Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: Ricki And The Flash
Año Producción: 2015
Nacionalidad: EE.UU
Duración: 101 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 12 años
Género: Comedia, Drama
Director: Jonathan Demme
Guión: Diablo Cody
Fotografía: Declan Quinn
Música: Varios
FECHAS DE ESTRENO
España: 28 Agosto 2015
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Sony Pictures


SINOPSIS

Ricki es una estrella de la guitarra que lo dio todo por el sueño de ser una estrella del rock, pero ahora ha decidido apartarse de esa vida y volver a casa con su familia...

INTÉRPRETES

SEBASTIAN STAN, MERYL STREEP, MAMIE GUMMER, BEN PLATT, KEVIN KLINE, AUDRA McDONALD, CHARLOTTE RAE, RICK SPRINGFIELD, CARMEN CARRERA, MARCO CAKA, LISA JOYCE

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

“Todos tenemos partes de nuestro pasado que desearíamos cambiar”, dice el director Jonathan Demme, quien toma las riendas de su nueva película: ‘Ricki’. Ricki –encarnada entrañablemente por Meryl Streep– es una mamá roquera y virtuosa de la guitarra que carga un gran remordimiento por los errores cometidos en su pasado. Ahora tendrá una oportunidad para arreglar las cosas. “Cuando Ricki ve a su hija en aprietos”, agrega Demme, “entiende que se trata de una oportunidad para redimirse de alguna manera y compensarla por todas las malas decisiones que tomó en el pasado”.
 
“Todos tenemos que vivir con nuestros errores”, dice Streep. “Creo que es una mujer que desea que sus hijos la aprecien más, la entiendan –soporta el peso de  ese remordimiento– pero ella se muestra muy realista con la situación. Ricki vive el momento, actúa sobre los impulsos que siente como imprescindibles para ella.  Es un alivio interpretar a alguien que no actúa como todos piensan que debería ser. Su mensaje es: ‘No puedo evitar ser como soy’”.
 
“Ricki Rendazzo es indudablemente una Meryl Streep nunca antes vista”, continúa Demme.  “Meryl ha aprovechando oportunidades increíbles de interpretación, dando vida a algunos personajes famosos o a la aterradora bruja en 'Into the Woods'; últimamente está haciendo muchos personajes extremos. En esta película, Ricki tiene sus extremos, pero Meryl los interpreta de forma tan práctica, es una auténtica cantante y guitarrista; una mujer del siglo veintiuno de carne y hueso”.
 
“No está adornada, se trata de gente real y así lo sientes”, agrega Streep. “Son dilemas reales, complicados, duros, desagradables. Acaba siendo divertido, pero también desgarrador”.
 
Ricki Rendazzo nació en la mente de Diablo Cody, la guionista ganadora de un Oscar®  por 'Juno' y conocida por 'Young Adult'.
 
“Cuando leí el guión por primera vez me atrajeron los personajes, especialmente el viaje de Ricki y su relación con su hija, su ex marido y su novio nuevo”, dice Marc Platt, uno de los productores de la película. “Finalicé el viaje sintiéndome muy conmovido, extasiado. Para mí ese es el barómetro para decidir si participo o no; ¿Reacciono de forma visceral al leer el guión? Y así fue. Me dejó algo real en el corazón luego de aquella primera lectura”.
 
Cody dice que la inspiración para tan original personaje le llegó de la vida misma y muy cerca de casa. “En verdad el personaje de Ricki fue inspirado por mi suegra –Terry– es la cantante principal en una banda de rock de Jersey Shore llamada Silk and Steel”, explica Cody. “Terry es abuela de seis nietos y ahí sigue, cantando cada fin de semana, caminando sobre la barra, electrizando al público. El Rock ‘n’ roll es su vida, es probable que se haya topado con personas en su entorno que habrán pensado que era un tontería que una madre o abuela hiciera esas cosas; y a ella le importa un bledo. Me encanta esa faceta suya”.
 
Con el guión original de Cody en mano, el productor Marc Platt logró fichar a Streep para el papel titular. “Conozco a Meryl Streep desde hace muchos, muchos años y sé que le apasionan las actuaciones musicales; supe en seguida que éste era una personaje que le gustaría interpretar a Meryl”, explica Platt. “Yo estaba en Londres haciendo 'Into the Woods' con ella y un día le dije ‘Tengo algo que pienso que es realmente especial y me gustaría que lo leyeras’. Dada la sinceridad contundente que le infundió Diablo Cody a Ricki, no me sorprendió en realidad cuando Meryl volvió pocas semanas después y me dijo, ‘¿Recuerdas ese guión que me diste? Me encanta.’ El resto fue muy fácil”.

 
En la película Ricki Rendazzo deja su hogar en Los Ángeles para estar junto a su hija, Julie, que está viviendo una crisis. Ricki cambia su mundo del rock ‘n’ roll, para dirigirse al estado de Indiana, a la vida que dejó atrás cuando era Linda Brummell, esposa y madre de tres hijos. Sin embargo, señala Cody que por mucho que Ricki quiera redimirse, lo hará a su manera. “Ricki es Ricki”, dice la guionista. “En su momento fue Linda Brummell, la esposa de Pete; era madre, vivía en Indiana. Pero eso forma parte del pasado. No quiere volver a ser esa mujer, se siente muy segura siendo Ricki”.
 
Al escribir un guión sobre un personaje que se ha reinventado a sí mismo con una imagen pública completamente nueva, Cody escribe sobre una materia que conoce íntimamente.  “Digamos que entiendo muy bien lo que es tener una imagen pública que se separa de tu personaje de origen”, ríe Cody. “En mi vida hay dos capítulos diferentes, tengo el de Brook en el centro de EE.UU. y el de Diablo Cody en Los Ángeles, que es quien he sido durante los últimos ocho años. A veces me cuesta integrar esas dos identidades, así que comprendo cómo se siente Ricki”.
 
Al interpretar este papel Streep tuvo la oportunidad de trabajar con su hija, la actriz Mamie Gummer (Cake, Efectos secundarios). Se trata de una historia madre-hija en su esencia y el dramatismo de la vida real que se desprende al enfrentar a estas dos mujeres le da a la película una fuerza añadida. Demme insistió en que las dos no hablasen detrás de la cámara. Madre e hija están muy unidas en la vida real, pero su distanciamiento en la película es tan evidente como lo es su parecido. La genética real añade un nivel excepcional de realismo a la cinta. 
 
“Mamie es muy dramática y siempre lo ha sido, desde los tres años de edad, o quizás desde los tres meses, así que llevamos mucho tiempo actuando juntas”, dice Streep.  “Me asombra su forma de ser, su disposición e implicación. Es duro entrar en este negocio y más teniendo una madre que es tan conocida en Hollywood, pero los niños tienen una visión singular de sus padres, que no consiste para nada en ponerlos en un pedestal. Así que encontrar una forma de enfadarse conmigo –de sentir rabia– no le supone ningún problema”.
 
Streep dice que el distanciamiento entre los personajes de la madre y la hija se debe en parte a que son muy parecidas. “Ambas son rápidas para defenderse y discutir”, dice Streep.  “Ambas ven las cosas desde fuera; las dos creen que tienen razón. No hay que ir muy lejos. Ambas viven su verdad, sin disculpas”.

 
El director Jonathan Demme es el encargado de unir todos los cabos de la película. “Si alguna vez hubo un guión idóneo para Jonathan Demme sería Ricki”, dice Platt.  “Si piensas en el trabajo de Jonathan, verás que se le da genial trabajar con actrices y papeles femeninos. Ha realizado algunas de las mejores películas con grupos musicales; vivió en el mundo del rock.  La textura de sus películas trata la diversidad y la tolerancia y habla de cómo personas diferentes de ámbitos de la sociedad diversos encuentran un mismo camino juntos. No podía ser otro el director. Cuando me llamó y me dijo, ‘Tengo que dirigir esta película’, me alegró el día pero no me sorprendió la noticia”.
 
“Descubrí muy temprano que Jonathan quería hacer toda la música en vivo, lo que me impactó”, confiesa Cody.  “Siempre que he trabajado en una película donde había música, era la típica tontería postiza de Hollywood –reproducciones, hacer playback, hacer que se toca la guitarra. Lo hacen así porque resulta mucho más fácil. Pero esa no es la forma de Jonathan Demme. The Flash se convirtió en una banda real. Todo lo que ves y oyes es real. Meryl está cantando y tocando la guitarra. Ellos son una banda. Sin duda, es el aspecto más genial de esta película”.
 
Streep fue la primera, mejor y única elección para interpretar el papel, por lo que tendría que aprender a tocar la guitarra para dar vida a Ricki. Desde el principio la visión de Demme para la película fue montar una banda real. “En este tipo de película basada en los personajes los espectadores tienen que sentir que es real”, dice el director. “Nunca se me ocurrió hacer otra cosa que no fuera montar una banda de verdad. Lo habitual es que la banda haga playback y superpones una pista perfecta grabada previamente, pero yo no quería hacerlo así, quería formar esta gran banda con Meryl en el centro, y que realmente saliera a escena y tocara en vivo”.  
  Streep, que ya era una cantante con talento, ensayó durante meses para aprender a tocar la guitarra. “Para empezar, comencé a aprender con una guitarra acústica de la mano de un profesor en Nueva York y luego pasé a la guitarra eléctrica aproximadamente un mes después”, recuerda Streep. “Luego trabajé bastante y a diario con Neil Citron, que es un genio de profesor de guitarra. Puso la Telecaster en mis manos y me enseñó muchos truquillos que usan los guitarristas del rock ‘n’ roll: acordes, cambios rápidos y cosas por el estilo”.
  Según la actriz le pareció más fácil tocar la guitarra eléctrica, “pero tus errores son mucho más evidentes. Con la acústica te sales con la tuya. Con una eléctrica tienes que comprometerte realmente con esa nota equivocada ¡porque está sonando en todo el salón! Fue muy divertido”.
 
“No dudé ni por un segundo que Meryl no se convertiría en una excelente guitarrista con buen ritmo, porque sé que es una bestia de la investigación”, asegura Demme. “Ella trabaja a destajo tanto en los meses previos a la producción como cuando está rodando”.
 
Junto a Ricki, como guitarra solista, Demme reclutó en el reparto a la leyenda del rock Rick Springfield. Conocido por sus éxitos en los ochenta, la carrera de Springfield ha asumido nuevas dimensiones con papeles multifacéticos y complejos como actor.
 
“La aportación de Greg es indudablemente de finalidad doble,” dice Demme.  “Por una parte necesitábamos a un actor fantástico capaz de ir mano a mano con Meryl Streep, pero también un auténtico virtuoso de la guitarra. Me preocupaba el casting de Greg. La misión de nuestros grandes directores de reparto, Bernard Telsey y Tiffany Little Canfield, fue encontrar a cualquier actor que supiera tocar la guitarra y tuviera la capacidad de ofrecernos más. La idea era encontrar a alguien dentro de esa franja de edad; estaba abierto a cualquiera; y entonces llegó Rick Springfield, lo conocimos, es muy agradable, y luego se puso a tocar y nos dejó boquiabiertos ”. 
 
Posteriormente, Springfield tuvo una segunda audiencia con Streep, una reunión para comprobar si había química entre los dos actores. “Es una persona cálida y amable, logró que Meryl se abriera a cosas que ella desconocía. Él llegó sabiendo que sería fantástico en este papel. Entendió que se trataba de una gran oportunidad de actuar junto a Meryl Streep, en la que sería un miembro de la banda pero también interpretaría a un personaje muy complicado”, dice Demme.  “Cuando se marchó pensamos, ‘Dios mío, acabamos de dar con el mejor Greg de todos’”.
 
“Rick es muy activo y consciente como persona, artista y actor”, dice Streep.  “Eso es una cualidad hermosa y necesaria para Greg, porque es un personaje tierno. Es el guitarra solista en The Flash, pero también aspira a ser el hombre que ocupa el corazón de Ricki.  Greg solo quiere que ella se lance al ruedo, pero Ricki tiene muchos problemas para comprometerse y no está realmente segura de poder hacerlo con sinceridad”.
 
“Greg es un buen guitarrista que realmente nunca triunfó”, dice Springfield.  “Rozó el éxito pero nunca llegó a ninguna parte. Pero ama tocar y lleva bastante tiempo enamorado de Ricki. Le frustra la actitud de ella, tan evasiva y distante, pero ama tocar música con ella, es allí donde están unidos. Comparten esa misma pasión por la música”.
 
¿El mayor reto de Springfield al interpretar el papel? “No estar constantemente pensando, ‘¡Dios mío, es Meryl Streep!’” bromea él.  Bromas aparte, Springfield está acostumbrado a adueñarse del escenario como intérprete de rock, pero el papel de Greg le exigió ceder a Ricki el liderazgo de The Flash.  “Me gusta llevar la voz cantante”, admite el actor, “así que para hacer este papel de reparto tomé como referencia a un amigo mío, que toca en la banda de su esposa. Fue por casualidad que los vi en el escenario y construí mi personaje de alguna forma en base a esa relación. Es un proceso emocional el que te lleva a construir tu personaje como lo harías con cualquier interpretación, te inspiras en esa persona a través del proceso que sea y eso te sirve de guía a la hora de reaccionar y trabajar”.
 
Es interesante señalar que Springfield y su personaje comparten una gran pasión por un instrumento en concreto. “En el guión, Greg tiene una Gibson ‘68 SG. Yo en realidad tengo una ‘69 SG; la compré nueva en 1970 y ha estado conmigo desde entonces. Fue mi guitarra principal en mis primeros álbumes y toqué con ella y compuse muchas de mis primeras canciones con ella, como es el caso de ‘Jessie’s Girl’. Es una guitarra muy simbólica para mí. Le mencioné eso a Jonathan y él me contestó, ‘Tendremos que usarlo’.  Sentí una conexión instantánea con esa guitarra”.

  En las semanas previas al rodaje una vez formada la banda, Ricki and the Flash se puso las pilas para ensayar. Springfield asegura que este tiempo les sirvió tanto para cohesionarse como banda como para trabajar las canciones. “Todos son grandes músicos. El proceso de tocar en conjunto y crear un buen sonido comenzó el primer día. Cada uno de los intérpretes realmente sabía lo que estaba haciendo; y fue emocionante presenciar la gran dedicación y empeño de Meryl, es realmente difícil tocar un instrumento que nunca antes has tocado y encima cantar. No fue fácil pero ella nos sorprendió, su entrega es increíble. Nos reunimos y ensayamos durante dos semanas y compartimos muchas comidas y comenzamos a hacernos la pregunta, ‘¿Cómo sería si realmente fuésemos una banda? Vamos a comprimir seis años en dos semanas a ver si podemos hacer que funcione’”.
 
“Aprender a tocar la guitarra fue divertido, pero fue una esfuerzo personal y luego súbitamente Jonathan dijo, ‘Vamos a tomar dos semanas y la banda se va a reunir.’ Yo pensé, ¡¿Dos semanas?! ¿Dos semanas para convertirnos en una banda?” recuerda Streep.  “Me parecía poco tiempo, pero los chicos se portaron maravillosamente. Fueron muy amables e indulgentes al principio porque yo no podía estar a su altura. Luego, en torno al sexto día, dimos con el ritmo y entonces no pudimos parar de tocar. Tocamos y tocamos y tocamos y realmente entendí por qué Ricki nunca quiso renunciar a ello, porque es taaaan divertido”.
 
Los ensayos fueron tan intensos que la banda excluyó a todas las personas ajenas, incluso al propio Demme, de las sesiones. “Eso me pareció justo”, ríe Demme.  “Cuando finalmente me presenté, tres semanas después, y entré a la pequeña habitación donde tocaban, estaban todos sobre el escenario y allí estaba Meryl Streep, en el mero centro, como si lo hubiera estado haciendo toda la vida. Fue alucinante, lo único que lo superó fue cuando comenzamos a rodar y los vimos tocar en vivo ante el público”.
 
Para Demme, ese fue un momento crítico y no necesariamente uno con el que contara. “De lo que no me percaté es que al tocar frente al público habría más energía gracias a nuestros bailarines. ¡Nada supera bailar a música en vivo! Aluciné al ver a la gente saltando y moviéndose al ritmo de los acordes de Ricki y the Flash”.
 
Ricki y the Flash es una banda que versiona canciones de otros autores, por lo que Demme y sus colaboradores elaboraron una lista de canciones conocidas que deberían cumplir dos requisitos: no sólo tenían que ser canciones que tocaría una banda cover sino ser además canciones que encajaran con la temática de la historia.  “Todos colaboraron redactando una lista de sus canciones favoritas”, dice Platt. “Es la música que oiríais de una clásica banda cover de rock o en una celebración familiar. Hicimos una selección de estas listas de canciones y las revisamos una por una, algunas son familiares y han permanecido con el paso del tiempo y otras son más recientes, del momento, las que la gente quiere oír, independientemente de que correspondan o no con la banda”.
 
“Originalmente, Jonathan dijo ‘Tres canciones; ¡será fácil, vais a tener dos semanas de ensayos y tres canciones, a lo sumo!’” dice Streep.  “Bueno, hay diez canciones en la película, ¡diez!, y eso cuesta”.
 
Ricki y the Flash interpretó todas sus canciones en vivo durante el rodaje y según Demme con nuevos aires. Por ejemplo, Demme dice que era apropiada la canción “‘Keep Playin’ That Rock N Roll’ y la incluyeron en su repertorio; A mí nunca me gustó demasiado, pero cuando ellos la tocan me seduce. La vida que Meryl le infunde a esa canción es increíble y al final es una de mis canciones preferidas”.
 
Como era de esperar Streep no solo aprendió a tocar la guitarra, sino que además se convirtió en una intérprete roquera total. “Como con todos los movimientos de Meryl, cada momento es algo que surge de ella misma”, dice Demme. “En la canción, ‘Let’s Work Together,’ baja del escenario, se abre paso entre el público, se acerca hasta el bar y se toma una copa… todo por iniciativa propia. Yo le pregunté algo así como, ‘¿De dónde sacaste esos gestos?’ y ella dijo ‘Simplemente es lo que me apetecía hacer en ese momento’”.
 
Pero quizás los momentos más significativos sobre el escenario son los que comparten Ricki y Greg.  “Ricki le canta ‘Drift Away’ a Greg y éste, debido a que es una canción muy de guitarreo, le da la réplica”, dice Demme. “Te llena tanto; es extraordinariamente conmovedora. Es un momento hermoso para el rock ‘n’ roll en el que Meryl y Rick hacen música, pero también es una experiencia interpretativa extraordinariamente dramática, creando un momento de realidad que lo aúna todo”.
  Streep recuerda oír a Springfield tocar la canción mientras ella se disponía a hacer lo mismo.  “Oí a Rick tocar ‘Cold One’, estábamos en una tienda de “todo por un dólar” y él estaba en la parte trasera, en uno de los probadores, haciendo el tonto con la guitarra, y simplemente fue tan hermoso. Pero en mi caso tendría que tocarla de forma acústica en la película” dice ella.
 
Streep confiesa que aunque no está al nivel de Springfield con la guitarra ni mucho menos, dio con una interpretación que encajó con el personaje y el momento. “Hallé una forma de tocarla con un ritmo chicka-boom, así tocaba los acordes,  batiendo las cuerdas y el resultado es rítmico, escuchas los cambios de los acordes. Funciona para la escena, porque se trata de una escena íntima en la que ella toca para su familia, pero no se está comprometiendo a tocarla. Esta era una canción que supuestamente le abriría camino hacia el estrellato del rock ‘n’ roll, pero nadie le prestó atención. Es como si la tocara y no la tocara, se siente insegura acerca de su trabajo”.

 
La historia de Ricki transcurre en la región del valle de San Fernando de Los Ángeles y en el estado de Indiana.  Sin embargo, la película se rodó en gran parte en Nueva York (y algunos exteriores en Los Ángeles).  Fue responsabilidad del director de producción Stuart Wurtzel crear locaciones que sirvieran para ambos escenarios.
 
El segundo hogar de Ricki es el Salt Well, el garito donde Ricki y the Flash están como en casa. Como primera medida para crear el espacio, Wurtzel, bajo la dirección de Demme, echó un vistazo a referencias reales. “El Rodeo Bar en East Side había cerrado sus puertas hacía nada y yo lo tenía como ejemplo de cómo podría ser nuestro bar para la película”, dice Demme. “Es probable que en algún momento fuera un bar de temática country-western, pero acabó siendo lo que fuera que estuviera de moda en ese momento. No perdimos el tiempo y justo cuando lo iban a cerrar les dijimos, ‘¿Podríamos quedarnos este lugar durante seis semanas?’; y la banda se mudó al bar vacío y el espacio se convirtió así en su lugar de ensayo por seis semanas”.
 
Mientras que la banda ensayaba en el antiguo Rodeo, Wurtzel creó el Salt Well en un estudio basándose en el Rodeo. “Stuart creó un sorprendente bar roquero, es un bar que ha visto días mejores, pero está cargado de ambiente”, dice Demme.  “Me habría gustado tomarme una caña allí”.
 
“La idea era crear una especie de club que antaño gozó de cierta popularidad ya desaparecida,” dice Wurtzel. “No es lo que era, sus días de gloria han quedado atrás, al igual que la carrera de Ricki no está exactamente en la cima que soñó”.
 
Pero Wurtzel también tendría que crear un segundo mundo para Ricki, para contrastarlo con el Salt Well. “Está el mundo que la muestra en su elemento –sobre el escenario– pero hay otro mundo que muestra de dónde vino y cómo habría sido su vida si se hubiera quedado allí. Estos, junto con otros elementos –la soledad de su vida fuera del escenario, el romance que surge con Greg– son distintos aspectos de Ricki”.
 
Así, Wurtzel creó el mundo de Indianápolis. “Iniciamos la película con siete minutos de rock intenso y luego pasamos la siguiente hora fuera de la ciudad, desnudando esa identidad, así que al final de la segunda parte te has olvidado de quien es Ricki Rendazzo en realidad”, agrega Demme. “Queríamos hacer esa parte de la película de la forma más tierna posible para contrastarla con la estridente apariencia roquera de la vida que lleva Ricki en Los Ángeles”.
 
El hogar de Pete Brummell en Indiana se ubica en Rye, Nueva York, “es muy lujoso, suburbano, tiene piscina, es de categoría. Tiene una entrada amplia, probablemente diseñada por un interiorista”, señala Wurtzel. La localización en sí contrasta con la casa de Ricki –ella vive en un apartamento pequeño de una sola habitación en el Valle– al igual que su decoración. “Hay muchas fotos de familia”, continúa Wurtzel. “Las imágenes captan los viajes que han hecho, estampas de la crianza de los niños. Su vida ha sido bastante feliz. Maureen es maravillosa, maternal y cariñosa; y Ricki no forma parte de eso, no porque no quiera sino porque simplemente no ha sido así”.
 
Para confeccionar la apariencia roquera de Ricki, Demme acudió a la diseñadora de vestuario Ann Roth, a la costurera Nina Johnston, a la jefa del departamento de maquillaje Patricia Regan, al maquillaje artístico de Bernadette Mazur y al departamento de peluquería de Alan D’Angerio. “Me encanta dejar que los actores sean líderes, que colaboren con la equipo de vestuario, maquillaje y peluquería; al principio tengo que mantener la distancia”, dice Demme. “Posteriormente, veré su trabajo y seguramente me enamore de ello, o, si tengo inquietudes, las planteo y en ese punto empezamos a colaborar. Pero la estética de Ricki llegó sola. Me quedé atónito cuando vi llegar a Meryl el día de las pruebas de cámara. Hubo retoques aquí y allá, pero el look de Ricki es tal cual lo imaginó Meryl en colaboración con Ann Roth y Alan D’Angerio y otras personas de confianza en su círculo”.

logo radio directo


El cine "S" de hoy
(Contenido no apto para menores)
BRAGAS HUMEDASLOS VIOLADORES DEL AMANECER
 Ver todo el cine "Clasificado S"

Comedia erótica italiana
TRES POLIS PELIGROSOS EN NUEVA YORKLA COLEGIALA SEDUCE A LOS PROFESORES
Ver todas las comedias eróticas italianas

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... FANTOMAS

Criticas del pasado...

Crítica... EMANUELLE NEGRA 2Crítica... VIERNES 13 PARTE 3 Crítica... LA SIRENA Y EL DELFÍN

NO-DO. Noticiario español...

NO-DO. Archivos del noticiario español
Disponible el nº 9

Ver todos los NO-DO