Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: Happy Death Day 2U
Año Producción: 2019
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 100 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 12 años
Género: Terror
Director: Christopher Landon
Guión: Christopher Landon. Basado en los personajes creados por Scott Lobdell
Fotografía: Toby Oliver
Música:Bear McCreary
FECHAS DE ESTRENO
España: 15 Febrero 2019
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Universal Pictures


SINOPSIS

Jessica Rothe descubre que morir una y otra vez era sorprendentemente más fácil que afrontar los peligros que le aguardan...

INTÉRPRETES

JESSICA ROTHE, ISRAEL BROUSSARD, RUBY MODINE, SURAJ SHARMA, RACHEL MATTHEWS, SARAH YARKIN, STEVE ZISSIS, WENDY MIKLOVIC, CALEB SPILLYARDS, GIGI ERNETA, LAURA CLIFTON, TENEA INTRIAGO, BLAINE KERN III, TRAN TRAN

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

icono criticasSECUELAS    Feliz día de tu muerte (2017)


MÁS DATOS...  
 

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

UNA Y OTRA VEZ, ARRANCA FELIZ DÍA DE TU MUERTE 2...
   Lunes, 18 de septiembre. El cumpleaños de Tree Gelbman. Un día ya maldito para siempre.
Cuando, en otoño de 2017, Feliz día de tu muerte conquistó el número uno en taquilla el día de su estreno recaudando más de 26 millones de dólares, los espectadores se quedaron impactados con la idea de que nuestra heroína pudiera aprovechar al máximo el último día de su vida, reviviendo una y otra vez las 24 horas que acababan con su asesinato. Sin pedir permiso de nadie para girar las tornas contra su enemigo, Tree perseguiría a su asesino hasta las últimas consecuencias. Dando un giro de tuerca a todos los tópicos del cine de terror, la película consiguió fascinar a los fans con un relato deliciosamente retorcido.
  Inspirándose en clásicos como Atrapado en el tiempo, el director Christopher Landon —cuyas películas anteriores incluyen Paranormal Activity: Los señalados y Zombie Camp— demostró tener un fascinante don para dejarse inspirar por un amplio abanico de géneros y volcar esas ideas en un proyecto de terror.
  Por suerte, Landon, atraído por las historias que entretienen y desafían al público, no estaba aún dispuesto a abandonar el universo de Tree. «No teníamos pensado hacer una secuela de Feliz día de tu muerte, pero se me ocurrió algo durante la postproducción que acabó cuadrando», nos cuenta Landon. «De pronto cobró sentido como continuación de la historia de Tree. Se me ocurrió que tuviera asuntos sin resolver en su vida. Un mundo multidimensional en el que todo fuera prácticamente igual, solo un pelín distinto, me permitió explorar su pérdida personal».
  Contactado por una legión de amigos, fans, y teóricos de la conspiración a partes iguales tras el estreno de Feliz día de tu muerte, Landon recibió con entusiasmo la implicación del público en la narrativa y cómo cada cual había elaborado teorías propias sobre el trasfondo de todo ello. «Cuando hicimos la primera película, todo el mundo tenía su idea particular sobre por qué se producía el agujero temporal», nos dice. «Hasta que no tuve esta idea no me di cuenta de que las claves habían permanecido ocultas. Creamos esta película desde ese punto de partida. El público quería saber qué había originado el agujero temporal, y este era un modo divertido de explorar aquello».
  Al adentrarse más intensamente en las vidas de los personajes y ponerse a escribir, Landon también se dio cuenta de que había dejado sin explorar una serie de tramas de la primera película. «En la primera película, vemos como apagones, pérdidas de conocimiento», nos explica. «En esta película, esos momentos se dan al encender el reactor cuántico. Fui capaz de conectar todos esos puntos y descubrir cosas que es posible que ya estuvieran ahí antes. Según escribía, fue muy divertido ir conectando esos desmayos de la primera película con los de esta».
  Aunque Tree fue capaz de burlar su propia muerte en Feliz día de tu muerte, la secuela brindó a los cineastas la oportunidad de adentrarse más a fondo en lo que ocurría de fondo, fuera del alcance, para explicar el bucle y desvelar más de su tumultuoso pasado. Al comienzo de FELIZ DÍA DE TU MUERTE 2, encontramos a una protagonista que ha hecho las paces con su vida, se ha perdonado y es por fin feliz. Pero, según Landon, cuando Tree se da cuenta de que está encerrada en otro tipo de infierno, se ve obligada a tomar grandes decisiones.
  «Tree está en una situación delicada y tiene que elegir entre su pasado y su futuro», dice. «Puede quedarse en una dimensión y estar con su madre, pero cabe la posibilidad de que pierda a Carter, en tal caso. Esta realidad alternativa que está viviendo en realidad no le pertenece, porque el dolor y la pérdida que sufrió en su momento son esenciales para la persona en la que se ha convertido. Necesita reafirmarse en esos sentimientos y volver. Al principio, no quiere cerrar el bucle, sino quedarse ahí, entre dos tierras. Cuando cobra consciencia de que no pertenece a ese lugar, la película comienza a tratar del regreso a su auténtica realidad». Tras una pausa, añade: «En cierto sentido, es como Dorothy en Oz. Tiene que averiguar cómo volver a su hogar».
  Para Landon, era crucial no caer en la trampa en la que muchos cineastas se han visto inmersos al tratar de mezclar géneros. Para el director, el viaje de Tree es una experiencia de empoderamiento. «Piensa que aún hay alguien tratando de asesinarla, y no quiere convertirse en una víctima», dice Landon. «Tree se niega a ser la única que quede y reinicia su propio día para salvar a sus amigos. Esa actitud le confiere un aspecto heroico a su personaje. En la primera película, es una persona muy egoísta. Ahora, está dispuesta a llegar adonde haga falta con tal de salvarles el pellejo a sus amigos... y a ella misma».
  La película supone la sexta colaboración entre Landon y Jason Blum a través de Blumhouse Productions; y el productor —conocido por taquillazos tan variados y populares como Glass (Cristal), Déjame salir y las sagas de La noche de las bestias y Paranormal Activity— estaba dispuesto a poner en marcha una segunda parte con Landon. Cuando leyó el guion de Landon para la secuela, Blum tardó el mismo tiempo en firmar para hacerla que Tree en despertarse después de morir.
  «Feliz día de tu muerte tuvo una gran acogida tanto comercialmente como entre la crítica porque el público se enamoró del personaje de Tree, encarnado por el increíble talento de Jessica Rothe», asegura Blum. «La experiencia que Tree sufre en la primera película la convierte en una persona más amable, con la que es más fácil empatizar. Al final, se convierte en un personaje triunfador, una versión mejorada de sí misma, y creo que eso cala muy bien entre el público».
  Cuando Landon acudió a Blum con el guion de FELIZ DÍA DE TU MUERTE 2, este quedó impresionado con el modo en que el director había conseguido expandir el universo y manejar esa fina línea entre la comedia y el terror. «Normalmente, las secuelas encajan en el mismo género que sus predecesoras, pero Chris ha sabido forzar los límites y ampliar el aspecto cómico», dice Blum. «Cuando se le ocurrió el modo de continuar con la historia de Tree virando hacia un género distinto dentro del canon de Feliz día de tu muerte, a mí me pareció fantástico. En primer lugar, es una película aterradora con muchos elementos divertidos. Chris es un extraordinario guionista/director, y es capaz de recorrer esa inusual línea. Es complicado hacer una película en la que el público se esté riendo en un momento y pegando un chillido al siguiente. Él es una de las pocas personas que sabe cómo conseguirlo».
  De igual modo, el productor supo apreciar la profundidad del desarrollo de los personajes que Landon fue capaz de aportar a la historia. «Esta vez hay mucho más en juego, emocionalmente hablando, porque tanto el padre como la madre de Tree están vivos, y el bucle afecta a un elenco de personajes mucho más amplio, no solo a la protagonista», elabora Blum. «Chris ha sabido conseguir que la historia resulte novedosa creando algo más del tipo película coral. Este proyecto, por tanto, abarca un ámbito mucho mayor. Conocemos al equipo responsable de la máquina que genera los bucles temporales. Hay todo un grupo de estudiantes que han creado un dispositivo fabuloso, o terrible, según se mire».

SECRETOS DEL EQUIPO DE ESCENAS PELIGROSAS...
    El reparto y el equipo técnico de FELIZ DÍA DE TU MUERTE 2 elogian el trabajo de los extraordinarios profesionales que ejecutaron las escenas peligrosas de la película, algunas muy temerarias. «Nuestro asesino no va solo a por Tree en esta película, sino a por más gente», explica Landon. «La capa de ciencia ficción que hemos añadido eleva la película a otro nivel y hace que las escenas peligrosas sean más descabelladas que nunca. No hay ninguna discreta o poco vistosa y, de hecho, hay algunas muertes por todo lo alto, parte de las cuales fue todo un desafío llevarlas a cabo. No me puedo ni figurar cómo podría haberlas hecho sin nuestro increíble equipo de escenas peligrosas».
   Hablando de intérpretes, Kelly Phelan, que ha trabajado en ambas partes de la saga, no puede evitar reírse si piensa que ha tenido que “morir” más de 20 veces, lo que es «un auténtico sueño para un actor de escenas peligrosas». Phelan reflexiona: «Todos nos respetábamos y trabajábamos duro para crear un producto de gran calidad. Es la actitud de la que nos hemos impregnado gracias a Chris Landon. Es una maravilla trabajar con él; su creatividad y su actitud fueron contagiosas e inspiradoras. Fue un honor participar en la primera, y una alegría inmensa que confiara en mí también para esta segunda».
  «Jessica no es solo una actriz de gran talento, sino un ser humano excepcional», prosigue la intérprete. «Respeta a todo el mundo de igual modo y desprende una energía en su presencia totalmente contagiosa. Estaba dispuesta en todo momento a ensayar y trabajar conmigo y el coordinador de escenas peligrosas Mark Rayner para asegurarse de que las escenas de acción quedaran perfectas. Sentía un gran respeto por la acción de la película y, gracias a su buen estado de forma y a sus ganas de aprender, fue capaz de realizar muchas de las escenas peligrosas. Se quedaba hasta tarde e incluso acudía cuando no estaba rodando para verme hacer mis escenas. Siempre me elogiaba y me daba las gracias por hacer “las cosas que dan miedo”. Sería un auténtico privilegio volver a trabajar con Jess, y me encanta ver cómo despega su carrera de actriz. Es una auténtica estrella».

ALEGRÍAS Y DESAFÍOS DE LA NARRACIÓN EN BUCLE...
   Para el diseño de la secuela, el director y guionista Landon confió en los colaboradores de la primera película, a los que también sumó nuevos profesionales para rendir homenaje a la original. Con ese objetivo en mente, el equipo regresó a la Universidad de Loyola en Nueva Orleans para rodar en el campus de Bayfield, la principal localización de la primera entrega.
   «El mayor reto es que no podíamos ser repetitivos», dice Landon. «Era consciente desde el principio de que teníamos que mover todo en la trama a gran velocidad. La idea era ser añadiendo piezas y haciendo avanzar la historia. Por ello, por el propio diseño de la película, el ritmo es trepidante».
  El director de fotografía Toby Oliver, el supervisor de efectos visuales Oliver Taylor y el compositor Bear McCreary regresaron para dirigir y apoyar a los nuevos integrantes del equipo técnico, que incluyen al diseñador de producción Bill Boes, el montador Ben Baudhuin y la diseñadora de vestuario Whitney Anne Adams.
  Aunque encantado de contar con nuevos colaboradores uniéndose a los miembros principales de su anterior equipo, Landon admite que uno de los mayores retos fue recrear los sets de la primera película. «Cuando volvimos al hospital de Luisiana que habíamos utilizado para la primera película, descubrimos que lo habían demolido»; cuenta Landon. «Total, que tuvimos que echar el resto recreando pasillos, habitaciones... Todo. Además, normalmente, las producciones destrozan los sets y se deshacen del mobiliario. Hubo que recrear hasta el último detalle, desde la ropa de los actores a sus peinados y maquillaje. Constantemente cazábamos algún descuido y arreglábamos pequeños detalles. Aunque fuesen extras pasando por allí, había que recrearlo tal y como se mostró en el pasado. Conseguirlo a una escala tal fue una tarea inmensa para todos».

CREANDO UN MUNDO DE REACCIONES FISICAS Y REFLEJOS...
   En la primera película, los lugares más frecuentados fueron el desordenado dormitorio de Carter y Ryan y la cuidada casa de la hermandad de Tree, Lori y Danielle. FELIZ DÍA DE TU MUERTE 2 amplía nuestra experiencia y las interacciones en el campus de Bayfield. Desde la oficina del decano al laboratorio de física cuántica, vemos cómo el infinito bucle temporal comienza en el campus... y cómo Tree planea detenerlo para siempre.
  Buscando crear una estética propia para FELIZ DÍA DE TU MUERTE 2, Landon incorporó a Bill Boes. El diseñador de producción explica su enorme interés en unirse al proyecto: «Chris sabe lo que necesita para contar la historia y siempre está abierto al debate. Uno de los aspectos geniales de esta película es que el público podrá explorar qué causó el bucle temporal de la primera. A Chris se le ocurrió que la razón fuera ese experimento estudiantil fallido. Así, unos pocos estudiantes de física cuántica, al construir en el laboratorio de ciencias una máquina de aceleración de partículas, crean por error un bucle temporal».
  De hecho, la máquina está basada en una investigación actual de física cuántica que el equipo descubrió, dando así con el impresionante elemento de atrezo que marca gran parte del arco narrativo. «Está lleno de detalles: cables, tornillos, lentes, sensores de calor...», enumera Boes. «Chris siempre supo con exactitud lo que quería, pero también le gustaba que desarrolláramos las ideas. Decidimos crear un armazón en la que la máquina pudiera sostenerse. Eso nos permitió ponerla a una altura que facilitara la interacción de los personajes con ella. Y, además, le añadimos ruedas».
  Resulta que el diseño del laboratorio de física surgió de un sueño que Boes tuvo cuando comenzaba a trabajar en la película. «La noche antes de leer el guion soñé con cristales y reflejos», explica. «Se me ocurrió que estaría genial incorporar cristal al decorado. Así, el cristal refleja y representa los múltiples universos, lo cual se convierte en una buena metáfora visual para los personajes. A Chris le gustó tanto la idea del cristal que creó una escena en la que los estudiantes salen despedidos atravesándolo, de forma que el universo queda hecho añicos. ¡Un colofón épico!».

CREANDO EL LOOK DEL TERROR DE CIENCIA FICCIÓN...
  Inspirándose en el trabajo de Landon y Boes, el director de fotografía Toby Oliver, que repite en la saga, habla en nombre de muchos de sus compañeros cuando reflexiona acerca de por qué se unió a la producción: «No dudé cuando Chris me pidió volver con la secuela. Fue genial volver a formar equipo con él. Tiene un talento natural para dirigir y es maravilloso tenerle en el rodaje; aporta montones de ideas originales que es divertidísimo ejecutar con la cámara, como la ocurrencia de que Tree se lance de un avión con solo un bikini puesto. FELIZ DÍA DE TU MUERTE 2 estuvo llena de cosas así».
  Como Landon tenía claro que quería conseguir una apariencia visual similar a la primera entrega, el departamento de Oliver volvió a usar la misma cámara y lentes —la compacta y ligera ARRI Alexa Mini, con lentes Angenieux Optimo y Cooke S4— que usaron para rodar Feliz día de tu muerte.
  Y como hicieron entonces, el equipo rodó casi todo con las lentes Angenieux de 15-40 milímetros, 28-76 milímetros y 45-120 milímetros. Según Oliver, «Todas generan una imagen preciosa y nos dan flexibilidad para ajustar los tamaños de plano sobre la marcha. Especialmente en Steadicam, que a Chris y a mí nos gusta usar mucho».
  Mientras que las cámaras y las lentes fueron las mismas para conservar el mismo aspecto para ese mundo en expansión que es la secuela, los cineastas usaron otro enfoque en lo relativo a las tonalidades. En el original, el color comenzó siendo cálido y natural —al estilo de una tradicional película sobre universidades—, pero progresivamente fue inclinándose hacia un tono más verdoso, como las películas de David Fincher, según Tree continuaba muriendo a manos del homicida con la máscara de bebé... y repetía una y otra vez el mismo día.
  «En FELIZ DÍA DE TU MUERTE 2, arrancamos de nuevo con el aspecto cálido del campus, pero cuando Tree se ve inmersa en la dimensión alternativa, cambiamos a un tono más azulado, con muchos contrastes, como de alta tecnología», explica Oliver. «Eso también refleja el tono de casi ciencia ficción que la película toma cuando nuestros intrépidos estudiantes tratan de encontrar la forma de enviar a Tree a su propia dimensión. Este nuevo look está inspirado en películas de superhéroes como Iron Man, pero también, por supuesto, en el clásico Regreso al futuro II, piedra angular para todos nosotros y a la que hacemos referencia en la película».

  «Oliver y yo queríamos que las dos dimensiones tuvieran un look distinto», corrobora Landon. «En cuanto Tree se despierta en la dimensión alternativa, optamos por un mayor brillo e imagen más clara y contrastada. Está viviendo una versión mejorada de su vida, así que todo está un poco llevado al extremo, tirando un poco “más allá”. El público lo notará sin lugar a dudas».
  Como FELIZ DÍA DE TU MUERTE 2 es la secuela en bucle de una película en bucle, Oliver tuvo que recrear exactamente el aspecto visual de las escenas de la primera entrega, como las que ocurren en el dormitorio de Carter o las del hospital, cuando Tombs está listo para escapar. «Eso es algo difícil de conseguir 18 meses después, especialmente porque conté con un equipo de técnicos casi completamente diferente, debido a la poca disponibilidad de la gente en Nueva Orleans, que es una ciudad muy ajetreada», relata el director de fotografía. «Pero lo conseguimos, afinando en la postproducción con el experto colorista ALASTOR ARNOLD».
  Hablando de revivir el mismo día una y otra vez..., para cumplir con las exigencias de rodaje y conseguir el aspecto deseado, el equipo tuvo que construir, decorar e iluminar el dormitorio de Carter un total de tres veces: para la grabación de Feliz día de tu muerte, cuando fue necesario volver a rodar alguna escena para esa película y para la producción de la secuela.
  Una de las secuencias clave de la película transcurre en el laboratorio de ciencias de Ryan, cuando el reactor cuántico explota. Oliver cuenta cómo fueron aquellos días de trabajo: «Para los planos realizados con la cámara superlenta Phantom de los protagonistas volando por los aires —después de la explosión que manda a Tree a otra dimensión—, tuve que echar mano de una gran cantidad de luz cercana y así conseguir una buena exposición a 950 fotogramas por segundo. Lo más difícil fue meter en el decorado las bombillas de 20 000 vatios necesarias. Hacía muchísimo calor, pero, con los efectos visuales, el resultado final es fabuloso».
  Afortunadamente, el equipo creó numerosos efectos especiales de iluminación, con pulsaciones, flashes y parpadeos para que el caos provocado por el generador en el campus resultara realista. Como concluye Oliver, «Mi iluminista JAIM O’NEIL y su equipo hicieron un trabajo fantástico usando la última tecnología LED de control remoto, como los paneles ARRI Skypanel, para conseguir efectos muy chulos con muy poco tiempo de preparación».

LOS EFECTOS VISUALES...
  Los supervisores de efectos visuales de Ingenuity Studios, Oliver Taylor y la coordinadora KIMBERLY MURPHY, trabajaron en estrecha colaboración con el equipo de diseño de producción y los cámaras para llevar los efectos visuales de la secuela a otro nivel. Desde los sustos hasta las resurrecciones de Tree, todo iba a ser más a lo grande, con el beneficio añadido de que las referencias y los guiños a la primera parte harían que la continuidad resultara mucho más impactante.
  Para Taylor, el mayor reto de la película en cuanto a efectos era la importancia del aspecto visual a la hora de comunicar información vital de la trama. «Había muchos elementos visuales que debían quedar bien y dar en el clavo con detalles específicos de la trama», explica. «Estaba claro que, de lo contrario, la película los sufriría».
  Es la segunda vez que Ingenuity Studios trabaja con Landon, y los artistas presentes en el rodaje aseguran que se encontraron con un líder inmejorable. «Chris nos incorporó en una fase muy temprana del proceso y no tenía miedo de depender de los efectos visuales para algunas cuestiones críticas», comenta Taylor. «A cada paso, incluso cuando las cosas se ponían difíciles, hizo lo que un estudio de efectos visuales necesita de un director. Realmente fue un placer trabajar con él y con el resto del equipo de Blumhouse».
  Los láseres del reactor cuántico fueron uno de los retos creativos más grandes, y Taylor otorga todo el mérito a su equipo de soberbios artistas, que dieron con un ingenioso método para que los láseres quedaran genial de manera rápida. Esta celeridad demostró ser importantísima, ya que las diferentes versiones del montaje exigían ajustes rápidos en numerosas tomas.
  Afortunadamente, la memorable escena del campanario de la primera película vuelve a jugar un papel clave en FELIZ DÍA DE TU MUERTE 2. Al principio, hubo cierto debate sobre si esta referencia a la primera entrega compensaba el coste de construir de nuevo el campanario. Taylor narra cómo fue el proceso: «Como para Feliz día de tu muerte hicimos un modelo del campanario por ordenador, para esta segunda parte pudimos meterlo como un decorado virtual por una fracción de lo que habría costado construirlo en la realidad. Este tipo de colaboración, en la que los efectos visuales permiten que los cineastas hagan cosas que resultarían imposibles de otra manera, es de lo más importante que podemos aportar a un proyecto».

EL VESTUARIO...
   La diseñadora de vestuario Whitney Anne Adams, recién incorporada a la saga, no quiso dejar escapar la oportunidad de trabajar en la secuela de Feliz día de tu muerte. «Me encantó cuando la vi en el cine», confiesa. «Combinaba tres de mis películas favoritas: El día de la marmota, Clueless (Fuera de onda) y Scream. Me chifla todo lo que tenga que ver con viajes en el tiempo y el terror, así que no dudé cuando mi agente me pasó el guion. Es una secuela increíble y lleva la historia por un camino que nunca hubiera imaginado».
   Para la diseñadora, fue una suerte que, desde el principio, el director y ella estuvieran en sintonía. Le pareció que el «gusto y el estilo impecables» de Landon complementaban su habilidad para «tomar decisiones difíciles con rapidez». Nos cuenta: «Chris fue un encanto. Cada vez que le presentaba bocetos o fotografías, coincidíamos en cuál era nuestra opción favorita».
  Es fácil elogiar a los compañeros en una entrevista para un making of, pero Adams deja claro que el proyecto fue una buenísima experiencia. «Siempre me quedaba en el rodaje un poco más solo para estar con Chris, con los actores y con el equipo técnico. Todo el mundo era encantador. No siempre es fácil ser la nueva en una secuela, donde la mayoría de la gente ha trabajado junta antes, pero me sentí una más en la familia de Feliz día de tu muerte.
  Como muchos del equipo técnico contaban con la ventaja de haber rodado la primera película el año anterior, la diseñadora sabía que tenía que ponerse al día. «Tuve que ver la película cinco o seis veces antes de empezar a trabajar solo para asegurarme de que no se me escapaba ningún detalle para sumergirme en este mundo», asegura Adams. «Lo difícil fue integrar mis nuevos diseños en la estética establecida en la primera parte, al tiempo que hacíamos que la nueva película resultara novedosa y sorprendiera al público».
  Jessica Rothe estaba en casi todas las escenas de la cinta, pero como Landon había ampliado el universo de Tree, había otros actores con peso en la trama. Aun así, Rothe trabajó tan agotadoramente como en Feliz día de tu muerte. Para Adams, fue emocionante colaborar con la protagonista de la película. «Jess se ha convertido en una de mis personas favoritas», dice. «No solo es una actriz de enorme talento, además es divertida y amable; fue un placer pasar horas juntas decidiendo sus diferentes conjuntos y debatiendo por qué Tree se pondría uno u otro. A ella todo le queda bien, así que fue un reto tener que elegir. En esta ocasión, el espectador podrá ver más ropa suya y su vestuario contribuirá a mostrar cómo va evolucionando nuestra heroína desde el comienzo de la primera película».
   La diseñadora comprendió que la única forma de que la secuela funcionara era que cada detalle de la primera película encajara con las decisiones de la segunda. Landon y Blum insistieron en que el diseño debía estar cuidado al detalle. En esta nueva entrega, Tree cuenta con 17 cambios de vestuario —y solo dos corresponden a prendas ya vistas en Feliz día de tu muerte. Para los fans más observadores, también hay varios guiños escondidos en la ropa de los personajes. Landon y su equipo han dejado pequeñas pistas escondidas a lo largo de la película. «Por ejemplo, la camiseta de Tree tiene un diseño ligeramente distinto», explica Landon. «Hemos modificado la paleta de colores».
  Aparte de estos curiosos detalles, la diseñadora y Rothe se lo pasaron en grande vistiendo a Tree con conjuntos inesperados. Equipada solo con un bikini y calcetines largos para su salto de altura sin paracaídas, Tree le da un perfecto corte de mangas al universo que se interpone en su camino.
  Trabajar en una secuela con bucles temporales resultó bastante difícil, tal y como cabía esperar. «Tuve que duplicar con total exactitud muchos atuendos de la película original», relata Adams, «y eso incluye escenas multitudinarias con extras diferentes a los originales, que llevaban su propia ropa. Afortunadamente, nuestro departamento de casting pudo conseguir a algunos de aquellos extras de la primera parte, aunque muchos de ellos ya no tenían las prendas que se pusieron en la primera entrega. ¡Nos tocó volver al centro comercial!».
  Adams colaboró diligentemente con el equipo del ayudante del director para estudiar la primera película fotograma a fotograma y tratar de ajustar todos los detalles de la mejor manera posible. «Recuerdo ir de un lado a otro en el rodaje con el auxiliar del segundo ayudante del director, Alex, comprobando en nuestros móviles escenas de la primera película y colocando a los extras todo lo rápido que podíamos para asegurarnos de que todo el mundo estaba en el lugar adecuado, con la ropa adecuada y realizando las acciones adecuadas», comenta.
  En esta secuela hay una escena clave en un partido de baloncesto, en la que el asesino persigue a nuestros protagonistas, que exigió diseñar la mascota-bebé del equipo de Bayfield. La diseñadora afrontó el reto con entusiasmo y se esforzó en crear una mascota lo más siniestra posible. La cabeza tenía que ser una reinterpretación de la máscara de bebé de Feliz día de tu muerte y estar hecha de espuma, pero que pareciera de plástico duro.
  El resultado final es bastante desconcertante, sobre todo viéndolo de cerca. «Sus brazos son un pelín largos de más en relación al cuerpo, que hicimos rechoncho..., como si llevara un pañal lleno debajo del mono. Sabía que con unas Converse blancas clásicas no fallaría. Unos patucos de bebé habrían sido demasiado», concluye, riéndose.
  Como antigua jugadora de baloncesto, Adams revivió su pasado mientras diseñaba el uniforme del equipo rival. «Elaboré una larga lista de nombres para el equipo contrario, pero me encantó que Chris eligiera los Tritones, ya que esa es la mascota de mi alma mater, la Universidad de California en San Diego. A modo de sorpresa, introduje los apellidos de muchos miembros del equipo técnico en las camisetas. A Chris le di en número 1, como nuestro valiente líder, y a Jason le di el 13, en honor a la terrorífica tradición de Blumhouse. A mí me puse el número 22, que era el número que lucíamos tanto mi padre como yo cuando jugábamos en el instituto.
   Adams está contenta de que el público vaya a poder descubrir una nueva perspectiva de la trama con personajes que hasta ahora no se conocían en profundidad. «Tanto Carter como Ryan pasan mucho tiempo con los modelitos de la primera película, pero el atuendo de Ryan no lo teníamos por duplicado», cuenta. «Como tiene bastantes escenas peligrosas, tratamos de encontrar réplicas para cada pieza».
  Para ello, el equipo de vestuario tuvo que tirar de creatividad. «Amy, mi supervisora estrella, consiguió localizar un chaleco, aunque era una talla más pequeña», explica Adams. «Desafortunadamente, no pudimos encontrar nada más. Di con camisetas de la misma marca, pero blancas. Así que compré unas cuantas y pinté encima las manchas negras para que fueran iguales a la prenda original».
  FELIZ DÍA DE TU MUERTE 2 ha sido el segundo proyecto en el que Adams ha trabajado con Suraj Sharma, con quien coincidió por primera vez en el rodaje de Killerman, película para la que ella diseñó antes de embarcarse en esta producción. «Su vestuario en las dos películas no ha podido ser más diferente», asegura Adams. «Fue divertido ayudarle a convertirse en un personaje completamente distinto. No hay nada como combinar sandalias con calcetines, pero Suraj consigue que funcione».
  Uno de sus diseños favoritos de la película es el vestido que Danielle luce al final del primer tráiler. «Me encantó poder crear conjuntos nuevos para el personaje de Rachel Matthews, porque Danielle lo lleva todo al extremo», confiesa la diseñadora. «Y eso es divertidísimo. Si se celebrara el Día del Espíritu [fecha en la que se muestra apoyo a personas del colectivo LGBT víctimas de acoso escolar] en Bayfield, sabemos que Danielle lo daría todo para ir con el mejor conjunto, así que nos pusimos manos a la obra.
  En la vida real, Rachel es la antítesis de Danielle», continúa la diseñadora. «No podíamos dejar de reírnos mientras preparábamos su conjunto del Día del Espíritu, rematado con un lazo con el bebé de Bayfield. Para hacerlo, diseñé la tela con el logotipo del bebé y la mandé imprimir. Completé el look con unos pendientes de estrella gigantes, una camiseta de Bayfield y una falda vaquera pintada».
  No solo los humanos fueron sujeto de la meticulosa atención de Adams por los detalles. «Me llevé a mi gato Xander conmigo a Nueva Orleans durante el rodaje, y estoy feliz de poder contar que hizo su debut cinematográfico en FELIZ DÍA DE TU MUERTE 2». Y concluye: «Estad atentos a su cameo».

LA MÚSICA...
   En cuanto vio el primer montaje de Feliz día de tu muerte, Bear McCreary supo exactamente cómo quería enfocar su labor musical. Esforzándose por capturar la confianza y la chulería de nuestra heroína, el compositor sintió la necesidad de provocar en el público el mismo terror y alegría que él experimentó viendo cómo Tree salvaba el pescuezo.
  «Mi música para Feliz día de tu muerte fue un híbrido extraño: una mezcla de ritmos sintéticos, lúgubres grupos orquestales de terror y una siniestra grabación de la voz de mi hija pequeña para el asesino de la máscara de bebé», dice McCreary de aquellas composiciones amenazantes, inocentes y extrañas. «Para FELIZ DÍA DE TU MUERTE 2, he llevado aún más lejos aquella inusual combinación».
  Dejándose influenciar por la intrépida trama de la película, su banda sonora mantiene los sonidos extraños y dispares de la original y añade algunos nuevos. «Esta música vibra con florituras orquestales animadas y energéticas, inspiradas en las aventuras de comedia y fantasía de mi infancia», confiesa McCreary. «También toco otros géneros, incorporando instrumentos de viento madera y cuerda para esos toques de ciencia ficción, dilatadas fanfarrias heroicas y sonidos electrónicos frescos y en bucle al estilo de las películas de atracos. ¡Incluso metí un acordeón para una escena al estilo del cine artístico francés!».
  El compositor reconoce que, sobre el papel, la música de FELIZ DÍA DE TU MUERTE 2 da la impresión de ser una locura. «Quizá lo sea», dice riéndose. «Sin embargo, creo que todas estas diferentes influencias se combinan para dar apoyo a la emocionante, divertida, aterradora y tierna película que Christopher Landon ha hecho».

POST-MORTEM...
  Una vez finalizada la fase de producción, los miembros del equipo nos hacen partícipes de lo que esperan que experimenten los espectadores con FELIZ DÍA DE TU MUERTE 2. Para Landon, uno de los aspectos de la secuela de los que está más orgulloso es que: «Esta película es el mejor complemento que podría existir de la primera. Si te las pones seguidas, es como si fuera una sola. Las referencias al pasado son infinitas. Pudimos usar tomas de la primera película no como flashbacks, sino como continuación de la historia. Los fans van a conocer más a fondo a Tree, Danielle, Ryan y Carter, con todos los sustos que esperan, el elemento de ciencia ficción que hemos incorporado y una enorme dosis de humor y emociones profundas».
  Como no podía ser de otra forma, la protagonista de la franquicia tiene la última palabra. «El amor entre Tree y Carter crece, mejora y emociona más que nunca», concluye Rothe. «También está la relación entre Tree y su madre, que es hermosa y especial, aunque enormemente frágil. Pese a ser una experiencia aterradora y traumática, Tree tiene la oportunidad de volver atrás y decir todas las cosas que uno desearía decir a alguien antes de perderlo. Consigue sentarse con su madre, mirarla a los ojos y decirle “Esto es lo que siento por ti”. De ese modo, Tree consigue arreglar su destino».

LOS PERSONAJES...
Regreso a su futuro: Viejos amigos, nuevos enemigos...
Aunque la producción de la secuela comenzó casi un año y medio después del concluir el rodaje de la primera, Landon tenía la sensación de no haber salido de Luisiana. «Se respira un gran compañerismo y mucha amistad entre los actores», dice. «Todos supieron meterse muy fácilmente en el pellejo de sus personajes. Comprendían perfectamente su psicología y sus puntos de vista». Del mismo modo, los nuevos fichajes del reparto encajaron a las mil maravillas en la familia. «Era como si los nuevos actores hubieran estado con nosotros desde el primer día».

Tree Gelbman interpretada por Jessica Rothe...
  Cuando Landon y Blum eligieron a Jessica Rothe para hacer de Tree en la primera entrega, ambos quedaron sorprendidos de inmediato no solo por su talento, también por la tenacidad y resistencia de una actriz que debía aparecer en todas las escenas de la película. Al cubrir toda la gama de sentimientos de un personaje que pasa de ser una desafortunada víctima a una fría justiciera, Rothe demostró riqueza interpretativa, fortaleza y carisma, cualidades que contribuirían al enorme éxito del film.
  El guionista/director se sintió entusiasmado con que su estrella accediera a unirse a la producción para otro bucle temporal. Una de las partes favoritas de la secuela para Landon es el momento en que Tree descubre que está atrapada en el mismo día. «Jessica demuestra una enorme capacidad para expresar la ira de un modo totalmente cómico», nos cuenta Landon. Además, valora mucho lo en serio que Rothe tomó interiorizar los sentimientos de amor y pérdida. «Supo entender a la perfección lo que había en juego emocionalmente en ambas películas, y ha conectado con esta película tanto como con la primera, con una interpretación emotiva y estudiada. Para ambos era importante que el resultado no fuera una película slasher más; queríamos cargarla de corazón y consciencia, y que transmitiera algo».
  Preguntada acerca de por qué aceptó volver para la secuela, Rothe comenta: «El papel de Tree supone un desafío único. Chris ha creado un personaje increíblemente complejo y arrollador, y me siento muy afortunada de haber tenido la oportunidad de interpretarlo. Por eso, cuando me propuso la idea para la secuela, estaba entusiasmada con participar. Es la primera vez que repito un personaje, así que, como es natural, hay momentos en los que me preocupaba no hacer lo que Tree haría, o no estar a la altura. Pero lo bonito de la experiencia es que estábamos ahí casi todo el reparto original, lo que suponía una diferencia brutal. Fue como un campamento de verano, y Chris es un líder increíble. Supo asegurarse de que siempre fuéramos por el buen camino».
  Como Tree rechaza ser una víctima y toma las riendas para salvar su vida, Rothe siente que su personaje es «una verdadera “reina del grito” moderna que arregla el lío que otros han montado».
  La actriz cree que ese poder que Tree conquista por ella misma es la razón de que el público responda positivamente. «A todo el mundo le encantó la primera parte. Creo que por eso Chris pensó que había que hacer una segunda. No solo estamos ante una alucinante mezcla de terror y comedia; además, los personajes son complejos, son gente maravillosa y con matices de la que te encariñas y a la que quieres seguir viendo. Tree es dueña de su destino. Conoce las reglas del juego y se permite pasar un buen rato».
  Rothe agradece que su personaje tenga tantas aristas y se muestra entusiasmada de volver a estar en la piel de una heroína que es a la vez una diva desesperada y una justiciera incansable. «Al encontrarse atrapada en el bucle, Tree evoluciona y se convierte en una persona dulce, atenta y cariñosa», afirma la actriz. «Ella fue siempre así, lo que ocurre es que había construido un muro tras años de trauma».
  Aunque la segunda parte comienza con Tree creyendo que ha aprendido la lección, aún están presentes los elementos básicos que la han convertido en una tipa dura. Según Rothe, «cuando la película empieza, Tree cree que ha pasado el bucle a otra persona. Ryan es quien está experimentando el siguiente día una y otra vez. Así que, aunque está confusa y debe afrontarlo, cree que ya no es su problema. Que se siente aliviada sería poco decir».
  Pero como en las películas de Feliz día de tu muerte nada es lo que parece, Tree no tarda en descubrir que, en realidad, es ella quien ha quedado atrapada en su antiguo bucle en una dimensión diferente. «Al principio no se da cuenta porque los cambios son muy ligeros», comenta Rothe. «Chris y el increíble equipo de efectos han colocado un montón de pistas para los espectadores en este nuevo mundo. Por ejemplo, los dibujos en la camiseta de Tree son diferentes y algunos de los colores han cambiado».
  Según pasa el día, ella va dándose cuenta de cambios más importantes, como que su novio está saliendo con la presidenta de la hermandad estudiantil, algo que supone para ella un auténtico mazazo. Como ocurrió en la primera entrega, la actriz está fascinada por las cuestiones morales que la saga plantea. «Se convierte en una cuestión de “Vaya, resulta que no pertenezco a esta versión de mi vida”», explica Rothe. «¿Será ella capaz de vivir de alguna manera en el pasado, aferrándose a una relación con alguien cercano que perdió, y no estar con Carter? ¿O necesita dar un paso hacia el futuro, asumiendo la pérdida y haciendo que su vida avance? Es muy poco común encontrarse con dilemas así en una película de terror. Te da una increíble sensación de poder».
  A Rothe, tan fan de estas películas como su público, le encantan las escenas peligrosas sorprendentes y cómo el equipo se sirve de ellas para expandir los límites creativos. Es la primera en felicitar a su equipo de escenas de riesgo, tan valiente como el personaje que comparten. «¡Mi doble de escenas peligrosas [KELLY PHELAN] hizo una caída de nueve pisos desde lo alto de un edificio!», cuenta Rothe, entre risas. «Tengo mucha suerte de que fuera ella quien lo hiciera; yo me habría hecho pis encima, sin ninguna duda».

Carter interpretado por Israel Broussard...
  La guía moral en la vida de Tree —y el único aliado en el que puede confiar para hacer lo correcto— es Carter, interpretado de nuevo por Israel Broussard. Una vez más, Broussard le aporta a Carter una honestidad y un encanto que hacen comprender al público por qué Tree no pudo evitar enamorarse de él.
  El intérprete explica qué elementos le han traído de vuelta para este nuevo capítulo, que se resumen en el juego de adivinanzas que Landon ha creado. «En la primera película, Tree y Carter trataban de adivinar quién era el asesino y había un montón de sustos», explica Broussard. «En esta entrega también los hay, pero mejorados con un “Espera, pensábamos que esa era la asesina y no lo es”. El enigma ha vuelto y, una vez añadidas las otras dimensiones, hay todo un catálogo de posibles sospechosos».
  Broussard valora especialmente que Landon les haya interpuesto a su personaje y a la protagonista otro obstáculo que superar en la secuela. «Tree vivió un infierno y ahora se despierta de nuevo en él», dice. «Viven un triángulo amoroso interdimensional, en una dimensión en la que Danielle y Carter están juntos. Aun así, Carter siente una innegable atracción por Tree. Se comporta con respeto hacia Danielle, pero está traicionando a su corazón. Tiene esta lucha interna, se pregunta: “¿Qué hago con Tree?”».

Ryan interpretado por Phi Vu...
  Según Landon iba desarrollando los personajes, cobraba importancia dar arcos inesperados a los secundarios. Un gran ejemplo es Ryan, el molesto compañero de cuarto de Carter. «La última vez, Ryan no era más que un pringado que siempre estaba importunando en la habitación», nos cuenta Landon. «FELIZ DÍA DE TU MUERTE 2 comienza en el punto en el que dejamos la primera película. Rodamos esa escena en la que interrumpe a Tree y Carter besándose, pero desde el punto de vista de Ryan. Mientras que, antes, no era más que un tío del montón que venía a molestar, ahora descubrimos que es brillante, toda una estrella en el ámbito científico; de hecho, es el creador de un dispositivo que crea bucles temporales».
  Phi Vu encarna de nuevo a Ryan, el desventurado compañero de habitación de Carter que resulta ser una pieza clave en la situación que mantiene atrapada a Tree. El actor convirtió en inolvidable ese papel relativamente pequeño de la primera entrega. Algo que no le pasó desapercibido a la protagonista. «Tengo que felicitar a Phi», asegura Rothe. «Ha aceptado el reto y ha firmado un trabajo increíble. De nuevo, lo que ha creado Chris con esta secuela es una magnífica oportunidad para que sepamos más de la vida de estos otros personajes. Así podemos conocer mejor este mundo que creemos que ya hemos visto, pero que demuestra tener muchas capas y ser mucho más complejo».
  En la primera película, creíamos que Ryan era un mero compañero de habitación repelente que se piensa que Tree es un ligue de una noche de Carter. Lo que no descubrimos hasta la secuela es que ha sido Ryan (con su genialidad y sus experimentos con las leyes espaciotemporales) quien ha originado todo el lío en el que Tree está atrapada, desordenando así el destino de todos. «Toda esta debacle es culpa de Ryan», confiesa Vu. «Se ha convertido accidentalmente en un científico loco responsable de una complicadísima máquina que crea bucles temporales. En realidad la construyó por otro motivo, para ralentizar el tiempo a nivel molecular. Lo que ha creado va más allá de su imaginación». El actor reconoce que su parte favorita de la nueva película es «encontrarse con el Ryan alternativo. Estoy seguro de que a todo el mundo le encantaría ver a su otro yo».

Dre y Sumar interpretados por Sarah Yarkin y Suraj Sharma...
   Los brillantes compañeros ingenieros de Ryan, Dre y Samar, son dos de las novedades de la saga interpretados por Sarah Yarkin y Suraj Sharma. «Son los colegas científicos de Ryan, que le ayudan a crear la máquina temporal y tal vez puedan contribuir a resolver el problema», dice Vu. «Ahora somos una pandilla y nos vamos todos juntos de aventura. ¿Quién no quiere formar parte de un equipo?».
   Broussard agradeció la energía que los nuevos personajes aportaron al rodaje. «Son un gran grupo», dice. «Definitivamente, han aportado dinamismo, un espíritu lúdico y otras virtudes que nos dieron vidilla a todos».
   La propia Sarah Yarkin es la primera sorprendida de participar en una película claramente aterradora. «Odio las pelis de miedo», nos cuenta, riéndose. «Todo me da miedo. Hasta me asusté viendo Una rubia muy legal hace años. Siempre encuentro el modo de asustarme de cualquier cosa». Cuando vio Feliz día de tu muerte por primera vez, reaccionó como Landon se esperaba. «Daba miedo, pero era divertidísima. Disfruté mucho, y los guiños cómicos a los recursos habituales del terror me ayudaron a verla».
   Para Sharma, que destacó por su papel en el éxito mundial La vida de Pi, fue divertido interpretar a un programador informático cerebrito. Si bien Tree es la única que comprende lo que la máquina responsable de los bucles temporales ha originado, la contribución de Samar (a quien Landon llama cariñosamente «la mano derecha de Ryan sin filtro alguno») al caos creado no es nada desdeñable. «Nuestros personajes viven en múltiples dimensiones, una y otra vez», explica Sharma. «Cada vez que comenzamos de nuevo, lo hacemos en un plano diferente de la existencia. Entre las dimensiones hay diferencias muy pequeñas, minúsculas. Claramente, hicimos algo mal... o extremadamente bien».

Danielle interpretada por Rachel Matthews...
   A Samar le gusta Danielle, la arrolladora presidenta de la hermandad, que interpreta de nuevo en esta entrega Rachel Matthews. El rol de Danielle crece en la nueva película: pasa de ser la falsa amiga de Tree a ser una de las pocas personas que pueden ayudarla a regresar a su vida normal para siempre. Aunque Danielle y Tree no se fían la una de la otra —y están constantemente a la gresca—, deben trabajar codo con codo para desentrañar el caos en el que Ryan los ha metido a todos.
   La última vez que vimos a Danielle, estaba enfadada porque Lori había envenenado el pastel y, según Matthews, «porque Lori y Tree habían echado a perder la reputación de la hermandad Kappa. Danielle está frenética tratando de recomponer el honor de la hermandad. Eso es lo único que le importa. Le da igual la muerte de Lori, lo que le preocupa es la crisis que tiene entre manos».
   Como en el universo alternativo Danielle mantiene una relación con Carter, los actores pudieron jugar de forma diferente con sus personajes. En una escena, la Danielle trata de hacer creer con su actitud pasivo-agresiva al decano Bronson (Steve Zissis) que es una estudiante de intercambio francesa ciega, para que el resto de la pandilla pueda recuperar algo que el decano les ha confiscado. Para Matthews, aquel día de rodaje de pura comedia física fue, con diferencia, su favorito. «Pude mostrar el lado cómico y más gamberro de Danielle», explica Matthews. «Se desmelena totalmente y se lanza a ello. Estuvo muy bien poder interpretar ese tipo de personaje».

Dean Bronson interpretado por Steve Zissis...
  Dean Bronson sigue siendo uno de los personajes favoritos de Landon, que quería que la escena de la falsa estudiante de intercambio tuviera un toque a lo Peter Sellers. Relata, sin poder contener la risa: «Steve es una auténtica joya en esta película en el papel de nuestra némesis. Su personaje hace pensar en los malos de los ochenta, y tiene un halo a lo Regreso al futuro o La mujer explosiva. Personifica el tono de un tipo de comedia que ya no se ve mucho».

Lori interpretada por Ruby Modine...
   Ruby Modine repite en su papel de estudiante de Medicina con una relación muy complicada con su compañera de habitación Tree. Aunque es la asesina en la primera película, en esta secuela descubrimos a alguien completamente diferente. «Al principio creía entender muy bien al personaje», reconoce Modine. «Pero cuando Christopher me pasó unas notas y me contó detalles muy específicos acerca de Lori, resultó muy divertido introducir esas modificaciones sutiles».
   Como Matthews, Modine agradece la oportunidad de explorar distintas facetas de su personaje. Al final de la primera entrega, Tree solo es capaz de salir del bucle temporal tras matar a Lori, que a su vez intentaba asesinarla a ella. Ahora, las cosas no son lo que parecen. «En Feliz día de tu muerte, Lori tenía algo oscuro y amenazante; se veía que había algo que la hacía infeliz», nos explica Modine. «En esta película ella parece más desenfadada, incluso tiene un toque más misterioso. No hay forma de saber hacia dónde se dirige el personaje».

0.0/5 de 0 opiniones.
VALORACIÓN GENERAL

logo radio directo


No te pierdas estos clásicos del cine en BORMUJOS MULTICINES AL-ANDALUS

Programación del 18 al 25 de Abril