Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: My Big Fat Greek Wedding 2
Año Producción: 2016
Nacionalidad: Canadá
Duración: 94 Minutos
Calificación: Autorizada para todos los públicos
Género: Comedia
Director: Kirk Jones
Guión: Nia Vardalos
Fotografía: Checco Varese
Música: Christopher Lennertz
FECHAS DE ESTRENO
España:18 Marzo 2016
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Sony Pictures

SINOPSIS

Tras pasar su tiempo centrándose en su adolescente y a la vez problemática hija, la pareja formada por Toula y Ian se encuentran ante una serie de problemas en su matrimonio mientras deben hacer frente a otra boda griega...

INTÉRPRETES

NIA VARDALOS, ELENA KAMPOURIS, JOHN CORBETT, JOHN STAMOS, RITA WILSON, LAINIE KAZAN, ALEX WOLFF, GIA CARIDES, MARK MARGOLIS, ANDREA MARTIN, MICHAEL CONSTANTINE, JAYNE EASTWOOD

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

icono criticasSECUELAS: 

    Mi gran boda griega (2002)

    Mi gran boda griega 3 (2023)

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

   Hacía años que diferentes versiones de la historia circulaban por el mundo, pero 'Mi gran boda griega', la comedia que haría reír a todo el planeta, no estaba basada en el espectáculo en solitario de la guionista y actriz Nia Vardalos.
  Más aún, es al revés. Lo primero que hizo Nia Vardalos fue escribir el guion, pero carecía de representante en la época y no consiguió que nadie lo leyera. Decidida a conseguir un agente, rediseñó la historia para que pudiera ser un espectáculo en solitario. A la actriz Rita Wilson le gustó tanto cuando lo vio que le pidió a Tom Hanks, su marido, y a Gary Goetzman, su socio en Playtone, que también fueran a verlo.
  El resto forma parte de la historia griega.
   'Mi gran boda griega' no solo se convirtió en la comedia romántica más exitosa de todos los tiempos, con una taquilla de 245 millones de dólares solo en Estados Unidos, también creó seguidores en todo el mundo que compartieron la película con sus familias y se saben los diálogos de memoria. Cautivó a jóvenes y mayores, y está considerada una referencia dentro del género.
  A pesar del enorme éxito de la película, una secuela no formaba parte de las prioridades más inmediatas de Nia Vardalos, que en ese momento quería ser madre. Pero pasarían varios años antes de que su deseo se convirtiera en realidad. Por fin, en 2013 publicó Instant Mom, donde cuenta cómo ella y su marido conocieron y adoptaron a su hija Ilaria, de tres años, en exactamente 14 horas. El libro se colocó en la lista de libros más vendidos del New York Times.
  Después de esperar diez años para ser madre, la guionista decidió disfrutar de cada momento con su hija: "Intenté hacerlo todo, desde cortar verduras orgánicas en trocitos muy pequeños para preparar sopas caseras a diario, hasta coser disfraces a mano".
Nia Vardalos recuerda que el primer día que su hija fue al jardín de infancia "no podía dejar de llorar pensando que mi hija ya iba al colegio. Otra madre dijo, intentando consolarme: 'Dentro de 13 años se irán a la universidad y ya no vivirán en casa'".
  En ese momento le vino la idea para un nuevo capítulo de Toula y su familia. "Al oírlo, me entró un ataque de pánico", reconoce Nia Vardalos, riendo. "Entonces me di cuenta de que me había transformado en mis controladores y casi sofocantes padres griegos".
   La guionista se puso manos a la obra inmediatamente, intentando imaginar cómo serían las familias Portokalos y Miller diez años después.
  En este nuevo guión han pasado diez años desde la última vez que vimos a la familia Portokalos. Toula e Ian llevan casados muchos años y, al igual que muchas parejas, su relación ha perdido chispa. Como la mayoría de madres de hijos adolescentes, la comunicación con su hija es complicada, y quiere tener más tiempo para sí misma y su marido. Toula e Ian siguen enamorados, pero lidian con lo mismo que cualquier otra pareja con una hija adolescente: tiempo para estar con ella y tiempo para estar solos. Además, los padres de Toula ya se están haciendo mayores y debe cuidar de la irreprimible Maria y el cascarrabias de Gus, sin olvidar las constantes peticiones de primos y amigos.
  Nia Vardalos tardó cuatro años en escribir el guión: "Quería mostrar la tremenda presión que acompaña a una mujer cuando es madre. Ya sé que no puedo ser voluntaria en el colegio de mi hija y trabajar a la vez, además de tener tiempo para ocuparme de mi familia y de mis padres. No puedo hacerlo todo, pero sigo intentándolo".
  Cuando apareció la noticia de que se haría una secuela de Mi gran boda griega, los seguidores de la película casi no podían creérselo. Fiel a su sentido del humor, Nia Vardalos publicó lo siguiente en su cuenta de Twitter: "Ahora que soy madre, me siento preparada para escribir el siguiente capítulo. Unos cuantos dirán que me he quedado sin dinero o que quiero volver a besar a John Corbett. No negaré que una de las dos posibilidades es la verdadera".
  Añade que, desde el principio, pensó en una película coral: "Estoy muy a favor de las mujeres, sin por eso estar en contra de los hombres. Desde luego, los hombres tienen buenos papeles en esta película, pero debido a la arcaica desigualdad de género  existente en la industria cinematográfica, mi objetivo siempre será dar papeles sustanciosos a las mujeres".
  Han transcurrido diez años desde que vimos a la familia Portokalos. Toula e Ian llevan casados muchos años y empieza a faltar chispa en su relación. Como cualquier madre de una adolescente, Toula no siempre está de acuerdo con su hija, y quiere un poco de tiempo para sí misma y para estar con su marido.
  Del mismo modo que Toula lo era todo para sus padres, Paris lo es todo para Ian y Toula. Dudan si deben dejar madurar a la diecisieteañera para que tome sus propias decisiones y no ahogarla con las tradiciones familiares y su idea de cómo debería comportarse. Igual que antaño le pasó a Toula, Paris no se conforma con comportarse como quieren los demás y ser una buena chica griega. Su familia tiene puestas muchas esperanzas en ella que no siempre coinciden con sus sueños.
  Gus y Maria, los padres de Toula, están encantados con sus nietos, pero se dan cuenta de que su relación ha perdido todo atisbo de romanticismo. Maria tiene la esperanza de reavivar la chispa. Sea lo que sea, en opinión de Gus, el Windex sigue curándolo todo.
  Ahora les toca a Ian y a Toula descubrir algunos de los problemas a los que se enfrentaron sus padres en la primera entrega: ¿Cómo se puede querer a una hija y darle rienda suelta?
  Las historias que cuenta Nia Vardalos nunca son superficiales, lo que explica por qué las desavenencias de la familia Portokalos conmovieron a tantos espectadores. La guionista y realizadora dice: "No me gusta que haya un 'malo' porque creo que muchos conflictos parten de una lucha interna en la familia, es algo de todos. No se trata de un jefe insoportable o de una horrenda situación. Es un problema familiar que debe resolverse. Superar una dificultad con alguien siempre une más".
  Una vez acabado el guión de la secuela, el equipo se reunió con el director Kirk Jones, conocido por explorar las relaciones familiares en películas como La niñera mágica y Despertando a Ned.
  El realizador, que tiene tres hijos, explica por qué le atrae este tipo de cine: "Todos los espectadores tienen experiencias con la familia. Esta película no gira solo en torno a la comunidad griega, sino en torno a la familia, hermanos y hermanas, padres e hijos. Todos podemos ver reflejada a nuestra familia".
  Kirk Jones aceptó enseguida formar parte del proyecto: "Me presentaron la idea de una secuela antes de que leyera el guión. Volví a ver la primera película e hice una lista de las cosas que me gustaría ver en la secuela. El guión me llegó al cabo de unas dos semanas y debo reconocer que todo lo que había sugerido estaba incluido. Desde Ian y Toula esforzándose por encontrar un equilibrio en su relación, hasta dar más importancia a la relación de Gus y Maria, todo estaba".
  Añade que se esforzó en hacer honor al guión: "Esta vez vemos las relaciones de tres generaciones diferentes, y la historia nos dice que nunca se debe dar por hecha una relación. Pero no debemos olvidar que la comedia siempre acompaña al drama".
  Nia Vardalos dice, riendo, que disfrutó viendo al reservado director inglés hacerse con el bullicioso y ruidoso reparto: "Kirk no tenía la menor idea de lo que le esperaba dirigiendo a una panda de griegos, italianos y judíos que no se callan ni debajo del agua. Nadie oía lo que decía porque todos hablamos mucho y a la vez".

  "Esperaba que pudiéramos volver a rodar en Toronto para reencontrar la casa de los Portokalos y reconstruir Dancing Zorba's", dice Nia Vardalos. "Pisar de nuevo los decorados fue un momento muy emotivo para mí, para todos nosotros, creo. Me sentí como una sonámbula, todos teníamos el mismo sueño a la vez".
  El director Kirk Jones, que no trabajó en la película anterior, dice: "Gran parte de los actores de esta película ya trabajaron en la primera. Cuando los miembros del equipo entraron en los decorados, se quedaron asombrados, pero cuando vieron a los mismos actores peinados y maquillados como la primera vez, se quedaron sin palabras".
  Nia Vardalos recalca que "los productores estaban convencidos de que debían homenajear al primer reparto e invitar a los actores a participar en la secuela. En muchos aspectos fue una reunión familiar".
  Los productores estaban encantados de contar de nuevo con Gregory Keen, el diseñador de producción de la película original, así como con la directora de casting Robin Cook, el jefe eléctrico, el foquista, el equipo de localizaciones, de peluquería y muchos de los figurantes que habían participado en Mi gran boda griega.
  Al igual que los actores, el equipo técnico se sintió inmediatamente en casa, sobre todo, Gregory Keen, al que Nia Vardalos describe como "cien por cien griego nato". El diseñador de producción dice: "El ambiente era mucho más parecido al de una obra de teatro. El sentido de comunidad que nació en la primera película no tardó en volver a aparecer. En cuanto levantamos las paredes del decorado, viajamos 15 años atrás en el tiempo. Estábamos conectados con los personajes".
  Uno de los decorados favoritos del departamento de diseño es la iglesia. "Rodamos en una iglesia de verdad, pero hicimos venir a varios pintores de Grecia para que retocaran el interior. Es una preciosidad", dice Gregory Keen.
  Para Nia Vardalos era como regresar a casa. "Greg nos ayudó a recrear el mundo de los Portokalos con los decorados. No olvidó un detalle, por muy pequeño que fuera, incluso el mostrador desportillado. Cuando entré en Dancing Zorba's, sentí que Toula seguía detrás de la caja". En cuanto a los nuevos decorados, no esperaba tanto: "No sabía que los productores conseguirían rodar en toda la calle. Antes era la casa Portokalos, ahora es la calle Portokalos", dice, riendo. "Los vecinos se portaron de maravilla con nosotros".
  Nia Vardalos, John Corbett, Louis Mandylor y Elena Kampouris llevaron guitarras para tocar y cantar entre escena y escena durante los rodajes nocturnos en la casa Portokalos.
  El director de fotografía Jim Denault añade que disfrutó mucho rodando las escenas de la boda: "La iglesia ortodoxa escogida por Kirk y Greg es espectacular. Es un sitio realmente bello, con una luz muy cálida procedente de las vidrieras que rebota en paredes doradas. Varios artistas griegos pintaron el interior de la iglesia desde su construcción y los íconos son increíblemente detallados y expresivos. Fue el día de rodaje más memorable para mí, algo totalmente apropiado para el momento cumbre de la película".

  Gersha Phillips, que lleva treinta años diseñando trajes para cine y televisión,  reconoce que ocuparse de la familia Portokalos no es tarea fácil. "Lo que más me gusta de la familia Portokalos, sobre todo de las mujeres, es que siempre se visten con estilo. Tomemos, por ejemplo, los elegantes pantalones y chaquetas de tía Voula con sus voluminosos collares, o los trajes fluidos y brillantes de Maria, ninguna sale de su casa sin estar perfectamente arreglada. A pesar de que la familia critica a menudo a Toula por su sencillez, sabe qué ponerse cuando llega el momento. Mi preferido es el traje que lleva para su tan esperada cita con Ian. Pasa de aburrida a despampanante".
  También disfrutó vistiendo a la parte masculina del clan: "Podría pensarse que Gus o Taki se ponen lo primero que encuentran, pero no debemos olvidar que fueron auténticos donjuanes en su época y que siguen queriendo conquistar".
  Los estilistas Paul Elliot y Sandra Reynolds se entusiasmaron al reencontrarse con la familia. Paul Elliot dice: "Cuesta creer que han pasado 15 años desde que empezamos a rodar la primera entrega. Me encanta ver que todos evolucionan en una versión de sí mismos aún mejor. Por ejemplo, al principio de la película, Toula es madre, ama de casa, trabaja y no se cuida. Pero cuando por fin queda con su querido Ian, soltamos los rizos naturales de Nia".
  Y sigue diciendo: "En cuanto a tía Voula y Maria, aunque estuvieran hospitalizadas, se peinarían y maquillarían antes de dejar entrar al médico".

  Los actores y miembros del equipo técnico de MI GRAN BODA GRIEGA 2 se centraron en el lema que tanto gustó al público en la primera película: "Pase lo que pase, lo que realmente importa es la familia". Y algunos, como John Corbett, se lo tomaron tan a pecho que, al acabar el rodaje, cogió a Nia Vardalos por la cintura y le dijo: "¿Para cuándo la siguiente, cariño?"
  Nia Vardalos acaba diciendo "Nunca dejará de sorprenderme que tanta gente vea retratada a su familia en esta. No importa que sean griegos, no se trata de eso, ven reflejada a su familia. Fue una feliz casualidad. Decidí escribir acerca de mi familia y descubrí que era la familia de todos".

logo radio directo


MOON ENTERTAINMENT LOGO PHOENIX ENTERTAINMENT

26 Enero solo en cines
PRESA DE SU OBJETIVO

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... HAMLET