Fichas de peliculas
  • Registro
VALENTINA
INFORMACIÓN
Titulo original: Valentina
Año Producción: 2021
Nacionalidad: España
Duración: 65 Minutos
Calificación: Autorizada para todos los públicos
Género: Animación
Director: Chelo Loureiro
Guión: Chelo Loureiro, Lúa Testa
Fotografía: En Color
Música: Nani García
FECHA DE ESTRENO
España: 10 Diciembre 2021
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Super 8


SINOPSIS

Valentina sueña con ser trapecista y cree que por ser Down no podrá conseguirlo, pero su abuela, compañera de juegos, aprendizajes y canciones, le asegura que, si las orugas consiguen convertirse en mariposas, nada es imposible. Y que nunca debemos perder la ilusión ni las ganas de aprender, las mismas que ella pone, aún a su edad, en su afán de convertirse en directora de orquesta...

INTÉRPRETES

Animación

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

UN CANTO POR LA INCLUSIÓN Y LA INFANCIA...
   Las personas con discapacidad intelectual, a pesar de los grandes avances sociales conseguidos, siguen demandando una mayor y más ajustada presencia social que elimine estereotipos y les permita avanzar hacia la inclusión.
 
VALENTINA nace, entre otras cosas, de la voluntad de visibilizar la realidad de un colectivo que quiere ser artífice de su propio mensaje en el camino a la plena ciudadanía. En primerísimo plano y en primerísima persona, la película cuenta —en clave fantástica— la manera en que una niña con síndrome de Down aprende, se relaciona, evoluciona.
  Como todas. Valentina hace un viaje que la hace cambiar, no porque experimente una transformación milagrosa, sino porque se conoce mejor a sí misma. Como todo el mundo. Es la historia de una niña y su actitud activa respecto a lo que le pasa, una niña por la que no hay que sentir compasión ni una exacerbada admiración, solo empatía. Y a la que es muy recomendable seguir en su viaje, ¡porque es muuuy divertido!
  VALENTINA es una aventura musical mecida por una serie de canciones que recorren lugares nunca antes vistos, porque nunca antes se había usado esta mirada. El proyecto transita tres dimensiones: Primero, la dimensión social. En el desarrollo de la producción se ha seguido la guía de profesionales del Tercer Sector, y el propio proceso ha sido un ejercicio de inclusión, ya que varias niñas con síndrome de Down han trabajado con tesón para crear la personalidad de Valentina.
  En esta dimensión cabe destacar también a la Abuela, que puede servir de espejo para quien se enfrente al duro reto de educar; la abuela de Valentina la quiere, la cuida y la estimula sin juzgarla. Todo el mundo quiere lo mejor para la infancia pero, sean como sean los niños y niñas, hay determinados pasos que toda persona necesita hacer por su propio pie. Este mensaje es válido para cualquier ser humano, con discapacidad o sin ella. Es válido también para el otro extremo de la vida, porque la Abuela no está dispuesta a que la etiqueta de anciana le arrebate todo lo que todavía sueña con hacer. En VALENTINA hay también una ingente dimensión artística, porque se han buscado las más sensibles manos y expertas voces para darle forma, color y vida. Bajo la sensible batuta de la cineasta Chelo Loureiro han desfilado artistas de la talla de Emilio Aragón, el ilustrador David Pintor, el cantautor Andrés Suárez o la cantante lírica María Manuela —por mencionar solo algunos—, para dar lugar a una delicada pieza llena de ternura, emoción y música pegadiza.
  Y no olvidemos la dimensión comercial. El viaje de Valentina gustará a cualquier pequeña persona que disfrute soñando y cantando (y también a quien la acompañe al cine o permanezca junto a ellas en el sofá para disfrutarlo, claro).
  VALENTINA, además de un colorido producto de entretenimiento, puede ser vehículo de sensibilización o el contenido central de un proyecto educativo. En la era de los Objetivos del Desarrollo Sostenible, las industrias culturales no pueden ser menos en la suma de voluntades por la transformación social, máxime cuando esa intención no afecta en absoluto a la vertiente industrial. Al contrario: VALENTINA puede ser también el origen de otros productos de entretenimiento en canales diferentes a las salas o los televisores. Por el momento es, ante todo, una oportunidad única para dejarse llevar disfrutando de un divertido y tierno viaje.

REDIBUJANDO LAS PIEDRAS DEL CAMINO...
  Los entornos que hemos generado y en los que transcurre la acción están inspirados en escenarios naturales de la geografía gallega y concretamente en diferentes enclaves del Camino de Santiago, rurales y urbanos.
  Dado que la versión original de la película es en gallego, no podíamos más que situar la acción en Galicia y en espacios que con seguridad podrán ser identificados por los espectadores, como es la propia ciudad de Santiago de Compostela, con la catedral o la inconfundible Praza de Praterías y su fuente de los Caballos, el Parque de Bonaval con sus senderos y bancadas, su huerta, su espectacular carballeira y su tranquilo cementerio que constituye un lugar tan especial como perfecto para que Valentina se pierda persiguiendo una mariposa.
  Hemos modelando en 3D toda la ciudad vieja con sus rueiros y arquitectura románica y barroca. También en los entornos naturales podremos identificar los verdes paisajes y la arquitectura rural tan característica de nuestra Comunidad que ayudará a dotar de personalidad propia la película, alejándose de lugares comunes que pueden estar en cualquier sitio o en ninguna parte, propios de la mayor parte de las películas de animación.

NOTAS DE LA DIRECTORA...

  Cuando cumplí dos años, mi hermana contrajo la polio, por lo que desde entonces conviví con niñas y niños con dificultades especiales, porque en el incontable número de hospitalizaciones por las que se vio obligada a pasar, con estancias de muchos meses, nos daba tiempo a conocer docenas de historias de niños con síndromes, trastornos, malformaciones o problemas que los hacían diferentes al resto de la gente. Y comprobé que ellos vivían su infancia con total normalidad, porque sus hospitalizaciones y sus diferencias, para ellos eran normales porque eran cotidianas. Pero era ese resto de la gente quien los hacía, en cuanto salían de su cotidianidad, sentirse extraños.
  Desde entonces tuve en mi cabeza la necesidad de contar una historia protagonizada por una personita considerada diferente.
Diferente a los ojos de los demás, porque Valentina siente, sueña, ríe, se enfada y vive su aventura como cualquier otra niña. Valentina sufre la metamorfosis que todos atravesamos en nuestro proceso de crecimiento y acabará por transformarse —gracias a no perder su ilusión, ni su curiosidad, ni su amor incondicional por su abuela—, en una mariposa segura de sí misma, convencida de lo que todos ya intuíamos: que es única.
  Necesité casi sesenta años y un montón de experiencia acumulada para atreverme con esta entrañable —para mi, sin duda— ópera prima. Nunca es tarde… Los años que llevo produciendo animación y, sobre todo, produciendo cortometrajes de animación con cineastas noveles con los que es imprescindible implicarse por las connotaciones específicas del audiovisual animado, en el que un pequeño error puede suponer un coste que haga naufragar un proyecto, me han obligado a remangarme en multitud de ocasiones y reescribir guiones o replanificar planos y secuencias. Creo sinceramente que ha sido una carrera profesional tan enriquecedora a todos los niveles que es el motivo por el que me siento segura y legitimada para ponerme al frente de la dirección, esta vez ya en solitario. Otro tanto podría argumentar con respecto al guión por los cientos de guiones leídos, como productora y como jurado en importantes premios de guión como el Julio Alejandro.
  En mitad del proceso de producción de VALENTINA nos sobrevino la pandemia del coronavirus pero, como si el propio equipo se hubiese impregnado de la tenacidad de nuestra protagonista, la producción no se paró. Trasladamos todos los equipos a las casas de quien estaba llevando a cabo la animación, tuvimos que desarrollar nuevas herramientas para trabajar en la distancia y tomar en un solo día decisiones que normalmente se sopesan durante meses. La producción de esta aventura ha sido realmente todo un ejercicio de perseverancia, lidiando con las extrañas circunstancias en las que el mundo entero se ha visto envuelto. Pero con la seguridad, como la que alcanza la propia Valentina tras su viaje, de que la adecuación del entorno, sumada a la propia voluntad, nos hace conseguir mucho más de lo que nos creíamos capaces».

logo radio directo


LOGO PHOENIX ENTERTAINMENT

Instagram   Twiter   Facebook


18 Agosto solo en cines
UN COMPADRE EN NUEVA YORK

24 Septiembre solo en cines
THE JUNIORS Y LA FÓRMULA IMPERIAL

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... TADEO JONES

Criticas del pasado...

Crítica... TARZÁN CONTRA LOS MERCADERES DE ESCLAVOSEL ÚLTIMO PISTOLERO Crítica... UNA TARDE EN EL CIRCO
TODO A LA VENTA VIOLENCIA EN LAS VEGASVAYA, ME EQUIVOQUÉ DE NÚMERO