Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: The Call Of The Wild
Año Producción: 2019
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 100 Minutos
Calificación: Autorizada para todos los públicos
Género: Aventura
Director: Chris Sanders
Guión: Michael Green
Fotografía: Janusz Kaminski
Música: John Powell
FECHAS DE ESTRENO
España: 21 Febrero 2020
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Walt Disney pictures - 20Th Century Fox


SINOPSIS

Buck es un perro con un gran corazón cuya apacible vida doméstica se pone patas arriba cuando de repente le arrancan de su hogar en California y lo trasplantan a las exóticas tierras del Yukón en Alaska durante la fiebre del oro de los años 1890. Buck es el novato recién llegado en un equipo de trineo de perros que entrega el correo y del que acabará siendo el líder...

INTÉRPRETES

HARRISON FORD, KAREN GILLAN, DAN STEVENS, BRADLEY WHITFORD, JEAN LOUISA KELLY, TERRY NOTARY, CARA GEE, OMAR SY, COLIN WOODELL, WES BROWN, ANTHONY MOLINARI, ADAM FERGUS, ALEX SOLOWITZ

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE


MÁS DATOS...  
 

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

EL PRÍNCIPIO DE TODO...
   Antes de su publicación como novela corta en 1903, la saga de aventuras de Jack London sobre un perro llamado Buck se publicó por capítulos en la revista "The Saturday Evening Post". Se ha traducido a 47 idiomas y nunca ha dejado de publicarse, un ejemplo perdurable de la literatura clásica norteamericana.
   Para el guionista Michael Green, "no es por nada que La llamada de lo salvaje se convirtió en parte del gran canon estadounidense. La novela se dirige a la gente en muchos niveles diferentes. Es una gran historia de viajes y aventuras en la tradición de Robert Louis Stevenson. Contaba a los lectores cómo eran ciertos lugares de América del Norte de los que nunca habían oído hablar y que sólo habían visto en fotos. Todo el mundo quería información sobre la Fiebre del Oro de Klondike. Los periódicos no daban abasto publicando artículos e historias sobre ese tema. La gente ni siquiera sabía que se había construido sobre la espalda de los perros.
   “Es la historia de un perro adolescente que alcanza la mayoría de edad y se convierte en un adulto.
Llega un momento en la vida del perro en el que tiene que protegerse, proteger a su manada, proteger a sus seres humanos. Llevan dentro el instinto del lobo y algunos lo encuentran con más facilidad. Pero si se les motiva bien todos lo encuentran. En este caso, Buck es un perro que tiene que vivir algunas experiencias terribles y difíciles para encontrar esa cualidad dentro de sí mismo”.
   El padre del productor Erwin Stoff le leía a su hijo La llamada de lo salvaje, cuando era niño y vivían en Rumanía. Muchos años después a miles de millas en Los Ángeles, un fin de semana hablaba por teléfono con Michael Green sobre cuál sería la siguiente película que le gustaría escribir. Dijo que quería escribir algo muy cinematográfico que contara con muchos elementos visuales y que no dependiera de diálogos ingeniosos. De hecho, me envió una novela gráfica sobre lobos y le dije que si ese era el mundo sobre el que quería escribir, deberíamos pensar en La llamada de lo salvaje”.
   “Creo que esta historia ha perdurado más de 100 años porque, como toda buena literatura, tiene algunos elementos universales", explica Stoff. “Trata sobre la pérdida, cómo recuperarse de la pérdida, tu hogar y cómo te arranca de él y sobre todo, trata sobre la forma encontrar una versión mejor y más fuerte de ti mismo”.
   “La idea, tanto a nivel emocional como temático, se basa en cómo la más inocente de las criaturas que nunca se deja afectar por nada negativo saca lo mejor de todos nosotros. Y cómo eso mejora la vida de todos. Todo el que entra en contacto con Buck se vuelve mejor y creo que eso es un desencadenante emocional increíblemente potente”.
   “Michael supo cambiar y acentuar este tema para hacerlo cinematográfico", dice Stoff.
Lo que atrajo a Michael Green de esta película fue que se habían contado muchas versiones de esta historia a lo largo de los años, pero nunca se había contado todo el libro de principio a fin y siempre desde el punto de vista de los seres humanos y no del protagonista, Buck.
  Green recuerda: “Me senté con Erwin y le dije que sería genial contar una historia que cuenta cómo es un personaje y qué persigue sin depender de los diálogos.
  “Queríamos saber si se podía contar la historia de Buck visualmente. No necesitábamos que hablase; no necesitábamos tener una voz en off. Lo que necesitábamos es saber qué buscaba Buck en un momento dado. Mientras supiéramos lo que Buck intenta lograr en cada escena, el público podría seguir la historia. Aunque conoce a seres humanos maravillosos interpretados por grandes actores, sólo servirían para realzar la historia de Buck.

   Chris Sanders, que debuta como director de acción real, afirma: "LA LLAMADA DE LO SALVAJE trata sobre un personaje que siempre tiene preparadas sorpresas inesperadas, ese tipo de cosas que todos nosotros identificaríamos con lo que ocurre en la vida. Los desafíos inesperados pueden vencerte o fortalecerte, y eso es lo que le sucede a Buck. En lugar de caer derrotado, Buck sigue adelante y acaba encontrando un lugar al que pertenece. Buck no solo sobrevive, sino que vence, y lo hace sin perder un ápice de su personalidad amable. Esto está íntimamente relacionado con lo que todo lo que nos va a pasar en la vida. Siempre avanzamos con incertidumbre, con giros inesperados, sorpresas”.
   “Aunque es un clásico de la literatura infantil", dice Sanders, "no es un cuento de hadas. Es una historia dura de supervivencia y perseverancia y ya seas joven o mayor, creo que has experimentado o experimentarás este tipo de cosas. Sientes que esta historia encierra una verdad que puedes estar viviendo tú mismo. Y creo que es por eso que la historia ha perdurado. Es la historia de un personaje que descubre fortalezas que no sabía que tenía”.

CREAR A BUCK...
   En esta versión del siglo XXI para el cine de LA LLAMADA DE LO SALVAJE, Buck cargaría con el arco dramático de toda la película así que era absolutamente necesario que resultara creíble en todo momento. Con ese fin, Stoff y Sanders contrataron al aclamado productor de efectos visuales Ryan Stafford, que también es productor ejecutivo de la película, y al supervisor de efectos visuales Erik Nash, nominado en tres ocasiones al Premio de la Academia.
   Al principio la película iba a ser casi totalmente realizada por ordenador, pero después los realizadores decidieron adoptar un enfoque más híbrido que incorporase más rodaje real y combinarlo con perros y otros animales creados digitalmente. Este nuevo enfoque requería que Buck, el protagonista de la película que asume el arco dramático de la historia, fuera mucho más auténtico.
   A sugerencia de Stafford, para las escenas en las que participa Buck, en lugar de limitarse a usar un marcador, generalmente una pelota de tenis, colocaron a una persona real a la que filmaron y que después sustituyeron con animación. Terry Notary, que empezó como artista del Cirque du Soleil y se ha convertido en uno de los grandes especialistas y coreógrafos de movimientos en la industria del cine, pasó muchas horas estudiando perros y aprendiendo sus costumbres, practicando sus gestos y movimientos.
  El productor Stoff no estaba del todo convencido de que esto funcionaría. “Era una idea extraña, y no sabía cómo reaccionaría el reparto, porque tienes a un hombre adulto a cuatro patas, vestido con un traje gris muy gracioso y unas prótesis que hacen de patas delanteras jugando a un perro. Pero resultó muy bien porque Terry realizó un retrato maravilloso que mejoró la interpretación de cada actor”.
“Aportó la emotividad de Buck al set", dice Stafford.
   Inicialmente, él y Nash pensaron que se limitarían a usar a Terry Notary para las interpretaciones faciales y emocionales: cuando mira a los ojos, la tristeza, la felicidad, etc. para los primeros planos. Nunca se les ocurrió que su hombre/perro sería capaz de pelear o saltar o realizar todo lo que hace Buck en las escenas de acción.
   Pero cuando llegó el primer gran movimiento que necesitaban que Buck hiciera, Terry dijo: "Puedo hacerlo”. A partir de ese momento, Terry se hizo cargo de toda la acción.
  Stafford lo explica: “Funcionó tan bien porque también tuvimos en cuenta el timing, el tamaño y la ubicación de los ojos. Proporciona a los actores algo con lo que interactuar. He realizado muchas películas de captura de movimiento y logras que los actores hagan buenas interpretaciones cuando actúan con algo y en el momento que lo quitas y están actuando con nada, la actuación sale perdiendo. Es tremendamente difícil actuar en un espacio vacío, sobre todo en momentos de gran dramatismo”.
   Nash afirma: “Al principio no comprendía lo importante que iba a ser contar con Terry en el set encarnando a Buck. Fue absolutamente indispensable por un par de razones. Una, proporcionó a Chris un intérprete con el que hablar, después extraer la interpretación y comenzar a construir las bases para la actuación de Buck. Además, contar con Terry en el set para que el resto de los actores supieran con quien actúan e interactuar con él fue muy beneficioso”.
  El director Sanders también se muestra muy satisfecho. “Terry fue indispensable, no solo porque hizo un gran trabajo actuando, sino porque lo que hizo también fue increíblemente exigente en el plano físico. El timing del perro es muy concreto. Hay cierta imprevisibilidad en el timing de un perro, tienen esos momentos poco convencionales en los que inclinan la cabeza o parpadean o simplemente apartan la mirada momentáneamente, y él logró hacer ese tipo de cosas y al mismo tiempo olvidarse de su fisiología humana. Hay ciertos momentos en los que va a acostarse o pararse y la forma en que funcionan su cabeza y sus hombros es muy diferente a la de un perro. Un perro tiene los hombros más estrechos de los de una persona y no se puede hacer para cambiar eso. Así que trabajó ese aspecto para hacer la escena buscando un parámetro más estrecho en el que pudiera encajar”.
   Stafford añade: “Antes de ver el diseño de la escena o lo que iban a hacer los personajes humanos Chris estudió si Buck haría algo que no estaba previsto inicialmente como ocurre con el comportamiento normal de un perro. Terry estaba en el set y supo recrear esos momentos de espontaneidad.
  Como Buck es el protagonista de la película, al principio, los realizadores intentaron construir desde cero el perro, que Jack London describe como una mezcla de San Bernardo y Collie de granja. Un Collie de granja, también conocido como Collie pastor, es una raza muy antigua. Elaboraron a Buck lo mejor que pudieron y le dieron los tonos de la raza del boyero de Berna, ya que esos colores se veían muy bien en la pantalla. De hecho, tuvimos a un boyero de Berna de verdad en el set todos los días como referencia para la iluminación. Pero a medida que pasaba el tiempo, se dieron cuenta lo difícil que era interpretar las expresiones del boyero de Berna y su pelaje oscuro daba problemas para verlo de noche.
  Cuando llevaban varias semanas de rodaje, Jessica, la mujer del director Sanders, estaba viendo la página web de PetFinder y encontró un perro que figuraba como una mezcla de San Bernardo/Pastor. Además de ser la mezcla exacta que describe London, el nombre del perro era "Buckley”. La coincidencia era demasiado evidente para no investigar, así que Jess lo dejó todo y fue al refugio de Emporia en Kansas para conocer a Buckley. Y fue amor a primera vista; Jess pagó la tarifa de adopción de 25 dólares y realizó el viaje de dos días para volver al set de la película. Buckley tuvo un éxito instantáneo con el equipo, y Erwin sugirió que escaneáramos a Buckley y lo convirtiéramos en el protagonista. Y eso es exactamente lo que hicieron.
  Buck es uno de los miembros del trineo de nueve perros que atraviesa el Yukón con nieve, aguanieve, lluvia o barro. Para crear los otros ocho perros, la producción eligió trabajar con perros reales y luego escanearlos. Una vez escaneados, los detalles podían perfeccionarse y añadir otras cosas. Hicieron un casting y eligieron varios perros en función de las personalidades que querían que tuviesen.

LOS COPROTAGONISTAS HUMANOS DE BUCK...
   “En lo que a mí respecta", dice Erwin Stoff, "cualquier persona que trabaje con Harrison Ford es una persona afortunada. Es el mejor profesional y uno de los mejores actores del panorama actual”.
  Ford, conocido por haber creado a dos de los héroes cinematográficos más populares e icónicos en la historia del cine, Han Solo en Star Wars e Indiana Jones en busca del arca perdida, se sintió atraído por el proyecto por varias razones.
  Primero, le gustaba la posibilidad de hacer una película para un público más joven. En segundo lugar, le intrigaba cómo se las arreglarían los realizadores para hacer a Buck y a los otros perros por ordenador, y cómo sería actuar ante un sustituto humano de un perro. Ford afirma: “Uno de los detalles más interesantes del rodaje de esta película es que no había perros con los que trabajar, había un sustituto humano para Buck para acoplar la línea de los ojos y tener a alguien con quien compartir emociones. Al principio fue un poco difícil, pero acabó siendo muy divertido.
  Y añade: “Pasé más tiempo con Terry que con cualquier otra persona de esta película. Nos ayudamos mutuamente para darle al otro lo que necesitaba. Yo actuaba para él como él actuaba para mí. Cada uno de nosotros estaba a disposición del otro”.
  El director Sanders dice: Harrison aportó muchísimo a su personaje. En el libro, Thornton pasa por ciertas situaciones con Buck, pero no creo que su personaje esté demasiado bien definido. Y una de las cosas más maravillosas que hizo Harrison durante todo este proceso fue crear a ese personaje. Supo definir lo que iba a ser. Desde el principio, él y yo mantuvimos conversaciones muy profundas sobre su personaje”.
  Basándose en esas conversaciones, Ford comprendió que el lugar de su personaje en la historia era redimir a la humanidad a ojos de Buck, después de su experiencia con un dueño cruel.
   Pero para el actor, que actualmente tiene tres perros pequeños y ha tenido perros toda su vida, lo que le gustó más de la película es que no solo trataba sobre la transformación de Buck, sino también de la transformación de su personaje, John Thornton, como resultado de su relación con Buck.
  Ford lo explica así: “Una de las cosas que siempre busco en un proyecto es lo que yo llamo un ejercicio emocional para la público. Una oportunidad de participar en una historia donde se reconocen y generar entre el público una respuesta emocional”.
  Al describir su personaje, Ford dice: “John Thornton es un hombre que ya no está a gusto ni con su vida ni con su mundo. No pudo soportar el dolor y la carga de sus circunstancias. Así que huye de su hogar hacia el sur, hacia el Yukón, con la esperanza de encontrar oro y hacerse rico, y por otra razón con una gran carga emocional: su hijo siempre había querido explorar un territorio salvaje. Pero él viaja hasta allí realmente para encontrar algo de paz y soledad”.
  Y continúa diciendo: “Después conoce a Buck, y se convierten en compañeros de viaje, unidos emocionalmente, y se enfrentan al peligro y a la aventura juntos. Me conmovió ese viaje y la relación entre estos dos personajes.
   Stoff dice: “John Thornton es un personaje de aspecto tosco pero tremendamente vulnerable, y a lo largo de la historia, te das cuenta de que la vida lo ha maltratado y está herido. La interpretación de Harrison es increíblemente conmovedora”.
   “Para mí, la relación entre Buck y Thornton es el núcleo de la historia", dice Green. “Son dos criaturas que se encuentran en un lugar al que ninguno de ellos pertenece. Ambos han dejado atrás unas vidas que amaron y que extrañan pero que ya no pueden tener. Buck sale adelante y se convierte en la mejor versión de sí mismo, pero Thornton es un hombre destruido. Cuando conoce a Buck, tan adorable y con tanto amor y vida, Thornton empieza a curar sus heridas”.
   Ford afirma: “Al igual que John Thornton, siempre he tenido una gran curiosidad por los lugares donde no he estado nunca. Y me impresionó el poder y la majestuosidad de la naturaleza”.
   Para interpretar a Perrault, el sabio y amable dueño del trineo de perros que entrega el correo y del que forma parte Buck, los realizadores eligieron a Omar Sy, el actor francés que saltó a la fama por su papel en el éxito internacional de 2011 titulado Intocable y que después ha aparecido en X Men: Días del futuro pasado y Jurassic World.
   Dan Stevens, cuyo papel del rompecorazones Matthew Crawley en las tres primeras temporadas del fenómeno mundial Downton Abbey le lanzó al estrellato, al que siguió otro protagonista romántico en el espectacular remake de acción real Disney La Bella y la Bestia, encarna al villano Hal, el cruel líder de un grupo de tres aspirantes a buscadores de oro que compran a Buck pero que lamentablemente están mal preparados y equipados para vivir en el Yukón canadiense.
  Mercedes, la hermana malcriada y egoísta de Hal, está interpretada por Karen Gillan, la actriz escocesa que apareció durante tres temporadas en la serie del Reino Unido Dr. Who y que ha hecho papeles en Guardianes de la Galaxia y su secuela Vol. 2; La gran apuesta, Vengadores: Infinity War y Endgame; y Jumanji: Bienvenidos a la jungla y su reciente secuela titulada Siguiente nivel.
  El juez Miller, que crió a Buck cuando era un cachorro, y que le dio amor y un hogar cálido donde vivir hasta que lo llevan y lo trasplantan a un territorio salvaje, está interpretado por Bradley Whitford, ganador del Premio Emmy® en dos ocasiones y que es protagonista de series de televisión tan exitosas como El cuento de la criada, Transparent y El ala oeste de la Casa Blanca, así como el aclamado éxito de taquilla de Jordan Peele Déjame salir. Jean Louisa Kelly (Malignant, Top Gun: Maverick) interpreta a su esposa Katie.

EL ASPECTO VISUAL DE LA PELÍCULA...
   “Tuvimos una suerte increíble de contar con el director de fotografía ganador del Oscar® Janusz Kaminsky que se unió a nosotros en esta aventura", dice Stoff.
   La productora ejecutiva Diana Pokorny dice: “Todos queríamos trabajar con Janusz. Su look es muy clásico y pictórico”.
“Janusz es un gran narrador", continúa diciendo Pokorny. “Trabajó muy duro para que la cámara contara la historia de la mejor manera. No es alguien que se limita a hacer una fotografía elegante solo porque es bonita. Solo le interesa si puede ayudar a contar la historia o algo emocional sobre el personaje”.
   A los realizadores no les interesaba hacer un documento histórico.
“Queríamos hacer un viaje cinematográfico y queríamos basarlo en Buck", dice el diseñador de producción Dechant. “La combinación de Janusz y un director que proviene de la animación significaba que teníamos un tapiz completamente tejido que contaba la historia de Buck. Contar con Janusz logró que todo adquiriera un nuevo nivel, su nivel”.
   “El 60% o los dos tercios de la película son efectos visuales más tradicionales", recuerda Nash. “Uno de los mayores desafíos fue fusionar
diferentes modos de producir para formar un todo sin fisuras.
   Era imperativo que tanto la iluminación diseñada por Kaminsky como la parte virtual de la película fueran fieles entre sí. Con ese fin, el departamento de efectos virtuales realizó un seguimiento cuidadoso de lo que estaba haciendo el equipo del director de fotografía.
   Utilizaron a Mesmerize, un perro que se parecía mucho a los colores de Buck, hacían comparaciones con el perro creado por ordenador y después fotografiaban a Mesmerize para comprobar que la iluminación coincidía. De esa forma, podían poner a Buck y al resto del equipo de perros en el mismo escenario de iluminación y estar seguros de que su iluminación era correcta.
   La cosa se complicaba en las escenas totalmente virtuales, sin la iluminación que diseñó Janusz para el set. Así que, en la fase de preproducción, Janusz revisó el guión y seleccionó un cielo de referencia del Skydome para cada escena de la película y que no salía en el rodaje.
   Con la cámara rastreando cada plano de la cobertura de Janusz, pudieron crear una cámara digital 3D que después pudieron aplicar a escenas virtuales para que tuvieran el mismo movimiento de cámara, el mismo procesamiento de imágenes, temas técnicos, cambios de enfoque de un personaje a otro, etc. Una vez que la animación estaba bloqueada, iban al escenario de la cámara virtual con una cámara de mano o con una steadycam y rodaban la escena utilizando casi las mismas herramientas que habían utilizado Janusz y sus operadores de cámara. El objetivo: un lenguaje de cámara uniforme y temáticamente coherente sin fisuras entre lo real y lo virtual.
   Dechant observa: "Tenía que producirse una verosimilitud que pasa de los escenarios físicos al mundo digital”.

RECREANDO EL YUKÓN DE 1890...
   Para recrear Dawson City, la sede de los mineros durante la Fiebre del Oro de Klondike, la producción construyó una manzana de la ciudad, aunque en la película salen siete manzanas más en una dirección y dos manzanas en la otra. Así que, durante el proceso de diseño, "construyeron" toda la ciudad en el ordenador, y luego quitaron lo que se iba a construir físicamente.
   Contar con sets físicos fue una ayuda inconmensurable para el equipo de efectos visuales. Nash señala: “Si no hubiéramos contando con esa sección de una manzana para colocar el resto, hubiéramos tenido que crearlo a partir de fotografías en libros y hubiera sido un gran inconveniente. Tener esa construcción en tres dimensiones, en color y con todos los detalles y matices nos facilitó mucho ampliarla y hacer que la ampliación fuera. De esa forma, lo que está más allá del set físico era igual de detallado y real y texturizado como los sets en los que habíamos pasado los últimos meses”.
   La manzana de Dawson City incluía todos los sets interactivos y físicos como el Argonaut Saloon, el puesto de la Policía Montada, la perrera y la oficina de correos.
   “Alrededor del 60-70 por ciento de los sets son físicos", explica Dechant. “Lo digital amplía los sets físicos al entorno del Yukón. Como rodamos todo en California, debíamos imaginar que estábamos haciendo una vieja película en Technicolor, excepto que en lugar de fondos utilizábamos tecnología digital”.
  Y añade: “No queríamos crear el Yukón como era realmente en 1898. Queríamos crear nuestra propia versión mitológica, nuestros propios entornos e imágenes del noroeste del Pacífico”.
   Él y Sanders utilizaron el color para reflejar la experiencia de Buck, con tonos más cálidos para representar su hogar original en Santa Clara, y una paleta no saturada desde el momento en que secuestran a Buck. Después introdujeron color en varios momentos de la película como cuando Buck y Spitz se pelean y cuando la acción se traslada a la ciudad minera.
   Dechant observa: “Al llegar a Dawson City, queríamos introducir el color, pero no demasiado así que pensamos en fotografías teñidas a mano. La idea era introducir el color pero sin dejar que se apoderase de todo”.
   La diseñadora de vestuario Kate Hawley señala: "La forma en que Chris describe la decisión de Buck al final de la película, con una elección muy clara entre lo salvaje, representado por la aurora boreal a un lado, y la casa de Miller, representada por la puesta de sol naranja, al otro lado.
   Hawley, oriunda de Nueva Zelanda, explica que parte de su investigación consistió en estudiar cuentos populares de la época, lo que ella llama "los mitos norteamericanos de Norteamérica”.
   Afirma: “Empecé fijándome en el mundo de Johnny Appleseed y Paul Bunyon, así como en el mundo de la Primera Nación, que era increíblemente hermoso. Tuvimos mucha suerte de que ese período en particular esté muy bien documentado con fotografías”.
   La diseñadora se sorprendió al encontrar imágenes de muchas mujeres buscadoras de oro que iban solas o en parejas. Las fotografiaron llevando pantalones, con un par de perros y sus maletas, esperando para ascender por el paso de la montaña.
   Hawley explica que la paleta de colores para el vestuario estuvo muy influenciada por la admiración que siente Sanders por la obra del pintor e ilustrador estadounidense Eyvind Earle, conocido por su trabajo como diseñador y pintor de los fondos de las películas animadas de Disney en la década de 1950. Habla de una tabla que Sanders hizo con los colores que combinan con los ritmos del arco dramático.
   Hawley dice: “Surgieron muchos rosas y rojos y me que aparecieron y lo comparé con el color salmón sobre la nieve. Esos colores emergieron de forma bastante orgánica para darnos una mayor intensidad.
   “A medida que avanzábamos, intentamos usar toques de color aquí y allá. Tiene mucho de emocional. Cuando ves la deconstrucción de Hal, Mercedes y Charles mientras se dirigen al territorio salvaje con una ropa totalmente inapropiada, se crea cierta atmósfera”.

ENCONTRAR AL YUKON EN EL SUR DE CALIFORNIA...
   Los primeros días de rodaje discurrieron en localizaciones físicas. El 6 de septiembre de 2018, el equipo de la película pasó una noche fría y lluviosa rodando en la terminal del Fillmore & Western Railway que representaba San Francisco con un Buck asustado embutido en una caja de madera y cargado en un vagón contenedor para iniciar su viaje hacia el norte.
   Los siguientes días transcurrieron en Santa Paula, California, donde se encuentra la casa que hace de residencia del juez Miller. Allí fue donde conocimos por primera vez a Buck, un pequeño y enérgico cachorro mezcla de Collie Pastor y San Bernardo. Y es en ese hogar tan cálido donde lo secuestran para saldar una deuda y desde donde comienza el largo y durísimo viaje al Yukón.
   Los Chandler Stages en Van Nuys acogieron los sets del interior del  velero Narwahl que llevará a Buck a Dyea Beach. Y es ahí donde aprende que la vida no siempre está hecha de días soleados y maravillosos y que hay una gran diferencia entre unos brazos amorosos y la "law of the club and fang" (la ley primitiva de la naturaleza en las tierras del Norte que rige de acuerdo con las necesidades de supervivencia en referencia a la relación del perro con el hombre y con otros perros).
   Desde el 20 de septiembre hasta el final del rodaje, el equipo de la película estuvo en Sable Ranch en Canyon Country.
Dechant dice que su mayor dificultad fue crear el invierno en medio de un verano del sur de California. Tenía que combinar el hielo derretido en diferentes materiales para sustituir las copiosas nevadas del invierno, así como las escenas en primavera cuando se convertía en una mezcla de barro y nieve.
   Lo explica así: “El aspecto del invierno es una síntesis completa entre lo práctico y lo físico. Utilizamos de todo, papel, sales de Epson, hielo raspado y resinas para reproducir la nieve. Hicimos todo lo posible para crear esos entornos con el fin de que Janusz y los actores tuvieran algo real ante lo que reaccionar.
   “Afortunadamente, contamos con un fantástico equipo de efectos especiales que al final del rodaje había utilizado más de 1.000 toneladas de hielo que se introdujeron en lo que parecía una enorme máquina trituradora de madera. Ese hielo triturado pasaba por unas mangueras rígidas que expulsaban nieve.
   “El equipo de efectos visuales tenía que ir aún más lejos. Utilizamos todos nuestros trucos al mismo tiempo”.

logo radio directo


OSCARS 2020

LOS HIJOS DE SAN LUIS. Estreno 21 Febrero