Fichas de peliculas
  • Registro
ENTRE ELLAS
INFORMACIÓN
Titulo original: Faut Pas Lui Dire
Año Producción: 2016
Nacionalidad: Francia, Bélgica
Duración: 96 minutos
Calificación: No recomendada para menores de 7 años
Género: Comedia
Director: Solange Cicurel
Guión: Solange Cicurel, Jacques Akchoti
Fotografía: Hichame Alaouie
Música: Emilie Gassin, Benjamin Violet
FECHAS DE ESTRENO
España: 5 Enero 2018
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Vercine


SINOPSIS

Es la historia de cuatro inseparables primas. Laura está divorciada y se enamora de un hombre mientras que Eve no puede más con su marido David. La liberada Anouch vive la vida demasiado bien y está a punto de casarse, pero conforme la boda se acerca a las primas les llega una noticia que hará que su mundo se venga abajo...

INTÉRPRETES

JENIFER BARTOLI, CAMILLE CHAMOUX, TANIA GARBARSKI, STÉPHANIE CRAYENCOUR, ARIÉ ELMALEH, LAURENT CAPELLUTO, FABRIZIO RONGIONE, CHARLIE DUPONT, CLÉMENT MANUEL, BENJAMIN BELLECOUR, STÉPHANE DEBAC, BRIGITTE FOSSEY

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER

icono bsoBSO

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES


Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

ENTREVISTA A LA DIRECTORA...
Un primer largometraje, también es la oportunidad de descubrir la trayectoria de aquél que firma su primera película. ¿Cuál ha sido la tuya?...
¡La mía es un poco especial ya que soy abogada! Estoy especializada en los derechos de los extranjeros: los sin papeles, los refugiados, y en particular, las mujeres africanas... sigo siendo miembro del Barreau de Bruxelles (el colegio de abogados). Pero en paralelo, siempre me ha encantado el teatro. Participé en muchas ocasiones como aficionada, especialmente en la revista del Barreau, por la que escribí diferentes sketches.
En cuanto al cine, la aventura comenzó después de mi encuentro con Diana Elbaum, una excelente productora belga, una noche en una cena. Muy tímidamente, le conté mi pasión por escribir y por los diálogos en especial, preguntándole si podría enviarle un guión ... Diana me dijo que sí aunque reconocía que ella rara vez respondía y que debería enviarle un guión de cortometraje. Nunca había trabajado ¡pero realmente quería hacerlo! Aquél día era sábado y el lunes por la tarde ya le enviaba a Diana el guión de ‘Einstein Était un Réfugié’. El día siguiente, Diana me llamó diciendo que era muy bueno y que nos viéramos otra vez! Cuando nos reunimos, le expliqué cómo imaginaba las situaciones y los personajes de mi narrativa, incluso el color de los calcetines de mis protagonistas! Entonces, Diana respondió: “Eso quiere decir que eres una directora pero aún no lo sabes...”

¿Entonces tu primer paso detrás de las cámaras empezó así?...
Exactamente: en 2010 rodé ‘Einstein Était un Réfugié’ y rápidamente le dije a Diana que quería escribir un largometraje, que se convirtió en ENTRE ELLAS.

En una primera película, uno pone mucho de sí mismo. ¿Qué aspectos de esta historia son los que te tocan o preocupan más?...
Podría decir que, como abogado, a menudo tenía que enfrentarme a muchas mentiras. De hecho, creo que todo viene de una reflexión de mi madre, que, desde pequeña, me repetía: “Debemos decir solo cosas buenas con la boca“... Entonces, a menudo escuchaba frases como ”no debo decirlo” o ”no debo decírselo“ y comencé a interesarme en la idea de constatar que todo el mundo miente. ¡Empieza en la infancia con Santa Claus y luego ya no para! Me gustó el tema de la mentira por amor. A menudo pensamos que la mentira es negativa. Pero en realidad, mentimos mucho para proteger a quienes amamos, por amor y no por malicia.

El amor, pero también la amistad, son el corazón de tu película. ¿Cómo trabajaste este tema? ¿Te inspiraste en tu vida o en la de tu grupo de amigas?...
Hay un poco de mí y de algunas de mis amigas en la película, especialmente en la atmósfera en la que estas cuatro mujeres hablan, sin pelos en la lengua, muy cercanas, mujeres que se adoran y se necesitan unas a otras. Pero los personajes y situaciones que se describen son pura ficción. Siempre me han encantado las películas o series que tratan sobre un grupo de amigos. Probablemente porque crecí con ‘Friends’ y luego ‘Sexo en Nueva York’. Quería escribir sobre eso: es lo que me más me atrae y sin duda, lo que soy...

Es gracioso que hables de eso porque en ENTRE ELLAS, hay una cohesión, una credibilidad en las cuatro principales heroínas que definitivamente no estaba en la serie ‘Sexo en Nueva York’...
Lo que dices me conmueve mucho porque quería escribir cosas creíbles y realistas. Quería que estas chicas no fueran caricaturizadas, que tuvieran una ilusiones, desgracias, historias reales... Bueno, a veces son un poco locas, ¡pero moderadamente!

¿Podrías, en pocas palabras, describir el carácter de tus cuatro personajes principales: Laura, Eve, Anouch y Yaël?...
Diría que Laura es maniática, trabajadora y divertida. Anouch, es sensible y relajada. Eva es la que tiene más los pies en la tierra: sabe a dónde va. En cuanto a Yaël, ella es una mujer joven, fuerte y dulce al mismo tiempo...

¿Hay alguna con la que guardes más parecido?...
No, soy una mezcla de todas: sin duda hay un poco de mí en cada una de ellas...

¿No daba una sensación de vértigo cuando tuviste que escenificar, después imaginarlos, personajes que naturalmente tenían un poco de ti?...
En realidad no, porque una vez más, incluso aunque haya un poco de mí en estas cuatro chicas, no soy yo del todo. No estoy divorciada ni soltera, ni soy una joven casada, ni separada, así que nada es realmente igual. Entonces, cuando miro la película hoy, veo una historia inventada, que espero que tenga éxito...

Hablemos de tus actrices, empezando por Jenifer Bartoli, que interpreta a Laura. Es su primer gran papel en el cine. ¿Por qué la elegiste?...
No sucedió así: ¡fue Jenifer quien vino a mí! Fue un bonito milagro para mí... De hecho, habíamos pensado en otra actriz que no podía hacer la película. Estábamos buscando una excelente actriz porque el papel de Laura no es fácil de interpretar. Por casualidad, Christelle Michelet, la agente de Tania Garbarski (Anouch en la película), trabaja con Dorothee Grosjean, agente de Jen. Le hizo leer el guión de ENTRE ELLAS, le gustó y llamó a mi productor para sugerir que conociéramos a Jenifer.
Pensamos “¿por qué no?”. El primer contacto fue muy bien. Como resultado, decidimos trabajar juntas el papel para ver si ella podría ser Laura Brunel. ¡Y Jenifer fue formidable! Su oído musical le permite saber de inmediato si lo está haciendo bien o no... También es una esponja, capaz de integrar rápidamente las indicaciones sobre su interpretación. Y finalmente, es una actriz excepcional. Yo le decía: “piensas que naciste cantante pero de hecho, eres actriz”...

¿Qué hay de Camille Chamoux, que interpreta al personaje de Eve?...
Trabajar con ella fue una delicia. Primero porque Camille es autora de sus propios espectáculos y guiones y, como resultado, aporta muchas buenas ideas que contribuyen a desarrollar su papel, su carácter. 
¡Además, Camille improvisa con lo que sucede durante una escena y es bastante alucinante verlo! Si uno de sus compañeros de reparto deja caer un lápiz sin hacerlo a propósito, ella integra el incidente en la escena, recuperando la situación y transformándola en una peripecia dentro de la historia, muy natural...
Camille tiene una gran inteligencia en la interpretación, un activo muy importante para una actriz...

Tania Garbarski tiene el papel de Anouch...
Tania es una maravillosa actriz de teatro y de cine que ya estaba en los créditos de mi cortometraje.
Es una mujer con una gran sensibilidad, amabilidad y, además, con mucho sentido del humor.
¡Tania es una de esas actrices fabulosas que pueden interpretar cualquier papel, y el de Anouch fue escrito para ella!
Conociéndola bien, sabía que le daría al personaje su fuerza y su fragilidad. Tania me dio una confianza total, (¡al igual que las otras tres actrices!) y aceptó tener en cuenta mis observaciones, por ejemplo, cuando le decía que practicar un poco menos... Ella es una actriz que escucha mucho pero que también hace muchas propuestas y, finalmente, hace una interpretación precisa.

Y, al fin, Stéphanie Crayencour encarna a Yaël...
Francamente, si Stéphanie no se convierte en una gran estrella, ¡no entendería nada! Lo tiene todo: es sublime, dotada, trabajadora... ¡Conoce su texto tan bien que puede recitar sus réplicas cantando!
Stéphanie hace muchas preguntas sobre su personaje, para asegurarse de que comprende todo sobre ella, sus intenciones...

Unir a estas cuatro actrices fue una apuesta desde dirección: ¿estás satisfecha de si el grupo funciona igual de bien en la pantalla?...
Me tranquilizaron el primer día que llegaron para las pruebas de cámara. Después de tres minutos, todo el mundo hablaba entre sí como si se conocieran desde siempre... Entonces me dije: “¡Esto va a ser mágico!” Y lo fue. Y acabamos siendo íntimas. Seguimos viéndonos, salimos juntas, cenamos, vamos a ver las obras de una u otra en Bruselas o París. Como en la película, ¡nos hemos convertido en un grupo de amigas!

Ciertamente parece un grupo de amigas, pero uno de los puntos fuertes de ENTRE ELLAS es que nunca excluye al público masculino. Se ha prestado mucha atención al papel de los hombres...
Para mí, una buena comedia romántica no debe sacrificar personajes masculinos ni relegarlos a un segundo plano. Hombre, mujer, niño, todos deben tener algo que defender. Los roles masculinos tienen que ser interesantes para que Laura, Eve, Anouch y Yaël se enamoren y que la comedia romántica funcione.
Necesitaba hombres tan fuertes como ellas en pantalla...

¿Puedes dedicar algunas palabras sobre tus actores?...
Quería tener un elenco medio belga y medio francés. Vi algunos en el teatro y en el cine como Clément Manuel, Fabrizio Rongione, Charlie Dupont o Laurent Capelluto, que es amigo de la infancia. A Benjamin Bellecour, Arié Elmaleh (y Camille Chamoux) me los presentó mi súper-productora francesa, Laurence Schonberg. ¡Pensé que eran excelentes!
No hago castings para buscar actores, en general: tomo un café con ellos y veo si pueden encajar antes de empezar los ensayos o no ... me muevo por intuición. Así es como trabajé con el papel del psicólogo también, interpretado por Nicolas Guillot: bebí un trago con él, me gustó su lado loco y ¡pensé que iba a funcionar!

Antes del estreno de ENTRE ELLAS en cines, como percibías aquella aventura? ¡Un primer film no es poca cosa!...
Si se volviera a hacer, firmaría mañana: ¡fue mágico! Me encantó rodar en Bruselas y la relación que tuve con todo mi equipo. Una película no se hace sola. El equipo es esencial. Y estaba rodeada de actores, actrices, guiones, asistentes, productores, técnicos de imagen, sonido y de músicos formidables. Quisiera destacar el fantástico trabajo de mi director de fotografía Hichame Alaouié. Es un gran técnico, que ya ganó dos Magritte en Bélgica, el equivalente a los premios César... Aportó a la película una fotografía magnífica. También es gracias a la luz de Hichame que las actrices están tan hermosas en la pantalla.

Esta feliz experiencia te hizo querer continuar en la realización?...
Sí: el guión de mi segunda película está casi terminado y Diana Elbaum, mi productora, ¡me persigue para leerlo!
Para ser sincera, me gustaría mucho crear una secuela de ENTRE ELLAS, como la saga ‘Coeur des Hommes’ de Marc Esposito o ‘L'Auberge Espagnole’ de Cédric Klapisch... Me encanta la idea de ver envejecer a mis personajes...


ENTREVISTA A LA ACTRIZ JENIFER BARTOLI...
¿Puede verse tu papel en ENTRE ELLAS como tu primer papel en el cine después de ‘Les Francis’, un pequeño paso hacia ello? Sí, absolutamente, ni siquiera considero mi participación en ‘Les Francis’ como un pequeño papel...
Ya fue un reto conseguirlo porque para el mundo del cine, ¡yo era cantante! Con el personaje de Laura en ENTRE ELLAS, fue otra cosa. Interpreto a una abogada, y comparto con las otras tres actrices la mayoría de las escenas. Fue allí donde realmente descubrí el ambiente de un plató, el trabajo en equipo, a unos compañeros extremadamente amables y la presencia de Solange Cicurel, una directora que me ha ayudado enormemente durante todo el rodaje. Con esta película, intenté aprender el máximo. Fue una aventura humana y artística muy interesante...

Estabas hablando aceptar un desafío: ¿cómo fue?...
Simplemente lo decía porque yo tenía muy poca experiencia en cuanto a la actuación. Ya había actuado en el teatro en ‘Les monologues du vagin’ o en mi propio papel en la webserie ‘Buzz Moi’ de mi amigo Koxie, pero estos fueron solo primeras aproximaciones. Lo que realmente me gusta de ser actriz es adoptar la identidad de otra persona durante un momento. ¡Tengo la sensación de que esto puede ayudar a conocer mejor quién eres en realidad! Esto de usar tus propias emociones para apoyar a un personaje mientras descubres a otros que te hacen avanzar... ¡Me encantó!

¿Tenías dudas sobre como sería la recepción de la gente del gremio frente a una cantante?...
Sí, sin duda centran más su atención en ti, la gente se pregunta qué estás haciendo en un terreno que no es el tuyo...
Pero tuve la suerte de recibir propuestas para poder leer cosas y de tener un agente de cine, que es muy nuevo para mí. Entonces leo lo que me envían y, si me gusta, sigo mi instinto y persigo la propuesta rápidamente! Luego, siempre asumo el 100% de lo que hago y por lo tanto estoy lista para defenderlo, aceptando las críticas si están justificadas.
Las opiniones nunca son unánimes, y esto es mucho mejor.

¿Qué te atrajo del personaje de Laura?...

Sinceramente, el detonante fue mi encuentro con Solange... Fue ella quien me transmitió las ganas de participar. Al principio, leí el guión, y me hizo reír mucho y preguntarme si podría encarnar ese papel.
Fue escuchar a Solange lo que realmente me animó a unirme al proyecto y disfrutar mejor de mi personaje.
¡Me hizo creer en ello tanto como lo hacía ella!

¿Tienes algo en común con Laura? Un grupo de amigas parecido, por ejemplo...
Es algo más que el grupo de amigas. Lo que realmente me acerca a Laura es su fidelidad hacia sus amigas, su apego a la familia y el hecho de ser una madre que concilia lo mejor que puede su vida profesional y personal. En términos de organización, puedo parecerme un poco a ella, pero por ejemplo, eso de tener los lápices bien afilados, ¡no lo hago nunca!

Volvamos a tus amigas en el cine: supongo que la colaboración con Tania, Stéphanie y Camille, tus compañeras, fue un bonito reencuentro...
Ellas me conocían como todo el mundo, como cantante, y no sabían qué esperar cuando me metí en la interpretación. Me lo pensé mucho y trabajé muy duro porque no quería hacer las cosas a medias. Al empezar, me encantó trabajar con ellas tres y, de hecho, creamos un fuerte vínculo de amistad. Camille, Tania y Stephanie son chicas que amo, en quien puedo contar y quiénes pueden contar conmigo.

¿Como trabajasteis entre vosotras antes y durante el rodaje?...
No hicimos muchas lecturas, creo que con ello, Solange quería conservar el instinto, la energía. De hecho, no eligió el reparto por casualidad. Ella es una directora inteligente y muy organizada. Todo estaba pensado, organizado al milímetro, hasta los elementos de decoración más pequeños...
Como actrices, solo tuvimos que dejarnos guiar y actuar, después de poner las cosas en lugar ensayando un poco... Lo que fue formidable, es que podíamos proponer constantemente cosas a Solange: ella nos escuchaba, y a veces lo tenía en cuenta u otras respondía con su famoso “sí... ¡pero no! “

Al final del rodaje, ¿quisiste participar en otros proyectos cinematográficos?...
Sí, incluso aunque no sean mi principal campo de acción. El cine me gusta mucho y si tengo el lujo de poder elegir de nuevo un hermoso papel, ¡sería fabuloso! Me gustaría ser capaz de encarnar personajes totalmente diferentes, no contentarme con un solo registro. Hay algunos proyectos que ya se están montando, yo mientras continúo leyendo nuevos guiones... El hecho de que los directores piensen en mí, me toca mucho.


ENTREVISTA A LA ACTRIZ CAMILLE CHAMOUX...
¿Cómo nos presentarías a Eve, tu personaje en la película?...
Yo diría que es alguien que construyó una vida como esposa muy temprano. Ella ha vivido durante muchos años con un mismo hombre y una familia, y ha estado bien, pero últimamente, Eva tiene dudas sobre la interminable tranquilidad de su vida amorosa, siente como vértigo. Encuentra un amante y decide poner su marido a prueba, después de casi 20 años de vida en común...

De hecho, Eve casi logrará crear lo que tanto temía en su pareja...
Es más bien que quiere condimentar su vida, desesperadamente estable.
Entonces crea voluntariamente una ola, y luego se da cuenta de que, de hecho, ¡ella no quería ahogarse en absoluto!
Es una de esas personas que sospechan cuando todo está bien. “Mi pareja es ultra estable, mi chico es un buenazo: ¿no me estoy perdiendo
vivir la vida?” ¡Es un cuestionamiento muy actual! Uno está obsesionado con la idea de vivir momentos súper fuertes en todas las cosas. Y por el fantasma del aburrimiento. La longevidad, la fidelidad da miedo últimamente. Parece que no es moderna... Eve debe hacer su camino y aceptar que ella es feliz en esta relación apacible.

Como mujer y como actriz, ¿cómo ves a tu personaje? Con ternura, con resentimiento...?
Su manera de no estar satisfecha con lo que tiene es muy molesto, ¡eso seguro! Pero eso hace que Eve sea un personaje realmente divertido
para interpretar y lo noté tan pronto leí el guión. 
Sentí que ese grupo de cuatro chicas era muy seductor, y poseían una amistad fuerte. Está bien, están llenas de contradicciones pero tienen sobre todo una gran generosidad y siempre están la una para la otra... Eve es un personaje impulsivo que reacciona instintivamente y que vale la pena interpretar.

Hablando de este cuarteto de chicas: en la pantalla, su amistad, su unidad es evidente y parece que nunca es artificial...
Sí, es cierto: los guiones sobre nuestra relación son muy acertados. Cada una tiene su rol, su lugar, especialmente en el tema de mentiras y verdades, que está en el corazón de la historia. Cuando una va a mentir, lo hace para preservar a una de sus amigas o la amistad que une al grupo. La idea general es hacer la vida más fácil para los demás... Funciona muy bien en la película, y aunque sea un cliché decirlo, Solange Cicurel, la directora, sabía cómo elegir a sus actrices y creó una atmósfera en el plató que reforzó esta impresión.

¿Conocías a Jenifer Bartoli, Stéphanie Crayencour y Tania Garbarski, tus compañeras de reparto?...
No, ninguna de las cuatro se conocía pero aún hoy quedamos para seguir viéndonos muy a menudo...
Hubo una especie de alquimia entre nosotras en este rodaje: había muchas ganas de hacer propuestas en el rodaje, y un deseo de improvisar, de probar cosas.

Cuatro actrices principales dirigidas por una directora: le da esto un tono y color en particular a ENTRE ELLAS?...
Efectivamente pienso que le da cierto humor en todo esto. Entre nosotras, sentimos que hablamos el mismo idioma, nos entendemos rápidamente y compartimos las mismas referencias.
Podría haber sucedido también con un director pero dado que la historia sigue a las vidas de un grupo de mujeres, no sería tan evidente. A un hombre se le tendrían que explicar ciertos códigos que de entrada no tiene porque saber cómo funcionan, de la misma manera que yo tengo una idea de lo que es la intimidad masculina, pero no la vivo en mi piel. Aquí, lo que tuvimos que poner es parte de nuestra experiencia
de cada una.

Y, sin embargo, los hombres no se sentirán absolutamente excluidos por la historia de la película...
No, ¡estoy segura de que les hará reír mucho! La narrativa no es absolutamente “femenina” en el sentido de excluyente para los chicos. Habla en su mayor parte de amistad y confianza entre un grupo de amigos que resultan ser chicas... Esta es una oportunidad para que los hombres descubran en qué consisten nuestras discusiones más desatadas.
La película es muy fresca, espontánea, agradable de ver... Aprovecho para destacar que me divertí mucho junto a mis compañeros de reparto masculinos: Arié Elmaleh, Benjamin Bellecour y Stéphane Debac quien interpreta a mi marido... Solange ha puesto en escena a la perfección esta relación de pareja un poco estropeada por el tiempo pero que se da otra oportunidad. Es la prueba de que en esta sociedad donde todo es perecedero, ¡siempre vale la pena darse una oportunidad!

En tu carrera como actriz has hecho mucho teatro pero también un poco de tele y de cine (especialmente en ‘The Gazelles’ en 2013): ¿Este papel de Eve supone una nueva etapa?...
Es un personaje que habla sobre cosas que conozco bien y que se parece a mí, siento que estoy en una obra muy realista. ¡Me gusta cavar este surco y creo que Solange me dirigió muy bien!
Aludiste al ‘The Gazelles’, pues tiene algo en común con ENTRE ELLAS, principalmente su sinceridad. Yo prefiero eso mucho más que una comedia más escandalosa o evidente... Por otro lado no creo en momentos decisivos en la vida de una actriz, más bien en pasos pequeños, encuentros que te hacen avanzar. El que tuve con Solange fue importante... Para ser su primera película, descubrí que proporcionaba una impresión de bienestar, ¡es una de esas “Feel good movies” que te mueven y te dan energía!


ENTREVISTA A LA ACTRIZ STÉPHANIE CRAYENCOUR...
Unas palabras sobre tu carrera como actriz para comenzar: debutaste en 2007 frente a la cámara de Éric Rohmer con el primer papel femenino de su última película: ‘Les Amours d’Astrée et de Céladon’...
Fue una experiencia alucinante para mí: sé muy bien que el cine de Rohmer es un cine que nunca volverá a repetirse. Lo amé mucho como ser humano y creo que habríamos continuado trabajando juntos si él todavía estuviera aquí... ¡Recuerdo haber aterrizado en ese rodaje sin saber nada del oficio! Me había dicho que no tomara clases de teatro: quería que lo hiciera “en bruto”... En el casting, acabamos haciendo una lectura de la obra que leí con mi terrible acento belga. Así comenzó la aventura... La atmósfera en el set fue muy familiar, pero muy natural también. Rohmer hizo solo una toma, dos en el límite cuando un avión pasaba por encima de nosotros. Lo guardó todo: nuestras dudas, nuestros tartamudeos... Solo después, tomando lecciones de interpretación, me di cuenta de la realidad de la profesión. Reconozco que al ver Les Amours d’Astrée et de Céladon’ estaba deprimida. Me había frustrado con todas las fragilidades de mis 20 años,
kilos de más, sin maquillaje, sobreactuando en un francés antiguo inverosímil ... No asumí la película en absoluto y esperaba a Eric en ese momento. Afortunadamente, nos reconciliamos justo antes de su muerte. En retrospectiva, esa experiencia me hizo comprender que debería
probarme a mí misma como actriz para poder hacer este trabajo.

Es divertido lo que dices porque Solange Cicurel, directora de ENTRE ELLAS, ¡piensa que tu futuro como estrella está asegurado!...
Sinceramente, fue la primera vez en una película que no estoy satisfecha conmigo misma (¡lo cual no sucederá probablemente más!), sino con todo lo aprendido. Tengo un requisito enorme para mí: mi objetivo es siempre mejorar... Adquirí una dureza que luego ha jugado a mi favor. También es una de las consecuencias de la película de Rohmer: las críticas fueron duras conmigo.
Considerando mi difícil curso personal y académico, no estaba lista para encajarlas.
Me obligó a trabajar aún más entonces...

Dirías que Yaël, tu personaje en la película, es un poco la suma de todo este trabajo que comenzó desde hace 10 años?... 
Esto no es de ningún modo una culminación porque sé que todavía podría hacerlo mejor, pero es cierto me ha dado suficiente para probar cosas.
Aquellos que me vean bien me harán propuestas para nuevos proyectos, pero yo quiero convencer a los demás... ¡Odio la idea de envejecer, pero esa debe ser la famosa sabiduría del tiempo! Depende de mí comenzar a apreciarlo y es verdad que, ENTRE ELLAS, es probablemente la primera vez donde creo que he hecho un buen trabajo...

¿Qué te tocó de Yaël y por qué?...
No responderé exactamente a tu pregunta, porque, de hecho, antes de que me tocara el personaje, ¡primero fue Solange! Cuanto más conoces a esta mujer, más te fascina... Es una persona brillante y que adoro, también su exigencia. Solange es un pilar. Ella nunca abandona nada... No voy a compararla con una hermana o una madre porque es una amiga pero desde nuestra primera reunión, incluso antes de leer el
guión, ya sabía que podía confiar en ella. El rodaje confirmó esta impresión inicial e instintiva... Solange seguramente nos ama por haber participado en una película como esta y haberla rodado de esta manera.
En cuanto a Yaël, estoy segura de que puso un poco de sí misma en este personaje, como con los otros tres.
Para responderte realmente, son las cuatro chicas las que me tocan. ¡Quería ser parte de su grupo y estoy seguro de que el público también lo querrá!
Francamente, interpretando a una mujer joven cuyo prometido la engaña, no es un tema que me conmueva especialmente pero eso no es todo lo que me interesa. El tabú, la fragilidad, lo tácito, el miedo a asumir: estos son temas importantes...

Al ver la película uno también tiene la impresión de conocer a un verdadero grupo de amigas...
Sí, eso es lo que sucedió. Y, sin embargo, yo había estado un poco a la defensiva, tenía miedo de que no nos lleváramos bien. Sin embargo yo ya conocía a Tania y sabía que era una pequeña joya! Camille y Jen, fueron descubrimientos fantásticos. Siempre podemos actuar con personas que no nos gustan ¡pero es un infierno!
Y desde el primer día de ensayos, pensé “¡Guau! “... Para ser honesto, eso es lo que quiero encontrar en el futuro: no solo ser una actriz, sino también trabajar principalmente con personas con quienes disfruto ¡Lo cambia todo! Jenifer, sigue siendo una artista muy famosa en Francia y en Bélgica, pero ella es muy sencilla y amable, increíble, pedía siempre consejo, y escuchaba todo lo que podíamos decirle. Lo mismo para Camille o Tania, a quien considero ahora como mi hermana y a quién pido consejo... En definitiva sí, nos seguimos viendo desde el final del rodaje y esta sinceridad en nuestra relación debe verse en la pantalla...

Unas palabras también sobre sus compañeros de escena masculinos, especialmente de Arié Elmaleh que interpreta tu prometido:
De él diría que es un tipo realmente bueno, otro gran descubrimiento. Yo no conocía realmente su estilo de actuar, su sensibilidad y me impresionó. Es un actor muy acertado, aporta el tono cómico justo, es muy divertido ¡y muy guapo!


ENTREVISTA A LA ACTRIZ TANIA GARBARSKI...
Solange Cicurel y tú ya erais amigas desde antes de que empezara el rodaje, fue determinante para que participaras en su primer film?...
Conocí a Solange en el rodaje de su primer cortometraje, ‘Einstein Était un Réfugie’, en el que yo actuaba! Y ella me dejó impresionada.
Era la primera vez que dirigía y ya transmitía esa sutil mezcla de fuerza y tranquilidad.
Para una actriz como yo, que puede tender a la neurosis, es muy alentador ser dirigida por una directora que sabe exactamente lo que quiere, donde quiere llegar y, sobre todo, cómo quiere explicarlo. Y en especial, me encanta que me dirija una mujer. Y si además es brillante, inteligente y benevolente, puedo seguirla con los ojos cerrados...

¿Qué te sedujo del rol de Anouch?...
Inmediatamente amé a Anouch como una hermana. Me encanta su fragilidad enmascarada por su gran boca, me gusta su humor, su lado decididamente femenino y sobre todo su capacidad para empatizar.
Anouch es la amiga que soñamos tener, está dispuesta a hacer cualquier cosa por la gente que ama... y está llena de sorpresas. Por otro lado, su vida privada es un fracaso. Qué bueno interpretar a personajes que pueden contradecirse, ser inconsistentes. Y luego, es un personaje que me hizo reír ya en la primera lectura, y quise poner mi grano de locura en él.

¿Eso significa que hay un poco de ti en este personaje?...
Uno siempre pone un poco de sí mismo en la construcción de un personaje, a veces de manera deliberada y, a veces, sin darse cuenta.
Algunas de reacciones, de su humor, son cercanas a mí y su relación con su padre en la película es casi tan cercana como la que tengo con
mi padre, Sam Garbarski (que es director).

De las cuatro heroínas principales de ENTRE ELLAS, Anouch es probablemente la que más te toca: es una especie de apisonadora con los demás pero en la intimidad también tiene cierta fragilidad, en su búsqueda de un gran amor que parece repeler...
Me conmueve mucho que lo sientas así porque eso es exactamente lo que quería mostrar. Esta dualidad que ya era palpable en el guión.
También se parece un poco a mí en este sentido, ya que yo puedo tener de vez en cuando un lado bastante seguro de mí misma cuando en realidad no es así. ¡Pero cuidado: Anouch no soy yo! Yo soy, por ejemplo, muy feliz en el amor que construí serenamente, en una bella historia, mientras que Anouch claramente tiene un problema con el compromiso. Pero es cierto que, en la hipersensibilidad enmascarada por la apisonadora que decías, puedo reconocerme a veces...

Tu complicidad en la pantalla con tus tres compañeras es una de las fortalezas de la película. Al parecer, ha perdurado después del rodaje...
Sí y es bastante mágico... Construir un elenco es siempre una apuesta. Cuando Solange nos conoció a las cuatro por separado, ella tuvo que percibir una energía que uniría el grupo y sería beneficiosa para la película. Solange también necesitaba que nos sintiéramos como nos sentimos con las amigas, ¡y ese fue el caso! Todo fluyó de inmediato.
No es solo una película de mujeres, es una película que nos pone en el centro de atención. Ya sabes, hay dos categorías de mujeres: ¡Las que aman a las otras mujeres... y las otras!
Me parece que hay entre nosotras cinco una especie de girl-power muy fuerte, muy alegre y de hecho, seguimos viéndonos también hoy. Es raro en este mundo, porque a menudo una vive una película como un maravilloso campamento de verano, pero una vez llegas a casa, os perdéis de vista. Espero y me encanta pensar que con nosotras será diferente. Y la guinda del pastel es que son actrices maravillosas, qué placer trabajar juntas.

Una complicidad que nunca es en detrimento de los personajes masculinos de la película...
Esta es una de las mejores sorpresas de esta aventura: cuando descubrí la película, me di cuenta de que, obviamente, también era una película de chicos. Sentí que ENTRE ELLAS emanaba mucha ternura, en parte, gracias a los papeles masculinos... De todos modos, una comedia romántica no tendría éxito sin una sabrosa dosis de hormonas masculinas y femeninas.

Qué nos dices de tu trayectoria en el teatro, la televisión y el cine. ¿Es ENTRE ELLAS un punto de inflexión en ella?...
¡Sí! Primero, porque esta es la primera vez que me siento un potencial popular en una de mis películas.
Con ENTRE ELLAS, podemos permitirnos creerlo. Es un película popular en el noble sentido del término, una película para sentirse bien, llena de humanidad, una comedia romántica... pero no exactamente. También porque es la primera vez que me dirige una mujer en el cine y tenía muchas ganas. Ya lo había experimentado en el teatro con Hélène Theunissen en ‘Promenade de santé’, la obra de Nicolas Bedos. Y estoy muy contenta con nuestra colaboración con Solange... Espero que la película marche bien y permita, quién sabe, quizás hacer una segunda parte.

logo radio directo