Fichas de peliculas
  • Registro
SPACE JAM NUEVAS LEYENDAS
INFORMACIÓN
Titulo original: Space Jam: A New Legacy
Año Producción: 2021
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 115 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 7 años
Género: Animación, Aventura, Comedia
Director: Malcolm D. Lee
Guión: Juel Taylor, Tony Rettenmaier, Keenan Coogler, Terence Nance, Jesse Gordon, Celeesta Ballard. Basados en una historia de Juel Taylor, Tony Rettenmaier, Keenan Coogler, Terence Nance. Basados en los caracteres creados por Timothy Harris, Steve Rudnick, Herschel Weingrod, Leo Benvenuti
Fotografía: Salvatore Totino
Música: Kris Bowers, Hans Zimmer
FECHA DE ESTRENO
España: 23 Julio 2021
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Warner Bros.


SINOPSIS

LeBron y su hijo Dom quedan atrapados en un espacio digital por una fuerza todopoderosa y malvada llamada A.I. Para volver a casa, LeBron contará con la ayuda de Bugs, Lola Bunny y de toda la pandilla del muy indisciplinado equipo de los Looney. Juntos tendrán que derrotar a los campeones digitalizados de A.I. y deberán hacerlo en la cancha de baloncesto: una lista espectacular de estrellas profesionales del baloncesto jamás vista...

INTÉRPRETES

LeBRON JAMES, DON CHEADLE, SONEQUA MARTIN-GREEN, XOSHA ROQUEMORE, MARIN KLEBBA, KHRIS DAVIS, KATIE McCABE, CEDRIC JOE, ANNA SOFIE CHRISTENSEN

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono featurettesFEATURETTE'S

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

icono criticasSECUELAS    Space Jam (1996)

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

¡BIENVENIDOS AL SPACE JAM!...
   Ser grande exige mucho trabajo, dedicación y el máximo compromiso. Nadie en el planeta Tierra comprende mejor este sentimiento que LeBron James, que ha sido campeón en cuatro ocasiones. En los momentos iniciales, "Space Jam: Nuevas leyendas" nos cuenta a través de un breve y perspicaz prólogo la historia de la película que se remonta a su juventud, cuando el resto de los niños se divertían, jugaban a videojuegos o se limitaban a "crecer". Pero la historia de
James es diferente y siempre se centró en un objetivo muy especial e inamovible: ser el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos.
  Ahora, en la cima de su éxito profesional, LeBron -una versión del ícono, interpretado por este personaje único- no se topa con muchos obstáculos en la cancha. Nada le sorprende porque lo ha visto todo. Pero, a la hora de criar a dos adolescentes, le quedan un par de cosas por aprender. Por ejemplo, cuando su hijo pequeño Dom (Cedric Joe) reconoce que prefiere ir a un campamento de diseño de videojuegos y no de baloncesto, su padre le anima a saborear la grandeza que encierra jugar en una cancha. “Nunca me dejas ser yo mismo...", responde Dom.
  LeBron intenta conectar mejor con Dom y lo lleva a una reunión en los estudios de Warner Bros., donde los ejecutivos quieren enseñarle Warner 3000, una nueva tecnología revolucionaria que puede incorporarlo digitalmente a un sinfín de proyectos de cine y televisión. Pero LeBron no acepta y elige dar prioridad a su carrera en el baloncesto en vez del entretenimiento.
  Sin que él lo sepa, esta decisión no le sienta nada bien al algoritmo malvado que vive en el interior del "server-verse" de Warner, un digi-villano ególatra llamado Al G. Rhythm, que interpreta Don Cheadle. Al G. atrae a LeBron y a Dom a la sala de servidores, donde los secuestra, los absorbe a su dominio digital y los obliga a enfrentarse cara a cara en un encuentro de baloncesto para todas las edades. ¿Podrá LeBron vencer al renovado y ampliado Equipo de los Malotes de Rhythm y salvar a su familia de vivir para siempre en el 'server-verse'? Puede que sí, pero primero tendrá que aprender a divertirse y, lo que es más importante, a dejar que los demás sean ellos mismos. ¿Y quién mejor para enseñarle esa lección que Bugs Bunny y el equipo de los Looney?
  El verdadero LeBron James siempre ha tenido una conexión especial con "Space Jam”. “Cuando tenía 12 años, necesitaba inspirarme en un modelo a seguir para crecer”, afirma. “Michael Jordan fue una de esas personas que me inspiró, junto con mi madre. Cuando pienso en 'Space Jam', recuerdo el cariño por Bugs Bunny y los Looney Tunes, y también por Michael Jordan, mi modelo a seguir cuando era niño. Me parecía que era pareja hecha en el cielo solo para mí”.
  En los 25 años transcurridos desde el estreno de la película original, James ha llegado a lo más alto en el deporte del baloncesto. Ahora está delante de la cámara, en un esfuerzo por continuar con un legado del que está muy orgulloso. “Es un honor para mí formar parte del mundo de 'Space Jam', darlo a conocer a los niños de hoy y mostrarles lo increíbles que son los Looney Tunes y lo maravilloso que es el baloncesto”. Y, al igual que en la primera película, dice bromeando: “En esta película también hay algunas cosas que pillarán a mucha gente con guardia baja. Y eso es fantástico”.
   La tarea de dirigir esta enorme empresa cinematográfica recayó en el director Malcolm D. Lee, que aprovechó la oportunidad de reinventar el concepto para un mundo muy diferente al que conocíamos en 1996. “Esto es más que 'Space Jam', es como Cyber 'Space Jam'”, afirma Lee con gran entusiasmo. “Estamos en una era en la que todo es digital y electrónico y está en la web. Todo tiene que ver con los videojuegos y la realidad virtual, así que nuestros personajes, LeBron James y su hijo, están dentro un videojuego. Es una manera genial de volver a llevar a los Looney Tunes a la gran pantalla, con la inestimable ayuda de uno de los mejores jugadores de baloncesto del mundo”.
  El productor Ryan Coogler está de acuerdo y añade: “Es una historia con mucha enjundia y que aborda problemas que no siempre ves venir. Esta película va más allá del entretenimiento. Porque al final es una historia sobre la familia. Es la historia de un padre y un hijo”.
  Maverick Carter, amigo y socio comercial de LeBron desde hace mucho tiempo, y director ejecutivo de The SpringHill Company, también es productor de la película. Carter está convencido que ahora es el momento perfecto para revitalizar el nombre de "Space Jam" y que James está en un momento óptimo para retomar su personaje. “Creo que es el momento adecuado para volver a enseñar este mundo porque hemos elaborado una historia absolutamente maravillosa. Como todo el mundo sabe, cuando estás haciendo una película o algo en la televisión, la historia es lo que importa de verdad. Esta historia encaja a las mil maravillas con LeBron como actor, como jugador de baloncesto, como ser humano, como padre y como hijo. Es una película totalmente nueva con un mensaje potente que aborda temas con los que todo el mundo puede identificarse”.
  Al actor Don Cheadle le encantó formar parte de esta intersección moderna entre diversos elementos del entretenimiento. “El concepto es realmente interesante porque todos estos elementos se unen. Quiero decir que hay familia, hay baloncesto, están todos los personajes des Warner Bros. Y todo está a la visa en un mundo maravilloso. Y dentro de ese mundo hay personajes reales con sentimientos y emociones humanas. Así que me pareció genial formar parte de ese fantástico proyecto”.
  Además de abordar la diversión y los temas familiares inherentes a la historia, el productor Duncan Henderson admira la habilidad de Lee para trabajar con las diferentes vertientes de una película híbrida. “Malcolm es un genio, no podríamos haber estado en mejores manos”, dice. “Tiene una gran sensibilidad para la comedia y para encontrar y sacar a la luz esos momentos. Sabe sacar el máximo partido a las escenas y además es un socio fantástico”.
  Con esta intrincada combinación de animación clásica y animación generada por ordenador, una historia de calado y el poderío de las estrellas que se pasan al cine, "Space Jam: Nuevas leyendas" representa un nuevo género en auge en el cine de entretenimiento. Y eso tiene aún más sentido porque cuenta además con un grupo de artistas negros de enorme talento, un paso muy positivo en los esfuerzos de integración del cine de Hollywood. “En la película hay una familia totalmente estadounidense representada por LeBron James y los actores que interpretan a sus seres queridos", dice Lee. “Es una familia tradicional, aunque es posible que el público no la considere tan tradicional porque tienen la piel oscura. Pero todo el mundo se identifica con una familia: padres e hijos, o simplemente padres e hijos en general. Creo que es una historia con la que la gente puede identificarse sin ningún tipo de limitación”.
  A la hora de reflejar cómo se ven y actúan las familias reales de todo el mundo, James coincide en esta idea y añade: "Creo que esta película atraerá a familias de todos los ámbitos porque un niño de dos años y su abuela de 60 o 70 que cuida de él pueden disfrutar juntos de esta película, recordar los dibujos animados de los Looney Tunes y volver a sentir esa felicidad”. Por supuesto, la película tiene otro atractivo universal al que James está inmensamente agradecido: “El baloncesto. En mi opinión, el baloncesto es el deporte más importante del mundo y se conoce en todas partes. Las ligas profesionales americanas las ven gentes de todo el mundo y no solo en Estados Unidos. El baloncesto llega a tantos hogares diferentes porque mucha gente se identifica con este deporte. Y si le añades estos personajes de dibujos animados clásicos y su humor... te das cuenta de que no hay nada mejor que sonreír, ser feliz y reír juntos. Esos son los ingredientes del éxito”.

ANIMACIÓN / DISEÑO / MÚSICA...
  “Space Jam: Nuevas leyendas” presenta una nueva versión del clásico enfrentamiento en Looneys y Malotes, no solo en por su potente narrativa y un reparto revitalizado de personajes, sino también por las técnicas de animación utilizadas por los realizadores para que los Looney estén aprovechen las últimas tecnologías.
  “Lo tenemos todo”, dice James. “Hay acción real, animación digital, hay 2D en una secuencia... Y además en la película pasan un montón de cosas. Creo que enganchará tanto a los pequeños como a sus familias. Creo que esa es una de las grandes cualidades de la película”.
  Coogler está de acuerdo y afirma: “Malcolm y todo el equipo han aprovechado al máximo toda la tecnología cinematográfica de última generación. Como dice LeBron, tenemos captura de movimiento, tenemos animación 2D tradicional y tenemos algunas de las técnicas más alucinantes que tuvieron que crearse para esta película”.
  Los realizadores sentían cierta responsabilidad hacia el elenco clásico de los dibujos animados y se esforzaron al máximo para conseguir un equilibrio entre un renacimiento dinámico y el respeto por los personajes originales. Aunque los sets físicos se construyeron y se capturaron en su mayoría en el plató de Warner Bros., el desafío de dar vida a este gigante de la animación, el server-verse Warner 3000 y la multitud de contenidos que encierra, recayó en el veterano supervisor de animación Spike Brandt y en Devin Crane, que ejerció de co-supervisor de animación y diseñador de producción de animación en la película.
  “Para nosotros, era importante capturar la esencia de cada uno de los personajes de los Looney”, dice Crane. “Estos personajes existen hace mucho tiempo. De hecho, algunos tienen más de 80 años, así que para mí era importante, como embajador de estos personajes, asegurarme de que respetáramos el legado. Crecí con todos estos personajes cuando era pequeño. Para mí era importante que ese respeto quedara claro en la película”.
  Lograr esa actualización nostálgica exigió "toneladas de investigación", recuerda Crane. “Empiezas a investigar y a comprender las cosas de forma concreta. Siempre estás buscando algo nuevo; intentas encontrar cosas que no se hayan hecho antes. Creo que esa es la parte más divertida. Empiezas haciendo dibujos y trabajando con tus equipos de arte y vas dejando caer ideas para ver si pueden ser interesantes, si son nuevas. Examinamos las tomas y tratamos de añadir pistas y personajes divertidos del legado de los personajes de Looney Tunes y de H&B [Hanna Barbera]. Pero también hay cosas con las que nunca has tenido que trabajar, como Rey, Kong, el Gigante de Hierro, los Gremlin, los Picapiedra... y eso es aún más divertido”.
  En lo que se refiere a la animación en sí, los realizadores utilizaron una combinación de tecnología actual de imágenes generadas por ordenador y animación 2D dibujada a mano. De esa manera, los realizadores lograron crear un mundo que parece clásico a la vez que vanguardista. “Lo que más nos importaba es hacer que los Looney parecieran reales”, dice Crane. “Creo que todos esos Looney son reales para nosotros. El público ha crecido con Bugs Bunny, el Pato Lucas, Porky... sabes quiénes son. Creo que la mayor responsabilidad es asegurarse de no echar a perder sus maravillosas personalidades. Todo reside en cómo se comportan, cómo están de pie, cómo se mueven. Y también es importante que parezcan reales cuando interactúan, ya que sabemos que no son solo personajes generadores por ordenador o personajes 2D. Para ellos son reales y están vivos”.
  Para los animadores, es posible que el mayor desafío fue el partido épico entre el equipo de los Malotes y el equipo de los Looney, que Lee imaginó como el partido de baloncesto más escandaloso y épico de todos los tiempos. El enfrentamiento de Server-verse entre el desvalido equipo de los Looney de LeBron y el Equipo de los Malotes de Al G, más potente, se convirtió en una súper secuencia que muestra un montón de acción en la cancha, así como un montón de figuras del mundo de los Looney procedentes de todo el catálogo de personajes que son propiedad intelectual de Warner.
  Para crear ese impresionante paisaje visual dentro y alrededor de la cancha, el supervisor de efectos visuales Grady Cofer y su equipo trabajaron con los diseñadores de producción Clint Wallace y Akin McKenzie que, juntos, construyeron una cancha enorme y la rodearon con una pantalla verde que luego podrían convertirse en el partido virtual del siglo. El set era, en esencia, un entorno de mocap gigantesco de unos 3.400 metros cúbicos, con más de 100 cámaras instaladas dentro. Para poder rodar toda la acción que discurría en esa cancha, también descargaban el movimiento de todos los personajes, todos los artistas, con la estrella LeBron James capturada de manera prominente en primer plano.
  Uno de los elementos más memorables de la película original "Space Jam" son los uniformes icónicos del equipo de los Looney, que se han convertido en un elemento básico en los partidos de baloncesto y de los eventos deportivos desde el estreno de la película original. Para crear la nueva equipación del equipo de los Looney, los productores de la película sabían que necesitaban algo especial pero que pudiera sobrevivir al tiempo.
   La diseñadora de vestuario Melissa Bruning disfrutó de la oportunidad de asumir el nuevo look del equipo de los Looney, aportando al proyecto una nueva perspectiva en los elementos de diseño de un mundo muy diferente al que conocimos cuando His Airness (Michael Jordan) se asoció por primera vez con Bugs Bunny en los Looney. “Yo diría que no tiene ninguna relación con la equipación original, salvo que se trata también de una equipación de baloncesto. Es un guion completamente nuevo y con nuevos talentos. Además, el mundo ha cambiado mucho desde 1996, sobre todo en el universo del baloncesto. Incluso las zapatillas son totalmente distintas a las de antes”.
  Las nuevas camisetas del equipo de los Looney reflejan una estética más moderna que llama la atención por su combinación de colores llamativos. Pero también recuerdan un elemento clásico de la iconografía de Warner Bros., ese fondo brillante en espiral en él que Porky dice "That's all folks!" Esa combinación lo convierte en un verdadero punto de atracción en la pantalla. La equipación con la que juega el equipo de los Looney simboliza la maravillosa locura de los Looney, una unidad diversa a la vez que cohesionada. Es decir, un equipo.
  Ese concepto de diseño de diversidad y unidad fue una referencia esencial para Bruning. “Trabajé muchísimo con la animación porque debía reflejarse bien en todos los Looney porque los Looney tienen colores muy diferentes en su “máscara de Looney”. Lola es muy melocotón. Bugs es muy gris, pero ¿qué tipo de gris? Porky es rosita. Gossamer es rojo. Así que el color que había que elegir par LeBron tenía que encajar con todos los de los Looney”.
  Y aunque estamos en 2021, en el baloncesto, las zapatillas siguen siendo de suma importancia, un principio que Bruning mantuvo durante la fase de diseño de vestuario de la película. “Sé hacer botas o zapatos renacentistas, pero no sé hacer zapatillas de deporte”, dice bromeando. “Así que nuestra asociación con Nike fue fundamental. Necesitábamos zapatillas para todos estos All-Stars, para nuestros dobles de fotografía, para LeBron y para nuestros artistas de captura de movimiento; estos últimos debían llevar zapatillas cubiertas con tela mo- cap. Y todo nos los proporcionó Nike. Trabajaron muy estrechamente con nosotros, y sin esa colaboración hubiera sido imposible... ¡No conozco muchas tiendas que tengan zapatillas del número 51, 52 o 53!”
  Bruning aprovechó la oportunidad para recrear lo que se ha convertido en un elemento fijo del espíritu del entretenimiento. “Me gusta formar parte de la cultura popular”, dice. “Me gusta saber que será algo que la gente recordará. Cuando compraba artículos para la película, encontré camisetas y cosas diferentes de la película original. Estoy deseando ver todo lo que hemos hecho en los últimos tres o cuatro meses cuando se estrene la película”.
   En cuanto a trabajar con James, Bruning sintió una conexión inmediata, a pesar de la diferencia de tamaño. “Quiero a LeBron. Es el amigo más alto que tengo”, reconoce riéndose. “Es un tipo fantástico. Su cuerpo se parece a una escultura, así que tienes que abordarlo de forma muy diferente. Hacíamos alguna prenda que encajaba bien en el doble, pero no le quedaba de la misma forma a LeBron. Por eso sus atuendos son muy personalizados. Siempre estaba contento, con una sonrisa en la cara. Además, es muy profesional y es genial trabajar con él”.
  “Creo que me producirá una felicidad sin límites”, conjetura James, “cuando vea niños llevando una camiseta o una mochila del equipo de los Looney con Bunny Bugs y con mi imagen. Creo que es genial porque no solo les encanta ver lo que Melissa ha hecho en la pantalla, también quieren llevarlo después de salir del cine, como hice yo cuando era niño, y formar parte de la loca aventura de esta maravillosa película”.
  Otro factor del éxito de la película original que los realizadores de "Space Jam: Nuevas leyendas” querían recuperar era la importancia de la música. Al igual que la camiseta original del equipo de los Looney, la banda sonora original cobró vida por sí misma después del estreno de la película en 1996. Para esta nueva recreación, sabían que necesitarían algo que pudiera estar a la altura de esas 'jams' (improvisaciones) originales, pero ofrecer al mismo tiempo un sonido con el que el público joven actual pudiera identificarse. “La música sonora tenía que ser épica”, afirma Malcom D. Lee. “Es fantástica. Hay buena música en toda la película”.
  Keir Lehman y Morgan Rhodes, los supervisores musicales de la película, eran muy conscientes del desafío al que se enfrentaban. “Fue un desafío maravilloso”, afirma Rhodes. “Había que crear una experiencia sonora que resultara tan grandiosa como la de la primera película. Las canciones de la primera banda sonora son memorables. El público las adora, sigue hablando de ellas, así que queríamos recrear ese mismo sentimiento. Queríamos que la gente saliera del cine diciendo: 'Tío, recuerdo esta canción y también esa otra.’ Y creo que lo hemos conseguido. Estoy convencido de que hemos logrado algo realmente memorable, algo de lo que la gente seguirá hablando durante mucho tiempo”.
  El dúo sabía que encontrar un sonido único implicaba mezclar una estética nueva y más contemporánea con grandes dosis de nostalgia de los dibujos de los Looney. “Queríamos hacer que los Looney resultaran muy divertidos”, dice Lehman. “Que tuvieran cierta semejanza con los sonidos clásicos con los que crecimos escuchando en los dibujos animados de los Looney. Pero muchos de los sonidos de la película son más frescos. Queríamos actualizarlos y también de cara al futuro”.
  Rhodes está de acuerdo con esa aseveración. “A pesar de que hay una historia muy profunda sobre un padre y un hijo, queríamos que siguiera siendo muy divertida. Y eso nos lo recordaron los efectos, los personajes que flotan por el espacio, LeBron atravesando el espacio, el server-verse, los partidos entre Bugs Bunny, Lola y Porky. Eso nos ayudó a mantener un feeling más ligero”.
  Rhodes y Lehman querían encontrar canciones que evocaran y avivaran los recuerdos de la película original, así que recurrieron a músicos nuevos y voces frescas, así como a algunos artistas veteranos, una verdadera fusión de lo clásico y lo contemporáneo.
  “Nos divertimos muchísimo", dice Lehman, “porque muchos artistas contemporáneos crecieron con 'Space Jam' y sienten una conexión auténtica y muy emocional con esa película. Por supuesto, añadimos sonidos más actuales y artistas que son muy populares ahora, pero que siguen haciendo un guiño a los clásicos de la primera película, incorporando esos elementos en esta nueva versión”.
Lehman señala que incorporar esos sonidos modernos significaba “utilizar mucho hip hop y R&B, música pop, cosas modernas que también son intemporales. Hay música de 24kGoldn, que está triunfando en este momento con una música que conecta muy bien con la juventud, de Lil Uzi Vert, que dio un giro increíble a 'Pump Up The Jam', una canción clásica que se oye en las canchas y estadios durante los partidos y que llevó a otro nivel”.
  “Me emocioné mucho con la canción de Kirk Franklin y Lil Baby titulada We Win”, dice Rhodes. “Se incorporó de manera muy orgánica”.
Lehman revela que la canción de Big Freedia que se escucha en la película fue un hallazgo y reconoce que la pista aparece durante un momento crucial en la película: el gran partido. “Es una gran canción y suena justo cuando los Looney van por detrás en el marcador y tienen que averiguar cómo jugar juntos si quieren ganar al equipo de los Malotes. La canción necesitaba reflejar ese plus de energía que necesitan”.
  Además de la banda sonora, el compositor Kris Bowers ha compuesto momentos más personalizados para el panorama musical de la película. Rhodes dice: "Kris tiene mucho mérito porque me ayudó a encajar esa música tan maravillosa en momentos dramáticos arrolladores, con sutileza, pequeñas florituras... Trabajar con Kris me ha ayudado muchísimo a introducir esos cambios de tono”.
  A Bowers le interesaba mucho el enfoque de "fusión" que llevó a Lehman y Rhodes a realizar este proyecto. “Queríamos descubrir la forma de combinar el sonido orquestal tradicional con algunos elementos de producción modernos”, recuerda Bowers. “Intentábamos descubrir cuál sería la huella digital musical que resultara única. Creo que Malcolm quería rendir homenaje al sonido original de los Looney Tunes y realzar la idea de que estamos incorporando a LeBron en ese mundo de los Looney. Había que encontrar un sonido que fuera lo más tradicional y completo posible, pero añadiendo elementos de los videojuegos que fueran ligeros y más texturizados”.
  Cuando compone la música de una película, lo primero que hace Bowers es buscar lo que él llama el "corazón" de la historia. En “Space Jam: Nuevas leyendas”, lo encontró en la historia del padre y el hijo como núcleo de la narrativa de la película. “Queríamos resaltar la relación entre LeBron y Dom, el tema padre-hijo y encontrar una escena en la que pudiera reflejar esa relación. Un momento musical en el que se pusiera de manifiesto su química y su dinámica. Después, empecé a utilizar ese tema como elemento de conexión entre ellos y lo seguí recreando durante el resto de la película.
  “Intento que la música me haga sentir lo mismo que me hace sentir la película", continúa diciendo. Y añade: “Y una vez que encuentro una melodía o un acorde o algún tipo de sonido que empieza a acercarme al feeling de la cinta, eso quiere decir que voy por buen camino”.
  A la hora de componer música para esta película, Bowers hizo hincapié en la conexión emocional con el material que resume de forma coherente el estado mental que comparten muchos realizadores y colaboradores de la película. “Trabajar en esta película ha sido una montaña rusa emocional”, dice. “Para mí ha sido una experiencia muy fuerte. Es una película enorme y trabajar en un proyecto de esta escala y envergadura ha sido un gran honor. Todavía no me creo que confiarán en mí para componer la música. Componer una música que evoque una película que ha significado tanto para mí y para muchos otros cuando era niño ha sido alucinante. De hecho, me ha ayudado a volver a conectar con mi alma de niño de una manera divertidísima y maravillosa. Creo que al público le pasará lo mismo”.
  Cuando terminó el rodaje de la película, James se reunió en el set con el reparto y el equipo técnico para hablar de la energía colectiva y del espíritu de esta gigantesca producción. A muchos les pareció que estaban en un vestuario después de ganar un partido en el que James daba un conmovedor discurso de victoria que rendía homenaje a sus compañeros de cancha, al reparto y al equipo técnico y les agradeció todo lo que habían hecho. Como muchos de los que habían vivido esta aventura con él, lo comparó con el sueño de un niño hecho realidad. Albergaba la esperanza de que los niños de ahora observaran y sintieran lo mismo, respetando la gravedad del momento en el que Lee había realizado el "montaje final".
  Dejando de lado la seriedad, lo cierto es que sus coprotagonistas son Looney (chiflados), así que James espera que el público experimente “la misma locura, el vértigo y las risas, con palmaditas histéricas en las rodillas y esos retortijones que se espera de Bugs Bunny y de todos los Looney. Para mí y para mi familia del baloncesto es maravilloso formar parte de este proyecto, pero espero que las familias de todo el mundo se suban a este vertiginoso tren y disfruten del viaje”.
  Carter afirma: "Creo que cuando el público vea esta película, decidan reírse, pasar un buen rato, pero que también disfruten de una historia real que aborda problemas reales, pero tratados con un tono muy cómico y divertido. Ese es nuestro trabajo como narradores, como comediantes, directores, productores... Estamos aquí para ofrecer mensajes e incluso para plantear temas que es necesario abordar, pero de una manera muy entretenida, muy sincera y que te hace reír y también pensar”.
  Lee lo resume así: “Como realizadores, como animadores, lo que esperamos de esta película es que llegue a un público muy amplio, un público global tanto por la recuperación de todos esos personajes con marca Warner Bros., como los Looney y otros elementos divertidos que incluimos, y también porque es muy fácil identificarse con los temas de la película. En esencia, se trata de una película familiar con una figura deportiva legendaria como LeBron James y que aborda temas universales con los que todos pueden identificarse. Todo el mundo tiene familia y todo el mundo lucha con las diferencias dentro de su familia, pero al final siempre hay cariño, siempre hay aceptación”.

REPARTO Y PERSONAJES...
  Podría decirse que, aunque viajes a los confines del mundo, es difícil encontrar a alguien que no reconozca el nombre de LeBron James.
“Tiene una cualidad entrañable que muchos atletas de su calibre no tienen”, dice Coogler. “Todo el mundo respeta lo que ha hecho en la cancha de baloncesto a lo largo de su carrera. Pero él es mucho más que eso. Le entusiasma la idea de ser el protagonista de esta película, ser el vehículo para volver a presentar a estos personajes al público de todo el mundo”.
  A James le encantó interpretar una versión ficticia de sí mismo y se dio cuenta de que había elementos que se parecen mucho a su vida real. “Es una versión ficticia de mi persona, pero también tiene algo de mí”, reconoce LeBron. “A pesar de que apareceré en una pantalla grande y me verán en un aspecto diferente, el de la paternidad, además de ser un jugador de baloncesto y un líder. Pero también creo que funciona bien, ya que pude implementar muchas cosas que suelo hacer cuando las cámaras no están encendidas”.
  Como resultado de la combinación de la película de acción real y animación digital, James tuvo que actuar a menudo con coprotagonistas que todavía no estaban dibujados, un obstáculo creativo tremendo incluso para el artista más experimentado. “Es un desafío hacer una escena y tener que visualizar a muchos de los personajes de los Looney. Ahí entra en juego tu imaginación. Creo que, como adultos dejamos muchas veces de lado la imaginación a medida que nos hacemos mayores. Así que estoy recuperando esa cualidad. Intento poner en marcha la imaginación y eso es muy bueno”.
  Si James es el alma de "Space Jam: Nuevas leyendas", el espíritu de la película es Cedric Joe, que interpreta al personaje de Dom, el hijo mediano de LeBron, un friki de la tecnología. Dom comparte el mismo entusiasmo que su padre por su pasión; el problema es que para Dom esa pasión no es el baloncesto. Por el contrario, sueña con ser diseñador de videojuegos, pero le cuesta decirlo en voz alta para no decepcionar a su padre. Pero una vez que se meten dentro del server-verse de Warner 3000, necesitarán esas dos cualidades para encontrar la salida.
  “Dom está enamorado de los videojuegos y de la programación. Es bueno en baloncesto, pero no es su principal prioridad”, explica Joe. “Dom quiere hacer videojuegos y desea demostrarle a su padre que puede conseguirlo. Pero a su padre no le importan nada los videojuegos porque no son su prioridad. A su padre solo le interesa el baloncesto, por eso quiere que sus hijos jueguen al baloncesto”.
  Trabajar con un atleta de fama mundial podría resultar una distracción para cualquier actor, independientemente de su edad o experiencia. Joe recuerda la audición que hizo para el papel y los consejos que le dieron sus padres antes de conocer a James. “Estaba más emocionado que nervioso. Recibí un consejo de mis padres. Me dijeron: 'No dejes que las estrellas te deslumbren. No te pongas nervioso.’ Pero lo cierto es que me sentí muy cómodo con LeBron. Es un tipo muy gracioso. Es genial estar con él.
  “Creo que esta película debería verla público de todas las edades", añade Joe. Tiene un mensaje y es que los padres a veces deben comprender que sus hijos u otras personas pueden hacer más, que tienen más habilidades de las que ellos creen que tienen. No hay que subestimar a la gente. Hay que escucharlos”.
  Dom se enfrenta a un problema enorme cuando, sin saberlo, cae en manos de Al G. Rhythm, un humanoide CGI que está desesperado por hacerse famoso. Al G, el autoproclamado rey del server-verse Warner 3000, no se detendrá ante nada para hacerse con la fama y el prestigio de LeBron en el servidor. El todopoderoso Al desprecia a los Looney Tunes y quiere aprovechar la ventaja de jugar en casa cuando LeBron y el equipo de los Looney se unen para enfrentarse cara a cara contra su equipo de los Malotes. Para asegurarse esa ventaja, recurre a Dom, el diseñador original del juego (y del equipo de los Malotes), para que ejerza como líder de su equipo.
  Cheadle afirma: “Al G. dice: '¿Por qué nadie me presta atención? He puesto en marcha este concurso, este gran espectáculo. Estoy haciendo todo el trabajo y todos los que pongo al frente se llevan las medallas. Todos los demás se llevan los aplausos. ¿Cuándo me tocará a mí?’”
  Coogler quería a toda costa contar con un actor veterano como Cheadle para el papel de Al G. De hecho, llegó a ofrecerle a Cheadle el papel antes de que acabaran de escribir el guion original.
  “Estamos entusiasmados con Al G. Rhythm”, nos dice. “Estamos deseando que el mundo conozca a este personaje al que Don Cheadle da vida de una forma tan entrañable y personal. Es un tipo que ha sido diseñado para decidir qué productos deberían fabricarse en lo que respecta al entretenimiento en Warner Bros. Es increíblemente inteligente. Y luego está Don, que es uno de los actores de mayor talento de nuestra generación”.
James está de acuerdo. “Don Cheadle es una leyenda en el mundo del cine. Podría resultar parcial, pero estoy hablando de hechos. Es un actor increíble y su currículum habla por sí solo. Lo que aporta a la película es algo que cogerá por sorpresa a mucha gente. Aporta mucho humor, mucha pasión, mucha diversión y mucha locura: todo lo que exigía esta película. Es la persona perfecta”.
  La columna vertebral de esta historia familiar se puede reconocer en la columna vertebral de cualquier familia: la madre. Sonequa Martin-Green interpreta a Kamiyah James, la mujer de LeBron y la madre de sus tres hijos. Kamiyah tiene que hacer malabarismos con el deseo de su hijo mayor Darius de seguir los pasos de tamaño 51 de su padre, mientras que su hijo menor Dom está más centrado en ser un gamer más que en jugar a algo real en una cancha de baloncesto. Kamiyah intenta persuadir suavemente a LeBron para que reconozca el verdadero talento de Dom y vea a su hijo menor como es en realidad.
  “Lo que me encanta de esta nueva versión es que no solo la han modernizado maravillosamente bien, sino que también han hecho de la familia el centro de todo”, dice Martin- Green. “Es la piedra angular de la historia y nos cuenta lo que estás dispuesto a sacrificar por tu familia. Se trata de ver a tu familia como realmente es. Por eso me encanta mi papel en eso porque puedo ser la voz de la razón para LeBron”.
  En cuanto a la representación, Martin-Green y su director sienten lo mismo. Martin-Green: "Ver a una familia negra tener éxito, ver a una familia negra unida y verlos queriéndose, siendo una unión fuerte... eso es definitivamente lo que somos”.
  Por supuesto, no podemos olvidarnos del equipo de los Looney. A la cabeza del reparto intemporal de los extravagantes personajes de Warner está el burlón Bugs Bunny, el único rostro famoso de la película que podría rivalizar con la de James, y Lola Bunny, la única que puede rivalizar con las habilidades de LeBron en la cancha… Bugs Bunny siempre está listo para hacer un chiste o decir una frase ingeniosa, con la voz del veterano Jeff Bergman, y tiene fama de decir lo que piensa... incluso si le cuesta caro. Esta vez, después de hablar con Al G Rhythm, Bugs Bunny ha sido desterrado a los confines del server-verse, donde no es el centro de atención para nada. Y estar solo lo está volviendo más loco. Así que cuando LeBron acude a él en busca de ayuda para montar un equipo de baloncesto de ensueño que consiga derrotar a Al G, Bugs Bunny está listo para unir a la pandilla, demostrando que puedes ser un jugador de equipo sin sacrificar tu individualidad.
  La única del equipo de los Looney que realmente distingue un aro de unos anillos de cereales, Lola, con voz de Zendaya, ya cuenta con algunas habilidades legítimas en el baloncesto y, con el entrenamiento de LeBron, tiene todos los ingredientes para ser una verdadera estrella de la cancha. Sin embargo, después de su ruptura, Lola valora mucho su independencia y se muestra reacia a volver a formar parte del equipo de los Looney, sobre todo si está Bugs, a quien entiende mejor que nadie. Pero después de todo, son familia. Así que cuando LeBron busca formar un equipo en el mundo de los Looney, y Bugs le recuerda que es su mejor jugadora, ella está lista para saltar a la cancha y a prestar la ayuda que necesitan para llevarse el trofeo a casa.
  Junto con Bugs y Lola, los realizadores invitan al público a una reunión muy necesaria con personajes intemporales de los dibujos animados Looney Tunes como Marvin el Marciano, Foghorn Leghorn, Porky, Piolín, el gato Silvestre, Gossamer, el Correcaminos, el Coyote, Abuelita, Sam Bigotes, Taz y Elmer Gruñón.
  Y por supuesto, el Pato Lucas. Puede que sea el entrenador del Equipo de los Looney, pero el trabajo número uno de este pájaro siempre ha sido la autopromoción. Lucas siempre está buscando ser el centro de atención y la oportunidad de estar en el equipo ganador... sin importar de qué lado esté. Así que ponle una A por esfuerzo y puntos extra por personalidad; después apártate de su camino porque nunca se sabe qué hará a continuación este endemoniado ánade real.
  Naturalmente, el alocado Equipo de los Looney no sería el mismo sin las maravillosas voces que conocen y adoran los fans, que, como suele ser el caso, exigieron muchos menos artistas de voz que animadores para darles vida. Eric Bauza da voz a una larga lista de personajes, incluidos Pato Lucas, Cerdito Porky, Gallo Claudio, Elmer Gruñón y Marvin el marciano. Además de Bugs Bunny, Jeff Bergman presta su voz a Silvestre, Bigotes Sam y a algunos de sus Looney menos lunáticos. Candi Milo es Abuelita, Bob Bergen es Piolín, Fred Tatasciore es Demonio de Tasmania, y el actor y monologuista de renombre mundial Gabriel Iglesias es Speedy González.
  Frente a LeBron y el equipo de los Looney está el malvado equipo de los Malotes, un equipo de superballers renderizados digitalmente que cuenta con algunos de los jugadores profesionales más elitistas del mundo. Después de desafiar al Rey en su partido de exhibición en el que el ganador se lo lleva todo, Al G usa la revolucionaria tecnología de escaneo de Warner 3000 para transportar su alineación al server-verse. Pero, con ayuda de Dom, Al G da un paso más allá, "actualizando" su plantilla de superestrellas del mundo real y convirtiéndola en un equipo de mortíferos superhumanos de la cancha, todos armado con un toque único.
  Anthony Davis, ala-pivot de Los Angeles Lakers y compañero de equipo de James en la vida real, se convierte en "La Ceja", una versión digital súper mejorada de sí mismo. La Ceja posee una velocidad y una fuerza increíbles, junto con unas alas azules y brillantes con una envergadura de 9 metros que le permiten elevarse por encima de sus competidores en la cancha. “El 'Space Jam' original es sin lugar a dudas una de mis películas favoritas de baloncesto”, dice Davis, “así que cuando me llegó la oportunidad, no dudé en aceptar la oferta. Esto irá más lejos que yo, pasará a la siguiente generación. Se imbricará en la historia para siempre. Eso seguro. Y esa idea me llena de emoción”.
  Diana Taurasi, nueve veces All Star, cuatro veces medallista de oro, tres veces campeona y MVP de la liga en 2009, se convierte en "White Mamba”. El cuerpo de White Mamba se transforma en una mamba de verdad, lo que le permite deslizarse, enrollarse y golpear como nunca, convirtiéndose en un en un defensa mortífero en la cancha. “Es alucinante que una película pueda aunar la vida y la evolución del deporte”, dice Taurasi. “Creo que LeBron ha estado a la vanguardia de ese fenómeno, y que Nneka y yo estemos en esta película y representemos, de verdad, a la otra mitad del baloncesto... es muy pero que muy especial”.
  Klay Thompson, escolta estrella que también ha sido campeón en tres ocasiones, se convierte en "Wet/Fire”. Wet/Fire crea sus propios peligros climatológicos en la cancha con su habilidad para lanzar llamas u olas de agua al equipo contrario, una verdadera fuerza de la naturaleza con una roca en sus manos. “Tener la oportunidad de estar en un proyecto tan icónico como este que significó tanto para mí cuando era niño es lo que me atrajo”. dice Thompson. “Va a ser fabuloso. Grandes deportistas, grandes actores y, lo que es más importante, diversión a raudales”.
  Nneka Ogwumike, seis veces All Star, ex Novato del Año, MVP de la Liga y campeona por mérito propio, se convierte en “Arachnneka”. Arachnneka añade el poder de un arácnido a su legendaria velocidad y agilidad, descubriendo que es más fácil pasar, lanzar y hacer muchísimos mates cuando tienes seis brazos. “El hecho de incluir a atletas femeninas en esta película significa que estamos evolucionando”, dice Ogwumike, “pero también creo que es interesante para las jugadoras jóvenes o los jóvenes en general que juegan al baloncesto, les gustan los deportes y que no vieron la película original. Ahora van a conocer un 'Space Jam' que tiene atletas femeninas. Así que creo que estamos avanzando de una manera diferente”.
  Por último, pero no lo menos importante, Damien Lilliard, seis veces All-Star y uno de los mayores rivales de James en los playoffs, se convierte en "Chronos”. Es una aparición por sorpresa en el segundo cuarto del Equipo de los Malotes de Al G y su aparición desencadena el “Dame Time” decisivo, encerrando al equipo contrario en una secuencia en cámara lenta mientras corre en círculos a su alrededor.
  James estaba feliz de traer un elenco de caras nuevas a la lista del Equipo de los Malotes de la película, específicamente jugadores que tuvo la oportunidad de ver y admirar. “En mi trabajo de la vida real tengo la oportunidad de entablar relaciones con muchos grandes atletas de mi deporte”, dice LeBron. “Así que contar con Klay Thompson, Anthony Davis, Diana Taurasi, Nneka Ogumike, Damian Lillard, es una lección de humildad. Poder extender la mano y pedir a estos grandes modelos a seguir que aporten todas esas grandes cosas que hacen tanto dentro como fuera de la pista para formar parte de un proceso legendario se resume en una frase: 'gracias, chicos'. Muchas gracias'”.
  Completan el reparto, Khris Davis como el amigo y manager de LeBron, Malik; Ceyair J. Wright es Darius James, el hijo mayor; Harper Leigh Alexander es la hija de LeBron, Xosha; y Xosha Roquemore es Shanice, la madre de LeBron a los 13 años. La película también presenta algunos cameos sorpresa, tanto en pantalla como a través de la voz en off, así como la combinación inesperada del comentarista deportivo de la vida real Ernie Johnson, Jr. con Lil Rel Howery como ellos mismos.

logo radio directo

A UN PASO DE MI
Estreno Solo en cines 10 Septiembre

El cine de Pajares y Esteso
YO HICE A ROQUE IIITODOS AL SUELO

El cine "S" de hoy
(Contenido no apto para menores de 18 años)
SIZE DOES MATTER 20EL OASIS DE LAS CHICAS PERDIDAS
Ver todo el cine "Clasificado S"

Comedia erótica italiana
A SU EXCELENCIA LE GUSTAN LAS MUJERESBLUE JEANS
Ver todas las comedias eróticas italianas

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... CANDYMAN

Criticas del pasado...

Crítica... DIRTY DANCINGEL DERECHO A MATAR Crítica... A LA CAZA