Fichas de peliculas
  • Registro
MODELO 77
INFORMACIÓN
Titulo original: Modelo 77
Año Producción: 2022
Nacionalidad: España
Duración: 125 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 16 años
Género: Drama
Director: Alberto Rodríguez
Guión: Alberto Rodríguez, Rafael Cobos
Fotografía: Álex Catalán
Música: Julio de la Rosa
FECHA DE ESTRENO
España: 23 Septiembre 2021
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Walt Disney Pictures


SINOPSIS

Cárcel Modelo. Barcelona 1977. Manuel, un joven contable, encarcelado y pendiente de juicio por cometer un desfalco, se enfrenta a una posible pena de entre 6 y 8 años, un castigo desproporcionado para la cuantía de su delito. Pronto, junto a su compañero de celda, Pino, se une a un grupo de presos comunes que se está organizando para exigir una amnistía. Se inicia una guerra por la libertad que hará tambalearse al sistema penitenciario español. Si las cosas están cambiando fuera, dentro también tendrán que hacerlo...

INTÉRPRETES

JAVIER GUTIÉRREZ, MIGUEL HERRÁN, JESÚS CARROZA, FERNANDO TEJERO, CATALINA SOPELANA, XAVI SÁEZ, ALFONSO LARA, POLO CAMINO, VÍCTOR CASTILLA, IÑIGO ARAMBURU, JAVIER LAGO, IÑIGO DE LA IGLESIA, JAVIER BELTRÁN

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesFEATURETTE'S

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierCONFERENCIA DE PRENSA

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

NOTA DEL DIRECTOR...
  'Modelo 77' es una película que Rafael Cobos y yo empezamos a escribir a raíz de una noticia sobre la fuga de 45 presos de la cárcel Modelo de Barcelona en 1978.
  Lo que más nos llamó la atención fue la existencia de una organización o sindicato de presos que hacía las veces de coordinadora y se reconocía dentro de la cárcel como un órgano articulado de poder.
  No conocíamos nada de lo ocurrido en las cárceles durante el franquismo. Pero a partir de la muerte del dictador, la libertad estaba alcanzando a toda una sociedad, a todo un país y sin embargo quedaban fuera de la ecuación los presos, parecía que dentro de las cárceles el tiempo se había detenido y todo permanecía como años atrás. Incluso se revisaron los delitos políticos y se amnistió a los presos de esa clase. Pero el resto de presos, los autodenominados sociales, seguían en las cárceles sometidos a unas condiciones de vida durísimas, de insalubridad, etc., y regidos por un sistema penitenciario donde los derechos humanos brillaban por su ausencia.
  Gente encarcelada por delitos miserables, robos insignificantes o leyes obsoletas y decimonónicas.
Desde homosexuales (divididos en congénitos y adquiridos), menores (muy jóvenes), desempleados, sin techo, módulos de psiquiatría, geriatría y muchos preventivos (ley de vagos y maleantes), mezclados con asesinos, ladrones y timadores.
  Al final, los aires de libertad terminaron llegando a las cárceles y para hacerse escuchar los presos hicieron de todo. En la Modelo de Barcelona, por ejemplo, 200 personas se cortaron las venas a la vez para llamar la atención sobre su situación. En Carabanchel permanecieron días enteros subidos a los tejados protestando, pidiendo justicia. Casi todas las cárceles del país terminaron rebelándose contra el sistema e incluso hubo motines coordinados entre distintas cárceles.
  Durante un tiempo pusieron al Estado en jaque hasta que finalmente y, poco a poco, COPEL se disolvió y desapareció.
Sus logros son difíciles de cuantificar. Quizás lo mejor que dejaron es su ejemplo, su lucha frente a una situación injusta, sin pensar de manera individual en el coste, solo en la recompensa de la colectividad.
  Rafael Cobos y yo queríamos hablar del último sitio a donde llegó la Transición: las cárceles. Queríamos hablar de cómo un grupo de personas se unió ante una situación injusta para cambiar sus vidas y la forma de entender el régimen penitenciario de este país. Una lucha desproporcionada en el periodo histórico de este país en el que todo era posible, en el que un estado acababa de nacer: inmaculado, nuevo, a estrenar...
  Aunque los hechos que nos ocupan ocurrieron en todo el país, terminamos centrando la historia en la Modelo de Barcelona. Una cárcel con toda la historia del siglo XX dentro y en un momento en el que la habitaban desde anarquistas a ladrones, miembros de Els Joglars, estafadores, obreros de la SEAT, Nazario y Ocaña.
  La cárcel como un reflejo de un país, la cárcel como un reflejo de una sociedad.
Para mí Modelo 77 es una película de personajes dentro de un espacio cerrado, de personajes que tienen que creer y hacer un largo viaje interior para conocerse, para conseguir unos objetivos, casi inalcanzables, trabajando en un proyecto común, de manera desesperada, sin pensar en las consecuencias.
  Es una película en la que los actores han sido muy importantes, a ellos les hemos dado todo el tiempo de rodaje que hemos podido, haciendo que la puesta en escena fuese simple y sencilla. Con esto estoy realmente contento, creo que han hecho un trabajo estupendo. Y sobre todo que han conseguido transmitir una emoción sincera, algo cada día más complejo en este mundo sobrecargado de estímulos.
  Los actores han sabido transmitir la emoción de los que están sometidos a una situación tan dura e injusta como la de nuestros personajes. Todas las interpretaciones contienen la emoción y la tensión de escapar de un sistema implacable y, sobre todo, la emoción más compleja del que termina hallando un camino para encontrarse a sí mismo e integrarse en una sociedad, sea dentro o fuera de la cárcel.

   "Esta película que rodaremos en breve nos ha perseguido durante los últimos quince años. En 2006 conocimos la historia de COPEL, la historia de un grupo de presos que encontraron, en las peores condiciones, la manera de ser solidarios, de mantenerse unidos, de luchar por un ideal aunque este sea utópico, de luchar aunque desde el inicio todo esté perdido.
  En plena transición, en el paso hacia la democracia, las cárceles españolas se vieron agitadas por un grupo de presos en busca de la amnistía, en busca de la libertad.
  Por encima de todo buscaban la manera de mantenerse unidos en un mundo hostil, represivo y donde la justicia social o simplemente los derechos humanos más básicos brillaban por su ausencia.
  Por fin, se presenta la oportunidad de rodar esa historia. Espero que sepamos hacer una película tan emocionante y humana como el testimonio que recoge".

NOTA DEL CO-GUIONISTA RAFAEL COBOS...
  Comenzamos a investigar esta historia en 2006. Desde entonces hemos recogido de primera mano cientos de testimonios de presos de COPEL, familiares y miembros destacados de los grupos de apoyo.
  Entre ellos fueron especialmente reveladoras las entrevistas con Lluis María Xirinacs, senador y uno de los principales defensores de los derechos de los presos, y la comunicación mediante carta (por estar ingresado en prisión muchos años por diferentes motines, con José Antúnez Becerra, uno de los presos claves del movimiento COPEL en la Modelo de Barcelona y ejecutor del túnel de la escapada).
  El interés de esta película surge del conocimiento de unos hechos que nos fraguaron como sociedad y que son bastante desconocidos. En los albores de nuestra democracia las ansias de libertad llegaron también a nuestras cárceles.
  Se consiguió la amnistía para los presos políticos, como no podía ser de otra forma, pero no la amnistía de una gran mayoría de presos comunes encarcelados en virtud de leyes tan cuestionables como la de vagos y maleantes.
  Los comunes (o sociales, como ellos mismos preferían que se les llamara) se organizaron en COPEL y consiguieron que los medios de comunicación entraran en las prisiones para dar fe de las condiciones infrahumanas en las que vivían los reclusos. Consiguieron el apoyo de la sociedad, numerosas manifestaciones reclamaron Amnistía y Libertad.
  Con el paso del tiempo aquel movimiento, pese a no conseguir todos sus objetivos, sí logró que la visión de lo que debía ser una prisión cambiara. Las diferentes reformas de las leyes penitenciarias han evolucionado de tal forma que ha cambiado el concepto de cárcel como centro de reclusión y castigo permanente a centro de reeducación con el objetivo de la reinserción social. Un cambio de paradigma fundamental que nos hace sin duda mejores como sociedad y que sin los hechos que acaecieron en la historia que contamos en Modelo 77 hubieran sido imposibles o al menos muy diferentes.
   "Las cárceles son el reflejo de un país. Cómo trata a sus presos y por qué lo son hablan de su presente. Y de su futuro. En 1977 España vivía uno de los mayores momentos de libertad de su historia. Pero la transición, ese idílico espacio entre las sombras y la esperanza, había decidido pasar de largo sin detenerse en las cárceles. Y eso había que contarlo".

logo radio directo


MOON ENTERTAINMENT LOGO PHOENIX ENTERTAINMENT

9 Diciembre solo en cines
MISIÓN H2O

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... JEEPERS CREEPERS

Criticas del pasado...

UN TOQUE DE DISTINCIÓNUN TÍO IMPONENTE! ESA PAREJA FELIZ
LA VEDA DEL ZORRO EL INFIERNOACORDES Y DESACUERDOS