Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: Le Lion Est Mort Ce Soir
Año Producción: 2017
Nacionalidad: Francia, Japón
Duración: 99 Minutos
Calificación: Autorizada para todos los públicos
Género: Drama
Director: Nobuhiro Suwa
Guión: Nobuhiro Suwa
Fotografía: Tom Harari
Música: Olivier Marguerit
FECHAS DE ESTRENO
España: 27 Abril 2018
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Numax distribución


SINOPSIS

Un actor entrado en años entra a vivir en una casa abandonada donde años atrás vivió la que fue el amor de su vida. Su llegada la hace en secreto pero unos colegas descubren la casa coincidiendo todos en que es perfecta para rodar una película de terror. Todos terminarán encontrándose en el lugar...

INTÉRPRETES

JEAN-PIERRE LÉAUD, PAULINE ETIENNE, JULES LANGLADE, ADRIEN CUCCUREDDU, ADRIEN BIANCHI, LOUIS BIANCHI, ROMAIN MATHEY, MATHIS NICOLLE, COLINE PICHON-LE MAÎTRE, RAFAÉLE GELBLAT, ARTHUR HARARI, MAUD WYLER, NOË SAMPY

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE


MÁS DATOS...  
 

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

- Festival de San Sebastián 2017

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

CAPTURAR LA PRESENCIA DE JEAN-PIERRE LÉAUD...
  Fue en 2012 cuando nos encontramos por primera vez en el Festival de La Rochesur-Yon. Le dedicaban una retrospectiva al mismo tiempo que me dedicaban otra a mí. Se interesó por mis películas y las descubrió. No me lo esperaba en absoluto y me alegré mucho. Jean-Pierre había sido siempre un actor muy importante para mí, mentiría si dijese que nunca había soñado con trabajar con él, pero no pensaba que se fuese a hacer realidad. Cuando lo vi, percibí una poderosa poesía cinematográfica en su presencia, en su manera de ser y de hablar, lo que me dio muchas ganas de filmarlo. En ese momento hablamos vagamente de la idea de hacer una película juntos, pero nada muy preciso. El punto de partida era el deseo de capturar su presencia con una cámara.

UNA MEZCLA DE REALISMO Y FANTASÍA...
  Fue Tom Harari, nuestro operador jefe, quien creó esta maravillosa luz. Su manera de concebir la luz es muy audaz. Me sorprendió en numerosas ocasiones en el plató. Es muy estimulante trabajar con él. No le di indicaciones muy precisas, sin embargo, compartíamos la misma visión. 
  Sentíamos que en la película convivían diferentes realidades; una mezla entre lo real y lo fantástico que no se alcanzaba con el simple naturalismo. Por supuesto, el lugar de rodaje jugó un papel muy importante. La elección del Sur ha sido fundamental en nuestra búsqueda. La película tenía necesidad de esta luz.

ESPONTANEIDAD...
  No quería hacer un casting clásico, es decir, no quería elegir niños actores, sino conocer a chicos que pudiesen ser nuestros colaboradores. 
  Durante la preproducción, tuvimos la idea de organizar unos talleres de cine a fin de encontrar muchachos realmente interesados en la creación audiovisual, no simplemente movidos por el deseo de actuar en una película.
  Así que iniciamos la búsqueda de un organismo que pudiese ayudarnos paralelamente a la elección de las localizaciones. Encontramos eso
en Grasse. Una veintena de jóvenes participaban en un taller y fue ahí donde seleccionamos a los que aparecen en la película. La elección fue muy complicada porque eran todos formidables... Me hubiese gustado incluirlos a todos... Realizaron un gran esfuerzo por interpretar sus personajes de ficción, pero lo que yo adoraba era contemplar su simple presencia, con toda su espontaneidad y sus propias personalidades.

VIVACIDAD...
  Al comienzo del proyecto tenía en la cabeza una imagen en la que Jean-Pierre estaba con una mujer. Y yo tenía la impresión de que esta mujer era un fantasma, no sabría decir por qué... Me entrevisté con varias actrices para este papel. Eran todas muy interesantes. Pero con Pauline Etienne tuve una fuerte intuición. Me dije: «es ella».
  Es muy difícil explicarlo con palabras... Su presencia une una fuerte vivacidad y una pureza que quedan muy lejos de la imagen típica de un fantasma. Y además, había algo mágico en ella, pues al contemplarla al lado de Jean-Pierre nos olvidábamos completamente de la diferencia de edad. 
  Ella estuvo formidable desde la primera secuencia. A pesar de la complejidad de su personaje, Pauline consigue interpretarla de la manera más justa.

EL LEÓN DUERME ESTA NOCHE...
  Durante el desarrollo se me ocurrió la idea de que Jean-Pierre cantase en la película. Ya avanzado el rodaje, cuando vino a Japón por primera vez, nos vimos en Kyoto. Le pregunté si había una canción que le gustase.
  Entonó la canción de 'El león duerme esta noche'. Su manera tan original de interpretarla me gustó mucho.
También me encantó el título. Tenía la impresión de que iba en armonía con mi proyecto, o mejor, sentí que era un buen punto de partida.

EL ENCUENTRO...
  La muerte es un asunto que abordamos varias veces en nuestras discusiones con Jean-Pierre durante la preparación. «La muerte es el encuentro, lo importante es verla llegar»... No es una frase que yo hubiese escrito. Vino del espíritu de Jean-Pierre y de sus reflexiones sobre la cuestión: «¿Cómo jugar con la muerte?» Por tanto procede de su propia improvisación. Ciertamente está presente en la película, pero lo que más nos importaba a Jean-Pierre y a mí era la afirmación de la vida. El asunto principal no era realmente la muerte, sino en primer lugar la vida. «¡Qué formidable es la vida!». Como dice el personaje de Jean, tomando prestada la frase escrita por el padre de Jean-Pierre, Pierre Léaud: «Es necesario caminar toda la vida de la mano de la muerte». Hay una complementariedad entre la muerte y la vida, es por ello que la vida existe porque existe la muerte y viceversa. Es esa relación ambivalente lo que encontré interesante. Es posible que esa sea también la razón por la que haya optado por la canción de El león duerme esta noche. La canción habla ciertamente de la muerte de un león, pero con una gran alegría. Pienso que al cantarla en voz alta se convierte en un gesto que nos sitúa del lado de la vida.


ENTREVISTA AL DIRECTOR...
Tienes la fama de ser el más francés de los cineastas japoneses. ¿Cuál era tu relación con una figura como Jean-Pierre Léaud antes de vuestro encuentro?...
Durante mi adolescencia, el cine que más me interesaba era el francés. Y en las películas que veía, la presencia de Léaud era muy importante. Aún así, antes de nuestro encuentro mi relación con él era sólo de espectador.

En la película intentas capturar la muerte de Léaud, un ejercicio que pareció interesar a otros directores como Albert Serra o Tsai Ming-Liang. ¿Cómo te sitúas ante esta fascinación por la muerte de Léaud?... 
No creo que sea un género y no creo que yo muestre a Jean-Pierre Léaud como un moribundo. Hay algo vívido en El león duerme esta noche y no quería dar la impresión de que se encuentra próximo a la muerte. Nuestro proyecto se inició hace 5 años y Léaud grabó la película de Serra durante este período de tiempo. La preocupación de JeanPierre durante este tiempo ha sido encontrar un medio adecuado de interpretar a la muerte, y creo que esto ha influenciado nuestro proyecto.

Ciertamente hay una gran vivacidad en las escenas con los niños. Su construcción puede remitir a ciertas películas contemporáneas cercanas al aura de Steven Spielberg. ¿Es esta una influencia a reivindicar?..
No, no creo que sea una influencia para mí. ¿Has visto 'Super 8' (J.J. Abrams, 2011)? Yo la he visto y la tenía en mente durante el rodaje pues quería ofrecer un contrapunto de esa película. En los créditos vemos la película que han hecho los niños y no me gusta. Lo que hacen es imitar su torpeza en vez de dejarlos crear. Para mí, una influencia confesa en el trabajo con los niños es Alemania, año cero (Roberto Rossellini, 1948).

¿Entonces podemos decir que les has permitido a los chicos crear en libertad durante la película?...
Si, les he pedido que reflexionasen solos durante el filme.

¿Cómo dirigiste a los niños? ¿Y sobre todo, cómo fue la interacción entre el grupo y Léaud?...
Lo cierto es que no había dirigido a niños en mi vida y no les pedí nada, intenté crear un espacio en el que ellos pudiesen jugar. Mi única encomienda fue pedirles que intentasen hacer una película. Era necesario que grabasen su película de manera independiente. Luego, en el rodaje, les preguntamos qué es lo que querían grabar, dónde y en qué orden. Y los seguimos. 
Yo quería sobre todo establecer las condiciones propicias para dejarles la libertad de crear. 

En cuanto a Pauline Etienne, se trata de una actriz discreta. ¿Cómo la escogiste?...
Entrevisté a numerosas actrices. Considero que el casting es una apuesta. Lo que más me interesó de Pauline es que cuando le pregunté cómo iba a interpretar a Juliette me respondió: «No lo sé».
Lo encontré genial. Para ella esa decisión no se podía tomar antes del rodaje, del encuentro con Jean-Pierre y los demás colaboradores. Es en ese momento cuando ella podía obtener una visión más concreta del personaje y es esa apertura de espíritu lo que me gustó.

El fantasma de Juliette puede remitir a los espectadores al cine de Kiyoshi Kurosawa o incluso al de Philippe Garrel. ¿Cómo abordaste la puesta en escena del fantasma y el juego con los espejos?...
Yo creo que cada uno tienes sus propios síntomas. Kurosawa y Garrel tienen los suyos. Los míos se sitúan en el encuentro de lo irreal con lo real. Cómo mostrar lo extraordinario en el interior de lo cotidiano. El espejo es, por tanto, un buen dispositivo, simple, concreto pero también intenso. Podemos pasar así, fácilmente, del exterior a un espacio cotidiano. Se ha dicho también que había elementos asiáticos en mi representación del fantasma. Pero para mí se trata sobre todo de una fuerte atracción al realismo del cine.

Hay también una tendencia por lo gótico en la elección de la casa y los espacios. ¿Por qué has escogido este lugar? ¿Qué dificultades has encontrado durante el rodaje en el sur de Francia?...
Al comienzo quería que la casa se situase en el centro del país. Hicimos localizaciones y visitamos muchas casas deterioradas. Hasta que encontramos esta casa en La Ciotat. No fue fácil pues estaba habitada. Pero fue justamente eso lo que me atrajo porque la casa estaba llena de recuerdos.

La película tiene una estructura cíclica en forma de bucle, como si se tratara de una realidad independiente. ¿Consideras que el cine tiene esta capacidad de convertir a los actores en seres inmortales?...
Es muy hermoso pensar que el cine permite vivir eternamente. El bucle es una bella idea formal, pero yo prefiero que sea abierto. Había un final alternativo que decidí cortar. De esta manera la película permanece abierta.

El león duerme esta noche llega ocho años después de tu anterior película. ¿Qué has hecho durante estos años?...
Dirigir una facultad. Estuve muy ocupado. Todos los días tenía reuniones desde la mañana hasta la noche. Fue Jean-Pierre quien me dio la fuerza para regresar al cine. Trabajé en la facultad durante cinco años y medio haciéndolo lo mejor que pude pero luego pensé que alguien podría reemplazarme en el puesto, mientras que mis películas solo las puedo hacer yo. Es sobre todo eso lo que me hizo regresar.

¿Cuál es la última película que has visto y apreciado?...
He visto 'La muerte de Luis XIV' la semana pasada [risas]. Me ha hecho reflexionar mucho. Creo que es interesante ver las dos películas.

0.0/5 de 0 opiniones.
VALORACIÓN GENERAL

logo radio directo