Fichas de peliculas
  • Registro
LA FOTÓGRAFA DE MONTE VERITÁ
INFORMACIÓN
Titulo original: Monte Veritá
Año Producción: 2022
Nacionalidad: Suiza, Austria, Alemania
Duración: 116 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de años
Género: Drama
Director: Stefan Jäger
Guión: Kornelija Naraks
Fotografía: Daniela Knapp
Música: Volker Bertelmann
FECHA DE ESTRENO
España: 5 Agosto 2022
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Sursey Films


SINOPSIS

1906: una época de agitación. La sociedad está marcada por el miedo y la esperanza. Los primeros desertores, entre los que se encuentra el joven Hermann Hesse, buscan su paraíso y lo encuentran en el sur de Suiza, en Monte Verità. Los reformadores se despojan no sólo de sus ropas sino también del corsé mental que amenaza con estrangular a la sociedad. La joven madre, Hanna Leitner, también se siente atraída por Ascona para escapar de su noble vida. Dividida entre los sentimientos de culpa hacia la familia que dejó atrás y la fascinación de una vida de autodeterminación, Hanna descubre no solo su pasión por el arte de la fotografía, sino que también encuentra, en medio del paisaje idílico, su propia voz...

INTÉRPRETES

MARESI RIEGNER, MAX HUBACHER, JULIA JENTSCH, HANNAH HERZSPRUNG, JOEL BASMAN, PHILIPP HAUB, DANIEL BRASINI, TIANA DISTEFANO, ALINA DISTEFANO, ELEONORA CHIOCCHINI, MICHAEL FINGER, IGOR MANLENKOV

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

- Festival de Locarno 2021

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

NOTAS DEL DIRECTOR...
   Desde la primera vez que estuve en Monte Verità, a finales de los años 80, las imágenes en mi cabeza han permanecido y me han acompañado a lo largo de los años. Cuadros de silencio y concentración, pero también de caos y despertar. Durante mucho tiempo dudé si era mi mirada dichosa de una colina cerca de Ascona, entrelazada por mitos y leyendas y donde los artistas encontraban inspiración, o si yo mismo había encontrado realmente una fuente que pudiera influir en mi creación artística. Cuando la autora Kornelija Naraks se acercó a mí con el material, supe que era para mi. Vi que a través de su mirada en este lugar había sucedido algo que siempre me ha interesado en el cine: ¿cómo narrar temas del pasado que se relacionan con nuestro presente?
 

 Kornelija logra crear un vínculo con el presente, que desafortunadamente sigue estando de actualidad y escudriña la posición de la mujer en nuestra sociedad actual. Porque ¿qué tan libre es una mujer que aún sabe que le pagan peor por su trabajo que a su contraparte masculina? ¿Cuánto puede dedicarse a sus ambiciones si todavía le hacen sentir que su deber está en la familia, incluso por personas liberales que enfatizan la apertura y la libertad como paradigma de vida?
  Hay varios documentales y libros de hechos sobre Monte Verità que inspiraron nuestra investigación. Con el historiador Andreas Schwab ("Monte Verità - Sanatorium der Sehnsucht") tuvimos, además, un asesor de nuestro lado que podía darnos valiosas aportaciones.
  Comprimiendo la historia en una ficticia, creemos que podemos narrar algo que resuena con más fuerza en el presente que la retrospección histórica objetiva. A lo que viene, en retrospectiva, existe el riesgo de incompletitud, especialmente con un lugar como Monte Verità que vio ir y venir a tantas personalidades ilustres, como el premio Nobel de Literatura Hermann Hesse, el anarquista Erich Mühsam o la artista Sophie Taeuber-Arp.
  En esa medida, fue central en el desarrollo del material encontrar un lapso de tiempo, en el que las personalidades vivieron en la montaña o la visitaron, que refleje nuestro material y desafíe a nuestro protagonista ficticio, para enfocarnos en el núcleo de la historia: ¿cómo puede la liberación del protagonista tener éxito y a qué coste? ¿Cómo se las arregla para anteponer el arte a la familia sin que los espectadores la condenen y entiendan que su principal interés es dar prioridad al descubrimiento de su identidad porque ha crecido en una sociedad que casi no le dio ninguna posibilidad de autorrealización?
  Desafortunadamente, no se puede negar: soy un hombre, por lo que sentí que era importante trabajar con tantas mujeres como fuera posible. Porque mi visión de la historia debe hacer justicia a aquellos cuya historia cuenta. Y solo podía hacerlo en la medida en que estaba listo para llevar mi visión al colectivo artístico que realizó esta película. En esta visión me encuentro en el lugar de Hanna. Casi todos los individuos llegan a un punto de su vida en el que se ven llamados a poner énfasis o tal vez incluso a tomar una decisión: por el sueño de la libertad, y con eso tal vez también por la realización artística, o por una vida en seguridad, que puede significa querer formar una familia y tener que alimentarla. Es posible hacer ambas cosas a la vez, pero para las mujeres, que luchan por la libertad, es mucho más complejo e incluso hoy en día es un acto que puede causar alboroto, cuanto más valiente es la artista femenina que da ese paso hacia la creatividad autónoma (y desvinculado de una familia).
  Quiero llevar a los espectadores emocionalmente al personaje de Hanna, acompañarla a Monte Verità y permitirles sumergirse en un mundo que fue fundado por una pareja de idealistas con el objetivo de permitir la recuperación (psicológica y física) de cada individuo para, al final, poder darse cuenta de sí mismos. Al hacerlo quiero llegar a todos los géneros e identidades, porque nuestras preguntas son universales, inmediatas y actuales.

ENTREVISTA AL DIRECTOR...
¿Por qué crees que este tema sigue siendo relevante hoy en día?...

Lo que los fundadores buscaron en Monte Verità fue la confrontación con temas que todavía están candentes hoy:
- ¿Cómo podemos vivir en armonía con la naturaleza?
- ¿Cómo se puede participar en un grupo por el bien común pero también permitir que el individuo se desarrolle libremente?
- ¿Cómo se sana el alma?
- ¿Qué influencia tiene la nutrición en nuestro bienestar?
- ¿Cómo se hace frente a la propagación del cambio que sacude el espíritu humano?
- ¿Cómo una sociedad puede aprender de las utopías de unos pocos y lleva utopías como esta para un cambio mayor? ¿Hoy más que nunca?

¿Cómo ve a los personajes históricos que aparecen en la película desde el punto de vista actual?...

Ida Hofmann, una de las fundadoras, luchó por los derechos de las mujeres y con vehemencia por el autodesarrollo individual. En ese entonces se topó con mucha oposición, incluso dentro del grupo fundador hubo conflictos debido a sus opiniones y demandas radicales.
El médico Otto Gross fue un defensor de la eutanasia asistida pero también un psicoanalista controvertido, cuya empatía por sus pacientes mujeres ya era motivo de escándalo en su día. Visto desde hoy, es una figura que sería extremadamente polarizadora en su ambivalencia.
Lotte Hattemer, hija del alcalde de Berlín y también fundadora de Monte Verità, buscaba a través de su rechazo radical a la civilización un camino de regreso a la naturaleza, con la que quería ser una. Con eso ella también representa a muchas personas que anhelan algo en nuestro presente, algo que los libere de las compulsiones de la sociedad.
Isadora Duncan fue una de las primeras bailarinas modernas. Como artista buscó un camino que nadie había recorrido antes que ella.
Hermann Hesse encontró su verdad interior en Monte Verità, que marcó el trabajo creativo de su vida y con el que aún hoy nos conmueve.
La comida vegana de Monte Verità, la apertura a todos los puntos de vista, el intento de vivir en armonía con la naturaleza y las influencias de muchas otras colonias de artistas de toda Europa convirtieron el sanatorio en un faro cuya luz aún se palpa.

¿Cambió la forma en que ve su propia vida personal al trabajar en la película y, de ser así, qué extrajo de ella?...

Mientras me preparaba para la película, me di cuenta de que La fotógrafa de Monte Verità exige algo más que la perspectiva de mi singular director. Así que pensé en cómo, allá por 1900, cuando se fundó la "Montaña", la cooperación podría haber funcionado. Al tratar de permanecer abiertos, escuchando a todos los interesados y confiando en sus conocimientos instintivos pero también prácticos, creamos una visión conjunta que, con suerte, se acerca al lugar y muestra algo que experimentamos juntos. También me gustaría tomar este tipo de cooperación conmigo en mis futuros esfuerzos creativos.
Además, las muchas búsquedas de locaciones que realicé en Ticino me enseñaron a experimentar realmente la naturaleza y, en una etapa muy temprana, junto con la guionista Kornelija Naraks, a escribir locaciones en la historia que hoy siguen siendo las mismas que entonces: intactas, salvaje y atemporal.

¿Qué tipo de sentimiento quieres que se lleven los espectadores de la película cuando salgan del cine?...

Quiero que se conmuevan con esta historia de una mujer fuerte. Pero también que se dejen llevar por una fase fascinante de la historia suiza, poco después de la fundación del sanatorio de Monte Verità, en el que un pequeño pueblo cerca de Locarno creó un furor mundial que todavía resuena hoy.

¿Cuál fue su mayor desafío personal como director de esta película?...

Creer que es posible hacer cine a gran escala también en pequeña escala en Suiza. Y con las circunstancias especiales durante la pandemia, para encontrar el enfoque correcto sin perder de vista nuestra visión.


ENTREVISTA CON MARESI REIGNER...

¿Cómo te preparaste para el papel? ¿La pandemia te lo puso difícil?...
El primer casting, el primer contacto con el personaje de Hanna Leitner, fue seis meses antes de que comenzara el rodaje. A partir de entonces me involucré intensamente con Monte Verità y su historia. Investigué el período alrededor de 1906, leí textos escritos por mujeres de esa época y me sumergí cada vez más en él. Mi coach de interpretación, Teresa Harder, me apoyó, a veces también con Hanna Herzsprung, que interpreta a Lotte Hattemers, lo que me ayudó a ponerme en contacto con uno de los personajes "reales" de Monte Verità.
Mientras tanto, también hubo castings continuos para papeles secundarios. Stefan Jäger y yo nos convertimos en un equipo bien entrenado a través de este contacto constante.
Y luego tuvimos una semana de ensayos en Monte Verità. Eso fue muy útil. Fuimos de excursión, nos empapamos del ambiente, nos leímos textos de la época en voz alta. De esa manera nos conocimos mejor y construimos esa necesaria confianza.
Y luego, por supuesto, estaban todas las cosas prácticas: aprender a escribir al estilo de la época, familiarizarse con las cámaras antiguas y aprender cómo funcionaban. Conocí a un fotógrafo que tiene una gran colección de cámaras históricas que, una vez que aprendes a usarlas, son realmente muy fáciles de usar.
Por un lado, la pandemia simplificó los preparativos porque tenía más tiempo y estaba mucho en casa, especialmente en el primer encierro. Por otro lado, estaba esta incertidumbre constante en la sala, si podíamos filmar en primer lugar o si tendría que posponerse, lo que habría sido difícil dado mi compromiso con el Burgtheater. Hubo castings a través de Zoom, que se sintieron extraños al principio, pero luego funcionaron bien después de todo. El temor de que el proyecto pudiera fallar debido a la pandemia era deprimente.

¿El hecho de ser madre te ayudó a comprender el dilema de Hanna Leitner o, más bien, lo dificultó?...

Durante el casting de La fotógrafa de Monte Verità mi propio hijo era muy pequeño y todavía estaba amamantando. Eso me ayudó personalmente a comprender el vínculo que atraviesas con un hijo propio.
No quiero en lo más mínimo juzgar si es bueno o malo amamantar a un niño. Para mí, simplemente hizo que el personaje de Hanna Leitner fuera accesible sabiendo que ella, como aristócrata durante ese período, no podía amamantar a sus propios hijos.
El contacto con los propios hijos en aquellos días era fundamentalmente menos personal que en la actualidad. Los niños se dirigían a su madre formalmente. Uno tenía una función educativa, el amor maternal estaba en un segundo plano. El contacto físico y la sensación de seguridad, todo eso no estaba previsto en lo más mínimo en la clase social en la que vivía Hanna Leitner.
A través de mi propia maternidad pude comprender lo que significa el amor por un hijo y lo infinitamente doloroso que debe ser no ver a un hijo durante mucho tiempo o incluso perderlo.

¿Cómo viviste Monte Verità?...

Desde el principio, para mí fue un lugar que irradia algo muy poderoso. Hay una energía fuerte pero también paz y una gran magia. Ver y experimentar las huellas de ese tiempo con tanta inmediatez me conmovió.
La naturaleza salvaje también me recordó mi propia infancia. Crecí junto al Danubio, con sus prados. Para mí ese siempre fue un lugar poderoso: los árboles silvestres, el agua, el viento... Junto a todo eso, en Monte Verità también sentí todo lo que debió pasar allí en el siglo pasado y cuánta energía creativa aún se almacena allí hoy.

¿Qué es lo que más se te queda grabado en el recuerdo del rodaje?...

Hicimos muchas tomas al aire libre. Ese fantástico telón de fondo y la naturaleza, que estuvo tan presente en la primera parte del rodaje, sentir el viento al rodar, la gran libertad que teníamos delante de la cámara, que seguía nuestros movimientos... Aún hoy lo recuerdo.
El último día de rodaje en Cannobio, el último día de rodaje en el exterior, también fue especial. Estábamos filmando en un ferry histórico. Teníamos solo treinta minutos hasta la puesta del sol y teníamos que filmar una escena importante contrarreloj. Todavía estaba maquillada y cuando llegué al puerto, el director corrió hacia mí gritando: "¡Tienes que subir al barco! ¡Aquí está tu utilería! ¡Todos los extras están listos! ¡La cámara está rodando!". Corrí al barco sin un solo ensayo, lo disfruté tanto que no tuve ni un segundo para pensar en lo que estaba haciendo. Solo tenía que hacerlo, pero tampoco pude hacer nada malo. Filmar bajo un estrés como ese, cuando todo fluye junto y todos hacen su trabajo y tienes esta enorme máquina allí, este barco, que desató una energía increíble, ¡fue un momento mágico!... Y mientras se ponía el sol, vi a mi familia en el puerto, que acababa de venir de visita y me saludaba después de la toma.

¿Qué crees que tiene que ver la historia con nuestro presente?...

¡Todo! La fotógrafa de Monte Verità, a mis ojos, cuenta una historia muy moderna. Para muchas mujeres que tienen un sueño, es exactamente lo mismo hoy que entonces. Todavía están siendo reducidas a su papel de madres. Y si las mujeres quieren vivir como artistas, tienen un camino mucho más pedregoso por delante que los hombres.
Por otro lado, la forma de vida en Monte Verità es muy moderna: comida vegana, igualdad entre la mujer y el hombre, la forma de la libertad, el amor libre y cualquier tipo de amor como uno lo vive, sin juzgarlo, pero teniendo la libertad de decidir. Para mí, todo eso no puede ser más moderno.

logo radio directo


LOGO PHOENIX ENTERTAINMENT


17 Junio 2022 sólo en cines
PICO REJA

24 Junio 2022 sólo en cines
12 PALABRAS

(Contenido no apto para menores de 18 años)
TODO EL CINE CLASIFICADO X AQUÍ.
Todo el cine X que imaginastes ver.
Cada día una película nueva

Comedia erótica italiana
JAIMITO EN LA CORTE DE NERÓNDOCTOR ESTOY BUENA?
Ver todas las comedias eróticas italianas

Cine español
ADULTERIO NACIONALEL FASCISTA LA BEATA Y SU HIJA DESVIRGADA

Cine de artes marciales
MANO DE HACHA (EL HACHA DEL DRAGÓN)

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... EL BRONX

Criticas del pasado...

Crítica... LIBERAD A WILLY 3 EL RESCATELA ENFERMERA Crítica... LA ÚLTIMA ORGÍA DE LA GESTAPO
Crítica... HORA PUNTA 2 LA PROSTITUTA FELIZSTAR TREK IV: MISIÓN SALVAR LA TIERRA