Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: Alceste Á Bicyclette
Año Producción: 2013
Nacionalidad: Francia
Duración: 104 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 7 años
Género: Comedia, Drama
Director: Philippe Le Guay
Guión: Philippe Le Guay
Fotografía: Stephen Goldblatt
Música: Theodore Shapiro
FECHAS DE ESTRENO
España: 25 Abril 2014
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Wanda Films


SINOPSIS

Ben es un viudo de setenta años el cual está hastiado de su jubilación, así que decide volver a trabajar convirtiendose en el becario de una empresa de modas online...

INTÉRPRETES

FABRICE LUCHINI, LAMBERT WILSON, MAYA SANSA, CAMILLE JAPY, GED MARLON, STÉPHAN WOJTOWICZ, ANNIE MERCIER, CHRISTINE MURILLO, JOSIANE STOLÉRU, LAURIE BORDESOULES
 

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER

icono bsoBSO

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

 

Galeria de fotosGALERÍA DE FOTOS

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

_______________________

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

ENTREVISTA CON EL DIRECTOR...PASEANDO CON MOLIÉRE

'Paseando con Moliére' surgió de manera inusual...

.- Estaba preparando 'Las chicas de la sexta planta' e intentaba conseguir que Fabrice Luchini accediera a hacer el papel protagonista. Fabrice es bastante despistado. Se dejaba el guión en los taxis o en las habitaciones de hotel. Así que llegué a la Isla de Ré para darle una nueva copia. La metí en la cesta de la bici y PASEANDO CON MOLIÉREfui a su encuentro. Pero me perdí por la ciénaga y Fabrice tuvo que venir en bici a rescatarme. Mientras pedaleábamos por el campo, le dije: “Realmente eres un misántropo, escondido en tu lugar de retiro.” De pronto, él comenzó a recitar el comienzo de la obra de Molière: “¿Qué es lo que pasa? Dejadme, os ruego …” Fabrice recitaba los diálogos de ambos personajes, de Alceste y Filinto, a la perfección. Se sabía prácticamente la obra entera de memoria. Fue entonces, cuando me vino la idea de la película y se me ocurrió el título: 'Paseando con Moliére'.PASEANDO CON MOLIÉRE

 Fabrice pensó que lo iba a dirigir él, ¿no?...
.- Sí. Él pensaba rodar con una cámara DV, tener tres semanas de improvisación y un equipo reducido. Sin embargo,  a los tres meses, cambió de idea.

 ¿Y todo eso ocurrió mientras pedaleaban?...
.- En efecto. El cielo estaba nublado, el sol se ponía, las gaviotas circulaban por encima nuestro. El texto y la PASEANDO CON MOLIÉREteatralidad de la vida misma se fusionaron. Fabrice hizo que esto fuese posible. Hace 30 años, él tuvo la idea de hacer  “El Misántropo” interpretando a Alceste y Filinto así que cuando le comenté esta idea, inmediatamente me  confirmo que lo haria.

 ¿Qué ocurrió entonces?...
.- Hicimos 'Las chicas de la sexta planta' y un año más tarde, le pregunté si le apetecía la idea de Alceste. MiPASEANDO CON MOLIÉRE idea era muy sencilla: un actor que viene en busca de otro, que vive recluido en una isla y le propone actuar en “El Misántropo”.  Imaginarme a Fabrice siendo un ermitaño fue muy fácil. Ya tenía el pañuelo, la chaqueta forrada de piel y la barba de tres días. Inmediatamente pensé en Céline viviendo en Meudon. Estuve a punto de regalarle un perro pero hubiera sido demasiado. Así es como imaginamos la idea original de la película. La cercanía que nos une, después de haber trabajado juntos en PASEANDO CON MOLIÉREcuatro películas, me sigue emocionando.

 Se nota que Fabrice Luchini le inspiró para el papel de Serge Tanneur...
.- Efectivamente. Fabrice es toda una inspiración. Recopilé la información que sabía de él: su amor por los textos y esa tendencia misantrópica que a veces exhibe. Él alberga el sueño de retirarse del mundo pero afortunadamente, no lo hace. PASEANDO CON MOLIÉRE
Mantuvimos conversaciones interminables sobre la gente y sobre nosotros mismos. Él dice que no existe la generosidad, que todo el mundo vela por sus propios intereses. Yo hago el papel del hombre ingenuo, el que lo ve todo de color de rosa. Mi personaje es un altruista que mira más allá de si mismo. Fabrice es pragmático mientras yo soy el indulgente. Fabrice cree que la indulgencia es una máscara que me pongo, algo que alimenta mi narcisismo y quizá no esté tan equivocado.

PASEANDO CON MOLIÉREEsta filosofía la verbaliza el personaje de Lambert Wilson...
.- Lambert Wilson es mi representante en la pantalla. Gauthier Valence es una estrella televisiva, un héroe querido por todos que se siente con la necesidad de complacer a los demás, a toda costa. Dicho esto, no pretende esconder lo lamentable que es la serie en la que trabaja. Acabas entendiendo por qué Gauthier Valence quiere hacer de Alceste: en su interior se esconde algo que quiere defender.PASEANDO CON MOLIÉRE

¿Cómo eligió a Lambert Wilson?...
.- Lambert pertenece a esa gran tradición anglosajona de actores que pueden hacer de todo. Aparenta ser muy hábil pero al mismo tiempo es un hombre que comparte sus heridas internas y su lado oscuro. Lambert encarna a la perfección  el papel de hombre sincero y uno que puede burlarse de él mismo. No dudó en adoptar un nuevo look, con ese peinado tan impecable y su toque PASEANDO CON MOLIÉREextravagante. El abrigo blanco le otorga un aire majestuoso y ridículo. Es el contrapunto de Fabrice.

Sobre papel, su proyecto resulta algo radical...
.- Es cierto que existe un lado minimalista: dos actores ensayando la primera escena de “El Misántropo” con la duración de una película. Pero también tiene el poder de los actores y el espejismo en el que juegan junto aPASEANDO CON MOLIÉRE Molière. En lugar de la trama, son los personajes los que le dan identidad a la película. Me encanta darles vida y contradicciones.

Se aseguró de incluir pausas que ayudan a la historia a respirar...
.- Esa fue la gran ventaja de rodar en la Isla de Ré.  No es un lugar de vacaciones sino un espacio bastante inhóspito con calles vacías, persianas bajadas y la playa barrida por el viento. Hay belleza en esa melancolía, PASEANDO CON MOLIÉREpropia de los lugares vacacionales abandonados.

Durante los ensayos, Serge y Alceste mantienen puntos de vista opuestos sobre el texto de “El Misántropo”...
.- Quise que volvieran continuamente a las mismas discusiones para sacar a relucir el texto mientras ellos se atacaban verbalmente. Por eso decidí centrarme en la escena 1 del primer acto. Reúne las posturas filosóficas de Alceste y Filinto y el eterno problema de elegir entre la indulgencia y la verdad. No quisePASEANDO CON MOLIÉRE desviarme con la obra entera y acabar seleccionando extractos. 
En cualquier caso, el texto es maravilloso así que no se te hace pesado al escucharlo una y otra vez. Es lo opuesto del cliché en el sentido de que “hay que quitarle el polvo a los clásicos”. Aquí, es Molière el que limpia el polvo.

Cada ensayo está filmado de manera muy específica...
PASEANDO CON MOLIÉRE.- Hay ocho ensayos y cada uno versa sobre un tema diferente. Tuve que pensar en cómo dirigir cada uno. Pensé en los duelos de 'Barry Lindon' de Stanley Kubrick, o los que aparecen en 'Scaramouche', la magnífica película de George Sidney. Luchini y Wilson son maravillosos porque aceptan mostrar sus fallos. En la primera lectura, Fabrice tiene que tener un estilo excesivo al actuar pero se da cuenta de que es falso. Pero incluso cuando es excesivo o está rabioso, es capaz de encarnar al verdadero Alceste. Cuando está más contenido,PASEANDO CON MOLIÉRE es emocionante. El espectador puede apreciar lo que lleva al personaje a ese lugar. En la película, somos testigos de cómo se prepara un actor. Esta dimensión educativa siempre ha estado en el corazón del proyecto.

Hay algo fantástico en las escenas en las que forcejean...
.- Hay gente que puede llegar a irritarse con ese lado narcisista de ciertos actores pero solo hace falta verles PASEANDO CON MOLIÉREensayar para apreciar ese punto altruista, esa pasión que sienten hacia las palabras. Serge y Gauthier saben que Molière es más grande que ellos y se ponen a su servicio. Se ven motivados por la misión de poder expresarlo.

De esta confrontación, cada uno sale siendo mejor persona...
.- Quise devolverles a sus respectivos mundos interiores. Serge le arranca la fachada de estrella televisiva aPASEANDO CON MOLIÉRE Gauthier y éste le devuelve a Serge el sentido del deseo. Pasa de ser una persona rencorosa a convertirse en un idealista desapegado. Al final, en la playa, se reconcilia consigo mismo y los dos acaban siendo mejores personas.

Hablemos de personaje de Maya Sansa...
.- En esta versión de “El Misántropo”, necesitábamos a una Célimène. Pero debido al aislamiento de la isla, era PASEANDO CON MOLIÉREimposible convertirla en el personaje seductor de la obra de Molière. Así que opté por lo contrario: creando un personaje aún más misantropo que Serge. 
  Francesca es una mujer italiana que ha llegado a la isla para vender su casa, debido a un divorcio peliagudo. Tiene las heridas abiertas: afirma que todos vamos a morir, que nuestros cuerpos se pondrán flácidos y nos pudriremos en la tumba para acabar siendo polvo. Es una especie de Cioran en mujer. Sin embargo, el personaje tenía que resultar atractivo y pensé en Maya Sansa, a quien vi en 'Buongiorno notte' de Marco Bellocchio, y en 'Voyez omme ils dansent' de Claude Miller.

El trío recuerda a 'Jules et Jim' de François Truffaut...
.- Eso es inevitable. En cuanto unos amigos andan en bici en una película, es 'Jules et Jim'.

¿Por qué introdujo a Zoé, la actriz porno?...
.- El personaje de Zoé cumple otra función. Ya que 'Paseando con Moliére' es una película sobre actores pensé que podría ser divertido incluir a una actriz porno. Serge y Gauthier le tienden una trampa al pedirle que lea unos versos alejandrinos. Es evidente que ella no es Sarah Bernhardt, pero la frescura con la que lee los versos produce emociones inesperadas. 
  Zoé también cumple otra función: la de aportar contemporaneidad a la película. Me fascinan las entrevistas con estrellas porno, en las que salen hablando sobre su oficio y sus aspiraciones con toda seriedad. Lo dicen demostrando indiferencia absoluta hacia la sexualidad, como si no pasara nada.

La Isla de Ré se ve magnificada en la película. A veces, incluso resulta ridiculizada...
.- Lambert llega a decir: “Odio la Isla de Ré, los chavales rubios en sus bicis, las familias católicas, etc.…” En la película, la isla tiene dos caras: el lugar aislado y lluvioso y la isla del civismo llevado al extremo. Es más, Gautheir le hace ver esa contradicción a Serge. En lugar de irse al Lago Baikal en Siberia, para su retiro escogió una isla, un lugar semi urbano. La película necesitaba esta dimensión social. En cierto modo, es una transposición de la corte de Versailles de Molière. Al final de la obra,  Alceste corta todos sus lazos con la vida social.

¿Cómo trabaja con un actor que ha conocido durante 20 años?...
.- El personaje de Fabrice en esta película es muy diferente al que hace en 'Las chicas de la sexta planta'. Fue muy estimulante explorar esta otra dimensión de su naturaleza. 
Al contrario de cómo se le percibe desde fuera, Fabrice no intelectualiza a sus personajes. Tiene un instinto endiablado para sortear ese cliché y no actuar tal y como indica el texto. Tiene la energía suficiente para mantener la atención de ochocientos espectadores sobre un escenario. Pero en el cine, su estilo es muy distinto. No controla nada, se vacía. En la mente del espectador, está tan asociado con las palabras y el texto, que hubiera sido un magnifico actor de películas mudas. Me encanta filmar la manera en la que  recibe el diálogo de sus compañeros.

¿Dejó usted espacio para la improvisación?...
.- El tema de la película es la libertad del actor así que hubiera sido absurdo prohibirles improvisar. Fabrice y Lambert disfrutaron al parodiar las distintas maneras de recitar versos alejandrinos. No quise ahondar mucho en sus vidas privadas – siempre permanecen como personajes de ficción. No me gusta la manera en la que ciertos directores exponen a los actores. A mi eso me parece una fantasía de poder.

Sin embargo, 'Paseando con Moliére' trata sobre la lucha de poder...
.- Lo hice a pesar de mi mismo. Hace 10 años, dirigí NIGHTSHIFT, una película sobre un juego perverso de manipulación entre dos trabajadores de una fabrica. A pesar de que el contexto es distinto, esa película también habla sobre la lucha de poder. El personaje de Lambert se rinde ante las manos de Luchini y espera ser puesto a prueba. Es muy vulnerable porque él es quien quiere algo y Serge juega con su deseo. La película muestra cómo se libera uno de esta dependencia. Es una versión descafeinada de un tema muy serio.

logo radio directo


Videoclip musical
CONOCES A TOMÁS?

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... PESADILLA EN ELM STREET