Fichas de peliculas
  • Registro
BAD BOYS FOR LIFE
INFORMACIÓN
Titulo original: Bad Boys For Life
Año Producción: 2020
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 123 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 16 años
Género: Acción, Comedia, Thriller
Director: Adil El Arbi, Bilall Fallah
Guión: Chris Bremner, Joe Carnahan, David Guggenheim. Basados en los personajes creados por George Gallo, David Guggenheim, Anthony Tambakis
Fotografía: Robrecht Heyvaert
Música: Lorne Balfe
FECHAS DE ESTRENO
España: 17 Enero 2020
DISTRIBUCIÓN EN EE.UU.
Sony Pictures - Columbia Films


SINOPSIS

Marcus Burnett ahora es inspector de policía y Mike Lowery está en una crisis de mediana edad. Se unen nuevamente cuando un mercenario albanés, a cuyo hermano mataron, les promete una importante bonificación....

INTÉRPRETES

WILL SMITH, MARTIN LAWRENCE, VANESSA HUDGENS, ALEXANDER LUDWIG, JOE PANTOLIANO, HAPPY ANDERSON, CHARLES MELTON, KATE DEL CASTILLO, PAOLA NUÑEZ, SHARON PFEIFFER, DJ KHALED, JENNIFER BADGE, MASSI FURLAN, MARIA Z. WILSON, EMILY TOWLES

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierCONFERENCIA DE PRENSA

icono premierPREMIERE

icono criticasSECUELAS   Dos policías rebeldes (1995) / Dos policías rebeldes 2 (2003)

{slider Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES}

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

BAD BOYS PARA SIEMPRE...
   25 años después de Dos Policías Rebeldes y 17 después de Dos Policías Rebeldes II, Mike Lowrey y Marcus Burnett regresan una vez más en BAD BOYS FOR LIFE. Según el productor Jerry Bruckheimer, hay una razón simple por la que es un buen momento para que Will Smith y Martin Lawrence retomen su papel insignia. “Siempre es buen momento para el cine bueno, divertido y entretenido como este” dice Bruckheimer. “A la gente le encanta el buen entretenimiento. Tenemos a dos maravillosos actores con sentido del humor y encanto. Es muy emocionante para los espectadores y para mí hacer una película así”.
  Aunque han pasado muchos años, Will Smith y Martin Lawrence retoman todo donde Lowrey y Burnett lo dejaron. “Es igual de divertido que hace 20 años” dice Bruckheimer. “Se lo pasan bien. Will es el tío más simpático del mundo, y Martin es muy divertido. Siempre te ríes cuando te encuentras con Martin. Te apetece estar junto a estos dos tipos todo el rato. Eso es de lo que se trata”.
  Aunque se habló mucho de hacer otra película después de Dos Policías Rebeldes II, ha sido un largo proceso de años antes de que Bruckheimer empezase a trabajar con su productor ejecutivo, Chad Oman, y desarrollar ideas nuevas para una tercera entrega. Bruckheimer es uno de los cineastas más exitosos de la industria y es conocido por ayudar a redefinir el género policiaco de nueva generación con títulos como Dos Policías Rebeldes o Superdetective en Hollywood. “Aunque Jerry y Don Simpson, el difunto socio de Bruckheimer, no inventaron el género policiaco, por lo menos fueron responsables en parte de redefinirlo” explica el productor Doug Belgrad. “La franquicia de Bad Boys es divertida, está llena de acción y los espectadores llevan viéndola más de 20 años”.
  La clave del éxito en Bad Boys es la energía y química que tienen los protagonistas. La relación entre Will Smith y Martin Lawrence es tan potente y entretenida que hoy parece obvio emparejarles, pero ese no fue siempre el caso. En 1995 Bruckheimer formaba parte del equipo de cineastas que tuvieron que averiguar quién formaría el dúo. Antes de que Will y Martin hiciesen historia, los productores barajaron numerosas opciones, como Dana Carvey y Jon Lovitz, que no llegaron a formalizarse. “Teníamos una idea que nos encantaba, y necesitábamos encontrar alguien para esos papeles. Un agente me llamó y me dijo que tenía que conocer a Will Smith. Aparecía en El Príncipe de Bel-Air en aquella época y creo que sólo había hecho una película pequeña. Vino a mi oficina y me encontré con un tipo alto, guapo, gracioso y con una risa contagiosa. Ahí es cuando pensé que ese era nuestro hombre y que quería trabajar con él. Martin por otro lado tenía un programa de televisión que iba bastante bien, así que les juntamos”.
  La película de 1995 es igual de divertida que la de 2020: una curiosa pareja formada por Lowrey y Burnett. “Son completamente diferentes” dice Bruckheimer. “Uno es soltero y tiene dinero. El otro es un hombre de familia de clase media, un tipo que va de frente e intenta hacer las cosas bien”. Aunque Smith y Lawrence son todavía los policías rebeldes que conocimos en su tiempo, la nueva película se centra en el dúo después de que hayan pasado muchos años, así que han cambiado bastante. Bueno, por lo menos Marcus lo ha hecho. “Mike es el mismo hombre de siempre. Le encanta atrapar a los tipos malos” continúa Bruckheimer. “Pero Marcus empieza a pensar que es tiempo de retirarse. Mike ha bajado un poco el ritmo, pero no quiere aceptarlo. Marcus por el otro lado se da cuenta de que ha bajado el ritmo e intenta que Mike se de cuenta”.
  Al comienzo de BAD BOYS FOR LIFE podemos ver un Porsche 992-Generation (con matrícula 001) que derrapa por las calles de Miami. Lo normal, Lowrey y Burnett van en persecución… de algo. Al final consiguen llegar a su destino, sólo para descubrir que no hay tiroteo ni tipos malos a los que esposar. Los dos han llegado a un hospital, justo a tiempo para ver el nacimiento de la nieta de Marcus.
  “Es un comienzo que refleja perfectamente el tono de las películas de Bad Boys” dice Bruckheimer. “Las persecuciones son fantásticas, tienen mucho humor. También hay momentos serios, pero siempre aderezados con diversión”.
  “Queríamos recalcar el hecho de que ha pasado el tiempo para Mike y Marcus, como para todo el mundo” dice Smith. “La primera escena, en la que Marcus es abuelo, es territorio nuevo que proyecta a los personajes a un nuevo nivel”.
  “Estaba impaciente por volver a trabajar con Will en otra película de Bad Boys” admite el compañero en pantalla de Smith. “Los espectadores querían volver a vernos por lo bien que funcionan estos dos personajes juntos. Pero como bien dice Marcus en la película, ‘Esta no es la misma canción. Esto es una remezcla’”.
  Bruckheimer y Oman contaron con los dos jóvenes cineastas Adil El Arbi y Bilall Fallah para dirigir BAD BOYS FOR LIFE. “Hace unos cuatro años estrenamos una película titulada Black” comenta Oman. “Es una película de acción sobre un conflicto entre bandas en Bruselas que habían dirigido Adil y Bilall y que nos encantó. La película tenía mucho rollo, atmósfera y belleza. Es emotiva pero también intensa. Nos encantó el trabajó que hicieron y les apuntamos como opción para la nueva película de Bad Boys”.
  No es coincidencia que los dos directores citen a Dos Policías Rebeldes como una gran influencia en sus carreras. “Crecimos con esas películas” asegura Al Arbi. “Somos los seguidores con más suerte del mundo, porque las películas de Dos Policías Rebeldes son icónicas y ahora hemos dirigido una”
  “Los dos cineastas han encajado perfectamente en el mundo de Bad Boys” comenta Smith. “La energía de Adil y Bilall es perfecta, y han abordado la película desde un ángulo distinto. Adoran la saga y los personajes, y ha sido genial trabajar con ellos”.
  Los dos cineastas han tenido además la oportunidad, no sólo de conocer, sino también dirigir a uno de sus ídolos, el cineasta Michael Bay. Bay dirigió las primeras dos películas, así como los taquillazos Armageddon y las películas de Transformers, y hace un cameo en esta entrega.
  Aun adorando el trabajo que hizo Bay en las primeras películas, Al Arbi y Fallah deseaban cambiar un poco las cosas. Han llevado la franquicia en una nueva dirección, aunque han mantenido toda la acción y el magnetismo del dúo Lowrey/Burnett que ha cautivado a los espectadores desde la llegada de la primera película en 1999. “Hay mucha acción en esta entrega. Los cosas se ponen muy interesantes, así que los seguidores de las primeras dos películas se van a sorprender” recalca El Arbi.
  La acción es un elemento clave de la película, pero los cineastas tienen claro que lo verdaderamente emocionante de las películas son los propios policías rebeldes. “En cuanto Will y Martin se ponen a actuar juntos se puede ver y sentir que se lo están pasando genial” comenta Oman. “La energía e intensidad de Will y el humor despreocupado de Martin sacan lo mejor el uno del otro. Lo que hace que esta franquicia sea diferente es que es real y emotiva, al mismo tiempo que divertida. Tiene un tono que cautiva”.
  “Es mágico verles en pantalla” añade Fallah. “Aunque al mismo tiempo nos damos cuenta de que han crecido y que tienen que enfrentarse a la nueva generación de cuerpos policiales, representados por el grupo de élite AMMO [Advanced Miami Metro Operations] con el que forman equipo. Nos lo pasamos muy bien juntando a la vieja y a la nueva escuela”.
  Los cineastas vieron en BAD BOYS FOR LIFE la oportunidad de ahondar en lo que significa ser un policía rebelde después de todos estos años. “¿Qué pasa cuando los chicos malos se convierten en hombres?” se pregunta Belgrad. “¿Pierden su toque y se ablandan? ¿O maduran?”
  “Por supuesto Mike y Marcus siguen siendo unos tipos duros” continúa Belgrad. “Siempre harán lo que sea con tal de acabar un trabajo. Aunque igual ya no son tan rápidos como antes, siguen siendo muy buenos en lo que hacen. Tienen recursos, y cuando toca dar el callo tienen las habilidades necesarias”.
  Al mismo tiempo, la nueva película refleja las diferencias entre Mike y Marcus al contar como lidia cada uno con la edad. “Mike está en un punto en el que quiere ir más fuerte que nunca” dice Oman. “Mientras que Marcus está pensando en retirarse. Piensa que ha llegado el momento de devolver la placa. Ha tenido una nieta y quiere estar relajado el resto de su vida”.
  Marcus no quiere que todo su legado sean camisetas sin mangas y números de cadáveres.
“Estos tipos son opuestos en todos los sentidos, pero por eso trabajan tan bien juntos” añade Smith. “Es el ying y el yang lo que les une” responde Lawrence.
  Mike sigue buscando un mundo de acción y Marcus piensa en retirarse, cuando de repente aparece alguien que le quiere muerto, así que Mike no parará hasta averiguar quién está detrás de él y porqué. “Mike intenta convencer a Marcus para que le acompañe en una última aventura, pero Marcus pasa de todo eso, por lo menos al principio” recalca Smith. “Creo que es una buena dinámica en la que ahondar: cómo se distancian las amistades. Cuando alguien se resiste a crecer es posible que sus amigos se alejen de su camino. Es por eso que se aprecia un distanciamiento entre Mike y Marcus”.
  “Mike y Marcus se toman mucho el pelo, pero hay mucho cariño detrás. Han pasado por mucho juntos” dice Belgrad. “Se cuidan el uno al otro constantemente. Es esa relación lo que hace que esta franquicia sea única”.
  Smith y Lawrence se reúnen con caras familiares de las primeras dos películas, como Theresa Randle en el papel de la mujer de Marcus, Theresa, y Bianca Bethune como la hija de Marcus, Megan, que se convierte en madre además de prometerse.
  Theresa apoya completamente la nueva vida ociosa de Marcus. “Theresa se encuentra en uno de los momentos más felices de su vida, ya que tiene la oportunidad de estar con Marcus a otro nivel y además él la necesita y quiere”. Aun así, no ve la nueva vida de Marcus como signo de madurez.
  “Todas las mujeres entienden que los chicos malos nunca crecen” comenta Randle entre risas. “Marcus y Mike están en un punto en el que tienen que romper para volver a juntarse. Pero no pueden dejarse”.

AMMO...
  Aparte de sus conflictos personales, Mike y Marcus tendrán que competir con una nueva generación de policías, la unidad Advanced Miami Metro Operations (AMMO), que ha introducido nuevas tácticas de investigación en el cuerpo de policía de Miami.
  “Son los policías rebeldes contra un nuevo estilo de policía” comenta Smith. “Esa fue otra de las cosas que me llamó la atención de la historia. Mike y Marcus saben como hacer las cosas tirando puertas a patadas, pero estos chicos del AMMO les enseñan que hay formas diferentes”.
  “Todos sabemos que a Mike Lowrey le encanta dar patadas a cosas” añade Lawrence. “No es que abra una puerta a patadas, es que la saca de las bisagras. Y de repente aparece una nueva corriente de polis que les piden que no utilicen armas mortales”.
  “El contraste entre las dos formas de trabajar es graciosísimo, ya que todos pensamos en Mike y Marcus como dos chicos malos” comenta Vanessa Hudgens, quien interpreta a Kelly, la especialista de armas de AMMO. “Ellos todavía usan la intuición para hacer las cosas, en cambio los de AMMO son un grupo de jóvenes que se fijan todo el rato en la normativa”.
  El cerebro detrás de AMMO es el nervioso capitán Howard, interpretado por Joe Pantoliano, que vuelve en esta tercera entrega.
“Realmente queríamos asegurarnos de que Joe volviese ya que aporta un tono muy particular” dice Oman. “Will y Martin le dan muy buena réplica, y Joe aporta mucha química y energía a la película”.
  Por muchos disgustos que Mike y Marcus le den a Howard, el veterano policía siempre les guarda las espaldas. “Mike sigue siendo ese joven descarado que conocimos en la primera película, y el problema surge cuando Mike necesita a Howard para un último caso” observa Pantoliano. “Howard no quiere que Mike vuelva a sufrir, así que le está protegiendo de sí mismo. No quiere verle destrozado por sus insaciables ganas de venganza, así que le fuerza para que trabaje con la nueva unidad AMMO”.
  Aunque no es un trabajo fácil para el capitán. “La unidad AMMO está usando tácticas más refinadas para atrapar a criminales, y Mike se siente un poco amenazado por la nueva forma de ser policía” dice Belgrad.
  Mientras Howard supervisa la unidad, es Rita (interpretada por Paola Núñez) la que maneja el cotarro. Para complicar más las cosas, resulta que es un antiguo amorío de Mike, y ahora deberá acatar sus órdenes.
  Núñez personifica la fuerza, inteligencia y liderazgo del personaje. “Una de las cosas de las que estoy más orgullosa de esta película es la forma en la que se representa a la mujer” explica. “Rita, por ejemplo, es una brillante psicóloga criminal. Esta empoderada, es fuerte, inteligente y una tipa dura”.
  Uno de los miembros clave del equipo de Rita es Kelly (Vanessa Hudgens), una joven policía algo agresiva que es una gran seguidora de Mike Lowrey. “Es una experta en armas. Es dura, valiente y está loca de admiración por Mike” admite Hudgens. Es un sentimiento que se amplía a cómo ve Hudgens a Smith y Lawrence. “Es icónico ver a Will y Martin volver una vez más” confiesa. “Su química es increíble”.
  En la unidad AMMO encontramos también a Alexander Ludwig en el papel de Dorn y a Charles Melton como Rafe. Dorn es el experto en tecnología de la unidad y un arma letal en sí mismo. “Es como un gran oso de peluche al que le asusta su propia fuerza” dice Ludwig. “Tiene un historial de usar su fuerza de forma violenta, así que ahora tiene miedo de usarla demasiado. Ahora le gusta sentarse en la furgoneta y trabajar con todo lo tecnológico, como volar un dron o piratear un sistema de alarma. Es el cerebrito del grupo, algo gracioso ya que también es el musculitos”.
  Rafe por otro lado es un antiguo agente antidrogas cuyo ingenio y encanto igualan al de Lowrey. “Rafe conoce las calles, así que es bastante chulo” explica el protagonista de Riverdale. “Se ve a sí mismo como el tío más importante y quiere llevarse todos los tantos. Acaba chocando con Mike”.
  Melton disfrutó mucho explorando el tira y afloja con Smith, al mismo tiempo que alucinaba con la química entre Lawrence y Smith. “Will y Martin tienen una química impresionante y una conexión natural. Improvisan juntos y colaboran en su trabajo, y esa es la razón por la que dan tan bien en cámara”.
  Los cuatro actores interpretando a los agentes AMMO fueron a una academia especial de policías para entrenar y aprender las tácticas que usan en el cuerpo de policías de Miami. El entrenamiento fue seleccionado para cada personaje basado en su personalidad y especialidades. “Cada uno tenía una visión sobre qué necesitaba su personaje para las escenas de acción” dice el coordinador de escenas de riesgo Mike Gunther. “Eso da algo de variedad y aporta distintas capas a cada policía AMMO”.
  Para Núñez el entrenamiento fue esencial para entender a Rita. “Un miembro del equipo de fuerzas especiales nos enseñó cómo coger un arma y disparar, y cómo movernos y trabajar en equipo”. Recuerda. “Son pequeños detalles, pero muy importantes para convencer en las escenas de acción”.
  “Nos enseñaron a movernos por habitaciones cuando nuestros personajes están investigando y a disparar determinados tipos de armas” añade Ludwig. “Mi personaje maneja un dron, así que quería saber cómo funcionaba y cómo un técnico lo usaría realmente”.

BELLEZA MORTAL – E HIJO...
  La unidad AMMO, junto con Mike y Marcus, están claramente bien entrenados para la misión. Su presa – y viceversa – es una hermosa criminal, Isabel, y su determinado y letal hijo Armando. En el rol de Isabel encontramos a la famosa actriz mexicana Kate del Castillo (La Misma Luna).
  “Me encanta interpretar a villanas” comenta. “Isabel tiene mucha rabia guardada porque ha estado en prisión durante 20 años, y no tenía otra cosa que hacer más que acumular rabia contra cierto policía rebelde. Ahora Isabel ha salido. Quiere sangre y Mike es su principal objetivo”.
  “Cuando eres la mala no sólo consiste en ser malvada” comenta del Castillo. “Quería que Isabel fuese una mujer real, a quien le han hecho daño y traicionado, y que también es madre, el mayor amor que una mujer puede tener”.
  Isabel dio a luz a su hijo Armando, interpretado por Jacob Scipio, cuando estaba en la cárcel y ahora se ha convertido en un asesino. Desde que la soltaron, ha trabajado con Armando para asegurarse de que no escapa nadie que le haya hecho daño, convirtiendo a Armando en un arma llena de resentimiento.
  “Armando es un guerrero que ha hecho artes marciales y ha entrenado con armas toda su vida” dice Oman. “Está en forma y no teme a nada. Así que Mike y Marcus no representan mucha amenaza. Van a necesitar todos los recursos, sabiduría y destreza posibles para poder con él”.
  “Pero Armando también tiene un código” añade Scipio. “Y ese código está íntimamente unido a su madre. Están muy cerca el uno del otro. Creció en prisión. Estaban ellos dos solos en una celda hasta que cumplió seis años. Así que están increíblemente unidos. Entonces le arrancaron de sus brazos y pasó a ser cuidado por el cartel. Así que Armando se ha criado odiando. Su madre le quiere, de eso no hay duda, pero es un amor contaminado”.
  Al final, Armando y Mike se enzarzan en una pelea que va por un camino insospechado. “Le acaban dando muy duro” comenta Scipio. “Ha sido muy emocionante compartir escenas con Will, es un icono”.
  Belgrad pensó que Scipio era la persona perfecta para el personaje. “Su forma física y su destreza actuando han ayudado a aportar intensidad, profundidad y empatía a sus escenas. Armando es un asesino de sangre fría, pero aun así queremos saber qué le pasa por dentro”.
  Armando se infiltra de incógnito en la red criminal de Miami para acabar con sus víctimas. Uno de sus mayores aliados en esa misión es Zway-Lo, interpretado por el popular cantante Nicky Jam.
  Y luego tenemos a Manny, un carnicero que sabe demasiado y que cae víctima de un interrogatorio al estilo Lowrey. Manny está interpretado por el cantante DJ Khaled, quien también trabaja como productor ejecutivo musical en la película.

¡ACCIÓN!...
   Aunque las películas de Bad Boys (Dos Policías Rebeldes) están cargadas de la acción y el caos esperados de una franquicia hollywoodiense, El Arbi y Fallah estaban decididos a meter nuevos elementos en esta entrega. “El reto es crear una acción muy emocionante pero al mismo tiempo conseguir algo con garra, crudo y real, algo que el espectador no esté acostumbrado a ver en una película así” dice El Arbi. “Sin dudo hemos incorporado nuevos sabores en esta película” comenta Fallah.
  El primer colaborador de El Arbi y Fallah fue Robrecht Heyvaert, el director de fotografía de la película, que ha desempeñado el mismo rol en sus largometrajes anteriores. “Robrecht es el mayor entusiasta del cine que conocemos y un gran seguidor del estilo visual de Michael Bay” dice El Arbi. “Le encanta mover mucho la cámara y usa luces coloridas y neones para crear imágenes exóticas y con estilo, justo como una película de Miami tendría que ser. Pero al mismo tiempo le da a la imagen una cualidad cruda que hace que todo parezca más real, una realidad aumentada se podría decir. Ha sido nuestro cómplice en todos nuestros proyectos desde que éramos estudiantes de cine”.
  Para liderar toda la acción, los dos directores trajeron al coordinador de escenas de riesgo y director de la segunda unidad Mike Gunther. Gunther, que ha trabajado también en Transformers: La Era de la Extinción y Transformers: El Último Caballero, buscó desde el principio superar la acción de las primeras películas.
  La escena de persecución que abre la película, en la que van al hospital donde Marcus se convierte en abuelo, hace evidente esta apuesta por la superación. Aunque no hubiesen tipos malos a los que perseguir ni tiroteos que orquestar, la secuencia fue un reto por razones insospechadas. Gunther tenía la orden de no rayar el Porsche, porque la escena se había escrito así y porque en el momento de rodar no había repuestos del modelo híper futurista 992-Generation. “Querían la escena de persecución con el cochazo, pero no podíamos hacerle ni un rasguño aunque sí tenía que parecer dinámica y molona” dice Gunther entre risas.
  Luego, como bien dice el guion, Marcus toca a la puerta después de llegar sano y salvo al hospital.
“Aunque no todo es bebés y familia” anota El Arbi. “Esa es nuestra forma de despistar al espectador, ya que lo que empieza como un inocente trayecto al hospital se convierte en una locura”.
  Otra de las grandes escenas de acción ocurre cuando Mike y Marcus persiguen a Zway-Lo. El Arbi y Fallah elevan la tensión y el caos a nuevas cotas al meter una horda de motocicletas en la escena. Gunther juntó a algunos de los mejores acróbatas motoristas de Estados Unidos, incluyendo a DaWayne Davis, quien forma parte del grupo “12 O’clock Boys”, y Kortel Autrey de los “Bikes Over Bangn”.
  “Las motocicletas eran increíbles” recuerda Gunther. “Adil y Bilall tuvieron la genial idea de que hiciesen caballitos alrededor del coche, seguido de un tiroteo. Al final, nuestros protagonistas salen del coche y se apropian de una moto con sidecar. Entonces tenemos a Mike y a Marcus en sidecar, y la escena va cada vez a más”.
  “Así que, tenemos un tiroteo en la autopista, un helicóptero sobre nuestras cabezas, un coche que vuelca esquivando por los pelos a otros coches, cae una moto y un montón de coches explotan. Es una salvajada” añade.
  Para ejecutar las enormes explosiones, los cineastas contaron con el talento del coordinador de efectos especiales Eric Frazier, cuyos trabajos anteriores incluyen Dos Policías Rebeldes II junto a su padre, el supervisor de efectos especiales John Frazier.
  Eric y Gunther estaban en sintonía con los retos y oportunidades que presentaba la persecución motera. “Para nuestro departamento, la secuencia más compleja era la de la persecución de motos” continúa Eric. “Tienes a Mike en la moto y a Marcus en el sidecar. Marcus encuentra una metralleta y se desata el caos”.
  “Creo que la persecución de motos va a ser una de las escenas insignia de la película” confiesa Smith. “Es Bad Boys en esencia pura. Pero al mismo tiempo no hemos visto una secuencia así antes. Marcus con su arma en un sidecar crea una imagen típica de Bad Boys”.

DISEÑANDO BAD BOYS FOR LIFE...
  Además de aportar la cálida estética de las primera películas, El Arbi y Fallah querían crear una Miami – hogar de nuestros protagonistas – más urbana, eléctrica y colorida. “Adoptamos la cultura de club de Miami y aportamos una estética única que no se ha visto en las primeras películas” dice el diseñador de producción Jon Billington.
  “Miami es una ciudad vibrante, con colores vivos” añade Bruckheimer. “Adil, Bilall y Jon trabajaron mucho por traer esos colores a la vida. Tienen un estilo interesante, es agresivo y algo innovador, pero una vez más, lo importante es el humor y la acción, y eso sí que lo hicieron bien”.
  Después de rodar en Atlanta, la producción se mudó a Miami, donde cerraron el nuevo centro comercial Brickell para conducir por él con el Porsche de Lowrey. El espectáculo reunió a bastante gente al aire libre, donde los seguidores esperaron pacientemente para sacar fotos de Smith y Lawrence de vuelta en las calles de Miami.
  El final de la secuencia de lucha está rodado en un hotel decadente donde Mike e Isabel coincidieron hace tiempo. “Tuvimos que construir el interior en un set de rodaje porque necesitábamos sitio para hacer volar cosas por los aires y prender fuego a las habitaciones” explica Billington. “En el guion el hotel se describe como venido a menos y deteriorado, así que construimos un hotel completamente nuevo, con azulejos y mesas nuevas, y luego lo hicimos envejecer hasta que parecía que iba a colapsar”.
  Hay un aspecto místico del personaje de Isabel que tiene que ver con el diseño de producción. “Incorporamos elementos religiosos en el decorado, como velas e imágenes, lo que ayuda a dar esa sensación inquietante y aumenta la tensión de la escena final” añade Billington.
  “Isabel cree en la Santa Muerte, un santo que bendice a aquellos que están perdidos, y definitivamente se da la impresión de que Isabel pueda tener algún tipo de poder místico, o por lo menos una gran habilidad de manipulación” continúa Belgrad.
  “Busca venganza a toda costa, así que ha hecho un pacto con la Santa Muerte y esta está premiando su lealtad” comenta Castillo.
Nuestros policías rebeldes siempre tienen estilo, y de ello se encargó la diseñadora de vestuario Dayna Pink. Pink estaba emocionada de trabajar con Fallah y El Arbi, a quien describe como “alguien con una sensibilidad fresca, provocador y divertido. Introducir a estos dos en el mix de la franquicia no sólo es interesante sino también coherente”.
  Fallah y El Arbi dieron a Pink libertad creativa para explorar. “La orden era que lo llevásemos lo más lejos posible” recuerda Pink.
A veces “ir lejos” significa simplificar el atuendo de las películas anteriores. “En las primeras dos películas, Mike y Marcus llevaban chalecos antibalas todo el rato” comenta Pink. “Eso no es así en esta película. Will quería asegurarse de que sólo llevaban equipo técnico cuando fuese absolutamente necesario”.
  El vestuario de Lowrey evoluciona al ritmo que lo hace su personaje. “Cuando vemos a Mike por primera vez en esta película lleva colores claros, un naranja claro” dice Pink. “Y lleva gafas a juego. Un poco después le vemos de amarillo y con todas las prendas divertidas que esperarías que llevase”.
  Pero ese esquema de colores cambia cuando Mike recibe un balazo. “Su ropa refleja cómo se siente, está enfadado y todo es oscuro, así que lo refleja en su ropa. Will sigue estando increíble. Está guapo siempre. Pero ya no lleva esos colores tan llamativos”.
  Marcus tiene un aspecto más sensible. Desea devolver su placa y vivir una vida más segura y cómoda con su familia. “Le vemos intentar ser un abuelo cotidiano” dice Pink. “Incluso cuando está vagueando en el sofá en su casa le vemos con Botas Timberland y buenos vaqueros. No lleva un jersey cutre y pantalones por encima de la cintura, sigue estando guapo”.
  “La unidad AMMO lleva ropa más seria porque ellos se toman a sí mismos más en serio” dice Pink. “La mayor parte del tiempo llevan un uniforme más intenso y negro”.
  La unidad aligera un poco su vestuario cuando van en cubierto a un club de élite. “El personaje de Vanessa Hudgens, Kelly, es una camarera, así que se viste con un bikini atrevido y botas” detalla Pink. “Es muy divertido. Rita lleva un vestido súper sexy. Rafe lleva una camisa sin mangas, también muy sexy”.
  Pink incluso vistió a los extras para asegurarse de que tuviesen ese aspecto de Miami tan característico. “Cuando piensas en Miami piensas en sexy y ostentoso” explica. “La gente de Miami se viste de forma distinta comparada con el resto del país. Los hombres llevan cinturones brillantes y todos llevan joyas. Son como pavos reales”.
  El equipo de cineastas también incluye al compositor Lorne Balfe, quien ha trabajado en taquillazos como Misión Imposible: Fallout y aclamadas películas indie como The Florida Project. Además de esto, Black Eyed Peas se juntó con J Balvin para crear el single “RITMO (Bad Boys for Life)”. La canción se ha convertido en el single de la banda sonora de la película. “La música es emocionante” dice Bruckheimer. “Además del single, tenemos canciones de base latina y hip hop. Es una banda sonora vibrante, que nos ayudó a crear DJ Khaled, que también tiene un papel en la película”.
  Aunque la mayoría de la película ocurre en Miami, se rodaron secuencias también en México. “Algunas de las escenas más importantes de la película se rodaron en México. Nos parecía importante rodar ahí porque México, y en especial Ciudad de México, es una localización única” dice El Arbi. “Está llena de historia y tiene una cualidad cinematográfica exótica que no se puede impostar. Pon una cámara en México y el valor de tu producción aumenta. Siempre queremos que nuestras películas parezcan lo más auténticas posible, y en esta película, la localización se ha convertido en un personaje en sí mismo. Tuvimos que insistir para rodar ahí, ya que este tipo de escenas se suelen hacer en un set de rodaje. Pero Will y Martin también insistieron en ir a México, y por primera vez dos grandes estrellas de Hollywood rodaron escenas en Los Arcos, en la afueras de Ciudad de México. Fue increíble”.

logo radio directo


Videoclip musical
CONOCES A TOMÁS?


Críticas del recuerdo


Crítica... MISTERIOSA OBSESIÓNCrítica del recuerdo... APACHECrítica... LAS VACACIONES DE MR. BEAN