Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: The Lobster
Año Producción: 2015
Nacionalidad: Irlanda, Inglaterra, Grecia, Francia, Holanda
Duración: 118 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de años
Género: Ciencia Ficción, Romance
Director: Yorgos Lanthimos
Guión: Yorgos Lanthimos, Efthymis Filippou
Fotografía: Sofia Oggioni
Música: Zalama Crew, La Llegada Del Dios Rata, Sebastien Escofet
FECHAS DE ESTRENO
España: 4 Diciembre 2015
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Avalon


SINOPSIS

En un futuro distópico las personas solteras son arrestadas y encerradas en un espeluznante hotel en el que a lo largo de 45 días deben encontrar un compañero de juego si no lo hacen son convertidos en auténticos animales y soltados en el bosque...

INTÉRPRETES

COLIN FARRELL, RACHEL WEISZ, LÉA SEYDOUX, BEN WISHAW, JOHN C. REILLY, OLIVIA COLMAN, ASHLEY JENSEN, JESSICA BARDEN, ARIANE LABED, MICHAEL SMILEY, ROSANNA HOULT

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICAS

icono trailersTRÁILER

icono bsoBSO

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

 

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

- Oscar 2017: Nominación Mejor guion original
- Festival de Cannes 2015: Premio del Jurado, Mención especial

- Festival de Sevilla 2015: Sección oficial a concurso

_______________________

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

LA PRODUCCIÓN...
   'Langosta' es la primera película de habla inglesa dirigida por Yorgos Lanthimos. Su segundo largometraje, 'Canino', ganó numerosos premios internacionales, incluido el premio Un Certain Regard del Festival de Cannes. Asimismo, fue nominado al Óscar a la mejor película de habla no inglesa.
  Su tercer largometraje, Alps, se llevó el Premio Osella al mejor guion original en el Festival Internacional de Cine de Venecia de 2011, entre otros. El guion de 'Langosta' lo escribieron Lanthimos y su antiguo colaborador y galardonado guionista Efthimis Filippou. Langosta se rodó íntegramente en Irlanda.

LOS COMIENZOS...

   El guion de Langosta fue madurando a través de un largo proceso de observación y discusión entre Lanthimos y Filippou acerca de la vida y las personas, de sus relaciones y sus comportamientos. Juntos, tomaron este punto de partida abstracto y desarrollaron un argumento sobre un tema en el que querían profundizar. Según explica Lanthimos: «La idea para esta película nació de la observación de cómo las personas sienten la continua necesidad de tener una relación amorosa; de la forma en que la gente ve a quienes están solteros; del fracaso que supone el no conseguir estar con nadie; de las cosas que las personas están dispuestas a hacer para estar con alguien; del miedo; y de todas las cosas que nos suceden cuando intentamos encontrar pareja».
  «Consistía en observar a nuestros amigos y a los desconocidos», explica Flippou, «y pensar en cómo viven estas personas y en cómo reaccionan ante diferentes situaciones. Lo más importante era escribir algo relacionado con el amor. Así pues, reflexionamos sobre qué significa el amor para los seres humanos hoy en día y sobre qué relación guarda con el hecho de estar acompañado y con la soledad».
  Esta idea les pareció el eje ideal sobre el que desarrollar su tercer trabajo juntos. Langosta presenta dos mundos distintos: «Un mundo habitado por parejas en contraposición con un mundo habitado por solteros. El tema central de la historia es el amor. La película pretende mostrar cómo es vivir en pareja y cómo es vivir solo», añade Filippou.
  Ed Guiney, Ceci Dempsey y Lee Magiday habían estado trabajando en otro proyecto con Lanthimos hasta que éste y Filippou les presentaron su idea para Langosta. Según cuenta Guiney, «está ambientada en un mundo paralelo. No se trata de un mundo futurístico en absoluto, pero no es el mundo tal cual lo conocemos hoy. En el mundo de Langosta, a las personas que están solteras, las trasladan a un centro, que es algo parecido a un hotel y una prisión al mismo tiempo, donde disponen de un periodo de tiempo limitado para conocer a alguien y comenzar una relación».
  Magiday añade: «Langosta' es una mirada muy interesante hacia nuestra forma de ser como personas. Muestra cómo es estar soltero, solo o en una relación, así como los miedos y las restricciones impuestas por la sociedad a este respecto. Langosta pone de relieve aspectos de la condición humana sin dejar de ser una historia de amor realmente original».
  «Tiene una visión del mundo muy particular», opina Guiney sobre el director. «Las películas de Yorgos son alegorías contemporáneas de la condición humana. Siempre encuentra la manera de abordar asuntos trascendentales de nuestras vidas desde puntos de vista narrativos muy innovadores y sorprendentes. Sus películas son muy originales en términos de tonalidad. Tienen mucho humor, pero también mucha tristeza y violencia. Consigue crear ambientes increíblemente ricos para la audiencia».
  Según Dempsey, Filippou es también un componente esencial: «Filippou es, sin lugar a dudas, un guionista brillante, enormemente inspirador y provocador».
  Por su parte, Filippou explica cómo es el mundo que querían crear: «Intentamos presentar algo realista, pero no de forma realista. A mí me resulta muy difícil escribir o pensar de manera realista. Es un trabajo que admiro cuando lo veo, pero no creo que yo sea capaz de hacerlo. Entonces, cuando trato de contar una historia, intento escoger un tema realista, una situación realista y una necesidad realista, pero lo presento de una forma que me resulte sencilla y la mayoría de las veces no sale una cosa realista».

EL BOSQUE...
   Colin Farrell dice: «Los que cuestionan el sistema son aquellos que viven en el bosque y que han dedicado sus vidas a ser todo lo que El Hotel no es. Han dedicado sus vidas a ser lo que ellos denominan “Solitarios”. Los Solitarios escuchan música y bailan, pero bailan las canciones que escuchan con sus propios auriculares para no bailar con otra persona. Si alguien está en peligro, no acuden en su ayuda. Tienen prohibido ligar, establecer relaciones amorosas o emparejarse de manera alguna».
  Aunque parezca sorprendente, El Bosque alberga un régimen igual de represivo y vicioso que El Hotel. «Uno espera que abandonar el sistema altamente adoctrinado de El Hotel para irse a vivir al Bosque ponga fin a la subordinación a sus reglas y a su rígida estructura», comenta Farrell. «Pero uno se da cuenta de que cualquier tipo de estructura dominante, cualquier tipo de reglas rígidas y repentinas impuestas a cualquier ser humano se torna antinatural en un momento dado. Es más, el mundo de los Solitarios es tan brutal o incluso más que el mundo de El Hotel».
  Léa Seydoux interpreta el papel de líder sumamente dogmática de este grupo tan complejo. «La líder de los Solitarios es una líder», explica Seydoux. Su personaje da la impresión de ser arcano e inescrutable. Seydoux afirma: «Yo creo que es difícil entenderla de verdad, ya que siempre se esconde».
  Es en El Bosque donde David encuentra a una persona a la que siente que lo une una conexión, la mujer corta de vista, encarnada por Rachel Weisz. Rachel es una fan incondicional de Canino y llevaba mucho tiempo queriendo trabajar con Lanthimos. Nada más comenzar el rodaje, se sumergió de lleno en la película sin haber preparado nada. Rachel recuerda que «la única preparación fue aprenderme los diálogos, ya que no interpretaba a alguien sobre quien pudiera documentarme». Su entusiasmo por el proceso era palpable. «Forma parte del encanto del proyecto», añade. «Se trata de un trabajo que requiere de una gran capacidad de improvisación, no en lo que al texto se refiere, sino en lo relativo a la trama. A medida que rodamos, aprendo más cosas acerca del universo de la película».
  La mayor parte de 'Langosta' se rodó de forma cronológica, lo que hizo que la experiencia interpretativa fuese única. Lee Magiday apostilla: «Colin Farrell es el único personaje que aparece en la película desde el principio hasta el final. Rachel Weisz llegó tres semanas antes de que terminásemos de rodar, justo después de trasladarnos de El Hotel a El Bosque. No conocía ni a Colin ni a ninguno de los actores del elenco, así que, fue increíble lo bien que se adaptó al rodaje. Era como si hubiese estado con nosotros desde el principio».
  Rachel Weisz da su opinión acerca de Los Solitarios: «Son personas renegadas que viven desafiando las reglas de la sociedad. Viven totalmente solos. Tienen permitido hacer amigos y establecer conversaciones, pero se les prohíbe ligar, besar o tocar a otras personas; tienen que quedarse solos. La norma esencial es que tienes que permanecer soltero. Es un universo que gira en torno a las normas». Weisz concluye con las siguientes palabras: «La película está dominada por muchas, muchas reglas».
  Como el elenco es tan internacional, tomamos la decisión de que los actores conservaran sus acentos. Magiday lo explica: «Esta decisión tiene como objetivo representar mejor el mundo de Langosta. Se trata de una sociedad en la que todo el mundo se comporta de manera natural, de acuerdo con su manera de ser. Esa era una parte importante del proceso para Yorgos».
  Asimismo, Lanthimos quiso apuntalar a los personajes principales con interpretaciones de personas oriundas sin experiencia profesional en la interpretación. Tal y como explica Magiday, «todos los actores elegidos por Yorgos sienten que podrían vivir en ese mundo. Yorgos ha visto algo dentro de cada uno de ellos, algo que intenta reflejar en la pantalla».
  Whishaw explica qué es lo que Lanthimos pretende que los actores de reparto sin experiencia aporten a esta película: «Tienen una predisposición que le gusta, en el sentido de que no se preocupan por nada. Ellos salen a escena y actúan. No tienen ideas preconcebidas sobre cómo se debe hacer. De esta manera, Yorgos consigue crear un mundo muy especial donde las personas se comportan de maneras muy peculiares. Es un mundo muy parecido al nuestro, pero un poco más tortuoso y desequilibrado».
  Además, trabajar con actores no profesionales le resultó muy innovador a Farrell, quien comenta: «A veces, cuanto más actúas, más posturas preconcebidas adoptas y te apoyas en determinados gestos y rasgos del personaje. Creo que lo que intentas es volver a un estado de gracia, es decir, a lo largo de los años, perdemos conciencia de que estamos actuando y simplemente, actuamos. En tanto que seres humanos, somos raros. Tartamudeamos, vacilamos, paramos a mitad del discurso... Partiendo de esa base, trabajar con esos chicos y chicas fue una experiencia guay; fue fácil. No existía una línea divisoria entre los actores con experiencia y los que no la tenían».
  En el set de rodaje, se respiraba un ambiente democrático llevado al extremo, tal y como explica John C.   Reilly: «Todos íbamos vestidos exactamente igual y todos nos alojamos en el mismo hotel». El lugar donde se rodó gran parte de la película es el complejo turístico que acoge el Hotel Parknasilla, en el condado de Kerry, en la costa del suroeste de Irlanda. Además, el hotel proporcionó alojamiento a la mayor parte del elenco y del equipo. Reilly concluye entusiasmado: «Era como un gran campamento de verano para actores».

EL RODAJE...
   Muchos aspectos de este rodaje no se ciñen a las convenciones. «Todo lo que rodea a este rodaje es poco convencional», asegura Farrell. «Los medios son muy originales y el equipo trabaja muy rápido, lo cual es una maravilla».
  La producción no podía ofrecer a los actores el lujo de ensayar tranquilamente, lo cual resultó ser una ventaja más que un inconveniente. «A veces, Yorgos grababa una toma de prueba y salía bien», explica Magiday. «Entonces, primero ensayábamos y luego empezábamos a grabar. A Yorgos le gusta improvisar. Él parte de un guion, pero también le gusta aprovechar la energía de cada día». Dempsey añade: «Como los actores no pasan mucho tiempo ensayando, sus interpretaciones son bastante espontáneas, lo cual imprime en la película una energía que, por lo general, es difícil de encontrar».
  Los largometrajes  'Canino' y 'Alps' se produjeron con presupuestos muy bajos y Lanthimos controlaba toda la producción. Además de ser su primer proyecto en lengua inglesa, tenía la dificultad añadida de grabar fuera de su país de origen, Grecia, y de trabajar con un elenco y un equipo extranjeros. Yorgos ya había trabajado en otros proyectos con el director de fotografía Thimios Bakatakis y con el editor Yorgos Mavropsaridis, pero no conocía al resto del equipo. Magiday dice que «durante el rodaje, Yorgos procura que el proceso sea lo más natural posible. Si la escena no sale bien, refiere seguir rodando antes que cortar y volver a empezar. Para él, consiste en ser capaz de mover la cámara y encadenar con la siguiente escena haciendo que la energía no desaparezca mientras trabaja con los actores».
  El rodaje se hizo, casi por completo, con luz natural y sin maquillaje. Dempsey relata: «No hicimos efectos de noche americana y mandábamos a todo el mundo a que le quitaran el maquillaje. Las únicas ocasiones en las que utilizamos luz artificial fue por la noche. Yorgos y Thimios forman un tándem perfecto». John C. Reilly apostilla: «La película da la impresión de ser muy artesanal. Es muy sencilla, pero está muy bien ejecutada. Es muy formal desde un punto de vista cinematográfico y estético».
  Reilly continúa: «Si lo comparamos con otras películas, lo único que he visto más o menos parecido a Langosta son las películas de Kubrick, en el sentido de que son interpretadas de una manera muy natural y realista y de que presentan mundos extraños. Por lo general, suelen tener un humor un tanto oscuro; son perturbadoras y muy divertidas al mismo tiempo».
  «No hice ningún tipo de preparación previa para este papel porque el mundo que creó Yorgos es único», confiesa Whishaw, a colación de los comentarios anteriores. A continuación, añade: «Es difícil trabajar sin la ayuda de Yorgos. Creo que quiere mantener a todo el mundo en un estado de desconocimiento y probablemente también pretenda que los actores no le den demasiadas vueltas a las cosas».
  Léa Seydoux está de acuerdo: «Tienes que seguir sus instrucciones. No tienes que darle demasiadas vueltas porque se trata de un mundo inexistente. Yo me limité a seguir mi instinto y traté de imaginarme cómo sería vivir en un mundo así».
  «Esta película no plantea cuestiones convencionales ni se ajusta a los procesos con los que estamos acostumbrados a trabajar los actores», explica Farrell. «En realidad, solo hay que mentalizarse en tocar lo mínimo posible, dado que las palabras y la estructura de las escenas junto con la evolución de los personajes son tan peculiares que simplemente necesitan ser preservadas, sin que un actor las modifique con sus opiniones y teorías». Para finalizar, Farrell comenta que «ha sido un ejercicio de contención y confianza verdaderamente interesante».

EL PÚBLICO...
   Ben Whishaw afirma que «como la película está abierta a varias interpretaciones, es muy fácil seguirla, con independencia de lo extraña que sea. Además, presenta aspectos con los que uno puede sentirse identificado». Whishaw concluye: «Hay algo de poesía en ella. Es una película provocadora; es una película exigente. En esencia, es una película que refleja la absurdez de los seres humanos, las locuras que hacemos y las cosas tan excéntricas que anhelamos y necesitamos».
  Léa Seydoux añade: «Me imagino que les hará reflexionar. Este es otro aspecto importante del cine. Es otro lenguaje y otra manera de ver las cosas. Uno puede plantearse dudas tras ver la película». John C. Reilly considera que «lo que más va a sorprender a los espectadores, aparte del argumento y los conceptos que presenta y del mundo en el que se encuadra, es su realidad y su actualidad». John hace una reflexión sobre los temas subyacentes de la película: «Los protagonistas luchan contra la soledad, contra la incapacidad de encontrar pareja y, básicamente, contra la idea de morir solos. Y estas son preocupaciones que todo el mundo tiene».
  Rachel Weisz explica: «Lo que más me emociona de Langosta es su originalidad, su frescura, su intención de provocar, su peligrosidad, su carácter cómico, su agudeza y su romanticismo». Colin Farrell está convencido de que la película «provocará alguna reacción ». Y concluye: «De eso, estoy seguro. No creo que esta película deje indiferente a nadie».
  Lee Magiday añade: «No se trata de reinventar un género. Es una historia original, contada desde un punto de vista original de una manera original. Esperamos que el público perciba la emoción, el humor, la ternura y la inusitada forma en la que nuestros protagonistas encuentran el amor».
  «En realidad, la película va de amor», asegura Ed Guiney. «Es una reflexión sobre el concepto del amor contemporáneo y creo que los espectadores reconocerán muchos aspectos de ese amor en la película. Pienso que es muy emotiva y divertida. Tiene angustia, tristeza y algo de violencia, pero creo que va a ser una experiencia muy visceral».
  «En mi opinión, Yorgos consigue ser místico y accesible al mismo tiempo», añade Ceci Dempsey, «una combinación muy interesante. La película es muy provocadora a muchos niveles diferentes y complejos. A decir verdad, es bastante cautivadora».
  El propio Yorgos Lanthimos explica: «Espero que estemos haciendo películas abiertas a la interpretación de cada uno. Hemos tenido que tomar ciertas decisiones. Es una película muy peculiar y única y esperamos que tenga su propia voz y que deje determinadas preguntas en el aire. Pero, aparte de eso, esperamos que la película anime a cada persona que la vea a reflexionar sobre ciertos aspectos de la vida. Ese es el efecto que espero que tenga».

logo radio directo


Videoclip musical
CONOCES A TOMÁS?


Críticas del recuerdo


Crítica... EL DÍA DE LA IRACrítica del recuerdo... LA PRUEBA DEL CRIMENCrítica... EL SEÑOR DE LOS ANILLOS: LA COMUNIDAD DEL ANILLO


Sagas del 7º Arte...


Sagas del 7º Arte... SUPERMAN