Fichas de peliculas
  • Registro
LA SUERTE DE LOS LOGAN
INFORMACIÓN
Titulo original: Logan Lucky
Año Producción: 2017
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 119 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 7 años
Género: Comedia, Drama
Director: Steven Soderbergh
Guión: Rebecca Blunt
Fotografía: Steven Soderbergh
Música: David Holmes
FECHAS DE ESTRENO
España: 12 Octubre 2017
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
DeaPlaneta


SINOPSIS

Dos hermanos intentan perpetrar un atraco mientras celebra una carrera de NASCAR...

INTÉRPRETES

DANIEL CRAIG, CHANNING TATUM, KATHERINE WATERSTON, SEBASTIAN STAN, RILEY KEOUGH, SETH MacFARLANE, ADAM DRIVER, DAVID DENMAN, KATIE HOLMES, HILARY SWANK, ALEX TER AVEST, JACK QUAID, DWIGHT YOAKAM, JIM O'HEIR, MACON BLAIR

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBSO

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

 

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

SOBRE LA PRODUCCIÓN...
   Tras pasarse casi tres décadas dirigiendo películas que han definido épocas, hace cuatro años el oscarizado director Steven Soderbergh sorprendió a todo Hollywood al anunciar su retirada del cine. Soderbergh le dio un giro a su carrera y centró sus miras en televisión, donde logró dos premios Emmy por “Behind the Candelabra” (HBO) y fue candidato a los mismos premios por la aclamada serie “The Knick”. Logan Lucky supone la vuelta del cineasta a la gran pantalla, una decisión que atribuye a “una convergencia de varios elementos, uno tecnológico y otro creativo”. “En cuanto a la tecnología, hemos llegado a un punto del panorama digital en el que una empresa pequeña puede lanzar una película a gran escala sin tener que recurrir a los grandes estudios”, comenta. “Estaba hablando sobre el futuro de la distribución cinematográfica cuando me llegó este guion”. Fue su esposa, Jules Asner, quien le entregó el material escrito por su amiga Rebecca Blunt.
  “En principio mi cometido iba a 
ser únicamente buscar un director para la película, pero el guion me encantó”, dice Soderbergh. “Después de un par de semanas admití que no quería encontrar a otra persona para dirigir Logan Lucky porque tenía ya una imagen mental muy clara de cómo sería la película basándome en lo que había escrito Rebecca. Podría describir el filme como un primo lejano de la serie Ocean’s, aunque no es exactamente la misma historia puesto que estos personajes no disponen de medios económicos ni tecnológicos. Viven con el agua al cuello, por lo que un par de bolsas de basura llenas de dinero les pueden cambiar la vida”. “También me gusta que al comienzo de la
película los personajes no son delincuentes”, añade.
  “El equipo de Ocean’s sabe lo que 
hace, pero los de Jimmy Logan tienen que ir aprendiendo sobre la marcha. Ese aspecto del guion me gustó. La historia me pareció lo suficientemente cercana como para que me sintiera cómodo, pero lo suficientemente novedosa como para emocionarme”.
  Financiada sin la participación de grandes estudios y distribuida en EE. UU. a través de la recién creada empresa de Soderbergh, Fingerprint Releasing, en asociación con Bleecker Street (Captain Fantastic, Trumbo), 'Logan Lucky' es el máximo exponente del nuevo modelo de realización independiente digital. “Podría decirse que es un experimento”, comenta. “Necesitaba probar mi teoría sobre la distribución con una película comercial protagonizada por grandes estrellas. Un proyecto así justificaría una distribución mundial y me permitiría mantener el control creativo sobre todos los aspectos”.

UN DEBUT MUY SATISFACTORIO...
  El guion de 'Logan Lucky' es un debut impresionante de Rebecca Blunt. Al igual que sus personajes, Blunt se crió en Virginia Occidental. Tras un breve paso por UCLA, se mudó a Nueva York para pulir sus dotes como escritora. Blunt comenta que el antihéroe de clase de trabajadora que presenta en Logan Lucky se inspira en la historia de su amigo Channing Tatum. “Escribí el personaje de Jimmy Logan para Channing porque siempre le he visto como una versión alternativa de Chan”, apunta. “Chan es de un pueblecito del sur de EE. UU. y jugaba tan bien al fútbol americano que le ofrecieron una beca para ir a la universidad en Florida. Una lesión de rodilla frustró su carrera deportiva y
acabó trabajando de stripper. Cuando estaba escribiendo Logan Lucky me pregunté, ‘¿Y si Chan no se hubiera hecho stripper y se hubiera vuelto a casa?’. Me encontré a Chan y a su pareja Reid en una bolera y les comenté la idea. Por aquel entonces el proyecto se llamaba Hillbilly Heist, y Chan me contestó, ‘¡Suena fenomenal!’. No sé si recuerda que me dijo eso y, desde luego, nunca me imaginé que todo esto fuera a suceder”. Blunt le dio cuerpo al guion inspirándose en noticias reales y tirando de su imaginación. “Me habían hablando de los socavones del Charlotte Motor Speedway, que está construido sobre un vertedero, y de cómo habían contratado a mineros en paro para arreglarlos. Como soy de Virginia Occidental siento mucha afinidad con los mineros. Por otra parte, los tubos neumáticos me han fascinado desde niña. Cuando mi madre iba al banco, me dejaba meter el dinero en el tubo y alucinaba al verlo desaparecer como por arte de magia”. Blunt le entregó el guion final a Soderbergh, “Quería ver si a Steven se le ocurría un buen director para la cinta, porque tiene mucha experiencia con películas sobre robos”, dice Blunt. “Pensé que había jurado no volver a los largos, así que fue toda una sorpresa cuando me contestó que quería dirigirla él”.

LOS LOGAN...
  Soderbergh había trabajado con Channing Tatum en las dos entregas de 'Magic Mike' y le pareció que el actor era la opción obvia para el papel. “Chan tiene un aire de tipo normal que es muy auténtico”, comenta. “Da la impresión de ser un tío con el que no solo te lo pasarías en grande, sino que también te cubriría las espaldas si las cosas se ponen feas”. Tatum dice que se moría de ganas de volver a trabajar con el hombre que le había dirigido en la película con la que saltó a la fama en 2012 y que el guion le pareció maravilloso en cuanto Soderbergh le contó de qué iba el filme. “Estaba rodando Magic Mike XXL con Gregory Jacobs cuando Soderbergh me llamó para contarme que tenía un guion sobre unos pueblerinos que atracaban un circuito de NASCAR”, recuerda Tatum. “Me partí de risa porque me pareció divertidísima la idea de que unos ladrones de medio pelo intentaran robar algo, sobre todo cuando ese algo es una organización gigantesca como el NASCAR. Me encantan las historias sobre perdedores y este grupo de personajes es genial. Tienen un punto de irrealidad que los hace muy divertidos”. Aparte de que la historia le había picado la curiosidad, Tatum comenta que simplemente quería volver a colaborar con Soderbergh. “Es un tipo genial”, comenta. “Todo se reduce a eso. Pero además es un maestro del cine. Sus películas son siempre tan diferentes”. Por recomendación de la guionista, Tatum se empapó de la subcultura de los Apalaches para preparar el papel y vio el impresionante documental de 2009 The Wild and Wonderful Whites of West Virginia.
  “También bebí mucha cerveza y comí un montón de pizza, porque me lo podía permitir”, se ríe Tatum, que cogió bastante peso para el papel. “Fue para el personaje”. Al saber que contaba con Tatum, Soderbergh empezó con la tarea de escoger al intérprete que encarnaría al hermano pequeño de Jimmy Logan, Clyde.
  Muchos actores de primera mostraron interés por el papel, pero Soderbergh comenta que siempre había pensando en Adam Driver para dar vida al lúgubre camarero de Virginia Occidental que lleva una prótesis en el brazo. “Al igual que la mayoría de los espectadores, conocí a Adam por la serie ‘Girls’”, comenta Soderbergh. “A partir de ese momento seguí de cerca su carrera y me di cuenta de lo bueno que era”. Driver describe a Clyde como “el pensador de la familia. Se toma su tiempo porque lo analiza desde todas las perspectivas. Aunque siempre ha tenido a su hermano Jimmy en un altar, siente que él es quien debe proteger a la familia”. Cuando se sentó a hablar del personaje con Driver, el director recuerda que el actor estaba muy interesado en perfeccionar la forma de hablar de Clyde. “No hablamos demasiado del papel, más allá de que quería esforzarse a fondo para clavar el acento de Virginia Occidental”, comenta Soderbergh. Driver dice que pensaba en dos personas al desarrollar el personaje. “Clyde es una mezcla entre [el actor] Sam Elliott y mi tío Kenny. Más mi tío Kenny. Si esos dos tuvieran un hijo, sería Clyde”. Después de trabajar con el especialista de acentos Diego Daniel Pardo, el actor nominado en tres ocasiones a los premios Emmy llegó al plató para interpretar la primera escena. “Había gente de Virginia Occidental entre el equipo técnico y alucinaron al escuchar a Adam”, recuerda Soderbergh. Incluso la guionista Blunt se quedó de piedra con el acento de Driver.
  “Adam sonaba exactamente igual que mi abuelo”, dice. Además de clavar el patois, Driver también tuvo que perfeccionar otra técnica muy difícil para su primera escena importante. “Aprendí a preparar un Martini con un solo brazo”, comenta. Mellie, la hermana de Jimmy y Clyde, llega a la pantalla de la mano de la carismática Riley Keough. La actriz impresionó a Soderbergh cuando trabajaron juntos en la serie “The Girlfriend Experience”, emitida en 2016 por la cadena de cable Starz y por la que la actriz fue nominada a un Globo de Oro. “’Mellie’ es una joven muy guapa que tiene un salón de belleza, pero también es una flipada de los coches”, explica Soderbergh. “No tiene muchos amigos y suele ir a su bola, así que la actriz que la interpretara tenía que transmitir mucha vida interior. Eso se le da fenomenal a Riley. Ha sido el catalizador perfecto para este cóctel de chicos”. A Keough le gustaron mucho los personajes rudos y el entorno tan especial que planteaba el guion de Logan Lucky. “Me gusta el concepto de que a la gente normal le salgan las cosas bien”, comenta. “Además, soy del sur, por lo que rodar una película sobre un golpe ambientado en esta zona me molaba mucho. Tiene de todo: comedia, acción y familia. Por supuesto, Steven es increíble y quería volver a trabajar con él”. Para meterse en el papel de una amante de la velocidad y las carreteras secundarias, Keough dio unas clases con el coordinador de escenas especiales Steve Kelso para aprender a conducir un coche manual. “No había conducido un coche de marchas en mi vida, así que me enseñó”, cuenta. “Primero condujimos por California y cuando llegué a Atlanta me pasé al Mustang de la película.
  No conduzco mucho, así que ha sido muy divertido pisar a fondo este deportivo de marchas”.

JOE BANG Y SUS HERMANOS...
  A Daniel Craig le entusiasmó poder hacer gala de sus dotes cómicas gracias al excéntrico experto en explosivos Joe Bang. “Llevaba mucho tiempo sin interpretar a un rarito”, comenta Craig. “Este papel me permitía fundirme con el personaje pero a la vez no suponía un compromiso enorme, puesto que el peso de la película recae realmente sobre Channing y Adam. Yo llegaba al plató, lo daba todo y me lo pasaba en grande con el personaje”. Craig, archiconocido por haberse enfundado el traje de James Bond en cuatro superproducciones de 007, participó recientemente en una producción de “Otelo” para el circuito alternativo Off-Broadway, pero nunca se había metido en la piel de un bandido de los Apalaches. “En cuanto me ofrecieron el papel empecé a trabajar el acento para descubrir quién era esta persona y qué tipo de personaje quería que fuera”, comenta el actor. “Joe Bang estaba muy bien desarrollado en el guión, por lo que no tuve que trabajarlo demasiado. Tuve que encontrar su voz. Pero una vez que di con el acento, Joe Bang se materializó”. Sin ningún tipo de instrucción por parte de Soderbergh antes de empezar a rodar, Craig decidió transformar su aspecto físico: se rapó el pelo y se tiñó de rubio. “Compré decolorante en una droguería y me lo eché en el pelo”, cuenta. “Se lo mostré al equipo de peluquería y maquillaje y les pareció fenomenal”. Soderbergh, que conoció a Craig gracias a la película 'The Jacket' (2005) en la que participaba como productor, pensó que al actor británico le interesaría este papel secundario destacado. “Daniel y yo hemos coincidido bastante estos años, así que le mandé un email con el guion y le dije ‘Creo que tengo algo para ti’. A la mañana siguiente tenía su respuesta: ‘Esto es genial’.
  Pensé que Daniel respondería bien al papel porque podría decirse que el personaje de Joe Bang es el caramelo de la película. Tiene las mejores frases y hace cosas muy divertidas durante un tercio de la película sin tener que cargar con la responsabilidad de un papel protagonista”. Completan la pandilla criminal de Joe Bang sus supuestos hermanos convertidos llamados Fish y Sam, interpretados por Jack Quaid y Brian Gleeson. “Me encantan los hermanos Bang”, comenta Quaid, que fue elegido para el papel en Logan Lucky gracias a su impresionante interpretación en el melodrama sobre la industria musical “Vinyl” (HBO). “Quiero decir, los Logan al menos son seres funcionales que contribuyen a la sociedad y tienen empleos, pero Fish y Sam son dos paletos que están intentando salir del mundo de la metanfetamina. Me pareció muy divertido meterme en la piel de un personaje no demasiado inteligente porque suelo interpretar papeles neuróticos que le dan demasiadas vueltas a todo”. Quaid utilizó la técnica de menos-es-más para el armario del personaje, inspirándose en The Wild and Wonderful Whites of West Virginia. “Hank Williams III a menudo llevaba solamente una camiseta interior en ese filme, así que cuando fui a las pruebas de vestuario me dijeron que buscaban una estética similar para Fish. Creo que mi personaje no se molestaría en llevar más ropa de la estrictamente necesaria por ley”.

DAR EL GRAN GOLPE...
  El rodaje de 'Logan Lucky' duró 36 días y comenzó en agosto de 2016, con Atlanta como centro de operaciones para el reparto y el equipo técnico. El oscarizado productor Mark Johnson (Rain Man, “Breaking Bad”) estaba presente para supervisar el día a día.
  “En realidad, el mayor reto ha sido seguirle el ritmo a Steven”, comenta Johnson.
“Llega a la localización por la mañana y lo da todo. Por la noche, llega al hotel y se pone a montar lo que ha rodado durante el día. Es impresionante”. Entre las localizaciones principales destacan una caravana utilizada para las escenas en casa de Jimmy Logan en Virginia Occidental, una parcela ambientada para parecer una feria popular, un bar de carretera y una cárcel. Para crear un contraste con las vibrantes escenas de acción que dominan el resto de la película, Soderbergh pidió al diseñador de producción Howard Cummings, ganador de un premio Emmy, que utilizara tonos muy apagados para la prisión. “Esa fue la única localización en la que exigí un estilo determinado para el diseño de producción”, cuenta Soderbergh.
  “Quería que usar una estética monocromática, así que le pedí al diseñador de producción Howard Cummings que todo fuera gris y a la diseñadora de vestuario Ellen Mirojnick que diseñara uniformes en blanco y negro para los reclusos”. La escena más compleja de la producción fue el propio golpe. Se rodó en cuatro localizaciones y las escenas se hilaron después en posproducción para crear las secuencias del Charlotte Motor Speedway. Soderbergh pasó unos días muy intensos en Concord, Carolina del Norte, rodando en el circuito. En el Atlanta Motor Speedway se rodaron muchos primeros planos de los bólidos volando por la pista. El Georgia World Congress Center de Atlanta se utilizó para rodar los túneles subterráneos del circuito. El robo se filmó en un gran plató equipado con un sistema de tubos neumáticos de transporte (PTT, por sus siglas en inglés). “Le dimos muchas vueltas al sistema de PTT”, explica Soderbergh. “Tenía que ser lo suficientemente avanzado para parecer un sistema de transporte efectivo, pero lo suficiente rudimentario para que estos tipos pudieran robarlo. El equipo de attrezzo y el departamento de efectos físicos pasaron mucho tiempo documentándose y desarrollando formas de hacer que los cilindros se abrieran y cerraran antes de que los volvieran a succionar los tubos, tal y como describe Rebecca en el guion. Quería rodarlo sin recurrir a trucos por ordenador en posproducción”.
  Driver quedó impresionado con la característica eficacia de Soderbergh, que contribuyó a que el reparto estuviera siempre centrado. “Steven le da mucha importancia a controlar el ritmo y los tiempos durante el rodaje”, apunta el actor.
  “Opera la cámara, lo ilumina todo y dirige, sabe muy bien lo que quiere y lo hace. Llega, coge la cámara y dice ‘Listos’. Para los actores eso significa que nadie se vuelve al camerino a descansar durante una horita porque luego cuesta un par de tomas volver a meterse en el personaje”. El ritmo acelerado de Soderbergh no impidió que el reparto se lo pasara bomba delante y detrás de las cámaras. “Se notaba una gran hermandad entre Channing y los demás actores”, comenta el productor Gregory Jacobs, que ha trabajado en casi todas las películas de Soderbergh desde 'El rey de la colina' en 1993. “El ambiente era muy universitario, había muy buen rollo, como entre el reparto de la serie Ocean’s”. Soderbergh dice que la buena relación de los actores se trasladó a la película. “Formaron una pandilla y eso se nota cuando se ruedan las escenas. Todo el mundo se siente seguro para probar cosas nuevas, ya sea una frase o una postura, porque saben que todo el mundo va en el mismo barco y rema en la misma dirección”.

UN ROBO CON MUCHO CORAZÓN...
  Las películas sobre robos no suelen estar protagonizadas por este tipo de personajes de clase obrera y por eso Logan Lucky destaca como una comedia dura, inteligente y divertida con los personalísimos toques artísticos de Soderbergh como director.
  “Espero que el público disfrute de Logan Lucky como pura diversión, pero que también se quede con el mensaje”, comenta Soderbergh. “Creo que pasan cosas a muchos niveles en este filme como para que les dé a los espectadores para pensar más allá de las dos horas que pasan en el cine. Muchas veces las películas de Hollywood son como una telaraña que desaparece de la mente del público en cuando abandonan la sala.
  Pienso que 'Logan Lucky' es lo suficientemente realista como para no desparecer y para hacerlos pensar”. Soderbergh dice que también está ilusionado por ver cómo funciona su modelo de negocio desarrollado sin la participación de los grandes estudios. “Con Logan Lucky siento que se han alineado los astros para que pueda distribuir la película de la forma que siempre soñé”, dice.

UNA BANDA SONORA MUY CAÑERA...
  Soderbergh trabajó con el compositor y músico irlandés David Holmes para crear los montajes con una fuerte presencia musical de 'Logan Lucky'. Holmes, que colabora frecuentemente con Soderbergh y fue compositor de toda la saga Ocean’s y supervisor musical de 'Ocean’s Twelve' y 'Ocean’s Thirteen', se propuso dar con canciones rockeras típicas del sur del Estados Unidos que tuvieran mucha garra. “Después de hablar del rollo que quería darle a la película, David empezó a mandarme miles de temas que no había escuchado en la vida”, comenta el director. “Odio cuando se utilizan canciones superobvias en la películas. En el caso de 'Logan Lucky', hemos usado una canción de John Denver para subrayar un elemento, pero más allá de eso quería que todo fuera muy analógico, para que se notara que la música estaba producida por humanos.
  Teniendo en cuenta cómo es la vida de estos personajes y el golpe que quieren dar, no queríamos que las canciones sonaran demasiado estupendas o muy producidas. La banda sonora tenía que sonar dura, incluso un poco oxidada. En ese sentido David se ha superado”.   Además de elegir canciones existentes para la banda sonora, Holmes compuso e interpretó música original para la película. “Le dije a David, ‘Tengo un X % de la música, así que ahora necesito que compongas otros temas que suenen como las otras canciones que me has propuesto’”, explica Soderbergh. “Juntó una banda, grabó las piezas que había compuesto y las metimos en la película. Ha sido un proceso muy fluido”.
  Para darle un toque auténtico a la carrera, Soderbergh invitó a la superestrella del country LeAnn Rimes a interpretar “America the Beautiful” en el circuito. La guionista Blunt recomendó a Rimes después de ver una actuación en el Indy 500. “Queríamos a una cantante con un buen chorro de voz que resultara creíble en un evento de la NASCAR”, comenta Soderbergh.
  Rimes actuó delante de varios cientos de extras en el Atlanta Motor Speedway, que se combinó posteriormente con escenas de las gradas del Charlotte Motor Speedway. 
  “Cuando llegué al circuito, lo único que sabía era que Steven quería que cantara ‘America the Beautiful’ y me quedé como diciendo, ‘¿Las 17 estrofas?’”, recuerda Rimes. “Solo me sabía dos, así que me dio un pequeño ataque de pánico y pedí hablar con él. Steven me dijo que no tenía ni idea de que tuviera tantas estrofas y que bastaba con las dos que me sabía. ¡Menos mal! Fue un placer trabajar con Steven porque sabe exactamente lo que quiere. Salí a la pista, interpreté dos veces la canción y listo. Creo que nunca había hecho una escena tan rápido”. Soderbergh, que ha incluido el último single de Rimes “Love Is Love Is Love” en la BSO, alaba la profesionalidad de la cantante. “LeAnn nos dejó de piedra con su voz y con el grado de control que tiene sobre dicho instrumento”, comenta. “Cuando terminó de cantar todos nos miramos como diciéndonos ‘Por eso es LeAnn Rimes’”.

  

logo radio directo