Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: L'embarras Du Choix
Año Producción: 2017
Nacionalidad: Francia
Duración: 97 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 7 años
Género: Comedia
Director: Eric Lavaine
Guión: Laure Hennequart, Eric Lavaine, Laurent Turner
Fotografía: François Hernandez
Música: Fabien Cahen
FECHAS DE ESTRENO
España: 9 Marzo 2018
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Vercine


SINOPSIS

El problema de Juliette es que es totalmente incapaz de decidirse por nada. Con 40 años todavía le pide a su padre y a sus dos mejores amigos que escojan todo para ella. Ahora el corazón de Juliette oscila entre Paul y Stephen. Es la primera vez que nadie puede decidir por ella...

INTÉRPRETES

ALEXANDRA LAMY, ARNAUD DUCRET, JAMIE BAMBER, ANNE MARIVIN, SABRINA OUAZANI, LIONNEL ASTIER, JÉRÔME COMMANDEUR, ARNAUD HENRIET, FRANCK DUBOSC, FRANCK GASTAMBIDE, ELISE DIAMANT, CHRISTOPHE CANARD, SIMON ASTIER, MARION TESSIER, RICHARD SANDRA

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES



Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

ENTREVISTA AL DIRECTOR...
Si miramos tus últimas tres películas, vemos que todas abordan temas sociales serios a través de la comedia. La durabilidad de la amistad en ‘Barbacoa de Amigos’, la generación boomerang en ‘Vuelta a Casa de mi Madre’ y en HISTORIAS DE UNA INDECISA la imposibilidad crónica de tomar decisiones...
Estos problemas me interesan porque nos conciernen a todos y el de la elección es particularmente interesante.
Me encontré con algunos estudios estadounidenses que afirman que todos los días nos enfrentamos a 35.000 decisiones. Evidentemente, hay muchas decisiones que tomamos de forma automática, pero hay otras que dan bastantes dolores de cabeza. A algunas personas, esta imposibilidad de tomar decisiones les resulta muy incapacitante. Éste es el caso de Juliette en la película.

También tuviste que tomar una decisión a la hora de encontrar el tono de la película: si hacer un drama o una comedia partiendo de esta historia....
‘Barbacoa de Amigos, ‘Vuelta a Casa de Mi Madre’ y HISTORIAS DE UNA INDECISA podrían tratarse como dramas, pero resulta que tengo más inclinación por la comedia, esa es mi forma de comunicarme y contar historias. La dificultad está en hacer que una comedia tenga éxito partiendo de situaciones realistas. Esta es la condición para que el espectador se acerque a la historia y sienta empatía por los personajes.

¿Cómo nació la idea del film?...
Fueron Laure Hennequart y Laurent Turner quienes imaginaron esta historia. En una primera lectura, me dejé llevar por la trayectoria de Juliette. Esta primera versión del guión ya poseía una estructura narrativa sólida; así que lo más duro ya estaba hecho. A partir de ahí, en consonancia con Laure y Laurent, dejaron que me apropiara de la historia y pudiera adaptar algunos los diálogos, redefinir ciertos personajes y añadir un toque más de comedia.

¿Querías acercarte más a la comedia romántica?...
Cuando voy a hacer una película, no intento “meterla en cajas”. Pero admito que HISTORIAS DE UNA INDECISA es más comedia romántica que, por ejemplo, ‘La Matanza de Texas’!

En la forma, te decidiste por una puesta en escena cálida y hermosa: la manera como muestras París, los códigos de la comedia romántica en relación al montaje, la iluminación...
Aunque espero llegar a un público más transversal que sólo al aficionado a las comedias románticas, traté de respetar algunos códigos del género teniendo especial cuidado en la imagen, los decorados, el vestuario y la música. Pero más que nada, no intentaba hacerla “romántica”, sólo de hacerla bien hecha.
Si la película requiere una luz bonita, en un decorado bello, con buenos trajes y buena música, entonces elijo que sea así. ¿Porqué privarse a uno mismo?

¿Esta es tu segunda película con Alexandra Lamy?...
Hay dos elementos que hicieron que volviera a querer contar con Alexandra. Antes que nada quería envejecer un poco el papel de Juliette.

¿Cómo elegiste a los pretendientes de Juliette?...
Habían bastantes requisitos en esta película. Desde el momento en que tuve a Alexandra, necesitaba a dos hombres que pudieran convertirse potencialmente en “el hombre de su vida”. Así que tuve que encontrar dos actores masculinos atractivos, pero cada uno con sus propias cualidades, algo esencial para que el espectador, igual que Juliette, tuviera dificultades para elegir a uno de los dos. Para el papel de Paul, además, necesitaba a un anglosajón.
Hice pruebas y Jamie destacó rápidamente: guapo y cordial. Además, es extremadamente amigable y habla muy bien francés pero también ruso, español, alemán, italiano ... ¡tiene demasiadas cualidades, es casi molesto!
Extrañamente, fue para el papel de Étienne que tuve más dificultades: no es fácil encontrar un actor francés de 40 años, atractivo y que se mueva en el territorio de la comedia. No hay tantos. Estaba viendo a Arnaud Ducret en un espectáculo y tuve una revelación. Creo que hará una gran carrera: tiene un ritmo increíble y libera una gran energía comunicativa.

Los papeles secundarios están particularmente trabajados...
Una película es un conjunto e intento no abandonar personajes al borde de la carretera, especialmente los secundarios, que deben ser más coherentes por definición, ya que no están en todas las secuencias.
Para el padre de Juliet, necesitaba alguien un poco deprimido pero también iracundo. Y Lionnel Astier destacó de inmediato. Además, él se lleva de maravilla con Alexandra; no sé si es debido a sus orígenes comunes en Cevennes, pero él tenía que ser su padre.

Esta es tu tercera colaboración con Jérôme Commandeur...
Soy un fan de Jérôme, fuera del plató, me divierte y me conmueve. Y en cada película se vuelve más preciso. En HISTORIAS DE UNA INDECISA, me encanta su personaje, vago y supuestamente feminista, pero que con el pretexto de no querer eclipsar a su mujer, no trae dinero a casa ni hace prácticamente nada! Para crear el personaje, me inspiré totalmente en un amigo que disfrutaba del éxito de su esposa y que se tomó un año sabático de casi diez años! Él también tenía un gato que entrenó para chocar la mano.

También ha cuidado especialmente la música...
La película casa permanentemente con el punto de vista de Juliette, por lo que es importante que la música se corresponda con ella, moderna pero teñida de nostalgia, igual que su personaje en la película. Estamos en una comedia romántica y la emoción también es claramente presente. Por lo que tenía que ir lógicamente apoyada por la música. Con Martin Caraux, el supervisor musical, nuestra intención era crear un sonido decididamente moderno y pop, también con la música original de Fabien Cahen, y con música preexistente donde elegimos entre grandes éxitos como ‘Everybody hurts’ de REM, ‘Trustful Hands’ de The Dø o ‘Paradise’ de Coldplay pero también piezas menos conocidas que se ajustaban muy bien al estilo de la película, como ‘Get High’ de Alle Farben, ‘Off the Wall’ de Yusek, ‘My name is trouble’ de Keren Ann o ‘Time’s running on’ de My Summer Bee.

En cada una de tus películas, la comida está muy presente...
Cuando más envejecemos, más nos agrada el placer y si uno quiere disfrutar tres veces día, la comida sigue siendo lo mejor! Además, me encanta ver a los actores comer! Y presto atención a lo que se sirven. Para HISTORIAS DE UNA INDECISA, no confié la elaboración de los platos a un diseñador culinario sino a un verdadero chef, Julien Harlee del restaurante Le Café Lumière de París. Julien participó en Top Chef. Durante mis investigaciones, fui a comer a su establecimiento y probé verdaderos platos gourmet que se encuentran en la película como los espárragos verdes con salsa de muselina Pertuis, blanquettes o los huevos con trufas. Él siente tanto amor hacia su trabajo que preparó platos increíbles, incluso para los extras que apenas salían en pantalla! De hecho, siento que hay muchas similitudes entre el cine y la gastronomía. Para un cocinero, lo más importante es el producto, sin un buen producto no se puede hacer nada bueno... para un director el producto que hay que cocinar es el guión!


ENTREVISTA A ALEXANDRA LAMY...
Aceptaste HISTORIAS DE UNA INDECISA muy poco después de protagonizar ‘Vuelta a Casa de mi Madre’. ¿Fue para volver a trabajar con Éric Lavaine?...
Sí, porque la verdad es que nuestras personalidades son muy acordes. Tenemos el mismo tipo de humor, la misma visión de una película y la forma de contar una historia. Lo que me gusta de él es que es inteligente, brillante. Esta inteligencia se traduce en el hecho de aceptar que sus actores puedan hacerle propuestas o comentarios sin que él se lo tome a mal ... Él obviamente toma la decisión final, pero nunca pierde de vista su objetivo:
hacer la mejor película posible y para alcanzarlo, lo hace con su equipo, ya sean técnicos o actores. Eric es alegre, trabajador, fiel. Me gusta mucho tener esta sintonía con un director, esa harmonía que se crea entre los dos, me da confianza.

¿El papel de Juliette te gustó desde el primer momento?...
De hecho, durante la gira de promoción de ‘Vuelta a casa de mi madre’, Eric me habló de un guión que había recibido. Me encantó el tema: los problemas para elegir, pero él quería adaptarlo un poco. Hasta el momento, el papel de Juliette fue planeado para una chica más joven, pero insistí en que envejecer el papel daría más consistencia al personaje y haría el tema un poco más serio.

Más allá de la comedia, los problemas para elegir parecen ser un tema social bastante serio...
Sí, para algunos de nosotros la imposibilidad de elegir puede ser una auténtica causa de pánico. Este es el caso de Juliette que sufre una verdadera patología. Eso es lo que me metió más en el proyecto, al igual que en ‘Vuelta a casa de mi madre’, estamos hablando de un tema social serio, pero nosotros tratamos de hacerlo divertido, ya que en vez de una comedia podría ser todo un drama!

¿En tu vida cotidiana te enfrentas a estos problemas de elección?...
¡Ah, sí, todos los días! Comienza por la mañana, cuando tengo que elegir qué ropa ponerme, una cuestión donde hay que tener en cuenta muchos parámetros como si tengo alguna reunión o cita, el clima, las actividades del día, la moda... es un infierno! En HISTORIAS DE UNA INDECISA, Juliette ha adoptado la estrategia de evitar tomar la iniciativa: por ejemplo es su amiga Sonia la que le hace plannings mensuales indicándole qué ropa llevara cada día. Incluso las cosas más cotidianas las considera elecciones demasiado difíciles. Y la verdad es que el mundo se ha convertido en una especie de menú de restaurante: ¿has visto la cantidad de cereales distintos que venden en el supermercado? Cuando yo era joven sólo podías elegir entre los Corn Flakes y los Crousty Miel, ¡y ahora hay pasillos enteros!

¿Y en tu vida profesional, se te plantean muchas elecciones difíciles?...
Tengo suerte de que actualmente me llegan muchas propuestas para hacer películas y tengo que elegir constantemente. Leo los guiones para discernir si la historia es buena, si le interesa a los espectadores de hoy en día, si el director ha hecho buenas películas, etc...

¿Y acertaste al elegir HISTORIAS DE UNA INDECISA?...
No creo que me corresponda a mí decirlo, hay que ver qué opinan los espectadores. Una cosa tengo clara y es que la película resulta interesante para mí ya que creo que todos podemos identificarnos con esta mujer que en realidad es prisionera de su elección ya que le gustan dos hombres por igual y de forma sincera. Y el espectador está en el mismo dilema: incapaz de elegir entre Paul y Étienne. La cuestión no es saber si su elección es la acertada.

Por lo tanto, era necesario que los dos actores encarnaran esta duda por sus cualidades y sus diferencias...
Absolutamente, y es por eso que el casting fue muy complicado. Encuentra a dos chicos guapos, divertidos, seductores, cuarentones y buenos actores, ¡no es fácil! Arnaud tiene todas las cualidades requeridas para el personaje de Étienne: es varonil, tiene encanto y es divertido así que podemos entender que seduzca a Juliette. Pero entonces, frente a él, necesitaba a alguien sólido y Jamie fue una muy buena elección. Antes que nada, porque es un actor del que sabemos muy poco en Francia y creo que todas las chicas se enamorarán de él, como yo en la película cuando lo conozco por primera vez. Es un hombre adorable, atento, cordial, sensible, que te escucha... Si Étienne hace reír a Juliette, es por Juliette que Paul se ríe. Étienne es quien lo decide todo y Paul quien se deja hacer por Juliette. Son cosas pequeñas, toques sutiles que hay que colocar en la historia para que el espectador no sepa ya en la mitad de la película con quién se quedará Juliette.

¿Conocías anteriormente a los dos actores?...
Con Arnaud, ya habíamos actuado juntos en ‘Oncle Charles’ de Étienne Chatiliez en 2012 y nos reímos mucho, en compañía de Valérie Bonneton y Eddy Mitchell. Guardo un recuerdo maravilloso y cuando Éric me habló de él para el personaje, ¡le dije todo lo bueno que pensé!
Compartimos el mismo sentido del humor, un ritmo heredado de programas de televisión que fueron una gran escuela...
Jamie, por otro lado, ha sido un gran descubrimiento. Éric me mostró algunos castings suyos, como la escena en la que discute con su madre, y me pareció muy bueno, y un buen contrapunto para Arnaud. Ellos también son muy diferentes en la vida real: Arnaud entra en una habitación y todos lo miran, lo escuchan porque hace de todo un show! Jamie es más reservado, el que observa es él. La comedia también es un registro nuevo para él y en un idioma que no es el suyo. Aunque él habla francés perfectamente, tenía que dominar el ritmo, los efectos cómicos. Yo lo ayudaba de vez en cuando, a actuar con la puntuación de una réplica, por ejemplo, para que funcionara mejor. Tengo un enorme aprecio hacia su trabajo: es uno de esos actores que trabajan y llegan a conocerse su texto del tirón, sabiendo exactamente donde se sitúa la escena para que haga funcionar el resto de la historia. Arnaud está exactamente en la otra línea, como yo, y eso también nos permitió hacer propuestas, para probar improvisaciones...

Hablemos también de tus dos mejores amigas en HISTORIAS DE UNA INDECISA: Anne Marivin y Sabrina Ouazani ... Juntas formáis un trío interesante, que no cae en el cliché ‘girly’...
Exactamente, estábamos muy atentos con esto. Queríamos que los personajes de Joelle y Sonia aportaran cosas a Juliette pero también a la historia en general. La idea no era crear un grupo de amigas que sólo hablan de maquillaje y de tíos! Hemos visto eso mil veces en el cine y no es la realidad...
Durante el rodaje, con Anne y Sabrina repetimos constantemente nuestras escenas y hacíamos nuevas propuestas a Éric para permanecer en esta línea.

Otra personaje importante es tu padre, interpretado por Lionnel Astier...
Juliette perdió a su madre a los 15 años por lo que necesitábamos un padre sólido, con quien ella pudiera contar. Incapaz de tomar decisiones en la vida, ella practica la “transferencia de elección“: a menudo deja que su padre elija en su lugar!
Además es junto a él con quien trabaja y con quién se desahoga, así que representa al hombre de su vida hasta que Étienne y Paul surgen.
Por ejemplo, cuando Juliette regresa de casa de Paul en Escocia y descubre a Étienne en su restaurante, es a su padre a quién mira primero... Ver feliz a su padre la hace feliz y eso siembra sus dudas a la hora de elegir. Trabajamos mucho con Lionnel para crear esta relación de fusión, que yo también he podido tener con mi propia madre a veces. No debería caber la duda sobre el hecho de que padre e hija se quieren mucho.
Y agrego una cosa importante sobre Lionel: es de la región de Cevennes, como yo, así que nada podía ir mal! Nos habíamos cruzado en el set de la serie ‘Une Chance de Trop’ en el que interpretaba al comisario pero por desgracia no tuvimos muchas escenas juntos.

HISTORIAS DE UNA INDECISA es una bonita película, por lo que se dice, pero también por lo que se muestra, gracias a un cuidado particular de la imagen y los placeres de la vida...
¡Eso es todo cosa de Éric! Es epicúreo y esteta a la vez... Él ama el vino, la comida, las cosas bonitas, las mujeres hermosas y los hombres guapos, la ropa: y todo eso se nota en su cine. En esta película el ambiente es muy parisino, se nota en la ropa, y en la presencia de personajes como el de Sonia, que es blogger. Pero en general, Éric quería que todos lleváramos un vestuario cuidado. Creo que es un punto en el que las comedias románticas francesas tienen pendiente.

‘Vuelta a Casa de mi Madre’ fue vista por 2,2 millones de espectadores en Francia, y la serie en la que aparecías ‘Une Chance de Trop’ tiene un promedio de 7 millones de espectadores. ¿Dirías que tu carrera ha cambiado desde entonces?...
Ah, sí, realmente, creo que todo se remonta incluso antes. El primero que me ofreció algo diferente fue François Ozon con ‘Ricky’ en 2009. Aunque la película no fue un gran éxito, me permitió validar mi habilidad para hacer drama y ser realmente considerada como una actriz!
El ejemplo de ‘Après Moi le Bonheur’ es sintomático: me ofrecieron para representar esta terrible historia de una madre de familia que sufre de cáncer. E inmediatamente insistí en convertirla en un TV movie porque quería que ese tema fuera del interés de más gente. Hay cosas que están hechas para la pantalla grande y otras para la pequeña y afortunadamente, al fin lo entendimos. Ahora los actores alternamos de un sitio al otro mientras también hacemos teatro.
En mi caso, ‘Une Chance de Trop’ y ‘Après Moi le Bonheur’ permitieron que el público viera que yo también podía moverme en otros registros, hacer cosas distintas a ‘Un Gars et une Fille’.


ENTREVISTA A ARNAUD DUCRET...
¿De qué manera el personaje de Étienne, uno de los pretendientes de Juliette, te interesó?...
Lo que me gustó de él desde un principio es que es un apasionado de su trabajo, una cualidad que lógicamente puede llevarle muy lejos en vida... Étienne también es un bon vivant, y eso también me gustaba, especialmente, porque en realidad no sé cocinar muy bien pero me encanta la comida. Es un hombre alegre, divertido, seguro de sí mismo y bastante conmovedor al final, cuando la cosa no acaba como a él le gustaría...

Tiene muchas cualidades pero también un gran defecto: su empeño en querer decidirlo todo él...
Sí, y es un rasgo de carácter típico en los que trabajan en el sector de la restauración: suelen saber lo que quieren. Y Juliette sólo refuerza este hábito ya que es incapaz para tomar una decisión!

Esta problemática, la de no poder decidirse, se trata con humor en HISTORIAS DE UNA INDECISA, pero ¿sabías que era un verdadero problema psicológico?...
Sí, pero no sospeché que podría ser algo serio hasta el punto que se considerara un enfermedad real. Cada uno de nosotros se enfrenta a muchas decisiones en su vida cotidiana. Algunas de importantes en relación a mi trabajo, por ejemplo.
En la película, esto hace sufrir al personaje de Juliette ya que la imposibilidad de elegir gobierna su existencia durante años y este encarcelamiento psicológico la ha llevado a una serie de fracasos. El interés de la película es dibujar algunas situaciones que tiran hacia la comedia sin oscurecer la realidad más grave del problema...

La película supone tu reencuentro en el cine con Alexandra Lamy, 7 años después de ‘L’Oncle Charles’ de Étienne Chatiliez...
Sí, fue mi primera película y tengo un excelente recuerdo de ella aunque no funcionara muy bien. El reencuentro con Alex fue genial. Es una mujer apasionada, una muy buena compañera de rodaje, con una delicadeza excepcional en su interpretación. Además, tiene una personalidad increíble: para una de las escenas de la película, ella tenía que bañarse en un estanque en Boulogne, ¡donde vi pasar ratas! Pero Alexandra se metió allí sin titubear. Créame, conozco a más de uno que hubiera pedido un doble.

Ambos tenéis una cosa en común, ese ritmo para la comedia, quizás debido a vuestros trabajos en programas cortos como ‘Un gars un fille pour elle’ o ‘Parents mode d’emploi por vous’...
Absolutamente, resultan ejercicios donde hay que ser muy preciso y rápido. Además, al trabajar también en el cine, también coges el hábito de rodar escenas contiguas, como planos secuencia. Me encanta esa idea de mantener el ritmo.

Cuéntanos sobre tu trabajo junto al director, Éric Lavaine...
Éric es apasionado, un tipo muy dinámico y es extremadamente gracioso. ¡Nos reímos mucho! Es un director que sabe exactamente lo que quiere pero que también es capaz de darse cuenta cuando algo no funciona y lo corrige inmediatamente.
Entre toma y toma, Éric iba con un pequeño cuaderno en el que anotaba sus observaciones sobre la escena que acababa de rodar. Esa precisión creo que se ha trasladado en la película, la noto muy equilibrada. No es raro que muchos actores y también técnicos que ya han trabajado con él, vuelvan a repetir, como Jérôme Commandeur, y ahora entiendo porqué! Una de las bases de este trabajo es poder mantener ese equilibrio en un rodaje pero también divertirse, y él es un director que combina estos dos aspectos.

Con Jérôme Commandeur os conocéis mucho...
Él me ayudó a escribir mi primer espectáculo. Hicimos radio juntos y luego vino Dany Boon, los CH’TIS y empezó el hit. Es la belleza de este trabajo: puede empezar con una amistad y luego llegar a trabajar juntos algún día. Por cierto, nos pasará de nuevo en ‘Les nouvelles aventures de Cendrillon’ donde él hace de duque y yo de príncipe.

En cuanto a tu trayectoria, el teatro parece un elemento muy importante, y la televisión también, pero el cine parece estar tomando cada vez más importancia. ¿Dirías que el éxito de ‘Adopte un Veuf’ fue un punto de inflexión?...
¡Lo curioso es que inicialmente no había ningún papel para mí en Adopte un Veuf’! Me gustaba mucho François Desagnat y tenía también muchas ganas de rodar con André Dussolier, así que pedí leer el guión, me gustó la historia y vi de inmediato qué tenía que hacer para conseguir el personaje de P.G ... quería mostrar que podría interpretar a un chico introvertido, torpe, opuesto a mí o a lo que había encarnado hasta entonces. Y en realidad, me abrió muchos nuevos horizontes en el sector.


ENTREVISTA A JAMIE BAMBER...
El público francés quizás ya te ha visto en series americanas o inglesas pero te han conocido más a fondo a través de esta película. ¿Qué experiencia ha sido para ti?...
Ha sido maravillosa para mí. Hace año y medio me marché de Los Ángeles, donde vivía con mi familia, para volver a Europa e instalarme en Aix-en-Provence. No tenía ningún plan concreto pero queríamos que nuestras hijas crecieran en esta parte del mundo.
Además, yo siempre había soñado con hacer cine francés y ya había estado aquí algún tiempo rodando ‘Un Jour Mon Père Viendra’, con Gérard Jugnot y François Berléand. Fue desde entonces que quise encontrar mi lugar en Francia... Es increíble haber rodado esta película con Éric Lavaine y Alexandra Lamy con un gran papel, sólo 18 meses después de llegar a Francia sin trabajo ni representante.

¿Cómo fue la reunión con Éric Lavaine y vuestro trabajo juntos en la película?...
El elemento decisivo fue antes que nada conocer a Rosalie Cimino, mi nueva agente, a finales de 2015. Acababa de terminar una serie en Inglaterra y ella en seguida me presentó al director de casting de la película. Me hizo leer el guión y desde entonces, trabajamos durante horas escenas concretas en francés. En 20 años de carrera, nunca había trabajado tan intensivamente. Pasé los ensayos, Éric los vio, y me llamó para reunirnos. Hice otra última prueba y finalmente me uní a Éric y Alexandra en Aix-en-Provence para conocernos.

¿Qué opinas de Paul, tu personaje en la película?...
Es un hombre que se quedó atrapado en la tradición familiar. La ironía es que su personalidad tiene un vínculo con la de Juliette: ¡él no puede tomar sus propias decisiones! Le impusieron su prometida, su carrera... Ambos se encerraron en cierto modelo de vida por diferentes razones. La relación de Paul con su madre en Escocia lo convirtieron en un banquero talentoso, rico, jugador de rugby y bebedor de whisky pero en el fondo, Paul nunca cumplió su sueño: convertirse en perfumista.

Entonces entiendes que Paul, hasta un cierto punto, se aferre a este amor tan complicado?...
Para mí, lo que los une es compartir los mismos síntomas. También es totalmente diferente de Étienne, que es un home muy decidido. Pero Juliette y Paul se ríen juntos y a veces eso hace que su amor sea más profundo.

Ya que hablamos de Juliette, cuéntanos como fue compartir pantalla con Alexandra Lamy...
Yo diría que es una mujer muy positiva, atractiva y amable. Conmigo, fue excepcional: muy paciente y dispuesta a ayudarme siempre a encontrar mi lugar en el rodaje. Al principio, por supuesto, me sentí un poco extraño! Sé que es una gran estrella en Francia, en el cine y en la televisión, pero nunca sentí que ella quisiera marcar una diferencia entre nosotros.

La comedia romántica es un género nuevo para ti, estamos más acostumbrados a verte en series criminales. ¿Te gustaría trabajarlo de nuevo?...
Siempre he amado la comedia romántica. Muchos piensan que está reservado para un público femenino, pero es falso! Me encanta ‘Cuatro Bodas y un Funeral por ejemplo! Por lo que sí, me gustaría hacer otras comedias, pero alternándolas con otros géneros ya que creo que encerrarse en un solo género puede ser una trampa para un actor, incluso lo ha sido para un actor excelente como Hugh Grant por ejemplo ... Dicho eso, considerando su carrera, ¡no me importaría estar atrapado como él!


ENTREVISTA A LA PSICONALAÍSTA CAROLINE WEILL...
Este problema que Juliette sufre en HISTORIAS DE UNA INDECISA ¿existe en la realidad?...
Sí, existe una dificultad para actuar, para tomar una decisión: el primer paso para actuar. A lo largo de mi carrera como psicoanalista, he encontrado casos con una dificultad real de tomar decisiones como Juliette.

¿Cómo resumirías este desorden?...
Es muy simple: para ella, la elección necesariamente lleva a una salida dramática. Se muestra en dos momentos muy concretos de la película: cuando mostramos el asesinato de JFK en la televisión y su madre le dice, “si no hubiera elegido un coche descapotable, no habría acabado así” y luego, cuando la misma madre elige entre dos caminos, toma el malo y muere de un accidente... Son dos elecciones que conducen, por lo tanto, a un desenlace fatal.
Para Juliette, elegir es ser responsable de una decisión que inevitablemente conduce al drama... Obviamente, por eso no quiere elegir. Esta neurosis es el síntoma de otra cosa. Para que Juliette llegara hasta aquí, ha tenido que sufrir un trauma, una agitación emocional que su psique no pudo absorber, pero también influyeron en ella todas esas frases mortíferas que escuchó a lo largo de su juventud como “eres incapaz de elegir nada“ o ”de todos modos, nunca se sabes lo que quieres“ Esa repetición continuada puede provocar la obediencia a una lógica inconsciente...
Otro factor es que las elecciones son la envidia de un deseo que nos impulsa. Y si ella en la infancia no tenía acceso a su deseo (“basta de pedir siempre, que ya estás muy consentida “o “Yo a tu edad no tenía nada, no pidas tanto“), puede seguir evitando desear y por lo tanto ser incapaz de elegir ya que en el fondo no desea nada.

¿Este problema se puede curar?...
Sí, haciendo psicoterapia y revisitando así la historia del sujeto, apelando a sus recuerdos e identificando el trauma. Pero cuidado: no es una varita mágica. El objetivo es que, en el transcurso de las entrevistas, poco a poco, el paciente se dé cuenta de aquello que lo obstaculiza.

¿No crees que esta dificultad de elección también puede ser consecuencia de la sociedad moderna, que precisamente multiplica la oferta de productos en el supermercado, la opción de tarifas de móvil, etc?...
Absolutamente, porque la libertad de elección conlleva una responsabilidad. Hay un gran libro sobre el tema: ‘Fatigue d’être soi’ de Alain Ehrenberg en el que explica que antes uno no elegía su profesión (dependía de su entorno social) ni a su cónyuge (la familia lo arreglaba), por lo que esa responsabilidad de elección no existía. Si tu vida era feliz, fantástico, inmejorable, pero si no lo era, tampoco era por tu culpa... Hoy sí, y eso causa mucha depresión porque nos enfrentamos a nuestra culpabilidad.

0.0/5 de 0 opiniones.
VALORACIÓN GENERAL

logo radio directo