Fichas de peliculas

BANERELSENORDELOSANILLOS

  • Registro
PLAN DE CHICAS
INFORMACIÓN
Titulo original: Girls Trip
Año Producción: 2017
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 122 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de años
Género: Comedia
Director: Malcolm D. Lee

Guión: Kenia Barris, Tracy Oliver. Basadas en una historia de Erica Rivinoja, Kenia Barris, Tracy Oliver

Fotografía: Greg Gardiner
Música: David Newman
FECHAS DE ESTRENO
España: 19 Enero 2018
DISTRIBUCIÓN EN EE.UU.
Universal Pictures


SINOPSIS

Cuatro amigas deciden viajar hasta Nueva Orleans para un festival anual que se celebra. Allí lo único que harán será bailar, beber, pelear y encontrar, quizás, a la chico ideal para pasar un buen rato...

INTÉRPRETES

REGINA HALL, QUEEN LATIFAH, JADA PINKETT SMITH, TIFFANY HADDISH, LARENZ TATE, MIKE COLTER, KATE WALSH, KOFI SIRIBOE, LARA GRICE, DEBORAH AYORINDE, JANELINE HAYES, WILD WAYNE, SUNNY HOSTIN, NICK MUNDY, RICKY WAYNE

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER

icono bsoBSO

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE


MÁS DATOS...  
 

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

HAZ LAS MALETAS: COMIENZA EL PLAN...
  Pensar en comedias de grupo es pensar en el productor Will Packer, que ha llevado a la pantalla películas como Vaya patrulla, Infiltrados en Miami, la saga En qué piensan los hombres y muchas otras comedias y dramas con gran aceptación entre el público. Cuando barajaba ideas para su próximo proyecto, decidió que quería mostrar en la gran pantalla a protagonistas negras de un modo poco habitual: sin tapujos ni cortapisas, en una comedia para adultos. “Se ha extendido la percepción o el estigma entre algunas personas de que las mujeres no disfrutan de esa clase de diversión”, nos cuenta Packer. El productor quería cambiar esa percepción y reflejar la realidad de una escapada de mujeres de un modo que no se había hecho hasta ahora..., todo ello aderezado con una buena dosis de comedia. 
  Cuando comenzó a barajar las diferentes ideas, Packer recurrió a una amiga y actriz con quien ha trabajado en varias películas para pensar una premisa inicial. “Cuando estaba dándole vueltas al proyecto de PLAN DE CHICAS, una de las primeras personas con las que hablé fue Regina Hall, incluso antes que con el propio estudio. Le dije: ‘¿Y si va de cuatro mujeres que asisten al festival Essence, se lo pasan como nunca, se portan mal, todo les sale bien y, por si fuera poco, la experiencia refuerza sus lazos?’. Y me contestó: ‘¡Suena increíble!’. Ahí es cuando de verdad supe que teníamos entre manos algo prometedor".
  Su siguiente llamada fue al cineasta Malcolm D. Lee, cuyo trabajo admiraba desde hacía tiempo y que ha dado forma al género de la comedia dramática como guionista/director de películas tan emblemáticas como las de la saga El mejor amigo del novio o Bienvenido a casa Roscoe Jenkins. Además, como director de éxitos de la talla de El hermano secreto o La barbería 3: Todo el mundo necesita un corte, su criterio cinematográfico es bastante único. “Cuando me puse a darle vueltas a quién podría dirigir PLAN DE CHICAS, inmediatamente pensé en Malcolm. Acababa de ver El reencuentro, y me había encantado su modo de incorporar drama, amor y comedia, y amalgamar todo en un cóctel perfecto”, comenta Packer, elogioso. “Le presenté la idea para PLAN DE CHICAS y me respondió de inmediato. Yo me puse contentísimo porque sabía que necesitábamos a alguien que pudiera brindarnos un tono cómico desternillante y conseguir a la vez que los actores confiriesen corazón y sentimientos a la historia. Y eso a Malcolm se le da muy, muy bien”. 
  Lee respondió positivamente a la idea de su compañero productor. “Todos hemos visto el paradigma de hombres comportándose como chicos malos, que se van de fin de semana, hacen cosas terribles y acaban yéndose de rositas. Y sus mujeres, mientras tanto, sin enterarse de nada”, comenta. “Will me dijo: ‘Vamos a hacer lo mismo con mujeres y a ambientarlo en el Essence’. Y le contesté que contara conmigo al cien por cien. Me parece el lugar perfecto para ambientar la trama, porque es una celebración de la feminidad negra en todas sus formas”. 
  El director admite que siente una gran conexión con la sensibilidad y el simbolismo de Packer. “Will es un apasionado de las imágenes afroamericanas en pantalla; busca usarlas como elementos determinantes de la narrativa y que sean dinámicas y reales”.
  El siguiente paso era crear los momentos clave de una historia y un guion plagado de personajes en una escapada divertida, coqueta, deliciosa y muy subida de tono. Este reenvuentro que el grupo de amigas se debía desde hacía cinco años no solo iba a poner a prueba los profundos lazos de una amistad de juventud, sino que las obligaría a salir totalmente transformadas. Aunque son cuatro amigas de toda la vida, nunca han pasado tiempo de calidad juntas. Durante el fin de semana del festival Essence no habrá hijos ni reglas. Todo su bagaje mental, sus cargas y quejas quedarán al descubierto, al igual que sus debilidades.
  A lo largo del desarrollo del guion —de las guionistas Kenya Barris y Tracy Oliver, basado en una historia de Erica Rivinoja, Barris y Oliver—, Packer y Lee tenían como objetivo contarnos la experiencia de estas cuatro amigas tal como son, con sus defectos y todo. Aunque algunas parezcan llevar la vida perfecta y otras sean la viva imagen del desastre, los cineastas han buscado honrar los imprecisos límites que unieron a estos personajes y les hicieron forjar un vínculo imperecedero. Los aspectos cómicos y dramáticos de esa premisa son fuentes inagotables de disfrute.
  El director/productor nos ha presentado la historia de los personajes de esta impactante pandilla, en los que cree que todos podemos reflejarnos: “Tenemos a un grupo de mujeres que fueron a la universidad juntas y que son muy buenas amigas. Se han distanciado un poco en los últimos años por circunstancias de la vida, sea por trabajo, amistades, hijos o tiempo en familia. 
  “Antes, acudían todos los años al festival Essence y es hora de volver a conectar de nuevo”, continúa Lee. “Debido a ciertos roces en su relación, hay cosas que no se han dicho a la cara y que salen a la luz en determinados momentos: en mitad del caos, la diversión y el desenfreno que se desencadena. Creo que todo el mundo, especialmente las mujeres, van a poder reconocerse en estos personajes”.
  Lee valora positivamente que sea fácil identificarse con las protagonistas: representan a todos aquellos adultos que luchan por mantener vivo lo mejor de su juventud, liberándose al mismo tiempo del pasado para abrazar el siguiente capítulo de sus vidas. “Todos conocemos a alguien como Sasha, siempre a la última y que afronta una encrucijada en su carrera, o como Ryan, una persona independiente que cosecha un éxito tras otro, pero que quizás oculte algo”, conjetura. “De igual modo, todos conocemos a una Dina: alguien que te respalda cuando lo necesitas. La que puede animar una fiesta y hacer que ocurra cualquier locura. Te gusta tenerla cerca, pero a la vez piensas: ‘Ay, Dios mío, nos va a meter en un lío'. Y luego está Lisa, que se ha perdido un poco y necesita redescubrir su feminidad. En su día fue una auténtica conquistadora, pero ahora se encuentra atrapada en su faceta de madre”.
  Ryan, Sasha, Dina y Lisa deciden irse a Nueva Orleans rumbo al festival Essence con la intención de dormir poco, bailar, desestresarse, desmelenarse y vivir unos días para el recuerdo. Con la inagotable energía de Bourbon Street como telón de fondo, tendrán que lidiar con problemas reprimidos que saldrán a la luz. La propia Lisa, Jada Pinkett Smith, nos explica por qué el grupo incluso se autodenomina de un modo especial: “Usan uno de esos típicos nombres que le pones a tu pandilla de adolescente”.

LAS VEGAS DEL SUR: RODANDO EN NUEVA ORLEANS...
  La comedia se rodó en Nueva Orleans durante el desenfrenado fin de semana del festival anual Essence. Aunque fue complicado maniobrar con el reparto entre las decenas de miles de asistentes, por no hablar del habitual desfile de fiesteros presente en Bourbon Street, el equipo fue capaz de conectar con el público de una forma muy especial.
  Hasta los actores más experimentados de PLAN DE CHICAS se quedaron impactados por la experiencia de rodar en Nueva Orleans en plena celebración del exitoso festival. Al final, la unión entre todo el reparto fue la clave para el resultado obtenido.
  “La energía del festival Essence es increíble e incomparable”, reflexiona Latifah. “Tienes a cientos de miles de personas en la ciudad, está todo lleno de gente. Hay muchísimos artistas y un montón de cosas pasando a la vez, y nosotros intentábamos rodar en mitad de todo eso. Estamos interpretando a personajes, pero en la vida real somos Queen Latifah, Jada Pinkett Smith, Regina Hall y Tiffany Haddish. No parábamos de pensar: ‘¿Cómo vamos a conseguir que esto salga bien?’. No es que tuviéramos que rodar en un estadio cualquiera, sino en el Superdome, el estadio por antonomasia, con muchísima gente en pleno concierto. Con todo y con eso, la energía del lugar y el deseo de conseguirlo lo hizo posible”.
  Haddish nos cuenta uno de los momentos más especiales para ella, que recordará durante muchos años: “Rodar en el festival Essence fue absolutamente alucinante. Hay una escena en la que Ryan se dirige a todo un teatro lleno de gente. Cuando la rodamos, toda la sala estaba hasta la bandera. No cabía ni un alfiler. Cuando tuvimos que avanzar hacia la parte de atrás de la sala, estaba todo lleno de hombres y mujeres de color absolutamente deslumbrantes.
  “Me tuve que contener para no llorar, porque fue lo más bonito del mundo ver a tanta gente negra cuidándonos y apoyando lo que hacíamos”, continúa la actriz. “Es muy potente. He estado en estadios llenos de gente, y nunca había sentido tanto orgullo en mi vida. Estaban todos increíblemente orgullosos de ser parte de algo y de estar ahí juntos”.
  El rodaje no estuvo precisamente exento de aventuras y anécdotas para las chicas y el resto del equipo. Uno de los puntos álgidos fue cuando surgió la idea de volar sobre las calles. La propuesta de incluir una tirolina en PLAN DE CHICAS surgió del productor Packer. “Alguien de mi oficina me contó que, en la vida real, un tipo en Las Vegas se había subido a una tirolina y había orinado sobre el público intencionadamente, y que lo detuvieron por ello. Es algo horrible y asqueroso. Sabía perfectamente lo que hacía. Un horror”. El productor se detiene un instante. “Ni qué decir tiene que..., en cuanto me enteré, dije: ‘¡Es lo más gracioso que he oído en todo el día y sería genial incluirlo en una película! Hay que hacerlo cuanto antes, que nadie se nos adelante’”.
  Sin perder un segundo, Lee y Packer idearon una escena en la que las chicas están por Bourbon Street tomando unas copas. “En cierto momento, ven la tirolina”, comparte Packer. “Más tarde, se lanzan a probarla de borrachera para cruzar el barrio francés, al otro lado de Bourbon Street. La escena resultó tan divertida como esperaba. Hablamos sobre ello al principio y nos preguntamos si las protagonistas estarían dispuestas a hacer algo así. Por muchas ideas descabelladas que se te ocurran, la cosa es dar con un actor o actriz que esté dispuesto a hacer alguna de esas tonterías”.
  Jada Pinkett Smith era la actriz principal de la escena, y fue más valiente de lo que casi cualquiera lo sería en la misma situación, prestándose al desafío. “Las tirolinas siempre me han parecido muy divertidas, además de una idea perfecta para Bourbon Street. Es ideal para una experiencia salvaje y loca. Total, que no hizo falta convencerme para nada; tenía claro que iba a pasarlo en grande”, cuenta la intérprete.
  Sin embargo, rodar la escena de la tirolina resultó todo un reto. Packer nos lo explica: “Hubo que cortar Bourbon Street, una calle que nunca está cortada. Veinticuatro horas al día, siete días a la semana y 365 días al año está llena de gente que está de fiesta, pasándoselo en grande. Tuvimos que instalar una tirolina inmensa que la atravesara, asegurarla en las estructuras existentes y tener preparados a los dobles de escenas de peligrosas para probarla y ver que aguantara el peso. ¡Cuando lo tuvimos todo listo, la probamos, vimos que era segura y nos lanzamos a la acción!”.
  Con la producción concluida, el director considera que su equipo ha conseguido dar voz cómica a unos personajes extraordinariamente divertidos y complejos. Concluye: “Existe una cercanía entre mujeres que se palpa, incluso aunque no digan ni media palabra. En esta película, la capturamos haciendo que bailen, duerman, coman y lo pasen en grande juntas. A todas las mujeres les va a encantar esta película, pero las mujeres negras van a sentirla de verdad como propia. Van a decir: ‘Esa soy yo y esas son mis amigas’. Nunca se había hecho una película que celebre de este modo la feminidad de las mujeres de color”.

CONOCE A LAS CHICAS: EL REPARTO...
  Ryan Pierce, autora y emprendedora del mundo de la autoayuda, sabe que se puede tener todo si estás dispuesto a luchar por ello. En esa situación está ella, tratando de salvar su complicado matrimonio con Stewart. Sasha Franklin lleva un blog de cotilleos y está en un punto de su carrera en el que se pregunta si las decisiones que ha tomado para tratar de llegar a la cima han valido la pena. Dina, por su parte, es muy temperamental: pasa de 0 a 100 en un abrir y cerrar de ojos y dice exactamente lo que le da la gana. Básicamente es el tipo de persona que a todos nos gustaría ser alguna vez, y rotundamente fiel a sus amigas. Lisa Cooper es una conservadora enfermera, divorciada y con dos hijos, que necesita esa escapada de fin de semana más que nadie en Nueva Orleans.
  Para capturar el remolino de energía que desprenden estas dispares y maravillosas mujeres, Packer y Lee investigaron el mundo de los monólogos, la comedia y el cine. Por suerte, la combinación de actrices que encontraron resultó ser perfecta.
  Cuando los cineastas idearon a las mujeres que acabarían siendo sus personajes, pensaron en quién podría capturar la esencia de cada una. Aproximándose a una amiga de toda la vida y nuevos contactos, acabaron dando con la persona perfecta para todas ellas. Tanto Packer como Lee ya habían trabajado con Regina Hall y sabían que sería perfecta para interpretar a Ryan. Packer comparte con nosotros por qué eligió a la intérprete: “Regina es capaz de imprimir multitud de facetas a un personaje. Es increíblemente carismática, superdivertida e ingeniosa, pero también sabe dar mucha profundidad”.
  Lee, que de hecho le brindó a Hall su debut en pantalla (en el papel de la arrebatadora Candy, una stripper con un corazón de oro en El mejor amigo del novio), se muestra totalmente a favor de mostrarle al público lo que tanto tiempo ha pedido: “Quería que Regina hiciese esa transición de actriz y personaje secundario a protagonista absoluta. Es superdivertida y tiene mucho talento. Estaba convencido de que podría aportar un humor al papel que muchas otras actrices no hubieran sido capaces. Aunque Ryan es de por sí el pilar emocional de la película, sabía que Regina en concreto podría enriquecerla en gran medida”.
  El respeto es mutuo por parte de Hall. Nos cuenta: “Es la cuarta vez que trabajo con Malcolm. Somos como de la familia. Es fabuloso tener una relación especial con tu director, porque puedes hablar con él sobre la esencia de tu personaje y explorarlo. Rodé con Malcolm mi primera película y, por aquel entonces, sería la número 10 en importancia en el reparto. Pero, pese a todo, supo valorarme igual hace 18 años que hoy. No es algo que se pueda decir de todo el mundo”.
  Aunque Hall fue una de las primeras personas con las que Packer habló de la comedia, le encantó ver cómo los guionistas daban vida a su personaje y al resto de miembros del grupo de amigas. La actriz reflexiona: “Me pareció una historia muy divertida, pero también con mucho corazón. Contiene mensajes maravillosos sobre la amistad entre mujeres, el apoyo mutuo y los vínculos imperecederos”. Conocedora del punto de vista que Packer y Lee han aportado al mundo del cine, Hall supo ver que PLAN DE CHICAS llevaba su trabajo a otro nivel. “Lo que de verdad me conquistó es la idea de ver en pantalla a cuatro mujeres negras divertirse a lo bestia; son personajes con múltiples de facetas”.
  Ryan, la única que está casada de la pandilla, parece tener todo lo que las chicas soñaban cuando iban a la universidad juntas. Pero, según Hall nos cuenta, no es oro todo lo que reluce. “Ryan se casó en la universidad y se convirtió en un arquetipo de lo que una pareja debe ser. Stewart y ella aceptan totalmente esa clase de realidad. Han asumido el sueño que vendían, y ese sueño se ha convertido en parte de su identidad. No creo que Ryan sepa prescindir de todo eso”.
  Las siguientes en conseguir un papel protagonista en PLAN DE CHICAS fueron la inimitable Jada Pinkett Smith como Lisa Cooper y la polifacética Queen Latifah para el papel de Sasha Franklin, que ya deslumbraron juntas en la maravillosa película de F. Gary Gray Hasta el final.
  Packer admite que le emociona volver a unir a estas dos estrellas de talla mundial: “Esta será a primera vez en 20 años que veamos a Queen Latifah y Jada Pinkett Smith juntas en un película. En realidad, cuando estábamos preparando el casting, no se nos ocurrió pensarlo hasta más adelante. Queen Latifah iba muy bien para Sasha, y Jada Pinkett Smith era perfecta para Lisa. Fue entonces cuando pensamos lo increíble que sería reclutar a las dos y tenerlas juntas. Cuando descubrimos que ambas estaban interesadas, y que hablaban entre sí porque habían mantenido una gran amistad a lo largo de los años, supimos que podíamos conseguir algo mágico. Era inmejorable”.
  Del proceso de producción de Lisa, Packer explica con entusiasmo: “Soy fan de Jada desde hace muchos años. La admiro mucho como actriz. Me pareció que podía responder bien a este papel, así que se lo propuse para que lo estudiara. Se mostró muy entusiasmada con el personaje y propuso unas cuantas ideas para mejorarlo aún más”.
  Pinkett Smith nos habla de su interés en unirse a la producción de PLAN DE CHICAS y, en una palabra, lo que más le atrajo fue el reparto. Nos cuenta: “Quería volver a trabajar con Latifah. Además, nunca había actuado con Regina Hall, y me parece muy divertida. Y, por si fuera poco, conocer a Tiffany Haddish y trabajar con ella fue una auténtica bendición”.
  La veterana intérprete sintió una gran atracción por su personaje porque vio mucha luz en su interior, un espíritu que se había apagado un poco con los años, pero que seguía formando parte de ella. “Lisa se encuentra atrapada en su papel de madre”, nos desvela Pinkett Smith. “Cuando estaba en la universidad era una fiera desatada, y ahora está totalmente domesticada. Apenas posee una gran personalidad propia, porque se ha volcado totalmente en sus hijos y su trabajo. Este viaje con sus amigas le ayudará a recuperar su esencia”.
  Cuando fue el turno de fichar a Latifah, Packer estaba tan emocionado como el resto del reparto y del equipo técnico con la idea de reunir a Smith con su antigua compañera. “Todos sabemos que Queen Latifah es capaz de hacer tanto comedia como drama, y que sabe actuar de verdad”, dice. “Por eso, quisimos modelar el papel enteramente a su medida”.
  Queen Latifah subraya la conexión familiar de la película, contándonos: “Este proyecto es sobre la amistad entre mujeres. Intervenimos en diferentes momentos para darnos mutuamente lo que necesitamos. A veces necesitas un abrazo. A veces necesitas que alguien te vigile. A veces necesitas que te hagan espabilar o un hombro sobre el que llorar. La clave es que siempre estamos ahí para apoyarnos, pase lo que pase. Dejamos cualquier cosa a un lado para estar ahí, y todas las mujeres pueden identificarse con eso. Queremos que lo vean, así que vamos a mostrárselo de muchas más formas de las que probablemente nunca hayan imaginado”.
  La actriz valora haber tenido que visitar terrenos más cenagosos con su personaje, ya que Sasha es probablemente la que está afrontando un cambio más radical en su vida de entre las cuatro amigas. Nos cuenta: “Sasha se gana la vida de bloguera, pero su trabajo no le realiza. Es periodista de formación, y su sueño era dedicarse a ello con Ryan. Pero los planes cambian cuando Ryan emprende su propio proyecto con su marido, dejando a Sasha perdida, sin saber muy bien qué hacer. Al final, acaba escribiendo historias lascivas y escabrosas que realmente no hacen que se sienta realizada profesionalmente. Además, no atraviesa un buen momento económico. Vive por encima de sus posibilidades, siempre con deudas pendientes”.
  El último de los papeles protagonistas era Dina, sin duda el contrapunto cómico del grupo. Tras probar con varias actrices, los cineastas eligieron a Tiffany Haddish, con mucha experiencia en el mundo de los monólogos. Lee rememora el proceso: “Hicimos pruebas a unas cuantas actrices para el papel de Dina. Yo acababa de ver a Tiffany en The Carmichael Show y me pareció que irradiaba algo cinético. Hace reaccionar a la gente. Cuando me puse a repasar las cintas de las audiciones, pensé: ‘¿Quién me hace reír más?’. La respuesta era siempre Tiffany. Es el elemento energizante, siempre está activa y siempre es divertida. Siempre tiene algo ingenioso que decir, y me encanta por eso”.
  No hay mayor fan de Haddish que el productor ejecutivo James Lopez. “Cuando Tiffany se unió al reparto, tuvimos claro que aquello iba a ser muy divertido. Siempre está animada y es el alma de la fiesta”, asegura Lopez. “Esta experiencia le va a abrir muchas puertas. Ya ha actuado en el pasado, pero creo que esta película va a dar a conocer su talento”.
  La actriz supo aprovechar la gran oportunidad y se sumergió totalmente en su personaje. Tratando de explicarnos cómo es Dina, una mujer que está pasando una mala racha, pero que no se deja abatir por las circunstancias, Tiffany la describe como “una bomba de relojería”, y nos cuenta: “Dina está en un momento de su vida en el que lo único que le importa es pasarlo bien. Está estresada y acaba de quedarse sin trabajo. Aún no se lo ha contado a nadie, pero ante la mínima ocasión de liberar tensiones, se apunta sin dudarlo. Esta es su oportunidad de olvidar lo que está pasando en el mundo real y de estar con sus amigas, que siempre la hacen feliz. Por unos días, puede dejar de pensar en cómo va a pagar las facturas”.
  Haddish tiene muy claro qué hace especial a este grupo de amigas. Con su estilo inconfundible, nos cuenta riéndose: “Cuando iban a la universidad se comían el mundo, iban luciéndose sin complejos y derrochando carisma. Eran las que mejor bailaban, las que llevaban los mejores estilismos y peinados. Eran magnéticas e inseparables... ¡como los apóstoles! Los apóstoles eran la pandilla inseparable de Jesús, ¿no?”. Se detiene un instante, reflexiva: “¿Quién sabe? ¡A lo mejor Dina es como la equivalente a Jesús en este grupo! Por eso son únicas. E irresistibles”.

MARIDOS, AGENTES Y AMANTES: LOS SECUNDARIOS...
  Entre el resto de personas importantes en el mundo de este grupo de amigas encontramos a Stewart Pierce, interpretado por Mike Colter, que ha irrumpido con fuerza en pantalla gracias a su fascinante trabajo en las series de Netflix Luke Cage y Jessica Jones. Steward, carismático marido de Ryan y jugador retirado de fútbol americano, quiere que el proyecto empresarial que comparte con su mujer siga prosperando. Sin embargo, al mismo tiempo, siente que se están distanciando. “Tiene a una esposa extraordinaria a su lado, pero lo cierto es que solo permanece junto a ella porque es su mujer quien capara todo ese protagonismo que antes recibía él como jugador de fútbol”, explica el actor.
  Packer recalca el rol crucial del intérprete en la historia: “Mike interpreta a Stewart con el nivel de profundidad que este personaje exige: un tipo con un ego enorme, pero a la vez un ego muy maltrecho. Intenta compensar esa situación interactuando con otra mujer. Stewart es ese hombre perfecto que adoras, y que a la vez te encanta odiar. Tiene a la mujer perfecta, pero no se conforma con eso”.
  Simone, interpretada por Deborah Ayorinde, también del reparto de Luke Cage, es la otra mujer, atrapada entre su amor por Stewart y la incertidumbre de qué hacer con su vida.
  Elizabeth Davelli, que interpreta Kate Walsh, de Sin cita previa y Bad Judge, trabaja como agente de Ryan y Stewart. Se trata de un fin de semana clave para los tres, porque Elizabeth tiene que convencer a los inversores de que la pareja es un modelo a seguir en lo que respecta al amor y a las relaciones. Por desgracia para ella... la cosa se complica. “Mi personaje intenta conseguirles un acuerdo muy importante, pero de repente se desatan todo tipo de locuras”, dice Walsh.
  Larenz Tate, que interpretó a O-Dog en Infierno en Los Ángeles y que actualmente trabaja en la serie de televisión Power, da vida al amigo universitario de las protagonistas Julian Stevens, que, además, resulta ser un inesperado admirador de Ryan. Músico de gran talento que trabaja de bajista para el artista de R&B Ne-Yo, Julian parece ser todo lo que Ryan nunca pensó que necesitaba.
  Tate describe cómo encaja su propio personaje en la historia: “Julian es una persona que transmite muy buenas vibraciones. Conoce a las chicas desde la época de la universidad, aunque siempre ha conectado especialmente con Ryan. Siempre han sentido una atracción física y mental de la que nunca han hablado y, nunca llegaron a cruzar la línea de la amistad. Las circunstancias en su día no eran las adecuadas para estar juntos. Es un hombre sin nada que ocultar y alguien en quien Ryan puede confiar ciegamente, y viceversa”.
  Por último, tenemos a Kofi Siriboe, que actualmente encarna a Ralph Angel Bordelon en la exitosa serie Queen Sugar. Interpreta a Malik, un atractivo jovencito que hace que Lisa se de cuenta de que lleva demasiado tiempo viviendo según lo que dicta su cabeza… y de que es hora de que siga sus pasiones. “Malik es un joven de Nueva Orleans”, explica el actor. “Es miembro de una hermandad y está disfrutando del fin de semana, saliendo con sus amigos por Bourbon Street, cuando se topa con las protagonistas. Lisa y él conectan enseguida; al principio solo en un plano platónico, pero la cosa va progresando a partir de ese punto”.

logo radio directo

MAZINGER Z