Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: The Dilemma
Año Producción: 2011
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 111 Minutos
Calificación: Autorizada para todos los públicos
Género: Drama, Comedia
Director: Ron Howard
Guión: Allan Loeb
Fotografía: Salvatore Totino
Música: Lorne Balfe, Hans Zimmer
FECHAS DE ESTRENO
España: 3 Junio 2011
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Universal Pictures


SINOPSIS

Ronny y Nick son amigos desde los tiempos de la Universidad. El primero es un solterón y el segundo está felizmente casado. Ambos son dueños de una empresa de diseño e intentan hacerse con el proyecto que les daría la estabilidad absoluta...

INTÉRPRETES

VINCE VAUGHN, KEVIN JAMES, WINONA RYDER, JENNIFER CONNELLY, CHANNING TATUM, QUEEN LATIFAH, AMY MORTON, CHELCIE ROOS, RANCE HOWARD, CLINT HOWARD, GUY VAN SWEARINGEN, TROY WEST, LAURA WHYTE

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER

icono bsoBSO

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE


MÁS DATOS...  
 

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

CABALLEROS, CALIENTE MOTORES: EMPIEZA ¡QUÉ DILEMA!...
   El director Ron Howard recuerda la noche en que empezó a fraguarse ¡QUÉ DILEMA!: “Estábamos cenando en Roma, durante el rodaje de "Ángeles y demonios", cuando Brian Grazer empezó a hablar de ideas locas para guiones. Una de esas ideas era: ¿Qué harías si pillases a la mujer de tu mejor amigo con otro?’”
  La ocurrencia fue saludada con carcajadas y todo el mundo participó en la conversación. Después de la cena, el productor le dijo a Ron Howard que estaba pensando en convertir su idea en una película. El director le animó a que siguiera adelante, diciéndole que le parecía muy bien.
  De regreso a Estados Unidos, Brian Grazer dejó caer la idea durante una reunión con Vince Vaughn, que se entusiasmó inmediatamente y dio otra vuelta de tuerca. “Al escuchar a Brian, lo primero que se me ocurrió no fue si se lo diría a mi amigo, sino en cómo se lo diría”, dice el actor.
  El productor Brian Grazer no había trabajado anteriormente con Vince Vaughn, pero admiraba al actor y productor por su manera de ofrecer al público temas duros con una envoltura humorística.
  Brian Grazer y Vince Vaughn estaban decididos a seguir adelante con la historia y le pidieron a Allan Loeb que se encargara de escribir el guión de lo que se convertiría en ¡QUÉ DILEMA!.
  Una vez terminado el guión, Brian Grazer se lo mandó a Ron Howard, que dice: “Sabía que Brian y Vince se lo habían encargado a Allan Loeb, un magnífico guionista, así que no me costó nada decidirme".
  El guión hacía honor a las posibilidades que se habían barajado durante la cena en Roma. “El tema de la infidelidad tiene un papel en la historia, pero sobre todo se resume en confiar en alguien, en la verdad y en lo que contamos a nuestros mejores amigos y seres queridos”, dice el director.
  Ron Howard y Vince Vaughn se reunieron para decidir hasta dónde debía llegar la historia, tanto cómica como dramáticamente. El guión de Allan Loeb consideraba un tema muy realista y lo realzaba, hasta hacerlo incómodo, sin nunca perder el sentido del humor. En cuestión de días, todo el mundo estaba de acuerdo en hacer la película.
  ¡QUÉ DILEMA! significa el regreso de Ron Howard a la comedia después de dedicarse durante más de diez años a realizar exitosos thrillers y dramas. A pesar de haber dirigido un sinfín de taquilleras comedias en los años ochenta y noventa, el director prefiere no ceñirse a un género, sino que se inclina por historias y situaciones que le intrigan.
  Con Vince Vaughn en el papel de Ronny, el director estaba preparado para buscar al resto del reparto. Ron Howard concuerda con el productor Brian Grazer en que la historia de ¡QUÉ DILEMA! está contada casi íntegramente desde el punto de vista de Ronny.

HAY QUE ESTAR PREPARADOS: SE RUEDA Y SE IMPROVISA...
  El rodaje de ¡QUÉ DILEMA! empezó en Smith & Wollensky, uno de los restaurantes más conocidos de Chicago. Mientras los cuatro protagonistas estaban sentados a la mesa al lado de una ventana, todos se quedaron sorprendidos cuando empezaron unos fuegos artificiales al otro lado del río Chicago. El rodaje tuvo que detenerse durante treinta minutos, pero los actores y el equipo técnico disfrutaron con un espectáculo pirotécnico comparable a los del 4 de julio.
  Una vez terminados los fuegos, volvieron a encenderse las cámaras y el despliegue cómico corrió a cargo de Vince Vaughn y Kevin James durante una cena que arrancó lágrimas de risa al resto del equipo. Los cineastas estaban encantados al comprobar que había tanta química entre los dos actores.
  Gran parte del humor de la película surge a partir de elementos y situaciones dramáticas. “Las comedias pueden servir de catarsis porque siempre hablan de situaciones incómodas”, explica Ron Howard.
  El director sabía que podía contar con el don para la improvisación de Vince Vaughn y Kevin James. “Desde el momento en que empezamos a trabajar, dejé la puerta abierta para Vince porque sabía lo que podía aportar a la película con la improvisación”, dice el director.

GÁNGSTERES Y LA COPA STANLEY: RODAR EN CHICAGO...
  Tratándose de una comedia de Vince Vaughn, es casi seguro que parte del rodaje, o todo, tendrá lugar en Chicago. ¡QUÉ DILEMA! no ha sido una excepción y la historia transcurre en la “ciudad del viento”. La película se rodó íntegramente en Chicago y alrededores, con numerosos lugares conocidos como decorados.
  Ron Howard, que había rodado "Llamaradas" hacía 20 años en Chicago, cree que la ciudad desprende una energía que encaja perfectamente con la comedia. “Es una ciudad muy americana”, explica.
  En opinión de Vince Vaughn, contar con Chicago como otro personaje añadía realismo a la película: “Es importante intentar ser genuinos. Chicago permite rodar en muchos sitios sin tener que cambiarles el nombre, es la ciudad tal cual”.
  El diseñador de producción y su equipo se documentaron acerca de los talleres de diseño industrial de los años 50 y 60. Daniel Clancy explica: “Recorrimos garajes y talleres en Detroit y en Chicago para hacernos una idea. Queríamos algo a caballo entre un taller mecánico de toda la vida y un lugar con un diseño más técnico, más industrial. Le añadimos toques personales, como una mesa de billar, ordenadores y aparatos electrónicos de última generación. Cualquier aficionado a los coches estaría encantado de trabajar allí”.
  Para reconvertir un destartalado almacén en el mayor decorado de la película, el equipo de diseño tuvo que realizar grandes cambios estructurales en el local. El magnífico techo abovedado fue pulido mediante chorros de arena para que se vieran las vigas de madera.
  A continuación crearon una oficina elevada para que el director de fotografía Salvatore Totino pudiera abarcar la totalidad del almacén. Fueron necesarias unas nueve semanas para preparar la sede de B&V y otra semana para decorarla. Se cubrió el suelo con placas de corcho que amortizaban el ruido.
  Los cineastas querían que el motor diseñado por Ronny y Nick demostrara su visión futurista, aunque inspirada en el pasado. A los dos les gustan los coches potentes y están empeñados en conseguir un motor de bajo consumo, pero dinámico.
  El rodaje duró 55 días, y todo el mundo está de acuerdo en que tener a varios miembros del equipo que llevan más de diez años trabajando juntos fue de enorme ayuda. “Es fácil comprender por qué Ron sigue con el mismo equipo después de tantos años, es una maquinaria perfectamente engrasada”, dice Kevin James.
  Una vez terminado el rodaje, los amigos inseparables comentan: “Espero que Ron y los demás no estén muy enfadados conmigo”, dice Kevin James. “Había momentos en que no podía reprimir la risa por culpa de Vince, y estropeé unas cuantas tomas”.
  “¡QUÉ DILEMA! es un bólido lanzado en un laberinto”, dice Vince Vaughn. “¿Cómo se lo digo a mi amigo, cuándo se lo digo? Los personajes son interesantes y lo mejor es verlos avanzar”.

logo radio directo


Videoclip musical
CONOCES A TOMÁS?

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... PESADILLA EN ELM STREET