Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: The Marze Runner: The Death Cure
Año Producción: 2018
Nacionalidad: EE.UU.

Duración: 141 Minutos

Calificación: No recomendada para menores de 12 años

Género: Acción, Ciencia ficción

Director: Wess Ball
Guión: T.S. Nowlin. Basado en la novela escrita por James Dashner
Fotografía: Gyula Pados
Música: Junkie Xl, John Paesano
FECHAS DE ESTRENO
España: 26 Enero 2018
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
20Th Century Fox


SINOPSIS

Ava, directora de CRUEL está cerca de lo que cree que es la cura para una enfermedad conocida como la Llamarada, una infección que ha diezmado la población del mundo. Pero la cura implica sacrificar a los pocos jóvenes que quedan en el mundo que aparentemente son inmunes. Para liberar a los que han sido retenidos como sujetos de prueba, incluido su amigo Minho, Thomas debe unirse ahora a todos los supervivientes y plantar batalla...

INTÉRPRETES

DYLAN O'BRIEN, THOMAS BRODIE-SANGSTER, KI HONG-LEE, DEXTER DARDEN, PATRICIA CLARKSON, WALTON GOGGINS, KAYA SCODELARIO, NATHALIE EMMANUEL, KATHERINE McNAMARA, ROSA SALAZAR, AIDAN GUILLEN, GIANCARLO ESPOSITO, BARRY PEPPER, JACOB LOFLAND

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

icono featurettesREACCIÓN DEL PÚBLICO

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

LA PRODUCCIÓN...
  'El corredor del laberinto', que es la primera parte de una trilogía de historias basada en las novelas de James Dashner, comenzó a rodarse el 15 de mayo de 2013 en Baton Rouge, Luisiana. Reunió a un grupo diverso y talentoso de jóvenes actores.
  En el 'Corredor del laberinto' original, los involuntarios habitantes del misterioso campamento conocido como el Claro, están rodeados por un laberinto en constante cambio con muros de 60 metros de altura. Es una colonia de jóvenes con un objetivo singular; escapar del Claro resolviendo el laberinto. Pero todo empieza a cambiar cuando aparece Thomas y, poco después, Teresa, la primera chica habitante del Claro. La salida les conduce a la verdad: formaban parte de una prueba inmersa y cruel.
  En 'El corredor del laberinto: Las pruebas', los clarianos descubren que una vez fuera del laberinto, no eran los únicos participantes que fueron obligados a soportar las pruebas. De hecho, existían otros laberintos, otros supervivientes y se enteraron de la organización que los había seleccionado: CRUEL. Thomas, que se había convertido en el presunto líder del grupo, no confiaba en el mensaje de que "CRUEL es bueno". Después de liberarse del claro donde los habían metido después de ser "rescatados", Thomas conduce a los supervivientes del laberinto original y a otros que encuentra por el camino a La Quemadura, un páramo desierto que parece ser todo lo que queda en el mundo.
En la búsqueda de un refugio seguro que se rumorea que existe, el grupo queda atrapado cuando Teresa, que tiene un conflicto entre CRUEL y su verdadera misión, abandona el lugar oculto de la reunión de los supervivientes y el grupo de la resistencia llamado el Brazo Derecho. Tras sufrir la traición de Teresa, y con la promesa de salvar a Minho, que ha sido secuestrado por CRUEL, Thomas concluye El corredor del laberinto: Las pruebas con una sola declaración: "Voy a detenerlos. Voy a matar a Ava Paige". La mujer que se había convertido en sinónimo de la enigmática organización llamada CRUEL se había convertido en su némesis.
  'El corredor del laberinto: La cura mortal' comienza aproximadamente seis meses después del final de las pruebas. En la batalla final de Las pruebas, los supervivientes de la Llamarada, una enfermedad que ha devastado a la población mundial, han definido su propósito: encontrar un refugio seguro lejos de la influencia de CRUEL. Esta emocionante conclusión de la trilogía de El corredor del laberinto reúne a muchos de los miembros originales del reparto de El corredor del laberinto de 2014; Dylan O'Brien como Thomas; Kaya Scodelario como Teresa; Ki Hong Lee como Minho; Thomas Brodie-Sangster como Newt; Dexter Darden como Frypan y Patricia Clarkson como la Dra. Ava Paige junto con los miembros más recientes del elenco de El corredor del laberinto: Las pruebas; Giancarlo Esposito como Jorge, Rosa Salazar como Brenda, Aidan Gillen como Janson, Barry Pepper como Vince y Walton Goggins como Lawrence. El elenco, junto con muchos otros del equipo original de El corredor del laberinto se juntaron para una sesión de tres meses en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, donde se empezó a rodar el 6 de marzo de 2017.
  Como director de las tres películas, Wes Ball describe las diferencias entre los mundos en los que se desarrolla cada historia: "La primera película, con el laberinto, era todo cemento y decadencia. La segunda historia era la arena y el óxido de La Quemadura y esta película, La cura mortal, es un mundo de vidrio y acero. Cada uno tiene su propio tono y paleta de colores". Pero es este mundo de acero y vidrio, un mundo que ni siquiera están seguros los clarianos que existe, el que se convierte en su objetivo mientras plantan batalla a CRUEL.
  La batalla contra CRUEL en realidad comienza al final de Las pruebas. Tal como explica Ball: "En el tercer libro existe esta idea de una resistencia, un grupo opuesto a CRUEL y pensé: '¿No deberíamos adelantar todo esto?'". Que aparezcan las facciones opuestas de la guerra al final de la segunda película es una ligera desviación del libro; y Ball agradece tener la libertad de hacer ese tipo de ajustes creativos. "Hay cosas que no son exactamente como en el libro, pero están inspiradas en los libros. Y es por eso que tenemos la suerte de contar con James (Dashner) para todas estas cosas y para la toma de decisiones. Queríamos hacer todo lo que se nos permitiera, pero siempre con respeto a los seguidores y a lo que quieren ver".
  James Dashner confirmó su aprobación y afirmó: "Los seguidores de los libros son muy leales a las historias y muy protectores con ellos, pero hay ciertas cosas que funcionan mejor en un universo cinematográfico. Wes Ball ha hecho un gran trabajo con ese tipo de cosas y creo que los seguidores de los libros han aceptado todas las nuevas ideas también".
  Para crear este viaje, la producción necesitaba una ubicación que proporcionara toda la diversidad de La Quemadura, la ciudad, el refugio seguro y todo lo demás. Para lograr esto, viajaron a Ciudad del Cabo, Sudáfrica. Nombrada Capital Mundial del diseño 2014 por el Consejo Internacional de Sociedades de Diseño Industrial, la ciudad proporcionaba el telón de fondo perfecto para la "última ciudad" con sus edificios altos y su arquitectura moderna.
  La ubicación también le permitió a la producción viajar hasta el borde del desierto de Kalahari para grabar la emocionante secuencia de apertura de la película. La escena, filmada durante cinco días cerca de la ciudad de Upington, crea una secuencia de apertura emocionante y muy energética.
  "Creo que va a ser una de las mejores secuencias que hayamos hecho", asegura Dylan O'Brien. "Es una excelente manera de comenzar la película y marca absolutamente la pauta. Toda la película es realmente una misión de rescate y es una secuencia especial en esta emocionante trilogía".
  A O'Brien le gustaba la escena porque permitía al público avanzar sin interrupciones de la película anterior a la nueva. "Las pruebas comenzó en el momento exacto en que terminó la primera película. Con esta película, han pasado unos seis meses y se puede ver que los chicos han estado ocupados. Se tomaron todo ese tiempo para organizarse, idear un plan e ir a salvar a Minho".
  Wes Ball describe ese instante al final de Las pruebas, cuando los demás recurren a Thomas y le preguntan si tiene un plan, como un momento decisivo para el personaje: "Ves que emerge como el líder", dice simplemente.
  Cuando comienza La cura mortal, está claro que el equipo ha tenido tiempo para pensar en su plan. Son un grupo diferente, organizado y a la ofensiva. Se trata de un plan audaz que requiere que roben todo un tren en movimiento en su intento de salvar a Minho.
  "El robo del tren fue muy divertido", recuerda Berry Pepper, que interpreta a Vince, un líder de la resistencia del Brazo Derecho. "Definitivamente, uno de los mejores momentos del rodaje. Es increíble, hacía tanto calor en el Kalahari. Tenía que hacer una secuencia de acción, saltar desde un coche, subir al tren, y quedaba empapado en sudor; pero luego paraba diez minutos y ya estaba completamente seco. El sol pegaba mucho. Nunca en mi vida había experimentado tanto calor. Pero a la vez era impresionante, realmente bonito. Nunca había estado en un lugar así, fue un rodaje realmente increíble".
  Rosa Salazar, que interpreta a Brenda, describió la ubicación como un muy buen complemento para la ubicación de Nuevo México donde terminó Las pruebas. "Si viajas a Upington, puedes pensar que estás en Albuquerque. El terreno es extremadamente similar. Esto podría ser cualquier pueblo de Montana... pero luego aparece un grupo de aldeanos, y te das cuenta rápidamente de que ¡estás en África! Hay algo completamente diferente que hace clic en tu cerebro cuando te das cuenta de que estás en África. No estás en Albuquerque ni en los alrededores de América. Estás en un lugar donde las personas todavía están unidas y se sublevan. Donde la gente tiene interés en lo que sucede a su alrededor y lo dicen y lo verbalizan y pelean. La gente de aquí luchará, se levantará. Y me encanta porque de eso trata esta película".
  Después de haber rescatado un vagón lleno de jóvenes, todos inmunes a la Llamarada se dirigen a los laboratorios de pruebas de CRUEL; su objetivo final es lograr que todos lleguen al refugio seguro. Una vez más, es un lugar que nadie estaba seguro de que realmente existía. Se habla de él en primer lugar en Las pruebas cuando Brenda le dice a Thomas: "Jorge piensa que vosotros sois un billete al refugio seguro". Es un momento que el guionista T. S. Nowlin describe como "la zanahoria en el extremo del palo". Es el momento en el que escuchan que existe un paraíso".
  Y el encargado de llevar al número creciente de jóvenes a este nuevo lugar para vivir es Vince. "Es sólo un superviviente", comenta Pepper sobre su personaje. "Creo que, como todos, se ha visto obligado a ponerse manos a la obra o morir. CRUEL tiene el antídoto y prácticamente tiene la vida de todos en la palma de su mano. Por lo tanto, está tratando de sobrevivir y llevar a tanta gente con él como pueda".
  Para la belleza espectacular del "refugio seguro", los realizadores y los miembros del reparto fueron al parque costero de Sudáfrica Koel Bay y al Kogel Bay Beach Resort. Con las escarpadas montañas que sobresalen alrededor de las pintorescas playas, el paisaje le daba al diseñador de producción, Daniel Dorrance, el lugar perfecto para crear el campamento que, en muchos aspectos, imita al aspecto del campamento original del Claro. La diferencia es que, en lugar de que tener unas paredes empinadas formando una prisión, las montañas brindan seguridad.
  Llevar una ubicación así de espectacular al universo de El corredor del laberinto encajaba perfectamente con el talento de Dorrance. Como  explica Wes Ball: "Dan es realmente bueno en coger un lugar práctico y convertirlo en algo muy bueno, único y especial".
  "Cuando encontramos esta playa tan bonita", apunta Dorrance, "sabíamos que podíamos crear estructuras parecidas a las carpas y hacer una especie de comienzo de su mundo, que de alguna manera cerraba el círculo completo hacia el laberinto en el sentido de que antes vivían de la tierra".

  Al crear el impenetrable cuartel general y el laboratorio de CRUEL, la producción utilizó el elegante diseño del Centro Internacional de Convenciones de Ciudad del Cabo como ubicación exterior. El interior y el laboratorio de CRUEL en el piso 20 era un decorado enorme construido en un almacén reconvertido a las afueras de Ciudad del Cabo. La construcción de los decorados comenzó en noviembre de 2016 para que estuviera listo para el rodaje en marzo de 2017. El decorado tenía muchas salas diferentes y múltiples pasillos largos que creaban, una vez más, la sensación de estar en un laberinto, solo que esta vez los clarianos tratan de entrar y no de salir. El diseño también permitió rodar desde una zona a la siguiente con tomas largas y continuas, sin necesidad de cortar.
  "Wes grabó muchas cosas en el laboratorio", confirma Dorrance. "Lo cual es genial: sientes que has hecho un buen trabajo en el diseño de un decorado cuando el director quiere filmar más; cuando están encontrando nuevos ángulos que les gustan y desean seguir rodando".
  Al interpretar a Janson, el responsable de reunir a los inmunes y mantener el lugar seguro, Aidan Gillen atribuye mucha parte del mérito de las actuaciones al diseño de producción del lugar. "El diseño es fantástico. Es muy fácil actuar en esos decorados. No es como, 'Oh, aquí hay una pared blanca y allí ya no y hay un montón de gente parada'. Realmente se siente como un mundo en el que puedes vivir, como el mundo real, porque está todo allí. Sabes que puedes caminar por ese pasillo y hay otro pasillo y puedes caminar por ese pasillo y hay un laboratorio y luego te lleva al otro pasillo. Es bastante fácil sentirlo. Así pues, creo que el diseño de producción juega un papel importante en esta película".

  Familia. Es algo en lo que todos los miembros del reparto están de acuerdo. Después de casi cinco años trabajando juntos en tres películas, sin duda se han convertido en una familia.
  "Nos echaremos de menos", reconoce Dylan O'Brien. "Seguiremos estando en contacto, obviamente, pero hay algo especial en el tiempo que pasas durante los rodajes; pasas muchísimas horas junto a tus compañeros viviendo en apartamentos unos al lado de los otros. Ahora, estamos tratando de ver qué es lo que pasa después de esto. Queremos que salga muy bien y con suerte hacer la mejor película de las tres. Eso es lo que estamos tratando de hacer. Y, sí, realmente nos queremos los unos a los otros, así que es divertido venir a trabajar todos los días".
  Rosa Salazar cree que tener la oportunidad de estar juntos tanto fuera como dentro del rodaje realmente contribuye a la química. "Es casi como una improvisación. Los improvisadores pasan cada segundo juntos, porque tienen que convertirse en un solo cerebro. Cuando suben al escenario no hay nada del estilo: 'Esto es lo que estoy haciendo...'. No hay pistas. La pista está en ser. En un solo movimiento de ojo, en expresiones diminutas y ese es el nivel al que Jorge y yo hemos llegado". Ella sonríe: "No tenemos que verbalizar nada. Porque nos conocemos perfectamente. Somos un único cerebro".
  Aunque se unió a la historia en la segunda película, Giancarlo Esposito asegura que la familia es algo que define la historia: "De eso se trata esta película, de familia. Creo que es algo único. Cuando trabajas con personas que te gustan, quieres estar cerca de ellas porque estás haciendo cosas creativas delante de la cámara que te permiten conocerlas un poco mejor. Entonces, cuando pasas el rato con ellos y juegas al billar, te tomas una cerveza, juegas al futbolín después de las horas de rodaje, los conoces mejor como personas, y eso se suele reflejar en la pantalla".
  A la hora de trasladar esas relaciones a la historia, Esposito explica: "Jorge es un mercenario. Ha estado por ahí fuera tanto tiempo que nos permite conocer algunos detalles de él en esta película. Tal vez empieces a preguntarte a quién rinde lealtad antes de haber visto esta película. Para mí, de alguna manera, es como ver crecer a tus hijos. Tienes que dejar que tomen decisiones por sí solos, y tienes que apoyar esas decisiones o no. Pero Jorge comienza a cambiar. Comienza a tener un poco de corazón y comienza a confiar. La confianza es algo importante dentro de la familia. Si puedes confiar primero en tus instintos y luego en tus hijos, puede que aprendas algo. Así que creo que el viaje que recorre Jorge en esta película es un poco especial porque se ve obligado a retroceder y ver cómo estos jóvenes toman decisiones que afectan a sus propias vidas; y eso es lo que hacemos con nuestros hijos".
  Dexter Darden describe el componente familiar como uno de los elementos clave tanto en la pantalla como fuera de ella. "Hemos estado juntos durante cinco años, así que cuando escuchas la palabra familia, la puedes asociar a lo que tenemos, ya que hemos visto a gente crecer, casarse, tener hijos, pasar por rupturas, pasar por altos y bajos de las relaciones. Al final del día, sin importar lo que hayamos pasado, todos hemos estado allí el uno para el otro. Y hemos tenido nuestros mejores momentos y todos hemos tenido nuestros momentos malos, y eso es parte de lo que es crecer. Mientras puedas crecer junto a los demás y puedas estar ahí en los altibajos, eso es lo que lo hace especial. Y eso es lo que tenemos a día de hoy".
  Kaya Scodelario está de acuerdo y señala que son las cosas en común las que consolidan su vínculo. "Ki-Hong y yo hablamos de cosas de las que nunca habríamos hablado hace cinco años. Ambos tenemos bebés que nacieron con diez días de diferencia, así que hablamos de pañales, vómitos... cosas de bebés que no interesan a ninguno de los otros chicos, pero eso es lo que hace exactamente una familia".

  Aunque no sabían con seguridad si esta "última ciudad" había sobrevivido, los clarianos sabían que conseguir entrar iba a ser complicado. Pero irrumpir en el cuartel general de CRUEL, donde tenían retenido a Minho sí que era imposible. Para Thomas, establecer metas difíciles es algo habitual. Como afirma Dylan O'Brien sobre su personaje: "En la primera película el desafío era resolver el laberinto, salir del Claro. Una gran parte del grupo, dirigido por Gally, no quería saber nada de eso. Veían en Claro como su hogar y estaban a salvo. En Las pruebas estábamos fuera del laberinto, teníamos un edificio en el que vivir y en el que nos protegían, pero había que pagar un precio. En esta película, La cura mortal, Thomas quiere irrumpir en el lugar que causó todo para salvar a su amigo Minho, lo que prometió que haría. La mayoría pensó que era un plan disparatado".
  La actitud sin miedo de Thomas ante cualquier situación es lo que atrajo en un principio al director Wes Ball a la trilogía. "El personaje de Thomas es alguien que da un paso hacia lo desconocido cuando todos los demás dan un paso atrás".
  Giancarlo Esposito habló sobre la perspectiva conflictiva de su personaje sobre la audacia del plan de Thomas. "Es una película en la que no se deja atrás a nadie". En esta película tratamos de encontrar a Minho. Y ese es el viaje de Thomas. Jorge se muestra escéptico con el plan, al igual que algunos de los otros clarianos. Tienes que tomar una decisión importante cuando quieres rescatar a alguien que ha sido capturado: ¿qué haces con todos esos otros jóvenes a los que intentas salvar? ¿Cómo se equilibra eso? Es un gran problema. Creo que, siendo padre de cuatro, nunca dejas a alguien detrás. Y eso realmente plantea un gran problema, y también un poco de emoción en esta película".
  Salazar, cuyo personaje Brenda se unió al grupo junto a Jorge, está de acuerdo, "Thomas es el catalizador. Es el héroe por muchos cambios que haya y por muchos aventuras que se vivan".
  El objetivo de la misión de Thomas es la Dra. Ava Paige, interpretada por Patricia Clarkson, que considera que la agenda de CRUEL plantea un dilema moral enorme. Ella describe a su personaje como alguien que realmente se preocupa por los inmunes, pero siente una necesidad de triunfo que está por encima de todo lo demás. "Tiene una relación casi desgarradora con Thomas. Si hay alguien que puede afectar profundamente y llegar al corazón de Ava, ese es Thomas", revela Clarkson. La actriz continúa explicando cómo el fracaso no es algo que su personaje gestione fácilmente: "No creo que mi personaje tenga en su diccionario la palabra 'fracaso'. En ese sentido se parece mucho a Janson cuando dice 'no se trata de rendirse, sino de saber cuándo has perdido'".
  Por mucho que todos los personajes hayan mantenido el vínculo familiar a través de las dos primeras películas, esta vez con un asalto directo a CRUEL, la estrategia se ha convertido en una estrategia de "divide y vencerás", que requiere que el grupo se divida en equipos para fortalecerse aún más.
  Dylan O'Brien habla sobre la nueva misión de Thomas: "En las primeras películas todos estábamos siempre juntos, en la pantalla y fuera de ella. Aún seguimos trabajando juntos, pero son partes diferentes de la misma misión, así que termino haciendo muchas escenas con Will y Thomas. La película está más orientada a la misión, y todos trabajamos para volver a estar juntos".

  En la primera película, el objetivo principal de los clarianos era escapar. En la segunda película, era una huida constante, en la que estaban apenas un paso por delante de CRUEL. Ahora, cambian las tornas y van al ataque, y cuenta con una ayuda inesperada: Gally. La persona que se pensó que había muerto en la lucha contra el enemigo en los últimos momentos antes de escapar del laberinto, el antiguo compañero y adversario de Thomas está al frente de la guerra contra CRUEL.
  Como sabrán muchos seguidores de las novelas de El corredor del laberinto, Gally reaparece por sorpresa en el tercer libro. El autor, James Dashner, comenta: "Gally era el que cuando estaban atrapados en el laberinto, no quería pasar a la acción. Ahora, ha regresado y es un soldado que lidera la guerra contra CRUEL. Los otros, especialmente Thomas, no confían en él, pero ahora Gally quiere vencer a CRUEL, quiere derrocarlos".
  Para Will Poulter, la oportunidad de volver a la historia con el personaje de Gally fue una gran oportunidad. "Me dejaron morir, vieron a Gally matar a Chuck, pero Gally estaba infectado". Ahora tiene una nueva vida desde que estuvieron juntos en el laberinto, es un soldado del Brazo Derecho y tiene la oportunidad de enmendar, si es posible, sus errores, así que es genial estar de vuelta".

  A medida que los clarianos persiguen su objetivo de rescatar a Minho, también tienen la oportunidad de salvar a muchos de los otros niños inmunes capturados por CRUEL como sujetos de las prueba. Las pruebas que CRUEL está llevando a cabo son su intento de ver si los inmunes tienen lo que se necesita para producir un suero para curar la enfermedad.
  En el papel de la autoritaria y misteriosa directora ejecutiva de CRUEL está Patricia Clarkson, que explica que la misión de la Dra. Ava Paige es importante. "Había una línea en el guión que igual podía hacer que se eliminara toda la raza humana de este planeta. Creo que en su mente, ella está salvando al mundo. Eso es lo que ocurre dentro de ella".
  Clarkson también reconoce que el método puede no ser muy compasivo, pero que es simplemente la naturaleza de su personaje. "Creo que tiene unos planes muy importantes, obviamente, y los sentimientos, pensamientos y emociones de las personas no forman parte de su vida. No son particularmente importantes para ella. Lo que es importante para ella es la supervivencia. Creo que a medida que avanzamos en las tres entregas, en esta última se ve un lado ligeramente más personal de Ava. Ves cómo vive de una manera. Ves que está más afectada por el contacto humano o la interacción humana. Creo que al final descubres que al final pensaba que estaba haciendo lo correcto".
  El director Wes Ball confirma ese lado compasivo: "Siempre he dicho que Janson es el verdadero villano de la serie".
Aidan Gillen cree que la maldad de Janson viene simplemente por ser retorcido y estar ávido de poder. "Janson, el personaje que interpreto, es un empleado, por decirlo de alguna manera, de la corporación CRUEL. Pero un empleado muy ambicioso, no estoy hablando de un simple robot. Es casi como un policía secreto o algo así. Al inicio de la película no se desvela mucho del personaje porque Janson se les presentó a los chicos, inicialmente en la historia, como una posible salida o tal vez como un buen tipo dentro de este ambiente de prisión corporativa. Pero resulta que él no era eso. Tenemos que darnos cuenta de ello a lo largo de la película. En esta etapa de la historia, él es aún más impulsivo, despiadado, imprudente y ambicioso, y quiere ser el que dirija todo el show".
  Aunque Ava Paige está detrás del mensaje que se repite siempre: "CRUEL es buena", hay muchas dudas al respecto en la mente de Rosa Salazar. Su personaje, Brenda, no cree ni por un momento que CRUEL sea la organización altruista que se supone que es. "No creo que CRUEL sea buena y este es el motivo. Están pisoteando a las personas para ganar dinero y, al mismo tiempo, están diciéndoles a las personas que estamos tratando de ayudar. Están creando el suero a partir de niños inocentes. Están tratando de sacar provecho de una epidemia devastadora. No lo están haciendo por nosotros, no lo están haciendo por el bien de la gente y no lo están haciendo para salvar vidas, que es la mentira que dicen que están haciendo; lo están haciendo para amasar dinero".
  Al final de la aventura, Giancarlo Esposito da crédito a los realizadores por hacer exactamente lo que tenían que hacer para crear la magnitud y la escala de esta película final de la saga de El corredor del laberinto. "Me encanta", afirma. "No es sólo de una gran magnitud, sino que también es muy específica ya que refleja un western distópico moderno. Hemos estado en lugares muy remotos; en el Kalahari y en la Bahía de Santa Helena junto al océano. Realmente te dejas llevar por la geografía de los lugares de Sudáfrica en los que hemos hecho el rodaje. Los trenes que se enviaron y se cargaron en camiones y se colocaron en las vías del tren y que de hecho andaban hacia delante y hacia atrás... la magnitud de la película es inimaginable. Me permite, como actor, sentir que realmente no sólo se piensa en las cosas, sino que se invierte dinero para crear una visión real en la que poder actuar a gran escala; y eso es lo que es el cine. Cuando vamos al cine, queremos evadirnos. Y ciertamente, como actor de la película, es lo que he conseguido al rodarla. Estoy deseando ver cómo ha quedado la cinta".
  El artista que llevó por primera vez la historia a la pantalla hace cinco años es el mismo que la llevará a su conclusión con La cura mortal: el director de cine Wes Ball. El hecho de que haya un único enfoque, un solo director para toda la franquicia, es de agradecer por parte de los actores.
  Thomas Brodie-Sangster sonríe mientras cuenta que el entusiasmo de Ball nunca ha fallado. "Siempre describía la manera en la que visualizaba una escena en su cabeza, muy animada, con muchos efectos de sonido y, antes de que te des cuenta, él mismo está interpretando a todos los personajes. Es muy divertido formar parte de la historia".
  Patricia Clarkson, cuyo rol ha aumentado significativamente con cada entrega, afirma: "No creo que ninguna de estas películas funcione sin Wes. Tiene una visión muy singular. No creo que sea como una franquicia. Creo que es como una película muy larga. Wes tiene un estilo muy específico, una visión muy específica. Su tono es exclusivamente suyo y de nadie más. Simplemente, estas películas no funcionarían sin Wes. Son muy personales para él, y son muy específicas. Y él es muy atractivo. Es decir, es un placer trabajar con él porque es muy entusiasta; todavía es un niño. Es decir, ¡no lo es, pero lo es! Creo que es por eso que a la gente le encantan las películas. Porque él está en ellas".
  A Giancarlo Esposito le gusta el ritmo que ha encontrado en la relación actor/director después de tres películas: "Siempre hemos tenido la oportunidad de ser libres y de tener creatividad. A algunos actores no les gusta eso, no quieren inventar nada, pero con Wes, con esta tercera película de la saga, es como un tributo hacia él porque podría aparecer en películas mucho más importantes. Estoy seguro de que ha tenido ofertas y que podría escaparse de esto. Pero en cambio, realmente quiere ganar experiencia y terminar lo que comenzó. Su visión está muy relacionada con todo lo que sucede en la película. Rodamos cosas, pero luego muchas partes se hacen con el croma o con efectos visuales. Él lo sabe y recuerda en qué dirección quiere colocar las pantallas y dónde quiere que mires y en qué momentos necesita que no hables nada y que sólo mires, ya que él luego se las arregla para editarlo todo. Así que le aplaudo por tener todas esas cosas en su cabeza. Él te guía a través de tomas que son muy importantes porque requiere imaginación, mucha imaginación, cultivar ese tipo de realización de cine. Es amable, gracioso, tranquilo, escucha y tiene mucha emoción. ¿Qué más se puede pedir?"
  Esposito también reconoce que, en esta etapa, Ball sabe cuándo hacerse a un lado y dejar que los actores descubran lo que sucede de manera natural. "Me encanta lo que hace Dylan, porque cuando nos encontramos en una situación en la que tenemos que detenernos un minuto y reducir la velocidad y hablar sobre las motivaciones del personaje, Dylan es uno de los mejores. Hay escenas en las que te crees totalmente que dice y luego se da cuenta y dice: 'Eh, dije algo así hace tres escenas. Así que déjame ver qué puedo decir que sea algo diferente. Déjame ver cómo adoptar una actitud algo diferente'. Es muy minucioso en su trabajo. Realmente me encanta trabajar con Dylan porque tiene la capacidad de pensar de forma original. Había una escena con Dylan y Barry Pepper, que interpreta a Vince, conmigo mismo y con Rosa y Dexter, donde todos estamos parados alrededor de una mesa. Y se interrumpe, toda la escena se ve interrumpida por Bergs [vehículos voladores] de CRUEL que entran empiezan a volar sobre nosotros y tenemos que apagar todas las luces y escondernos. Fue realmente muy interesante porque descubrí que Dylan estaba tratando adivinar dónde se suponía que debíamos ir. Todos dábamos nuestra opinión y fue un gran momento. Todas las opiniones eran válidas, todas podrían haber funcionado. Dylan dijo: 'quizás podemos hacer una parte de esto, una parte de eso', y luego volvió y dijo: 'No, creo que mejor así, gracias chicos, creo que lo tengo, vamos a intentar esto'. Estaba muy agradecido por las sugerencias de todos porque se dio cuenta de que todo lo que queríamos hacer era ser de utilidad y hacer una gran película. Al final también se dio cuenta de que tenía que encontrar el equilibrio del personaje, con el que había vivido durante tanto tiempo, por sí mismo. Y cuando finalmente dijo 'Gracias chicos, creo que ya lo tengo', tenía mucha confianza, lo apreciaba y lo clavó. Es alguien que piensa mucho en lo que hace. Y Rosa Salazar lo mismo. Muy minuciosa. Y tenemos actores aquí que se estudian bien el guión. ¿Quién entiende realmente lo que ha dicho desde el primer día, como Dylan? ¿Cómo lo mantienes en tu cabeza? Es la tercera película, pero él conoce la trayectoria de su personaje y quiere hacer honor a lo que ha vivido".
  Dylan O'Brien no puede evitar pensar de manera sentimental cuando piensa en la primera película que hizo con Ball: "Es la persona más consistente que he visto en mi vida", sonríe O'Brien. "No tiene altibajos". Es siempre un tipo muy confiado, muy positivo, muy estoico. Sin embargo, no tiene nada de arrogante, nada desagradable, es la energía contagiosa más agradable que se puede tener como director. Tiene un equilibrio perfecto entre ser increíblemente inteligente y ser un genio de los efectos visuales, de contar historias, de hacer cine y también de tener una increíble calidad humana de niño pequeño; es un tipo muy normal y humilde. Lo cual es una locura, es decir, no sé, hizo algo el otro día... hace unas cosas increíbles, que da igual el humor que tengas, él siempre te coge y te anima, a mí siempre consigue animarme".
  Como director de toda la saga, Wes Ball aprecia la dedicación de los miembros del reparto entre ellos, su devoción a la serie y la camaradería que han mantenido. Reflexionando sobre la primera película, Ball afirma: "Cuando entré por primera vez, quería reunirlos a todos en un grupo. Quería que pasasen una semana entera en el Claro, solos, aprendiendo a sobrevivir. Y llevamos una persona increíble que los entrenó en materia de supervivencia, y todos estos chicos de ciudad aprendieron a mancharse las manos y a convertirse en parte del lugar".
  Y continúa: "Al mismo tiempo esta experiencia hizo que todos estuvieran conectados a la película de una manera muy especial y que pudieran levantarse cuando estuvieran cansados o cuando algo no fuera bien. Es simplemente una pequeña familia realmente increíble de personas que se han convertido en amigos para toda la vida. Ha sido muy divertido ayudarles, hacer que todo fuera real para ellos, etc. Así que estoy feliz por eso".
  Uno de los que no estuvo desde el principio, pero que se ha convertido en parte del grupo, Barry Pepper, asegura que todos están juntos en la misma misión, que es estar a la altura de las expectativas de los seguidores de la historia. "No me necesitan para que todos se llenen de energía". Los seguidores de la saga son duros y les encantará La cura mortal. Las localizaciones son absolutamente deslumbrantes y únicas, y recuerdan un poco al laberinto, es posible que vuelvan a aparecer los laceradores... hay de todo. Es la culminación de los tres libros y La cura mortal realmente lo reúne todo. Va a ser una aventura increíble".

0.0/5 de 0 opiniones.
VALORACIÓN GENERAL

logo radio directo