Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: In Zeiten Des Abnehmenden Lichts
Año Producción: 2017
Nacionalidad: Alemania, Rusia
Duración: 100 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de años
Género: Comedia, Drama
Director: Matti Geschonneck
Guión: Wolfgam Kohlhaase. Basado en la novela escrita por Eugen Ruge
Fotografía: Elías M. Félix
Música: Miquel Coll
FECHAS DE ESTRENO
España: 8 Junio 2018
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Surtsey Films


SINOPSIS

Una familia de comunistas alemanes se ve atrapada en el lado equivocado...

INTÉRPRETES

BRUNO GANZ, ALEXANDER FEHLING, ANGELA WINKLER, SYLVESTER GROTH, PIT BUKOWSKI, EVGENIA DODINA, GABRIELA MARIA SCHMEIDE, NATALIA BELITSKI, STEPHAN GROSSMANN, HILDEGARD SCHMAHL, THORSTEN MERTEN, JEAN DENIS RÖMER

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE


MÁS DATOS...  
 

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

- Festival de Berlín 2017

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

NOTAS DEL DIRECTOR...
   Cuatro generaciones: los abuelos Wilhelm y Charlotte, comunistas perennes; el hijo de Charlotte, Kurt, un historiador, desencantado después de haber sido enterrado en campos de trabajo soviéticos, pero creyendo en la posibilidad de un socialismo democrático; su esposa rusa Irina, que sirvió en el Ejército Rojo durante la Segunda Guerra Mundial; y el nieto Sascha, que acaba de escapar a Occidente y que ve la libertad individual y el socialismo como opuestos irreconciliables. Y finalmente, el bisnieto Markus, para quien la RDA seguirá siendo poco más que un recuerdo de la infancia.
  Personas que se hundieron con el barco, que creían en un mundo justo, que lucharon por ello, dedicaron toda su vida a una ideología, y se sacrificaron a sí mismos. Atrapados en su rígida visión de túnel, ignoraron la vida que estaba sucediendo a su alrededor. La utopía eufórica del comunismo resultó ser una ilusión. Los hermosos sueños fueron mano a mano con el sufrimiento, la agitación interna y la violencia tiránica. Si hay una premonición del colapso inminente, la encontramos en el personaje de Kurt.
  Esto fue una vez nuestro mundo. Viví con esas personas, las experimenté. Vale la pena contar sus historias mientras todavía estén vivos en nuestra memoria, y así podremos comprender mejor el desasosiego de nuestro tiempo. La intención no es traer de vuelta sucesos familiares del año 1989, sino despertar la curiosidad de historias no contadas, plantear preguntas en lugar de contestarlas.
  No queremos aburrir a la gente con una crónica sobre el colapso de un sistema, sino contar la historia de una familia vibrante, desgarrada y extraordinaria: una historia alemana.
  El guionista Wolfgang Kohlhaase, quien adaptó la novela, ha creado una realización no convencional que se adapta al tema y que lleva el sello de su humor distintivo y lacónico. Con excepcionales diálogos y personajes que nos permiten sentir y experimentar un medio ampliamente desconocido, capturando la esencia de una élite inédita de la sociedad de la Alemania Oriental que fue, durante un tiempo, de gran importancia para nosotros.
  Contar las historias de estas personas nos permite experimentar un capítulo de la historia cuya importancia se extiende mucho más allá de los confines de Alemania. Ya que no debemos olvidar la gran influencia, altamente contradictoria como ha sido, que Rusia ha ejercido y continúa ejerciendo sobre nuestra historia.
  Para un director, es un desafío hacer justicia a estos autores y a esta historia, hacernos empatizar con los personajes que viven en esos tiempos de crisis y para quienes ésta no parece tener ningún significado, mientras que al mismo tiempo se preserva el carácter único de lo original y un equilibrio entre el humor lacónico y la seriedad de una transición histórica importante... haciéndolo palpable por la historia de una familia alemana inusual.

ENTREVISTA A BRUNO GANZ...

Sr. Ganz, en "En tiempos de la luz menguante" usted interpreta a un antiguo estalinista en la antigua RDA. ¿Alguna vez has tenido contacto con esas personas?...
Solo tuve contacto teórico con este tema; sobre literatura y teatro, especialmente en el Schaubühne en Berlín, donde todos éramos izquierdistas de diferentes tonos. Así que sabía mucho sobre la RDA, pero nunca conocí a un estalinista real. Pero leí mucho sobre ellos, por lo que no fueron extraños para mí.

¿Alguna vez has sido trotskista, maoísta o anarquista?...
Bueno, siempre estuve, como habría dicho en la RDA, un artista burgués con tendencias izquierdistas. No me gustaba la facción leal a Moscú en los años 60/70, los maoístas estaban más de moda, pero en retrospectiva, creo que la gente de la RDA se rió de nosotros, los estudiantes que querían introducir el socialismo en Occidente. Eso fue bastante absurdo.

Si actuaste en el Schaubühne en la década de 1970/80, ¿fuiste a Berlín Este con más frecuencia?...
Llegué a Berlín Este muy fácilmente; incluso en el momento en el que en Berlín Occidental todavía no estaba permitido. También visité Dresde y Meissen; más tarde también fui de excursión en las montañas de arenisca del Elba. Sin embargo, mi interés político en la RDA fue moldeado por la literatura contemporánea y lo que leo en los periódicos. Eso siempre me ha interesado mucho.


¿Cómo te sentiste con respecto a la RDA durante tus visitas?...
Era un pequeño niño suizo, y al principio tenía un miedo terrible al entrar en la estación de S-Bahn Friedrichstrasse. Tenías que bajar al sótano y luego a través del control, donde siempre se decía: "¡Ahora abre tu oreja!" Entonces pensé: si algo me
sucede ahora, nadie aquí me protege. No hay un estado constitucional aquí; ellos pueden hacer lo que quieran conmigo. Una sensación de ser indefenso.

¿Este sentimiento cambió en algún momento?...
Vengo de un país donde había otro tipo de refugio. Cuando comencé a involucrarme más con la RDA, mi incomodidad original fue reemplazada por mi interés en la situación política, sin sentir simpatía. Siempre me pareció desagradable que esta obviedad y opresión fueran tan obvias que no quería tener nada que ver con eso. No hubiera querido vivir allí.

¿Cómo fue conocer gente en la RDA?...
La mayoría de las personas que conocí no tenían ese problema con si¡u estado. Más importantes fueron las amistades; la gente podía confiar mucho el uno en el otro. Nosotros en Occidente, por otro lado, vivimos en un sistema muy bueno. El capitalismo no es nada cálido; la gente de la antigua RDA también aprendió eso.

En la película "En tiempos de la luz menguante", usted como veterano del SED Wilhelm Powileit celebra su 90º cumpleaños. Todavía estás muy lejos de eso, incluso a la edad de 76 años; ¿Quieres actuar como actor incluso en la vejez?...
Hago esto por el tiempo que mi cuerpo y mi mente lo permitan. Algo me dice: 'Adelante; ¡es una gran manera de pasar el tiempo! Siento la necesidad, me está involucrando de una manera excelente; y todavía estoy bastante saludable.

Galeria de fotosGALERÍA DE FOTOS

logo radio directo