Fichas de peliculas
  • Registro
BEN IS BACK
INFORM MACIÓN
Titulo original: Ben Is Back
Año Producción: 2018
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 00 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de años
Género: Drama
Director: Peter Hedges
Guión: Peter Hedges
Fotografía: Stuart Dryburgh
Música: 
FECHA DE ESTRENO
 España: 7 Diciembre 2018
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
DeaPlaneta


SINOPSIS

En la víspera de Navidad el problemático Ben regresa a casa. Su madre le da la bienvenida pero pronto descubrirá que está en peligro, pues las próximas 24 horas van a cambiar sus vidas para siempre...

INTÉRPRETES

JULIA ROBERTS, LUCAS HEDGES, KATHRYN NEWTON, FAITH LOGAN, GAMZE CEYLAN, JESSICA VanOSS, ROBERT MYERS, TEDDY CAÑEZ, DAVID ZALDIVAR, MELISSA VAN DER SCHYFF, EMILY CASS McDONELL, MIA FOWLER, STEVEN MAIER, NATHAN THOMAS WILLIAMS

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

   El proyecto más reciente de Hedges, titulado El regreso de Ben, está protagonizado por una familia que de primeras no parece tener nada que ver con los habitantes de sus filmes anteriores. Adinerados, atractivos y cariñosos, con una hija adolescente que canta en el coro y los peques de la familia disfrazados para la obra de Navidad, los Burns personifican la versión moderna de un cuadro de Norman Rockwell. Pero la cara de Holly Burns al llegar a casa y encontrarse a su hijo mayo Ben en la puerta lo dice todo: la familia está a punto de enfrentarse a un reto muy serio, que afecta a gente de todas las clases económicas y posiciones sociales.
  “En mi familia siempre ha habido muchos problemas de adicción, tanto de alcohol como de drogas”, dice Hedges. “Algunos se han recuperado, otros se quedaron por el camino y otros siguen luchando para superarla. Cuando perdí a un ser querido y otro de mis conocidos hizo un tratamiento de desintoxicación, decidí hacer una película para hablar de cómo el sufrimiento de una persona puede afectar al resto de miembros de la familia”.
  El cine impone una cierta limitación en cuanto al metraje, por lo que Hedges decidió comprimir la historia en un periodo de 24 horas para hacerla todavía más efectiva. “Se me ocurrió que la película empezara en Nochebuena. Quería explorar qué pasaría si un joven sale de la clínica de desintoxicación antes de tiempo, antes de que le den el alta”, explica el realizador. “La historia fue ganando cuerpo cuando abordé el tema desde el punto de vista de una familia normal durante un día especial”.
  A Hedges le apetecía mucho volver al hacer una película independiente. “Echaba de menos el tipo de películas que hacía al principio de mi carrera. Sentía una necesidad urgente y física”, comenta. “Dediqué muchos años a ayudar a otros a hacer realidad sus ideas. Ahora quería volver a hacer algo original. Quería ver qué pasaba si combinaba aquella intrepidez que da la juventud con los conocimientos que me han dado estos 35 años como guionista”.
  Tras darle vueltas al proyecto durante varios años, Hedges se sentó a escribir El regreso de Ben en serio a finales de mayo de 2017. Tardó menos de seis semanas en completar el primer borrador. “Más que contar la historia”, recuerda, “sentí como que la historia se apoderaba de mí. La escribí del tirón, en total frenesí, y eso casi nunca me pasa. Intenté estorbar lo menos posible y dejar que la historia fuera fluyendo”.
  Hedges se siente especialmente orgulloso del papel de Holly Burns. “He escrito madres bastante interesantes”, comenta. “De Gilbert Grape a Retrato de April, pero creo que Holly Burns es la madre más completa, coherente y valiente que he creado nunca. Lo cual no quiere decir que Holly lo haga todo bien. De hecho, toma algunas decisiones bastante cuestionables. Pero nunca actúa de forma malintencionada. Siempre lo hace para proteger y ayudar a sus hijos”.
  Después revisar el texto un par de veces, Hedges le mandó el guion a su amiga y todoterreno de la industria del entretenimiento Nina Jacobson. Tras dejar la presidencia del Walt Disney Motion Pictures Group, Jacobson ha producido películas tan exitosas como Los juegos del hambre y Crazy Rich Asians (Locamente millonarios) a través de su compañía Color Force. “Nina es una de las personas que mejor que me cae en la industria”, comenta Hedges. “Pensaba que El regreso de Ben se le quedaba un poco pequeña, pero quería hablar con ella antes de ponerme en contacto con otros productores. A los 90 minutos de recibir el guion, Nina me llamó y me dijo que estaba enganchadísima. ‘Tengo que producirlo’”.

JULIA ROBERTS, TE PRESENTO A HOLLY BURNS...
  Durante ese verano, el equipo de Jacobson le mandó el guion a la oscarizada actriz Julia Roberts para tantearle para el papel de Holly. A Roberts le encantó el material. “La historia me emocionó mucho”, comenta la actriz, que optó por cuarta vez a los Oscar en 2014 por su papel secundario en el drama doméstico Agosto. “El guion de Peter plantea todas las formas distintas en la que la adicción puede afectar a una familia”.
  Roberts hizo un parón en sus vacaciones familiares para reunirse con Hedges en su casa de Malibú. “La reunión fue genial”, comenta el realizador, que vive en Brooklyn. “Julia se identificó mucho con Holly, una madre que haría cualquier cosa por su hijo, pase lo que pase. Pero le afectaba mucho tener que pasar tanto tiempo lejos de sus propios hijos, así que lo habló con toda la familia antes de comprometerse con el proyecto”.
  Unas semanas después Hedges recibió un mensaje de Roberts en el que le decía que aceptaba el papel. “Tenía el corazón a mil por hora. Estaba emocionadísimo”, recuerda Hedges. “En primer lugar, Julia Roberts ha sido mi estrella de cine favorita durante toda mi vida adulta. Es muy inteligente y conmovedora y, después comprobé, que también es una de las actrices mejor preparadas con las que he trabajado nunca. Me gustaría que la película atrajera a muchos espectadores y en ese sentido Julia Roberts tiene mucho tirón. Además, este papel ha requerido un esfuerzo emocional, físico y dramático para interpretar a esta mujer que lucha por salvar a su hijo. Aluciné cuando aceptó el papel”.

HEDGES Y HEDGES...
  Roberts no pidió cambios en el guion de El regreso de Ben, pero sí dio su opinión sobre el casting. Quedó tan impresionada por la interpretación de Lucas, el hijo de Peter Hedges, en Manchester frente al mar, por la que fue nominado a un Oscar, que le pidió al guionista y director que lo escogiera para el papel protagonista.
  Solo había un problema. “Me he pasado la vida diciéndole a mi padre que nunca participaría en una película suya”, comenta Lucas. “Siempre he pensado que me sentiría muy incómodo porque sería como forzado y raro. Sabía que mi padre estaba haciendo esta película pero ni siquiera sabía que hubiera un personaje de mi edad. Luego me confesó que lo escribió pensando en mí”
  La reticencia del actor se desvaneció al saber que Roberts le había propuesto para el papel. “Cuando me enteré de que Julia Roberts quería que yo interpretase a Ben no me lo podía creer. ¡Menuda locura!”, dice Lucas. “Julia es como un ser mitológico. El hecho de que quisiera actuar conmigo me halagó muchísimo. Luego leí el guion y me quedé alucinado”.
  Por si todavía no estuviera convencido, Roberts le mandó a su padre una foto en la que la actriz aparecía con su hijo mayor, que es pelirrojo. “En la nota ponía algo tipo, ‘Dile a Lucas que los hombres pelirrojos suelen sentirse cómodos a mi lado’”, recuerda el actor pelirrojo. “Julia me ayudó a relajarme y a dejar de pensar que si hacía la película se convertiría en una historia sobre mi padre y yo. No voy a negar que la relación con el director de la película no sea importante, pero en este filme la clave estaba en la relación entre mi personaje y su madre”.
  Después de aceptar el papel, Lucas se metió de lleno a preparar el personaje. “Intenté recabar toda la información que pude sobre cómo es llegar al punto de poner en peligro tu integridad física solo para colocarte”, explica.
  Lucas también se inspiró en sus conocidos: “Algunos de mis mejores amigos del instituto han pasado por lo mismo que Ben: han ido a clínicas de desintoxicación, han vivido todo ese sufrimiento y luchan por salir adelante”, comenta. “De pequeño, a muchos de los chavales de mi clase les habían recetado Adderall y otros medicamentos, y ellos se los tomaban a diario. Sabía que las drogas estaban a la orden del día entre los adolescentes de Brooklyn, pero no tenía ni idea de que la situación fuera casi todavía más exagerada en las zonas rurales y en las afueras de las grandes ciudades en Estados Unidos”.

EL RESTO DE LA FAMILIA...
  Después de cerrar los dos papeles protagonistas, Peter Hedges escogió a Kathryn Newton para dar vida a Ivy, la hermana pequeña de Ben. Para el casting, Newton envió un vídeo de una escena en la que Ivy llama desesperada a su madre hacia el final de la película. “Me partió el corazón”, comenta el realizador sobre el trabajo de la joven intérprete. “Me destrozó emocionalmente porque era muy importante que Ivy no fuera solo la típica adolescente en la edad del pavo. Se ha llevado una gran decepción, pero eso no quita para que se preocupe por su hermano y le siga queriendo con locura. El amor que siente hacia él es el pilar de su relación, y Kathryn ha sabido captarlo en su interpretación”.
  Newton y Lucas ya se conocían de los rodajes de Lady Bird y Tres anuncios en las afueras— en la que también hicieron de hermanos—, pero ninguno de los dos había trabajado con Roberts.
  Durante la preproducción de El regreso de Ben, el director y el reparto fueron a casa de Roberts para hacer unos ensayos y conocerse. “Pasamos tres o cuatro días allí, comiendo juntos, charlando y conociéndonos”, comenta Peter. “Me parece una forma genial de coger confianza con el resto del equipo”.
  Neal, el padrastro de Ben, es un hombre racional con la cabeza muy fría que tiene dos hijas pequeñas con Holly. Para interpretar el papel, el guionista y director pensó en Courtney B. Vance, ganador de un Emmy en 2016 por su interpretación del abogado Johnnie Cochran en la miniserie “American Crime Story: The People v. O.J. Simpson”. “Además de ser un grandísimo actor, Courtney es un padrazo, un marido estupendo y un hijo fantástico”, comenta Hedges. “Elige muy bien los proyectos en los que participa. Personifica todas esas cualidades. Su personaje es el que mejor comprende lo que le pasa a su familia. Me pareció que Courtney lograría darle fuerza y equilibrio al personaje, así que me alegró mucho que aceptara participar en el proyecto”.
  Vance describe a su personaje como “un buen tipo”. “Quiere mucho a su mujer y a su familia, pero se pregunta si en una situación así hace falta cariño o mano dura. Al proteger a Ben, ¿le estamos salvando o le estamos disculpando tanto que no dejará atrás ese mundo? Tuvimos que tomar algunas decisiones muy duras”.
  A Lucas le ha encantado interpretar al hijastro de un actor nominado en dos ocasiones a los premios Tony. “Estudié dos años de arte dramático y nos tocó la obra ‘Fences’, para la que Courtney creó el personaje de Cory, dándole la réplica a James Earl Jones, que interpretaba a su padre”, cuenta.
  “Solíamos ver una y otra vez una escena en particular. Ha sido increíble poder trabajar con alguien a quien admiraba desde hace años”.

AL NORTE DE NUEVA YORK...
  Con el elenco principal decidido, el proyecto fue cogiendo velocidad después de que Teddy Schwarzman, presidente y director ejecutivo de Black Bear Pictures, leyera el guion en el Festival Internacional de Cine de Toronto de 2017. “Nos enamoramos tanto de El regreso de Ben que hice una oferta al día siguiente”, comenta el productor, que optó a un Oscar por The Imitation Game (Descifrando Enigma). “Cuando me reuní con Peter me di cuenta de que este no era un proyecto pensado para generar interés a través de dos grandes estrellas. Quería contar una historia con la que se identificaría cualquier padre o madre que intenta ayudar a un hijo que está pasándolo fatal”.
  A pesar de tratar un tema muy duro, El regreso de Ben también resulta divertida, apunta la productora ejecutiva Jane Evans. “Es un thriller con muchos giros, muchas sorpresas y muchos momentos inesperados. Pero por encima de todo, El regreso de Ben es una historia muy bien hilada que llega al corazón”.
  Schwarzman y Evans avanzaron con la preproducción a marchas forzadas para empezar a rodar en diciembre. “Nos apresuramos en conseguir financiación, cerrar los contratos y el presupuesto y rematar los últimos flecos del guion para ponernos manos a la obra”, comenta Schwarzman. “Color Force, los productores creativos, confiaron en nosotros para supervisar la logística y ponerlo todo a punto. Black Bear y Color Force acabaron uniéndose para coproducir la película, porque todos creíamos que El regreso de Ben era demasiado importante como para quedarse solo en un proyecto”.
  El 5 de diciembre de 2017 —poco más de seis meses después de que Hedges se sentara a escribir el guion— el rodaje comenzó al norte de Nueva York, con Stuart Dryburgh (El Piano), que optó a un Oscar por su trabajo como director de fotografía, detrás de la cámara. “Hablé mucho con Stuart sobre el estilo visual que buscaba. Quería que le diera libertad a los actores, pero con una iluminación exquisita”, dice Hedges. “Los directores de foto más jóvenes suelen tener una visión interesante, pero no saben jugar con la iluminación. Stuart lo hace todo”.
  Dryburgh, que fue el director de fotografía adicional de la película de Hedges La extraña vida de Timothy Green (2012), convenció al director de que rodaran El regreso de Ben en formato panorámico anamórfico. “Nunca había rodado en formato 2:39:1, pero Stuart me argumentó que el formato panorámico nos acercaría más a los personajes”, explica Hedges. “El formato anamórfico estrecha la profundidad de campo, por lo que el foquista tiene que estar al quite. Por otra parte, al suavizar el enfoque del fondo, las escenas quedan muy potentes”.
  El diseñador de producción Ford Wheeler se encargó de crear espacios de lo más diversos, desde la casa de clase media alta de los Burns hasta el almacén donde vende droga el camello. “Ford es una de las personas más interesantes que he conocido”, comenta Hedges. “Tiene un gusto excepcional y muy buen ojo para los detalles. La casa de los Burns está amueblada con un tacto increíble. No son piezas genéricas. Cada obra de arte que cuelga sobre las paredes cuenta una historia que él ha desarrollado en su cabeza”.
  Wheeler, que ha trabajado en la serie “The Affair” (Showtime) y la película La boda de Rachel, ha disfrutado con el contraste entre la vida familiar de Ben y la oscura subcultura en la que se desarrolla el tercer acto de la película. “Como diseñador me pareció una buena historia”, comenta Wheeler, “porque por un lado estaban los escenarios de las típicas casas estadounidenses y por otro, un poblado de chabolas”.
  El vestuario de Melissa Toth aportó naturalidad y realismo. “Melissa ya trabajó con Lucas en Manchester frente al mar y en Tres anuncios”, dice Hedges. “Se distingue por diseñar vestuarios muy naturales. La estética de las películas en las que trabaja resulta muy natural porque los personajes visten con ropa normal. Llevaba tiempo siguiéndole la pista y afortunadamente estaba disponible para este proyecto”.
  Las localizaciones se han convertido casi en otro personaje más a la hora de ambientar El regreso de Ben. La película se ha rodado principalmente en los condados de Westchester y Rockland, una zona muy pintoresca al norte de Nueva York. El director de localizaciones Rob Streim se decantó por pueblos como Haverstraw, Larchmont, Sloatsburg, Garnerville y Mamaroneck, donde está ubicada la casa de los Burns. Los escenarios han ayudado a los actores a sumergirse en el mundo de sus personajes. “Al estar allí y ver la casa comprendí cómo era esa familia y cómo sería vivir cerca de un pueblo con pocos habitantes”, comenta Newton. “Me vino muy bien para meterme en la historia”.

CICLOGÉNESIS EXPLOSIVA Y TEMPERATURAS BAJO CERO...
  Ambientar El regreso de Ben en Nochebuena encuadraba la acción en un marco muy especial y cargado de sentimientos, pero rodar en pleno invierno también supuso tener que aguantar condiciones meteorológicas muy duras. “Exterior. Noche. Invierno. No quiero volver a encadenar esas tres palabras”, se ríe Hedges. “Se nos hizo muy cuesta arriba, la verdad. Las noches eran muy largas y pasamos mucho frío, y eso acaba afectándote psicológicamente. Encima estábamos rodando una película bastante dramática, no una comedia divertida. Casi todas las escenas eran muy intensas”.
  Schwarzman recuerda que hubo una tormenta con ciclogénesis explosiva que obligó a cortar todas las carreteras que llevaban a Nueva York y Yonkers, donde tenían pensado rodar. “Fue un rodaje muy duro por culpa de la meteorología. Hacía muchísimo frío”, recuerda el productor.
  Roberts, que vivió en Nueva York durante 18 años, dice que nunca había pasado un invierno tan frío en la Costa Este como el que les tocó durante el rodaje de El regreso de Ben. “Nunca he visto nada igual. Hacía -30º C en enero”, dice la actriz. “Muy divertido eso de encontrarnos en pleno Ártico —o más bien Westchester—, porque la verdad es que había veces que tenía tanto frío que pensaba que no podría aguantar un segundo más. Pero al final se aguanta. Además, rodamos en sitios muy entrañables, así que al final lo disfruté a pesar de las inclemencias del tiempo”.

EL VÍNCULO ENTRE MADRE E HIJO...
  A pesar de las temperaturas gélidas, Lucas Hedges y Roberts desarrollaron una relación muy cálida durante el rodaje. “Julia es maravillosa”, dice Lucas. “Es muy maternal, cariñosa y humilde. Me sorprendió mucho que una actriz que lleva décadas siendo una superestrella fuera tan normal y encantadora. Me ha apoyado mucho, tanto delante como detrás de la cámara. He trabajado con algunos actores de renombre que no son así”.
  Roberts también habla maravillas de la relación profesional y personal que tiene con su hijo en la ficción. “Lucas es muy especial y cogimos mucha confianza”, comenta la actriz. “Tiene muchísimo talento y siempre está dispuesto a darlo todo. Algunas de las escenas fueron supercomplicadas, así que me alegro mucho de que conectáramos tan bien”.
  La mayoría de las escenas de día se rodaron antes del parón por las vacaciones de Navidad. En enero fueron rodando las escenas de noche, que coinciden con el tono más oscuro del guion de El regreso de Ben. Peter Hedges comenta que los actores retrataron con mucha sensibilidad el intenso conflicto entre esta madre y su hijo. “Es una película de muchas emociones, pero tampoco queríamos que Julia y Lucas se pasaran el metraje entero llorando y gritándose. Queríamos que hubiera también un respiro. Los dos han sabido cuándo desgarrarse y cuando mostrarse más enteros”.
  Al echar la vista atrás, ¿qué opina Lucas de haber trabajado a las órdenes de su padre? “A veces era una gran ayuda y otras me sacaba de quicio”, comenta el actor, que cumplió 21 años durante el rodaje. “Pero incluso cuando me sacaba de quicio, me venía bien porque mi personaje siente mucha frustración. Así que tanto si me estaba dando buenas indicaciones o me estaba agobiando porque estaba en modo padre, siempre podía usar mi reacción para el papel. No quiero decir que no haya hecho un buen trabajo. Ha sido increíble. Solo que es normal que algunas veces me portara como un adolescente cuando le tenía por ahí”.

NO TE RINDAS...
  El regreso de Ben combina un reparto espectacular con un impresionante guion y grandes dosis de emotividad. Este drama obliga al público a ponerse en el lugar de una madre que lo daría todo por ayudar a su hijo, pero que no sabe qué hacer ni cómo hacerlo. “Se pueden contar miles de historias sobre cada familia”, dice Roberts. “Pero el concepto que intentamos transmitir con esta película es que nunca hay que rendirse”.
  Su compañero Lucas Hedges opina que El regreso de Ben plantea un retrato muy sincero de una serie de personajes y de una enfermedad que a menudo se considera un fracaso moral. “La adicción suele ser un tema tabú”, comenta. “Espero que podamos ayudar al público a entender lo difícil que es verse en esa situación. Me gustaría que al salir de la sala, los espectadores hayan aprendido a ser más compasivos con la gente que lucha por salir de la adicción”.
  Más que ofrecer una respuesta simplista, El regreso de Ben intenta analizar cómo tener la mejor intención a veces no nos sirve para dar la mejor respuesta a una situación que está fuera de nuestro control. “Mi padre es cura y sé que los sermones están concebidos como guía espiritual y vital”, dice Peter Hedges. “Pero ese no es el trabajo del director de cine. Me gusta salir del cine con la sensación de haber montado en una montaña rusa, de haber vivido un montón de emociones. Y no porque me haya sentido manipulado, sino porque la historia que estuviera viendo me haya parecido sincera. Me gustan las películas en las que al salir del cine te sientes vivo, sientes más empatía hacia los demás y eres consciente de la fragilidad y la belleza de la vida. Y ese es el tipo de historia que queríamos contar con El regreso de Ben”.

Galeria de fotosGALERÍA DE FOTOS

0.0/5 de 0 opiniones.
VALORACIÓN GENERAL

logo radio directo