Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: Mid90s
Año Producción: 2018
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 85 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 16 años
Género: Drama, Comedia
Director: Jonah Hill
Guión: Jonah Hill
Fotografía: Christopher Blauvelt
Música: Trent Reznor, Atticus Ross
FECHAS DE ESTRENO
España: 21 Junio 2019
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Diamond Films


SINOPSIS

Stevie es una adolescente que crece en la ciudad de Los Angeles junto a su familia, una madre soltera es co-dependeinte y su hermano mayor. Un día Stevie se hace amiga de un equipo de patinadores con quienes aprenderá algunas lecciones sobre clase, raza y privilegio...

INTÉRPRETES

SUNNY SULJIC, KATHERINE WATERSTON, LUCAS HEDGES, NA-KEL SMITH, OLAN PRENATT, GIO GALICIA, RYDER McLAUGHLIN, ALEXA DEMIE, FIG CAMILA ABNER, LIANA PERLICH, AMA ELSESSER, JUDAH ESTRELLA BORUNDA, MECCA ALLEN

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE


MÁS DATOS...  
 

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

UNA CONVERSACIÓN ENTRE JONAH HILL Y REMBERT BROWNE...
rembert: Espera, voy a poner mi móvil en modo avión así no me llama mi madre.

jonah: Cierto.


rembert: Bueno, estaba mirando tu película y, después de los primeros diez minutos, pensé: “hm, me pregunto qué partes serán autobiográficas”. ¿Hay algo de ti en cada personaje? ¿O alguno de los personajes eres tú, o tal vez ninguno de ellos lo es? ¿Hasta qué punto alguno de los personajes, el entorno, el telón de fondo u otra cosa fue cogida de tu vida y de ti mismo?


jonah: Bueno, esa es una buena pregunta. En primer lugar, soy escritor y esta es una historia de ficción. Es decir, no es autobiográfica. Es una historia que escribí, algo que quería contar. Muchos de los sentimientos sobre hacerse mayor son personales. Y tal vez algunas cosas les pasaron a mis amigos. Pero, en última instancia, son personajes complejos que quería escribir, en una historia que realmente quería contar, ¿sabes?


rembert: Entiendo. Y cuando estabas empezando a crear esa historia, ¿de dónde surgió? ¿Te enfocaste primero en el lugar dónde rodarías? ¿Lo primero que consideraste fue la cultura del skate?


jonah: Sí, pero no era una cuestión cultural. Crecí haciendo skate en Los Ángeles a mediados de los noventa. Pasaba todo el tiempo en el Palacio de Justicia, que está en la película.


rembert: Me encantan esas secuencias.


jonah: En realidad, recreamos el Palacio de Justicia para que fuera lo que era en aquella época, con los graffitis y esas cosas. Hacer skate en ese momento, aunque nunca fui muy bueno, se trataba de encontrar una pandilla, tu gente. Un grupo de amigos, tú sabes. Cuando eres el más pequeño, tienes que abrirte camino a través del reino animal. Y cuando eres el mayor, los ves luchar para encontrar su lugar. Es una película sobre el reino animal, esencialmente, un cachorro joven que está aprendiendo a sobrevivir y a desarrollarse dentro de una manada.


rembert: Exactamente.


jonah: Siempre me sentí conectado con, digamos, la antiética del skate. Daría cualquier cosa por poder hacer algunos trucos que los chavales hacen, pero lo más importante es que me dio un punto de vista, una opinión y perspectiva. Y, ya sabes, una familia fuera de mi casa. Así que, si bien En los 90 no es mi historia personal, el telón de fondo del Palacio de Justicia y la ciudad de Los Ángeles sí son el lugar en el que crecí.


rembert: En mi caso, recuerdo que, además de ser el más joven, era el más pequeño físicamente. Con estos gigantes que parecían veinte años más mayores que yo, cuando en realidad tenían tres años más. Yo era el payaso del grupo y se me daba fatal el skate. Así que, mientras veía la película, recordaba haber sido cada uno de los personajes, lo que me pareció muy interesante, ya que, tanto para mí, como para muchos otros, resulta muy fácil sentirse identificado.


jonah: Que te hayas sentido de esa manera, y que alguien pueda sentirse así, es el mejor elogio que puedo recibir. Las películas que me encantan representan personajes complejos, pero también personajes en los que puedes verte a ti mismo. En esa época, en el skate, o en del hip hop, o simplemente viendo a adolescentes hacer cosas, era muy poco aceptable estar motivado. Casi lo más patético que podías hacer era estar motivado.


rembert: Era, “ah, ¿lo intentas?”


jonah: Esforzarse mucho era cursi, algo de lo que se habla en la película. Las personas que conocí y que de alguna manera estaban motivadas, quedaron grabadas en mi mente para siempre. Quería que hubiera un personaje que representara eso.

Cuando conocí a Na-Kel Smith vi que él es así. Porque es genial, y es un gran actor, y nunca resulta cursi.

rembert: Es muy buen actor.


jonah: Podía interpretar a alguien muy motivado, pero nunca cursi. Y para mí, de eso se trataba la película, de encontrar a estos chicos, que fueran naturales y hacer una película con ellos. Por otro lado, ver a estos skaters transformarse en grandes actores fue probablemente la experiencia más conmovedora de mi vida.


rembert: Sí, justo iba a preguntarte sobre el proceso de búsqueda. Y no sólo de encontrarlos, sino de transformarlos, o mejor aún, ayudarlos a convertirse en este reparto tan creíble.


jonah: (Riéndose) Son dos preguntas muy diferentes.


rembert: Sí, me corregí mientras formulaba la pregunta.

jonah: Fue genial. Escribes estos personajes y lo que más quieres es ver cómo cobrar vida. Conocía a muchísima gente del mundo del skate, algunas de mi infancia y algunas de hace poco. Investigué y conocí a mucha gente interesante. Mi amigo y coproductor Mikey Alfred fue de gran ayuda. Pero luego, por ejemplo, conocí a Sunny en una pista de skate. Hasta ese momento no habíamos hecho ninguna lectura de guion todavía, de ningún personaje. Se me acerca y comienza a hablar, y era él.

rembert: Bien.

jonah: Yo buscaba un chico que midiera 90 cm reales, pero 3 metros por dentro. ¿Entiendes? Y lo que pienso de Sunny es que él entiende mucho más al personaje hacia el final de la película, tras la confianza que pusimos en él. Por eso es tan creíble el personaje. Le ves crecer en pantalla. Él podía fingir que era un niño manso o tímido, pero esa especie de funk en su interior. Eso no se puede fingir . Sunny tiene esa combinación. Lo elegimos ese mismo día.

rembert: Es increíble.

jonah: Todos están increíbles. Como actor nunca he tenido un papel en el que tuviera que trabajar como lo hace Sunny. Cuenta con actuaciones grandiosas. Amo a todos los niños y también las interpretaciones de Katherine y Lucas. Todos estuvieron geniales, pero Sunny se echa la película a su espalda y tenía once años cuando se rodó. Era muy importante para mí, como has dicho, representar esa edad cuando sólo te ves como un niño pequeño y estar rodeado de gente prácticamente de tu edad, pero que parecen adultos. Creo que ese puede ser uno de los momentos más confusos en la vida y quería verlo representado en la pantalla. Y Sunny estaba justo en ese momento.

rembert: Cuando le grita a su madre, o cómo su trabajo al final de la película, yo pensaba, ‘Dios mío’.

jonah: Y él no es así en la vida real, pero tiene confianza en sí mismo, y es skater, por lo que se relaciona con personas mayores. Está acostumbrado a estar frente a la cámara, ya que todo el tiempo se graban mientas patinan. Todos saben lo que es sentir vergüenza frente a una situación puntual. O bien, haber estado en una situación que te hace sentir mal. Pensé que eso facilitaría los ensayos, las actuaciones y demás, a diferencia de trabajar con alguien que es tímido y nervioso.

rembert: “Imagino cómo será gritarle a tu madre”

jonah: Exactamente. Pero si has sido una persona muy emocional, puedes imaginar cuando has sido un marginado.

rembert: Ésta es la primera película que has escrito, ¿verdad?

jonah: Mm-hmm.

rembert: ¿Cómo fue eso? ¿Qué hiciste? ¿Es algo que hacía tiempo que querías hacer? ¿Te alejaste y te aislaste? ¿Te fuiste a los Ángeles? Me interesa saber cómo te preparaste para saltar a escribir y dirigir. Creo que he hecho ocho preguntas a la vez.

jonah: Todas buenas preguntas. ¿Por qué me siento preparado? Gracias a todas las experiencias vividas. He tenido una escuela increíble actuando durante los últimos quince años. Como actor siempre quise dirigir y escribir. Y mi carrera es una bendición. Despegó, y pude aprender de gente a la que admiro durante 15 años. Lo que muchas veces noté como actor es que a veces quien dirigía, lo haría demasiado pronto. Podía ser un buen escritor, pero carecía de experiencia para dirigir.

rembert: Claro.

jonah: Al final, sabía que iba a hacer una película y que iba a dedicarle años. Sabía que quería contar una historia que, en realidad, significara algo para mí. Hace años estaba escribiendo una obra de teatro con Spike Jonze, y teníamos la costumbre de, al terminar de trabajar en la obra, hablábamos sobre lo que estábamos escribiendo, cada uno de nosotros. Contábamos nuestras historias, lo cual es un buen ejercicio de escritura, tener que contar la historia de principio a fin, una y otra vez. Estaba escribiendo mi primera película. Le cuento la historia. Y resulta que lo que estaba escribiendo y lo que contaba eran dos cosas diferentes.
Pero al final, siempre volvía a los doce años, al skate, cuando el personaje principal patinaba con sus amigos. Y Spike me dijo: “se te ve muy aburrido cuando hablas de la historia principal, y se te ilumina la cara cuando hablas de los flashbacks”. Y agregó: “deberías escribir esa película”.

rembert: ¿Eso cuándo fue?

jonah: Hace cuatro años.

rembert: ¿Y ese fue el momento?

jonah: Ahí fue cuando decidí comenzar a escribir En los 90.

rembert: Me encanta.

jonah: Y ha sido maravilloso. Justo hoy acabo de cerrar la película. Esta mañana. Estoy sumamente emocionado.

rembert: Tienes que estarlo. Felicidades.

jonah: Muchísimas gracias, de verdad. Durante cuatro años, cada vez que me sentía solo o demasiado cargado de energía, negativa o positiva, la canalizaba en esto. Ha sido como mi mejor amigo.

rembert: Así es.

jonah: Entonces invitas a toda esta gente, y ellos creen en ti, y deciden sumarse. Y es la cosa más conmovedora del mundo. Porque crees que a nadie le va a importar. Y, no sé, simplemente ha sido la experiencia más increíble de mi vida. Durante cuatro años, iba al Palacio de Justicia por las noches y escribía mucho allí. Me sentaba en los escalones donde los niños se sientan en la película, donde miran y hablan. Me encanta escribir, y me encanta montar también.

rembert: ¿El montaje? Honestamente, no me esperaba que dijeras eso. Cuéntame más.jonah: También me encanta rodar, pero el montaje es lo mejor de todo, porque en el set hay mucho dinero y presión. Es la creatividad, pero con un alto riesgo. Escribir y montar es lo que yo llamaría la creatividad con un riesgo bajo. Donde está la creatividad tranquila, donde estás solo tú, o tú y el montador. Y puedes hacer grandes cambios, y puedes equivocarte, y solo tú o el editor lo veis. Y en el set, hacer un cambio importante puede ser un momento complicado. Pero montar es como escribir con imágenes. Es la experiencia más hermosa que he tenido en mi vida. Es como, se acabó el estar triste, ¿entiendes?

rembert: Parece como un tipo de narración completamente diferente e íntima.

jonah: Estas tú y los niños, y Nick, mi montador, que es un genio. Nick Houy. Me encanta. Podría haber estado montando durante diez años. Sinceramente, quiero hacer ya otra película para poder montarla. Alguien me dijo una vez que rodar es la recompensa por escribir, y que el montaje es la recompensa por dirigir. Con lo que no estoy de acuerdo, porque me encanta escribir. Para mí, esta película es el resultado de eso. Para que los chicos pudieran entender lo que estaban haciendo, tenían que comprender quiénes eran los personajes.

rembert: Verlos convertirse en tus personajes debe haber sido una locura.

jonah: Estos chicos nunca habían actuado, excepto Sunny. No sabían actuar y estaban muy nerviosos al principio. Lo que demuestra que son buenos actores, porque son personas muy motivadas. Que pudieran hacerlo y además tomárselo en serio es extraordinario.

rembert: ¿Cuáles son tus recuerdos favoritos a lo largo de todo el proceso?

jonah: Bueno, tengo una historia.

rembert: Cuéntanos.

jonah: Olan, quien interpreta a Fuckshit, es súper carismático. Cuando llegó al set, me olvidé de hacerle la audición. Scott Rudin llamó y me dijo, “no le hemos hecho la prueba”. Le contenté, “uh es verdad, perdón. Es increíble. Obviamente, el papel es suyo, es una estrella”. Se come la pantalla.

rembert: Y “sólo” es un skater, ¿verdad?

jonah: Olan es una persona muy divertida y tiene mucha energía. Pero una vez estaba muy tranquilo, y le pregunté, “¿qué te pasa? ¿Estás enfadado o algo así?” Quería estar seguro de que todo estaba bien. A veces eres como un padre en estas situaciones. Te preocupas por si está enfadado o triste por algo, o se siente incómodo. Entonces, miré debajo de la mesa y tenía el guion arrugado. Estaba ensayando para la siguiente escena.

rembert: Genial, creo que voy a llorar.

jonah: Ese día me hizo llorar. Porque este era un chaval que jamás llegaba a la hora, o llegaba a plató una hora más tarde. Y al final de la película, eran expertos, formales y estaban completamente compenetrados, como cualquier actor profesional con el que haya trabajado en mi carrera. Fue súper emocionante.

rembert: Es maravilloso.

jonah: Originalmente, mi idea era encarar la película en la que, cualquier miembro del equipo, o cualquier jefe de departamento, ocultáramos el hecho de que estábamos haciendo una película a los chavales. Consideraba que, si ellos sentían que estaban en una película, iban a tener miedo o algo así. Pero un día, a mitad de rodaje, Na-kel dijo, “bien, esta es una escena de madre e hijo. Vamos a aprovecharla al máximo.”. Y pensé: “Guau, estos chicos son unos genios”.

rembert: Infinitamente más inteligentes que yo.

jonah: Además, están hambrientos de información, y eso era lo más increíble de todo. Era conmovedor. Fue el mejor verano de mi vida. Miro las fotos y lo echo de menos muchísimo.

rembert: Un verano duro, pero divertido.

jonah: Yo estaba muy estresado, a veces con los chicos, cuando hablan sobre ese verano, les digo, “parece que vosotros la pasasteis de maravilla, me hubiera gustado estar allí”.

rembert: Jajajajaja

jonah: A veces trabajar con chicos tan jóvenes es muy duro, tienes que explicarles las cosas una y otra vez, y es ahí cuando utilizo mi experiencia como actor, ya que entiendo por qué toman las decisiones que toman. Aspiro a conseguir que estos pequeños actores se relajen, que se sientan cómodos para que puedan ser ellos mismo, que se inspiren para encontrar al personajes.

rembert: Cierto. Parece más una cuestión de confianza que de enseñarles a actuar.

jonah: Conseguir que crean en ellos mismos. Alguno de los chavales me dijo, y fue muy conmovedor, que aunque el skate tiene actualmente bastante relevancía, a ellos muchas personas les ven como marginados, o perdedores. Que nunca un adulto les había dado el poder de ser creativos o de tener esta oportunidad. Y ellos decidieron aprovechar la oportunidad que se les daba. Escuchas eso y piensas, “Creo que estos chicos aprendieron que pueden hacer lo que quieran”.

rembert: Has mencionado que cuando comenzabas a trabajar como actor tuviste la posibilidad de aprender de gente a la que admirabas. ¿Quiénes son las personas que consideras que han dejado su sello en ti?

jonah: Todos con los que he trabajado. Si eres actor y quieres ser director te esmeras por aprender de todas las personas con las que trabajas.

rembert: Es verdad.

jonah: Y yo he hecho alrededor de sesenta películas. Soy más mayor de lo que tú crees.

rembert: Básicamente tenemos la misma edad, lo que me hace sentir más mayor, pero continúa.

jonah: (Risas) Tengo treinta y cuatro años, y he hecho sesenta películas, así que, para mí, estoy en la primera fila, para bien o mal. Y aprendes tanto de las personas con quien trabajas como de aquellas con las que no trabajas. En mi caso, todo comenzó con ‘Supersalidos’, donde tuve la posibilidad de ver a Seth (Rogen y a Evan (Goldberg), dos personas que admiro y quiero profundamente, crear una película con su propia voz. Hacer la película que ellos querían. Pude presenciar eso siendo muy joven y claro, me plantó la semillita del “puedes hacerlo”.
Mucha gente pensaba que iba a hacer una versión de ‘Supersalidos’, pero siempre tuve claro que quería dar voz a estos chicos. Aunque sin duda, ellos han sido una gran fuente de inspiración para mí. Por ejemplo, también he trabajado con Bennett Miller en ‘Foxcatcher’ y es alguien a quien llamo todo el rato. Yo creo que ellos están encantados de conocer a alguien que
tienen interés.

rembert: Absolutamente.

jonah: Aprendí muchísimo de Bennett. Luego trabajé con Tarantino, más tarde con Scorsese, los hermanos Coen, Gus Van Sant y Harmony Korine.

rembert: Pareces estar eternamente en el último año de una potentísima escuela de cine.

jonah: No quiero que termine nunca.

rembert: No graduarte jamás.

jonah: Para mí, todo es aprendizaje. La recompensa es el conocimiento, y gracias a ello cuando empecé a hacer mi primera película sentí que estaba preparado. Estaba nervioso. Estaba entusiasmado. Sentía una mezcla de emociones, pero, creo que había hecho los deberes. Había trabajado en el guion durante tres años. Ya he visto demasiadas veces que si corres con el guion, corres con la película y las prisas nunca son buenas. No sé lo que pensará la gente de esta película, pero si de algo estoy seguro es que le dediqué mucho tiempo y análisis.

rembert: No habrá un momento para decir “vaya, no había pensado en eso”.

jonah: Correcto. Para bien o para mal, entiendo que las grandes películas que amo, o algunas en las que he participado, se les dedicó tiempo. Y amor. Y siento que muchas películas no están hechas de esa misma manera. Y una vez más, no sabes de qué manera va a recibir la gente tu trabajo, pero si sale del corazón y has trabajado muy duro, normalmente es bien recibido. Es algo que he aprendido de gente a la que admiro.

rembert: Hay algo genial en poder decir “lo he dado todo”.

jonah: Además, me encanta la creatividad a largo plazo, que es hacer una película y me encanta la creatividad a corto plazo, que es más actuar, porque llegas, haces tu trabajo, le brindas a la película lo mejor de ti y luego ya no estás más involucrado. Pero, para mí, hacer cosas con las personas que quiero es el mejor regalo. Y con por supuesto, con las personas que admiro y respeto. Trabajar con Trent y Atticus o Scott Rudin y Eli Bush, con A24, Ken Kao. Es así como... no lo sé, ¡Es la leche!

rembert: Claro.

jonah: Porque hay momentos en los que nadie quiere formar parte de tu película, o crees que nadie querrá hacerla. Y luego la gente te dice: “bueno, ¿es como una película de superhéroes? Bla, bla, bla”. Y tú les dices, “no, es sobre un grupo de niños... que se juntan”.

rembert: ¿Cuándo cosiguen sus poderes? (Risas)

jonah: ¿Qué hacen? “Hablan de sus sentimientos”

rembert: Es curioso, incluso antes de ver la película, de lo que sí estaba seguro era de que por más que no fuera buena, la música iba a ser estupenda.

jonah: (Risas) ¿Lo dices por Trent y Atticus?

rembert: No, lo digo porque sé que te encanta la música.

jonah: Hay secuencias que están escritas para canciones específicas.

rembert: No me sorprende, ya que sabía que la música iba a ser muy personal.

jonah: Correcto, gracias. Me parece un gran halago.

rembert: Al inicio de la película, habían pasado tres minutos y digo: “Dios mío, esto está inspirado en Philip Glass”.

jonah: Podemos hablar sobre la música todo el día.

rembert: Sí, lo sé. Pero otra cosa: incluso hay un momento hacia el final de la película en el que noté que la música actuaba como una especie de narrador. Hay una parte hacia el final, donde la letra dice…

jonah: “Esa fue la noche en la que todo cambió”.

rembert: Sí. Y, literalmente, todo cambió.

jonah: Esa es la primera canción del álbum Liquid Swords. Para mí es muy importante haber utilizado esa canción en ese momento. Es probablemente la canción que mejor define mi infancia.

rembert: GZA.

jonah: Y si la conoces es que la has escuchado un millón de veces. Pero dudamos si ponerla en la película. Pensábamos, ¿deberíamos? Los productores que no entendían nada, ¿GZA? Mi agente preguntaba, ¿qué significa eso? ¿Por qué la pones ahí? Y yo pensaba, podría eliminarla fácilmente, pero si esto es parte del ADN de los chicos y del mío propio, se emocionarán por el hecho de que usamos algo que tienen integrado en ellos mismos, y que formará parte de ellos para siempre, y decidimos meterlo en la historia.

rembert: Hacer equipo con gente que te entiende.

jonah: Eso es lo maravilloso de Eli Bush y de Scott Rudin. Scott cree en el trabajo duro, y confía en las personas. Y lo asombroso de Eli es que
tiene mi edad. Somos amigos, y me entiende, entonces puede pelear conmigo en algunas de esas discusiones. Y esa es la razón por la que A24 es increíble, y por la que Ken Kao también lo es. Si esto fuera en Universal Studios, dirían, “hay que eliminar los momentos extraños, como ese momento musical”, pero aquí no. Le enseñamos la película a Raekwon.

rembert: ¿Qué?

jonah: Y lloró.

rembert: Me muero.

jonah: La gente se emociona. Lo importante es que, a menudo, en el hip hop, demostrar los sentimientos es sumamente extraño o contrario a este estilo musical. Especialmente a mediados de los noventa. Entonces, para que Raekwon ve la película, y llora, y cuando empezaron los créditos, me dice, “¡me he emocionado!”. Creo que él no esperaba emocionarse.

rembert: ¿Cuándo hacías la película, había cosas que intentabas evitar?

jonah: Sí, nos pondremos esta camiseta de Street Fighter, pero no le daremos mucho bombo. Solamente la lleva puesta, no es como una película de los noventa. O una película de skate. Simplemente es el torrente sanguíneo de la película, pero no su idiosincrasia.

rembert: Es una película que, por encima de todo, se centra en las personas.

jonah: Cuando la gente se me acerca y me cuenta su historia, después de haber visto la película, me da una alegría enorme. Es maravilloso. Es lo que me encanta del cine. Na-kel es lo que yo entiendo como una estrella de cine.

rembert: Cualquier cosa que diga sobre su trabajo sería suficiente.

jonah: Yo me preguntaba, ¿en qué pienso cuando tengo en la mente a una estrella de cine? Bueno, voy a hacer que suceda. Y esa escena de Na-kel con Sunny es una de las primeras escenas que escribí. Y en la película el texto está prácticamente intacto.

rembert: ¿La escena que están ellos dos solos, casi al final?

jonah: En la que están sentados y él le dice, “no cambiarías tu mierda por la de ellos”.

rembert: Esa.

jonah: Siempre fue la escena favorita de todos los que leyeron el guion. Pienso que es la parte de la película donde la gente más se emociona. Al menos, en los pases importantes que hemos tenido. El público dice, “es la mejor escena de la película”. Pero, además,
era traicionera. Porque si sale un poquito mal, podría resultar la escena más cursi y aburrida del mundo.

rembert: Sí, es verdad.

jonah: Necesitaba a un actor que pudiera hablar libre y con emoción, sin resultar cursi. Y que fuera compasivo y también directo.

rembert: Claro.

jonah: Pero cuando un actor hace eso por ti, llega a ese lugar, le dices: “En realidad, me sacrificaría por ti”. Le dije: “Si te ves estúpido, puedes darme una paliza. Es decir, si ves esta película y te ves estúpido, porque te ves vulnerable, te prometo que, cuanta más vulnerabilidad alcances, es la única forma en que funcionará”. Y él simplemente me respondió: “Lo tengo”.

rembert: Dios.

jonah: Después de sólo dos tomas, todo el mundo hizo silencio. Todos exclamaron, “es un actor de verdad”. Hace mucho tiempo que actúo, y lo que él hace no se ve frecuentemente. Lo único que quería es crear un nexo real entre la narración y el propio cine para permitir que se viera el corazón de estos niños.

rembert: Crear un ambiente adecuado para que broten las cosas.

jonah: Todo depende de la seguridad que les des, y el amor, y también la libertad, saber que puedes equivocarte y que nosotros no te juzgaremos. Tener catorce años ya es difícil, imagina tener que hacer eso en una película. Pero lo asombroso es que además, que cada uno de ellos quería impresionar a los demás.

rembert: Eso es genial.

jonah: Y encima Na-kel es uno de los skaters más geniales del mundo.

rembert: Lo es.

jonah: Todos le tienen respeto. Es un skater profesional increíble. A Sunny por ejemplo, le entusiasmaba más estar con Na-kel que conmigo. No le interesaba en lo más mínimo estar conmigo.
Originalmente, Na-kel no hacía de personaje-alfa. Pero entre él y Olan tuve que intercambiar sus partes y volver a escribirlas. Sin duda, el casting afectó a la escritura. Sonrío de recordarlo.

rembert: Quiero preguntarte algo más sobre la música.

jonah: Antes de que me preguntes: Morrissey.

rembert: Cuéntamelo todo.

jonah: La de Morrissey fue la primera canción que tuvimos. Escribí cartas a todo el mundo, pero no teníamos un gran presupuesto para la música. Cuando escribí a Morrissey, nos contestó y nos dio la canción. Las escenas están muy ligadas a las canciones. Herbie Hancock, esa fue la segunda secuencia más dificil de la película, la de la fiesta. Y la de The Mamas & the Papas, en la que bajan la colina, esa era la otra muy compleja compleja. Pero la de Herbie Hancock era un homenaje a Malice. Decíamos “si lo sabes, lo sabes”.

rembert: Es como darte cuenta de que el vagabundo es Del Tha Funky Homosapien.

jonah: Si te das cuenta de que es él, es genial. Si no, no afecta a tu experiencia para nada.

rembert: ¿Había algunas cosas de la cultura pop de esa época que querías mostrar a los chicos?

jonah: No, nosotros no les dimos nada de artículos o videojuegos, ni les hicimos ver Beavis and Butthead. Considero que la época no importaba. Esta es una historia sobre las personas, y estos chicos necesitaban concentrarse en convertirse en estas personas y en comprender sus acciones y sus reacciones. Por ejemplo, cuando los hermanos están jugando Twisted Metal…

rembert: Gracias por eso, por cierto.

jonah: Exactamente. Ese es un videojuego al que mis amigos y yo jugábamos sin parar. Pero lo importante no es el juego, es lo que pasa entre los hermanos. Y no es algo que sea especialmente de los noventa, pero yo les di unos iPods con música — algo que aprendí de Scorsese, quien me dio un iPod cuando estaba haciendo El lobo de Wall Street, para que me metiera en el personaje — con música de la época. Me preocupaba que no les gustase Souls of Mischief o The Pharcyde. Pero les encantó.

rembert: A mí me gusta.

jonah: También les enseñamos muchos videos de skate de aquella época. Videos que fueron de gran influencia en el cine… ¡ah! y también les enseñamos la película This Is England. Hice que todos vieran esa película, y obviamente que esta película es muy diferente a This Is England, pero lo que me encantaba era lo joven que era aquel niño, y lo joven que eran estos niños, y tenían mucho en común. Quería asegurarme de que entendieran el tono.

rembert: Me encanta la lente ojo de pez. Pensé, “joder, sí”. (Risas)

jonah: Si te dijera el gran esfuerzo que eso requirió, ya que estas cámaras se rompen todo el tiempo. Puedes comprarlas facilmente, pero son de 1995. Usamos las cámaras de la época apropiada. No hicimos lo del filtro. Se hizo todo como hay que hacerlo.
Creo que la película tiene un aspecto totalmente único. Súper 16mm, 4:3. Nuestro director de fotografía Chris Blauvelt trabajo con Harris Savides. Confío mucho en él. Es uno de mis colaboradores más cercanos. Quería que pareciera una película de 1995.

rembert: Y eso parece, nada de esa porquería de filtro de Instagram.

jonah: ¡Estaba a punto de decir eso! De todos modos, hubo un primer momento en el que consideramos el corte transversal de súper 6 mm con imágenes de la cámara Hi8, el ojo de pez, que se corta sin problemas. Pero no funcionaría si usas una Alexa. Lo siento, esto es muy nerd y técnico, pero estas son las cosas de las que me encanta hablar. Además, no he hablado con nadie de mi edad sobre la película, así que es genial hacerlo (risas).

rembert: Tengo que decirte que estoy escribiendo mi primera película. Y saber que es tu primera peli, me estimula todavía más. Después de ver En los 90, fui a casa y escribí.

jonah: Literalmente, es lo más agradable que me han dicho hasta ahora.

rembert: Fue un subidón de adrenalina.

jonah: Eres un gran escritor.

rembert: Gracias. Está siendo una tarde maravillosa.

jonah: ¿Te cuento lo que me impulsó a mí?

rembert: ¿Qué?

jonah: Vi Whiplash con Bennett Miller en el Angelika, creo. Salimos y, hablando de Damien Chazelle, me dice, “ese tipo es más joven que tú”. Y le dije, “sí”. Entonces agrega, “lo está logrando. Será mejor que te pongas a trabajar”.

rembert: Esa es la mejor manera de motivarme, recordándome que alguien que ha nacido en 1991 lo está petando.

jonah: Literalmente, me fui a casa y pensé, “¿de verdad?” y empecé a escribir a un ritmo loco. Y creo que eso es lo más bonito que me puedes decir, hombre, que hice una película que, de alguna manera, te motivó a hacer tu película.

rembert: También me motivó la idea de contar un cuento generacional.
Hablar de las cosas que sabes. Hablar de tu generación.

jonah: Por eso me encanta A24, ya que pueden hacer películas especiales, con cargas emocionales importantes y no solamente para recaudar dinero. Y estoy muy agradecido por eso, porque esta película en otras manos sería muy mala, ¿sabes? No sería una buena película. Espero que muy pronto hagas tu película.

rembert: Sí, eso espero también. Una de las últimas cosas que quiero preguntarte es…

jonah: Ah, ¿Puedo decirte una cosa más? Creo que te va a gustar.

rembert: Por supuesto.

jonah: Para mí, uno de mis objetivos en la película era enmarcar el hip hop como una forma de arte muy importante en nuestra infancia. Entonces, los Beatles eran para nuestros padres lo que Tribe y Mobb Deep eran para mí. Muchas veces he sentido que el hip hop no se utilizaba de forma en las películas. Y, en realidad, quería trasmitir la importancia emocional de la era dorada del hip hop y como influyó en mi crecimiento como persona.

rembert: Absolutamente.

jonah: También contar con Trent y Atticus para la banda sonora significa mucho para mí.

rembert: ¿Cómo era la relación laboral con Trent y Atticus?

jonah: Es muy gracioso. Nunca nos reunimos. Hablábamos todos los días, pero nunca nos juntamos. Es lo más curioso de todo.

rembert: Asombroso.

jonah: Manteníamos conversaciones profundas. Súper intensas, súper increíbles, ellos son increíbles. Quiero decir, me tocó la lotería con ellos. Y es importante decir que Trent es un ícono de los noventa.
rembert: Por supuesto.

jonah: Pero no lo explota. En mi opinión, es la música perfecta para la película. Trent y Atticus son tan grandes. Son tan brillantes, pero son muy humildes. Ellos simplemente quieren hacer lo mejor para la película…

rembert: Iba a decir que no es como, “ya estamos aquí. Apartaos de nuestro camino”.

jonah: Para nada. Para mí era como “¿cómo se sentirían Trent y Atticus con esto?” La banda sonora de La red social es tan fría. Es brillante, pero muy fría. Era perfecta para esa película y sobre todo para ese personaje. Así que les dije “Me gustaría escuchar cómo sonáis en algo más cálido y menos frio. Realmente, todavía me cuesta creer todo lo que tiene esta película. La suerte que tengo.

rembert: Incluso para alguien como tú, es una locura que todo se haya hecho realidad.

jonah: Me siento muy agradecido. Crees que estás loco cuando les dices lo que quieres. Luego ellos dicen que sí y tú piensas “Ah, espera, tal vez no sea todo una mierda”. No creo que les estuvieran pagando mucho, no es Superman o Star Wars. Tenerles implicados en la película me daba mucha energía para seguir adelante. Porque piensas, “de acuerdo, ¿están en esto? Tengo que trabajar duro. Tengo que impresionarles. No puedo defraudarles”.

rembert: Exactamente. Es una enorme herramienta de auto motivación.

jonah: Totalmente. Hasta que no vi a todo el mundo en el rodaje no terminaba de creérmelo.

rembert: Sí.

jonah: Y nunca pensé más allá de eso. Pensé en hacerla, pensé en la fantasía de hacerla. Jamás pensé que el montaje sería una experiencia tan grande que cambiaría mi vida. Y después te enseñan el cartel y el tráiler y te vas a Toronto. Es surrealista de una manera que no puedo describir. Recuerdas aquellas noches en tu apartamento, cuando pensabas que a nadie le importaba, que nadie leería el guion. Y ahora es como, boom. Es una de esas grandes experiencias de mi vida que cuando sea mayor, miraré hacia atrás y diré, “bueno, he hecho algo”. Era una hoja de papel en blanco y ahora hay un cartel. resolverlo.

rembert: Te pregunto “¿es ésta la mejor manera de invertir el tiempo?”

jonah: Sí. Lo es. Para mí fueron cuatro años de mi vida. Es una carrera universitaria. Y yo no me gradué de la universidad, pero esos cuatro años terminaron hoy. Es muy conmovedor. Tu vida es sumamente diferente de cuando empezaste. Ya sabes, es como un punto de referencia. Piensas, “guau, mira lo que ha sucedido en estos cuatro años”. Pero nunca he estado tan orgulloso de algo. Así que, ve a tu casa ahora mismo y ponte a escribir.

rembert: Literalmente, lo haré. ¿Consideraste hacer un cameo?

jonah: No. Me encanta mi carrera como actor, pero quería que esto fuese algo diferente.

rembert: Última pregunta. Cuando veía la película, pensé que hay muchos actores que podrían hecho la parte que interpreta Jerrod Carmichael. Pero después pensé “tenía que ser él”. Es una escena tan inesperada e increíble. Súper divertida. Las dinámicas de cinco contra uno siempre son divertidas.

jonah: ¿Sabes qué es curioso? Que originalmente escribí el papel para Prince Paul o Biz Markie. Iba a tener a uno de ellos, gente la que admiraba de pequeño. Pero pensaba, no quiero repetir esto muchas veces, por Del y demás. No es una secuencia que quieras rodar varias veces. Así que tuve claro que necesitaba a un cómico porque es la escena más divertida de la película. Pero no podía ser alguien muy famoso porque se perdería la esencia de la película.

rembert: Te refieres a que no podía ser Chappelle, por ejemplo.

jonah: No podía ser Chappelle. Me encantaría, quiero decir, pero en esta escena no es posible. Así que buscamos a alguien que fuera muy gracioso, que estuviera triunfando, pero que no fuese lo suficientemente famoso como para sacarte de la película.

rembert: Y es muy gracioso.

jonah: Lo que hice fue rodarlo a través de una puerta. De esta manera no era evidente que era él. Nunca le hice un primer plano. Todas las tomas que hicimos de esa escena son muy divertidas.

rembert: ¿De dónde surgió la idea?

jonah: En realidad, la idea era sugerir que los guardias de seguridad y policías afroamericanos tenían prejuicios hacia los skaters afroamericanos. Era algo que viví durante mi infancia, porque, por el contrario, conmigo eran muy agradables.

rembert: “¿Pero por qué intentas ser como un chico blanco?”

jonah: Pero en todas las películas hay un policía blanco malo y racista, ¿verdad? Que es, creo, algo muy parecido a lo que sucede en la vida real. Pero me di cuenta de que el guardia de seguridad afroamericano actuaría como, “¿por qué haces skate? Los negros no hacen skate”. Por lo tanto, se supone que tiene que generar incomodidad, pero también ser real.
Además de la responsabilidad, me he divertido mucho haciendo esta película. Es lo que quiero seguir haciendo: divertirme y que gracias a la espontaneidad del casting y de los momentos creados, ocurran cosas divertido, y que después haya momentos desagradables o violentos, o después algo emotivo. Un par de cineastas me advirtieron sobre hacer así las cosas así. Pero creo que si haces las cosas desde el lugar correcto, la gente te acompañará en el viaje.

Rembert Browne es escritor y vive en Nueva York. Mientras escribe para Grantland y para New York Magazine, ha entrevistado a gran variedad de personalidades.

0.0/5 de 0 opiniones.
VALORACIÓN GENERAL

logo radio directo