Fichas de peliculas
  • Registro
MONOS
INFORM MACIÓN
Titulo original: Monos
Año Producción: 2019
Nacionalidad: Colombia, Argentina, Holanda, Alemania, Suecia, Uruguay
Duración: 102 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 16 años
Género: Drama, Thriller
Director: Alejandro Landes
Guión: Alejandro Landes, Alexis Dos Santos
Fotografía: Jasper Wolf
Música: Mica Levi
FECHA DE ESTRENO
España: 21 Febrero 2020
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
BTeam


SINOPSIS

En la cima de una imponente montaña, donde lo que a primera vista parece un campamento de verano, ocho niños guerrilleros apodados “Los Monos» conviven bajo la atenta mirada de un sargento paramilitar. Su única misión es clara: cuidar a la doctora, una mujer americana a la que han tomado como rehén. Cuando esta misión empieza a peligrar, la confianza entre ellos empezará a ponerse en duda...

INTÉRPRETES

SOFIA BUENAVENTURA, JULIAN GIRALDO, KAREN QUINTERO, LAURA CASTRILLÓN, DEIBY RUEBA, PAUL CUBIDES, SNEIDER CASTRO, MOISES ARIAS, JULIANNE NICHOLS, WILSON SALAZAR, VALERIA DIANA SOLOMONOFF

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

   Aclamada por la crítica y catalogada como monumentalmente cinematográfica MONOS acabó su recorrido en Colombia como la película nacional mas vista del 2019, con una importante cifra de más de 270 mil espectadores y emprendió su viaje por más de 40 territorios después de presentarse en unos 45 festivales internacionales de cine, alzarse 30 premios, lograr 5 estrellas en la critica del diario británico The Guardian y también una interesante conversación en editoriales de diarios, críticas de cine, medios especializados y redes sociales.
  Todo sumado a la adquisición, en Estados Unidos, por parte de NEON y Participant Media, los productores de las premiadas ROMA y Green Book. MONOS fue la película que representó a Colombia ante los Óscar de la Academia Norteamericana y estuvo nominada a mejor película iberoamericana en los Goya de la Academia Española y en los Premios Forqué. Fue también nominada, entre otros, a la categoría de Mejor Película internacional en los British Independent Film Awards.
  Alejandro González Iñárritu la describió como una atípica taquicardia cinematográfica y Guillermo del Toro como “hipnótica e única”. Comparada por la critica como la ¨Apocalysys Now¨ de esta generación, MONOS nos invita no sólo, a ver lo qué se cuenta, sino el cómo se cuenta. Bienvenidos a este viaje emocional del de lo cual NO sales ileso.
  “Se filtra a través de la piel como una enfermedad dulce y drogadicta, del tipo que aumenta y agudiza tus sueños incluso mientras los revuelve…mientras te mantienen febrilmente inseguro sobre si la próxima escena traerá éxtasis o pesadilla… una experiencia a la vez irregular y lírica, brutal y hermosa…” Variety
  Por su lado, en Colombia, el cineasta Víctor Gaviria, aseguró que “es una película que no tiene nada que envidiarle al mejor cine del mundo, vemos a un país con una fotografía extraordinaria, una música, efectos especiales, maquillaje, una atmósfera que realmente impacta y sorprenden al espectador. Estoy seguro que los jóvenes ven en esos muchachos de la guerra, que tienen su edad, muchísimas cosas que los hacen pensar. Te deja una belleza, un malestar y un poso que dura muchísimos días”.
  MONOS es el tercer largometraje del director colombiano Alejandro Landes Echavarría. Poco de lo que se diga podría describirla porque para cada espectador, la película resulta ser un viaje diferente en el camino pero el mismo para todos al final: una exploración de la naturaleza humana.
  Un viaje de transformación de un heterogéneo grupo de jóvenes que tienen que convivir con la violencia y las exigencias de la selva; un thriller que se desarrolla en medio de la guerra; una reflexión sobre los buenos y los malos, las víctimas y los verdugos y lo que puedes llegar a hacer para sobrevivir.
  Proyectada en festivales como Sundance, Cartagena y Berlín, la película se escenifica en un territorio indefinido, en algún lugar de América Latina donde un grupo de muchachos, casi niños, aislados del mundo, generan sus propias dinámicas de convivencia, al tiempo que vigilan a una extranjera secuestrada por un grupo armado.
  MONOS es un hipnótico recorrido por un deslumbrante páramo y por la inhóspita selva, pero también por el interior de estos muchachos atrapados por la naturaleza y sus miedos y por la profundidad de nuestros prejuicios y nuestras dudas.
  La historia, que abre fronteras de territorio y deja también las puertas abiertas para darle universalidad, trasciende a los guerreros para hacer una inmersión en los conflictos humanos. No denuncia, es un grito en un momento en el que todos nos estamos haciendo una pregunta.
  Es una película de descubrimiento, de adolescencia, de hermandad, de pertenecer. Viajamos, de una lucha de poder en la selva, a la locura que rodea a los niños en la guerra, quienes a lo largo de esta historia atemporal pasan de la euforia a la desesperación; del atrevimiento al terror y de la hermandad al enfrentamiento.
  Están “jugando” a la guerra, mientras exploran aspectos tan naturales en cualquier adolescente como la amistad, el amor, las travesuras o la sexualidad; tal vez no completamente conscientes de que realmente no es un juego y de que, en esta guerra, tan real como cualquier otra, están expuestos a perder más que la vida: su identidad, su consciencia, aquello que los hace humanos.
  Con un torrentoso río como símil perfecto de este viaje a las profundidades se desarrolla una lucha por el poder y la supervivencia, no solo por mantenerse con vida, sino, quizás, por conservar lo poco que queda de la niñez.
  Alrededor de esta exploración de la naturaleza humana está la impactante fotografía de Jasper Wolf y la enérgica e inquietante propuesta musical de Mica Levi (nominada al Oscar por la banda sonora de Jackie), que logra que el espectador pueda encontrar esa relación entre fiesta y guerra que para estos jóvenes parece ser tan natural, lo que los lleva por un imparable descenso hacia lo peor de la naturaleza humana.

NOTAS DEL DIRECTOR...
  En Iberoamérica, la palabra mono tiene muchos significados: puede ser guapo, simio o rubio, entre tantas otras cosas. Sin embargo, el título de nuestra película, MONOS, viene de su raíz griega: uno, solo, único. Parece una decisión extraña cuando el protagonista de nuestra historia no es uno sino una escuadra de jóvenes rebeldes en la retaguardia de una guerra, con la misión de custodiar una rehén y una vaca lechera.
  Con todo, la mayor fuente de tensión en la película es justamente el choque entre el individuo y la asociación, donde coexiste el deseo de pertenecer, de compartir, de ser amado, con la voluntad voraz del poder. En nuestras vidas, es igual. Estamos todos solos y juntos en el mundo. Somos una especie social, por lo tanto política y MONOS es una película política, pero no desde lo ideológico.
  Aquí no hay fechas, ni partidos, ni apellidos. Nos encontramos ante la bruma de una de guerra dónde no está claro que significa ganar. Es natural que nuestro espectador se pregunte ¿estamos en el paraíso o el infierno, en el futuro o el pasado, con un ejercito de izquierda o derecha, con los secuestrados o los secuestradores, con un hombre o una mujer?
  Vivimos en un mundo cada vez polarizado, que muchos intentan dividir con peligrosa simpleza, como entre bien y mal, pero nuestra historia busca lo contrario: rechazar cualquier concepción binaria de la vida e invitarnos a explorar los tantos tonos de gris que podemos ver en el espejo, dentro y fuera de Colombia.
  Estas ideas no serían mas que eso, ideas, sin las almas generosas que las encarnan en pantalla. Para crear la mini-sociedad que existe en la película, recorrimos infinitas calles, campos y colegios por todo el país. Al final, de los 800 jóvenes que conocimos, invitamos a 20 a una especie de campamento básico en la alta montaña: allá, en las mañanas, hacíamos ejercicios de actuación e improvisación y por las tardes entrenamiento físico bajo la supervisión de un diminuto exguerrillero, que se mostró tan valioso que tomaría un papel delante de la cámara. También sumamos a dos actores de Hollywood, los únicos figurantes profesionales. De estas cinco semanas de esta máxima convivencia y sin disparar el primer fotograma, surgieron los 8 MONOS.
  La primera mitad del rodaje comenzó, como la película, encima de las nubes: en un páramo delicado, helado e impredecible a miles de metros de altura y con poco oxigeno, entre las ruinas de una mina clausurada. Para la segunda parte, bajamos a la profundidad de un cañón selvático, habitado únicamente por dos familias que viven de la minería de oro ilegal. Con su ayuda, el equipo nacional de kayak y una tropa de mulas, encaramos el vivir y filmar en las orillas de un río salvaje.
  Durante las casi 9 semanas de producción en locaciones extremas, el equipo abandonó cualquier mundo fuera de la película. No había celular, ni agua caliente, ni casa, ni familia. En tantas ocasiones, no había luz, ni control. Solo nubes o verde. Todos conocimos nuestros límites, todos lloramos. Nos amamos, nos odiamos, nos enloquecimos y fuimos testigos de lo mejor y peor de cada uno de nosotros. Doy gracias a todos los que hicimos este viaje pues la riqueza del proceso fue tan importante como el guion para el MONOS que llegó a pantalla.

logo radio directo


Videoclip musical
CONOCES A TOMÁS?