Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: Zombieland 2: Double Tap
Año Producción: 2019
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 88 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de  16 años
Género: Acción, Comedia, Terror
Director: Ruben Fleischer
Guión: Dave Callaham, Rhett Reese, Paul Wernick
Fotografía: Chung Chung-hoon
Música: David Sardy
FECHAS DE ESTRENO
España: 18 Octubre 2019
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Sony Pictures - Columbia Films


SINOPSIS

Columbus, Tallahasse, Wichita y Little Rock se mudan al corazón de Estados Unidos cuando se enfrentan a zombis evolucionados, a sus compañeros sobrevivientes y a los crecientes dolores de la familia improvisada...

INTÉRPRETES

EMMA STONE, ABIGAIL BRESLIN, WOODY HARRELSON, JESSE EISENBERG, ROSARIO DAWSON, ZOEY DEUTCH, BILL MURRAY, AVAN JOGIA, LUKE WILSON, DAN AYKROYD, THOMAS MIDDLEDITCH

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

icono criticasSECUELAS   Bienvenidos a Zombieland (2009)


MÁS DATOS...  
 

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

LA PRODUCCIÓN...
   Nadie podría haber previsto el fenómeno de culto que despertaría la primera Zombieland. La ya icónica “zomedia”, una unión de los géneros de zombis y comedia, que relataba descaradamente la lucha entre los muertos vivientes y los duros supervivientes, despuntaba hacia una nueva era zombi. Con el director Ruben Fleischer, guionistas Rhett Reese & Paul Wernick y un asombroso reparto – Woody Harrelson, Jesse Eisenberg, Emma Stone y Abigail Breslin – Bienvenidos a Zombieland se convirtió en un éxito de crítica y taquilla, haciendo más de $100 millones en todo el mundo.
  “Lo que le enamoró a la gente en parte fueron los personajes y sus relaciones, además de disparar zombis en la cabeza” dice Fleischer. “Y el guion era desternillante y completamente original. Todo gracias a Rhett y Paul que escribieron un guion increíble y originó el principio de este viaje, pero todo fue traído a la vida por el reparto”.
  “Con respecto a Zombieland, los zombis, la acción, la diversión, la personalidad, las explosiones, los pirotécnicos… eso está todo bien” añade Reese. “Pero lo que de verdad nos importa son estos cuatro personajes. Nos gusta ver que salgan chispas cuando están juntos, y eso es lo que realmente dirige la historia, y el cariño de la gente por Zombieland. Lo que todo el mundo quiere es pasar tiempo con estos tipos”.
  Un clásico de culto tan querido seguro avalaba su propia franquicia, así que ¿por qué han tenido los seguidores que esperar 10 años para ver la secuela?
  “El reto fue conseguir un guion con el que mereciese hacer una segunda película” dice Fleischer. Para el director, que ha dirigido películas como Venom y Gangster Squad: Brigada de Élite, era necesario que el reparto original aceptase. Bienvenidos a Zombieland fue su debut directoral, e intentar recrear esa magia una segunda vez sería como resucitar a los muertos. “Sentían que la primera película era tan apreciada que no podíamos meternos a no ser que fuese igual o mejor que la original”.
  Reese & Wernick no han parado de trabajar en proyectos durante los últimos 10 años, incluyendo la exitosa franquicia de Deadpool, pero el reparto y equipo les ha esperado pacientemente para que volviesen a crear su magia. “Ha habido probablemente 10 guiones en los últimos 10 años, pero ninguno parecía suficientemente bueno como para hacer una secuela” dice Eisenberg. “Al final el guion fue impresionante, casi podría ser una fantástica película por sí sola aunque no estuviese asociada con la primera”.
  “De alguna forma revitalizamos el género en 2009” dice Reese. “Así que cuando lo revisitamos la pregunta era, ¿cómo encontramos una historia original y que también justifique porqué hemos estado desaparecidos durante 10 años?”
  “Es una mezcla de comedia, acción, drama y romance. Es un baile delicado entre esos tonos, especialmente en esta” dice Wernick. “Eso incluye algunas referencias que hacemos a Walking Dead y a la Casa Blanca. El género zombi ha evolucionado, y nosotros estamos intentando ponernos al día”.
  “Han hecho algo muy especial, y creo que esa es la razón por la que todos queríamos volver” dice Stone. Harrelson, quien según Fleischer fue el más exigente con el guion de la secuela, coincide: “Han dado en el clavo. Son unos guionistas increíbles. Por fin lo han conseguido”.
  Como en la primera Zombieland, el guion fue sólo el punto de partido. Fleischer es conocido por ser extremadamente colaborativo, creando la receta perfecta entre una gran historia y actores genuinamente graciosos, reflexivos y que lo dan todo. Añádele la química entre los miembros del reparto y el irónico sentido de humor del director, y obtendrás un equipo lleno de pasión.
  Para Harrelson, volver a Zombieland también significaba diversión. “La gente siempre me pregunta cuál fue mi película más divertida de hacer, y creo que Bienvenidos a Zombieland está entre las tres más divertidas que jamás haya hecho” confiesa. “Ruben, nuestro valiente líder, es un director increíble y está abierto a que la gente pruebe cosas nuevas. Y luego está el reparto. Es imposible estar de mal humor. Si llegas al rodaje de mal humor eso va a cambiar ya que la gente es muy divertida y molona. Es como ir a trabajar al recreo”.
  Mientras que la primera película se centraba en cuatro solitarios en la carretera a través de un apocalipsis zombi que les acabaría convirtiendo en una improvisada familia, la segunda se centra en mantener a esa familia junta. Al igual que la primera película, los guionistas nos presentan un mundo terrorífico y desternillante.
  “Queríamos mantener la idea de que el mundo post apocalíptico es todavía un sitio maravilloso y sin ley. Piénsalo. Puedes conducir el coche que quieras, vivir donde quieras, hasta matar de la forma más temeraria. Todo vale”.
  Por supuesto, también ayuda que el reparto se haya convertido en una familia propia, manteniendo el contacto durante estos años llevando su química de la gran pantalla a la vida real.
  “Es algo muy divertido” dice Eisenberg. “La suerte aleatoria de que seamos simpáticos, normales y graciosos hace que funcione todo genial. Puedes ponernos en cualquier contexto, y siempre sería interesante y entretenido porque podemos interactuar eternamente”.
  “Todos mantenemos el contacto, así que no está el sentimiento de reunirte con alguien con el que no has hablado, incluido Ruben. Lo que parece es que hemos quedado los amigos para hacer el payaso. Ha sido muy especial e inspirador poder estar cerca de todo el mundo otra vez” dice Stone quien fue la primera en hablar sobre hacer aniversarios cada 10 años.
  “Emma me dijo que esto le daba un propósito real, y que creía que debíamos hacer una Zombieland cada 10 años” dice Fleischer. “Todos sabemos que Woody va a enterrarnos a todos, así que sabemos que podemos hacer esto hasta que uno de nosotros ya no esté, probablemente no sea Woody. Así que estoy de acuerdo con eso”.

LA EVOLUCIÓN ZOMBI...
  El jefe de producción de efectos especiales de maquillaje Tony Gardner conoce bien a los zombis. Como diseñador de los zombis originales, Gardner era ahora responsable de mantener la estética original pero también crear versiones evolucionadas. Aunque nuestros zombis hayan evolucionado, su apariencia sigue siendo esa pinta asquerosa que los espectadores aman y les da asco al mismo tiempo.
  “Ser capaz de volver después de 10 años y ver que nuestros diseños originales todavía dan el tipo es increíble” explica. “Cuando empezamos a buscar nuevos diseños, empezamos con lo esencial de un zombi clásico. Piel húmeda y derretida, ojos despareados y mucha sangre negra. Con lo básico listo empezamos a crear los nuevos zombis, de los que hicimos cuatro versiones”.

1. El Homer - Este zombi tiene sobrepeso, es lento y tiene la inteligencia de una piedra, lo que le lleva normalmente a morir de una forma horrible. “Los Homers sólo buscan sangre y no les importa su propia vida, un zombi estúpido vamos” dice Wernick. Gardner hizo referencia al nombre de Homer literalmente añadiéndoles un poco de amarillo al tono de piel y poniéndoles un poco de pelo en la parte de arriba de la cabeza, facilitando un peinado perfecto.

2. El Hawkings - Es el zombi pensante. El nombre está basado en Steven Hawkings, estos zombis han evolucionado y son los más listos y con más recursos. Desde usar ojos humanos para escáneres de retina o directamente siendo más listo que tú, los Hawkings te ganarán al Scrabble, diseñarán una app que te robe todo el dinero y después te cenarán.

3. El Ninja - Este zombi de incógnito aparece de la nada. Tiene grandes reflejos, los Ninjas son ligeros y rápidos, los velocistas olímpicos y gimnastas del reino zombi.
Para llevar esta secuela a un nuevo nivel, los cineastas tuvieron que pensar no sólo en el futuro de los personajes, sino también en el de los zombis. ¿Cómo han cambiado los muertos vivientes en este mundo post apocalíptico? “Nuestros personajes han crecido, pero desafortunadamente los zombis también han evolucionado” dice Eisenberg. El cuarto zombi va un nivel más allá.

4. El T-800 - Este es zombi más evolucionado de todos, y el que da más miedo. Estos tipos son terroríficos, implacablemente destructivos, y resistentes al Mata y Remata. Son muy duros de matar y siguen levantándose, lo que los hace no sólo duros de matar, sino complicados de anticiparte a ellos. “Ruben quería elementos visuales que los distinguiese de los zombis regulares” dice Gardner. “Intensificamos las llagas y desajustes químicos de la piel ya que mucha de la acción con los T-800 ocurre de noche. Así que tienen venas blancas y sus ojos son completamente negros, con la idea de que son más ferales y embrutecidos. De alguna forma los veíamos como tiburones. Se concentran en lo que van a morder. Están centrados, con ojos negros de tiburón. Pero aun así son igual de asquerosos que los otros normales”.

  Y aunque haya clasificaciones de zombis, ZOMBIELAND: MATA Y REMATA tiene las mismas divertidas escenas de zombis atacando en masa. “Al principio quieres darles a los zombis una historia de fondo, pero luego te das cuenta de que también necesitas que los zombis parezcan una horda” explica la diseñadora de vestuario Christine Wada. “Cuando terminas de vestirles y ponerles sangre por todo el cuerpo se pasa a dar textura. Y color. Una regla básica es recordar que los zombis tienen que correr: no puedes tener un vestuario que les impida pasárselo bien”.

EL DISEÑO DE PRODUCCIÓN...
  En Zombieland, los espectadores esperan lo mejor en lo que se refiere al diseño de producción, y eso va más allá del pus, babas y bilis chorreantes.
  Dato curioso: “Si te quieres convertir en un zombi, o que parezca que tienes una alergia alimenticia, puedes crear tu vómito mezclando pudding con barquillos de vainilla para conseguir esa textura perfecta. Después añádele miel o sirope para romper la consistencia y que tenga muchos tropezones. El truco para el vómito de zombi perfecto es comprometerse. Deberá chorrear de tu nariz y orejas, y un poco por los ojos” dice Gardner. “Todo el mundo está obsesionado con la sangre bucal. Si tuviese que elegir una regla sería: siempre lleva sangre bucal. Durante el rodaje todo el mundo tiene botellas llenas de este sirope negro y se lo echan a todos los actores zombis. Nunca es demasiada sangre bucal”.
  “Nunca hay demasiada creatividad post apocalíptica” dice el diseñador de producción Martin Whist. “Teníamos el precedente de la película anterior, que estaba plagada de cultura popular e ironía. Y la libertad de estar en un mundo fantástico post apocalíptico lleno de zombis, con unos personajes increíbles que aportan una energía enorme a la película”.
  Y ¿cuál es el mejor sitio para combinar tus deseos con lo práctico? La Casa Blanca, por supuesto.
“Cuando vemos a los cuatro protagonistas, se han mudad a Washington DC” dice Fleischer. “Columbus tiene una teoría: ir a por todas, así que buscan la casa más grande que pueden imaginar, la Casa Blanca, que es un sitio muy gracioso en el que situarles y ver esta oportunidad única que sólo podría existir en este mundo”.
E  l equipo creativo construyó una réplica exacta de la Casa Blanca para empezar. Pero para dale un toque Zombieland, se preguntaron: ¿Cómo la hubiesen redecorado nuestros protagonistas? “Con elementos de la cultura popular e historia personal viviendo ahí durante 10 años, lo que habrían hecho y porqué fue muy divertido” dice Whist.
  Las paredes están cubiertas de cuadros robados de Van Gogh y Haring. Hay habitaciones con objetos raros aleatorios. Hay un póster de Shepard Fairey Hope en el dormitorio Lincoln donde Wichita le ha hecho a Tallahassee poner notas pegadas sobre los ojos del retrato de Lincoln para que no pudiese “ver” sus travesuras. El reducto de Tallahassee en el garaje de coches está cubierto de grandes galardones deportivos y objetos de NASCAR.
  “Estamos despertando la imaginación y haciendo que los espectadores piensen ‘Ah, sí, ¡eso es lo que me gustaría a mí también! Si pudiese tener cualquier cosa iría a por el primer traje lunar de Neil Armstrong, ¿por qué no?’” dice Whist.
  Cuando los personajes van a Graceland en busca de Little Rock y acaban en el Motel Hound Dog, todo empieza a ponerse muy kitsch. Tallahassee, y resulta que Nevada también, es un gran seguidor de Elvis, así que tiene que haber muchos objetos de El Rey que impresionen.
“El diseño está determinado por la coreografía de las escenas, y la posición de los objetos no es arbitraria. Para el Hound Dog, la posición de Elvis con la guitarra es el punto de partida” dice Whist. “Fue extremadamente liberador tener tantísimo material de Elvis y toda la estética que acompaña a esa época de los 50 en la cultura americana”. Mientras Columbus y Tallahassee recorren el motel se encuentran con los zapatos Blue Suede, y para rabia de Tallahassee, a Columbus le quedan como un guante.
  “Hicimos una guitarra de Elvis de goma para que pudiesen pelearse con ella” dice el maestro de atrezo Dan Miloyevich. Es una pelea épica entre Nevada, tres de los protagonistas y los dobles. “Fue muy divertido”.
  Wada se divirtió mucho también con el vestuario, hasta el punto de que rastreó la compañía que hacía los trajes de El Rey. “Estaban dispuestos a hacer el traje Aloha de Elvis” explica. “A Woody le gusta llevar telas naturales, así que les pregunté si podían hacerlo no en poliéster, sino en la lana de los trajes originales”. Lo hicieron y cuando Woody se probó los trajes fue perfecto, una transformación mágica.
  El equipo de diseño trabajó duro para balancear el veganismo de Woody con los sellos distintivos de Tallahassee. “Con Woody, cada detalle de su vida privada se extendía a su personaje. El reto era encontrar los elementos que funcionasen” dice Don Miloyevich. “Si la gente está bebiendo whiskey, tu coloreas el agua con caramelo. Hablando con el chef de Woody e investigando después, encontré que había un elixir de seta Chaga que tiene un color oscuro que puede ser un sustituto del café. Así que creamos un poco de eso y lo tuve que filtrar diez veces antes de que fuese lo suficientemente claro como para colorear el agua y que Woody estuviese contento. También está la escena en la que toma aspirinas. Usamos una mezcla de nabo y Dycon, y la corté en pequeñas pastillas. Estuvo muy satisfecho con el resultado porque podías oír el sonido cuando las masticaba”.
  Desgraciadamente, Tallahassee tuvo que dejar el mundo de Elvis atrás e ir junto al resto a la idílica comuna de Babylon en busca de Little Rock y su don juan Berkeley. Por muy divertido que fuese recrear la Casa Blanca, el diseño de cero de Babylon abría un nuevo universo de posibilidades” dice Whist.
  Para el diseño de Babylon, los cineastas crearon dos de las mayores construcciones de la película. La cubierta se construyó en la parte de atrás de los Estudios Pinewood mientras que la fortaleza que rodea Babylon se construyó en un hotel abandonado en Atlanta.
  “Queríamos que fuese lo contrario que esperarías encontrar durante el apocalipsis zombi” dice Whist. “Queríamos mostrarles viviendo la vida lo mejor posible con todo lo que pudiesen necesitar”. Rodeado de refuerzos, el campamento pacifista tenía una política en contra de las armas y una fundición en la entrada principal donde convertían las armas en collares. Cuando pasas los guardas te encuentras con un país de las maravillas, un paraíso de espíritus libres.
  Fleischer confiesa haber buscado inspiración en el festival de Burning Man, al igual que Wada para el vestuario. “Quería hacer algo ridículamente hípster de 2009, como un concierto de Phish, Coachella, mezclado con algo hippie y Silver Lake. La cultura irónica” explica.
  “Es un entorno hípster utópico pseudo-neo-hippie. Tienen todo lo que necesitan, así que ¿por qué no pasarse el día entero jugando al hacky y fumando marihuana?” dice Whist. El set del exterior de Babylon estaba rodeado por cientos de metros de contenedores de barco. Por fuera, los contenedores fueron envejecidos para que pareciesen echados a perder pero los interiores estaban pintados con preciosos murales. “Fue un verdadero placer dejar que todo el equipo creativo diera rienda suelta a su talento como pintores, dejándoles hacer lo que mejor hacen”.
  “Los hippies de Babylon han elegido la no violencia y su estrategia es la evasión para estar a salvo en su pequeño refugio en este mundo post apocalíptico” dice Fleischer. “Babylon es impenetrable hasta que aparecen los T-800. Cuando estos empiezan a subir por las paredes y escalar la torre para cogerles es cuando se dan cuenta de que su estrategia pacifista es bastante cuestionable”.
  Como la audiencia de Zombieland ya espera, la épica escena final de la horda zombi convierte este lugar de felicidad en un campo de batalla. Esto no sólo requirió la destreza del departamento artístico, sino también de los magos informáticos. El supervisor de efectos visuales Paul Linden es responsable de gran parte de la estética de Zombieland, según Fleischer. El director con el experto Chung-hoon Chung para llevar a cabo la característica fotografía de Zombieland.
  “Soy un gran seguidor suyo. He visto todo lo que ha hecho desde la versión coreana de Oldboy” confiesa. “Quería colaborar con alguien que supiese recrear la acción, la violencia, las crudas visuales. Es uno de eso excepcionales y prodigiosos visionarios que aportan un estilo distintivo en todo lo que hace. Hizo un gran trabajo apreciando la película original y rindiéndole tributo, pero también creando algo fresco y nuevo”.

LOS PERSONAJES...
  Cuando nos encontramos los cuatro personajes centrales – Columbus, Tallahassee, Wichita y Little Rock – se han asentado en su pequeña familia y viven juntos en la Casa Blanca. Sí, la Casa Blanca.
  Pero, como en todas las familias, han empezado a tener algún problema. Así es como sabes que es una familia real, ¿verdad? Columbus y Wichita se han hecho pareja en el dormitorio Lincoln, pero mientras Columbus está preparado para dar el siguiente paso, Wichita es una solitaria de corazón y duda sobre su vida doméstica. Tallahassee mientras tanto, se ha convertido en un miembro de la familia a regañadientes y en la figura paterna de Little Rock, quien se ha convertido en una joven mujer. Estando en plena adolescencia, Little Rock ansía conocer a gente de su edad y salir de la sofocante Casa Blanca.
  Algo que enfada mucho a Tallahassee. Wichita y Little Rock no aguantan más y se escapan, pero no será un camino fácil, y no sólo porque todo esté lleno de cuerpos de zombis. Cuando Little Rock abandona a Wichita para irse con el pacifista neo-hippie Berkeley (Avan Jogia), Wichita vuelve a la Casa Blanca en busca de refuerzos para ir a por ella.
  “Diez años después, todavía son una unidad familiar. Aunque también lidian con las dinámicas” dice Stone. “Han pasado los años y los zombis han evolucionado un poco. Hay un grupo de zombis que son mucho más difíciles de matar. Están intentando desenvolverse en este nuevo mundo de zombis, y alguna de las reglas de antes ya no funcionan igual de bien”.
  Uno de los sellos de identidad de la Zombieland original son Las Reglas, la guía de Columbus para sobrevivir al apocalipsis zombi que aparecen en pantalla en momentos clave. ¿La más importante? Mata y Remata: tener mucha atención de disparar a un zombi dos veces para asegurar su exterminación. Por desgracia para nuestros héroes, los zombis ahora han evolucionado. Podemos encontramos a los T-800, unos zombis tipo Terminator que son incansables y notoriamente más difíciles de matar.
  Para Columbus, quien sobrevivió bajo sus reglas, adaptarse al nuevo panorama tiene sus retos. No sólo han evolucionado los zombis, sino también ellos cuatro, convirtiendo su cómoda vida en caos. “Mi personaje en esta película es más seguro, pero es una seguridad relativa. Ha estado con el personaje de Woody durante 10 años ya, Pero Woody todavía no acepta que mi personaje sea un aliado digno” dice Eisenberg.
  “Columbus es una persona que ha sobrevivido al apocalipsis con la lógica en vez de la fuerza bruta o la suerte. ¿Qué haría una persona normal si le metiesen en este mundo? Si es alguien listo, nervioso y humilde intentarían hacer todo de forma razonada” continúa Eisenberg. “Su obsesión-compulsión y profundo planeamiento y atención al detalle le han permitido sobrevivir. Parece raro que haya sobrevivido, pero a medida que le conoces te das cuenta de que probablemente sea el tipo de tío que puede que lo consiga”.
  “Columbus es el pegamento que une a toda la familia, porque quiere una familia desesperadamente y es muy importante para todos ellos” dice Stone. “Y hay grandes personalidades y dinámicas muy graciosas, pero al final del día, sería genial ver a estos cuatro tipos, ya sea lidiando con el apocalipsis zombi o pasando un rato juntos en el mundo actual. Serían geniales en cualquier situación”.
  Tallahassee, bajo toda predicción, se ha asentado en la nueva familia, a pesar de su naturaleza errante. Pasa la mayoría del tiempo en el garaje con el convoy presidencial, armando su nuevo vehículo, La Bestia, una limusina presidencial en esteroides. Se ha convertido en una figura paterna para Little Rock, aceptando el papel, así que evidentemente se enfurece cuando ella quiere volar del nido.
  “De primeras, Tallahassee piensa que tienen una conexión compartida y entendimiento sobre Elvis y piensa que igual ella se ha ido a Graceland” dice Harrelson. “No estamos seguros de que esté sana y salva en Graceland pero queremos asegurarnos de que la encontramos”. Tallahassee se enfurece otra vez cuando se da cuenta de lo que se ha acomodado con esta vida que nunca esperaba llevar.
  “Woody es un genio. Nunca he visto a alguien improvisar dentro del personaje hasta el punto en el que consigue crear un personaje tan rico, en el que puede improvisar hacia cualquier dirección” dice Eisenberg. “Me ha enseñado mucho sobre la forma en que la improvisación en comedia no debería tratar de hacer algo gracioso que haga a la audiencia reír. Debería tratar sobre el conocimiento que tienes sobre el personaje hasta el punto en el que el chiste viene de la autenticidad sobre lo que está experimentando el personaje. Y nadie lo hace mejor que él”.
  Al igual que Tallahassee, Wichita planeó ir por su propio camino, aun estando con Little Rock, su compinche. Así que cuando Columbus se propone con el diamante Hope naturalmente, ella alucina y sale corriendo. “Le asusta la idea de un compromiso así, aunque no haya más gente en el planeta” dice Eisenberg.
  Pero no antes de dejar una corta nota de despedida. Ay. “Wichita todavía quiere ser un lobo solitario, aunque haya tenido una familia y una relación con Columbus durante diez años. Pero vuelve pronto a la Casa Blanca cuando Little Rock la abandona por el relajado hippie Berkeley… y deja una nota. Debe ser una cosa de familia.
  Little Rock está ansiosa por desprenderse de su asfixiante familia, típico de una joven de su edad. “Probablemente Little Rock sea la que más ha cambiado, al igual que yo en la vida real. Somos un poco más mayores, ya somos adultas. Quiere ser rebelde y salir a buscar un chico, para lo que no hay tantas opciones en Zombieland” dice Breslin. “Se quiere portar mal y forzar los límites con Tallahassee porque, aunque tengan una unión increíble, ella está pasando por una fase en la que ya no quiere ser una niña pequeña, y eso a él le molesta”.
  Cuando Wichita vuelve a la Casa Blanca después de que Little Rock le abandona, se encuentra con una desagradable sorpresa. La vida pasa muy rápido en Zombieland, al igual que la muerte. Así que no es sorpresa cuando Columbus tiene una cita poco después de que se fuese. No buscaba nada, pero cuando Tallahassee y él se cruzan con Madison (Zoey Deutch) y su deslumbrante personalidad, Columbus se pregunta, ¿por qué no?
  “Estaba viviendo en un congelador en un centro comercial, y creo que sus armas favoritas eran sus uñas y maza. Sobrevivió durante 10 años, así que debe de tener algo de sentido común. Soy una defensora de Madison y sus habilidades. Es un rayo de luz positivo en un mundo de oscuridad” dice Zoey Deutch, quien interpreta al personaje de Madison. “Está fascinada por las reglas de Columbus y tiene algunas propias, una de ellas es cardio, lo que les conecta inmediatamente”.
  Fleischer compara el escarceo de Columbus a Paris Hilton. “Lleva un chándal rosa y se pone mucha crema hidratante en las manos, así que es muy graciosa” dice Stone. “Zoey Deutch es espectacular y te partes de risa con ella, hasta un punto en el que es problemático. Teníamos problemas rodando las escenas y no romper a carcajadas”.
  El grupo toma la carretera hacia Graceland en busca de Little Rock, acompañados de Madison, pero cuando llegan ven el hogar de Elvis ha sido destruido. Desolado, Tallahassee maldice todo el camino hasta el Motel Hound Dog, un memorial kitsch de Elvis regentado por Nevada (Rosario Dawson). Nevada es la pareja perfecta para Tallahassee – una gran seguidora de El Rey, terca, autosuficiente y peligrosa.
  “Nevada me parece una persona muy independiente y tozuda. Está bien equipada para este nuevo mundo en el que no puedes contar con nadie, el tipo de persona que querrías tener cerca en una situación peliaguda, porque se lo toma como una aventura, no sólo supervivencia” dice Dawson. “Y encuentra un alma gemela en Tallahassee, alguien que también está dispuesto a coger la vida por los cuernos”.
  Después de una charla muy del estilo Zombieland y de que Columbus se probase los zapatos Blue Suede, para disgusto de Tallahassee, se oye un motor fuera y se encuentran un monster truck subido encima de La Bestia. De ahí salen Albuquerque (Luke Wilson) y Flagstaff (Thomas Middleditch), sorprendentes dobles de Tallahassee y Columbus. El nombre de los dobles es una broma interna del equipo. En el primer borrador de Zombieland eran los nombres originales de los personajes de Harrelson y Eisenberg cuando la película iba a rodarse en Arizona.
  “Jesse y Thomas, es como mirar en un espejo, especialmente por cómo le pusieron el pelo hacia arriba a Thomas” dice Wernick. “Y Luke tiene un deje texano y puede imitar casi perfectamente a Woody. Tanto físicamente como por forma de ser realmente parece que se estén mirando en un espejo”.
  “Pensamos, ¿no sería gracioso ponerles esos nombres a las versiones mejoradas de Tallahassee y Columbus?” dice Reese. Fleischer admite que los dobles son uno de sus conceptos favoritos de la película. “Un Columbus más listo y espabilado, un Tallahassee más duro si cabe. Júntales con nuestros tipos y mira como saltan chispas”.
  Y las chispas sin duda saltaron. Tallahassee y Alburquerque se desprecian inmediatamente, mientras Columbus y Flagstaff son curiosos y siniestramente parecidos. Los dos intrusos pretenden romper todas las reglas, literalmente.
  “Flagstaff tiene una lista mejor razonada, se llaman mandamientos, que están mucho mejor pensados que mis reglas. Por ejemplo, mi primera norma es cardio, y ese es como su mandamiento número 29, y no se llama ni cardio, es ejercicio de tipo cardiovascular” dice Eisenberg. “Incluso los gráficos de sus mandamientos son mejores que los de mis reglas. Es increíblemente creativo”.
  “Fue muy divertido trabajar con Thomas porque Mike Judge es mi amigo, el creador de Silicon Valley. Thomas nunca había hecho una secuencia de acción y yo en realidad sólo he hecho una larga, así que estábamos de nuevas” dice Wilson, quien acaba, junto con Alburquerque, siendo mordido y convertido en zombi, lo que desencadena en una escena de lucha épica en el Motel Hound Dog. “Es una de esas películas que cuando tenía 13 años habría estado totalmente emocionado por ir a verla con mis amigos un viernes por la noche”.
  Middleditch estaba preparado para el reto. “El director de fotografía de esta película es el mismo que hizo Oldboy. Piensa en eso. Piensa que es una de las mejores escenas de lucha en la historia del cine. Pues olvídalo, eso es cosa del pasado. Porque la mejor escena de lucha en cine ahora, en 2019, es ZOMBIELAND: MATA Y REMATA. Esa secuencia entera es un bufé de acción”.
  Mientras tanto, Little Rock sin duda no está en el Hound Dog, en cambio se ha ido con Berkeley, su nuevo chico, a una comuna hippie llamada Babylon. Así que el grupo va allí a buscarla.
  “Berkeley es como un trovador, un falso hippie que intenta ligar con chicas y llevarlas a Babylon. Lleva ropa de cáñamo y dice namasté” dice Jogia. “Es pacifista, lo contrario de Tallahassee y probablemente lo contrario de cualquiera que te pueda mantener vivo. Sorprendentemente ha conseguido sobrevivir, no sé bien cómo”.
  Con un evolucionado reparto original y nuevos personajes, ZOMBIELAND: MATA Y REMATA mantiene la química de la primera película mientras que desarrolla una nueva trama.
  “Dicen que se hace una película tres veces: una con el proceso del guion, otra mientras se rueda y otra cuando se monta. Tenemos suerte de tener gran abundancia de buen material de donde elegir” dice Fleischer. “Al final, puede ser todo lo divertida y llena de acción que quieras, pero si no te importan los personajes entonces no va a ser satisfactorio”.

logo radio directo