Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: Need For Speed
Año Producción: 2014
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 134 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 16 años
Género: Acción, Thriller
Director: Scott Waugh
Guión: George Gatins
Fotografía: Shane Hurlbut
Música: Nathan Furst
FECHAS DE ESTRENO
España: 4 Abril 2014
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
DeaPlaneta


SINOPSIS

Un piloto se dedica a participar en carreras clandestinas al tiempo que su mejor amigo es asesinado en la última celebrada y él es encarcelado por ello. Tiempo después decide buscar venganza...

INTÉRPRETES

AARON PAUL, DOMINIC COOPER, IMOGEN POOTS, MICHAEL KEATON, SCOTT MESCUDI, RAMI MALEK, RAMON RODRIGUEZ, HARRISON GILBERTSON, DAKOTA JOHNSON, STEVIE RAY DALLIMORE

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER

icono bsoBSO

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

 

Galeria de fotosGALERÍA DE FOTOS

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

_______________________

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

En 1994, EA Entertainment (una división de Electronic Arts) sacó a la venta ‘The Need for Speed’, un videojuego de carreras que convertía al jugador en un participante activo de una intensa y emocionante carrera callejera. El juego, muy aclamado por su autenticidad, se ganó a los fans con el atractivo de las exóticas carreras de coches y la oportunidad de experimentar el triunfo.
  Fue el primero de una cadena de juegos cada vez más populares, que acabaron conformando la serie de carreras de más éxito en todo el mundo y una de las franquicias de videojuegos más vendidas de todos los tiempos: se ha traducido a 22 idiomas en 60 países y ha vendido más de 150 millones de unidades, lo que equivale a unos ingresos de más de 4.000 millones de dólares.
  Cuando en EA Entertainment empezaron a plantearse por primera vez la posibilidad de llevar su emblemático juego a la gran pantalla, decidieron darle un enfoque proactivo y no esperar al guión perfecto. Hasta entonces les habían hecho varias propuestas, pero ninguna les había entusiasmado. Además, la mayoría de los videojuegos que se habían convertido en película no habían tenido éxito.
  «Sabiendo el tipo de película queríamos hacer, nos pusimos a buscar expertos en la industria del cine que nos ayudaran a hacerla incluso mejor», explica el productor Patrick O’Brien. «Esta marca es muy importante para nosotros, así como sus fans, y teníamos claro que o lo hacíamos bien (y con los socios adecuados) o mejor no lo hacíamos.»
  Se hacen películas por muchas razones distintas, pero ‘Need for Speed’ surgió de la mejor razón posible: la pasión. El guionista John Gatins y su hermano y coguionista George tienen un taller en Van Nuys (California), donde restauran coches clásicos. Ambos son unos enamorados del mundo del motor desde su infancia, y cuando la compañía visitó su establecimiento para hablar sobre un posible guión, todos se entendieron al instante. En los hermanos Gatins, encontraron unas almas gemelas que hablaban su mismo idioma y que dominaban por igual el tema del motor como el de la cinematografía.
  John Gatins declara: «Lo mejor del proceso de escritura del guión es que las repeticiones del videojuego no proporcionan mucho espacio narrativo, por lo que había margen para que George y yo llenáramos ese mundo con sus personajes».
  El director explica: «Captar las escenas de acción con la cámara tiene dos niveles. En primer lugar, a las personas nos salta una alarma innata cuando algo no es real, independientemente de lo logrado que esté. Y, a nivel visceral, sabes cuándo un actor está en un entorno real».

  Para hacer una película sobre la fascinación estadounidense por la cultura del motor, era fundamental encontrar a un actor para el papel de Tobey Marshall que pudiera reflejar una época en la que todo era «molón» y auténtico... alguien como Steve McQueen. «Steve era una gran estrella de cine, pero también era piloto de carreras, y eso es algo que impregnaba su vida», dice Waugh. 
  Aaron Paul era un actor que los cineastas habían tenido en mente desde el principio, pero para el papel del antagonista, Dino Brewster.

  Pero los requisitos de ‘Need for Speed’ iban más allá de elegir a los actores principales. Los cineastas tenían que buscar y localizar coches que transmitieran la imagen, actitud y rendimiento necesarios en la pantalla.
  Al final, se eligió una variedad de muscle cars clásicos de los 70 y de caros superdeportivos europeos. «Tanto si te gustan los muscle cars, como los superdeportivos o cualquier cosa entre medias, esta película hará las delicias de los fans de Need for Speed», afirma O’Brien.
  Para el rodaje hicieron falta varios coches de cada modelo, cada uno para un propósito específico, y cada uno de ellos adaptado para poder instalar plataformas con cámaras. Pero debido a sus desorbitados precios (más de 1 millón de dólares por coche) y al hecho de que no se podían poner en situaciones en las que pudieran resultar dañados, hubo que construirlos.
  «En el mundo hay muy pocos superdeportivos, y casan mal con las cámaras», explica Waugh. «No puedes ponerte a taladrar el lateral de un coche de 2,5 millones de dólares... son obras de arte, eso es algo que a la gente se le olvida. Por eso hay que reproducirlos, para poder destrozarlos en un momento dado y que el original siga intacto.»
  Por suerte, a los fabricantes les entusiasmó la idea de participar en el proyecto y compartieron especificaciones de CAD confidenciales con Reel Industries, de Los Ángeles, que creó 15 chasis y cubiertas de fibra de vidrio para cada marca y modelo, y que luego pudieran reemplazarse.
  También se utilizaron en el rodaje principal tres coches equipados con cámaras para rodar algunas escenas especiales que el guión requería, concretamente un Mercedes Benz con un brazo telescópico de 7,32 metros, un Porsche Cayenne empleado para remolcar o empujar los coches figurantes y un Mustang un supermotor Saleen.
  También se usaron durante el rodaje unas réplicas de los coches de carreras diseñadas para que los  actores se sentaran al volante e interpretaran sus diálogos mientras un especialista conducía desde fuera.

  Waugh quería que todas las escenas de coches se llevaran a cabo en la práctica. Antes, en la mayoría de las películas las escenas peligrosas con coches se rodaban de verdad, pero actualmente la mayoría se hacen con croma en un estudio, con los actores montados en los coches. Pero en esta película. no. Al igual que con ‘Acto de valor’, en la que Waugh recurrió a auténticos SEAL de la marina estadounidense, en vez de contratar a actores que los interpretaran, quería que ‘Need for Speed’ fuera lo más convincente posible.
  Por suerte para la película, Waugh también es un especialista veterano con más de 150 películas a sus espaldas, en las que ha exhibido diversos talentos, y viene de una familia de especialistas. 
  La preparación del rodaje fue uno de los aspectos más complicados, ya que los cineastas tenían que probar y preparar todos los coches, a los especialistas y a los conductores especialistas, así como enseñar a los actores que iban a conducir.

   Los cineastas tenían un objetivo principal a la hora de rodar la película: colocar al espectador dentro de un coche, como si estuviera en el asiento de al lado. En el set, aquello se acabó conociendo como «el estilo Steve McQueen», en referencia a las escenas de sus películas en las que un coche aparcaba justo en frente de la cámara para que vieras que era Steve McQueen el que iba al volante. Ese era el tono visual que los creadores de la película querían recrear en ‘Need for Speed’.
  Waugh necesitaba un director de fotografía que estuviera dispuesto a arriesgarse y probar cosas nuevas, y, habiendo trabajado con Shane Hurlbut en ‘Acto de valor’, sabía que era el hombre adecuado. Juntos, se pusieron manos a la obra para encontrar las mejores cámaras para rodar escenas complicadas de persecuciones y carreras, y acabaron probando nueve de ellas. 
  Normalmente, la primera unidad rueda cualquier escena con diálogo y actores, y la segunda unidad rueda las escenas de acción, pero en ‘Need for Speed’ ambas unidades rodaron simultáneamente. Waugh confiesa: «Me costó mucho delegar, porque me gusta hacerlo todo yo mismo».
  Al principio del rodaje, se decidió rodar en el formato digital, que ha revolucionado algunos aspectos del cine de acción proporcionando más opciones para la colocación de las cámaras. El resultado final es un metraje increíblemente visceral desde ángulos nunca antes conseguidos desde un vehículo.
  Se seleccionaron más de 40 cámaras diferentes para usar en la fotografía principal, entre ellas la Canon C500, la ARRI ALEXA, la Novo, la GoPro, la Canon 1D C en casco y varias steadycams, cámaras de mano y cámaras en el salpicadero. No obstante, la C500 fue la que se utilizó durante casi todo el rodaje, incluidas las escenas nocturnas dentro de los coches y todo el rodaje en estudio, ya que proporcionaba a los creadores el tipo de imagen que buscaban.
  Los coches equipados con cámaras podían filmar un vehículo, pero no a los actores que dialogaban dentro. Para ello, se colocaron plataformas en los coches para que los operadores pudieran grabarles mientras conducían, y todos los vehículos tenían receptores soldados al chasis, para poder instalar cámaras en cualquier sitio.

  El rodaje de ‘Need for Speed’ comenzó en abril de 2013 en el condado de Mendocino (California), y mientras los cineastas estaban ocupados planeando la logísticas de las escenas de acción y probando las cámaras, también se estaban preparando para la gran cantidad de trabajo de localización que requería la película. Desgraciadamente, aquello fue una carrera contra el reloj, las tormentas, la niebla y los coches que se averiaban.
  El rodaje acabó desplazándose de punta a punta del país, empezando en la costa oeste, en el norte de California.    
  Los fines de semana, cuando el centro de la ciudad estaba prácticamente muerto, el rodaje aprovechaba las calles vacías para rodar con el piloto de helicópteros Hosking sobrevolando Brush Avenue a pocos metros para simular a Benny siguiendo al Mustang. Para conseguir los planos más emocionantes en esta escena, Waugh se ató a los patines del helicóptero para manejar la cámara.
  Con 'Need for Speed', el gran objetivo de Waugh era que el público sintiera que había entrado en un mundo al que nunca podría pertenecer y aun así convertirse en parte de él.

logo radio directo


NOMINACIONES A LOS OSCARS 2020