Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: Les Fémmes Du 6e Étage
Año Producción: 2015
Nacionalidad: Francia
Duración: 102 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de años
Género: Comedia
Director: Philippe Le Guay
Guión: Philippe Le Guay, Jérôme Tonnerre
Fotografía: Jean-Claude Larrieu
Música: Jorge Arriagada
FECHAS DE ESTRENO
España: 8 Junio 2012
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Emon


SINOPSIS

Nos encontramos en el París de los sesenta. Jean-Louis se aburre al tener que dedicar su tiempo diario a la familia y al negocio. Un día conocerá a varias chicas españolas que viven en la sexta planta y las cuales trabajan como criadas en el mismo edificio donde él vive...

INTÉRPRETES

FABRICE LUCHINI, SANDRINE KIBERLAIN, NATALIA VERBEKE, CARMEN MAURA, LOLA DUEÑAS, BERTA OJEA, NURIA SOLÉ, CONCHA GALÁN, MURIEL SOLVAY, ANNIE MERCIER, MARIE-ARMELLE DEGUY, AUDREY FLEUROT, MICHÉLE GLEIZER, CAMILLE GIGOT, JEAN-CARLES DEVAL

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER

icono bsoBSO

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

 

Galeria de fotosGALERÍA DE FOTOS

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

_______________________

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

ENTREVISTA A PHILIPPE LE GUAY, guionista y director...LAS CHICAS DE LA SEXTA PLANTA

¿Cómo surgió el proyecto?...
.- Todo empezó a partir de un recuerdo de infancia. Resulta que mis padres emplearon a una criada española llamada Lourdes, y pasé los primeros años de mi vida con ella. Terminé pasando más tiempo con ella que con mi propia madre, hasta el punto de que al empezar a hablar mezclaba el francés y el español. Cuando empecé en la guardería hablaba un revoltijo incomprensible. Decía mis oraciones en español. Aunque no tengo recuerdos concretos de sus primeros años, mi madre me ha hablado de ellos y siempre he llevado conmigo algo de esos tiempos. Más tarde, viajando por España, algo encajó de repente al conocer a una mujer que me contó cómo había vivido durante los años 60 en París. Se apoderó de mí la idea de hacer una película sobre la comunidad de criadas españolas. Escribí una versión inicial del guión con Jérôme Tonnerre: era la historia de un adolescente descuidado por sus padres que encuentra refugio y protección entre las criadas de su edificio. Pero no conseguimos hacer la película. Entonces cambié el punto de vista e LAS CHICAS DE LA SEXTA PLANTAimaginé al padre introduciéndose en el mundo de la sexta planta.

¿Cómo le dio forma al guión?...
.- Jérôme Tonnerre y yo nos entrevistamos con antiguas criadas que habían vivido en el barrio 16 de París, o en otras partes, y también con algunas de las señoras que las empleaban. Recuerdo a una que estaba aterrorizada por aquella dominante que le daba órdenes en su propia casa. También fuimos a la Iglesia española de la calle de la Pompe, donde rodamos algunas escenas, por cierto. Allí hay una figura clave, el Padre Chuecan: un cura que lleva allí desde 1957, es una enciclopedia viviente sobre aquella ola de inmigración. Es un hombre gigante de 80 años, calvo, que acogió a miles de emigrantes españoles cuandoLAS CHICAS DE LA SEXTA PLANTA llegaron buscando trabajo a través de su iglesia. La Iglesia era un centro cultural y de cohesión social. En el primer lugar donde iban aquellas mujeres al llegar a París, y allí se hacían las entrevistas de trabajo. Hablando con esas personas conseguimos un montón de detalles auténticos. Todas las anécdotas de la película están basadas en sucesos reales, como la historia de Josefina, que creía que se había quedado embarazada porque se había bañado en la bañera de su jefe...

¿De dónde salió el material para la familia Joubert?...
.- Yo provengo de una familia de clase media. Mis padres vivían en el barrio 17 de París, mi padre era agente de bolsa, y a mí me mandaron a un internado como a los hermanos Joubert. Pero no tenemos nada más en LAS CHICAS DE LA SEXTA PLANTAcomún; la película no es en absoluto autobiográfica.
Casualmente, rodamos en escenarios de un edificio de Hacienda abandonado que está a menos de treinta metros del colegio al que iba de pequeño. Lo condicionamos como el piso de los Joubert, la entrada de servicio y las pequeñas habitaciones de la buhardilla. Tiramos abajo las paredes y las reemplazamos con decorados para que el rodaje fuese logísticamente posible, porque allí era muy difícil meter una cámara. Pero los dormitorios son totalmente auténticos.

¿En qué momento pensó en Fabrice Luchini como el actor que debía interpretar al personaje principal?...LAS CHICAS DE LA SEXTA PLANTA
.- A menudo digo que sustituí al adolescente del proyecto inicial por Fabrice Luchini. A Fabrice se le conoce por su energía, por cómo es capaz de electrizar en escena o en televisión. Tiene una potencia textual y verbal prodigiosa, pero también cuenta con una gran habilidad para contenerse. Le encantan los escritores motivados por el resentimiento, y cita textos deprimentes de autores como Cioran o Thomas
Bernhard, pero en el fondo no está tan hastiado. Basta su expresión facial para convencerte de lo fuerte que es su unión con la infancia. Ahí está la inspiración de la película: en lo maravillado que observa a esas mujeres. A medida que avanzaba la película vi cada vez más claro que Jean-Louis es un hombre que nunca ha LAS CHICAS DE LA SEXTA PLANTAsido amado. Lo dice sin darle importancia al hablar de su madre: "mi madre nunca ha querido a  nadie". Y de repente las mujeres de la sexta planta lo acogen en sus brazos, le besan y le cuidan. Es un niño que encuentra a unas mujeres protectoras: una especie de madres sustitutas. Para mí el objetivo de la película no es tanto criticar a la clase media como descubrir las emociones. En ese estrato y en esa época la gente estaba helada; decir lo que sientes tiene algo de obsceno. Existe una distancia increíble entre un hombre y su mujer y sus hijos. ¡No se besan nunca! Desde el primer momento Fabrice me llamó la atención sobre el hecho de que Jean-Louis Joubert era un personaje vacío, que tomaba, pero nunca daba. Es algo a lo que no está acostumbrado en sus papeles, estamos másLAS CHICAS DE LA SEXTA PLANTA acostumbrados a verle dando...

Es la tercera película que hace con Luchini...
.- No nos parecemos en absoluto, pero extrañamente se ha convertido en mi alter ego. A Fabrice le encantan los desilusionados, los escritores desesperados, mientras que a mí me gustan fervientes y tenaces. Pero es tan alegre cuando lee textos deprimentes que su propia energía los transfigura. Al contrario de lo que algunos creen de él, cuando trabaja carece de ego. Se concentra totalmente en su trabajo, es accesible y abierto. Es un gran compañero. Con Fabrice pasó algo raro. Le di el guión en mayo de 2009, y me llamó al cabo de unos días para decirme que teníamos que hablar. Nos vimos unas cuantas veces, comimos, tomamos taxis, y LAS CHICAS DE LA SEXTA PLANTAsiempre hablábamos de cosas totalmente inconexas como Molière o Flaubert... y nunca del proyecto. Se convirtió en una especie de chiste, y hasta el final no estaba seguro de que hubiese leído el guión. La dirección de actores debe empezar en esas fases aparentemente poco productivas, supongo. Sabía que el momento decisivo sería cuando conociese a las mujeres españolas. Creo que básicamente no se lo esperaba. Entró en el despacho y se encontró a seis mujeres allí sentadas mirándole. Era de una hispanidad cruda y concentrada. Captó la película en un instante; vio lo excepcionales que eran esas mujeres, algunas de las cuales no hablaban ni una palabra de francés. Se quedó de una pieza y se metió de cabeza en el proyecto.LAS CHICAS DE LA SEXTA PLANTA

¿Cómo reunió a su comunidad española?...
.- No me interesaba un personaje coral; quería una galería de retratos muy individualizados. Al principio imaginé un personaje republicano que hubiese llegado a Francia huyendo del régimen franquista. En el otro extremo buscaba a una mujer religiosa y muy devota que fuese a la iglesia todos los días y que se pelease con la republicana. El personaje interpretado por Carmen Maura destaca entre los demás y es sin duda una mezcla de los otros dos, calma las cosas y tempera el conflicto. Está Teresa, que quiere encontrar un marido francés y María, por supuesto, la sobrina de Concepción, que llega a Francia buscando trabajo y que está en el LAS CHICAS DE LA SEXTA PLANTAcentro de toda la acción.

¿Cómo seleccionó las actrices?...
En primer lugar a Carmen Maura, una de las grandes figuras del cine español; no podía imaginarme la película sin ella. Fue la primera actriz a la que vi. Aunque el papel no es importante comparado con los que podría conseguir, quiso interpretar a una mujer española en París, como tantas otras que había conocido en su juventud. Además tiene un piso en París compuesto por varias habitaciones de servicio. Se parecía a su personaje en cómo conectaba con las demás actrices; era una figura autoritaria y amiga, alguien a quien admirar.
Durante el rodaje todas tenían sus camerinos, pero no pasaban ningún tiempo en ellos, se reunían y hablaban a gran velocidad en español, como sus ancestros en las plazas de Passy... Rebosaba vida y Fabrice a menudo se apuntaba. A Carmen le gustó la idea de actuar en español y en francés a la vez, a veces en la misma escena. Quería captar la musicalidad de la lengua española. Ellas parloteando muy rápido delante de Fabrice que no se entera de nada, era muy divertido.

¿Y el personaje de María, interpretado por Natalia Verbeke?...
.- Hacía falta una joven que fuese guapa pero no demasiado; para que fuese atractiva, de una belleza contenida. Natalia Verbeke poseía esas cualidades y hablaba algo de francés. Era importante para la conexión con Fabrice. Se sabía tan bien el guión que avanzó mucho, por lo que podía comunicarse con todos los que trabajaban en el rodaje. Para elegir a las demás criadas tuve que ir a España varias veces para ver a Rosa Estévez, que se encargó de la parte española del casting. Elegí a más actrices provenientes del teatro para evitar el tópico de usar a “chicas Almodóvar”. Así me decidí por  Lola Dueñas, Nuria Solé, Berta Ojea, y Concha Galán. Las dos últimas no hablaban una palabra de francés y tuvieron que aprenderse el papel fonéticamente. Tienen un carácter increíble, personifican toda la intensidad, la violencia y la volubilidad de las mujeres españolas...

¿Qué recuerdos guarda de la película?...
Está la escena de la fiesta en la sexta planta; donde Jean-Louis se deja arrastrar al baile. Hay que decir que Fabrice es un bailarín excelente, pero quería que se le viera avergonzado e incómodo. Fue duro para Fabrice contenerse y no bailar bien, pero luego las criadas le animan poco a poco y se suelta sin darse cuenta de lo que hace. Sucedió algo que no puede expresarse con palabras: un temblor, una emoción en sus ojos. El milagro de un actor que se abre.

¿Qué aprendió trabajando en el proyecto?...
.- Siempre me han gustado los actores, pero descubrí el placer de trabajar con una mezcla de actores franceses y extranjeros. Tienes que cambiar los hábitos y el punto de vista; es muy refrescante. La historia tiene un aire europeo que me afecta. Mucho antes de que la Unión Europea se convirtiese en una realidad política Europa se construía a sí misma durante los años 60. Los españoles estaban allí con nosotros, por las calles y en los parques... Forma parte de la historia común de nuestros dos países. Como el personaje de Jean-Louis descubre a las demás personas en la película, creo que el cine se inventó para mostrar el proceso de aprendizaje. Rodamos a seres para capturar algo suyo, para enriquecernos mediante el contacto con los demás.

logo radio directo


Videoclip musical
CONOCES A TOMÁS?

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... PESADILLA EN ELM STREET