Fichas de peliculas
  • Registro
GLASS
INFORMACIÓN
Titulo original: Glass
Año Producción: 2019
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 129 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 12 años
Género: Thriller
Director: M. Night Shyamalan

Guión: M. Night Shyamalan

Fotografía: Rainer Klausmann
Música: Vince Pope
FECHAS DE ESTRENO
España: 18 Enero 2019
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Walt Disney Pictures


SINOPSIS

Tras la conclusión de "Múltiple" Dunn se encuentra tras los pasos de Crumb. Mientras una serie de encuentros van en aumento la sombría presencia de Price emerge como orquestador de todo...

INTÉRPRETES

BRUCE WILLIS, SAMUEL L. JACKSON, JAMES McAVOY, ANYA TAYLOR-JOY, CHARLAYNE WOODARD, SARAH PAULSON, LUKE KIRBY, SPENCER TREAT CLARK, JANE PARK SMITH, KYLI ZION, NINA WISNER, DIANA SILVERS, SHAYNA RYAN, ADAM DAVID THOMPSON

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

icono criticasSECUELAS   El protegido (2000) / Múltiple (Split) (2017)

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

LA EVOLUCIÓN DE UNA TRILOGÍA: DE "EL PROTEGIDO" A "GLASS"...
    Mucho antes de comenzar a rodar Múltiple, su taquillazo de 2016, M. Night Shyamalan tenía la intención de hacer algo más que una simple película electrizante. El terrorífico y emocionante thriller se centra en Kevin Wendell Crumb (James McAvoy), un hombre con un trastorno de personalidad múltiple cuyas personalidades más siniestras (conocidas colectivamente como La Horda) secuestran a tres chicas adolescentes. El plan consiste en que las chicas "impuras" sirvan de alimento para otra de las personalidades de Crumb, una criatura sobrehumana conocida como La Bestia. La última chica, Casey Cooke (Anya Taylor-Joy) se libra porque La Bestia ve que Casey tiene cicatrices por todo el cuerpo como consecuencia del maltrato que sufrió en su infancia. Casey, a diferencia de las otras chicas, ha sufrido, así que su corazón es puro. “Alégrate", le dice La Bestia. “Los seres heridos son los más evolucionados”.
   Era una historia fascinante y potente por derecho propio, pero lo que nadie fuera del círculo íntimo de Shyamalan sabía era que el genial realizador también planeaba que Múltiple se insertara en el mismo universo narrativo de El protegido, una película icónica que había realizado 16 años antes, en la década de 2000, y que Múltiple formaría el tejido conectivo de la trilogía más inesperada e inaudita de la historia del cine.
   El protegido, que cuenta la historia de un guardia de seguridad llamado David Dunn (Bruce Willis) que se convierte en el único sobreviviente de un choque de trenes, planteaba la pregunta de qué pasaría si los superhéroes fueran reales. Ante la insistencia de un misterioso coleccionista de cómics llamado Elijah Price (Samuel L. Jackson), que sufre una enfermedad que hace que sus huesos se rompan al menor impacto, Dunn termina creyendo que tiene una enorme fuerza y es inmune a lesiones o enfermedades. Pero hay más, ya que puede ver o sentir los actos malvados de otros sólo con tocarlos. Cuando Dunn asume esa nueva realidad y empieza a utilizar sus poderes, se convierte en un guerrero justiciero que salva a los inocentes y castiga a los criminales. Así es como encuentra su verdadera vocación. En la última escena de la película, Dunn se dispone a darle las gracias a Price, pero en un momento de contacto físico entre los dos hombres, Dunn ve, horrorizado, que Price causó el choque de trenes al que Dunn sobrevivió; además cometió otros actos de terrorismo que han matado a cientos de personas, todo ello con el fin de encontrar a Dunn. ¿Por qué? Porque si Dunn está protegido y es superhéroe, y Price es lo contrario de Dunn, por fin sabe a ciencia cierta quién es él mismo: un supervillano, Mr. Glass.
   Además de su éxito de público y crítica, El protegido se convirtió en un fenómeno cultural incisivo, profético y también espeluznante. La película se hizo años antes de la explosión de las películas de superhéroes de Marvel y DC que dominan la industria actual, y se convirtió, y sigue siendo, una referencia ineludible para los fans de los cómics en todo el mundo. Más de una década después de su estreno, los periodistas y los fans seguían preguntándole a Shyamalan si se planteaba hacer una secuela. Pero él siempre eludía el tema. Y, muy al estilo de Shyamalan, cuando por fin decidió hacerla, lo hizo de una manera totalmente inesperada.
   La escena final de Múltiple tiene lugar en un restaurante de Filadelfia, donde los clientes están viendo las noticias en televisión que dicen que una de las niñas secuestradas ha sobrevivido pero que Crumb sigue huido. Se sigue escuchando la noticia y vemos a un hombre de perfil en el mostrador y cuando se da la vuelta, nos damos cuenta de que es David Dunn (Willis). Durante mucho tiempo, los fans de Shyamalan se rompieron la cabeza intentando adivinar lo que significaba esa escena. Al principio, los fans más jóvenes no entendía nada. “Algunos adolescentes decían: '¿Quién es ese viejo de la cafetería?", afirma Shyamalan riendo. “Pero después, cuando ven El protegido, se enamoran de las tonalidades que tiene el lugar donde todo comenzó”.
  La visión de Shyamalan era crear una trilogía nunca vista. “Quiero que cada película sea independiente por derecho propio, tanto en su lenguaje, como en su originalidad", dice. Pero que la totalidad artística de la trilogía supere la suma de sus partes. “Las tres películas se complementan como hermanos y hermanas", dice. “Ese es el objetivo”. El productor Ashwin Rajan añade: “Son dos mundos, dos películas que chocan. A nivel creativo, se trata de unir esos dos mundos a la perfección, tanto desde el punto de vista de la producción como en la historia, para hacer realidad la visión de Night”.
  Si El protegido hablaba de un hombre cuya pobre imagen de sí mismo había cegado su auténtico poder, y Múltiple exploraba el poder letal de un monstruo creado por una mente herida por un trauma, Glass (Cristal) profundiza en la raíz de la propia identidad: si somos objetivamente quienes somos, o si nuestras mentes pueden moldear y, en última instancia, determinar nuestras realidades físicas. Si crees que eres un superhéroe, ¿lo eres, aunque lo que creas sea un engaño? “La psicología y la psicología de la terapia me han interesado desde la universidad, porque son temas muy orgánicos", dice Shyamalan. “Con el tiempo, la investigación y la historia comienzan a alimentarse mutuamente. Cuando estaba haciendo Múltiple leí sobre el trastorno de identidad disociativo y pensé que podía ser una gran idea. Y El protegido comenzó de la misma forma. Me había roto los dos ligamentos anteriores de las rodillas jugando al baloncesto y había pasado mucho tiempo en rehabilitación y haciendo terapia física. Eso me sirvió mucho para El protegido”.
  Al principio de Glass (Cristal), descubrimos que en los 16 años transcurridos desde El protegido, David Dunn se ha convertido en un auténtico héroe justiciero, conocido con el nombre de El Supervisor, que protege a los ciudadanos de Filadelfia a tiempo completo con ayuda de su hijo Joseph (Spencer Treat Clark), que ahora es un adulto. Pero Dunn es una figura controvertida y le busca la policía. Su éxito depende de mantenerse en el anonimato e ir un paso por delante de la ley. Por su parte, las siniestras personalidades de Crumb, La Horda, han secuestrado a cuatro adolescentes más para alimentar a La Bestia. La policía no ha logrado encontrarlas. Dunn necesita encontrar a Crumb, y lo más rápido posible.
  Cuando lo consiga, la batalla épica terminará en la captura y detención de Dunn y Crumb en el Hospital de Investigación Psiquiátrica Raven Hill Memorial a cargo de la Dra. Ellie Staple (Sarah Paulson), que está especializada en un tipo específico de delirio de grandeza: Personas que creen que son personajes de cómics. Además, la doctora tiene un tercer paciente que sufre la misma supuesta enfermedad, un hombre que lleva 16 años en Raven Hill: Elijah Price. Ahora, Price está siempre atado a una silla de ruedas y muy sedado, y es una sombra de lo que fue.
   Los tres hombres intentan hacer frente a la situación y desde fuera reciben ayuda del hijo de Dunn, Joseph, de la madre de Price (Charlayne Woodard) y de Casey Cooke (Anya Taylor-Joy), que ha formado un vínculo singular, casi espiritual, con Crumb, su antiguo carcelero.
   Para Shyamalan, la reunión de estos personajes, de las dos películas con 16 años de diferencia, lo sorprendió de manera inesperada. “Nunca he hecho nada como esto", dice. “Así que me resultó muy nostálgico. Representaba una parte considerable de mi carrera, así que me invadió una gran emoción y muchas ganas de hacerlo bien”, dice. “La gente está deseando ver esta película debido a su conexión con una o las dos películas; se ha establecido una extraña relación con el público, algo que no me había pasado nunca”. De hecho, todas sus películas son creaciones originales. Ni siquiera ha hecho una secuela. “Por regla general, la gente viene a ver una película mía porque les cuento una historia que les parece interesante y de la que no saben mucho. Pero esta vez, quien manda es el público. Tienen expectativas. Ese es un proceso totalmente diferente, y me lo tomé muy en serio”.
   Como extras, Shyamalan pudo incorporar material nunca visto de El protegido dentro Glass (Cristal) en las escenas que representan a David Dunn o los recuerdos de Joseph. “Fue increíble, porque esas escenas que quitamos de El protegido siempre han estado en mi cabeza. Me di cuenta de que podían encajar en la película si las escribía de la forma adecuada", dice. “Nos encantó la idea de incluirlas en la película, y el público no se va a creer lo que está viendo. En una escena hay un niño, y luego lo ves con 25 años en la siguiente escena. No hay imágenes generadas por ordenador. Ambas son reales. Y lo mismo ocurre con Bruce Willis. Ver a alguien con 18 años más es una sensación muy fuerte”.
  Rajan, el productor de Glass (Cristal) dice que "la historia es épica. Tiene mucha intensidad y es muy evocadora”. Y la escala de la película, dice su productor Marc Bienstock, es mucho mayor. “Múltiple era más contenida, con las niñas cautivas en una pocas habitaciones, y Glass (Cristal) es más expansivo”, dice Bienstock. “La dimensión es mayor, y hay mucha más acción”.
   El productor ejecutivo Steven Schneider dice que el resultado es una película que no se ha hecho nunca. “Cada película que hace Night es única, y en este caso particular, combina diferentes géneros en una narrativa totalmente original", dice Schneider. “Es algo que nadie ha visto antes. Y tiene una dimensión mucho mayor. Hay mucho en juego, tanto para los personajes como para los individuos y para las implicaciones que tendrá en la sociedad”.
   También es un testimonio de la fuerza que tiene la visión cinematográfica de Shyamalan, y de la emoción de trabajar con él que hizo que todos los actores de ambas películas quisieran retomar sus papeles en Glass (Cristal). “El protegido y Múltiple eran, en cierto sentido, películas de superhéroes deconstruccionistas", dice McAvoy. “Múltiple ni siquiera parecía una película de superhéroes o súper villanos. Era una película espeluznante y aterradora que solo al final se relaciona con 'súper personas'. Es muy interesante porque me gustan las películas de superhéroes como X-men, pero no podemos seguir contando películas de superhéroes lisa y llanamente, ¿no? Tenemos que empezar a situar a los superhéroes en diferentes entornos y situaciones, y eso es lo que hace esta película”.
   Para Charlayne Woodard, el reconocimiento y la admiración de Shyamalan por los actores, y por lo que hacen los actores, lo distingue de los demás. Por eso los actores estén dispuestos a hacer todo lo que esté en sus manos para ayudarlo a realizar su visión. “Night ama a los artistas", dice Woodard. “Un día en el set lo escuché hablar de cierto actor. Dijo, sobre ella: '... es un Stradivarius.’ Night compara a los artistas con el mejor violín del mundo; está convencido de que podemos tocarlo todo. Y no hay nada mejor que eso. Es un hombre maravilloso”.

LAS LOCALIZACIONES Y EL RODAJE...
   Como ocurre en con casi todas las películas de Shyamalan, Glass (Cristal) se rodó en Filadelfia y en sus alrededores. Las dos localizaciones más cruciales que Shyamalan necesitaba encontrar eran un almacén de ladrillos, donde La Bestia tiene apresadas a las animadoras a las que pretende matar y donde La Bestia y David Dunn libran una pelea épica y un edificio que podría convertirse en el hospital de Raven Hill, donde se desarrolla casi toda la acción de Glass (Cristal).
   Para encontrar los lugares perfectos, Shyamalan recurrió a la jefa de localizaciones STACI HAGENBAUGH, con quien había trabajado en sus películas El incidente, La visita y Múltiple.
   “Estudiamos unas 25 opciones de fábricas de ladrillos antes de decantarnos por una", dice Hagenbaugh. “Nos quedamos con dos, y al final elegimos el Frankford Arsenal, una antigua fábrica de municiones del ejército del siglo XIX al noreste de Filadelfia. Esa localización acogió muchas cosas: mucho trabajo de especialistas, muchos efectos visuales, y todo sucediendo al mismo tiempo. Además, hay mucha interacción interior y exterior en esa escena. Night insistió en que necesitaba el exterior y el interior para poder trabajar juntos. Para mí era una localización muy emblemática porque hace mucho tiempo que no se filmaba. Nos encantaba estar allí”.
   Lamentablemente, eso no significaba que rodar allí fuera muy divertido para el actor, sobre todo porque había una enorme escena de lucha bajo la lluvia. “Las secuencias de acción de esta película están a otro nivel", dice el productor ejecutivo Schneider. McAvoy lo explica con datos concretos. “Estar bajo la lluvia y hacer acrobacias en la fábrica de ladrillos, fue muy divertido", dice. “Estás encarnando a alguien que es inmune al frío, pero tú estás ahí parado bajo la lluvia helada quitándote la camisa y gritando "¡SOY LA BESTIA!" Pero en realidad te sientes como un idiota que se está congelando y cuyos pezones están más duros que los diamantes”.
   Para empeorar aún más las cosas, McAvoy tuvo que atacar a Willis mientras Willis llevaba un equipo de cámara. “Así que Bruce llevaba una cámara en postes de acero, y los postes salían por la parte trasera de su traje", dice McAvoy. “Pero afortunadamente Bruce es un gigante apacible. Fue encantador”.
   Para encontrar la localización de Raven Hill Hospital, Hagenbaugh tenía una pista que ajustarse a lo que necesitaban. “Había trabajado con la Commonwealth de Pensilvania en algunas de sus instalaciones, y sabía que el Allentown State Hospital llevaba varios años cerrado aunque no había visto ninguna foto", dice. “Le eché un vistazo y enseguida supe que a Night le iba a encantar para su película”. Le envió las fotos que un colega suyo había tomado. “A los cinco minutos sonó mi teléfono. Era Night y me dijo: '¿Dónde está ese sitio? ¡Tenemos que ir a verlo! Fuimos un par de días después y eso fue todo. Es una persona muy visual, y creo que se produjo una conexión inmediata con el sitio en cuanto entró”.
   De hecho, era tan perfecto que ayudó a dar forma a la película. “Encontramos el hospital tan pronto que Night pudo hacer revisar algunas partes del guión y adaptar visualmente lo que iba a suceder en ese espacio", dice el productor Bienstock.
   Shyamalan y Hagenbaugh pasaron varios días estudiando el hospital, que había sido un hospital psiquiátrico desde 1913, cuando abrió, hasta que cerró en 2010. En su mejor momento, en 1950, albergó más de 2.000 pacientes. “Comenzamos haciendo una lista de las zonas que quería que aparecieran en la película", dice Hagenbaugh. “Escogió algunas zonas que le gustaban y escribió escenas especialmente para ellas”.
   Una habitación que le inspiró particularmente fue una antigua sala de día para los pacientes. “Estaba pintada en un brillante color rosa chicle; Era increíble", dice Hagenbaugh. “Night, Ashwin y yo la vimos y a Night le gustó, pero rodar en esa habitación tenía ciertas dificultades. Así que acabamos replicando esa misma habitación rosa, en una habitación de un piso que estaba debajo de ella”. De hecho, se convirtió en la sala más importante del hospital, la sala donde la Dra. Staple se reúne con Dunn, Price y Crumb al mismo tiempo para sus sesiones en grupo.
   En cierto sentido, el propio hospital da el tono de toda la película. Al ser la primera localización seleccionada, dice Hagenbaugh, determinó el estilo visual de todo lo demás. “Queríamos que todas las localizaciones tuvieran ese mismo tipo de ambiente", dice ella. “Un poco inquietante”.
El reparto y el equipo experimentaron esa misma sensación inquietante durante el rodaje en el hospital.
  “Ese es un lugar espeluznante para un rodaje", dice Jackson. “A veces, para ir del set al cuarto de baño, tenías que recorrer largos pasillos, dar vueltas y hacer algunos giros. Estar allí da bastante grima”.

LA ELABORACIÓN DEL UNIVERSO "GLASS"...
   Para el diseñador de producción Chris Trujillo, el Hospital Estatal de Allentown también ayudó a establecer el aspecto general de la película. “Estar en esas grandes y antiguas instalaciones abandonadas y ver toda esa grandeza de principios de siglo es increíble", dice. “Y el hecho de que fuera diseñado para ser un hospital psiquiátrico también era muy interesante. Nos dio una idea de cómo era ese mundo”.
  Las salas de cada uno de los tres personajes principales, Dunn, Price y Crumb, tenían que estar visualmente sincronizadas con el diseño del hospital en general, pero también debían estar adaptadas para controlar los poderes particulares de cada hombre. El personaje y la historia impusieron el diseño. “Cada habitación se adapta a quién es cada uno de esos hombres”, dice el productor Rajan. “David Dunn, que siente debilidad por el agua, está en una habitación con un sistema de agua que cae sobre él si trata de escapar. La Horda [Crumb] está en una habitación aislada con luces que pueden controlar los cambios de personalidad, y Mr. Glass [Price] está en una habitación acolchada para que no pueda romperse los huesos. Las habitaciones tienen una personalidad diferente según el personaje”.
   La sala con el sistema de agua de Dunn es especialmente complicada, dice Trujillo. “Había que conceptualizar muchas coas, para hacer que el set resultara realmente interesante y sorprendente, a la vez que creíble. Los materiales tenían que existir en el mundo real, y tenía que ser algo que pudiera crearse”. Los resultados hablan por sí mismos.
  En general, Trujillo quería emplear una estética sutil en el diseño, pero usando el color de manera muy específica y estratégica. “Hay una temática del color muy clara en todos los sets y en el vestuario", dice Trujillo. “La calidad del color es muy específica en ciertos lugares para que el público sepa cuál es nuestra intención. Un espacio puede tener un ambiente desaturado, casi claustrofóbico y otro puede ser más saturado, con un color más pronunciado. Tratamos de ser muy específicos acerca de lo que estamos sugiriendo sobre la psicología de los personajes, en función del color de los espacios. Las elecciones son muy deliberadas”.
   Y eso se hace muy evidente en la sala en la que la Dra. Staple trata a Dunn, Crumb y Price juntos, en una especie de sesión de terapia en grupo de superhéroes. “Es una habitación enorme y fabulosa, monocromática en tonos rosados", dice Trujillo. “No correspondía exactamente a mi intuición, pero Night estaba muy seguro de lo que quería y el resultado es increíble. Es una sala hipnótica, kubrickiana, extraña. Nos divertimos muchísimo haciéndola”.

DISEÑANDO UNA PALETA PERFECTA...
   Uno de los mayores retos a los que se enfrentó el diseñador de vestuario Paco Delgado fue fusionar las paletas y los estilos visuales de dos películas realizadas con 16 años de diferencia, y crear al mismo tiempo una estética específica para Glass (Cristal). “Estamos mezclando dos historias diferentes: la historia que se contó en El protegido y la historia que se contó en Múltiple", dice Delgado. “Es complicado porque tienes que atenerte a cierta paleta. Históricamente, cada personaje tiene un color de vestuario distinto. David Dunn viste de verde, Mr. Glass de morado y la Horda de amarillo. Así que para Glass (Cristal), tomamos los tres colores de todas las paletas de las películas. Eso significa que acabas teniendo una paleta limitada para el resto de los personajes de la película. En el lado positivo, cuentas con una guía de colores muy clara a la que atenerte”.
   “Son unos personajes que, además de ser superhéroes, llevan vidas normales. Intentamos encontrar el equilibrio donde comienza el superhéroe y donde termina el ser humano. Son dos caras del mismo personaje. Por ejemplo, para vestir a David Dunn, nos quedamos con la paleta verde, pero es mucho más sutil que cuando está usando el poncho verde. Y ocurre lo mismo para los otros personajes”.
   Esos tres colores, verde, morado y amarillo, también son los miembros de la familia de cada hombre o del miembro de la familia sustituto. Eso creó una conexión visual entre David Dunn y su hijo, entre Price y su madre, y entre Crumb y Casey Cooke. La clave estaba en hacerlo de forma que pareciera orgánico y sutil. “Obviamente, esos miembros de la familia no son superhéroes, por lo que la identificación del color de cada uno no es tan fuerte", dice Delgado.
   Delgado y su equipo también tuvieron que resolver un pequeño problema con el agua. Hay bastante agua en Glass (Cristal), y eso restringía las telas que se podían usar, particularmente para David Dunn. “El agua es su kriptonita; es la única manera de derrotar a este personaje", dice Delgado. “Así que necesitas trabajar con materiales que no se estropeen con el agua. Fue genial porque pudimos trabajar con ciertas imágenes, como impermeables y cosas de este tipo que tienen algo de magia”.
   Y una de las grandes ventajas de trabajar con actores que ya han interpretado antes a sus personajes, fue que aportaron sus propias ideas a algunas de las prendas y accesorios. En una escena, Delgado había vestido a Elijah Price de Jackson con una corbata con un alfiler, pero a Delgado le pareció que el alfiler no encajaba. “Entonces Sam dijo: 'Por qué no haces un pin con las iniciales de mi nombre: Mr. Glass?' Así que hicimos un pin con las letras MG, con diamantes. La idea me encanto”.

LOS EFECTOS VISUALES...
  Un sello distintivo de todas las películas de Shyamalan es la perfecta integración de los efectos visuales en un mundo real. A diferencia de casi todas las películas de grandes estudios, y sobre todo de las películas de superhéroes, sus efectos nunca llaman la atención. De hecho, a menudo es imposible decir qué elementos, si los hay, están generados por ordenador. Es un objetivo creativo, pero también hay razones prácticas. .
  “Con Glass, estamos haciendo una película de cómics que es una décima parte del coste del resto de las películas de cómics", dice Shyamalan. “Lo hago por muchísimas razones, pero artísticamente, creo en el minimalismo y creo en las limitaciones. Creo que nuestro trabajo es mejor cuando nos enfrentamos a parámetros: Aquí tienes cuatro ceras de colores; ¿Qué puedes pintar con ellas?”.
  Esa filosofía también se aplica a los efectos visuales. “Queremos que la película suene real, pero también queremos que esté a la altura de lo que el público espera, por ejemplo, una película de Marvel", dice el director. “Pero cuando el público viene a ver mis películas sabe de antemano que eso no es lo que va a ver. Van a ver un thriller psicológico. Eso nos da una ventaja. Si va a 50 km/hora y de repente pasas a 70, te da la impresión de que vas a 100. Contamos con esa ilusión. Estás viendo un drama pero de repente, sucede algo extraordinario. Eso es lo que nos permite hacer el CGI en Glass (Cristal)”.
  Shyamalan, su director de fotografía Mike Gioulakis y el resto del equipo creativo trabajaron con Powerhouse, originalmente con sede en Filadelfia, para hacer los efectos de Glass (Cristal). Conseguirán emocionar al público pero sin sacarles de la película ni un solo segundo. “He vivido situaciones en otras películas en las que no confiaba en el equipo de CGI, así que seguía buscando soluciones que no eran de CGI. Pero si cuentas con un grupo como Powerhouse, te dices: '¡Oye, se puede hacer! ¡Se puede hacer!' Te ofrece una perspectiva diferente. Hicieron un grandísimo trabajo, y a menudo con cosas que el público ni siquiera se daría cuenta”.

UNA BANDA SONORA CON UN SONIDO SINGULAR...
  Todas las franquicias, desde Star Wars hasta Jurassic Park y Gru. Mi villano favorito cuentan con temas musicales propios. La música de la película es inmediatamente reconocible y es sinónimo de la propia franquicia. Glass (Cristal) es la tercera parte de una trilogía, pero es diferente a cualquier franquicia que se haya hecho. Eso le dio a Shyamalan y a su compositor West Dylan Thordson la oportunidad de crear una banda sonora diferente a la que se ha hecho.
  “La música de Glass (Cristal) fue un desafío único, porque estábamos haciendo una secuela de dos películas de dos generaciones diferentes, y uno de los problemas concomitantes es que estábamos hablando de estilos musicales de dos generaciones diferentes", dice Shyamalan. “El protegido era como una banda sonora de la vieja escuela de Hollywood. Es muy inusual y tiene una percusión muy marcada. En ese momento era vanguardista, aunque la tocaba una orquesta de 100 músicos. La forma en que abordamos Múltiple fue sónicamente, al estilo del grupo Nine Inch Nails. Tomábamos un sonido de cello, lo girábamos, lo torcíamos y lo doblábamos, y eso era muy vanguardista en ese momento. Así que, ¿cómo fusionas esos dos enfoques en una película?”
  La solución fue que Thordson tomara los temas de El protegido, compuestos por James Newton Howard, y los revisara aportando su propio estilo y musicalidad. “Salió más minimalizado, muy, muy, sencillo y simplificado con el tono de West", dice Shyamalan. Luego utilizaron los temas musicales de Múltiple que Thordson había compuesto para esa película. También compuso nuevos temas específicos para Glass (Cristal). Finalmente, para escenas flashback de El protegido, utilizaron la banda sonora original de esa película.
  “Fue una evolución", dice Shyamalan. “West estuvo en la película durante 11 meses. Fue un gran compromiso. Se mudó a Filadelfia, preparaba su material en nuestras oficinas y en su casa de Filadelfia, y fue a por todas. Y la verdad es que tiene una forma realmente inusual de abordar la música”.
  Para un experimento, que no se utilizó en última instancia en la película, grabó sonidos en el Hospital Estatal de Allentown, donde se rodaron las escenas de Raven Hill. “Hizo cosas increíbles con percusión", dice Shyamalan. “Venía y grababa toda la noche después de que termináramos de rodar. A las 4 de la madrugada, tocaba la batería y traía a un violinista que podía oírse en el auditorio y en los pasillos y lo grababa. Esas cosas sonoras, intelectuales e inefables aportan una dimensión auténtica a la escena”.
  A través de los procesos que llevaron a cabo en Múltiple y Glass (Cristal), Thordson y Shyamalan descubrieron que son, en cierto sentido, espíritus creativos afines. “La autenticidad es nuestro principal objetivo como realizadores, y todo lo que escuchas en la película está prácticamente hecho por West. Él lo ha creado, sintetizado y vivido. Los gustos de un hombre me ayudan a contar mi historia, y yo transmito toda su fuerza y audacia a los espectadores”.

LOS PERSONAJES...
JAMES McAVOY:
   Kevin Wendell Crumb es uno de los personajes más fascinantes, terroríficos, complejos y heridos que un actor podría interpretar. Con 23 personalidades distintas, Crumb es un papel que requiere un actor con muchos registros, matices y sutileza, porque bajo el monstruo que es La Bestia y las personalidades dominantes como Dennis y Patricia que conforman La Horda, es el personaje del propio Crumb. “Kevin es un tipo al que su madre maltrató cruelmente y, como resultado, su mente se fragmentó y se disoció. De ahí nacieron otras 23 personas", dice McAvoy. “Es alguien que ha estado en una especie de coma durante largos períodos de su vida, mientras otras personas se apoderaban de su cuerpo. Es uno de los muchos que viven en el cuerpo que solía ser solo suyo”.
   “Pienso en La Horda como un colectivo, con personas buenas y malas. No creo que ninguna de ellas sea verdaderamente mala, pero son personas que están involucradas en hacer cosas malas y tienen razones para hacer lo que hacen. ¿Hay razones por las que merecen ser capturados y encarcelados y también castigados? Creo que sí. ¿Pero eso los hace malos? No estoy muy seguro”.
   En Glass (Cristal), Crumb está confinado en una celda que ha sido equipada con una especie de luz estroboscópica, una luz de hipnosis. Si surge una de sus personalidades amenazadoras, el estroboscopio se activa y desencadena una personalidad diferente para sustituirlo. La Bestia dentro de él ha luchado contra David Dunn hasta llegar a un callejón sin salida y quiere destruir a Dunn. Quiere ser libre. Pero no todas las personalidades de Crumb creen en La Bestia; algunos se preguntan si la hipótesis de la Dra. Staples (según la cual los súper poderes de la Bestia son sólo un engaño psicológico) puede tener algo de verdad.
   “Encarnar a Kevin es abrumador porque para él, el mundo entero es abrumador", dice McAvoy. “No quiere estar vivo, así que es tremendamente triste interpretar a Kevin”. Sus otras personalidades presentan sus propios retos. “En realidad, se trata de administrar el tiempo, porque prepararse para tantos personajes es muy trabajoso", dice. “Pero el proceso es el mismo que sigo cuando interpreto a cualquier personaje: ¿Qué quieren? ¿Cómo lo consiguen? ¿Qué las cosas les impiden obtenerlo? Haces el mismo trabajo de fondo. Pero en este caso, multiplicado por mucho más”.
   En una escena de Glass (Cristal), McAvoy tiene que hacer la transición a través de múltiples personajes en un período de tiempo muy corto. “Es complicado hacer la transición de uno a otro a otro delante de la cámara", dice. “Tienes que entregarte totalmente a la siguiente persona si esa persona se encuentra en el mismo espacio emocional que la anterior. Así que puedes entregarte a la histeria, a una profunda tristeza o al pánico de un personaje y el siguiente puede tener una personalidad súper tranquila, feliz y jovial. Es bastante difícil porque tu ritmo cardíaco es físicamente diferente de lo que debería ser cuando pasas al siguiente personaje. Es como cambiar de marcha de forma súbita”.
   Pero la parte más exigente del papel a nivel físico es, con mucho, interpretar a La Bestia. “Está tan tenso físicamente y a punto de saltar porque es tan animal, que me duele físicamente interpretarlo", dice McAvoy. “Después de interpretarlo durante varios días, mi clavícula y mi cuello me duelen muchísimo varios días después. En Múltiple no importaba tanto porque solo tuve un par de días de rodaje, pero esta vez, La Bestia aparece muchísimo más.
   Una de las grandes diferencias entre Múltiple y Glass (Cristal) es la edad del reparto. En Múltiple, McAvoy era uno de los miembros de más edad del reparto principal. Esta vez es más joven que sus dos coprotagonistas principales. “En Múltiple me sentí como un abuelo", dice. “Esta vez me siento más joven porque hay personas de más edad a mi alrededor. Y trabajar con Samuel L. Jackson y Bruce Willis... es una auténtica locura. De joven los vi en sus películas y los admiraba muchísimo, así que trabajar con ellas es extraño, pero es maravilloso y muy divertido”.
   Para Anya Taylor-Joy, su coprotagonista en Múltiple y Glass (Cristal), ver a McAvoy encarnar a este personaje tiene un impacto emocional diferente. “Kevin me rompe el corazón”, dice Taylor-Joy. “Fui a casa el otro día y mis padres estaban viendo Múltiple en la tele. Llegué justo en el momento de la película en la conocemos a Kevin y me puse a llorar. Es la persona con la que Casey conecta de verdad. Él es un espejo para ella, y creo que la relación entre ambos es tremendamente pura y muy tierna. Kevin es un alma herida, alguien que necesita protección. Por eso surgieron esas otras personalidades; vinieron a protegerlo”.

BRUCE WILLIS:
   En los 16 años transcurridos desde los acontecimientos de El protegido, David Dunn ha perdido a su esposa por un cáncer, ha creado su propia empresa de seguridad con su hijo y se ha dedicado a luchar contra el crimen como un justiciero llamado El Supervisor. Pero el precio que ha tenido que pagar ha sido muy alto y eso se refleja en la interpretación de Bruce Willis. “Bruce es un tipo tremendamente seguro”, dice McAvoy. “Es muy relajado, pero también aporta un gran peso al personaje. Y eso es maravilloso, es algo que no he visto a menudo en las películas de superhéroes: el peso que conlleva, el precio que tienen que pagar por hacer ese trabajo. Y Bruce lo expresa maravillosamente bien. Su naturaleza relajada se convierte en algo realmente triste cuando interpreta al personaje. David Dunn es un hombre solitario. Todo lo que tiene en su vida es su deber como justiciero y su hijo. Eso es todo. Hay mucha pureza y mucha tristeza en lo que hace Bruce”.
   Willis agradeció la oportunidad de volver a visitar el personaje y reunirse con Shyamalan. “Fue divertido volver y contar la continuación de la historia de este personaje muchos años después", dice Willis. “Un actor no tiene muchas oportunidades como ésta. Night crea personajes únicos y memorables, muy personales. Me encantó volver a interpretar a David Dunn, igual que la primera vez que lo hice”.
   Cuando Dunn decide perseguir a La Bestia, tiene la sensación de que solo él puede detenerlo y la carga continúa pesándole después de que ambos hombres estén hospitalizados juntos en Raven Hill. La debilidad de Dunn, su kriptonita, es el agua, así que la Dra. Staple ha colocado en la habitación de aislamiento de Dunn una gigantesca plataforma de agua que inundará la habitación instantáneamente si Dunn intenta escapar. Cuando la Dra. Staple intenta tratar a Dunn por su presunta alucinación, la única preocupación de Dunn es proteger de La Bestia a todos los que están en el hospital y al público en general. Es un hombre consumido por la carga de sus superpoderes, pero tampoco sabe vivir de otra forma. Si la Dra. Staple está en lo cierto, podría ser un alivio, aunque él no consigue creerla.
   Para sus compañeros de reparto, trabajar con Willis fue una experiencia extraordinaria.
Jackson ha trabajado con Willis en múltiples películas, incluyendo Pulp Fiction, y los dos actores veteranos han logrado una gran naturalidad cuando trabajan juntos. “Me encanta trabajar con Bruce", dice Jackson. “Para mí, es un personaje muy familiar y me resulta fácil encontrar patrones con los que identificarme”.
   Esa sensación de familiaridad también quedó patente entre Willis y su director, para los que ha sido su tercera película juntos. “Trabajé con Night en El sexto sentido y lo pasamos genial rodando esa película. Hicimos una buena amistad y surgió un clima de gran confianza entre nosotros", dice Willis. “Cuando me dijo que tenía una idea de un guión para mí, que era El protegido, le dije inmediatamente: 'OK, cuenta conmigo’. Ni siquiera sabía cuál era el tema. Así que cuando me contactó para hacer Glass (Cristal), acepté de inmediato; no necesitaba leer el guión. Volver a trabajar con Night como amigo y colaborador era un sueño hecho realidad”.
   Para Spencer Treat Clark, la oportunidad de revisitar los papeles de padre-hijo que él y Willis interpretaron en El protegido, ahora desde una perspectiva adulta, tuvo un profundo impacto en él. Night y Bruce tienen muchísimas historias en común y también sobre El Protegido que no conocía en absoluto; es muy raro tener ahora una perspectiva adulta sobre esa experiencia", dice Clark. “Tienen una relación absolutamente genial; Es como una relación entre un hermano mayor y un hermano pequeño. Cenamos en casa de Night justo antes de empezar a rodar. Night tiene una habitación en su casa con recuerdos de todas sus películas anteriores. Fue increíble recorrer la sala, con Bruce comentando sus experiencias y Night las suyas. Estábamos deseando que llegara el rodaje”.
   “El protegido fue una experiencia muy importante para mi desarrollo como adulto. Fue genial volver a entrar en la piel de Joseph y ver cómo ha evolucionado. Me dieron dos regalos maravillosos al final de El protegido. Uno fue de Bruce. Me dio dos cajas de CD con toda la discografía de Led Zeppelin y de los Beatles. Fue genial. He puesto muchísimo esos CDs. En mis primeros años de adolescencia lo oían en mi Walkman. Empecé a tocar música por eso, comencé a tocar la guitarra y me convertí en músico”.

ANYA TAYLOR-JOY:
  Cuando volvemos a encontrarnos con Casey Cooke en Glass (Cristal), han pasado tres semanas desde que escapó de La Bestia, la personalidad más letal de Kevin Crumb. “Casey es una chica que pasó por algo que nadie debería tener que pasar", dice Taylor-Joy. “Pero ella es muy fuerte y se recupera. En esta película, es muy diferente a lo que era en Múltiple. Su experiencia fue aterradora, pero le permitió ser ella misma y dejar de culparse por muchas cosas”.
   Ha vuelto al instituto al que (¿por casualidad?) fue Joseph, el hijo de David Dunn. Ya no es víctima de su tío maltratador, y su estatus de única superviviente de La Bestia ejerce una enorme fascinación sobre sus compañeros. Está encontrando su propia voz, su fuerza y su poder. Para Taylor-Joy, era muy diferente a la Casey de Múltiple, donde temía por su vida, y estaba siempre atrapada en un laberinto de pequeñas habitaciones. Al principio, Taylor-Joy no estaba muy a gusto con la nueva Casey. En cierto sentido, tenía que volver a descubrirla.
   “No me encontraba muy cómoda siendo Casey sin contar con las limitaciones de una habitación. En una situación de mucha presión, actúas de manera diferente. Tenía que comprender quién era Casey ahora. Me resultaba doloroso interpretarla, pero me fui sintiendo mucho más cómoda con ella. En realidad, me dio mucha paz comprenderla de una manera nueva”.
   “Tengo una conexión tan intensa con mi personaje que daba un poco de miedo", dice Taylor-Joy. "El primer día de rodaje de Glass (Cristal) fue muy raro porque sólo han transcurrido tres semanas después de los acontecimientos de Múltiple y Casey es diferente. Fue un poco surrealista. Pero al final me sentí agradecida porque el personaje y yo pudimos tener una despedida más digna. Sin eso, nunca hubiera sabido dónde había ido. Tampoco sabía si Casey y Kevin se volverían a ver, así que mi primera escena con James [McAvoy] fue realmente emotiva”.
   En la película, Casey se convierte en un defensor del hospitalizado Kevin Crumb. A pesar de su trastorno, fue la primera persona que vio a Casey, que la vio de verdad y reconoció su dolor. Ella, a su vez, reconoció el suyo. “Ambos personajes están tan destrozados, les han hecho tanto daño, que comparte ese vínculo", dice Taylor-Joy. Y añade: “Son almas gemelas”.

SARAH PAULSON:
   El nuevo personaje más prominente de la trilogía es la Dra. Ellie Staple, una reconocida psiquiatra especializada en pacientes que sufren una alucinación y creen que son personajes de cómics. Ha desarrollado un procedimiento médico experimental para librar a los pacientes de sus alucinaciones, pero el tratamiento tiene efectos secundarios.
   La complejidad del personaje de la Dra. Staple exigía una actriz que no solo pudiera enfrentarse a tres personajes (y actores) fuertes como Price, Crumb y Dunn. También era necesario encontrar a una actriz con una gran profundidad emocional. Shyamalan encontró esa actriz ideal en Paulson. “Quería a alguien que pudiera igualar a esos tres hombres en profesionalidad, y también en resistencia y entretenimiento", dice Shyamalan. “También necesitaba a alguien que pudiera igualarlos en inteligencia, y plantar cara en la pantalla a estas tres superestrellas.
Sarah fue la elegida para esta ingente empresa, y vaya si lo hizo bien”.
   Paulson estaba deseando sumergirse en el personaje. “Ellie es una doctora tremendamente compasiva que cree firmemente que su forma de pensar es una respuesta a algunos de los problemas del mundo", dice Paulson. “No todo el mundo está de acuerdo con eso, pero apoyo su razonamiento por las cosas que hace”.
   Esto implica diseñar sistemas elaborados para mantener a Crumb, Dunn y Price contenidos y controlados. Por empática que parezca, también está motivada por sus propias ambiciones y deseos de conseguir un avance en psiquiatría que se convierta en un nuevo punto de referencia para su profesión. La pregunta es, ¿está reconstruyendo a estos hombres o los está rompiendo?
   “Las preguntas generales de esta película son: ¿qué hay dentro de nosotros mismos? ¿Es bueno creer que somos capaces de cualquier cosa? ¿Debemos dudar? ¿Cuánta transcendencia tienen tus propias creencias?, dice Paulson. “Es interesante reflexionar sobre ese proceso de pensamiento interno. Esta película no está ambientada en un mundo de fantasía. Es la realidad. Así que, ¿qué sucede cuando crees que tienes superpoderes y puedes ser sobrehumano?”
   Lo que hace que la Dra. Staple sea tan convincente como personaje no sólo es porque sea científica, sino porque tiene una gran inteligencia emocional y mucha compasión. “Hay una línea muy fina entre su rigor científico y su necesidad de orden, y su capacidad para conectar maravillosamente bien con la persona con la que está hablando", dice Paulson. “Es tremendamente empática, y eso es lo que quería mostrar Night para que no se limitase a ser la típica científica. Es un ser humano que está profundamente afectado por las personas que se cruzan en su vida”.
   En una de las escenas más fascinantes de la película, la Dra. Staple pone en cuestión a Kevin Crumb en cuestión de minutos cuando va analizando sus diferentes personalidades. “Me resultaba imposible no estremecerse de miedo cada vez que James entraba y salía de un personaje diferente", dice Paulson. “Desde el punto de vista de la interpretación, fue una gran inspiración, y pude usar parte de esa respuesta emocional para la Dra. Staple, para que se conmoviese ante lo que está presenciando”.

SAMUEL L. JACKSON:
  La última vez vimos a Elijah Price confesar orgullosamente sus crímenes al final de El protegido y declarando que él es el supervillano Mr. Glass. Y ahora lo encontramos internado en el hospital Raven Hill en el ala de psiquiatría. Ahora está confinado a una silla de ruedas y está casi siempre sedado en un intento por mantener a raya su estado hipnótico. Al comienzo de su estancia en el hospital, había logrado desconectar toda la red eléctrica del hospital.
   Cuando lo vemos por primera vez en Glass (Cristal), es un fragmento de su antiguo yo, unos ojos en blanco que no reconocen a su madre a pesar de que está en la misma habitación, y que no responde a sus preguntas. Pero pronto queda claro que hay algo más detrás de esos ojos. “Aparentemente es el mismo", dice Samuel L. Jackson. “Elijah sigue siendo muy calculador, muy vigilante, sigue siendo fuerte. Está en aislamiento, lo que le ha dado tiempo para formular opiniones, elaborar planes y profundizar aún más en lo que cree”.
   La llegada de Dunn y Crumb supone para Price una excelente oportunidad no solo para liberarse, sino también para exponer la verdad de que las superpersonas están entre nosotros. Esto contradice lo que dice la Dra. Staple que cree que los hombres están engañados. Lo que hace que Price sea tan peligroso es que nadie sabe lo que está haciendo. Hasta que sea demasiado tarde.
   “Elijah ha convivido desde su nacimiento con el dolor, un dolor implacable y crónico", dice Charlayne Woodard, que encarna a la madre de Price. “Esto le ha afectado de manera extraordinaria. No diría que es malo. Tampoco que es bueno, pero ¿no somos todos ambas cosas?”
  De hecho, uno de los dispositivos narrativos más inteligentes de la película va cambiando gradualmente nuestras percepciones sobre Price. El personaje no cambia, pero empezamos a verlo bajo una nueva perspectiva. “La idea de que un personaje marginado sea tu héroe, el que da título a la película, es muy gratificante para el público", dice Shyamalan. “Deseas que tenga éxito, incluso si algunas de las cosas que hace son espantosas”.

CHARLAYNE WOODARD...
   Cuando conocimos por primera vez a la Sra. Price en El protegido, es la madre inflexible de un preadolescente Elijah Price. Su enfermedad genética, la osteogénesis, hace que sus huesos se rompan muy fácilmente de forma que el joven Elijah está confinado en su casa. Tiene miedo del mundo. Pero le encantan los libros de cómics y su madre lo obliga a salir de casa colocando un nuevo libro de cómics en el banco del parque que está al otro lado de la calle. Lo engatusa para que se abra al mundo.
   En Glass (Cristal), su hijo está tan sedado que parece que no existe, pero ella está decidida a no darse por vencida y cree que puede hacerle salir de sí mismo. Solo necesita una motivación suficiente para hacerle salir.
   “Elijah Price es mi niño; lo hemos pasado mal, pero somos supervivientes", dice Charlayne Woodard, que retoma su papel de la Sra. Price en Glass (Cristal). Retomar este papel ha sido una gran alegría, dice la actriz. "Es maravilloso, porque hace 17 años encarnaba a una mujer mayor y ahora soy legalmente una mujer mayor. La experiencia me ha 'hecho crecer’. La Sra. Price que encarno ahora es más sabia y tiene más coraje”.
   Para Woodard, el rodaje de Glass (Cristal) también fue una oportunidad para ponerse al día con personas que llevaba casi 20 años sin ver. Los equipos de Shyamalan son muy leales, y él también es muy leal con ellos. Así que el plató de Glass (Cristal) parecía una reunión familiar. “Night crea un ambiente de trabajo maravilloso", dice la actriz. “Se preocupa de verdad por los actores y por su equipo. El plató es una familia de verdad”.

SPENCER TREAT CLARK:
   Joseph, el hijo de David Dunn, tiene ahora 25 años y dirige Dunn Security con su padre. En El protegido, Joseph, que entonces tenía 9 años, fue el primer en creer que su padre tenía superpoderes. Sigue creyendo en su padre y se ha convertido en el socio de David en la batalla justiciera contra el crimen. Le ayuda a encontrar criminales, controla las actividades de su padre de forma remota a través de una cámara y se comunica con su padre a través de un auricular durante sus misiones. En muchos sentidos, Joseph se ha convertido en el protector de su padre, evaluando el riesgo de las situaciones a la vez que desconfía de la policía, que persigue a David. El internamiento de su padre en Raven Hill pondrá a prueba la capacidad de Joseph para seguir con sus actividades y se verá obligado a cuestionar su creencia en los poderes de su padre.
   Para Spencer Treat Clark, la oportunidad de retomar el papel que encarnó de niño fue un regalo, y un regalo muy sorprendente. “Fue increíble, una pasada", dice Clark. “Cuando se estrenó Múltiple yo estaba de camping con mis amigos y tenía mi teléfono en modo avión. Cuando volví tenía unos 15 mensajes donde me preguntaban si la había visto. Así que fui a verla. Y al final, cuando oí la música de El protegido y vi a Bruce, me quedé alucinado. No sabía qué pensar. Así que cuando recibí una llamada con Night, estaba seguro de que era una llamada de cortesía para decirme que habían contratado a Chris Hemsworth para interpretar a Joseph. Pero me dijo que tenía un papel para mí, y dos meses después recibí el guión. Fue una locura”.
   También le sorprendió la profundidad y la importancia del papel de Joseph en Glass (Cristal). Era un papel mucho mayor de lo que Clark había imaginado. “Dije que sí antes de leer el guión, lo que no dejó mucha libertad a mis agentes a la hora de negociar", dice, riendo. “Night hubiera podido vestirme con un traje de payaso y colocarme en un rincón durante toda la película y lo habría hecho”.
   Para Clark, otra ventaja adicional muy importante fue volver a estar con Shyamalan, que fue su mentor en El protegido. “Night ha sido una gran influencia para mí", dice. “Era alguien que se dedicaba con éxito al cine y que también era joven. En aquel momento, él era un par de meses más joven de lo que yo soy ahora. ¡Resulta increíble pensarlo! Tengo fotos fantásticas de nosotros en esa época, y parecemos niños”.

0.0/5 de 0 opiniones.
VALORACIÓN GENERAL

logo radio directo


No te pierdas estos clásicos del cine en BORMUJOS MULTICINES AL-ANDALUS

Programación del 15 al 21 de Marzo

Compra tu entrada para la película 1 AQUÍ

Compra tu entrada para la película 2 AQUÍ