Fichas de peliculas
  • Registro
LA CABAÑA
INFORMACIÓN
Titulo original: The Shack

Año Producción: 2016

Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 132 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 12 años
Género: Drama, Fantasía
Director: Stuart Hazeldine
Guión: John Fusco, Andrew Lanham, Destin Cretton. Basados en la novela escrita por William Paul Young, con la colaboración de Wayne Jacobsen, Brad Cummings
Fotografía: Declan Quinn
Música: Aaron Zigman
FECHAS DE ESTRENO
España: 6 Octubre 2017
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Entertainment One


SINOPSIS

Tras ser secuestrada y aparentemente asesinada su hija menor, Mack recibe una carta la cual le hace dirigirse hacia la cabaña donde supuestamente ha sido asesinada su hija, encontrándose con que su vida cambiará para siempre...

INTÉRPRETES

SAM WORTINGTON, RHADA MITCHELL, OCTAVIA SPENCER, GRAHAM GREENE, RYAN ROBBINS, MEGAN CHARPENTIER, DEREK HAMILTON, GAGE MUNROE, EMILY HOLMES

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER

icono bsoBSO

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE


Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

SOBRE LA HISTORIA...
   La película se basa en la novela de fenomenal éxito “La cabaña”, escrita por William P. Young, que debutó en el primer puesto de la lista de superventas del New York Times y permaneció en ella durante más de 70 semanas. El apoyo de un entusiasta boca a boca no tardó en poner el libro en manos del gran público, lo que impulsó las ventas del mismo hasta superar los 22 millones de ejemplares y ha hecho que haya acabado publicándose en más de 40 idiomas.
  Se trata de una historia profundamente inspiradora sobre la capacidad de recuperación del espíritu humano ante una pérdida inimaginable, en la que un padre afligido deberá afrontar la decisión más dura de su vida y perdonar lo imperdonable.
  Aparentemente, Mackenzie Phillips (Sam Worthington) tiene una buena vida: tres hijos estupendos, una hermosa mujer, un hogar encantador... no parece faltarle nada. Pero, cuando Mack lleva a sus hijos de acampada, lo que empieza como una escapada divertida no tarda en convertirse en la peor pesadilla de todo padre: su hija pequeña, Missy, es secuestrada de su campamento y su cuerpo no aparece nunca.
  Mientras lucha por encontrarle sentido a tan enorme tragedia, Mack se sume en una “enorme tristeza”, su vida empieza a desmoronarse y todos los fantasmas que creía enterrados hace tiempo resurgen para llevarlo al borde del abismo. Es entonces, en su hora más oscura, cuando Mack recibe una misteriosa nota en su buzón, con una invitación de Dios para que acuda a la cabaña, el lugar donde apareció el vestido ensangrentado de Missy. En un intento desesperado por pasar página y encontrar respuestas al asesinato de su hija, Mack regresa a los bosques de Oregón para hacer frente al asesino o a Dios... o a ambos.

EL VIAJE...
  El libro de “La cabaña”, cuyas ventas han alcanzado los 22 millones de ejemplares, ha tenido una gran influencia en millones de personas en todo el mundo. Para el productor Gil Netter, la infinidad de historias personales sobre el impacto del libro se convirtió en algo cotidiano durante el rodaje. “Había muchísima gente que quería formar parte de este proyecto y todos tenían sus propias razones personales”, afirma Netter. “Ya fuera un miembro del equipo técnico, un extra o un vecino del barrio en el que estábamos filmando, siempre había alguien que compartía su historia sobre cómo ‘La cabaña’ les había afectado a ellos o a alguien cercano a ellos. Fue increíble”. Netter sabía que se trataba de una película que era necesario hacer y debe parte del crédito a su mujer y coproductora, Lani Armstrong Netter. “Hace ocho años, leí el libro y no me cansaba nunca de él”, recuerda. “Compré cajas del libro y empecé a dárselas a todos mis amigos, a cualquiera que me encontrara. Como a tantos otros, ‘La cabaña’ cambió mi vida, con su mensaje de fe, amor y perdón. Quería compartir este historia con un público más amplio. Le di el libro a mi marido, Gil, y le dije: ‘¡Tienes que hacer una película de esto!’. Afortunadamente, tras leerlo sintió la misma pasión y ha trabajado incansablemente para conseguir que se hiciera esta película”.
  El primer paso para convertirlo en una auténtica película de Hollywood era encontrar al reparto perfecto, que entendiera y apreciara el material, y estuviera dispuesto a abrirse a explorar los profundos y conmovedores mensajes. Eso cobró forma en un extraordinario elenco que incluye a Sam Worthington, la ganadora del Óscar Octavia Spencer (“mejor actriz de reparto” por “Criadas y señoras” en 2011), Radha Mitchell, Alice Braga y el ganador del Grammy Tim McGraw, junto a los recién llegados a la gran pantalla Sumire y Avraham Aviv Alush.
  Octavia Spencer, que interpreta a Papa/Dios, ya era una devota fan del libro y llevaba su propio y preciado ejemplar con ella a todas partes durante el rodaje. “No podía imaginarme no realizar este viaje. Un amigo me dio el libro y me dijo que tenía elementos de thriller forense, con una gran sorpresa. Creía que iba a leer algo muy distinto a la lección de vida que acabaría recibiendo de ‘La cabaña’. Me sentí profundamente conmovida porque me pareció muy natural. Las preguntas formuladas a Dios me parecieron de algún modo algo por lo que pasamos todos, incluida yo misma. He sufrido pérdidas en mi vida, pero tu fe es de las cosas que hacen que te recuperes, así que en muchos aspectos entendí el viaje de Mack”.
  Es ese examen de algunas de las cuestiones más importantes y enigmáticas de la vida lo que hizo que Sam Worthington se interesara desde el primer instante por interpretar el papel de Mack. “Tuve una reacción visceral al guion, que me impulsó a leer el libro”, recuerda Worthington. “Conecté emocionalmente con la historia, ya que tengo una familia joven y me identifiqué con lo que pasaría si, en mi familia, me arrebataran a mi hijo. Quería utilizar a Mack para explorar esos temas sobre la vida y la muerte y quién tiene la culpa por romperte el corazón, quién tiene la culpa por arrebatarte tu fe. Son cuestiones muy importantes, que creo que todo el mundo se plantea en algún momento de su vida”.
  Spencer conectó profundamente con los temas del libro y del guion a nivel sumamente personal. “Lo que me gusta de esta historia es que prescinde de las imágenes convencionales de Dios y la idea mental que tenemos de Dios”, comenta Spencer. “Además, recoge un momento en la vida de Mack en el que la única persona que le muestra algo de amabilidad es una mujer como yo. Es puro amor y sabiduría e intenta impartir eso en él, mientras él intenta reconciliar todo su dolor, su ira y todo lo que ha perdido en su vida. Solo cuando regresa, formula esas preguntas y afronta todos esos problemas en la cabaña, logra encontrar la redención y llenar ese vacío creado en su interior por la pérdida”.
Worthington estaba entusiasmado de trabajar con una actriz tan dinámica como Spencer y disfrutó con el reto, sobre todo en las escenas más impactantes e intensas. “Es sumamente generosa y centrada, es una actriz muy abierta, de la que me encantó aprender”, afirma Worthington.
  Una de las escenas más desgarradoras y cargadas de emoción a las que puede estar aludiendo Worthington es una que también afectó a Spencer mucho tiempo después de haber acabado de rodar. “Una de las escenas que rodamos me conmovió hasta lo más profundo”, comparte Spencer. “Es esa en la que Mack le pregunta a Dios por qué lo he llevado de vuelta a la cabaña, un lugar que le ha producido tanto sufrimiento. Le digo que es porque es el lugar en el que se quedó atascado. La escena se desarrolla de una forma preciosa porque, si has pasado por cualquier adversidad en tu vida, te preguntas: ‘Si me sentara a hablar con Dios, ¿qué le diría? ¿qué le preguntaría?’. Y Mack le hace unas preguntas sumamente contundentes. Fue una de las cosas más profundas que me han pasado nunca al trabajar en una escena. Sé que Sam y yo lo pasamos bien haciéndola, fue doloroso y maravilloso, pero en ese momento ambos maduramos mucho como seres humanos y como actores”.
  El director Stuart Hazeldine agrega que los espectadores se van a quedar pasmados con la forma que tiene Worthington de interpretar a Mack y su pura vulnerabilidad, que resulta inquebrantable: “Sam lleva realmente el peso de esta película. Está en casi todas las escenas y es una carga enorme, pero creo que va a ser una de sus mejores interpretaciones”, opina Hazeldine. “Es una persona increíblemente apasionada y siente especial pasión por este papel, puedes sentirlo cómo se desprende de él cada día de rodaje. Estamos todos comprometidos a hacer una película que resulte emocionalmente sincera y la verdad es que no podría haber pedido un aliado mejor que él como actor principal”.
  Tim McGraw se encarga de interpretar a Willie, vecino y amigo de Mack. Como padre de tres hijas en la vida real, el actor confiesa que el guion le causó una enorme impresión. “Lloré cuando lo leí”, admite McGraw. “Tengo tres hijas pero, tanto si tienes hijos como si no, es una historia extraordinaria sobre cómo encontrar tu camino de regreso, cómo encontrar las fuerzas para perdonar y seguir adelante con tu vida y que tu familia pueda contar contigo”.
  McGraw ve a Willie como la conciencia de los espectadores y apreció la forma en que su personaje no juzga ni condena, sino que, en vez de eso, está ahí para ayudar a los espectadores a conocer el pasado de Mack y los demonios que lo persiguen. “Willie es el único hombre, la única figura masculina con la que conecta Mack, porque tiene problemas para confiar en los hombres, por culpa de su padre. Willie es la brújula, el punto de vista del espectador, que te guía por la historia de Mack”.
  Mediante una serie de flashbacks a lo largo de la narración, la historia continúa tres años después del asesinato de Missy, en un momento en que Mack anda completamente perdido, llevando a cabo su rutina diaria por inercia, pero sin conectar realmente con nadie, y en especial con su propia familia. Entonces, una tarde de invierno, tras recibir una nota de Dios, Mack decide dirigirse a ‘la cabaña’ para afrontar cualquiera que sea la fuerza malévola que lo aguarda, y su destino se pone en marcha.
  El autor del libro, William Paul Young, explica la metáfora de “la cabaña” y por qué ejerce un control tan asfixiante y devastador sobre Mack. “La cabaña es donde se alberga la devastación interior, es el lugar que construimos cuando alguno de nosotros no recibió la ayuda necesaria”, plantea Young. “Es el lugar en el que guardamos todas nuestras adicciones y ocultamos nuestros secretos, y no queremos que nadie entre nunca allí, porque nos aterra que pueda odiarnos tanto como ya lo hacemos nosotros. Para poder curarte, tienes que volver a los lugares en los que te rompiste, no puedes sortearlo, no puedes ignorarlo”.
  Radha Mitchell, la compatriota y amiga desde hace tiempo de Worthington, se encarga de interpretar a la mujer de Mack, Nan. Mientras que la fe de Nan en Papa (como se refiere ella a Dios) es inquebrantable, la de Mack es superficial, como mucho, e ir a la iglesia para él es más una cuestión de tener contenta a su mujer y servir de ejemplo para sus hijos que de tener una “relación” con Dios. Lani Armstrong Netter explica cómo los problemas de confianza y abandono de Mack proceden todos de los terribles abusos que sufrió en su infancia, llena de demonios de los que nunca se ha ocupado, hasta ahora. “La relación que mantiene Mack con Dios es a través de Nan”, aporta Lani. “Él tiene fe en la fe que tiene ella, así que va a misa, pero la verdad es que ni canta ni participa, porque está aún herido por todo lo que pasó de niño.     No puede creer que Dios permitiera tanto sufrimiento. No puede creer que Dios le trajera tanto dolor y le arrebatara a su Missy”.
Mitchell comenta que el mensaje inspirador de curación y de encontrar esperanza en medio de un profundo sufrimiento es lo que la atrajo e hizo que se interesara en formar parte de la película. “Es una historia que explora el nivel de intenso sufrimiento y dolor personal que puede producirse a raíz de unas circunstancias que son tanto trágicas como completamente imprevisibles. Me encantó el guion porque planteaba la idea de que en toda situación, por compleja que sea, hay una oportunidad para amar incondicionalmente. Que hay algún tipo de posibilidad para conectar o sanar. Y que tal vez las experiencias más duras nos ofrecen la oportunidad de experimentar, en nuestra propia humildad, una profunda sensación de rendición. Me encantó ese mensaje. Creo que la película lo demuestra de una forma sencilla y hermosa”.
  Ese reconocimiento de que los hombres y las mujeres procesan el dolor de forma distinta es una de las observaciones más interesantes de LA CABAÑA, en opinión de McGraw. “Los hombres suelen ser muy reservados en lo que al duelo se refiere, quieren ser la persona fuerte en la que se apoyen los demás. Pero aquí no se trata de hacer así las cosas. Esta historia trata sobre aprender a superar las cosas y a los hombres en concreto les cuesta mucho hacerlo. Sea cual sea tu sistema de creencias, tienes que aprender a perdonar por fuera a fin de perdonar por dentro”.
  Encontrar a los actores que se encargarían de interpretar a Jesús y Sarayu resultaría ser una búsqueda bastante más complicada. Los productores acabaron descubriendo a los actores perfectos en Tel Aviv y Tokio, y están entusiasmados de poder presentarlos a un público más amplio.
  El productor Brad Cummings comenta sobre la elección de Avraham Aviv Alush: “Lo bueno de escoger a Avraham Aviv Alush es que por primera vez tenemos a un judío israelí devoto interpretando a Jesús, lo que resulta realmente extraordinario”.
  Alush recuerda sobre la primera vez que leyó el guion y el impacto que tuvo en él, a miles de kilómetros y un continente de distancia. “Estaba leyendo el guion una noche en casa y la última escena me dejó paralizado, y empecé a llorar. Mi mujer me miró y me preguntó qué me pasaba, pero lo único que pude decirle es: ‘Ahora mismo no puedo hablar’. Soy padre y procedo de un sitio, Israel, donde la muerte es muy real, así que es algo en lo que pienso. Me pareció que interpretar a Jesús era una gran oportunidad, porque es una historia sobre el libre albedrío. La vida es corta y cada día, cada momento, puedes elegir vivir en la oscuridad o puedes elegir vivir en la luz, tienes libertad para elegir, y espero que esta película ayude a la gente a comprenderlo. Sea lo que sea aquello en lo que crees o no crees, tienes esa elección y eso es lo que Jesús intenta mostrar a Mack, no tienes que quedarte sumido en el dolor y el sufrimiento”.
  “Nuestro hermoso Espíritu Santo/Sarayu está interpretado por Sumire que es una estrella del pop en Japón”, aporta Lani Armstrong Netter. “Buscamos durante mucho tiempo a la persona adecuada para interpretar este papel y ya estábamos en pleno rodaje cuando la encontramos, y no podríamos estar más contentos. Sumire es una actriz muy intuitiva, con una presencia tranquila que te desarma, lo que resulta perfecto para su papel de Sarayu, el Espíritu Santo”.
  “Toda esta experiencia ha resultado reveladora, en el sentido de que me ha hecho evaluar y apreciar lo que tengo en mi vida”, señala Sumire. “Es una historia grandiosa, pero al mismo tiempo es sencilla y pura. Sarayu es el Espíritu Santo, representa la creatividad, es como el viento que trae cambio y, aunque a veces se vea traslúcida, es muy importante que resulte lo más humana posible”.
  A lo largo de su viaje, Mack se encontrará con otras dos entidades más. Una de ellas es Sophia (Sabiduría) interpretada por la actriz brasileña Alice Braga, que muestra a Mack cómo juzgar a los demás, ser juez y jurado, y la necesidad de venganza no lo libra del dolor, sino que lo mantiene atrapado.
  Braga ya había oído hablar del libro a través de unos amigos y sentía curiosidad por ver cómo el guion abordaría el material sin pontificar ni resultar abiertamente religioso. “Interpreto a Sabiduría... Me encanta decir eso, porque nunca había interpretado a un personaje así”, admite Braga. “Sentía mucha curiosidad por ver cómo puedes hablar de juzgar y de Dios sin parecer que estás sermoneando. Sophia tiene los pies en la tierra y conecta con Mack de una forma muy humana, intenta hacerle entender, para que pueda avanzar y liberarse, en el sentido de dejar atrás su pasado, ya que la vida sigue adelante, aunque sufras una pérdida terrible”.
  Mack también se encontrará con la versión masculina de Papa, interpretada por el actor Graham Greene, cuya delicadeza es necesaria cuando lleva a Mack al lugar, tanto físico como emocional, en el que debe afrontar lo que ningún padre debería sufrir. Como le dice a Mack: “Para lo que tenemos que hacer hoy, vas a necesitar un Padre”. Hazeldine estaba entusiasmado de poder contar con Greene para este papel fundamental. “Graham es un actor fantástico y me pareció que le daría el toque de amor y firmeza que necesita el personaje para hacer que Mack supere la prueba más dura que tiene que afrontar con respecto al asesino y poder seguir así adelante con su vida”.
  El reparto se completa con un impresionante grupo de jóvenes talentos: Gage Munroe (Josh), Megan Charpentier (Kate) y la novel de ocho años Amelie Eve (Missy). Con un libro tan querido por millones de personas en todo el mundo, el equipo responsable del proyecto está convencido de que la película no decepcionará a sus devotos seguidores y espera que continúe suscitando conversaciones sobre el poder del amor y el perdón, y tanto los actores como todo el equipo que se encuentra tras las cámaras se muestra de acuerdo.
  “Lo más emocionante que he oído decir a la gente que ha descubierto esta historia primero como película [antes que como libro] es que ‘ha hecho que quiera ser mejor persona’. Esta historia da esperanza a la gente y eso me encanta”, comenta el productor Brad Cummings.
  Tim McGraw señala: “Se nos olvida por qué estamos aquí y cuál es nuestro propósito, que es querernos unos a otros, apoyarnos unos a otros y encontrar formas de ayudarnos unos a otros a mejorar”.
  Braga prosigue: “LA CABAÑA trata fundamentalmente sobre la fe más que otra cosa”. Y Octavia Spencer propone: “Espero que la gente que se halle en una situación similar a Mack, que se encuentre al borde de redefinir sus vidas o de reafirmar su fe, que encuentre con un poco de suerte su camino y que la determinación de Mack sea también la suya propia”.
  Sam Worthington concluye: “Todos perdemos relaciones o seres queridos. Si lo ves de una forma muy sencilla, la película ofrece un mensaje precioso sobre cómo, si eres capaz de perdonar la tragedia que golpea tu vida, conseguirás superarla. Puede que resulte sumamente doloroso y que lleve mucho tiempo pero, en última instancia, el perdón te libera”.

ACERCA DE LA PRODUCCIÓN...
  El rodaje de LA CABAÑA se llevó a cabo de manera ambiciosa a lo largo de 37 días y llevó al reparto y al equipo a algunos de los lugares más espectaculares, si bien remotos, de la región de Vancouver, Columbia Británica.
  Para el diseñador de producción Joseph Nemec, la oportunidad de trabajar en LA CABAÑA era tanto una labor de amor como un reto profesional que no quería dejar pasar. Nemec ya había leído el libro años antes y había conectado con el viaje de pérdida y redención de Mack. “Me identificaba con la historia de Mack”, explica Nemec. “Me identificaba con las penalidades que sufría al principio de su historia, antes de encontrar al fin perdón y alegría en su vida; así que la oportunidad de trabajar en esta película era algo que esperaba y deseaba desde que me leí el libro hace más de cinco años”.
  Hazeldine comenta sobre el enfoque de Nemec para crear un mundo que tanto los espectadores como los actores pudieran reconocer y con el que pudieran conectar: “Joseph sentía una gran pasión por este proyecto”, señala el director. “Ha construido unos sets asombrosos, la cabaña y la choza son preciosas y tienes una sensación de verdadera serenidad cuando paseas por ambos decorados. Ese nivel de atención al detalle y de sensibilidad ha sido una ayuda tremenda para los actores, ya que es mucho más fácil actuar en un espacio que viene a ser como te lo imaginabas, solo que aún mejor”.
  A lo largo del proceso de diseño, Nemec se centró y se sintió inspirado por las relaciones entre los personajes y los entornos que se prestarían de manera orgánica a esas interacciones. “Hay muchas teorías e ideas sobre el aspecto que tiene o no tiene el mundo”, explica Nemec, “seguíamos volviendo a la relación entre Mack y Papa y dejamos que la sensación que debía transmitir ese entorno nos mantuviera con los pies en la tierra. Se trataba más bien de crear y captar el entorno en el que queríamos que estuviera Mack y que sirviera de apoyo para esos momentos de transformación interior, más que de construir algo artificial”.
  Dos de los sets más representativos desde un punto de vista visual de LA CABAÑA son la casita de Papa y “la cabaña”. Ambas se construyeron en el lago Cultus, un popular destino de veraneo situado cerca de Chilliwack, Columbia Británica. Con el majestuoso telón de fondo de un lago cristalino al pie de los montes Cascade, Nemec diseñó una magnífica cabaña que resultara familiar y, lo que es más importante, un espacio que fuera como un santuario para Mack, un lugar en el que pudiera sentirse seguro. “El mundo de Papa es un mundo protegido, así que tenía que dar la sensación de ser abierto y espacioso, un lugar en el que no hay barreras, y queríamos que transmitiera una sensación de verdadero cariño”, explica Nemec.
  Octavia Spencer estaba absolutamente entusiasmada con la cabaña de Papa. “Recuerdo llegar allí el primer día y pensar: ‘Oh, sí... ¡esta es sin duda la cabaña de Papa!’. Esta cabaña es uno de los lugares más bonitos y tranquilos en los que he estado jamás y se presta a ser el lugar en el que Mack puede empezar a derribar esos muros que ha ido levantando a lo largo de su vida”. Pero la actriz también agrega rápidamente: “Quiero llevarme a casa conmigo todo lo que hay en esa cabaña... lo digo en serio, ¡todo!”.
  Para que coincidieran los planos exteriores tanto de la cabaña de Papa como de la “otra cabaña”, el equipo de producción tomó la insólita decisión de construir primero la cabaña de Papa y filmar las correspondientes escenas ambientadas allí, para entonces desmontarla y levantar la otra cabaña exactamente en el mismo punto. Nemec señala que lograron cumplir con lo apretado del calendario porque la otra cabaña pasó por dos semanas de prefabricación en el plató, por lo que luego no hubo que emplear más que una semana in situ para la decoración y la vegetación.
  Nemec explica el complicado equilibrio que hay que mantener al presentar una imagen visual que los espectadores ya tienen indeleblemente grabada en la mente gracias a la portada del libro, y todo lo que ello representa. “Era imprescindible que no pareciera un decorado de una película de terror”, opina Nemec. “Tenía que ser reconocible para todos los que habían leído el libro. La “cabaña” es como el “malo” de la película, el único, porque nunca vemos al villano, únicamente vemos la cabaña un par de veces, así que el impacto que cause tiene que ser significativo cuando lo hagamos. Por eso era tan importante que el espacio pareciera vivo, utilizado recientemente, y abandonado aún más recientemente”.
  También se construyó en la localización del lago Cultus un tercer decorado, el de la choza de madera de Jesús. Nemec diseñó una exquisita choza de 4,87 m por 7,3 m, con un elevado tejado a dos aguas de 7,3 m de altura, que daba sensación de calma y de lo sagrado del lugar. Empeñado en mantener la coherencia en la integridad del diseño, la choza se construyó utilizando técnicas de artesanía de la vieja escuela reminiscentes de otras épocas. “Jesús era carpintero, así que hablamos de usar distintos tipos de madera y decidimos utilizar muchas maderas propias de la Biblia, como sándalo, ébano y cedro”, explica Nemec. “Construimos la choza de cedro, como los cedros del Líbano, y se hizo entera utilizando ensambladuras de caja y espiga con clavijas de madera, lo hicimos a la antigua usanza, sin clavos ni tornillos”.
  La belleza natural de las montañas nevadas, los lagos cristalinos y los bosques vírgenes sirvió a un doble propósito: no solo hizo perfectamente las veces de los parajes naturales de Oregón, sino que las deslumbrantes vistas dejaron sin duda una huella imborrable en el reparto, como señala Worthington.
  “Estar rodeados de toda esta belleza natural ayuda mucho a que esta historia mantenga los pies en la tierra. Hace que parezca más real y para los espectadores será un festín para la vista”, agrega el productor Cummings. “Esperemos que haga que la gente se pare a apreciar un poco más la vida y este mundo”.
  El jardín es un lugar destacado de este viaje, el equipo de Nemec construyó un jardín fractal que representa el estado caótico de Mack o, como Papa se lo explica a Mack, “este hermoso desorden eres tú”. Nemec comenta sobre la inspiración para el excepcional jardín de Sarayu. “Para Sarayu, el Espíritu Santo, ella es el viento y posee una energía fluida, así que su jardín, con su caos perfecto, fue muy divertido de diseñar. Nos fuimos inclinando cada vez más por un estilo de jardín inglés porque no es formal; su estructura aparentemente salvaje transmite su propia belleza característica”.

LA MÚSICA...
  Las emociones y los temas de LA CABAÑA se evocan no solo a través de las interpretaciones y del diseño visual, sino mediante un álbum inspirado en ella cuyo lanzamiento coincidirá con el estreno en Estados Unidos de la película. Desde artistas de pop a alabados dúos de música country, THE SHACK: MUSIC FROM AND INSPIRED BY THE ORIGINAL MOTION PICTURE cuenta con 14 canciones exclusivas.
  Además de su trabajo ante las cámaras, Tim McGraw ha grabado junto a su mujer, la ganadora del premio Grammy Faith Hill, un dueto espiritual titulado “Keep Your Eyes on Me”. La pista sirve como tema de la película y suena en el tráiler de la misma. Se trata, además, de la primera canción que han compuesto juntos.
  En colaboración con Atlantic Records, el álbum cuenta con música original de estrellas contemporáneas, e incluye una colaboración de la cantautora ganadora de múltiples premios Grammy Kelly Clarkson y del artista de soul nominado al Grammy Aloe Blacc, además de temas del artista de country en solitario, ganador de los premios CMA y ACM, Dierks Bentley, la artista de country multiplatino Lady Antebellum, los ganadores del Grammy en dos ocasiones for KING & COUNTRY, el artista de country que ha logrado colocar seis temas en las listas de éxitos Brett Eldredge y el grupo de rock nominado al Grammy NEEDTOBREATHE (con Lauren Daigle).
  Pese a la diversidad de sonidos, el álbum se mantiene fiel al espíritu de la historia y al amplio público al que atrapará.

logo radio directo