto de su recorrido, o agachar la cabeza ante sus distinguidos padres o su brillante esposo, pero ella decidió firmemente encontrar su propia voz.

¿Tiene alguna película o cineasta favorito que haya influido en su trabajo?...
Siempre me ha encantado la forma en que los directores iraníes llegan a expresar tanto en sus películas sin ser demasiado explícitos. Es un estilo que tiene un gran impacto en mí, así como en mi forma de enfocar mis trabajos. Tengo muchos modelos de personajes y películas en los que busco inspiración. Me inspiraron mucho los hermanos Dardeene, especialmente con Rosetta. Aquel largometraje me causó una gran impresión, tanto por la simplicidad de la historia como por la intensidad emocional del joven protagonista. También me entusiasman los hermanos Cohen, de los que aprendí mucho sobre equilibrar temas serios y humor para reforzar el impacto emocional de una película.

¿Cuál es su siguiente proyecto?...
Estoy trabajando en una adaptación de la novela 'Be Safe I Love You'. Es la historia de una soldado norteamericana que regresa a casa de la guerra de Irak y lucha por mantener a salvo a su familia. También estoy desarrollando una cinta saudí titulada 'The Perfect Candidate', acerca de una joven médico saudí que, sorteando su sociedad masculina y conservadora, consigue presentarse a las elecciones municipales de su ciudad. Frustrada después de que le hayan impedido tomar un vuelo en el aeropuerto porque el permiso de viaje que le concede su hombre guardián estaba caducado, se embarca en una absurda campaña contra las estrictas normas sociales, la segregación de género y la influencia de su excéntrica familia.

0.0/5 de 0 opiniones.
VALORACIÓN GENERAL

logo radio directo