Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: Loving
Año Producción: 2016
Nacionalidad: EE.UU., Inglaterra
Duración: 123 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 7 años
Género: Drama
Director: Jeff Nichols
Guión: Jeff Nichols. Basado en el documental "The loving story" de Nancy Buirski
Fotografía: Adam Stone
Música: David Wingo
FECHAS DE ESTRENO
España: 20 Enero 2017
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Vértigo Films


SINOPSIS


En 1958 Richard y Mildred se casan y acto seguido son detenidos y sentenciados por ser el blanco y ella negra. Las autoridades deciden suspender la sentencia a cambio de que abandonen el Estado. A partir de entonces el matrimonio comienza una larga lucha para conseguir volver a su hogar...

INTÉRPRETES

MICHAEL SHANNON, JOEL EDGERTON, MARTON CSOKAS, RUTH NEGGA, ALANO MILLER, NICK KROLL, BILL CAMP, JON BASS, DAVID JENSEN, QUINN McPHERSON, SHARON BLACKWOOD

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER

icono bsoBSO

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

- Oscar 2017: Mejor actriz Ruth Negga
- Festival de Cannes 2016
- Festival de San Sebastián 2016

_______________________

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

SOBRE LA PRODUCCIÓN...
   - ¿Por qué no he conocido esto antes?
Esta es una frase habitual que se oye al descubrir los avances de los derechos humanos de décadas pasadas - y la historia de amor de Richard y Mildred Loving ha allanado el camino para muchos más desde entonces.
  La historia de Richard y Mildred vuelve ahora a la palestra de la mano del aclamado escritor y director Jeff Nichols en Loving. “Me sorprendió la simplicidad de su hermosa historia de amor”, dice el cineasta.
  Richard, que era blanco, y Mildred, que era mitad afroamericana y mitad nativa-americana, formaban una pareja normal de Central Point, Virginia. Decidieron casarse y fundar una familia. Sin embargo, en ese momento en Virginia, aquello iba contra la ley y fueron arrestados poco después de casarse.
  Como los demandantes en el caso “Loving vs Virginia”, fueron los catalizadores de la decisión de la Corte Suprema que abolió algunas leyes segregacionistas- como las leyes contra el matrimonio interracial - en los Estados Unidos. Estableciendo el matrimonio como un derecho fundamental, “Loving vs Virginia” todavía se cita con frecuencia en los casos judiciales de hoy, incluso en los desafíos
a las prohibiciones de matrimonio gay.
  Pero los Loving no eran activistas; simplemente esperaban que su matrimonio, plenamente legal en Washington D.C. les permitiera vivir pacíficamente en su ciudad natal de Central Point. Inicialmente, no hicieron ninguna apelación tras ser arrestados por violar las leyes del Estado de Virginia, y acordaron un trato que a efectos prácticos los desterró de su hogar para evitar la cárcel.
  Cuando los Loving finalmente buscaron ayuda legal en 1963, su único objetivo era poder volver y vivir en su hogar. Fue sólo en 1965, a instancias de sus abogados Bernard Cohen y Philip Hirschkop, cuando la pareja acordó publicar su historia y hablar con la prensa. Después de que la Corte Suprema fallara a su favor en junio de 1967, los Loving regresaron a su vida cotidiana y criaron a sus tres hijos
en Central Point, y ya raramente dieron entrevistas.
  En 2008, Mildred falleció, su marido lo había hecho con anterioridad. Al leer sobre Mildred, la documentalista Nancy Buirski se conmovió por la inquebrantable devoción del uno por el otro y por la relevancia contemporánea de su caso. Buirski decidió hacer un documental sobre Richard y Mildred Loving. Su investigación le llevó a la productora de televisión Hope Ryden, que había pasado horas filmando a los Loving en su casa en 1965 y luego volvió en 1967 para que ABC-TV los entrevistara en vísperas de la decisión judicial. Las imágenes y otros recursos de archivo, incluyendo instantáneas del fotógrafo de Life Magazine Gray Villet, fueron utilizados por Buirski en la escritura, producción y dirección de The Loving Story. El documental participó en los festivales de 2011 antes de ser mostrado por la HBO en el Día de San Valentín de 2012. Ganó un Premio Peabody y un Premio Emmy, entre otros honores, y cautivó a audiencias y críticos por su epresentación de una pareja comprometida y valiente que, por encima de todo, estaban profundamente enamorados.
  Uno de esos espectadores cautivados fue el actor ganador de un Oscar, Colin Firth; Buirski había estado en contacto con Firth con respecto a una versión cinematográfica después de que su esposa Livia le hablara de esta historia de interés político y social americana. En 2009, Buirski y Firth estaban haciendo un Brainstorming sobre una estructura narrativa y comenzaron a trabajar en un guion. En
enero de 2011, Firth llamó a Buirski para decirle que se había asociado con Ged Doherty para montar una compañía de producción, Raindog Films y que, como primer proyecto, tenían una versión narrativa de The Loving Story. Buirski recuerda: “Colin acababa de ganar el Globo de Oro por 'El discurso del rey', pero yo era la que estaba más feliz de los dos”, recuerda Buirski.
  Doherty comenta: “Colin estaba muy convencido por la simplicidad de la historia sobre cómo esta pareja común marcó una gran diferencia en la vida de otras parejas.
  “Después de ver el documental, me obsesioné. Estuve literalmente sin dormir durante 48 horas porque estaba buscando en la red todo lo que podía. Sí, este fue un caso legal histórico, pero ante todo es esencialmente una hermosa historia de amor. Colin y yo sentíamos que más gente en todo el mundo debía conocer la historia de los Loving, y estábamos decididos a contar su historia como un drama basado en gran parte en el documental de Nancy “.
  El siguiente paso fue encontrar un escritor y un director. Cuando los tres productores vieron 'Mud', de Jeff Nichols, en una proyección especial organizada en 2012, sintieron que la sensibilidad cinematográfica del cineasta y las representaciones intuitivas de hombres y mujeres del sur serían ideales para la película que querían hacer.
  Doherty añade: “También vimos Take Shelter. Con el trabajo de Jeff, la tensión y el drama son ricos y a menudo mudos; transmite tanto con sólo un vistazo a la cámara o un plano de un paisaje. Pensábamos que eso sería genial para Richard y Mildred Loving.”
Habiendo hecho ya tres largometrajes, Nichols no había considerado escribir o dirigir una película que no fuera un producto de su propia imaginación. Sin embargo, aceptó considerar el proyecto, y la historia, que le intrigaba.
  Nichols vio el documental y apreció la importancia y el impacto positivo continuo del caso “Loving vs Virginia”. Pero estaba más atraído por la tranquila determinación de Richard y Mildred de vivir y amarse como quisieran.
  “El amor entre estas dos personas fue lo que me impactó emocionalmente”, afirma Nichols. “De eso surge la otra parte importante de la historia, que es la decisión de la Corte Suprema. Creo que cada vez que se nos recuerda la elegancia y la belleza sencilla del amor, es algo bueno”.
  El ritmo de la vida en la ciudad natal de los Loving, Central Point, resonó aún más poderosamente en Nichols. Una comunidad agrícola alejada, metida en las colinas del condado Caroline en Virginia, Central Point era una ciudad racial mezcla de aparceros y trabajadores. La pobreza era el denominador común; Los afroamericanos, los blancos y los nativos americanos se habían mezclado libremente durante generaciones. Los residentes se ayudaban mutuamente sin ningún problema.
  Aprender acerca del sitio donde habían crecido y donde se habían forjado las virtudes y los valores de Richard y Mildred le recordó a Nichols lo que su padre le había contado acerca de su propia educación en otra pequeña ciudad. El director reflexiona: “Cómo su comunidad es mostrada en el documental de Nancy fue significativo para mí, porque me recordó lo que me había contado mi padre, que creció en
Altheimer, Arkansas. Mi padre me decía: “Necesitábamos los unos de los otros para subsistir”.
  Nichols imaginó como debió ser para Richard y Mildred Loving resistir la incertidumbre desde 1958 a 1967, más allá de los sucesos judiciales. Él comenta: “No hay duda de que el caso judicial podría llenar toda una película en sí mismo. Pero no quería que solapara la historia de amor, que es lo que quería mostrar, sobre todo porque no lo había trabajado previamente, aunque en Mud traté con el
amor no correspondido.”
  Reflexionando sobre su enfoque basado en el carácter del material, se reunió con los productores que Nichols encontró y que apoyaban el tratamiento que quería darle.
  Aunque Doherty, Buirski y Firth quisieron firmar a Nichols como guionista y director, obraron con precaución, y al principio se comprometió solamente a escribir el guion. La productora Sarah Green, nominada a varios Oscar, que se había convertido en una colaboradora clave de Nichols en sus proyectos, se dio cuenta de que “Jeff nunca había adaptado el material de otra persona, y era algo complicado
con lo que lidiar para él”.
  Nichols admite: “Me llevó un par de meses. Finalmente llegué a un acuerdo sobre la forma en que estas personas reales también iban a ser personajes de mi película, así que necesitaba tomar posesión mientras trataba de escribir sus voces “.
  Green dice: “Recuerdo que me llamó un día para decir: ‘Sabes, creo que lo tengo, pero es muy íntimo.
 No sé si es lo que estáis buscando, pero esto es lo que querría contar.” Yo dije, “Ese es tu trabajo.
  Cuéntalo como lo veas”. Elogia el entendimiento y la paciencia mostrados por sus compañeros productores cuando Nichols encontró su equilibrio. “Fue maravilloso trabajar con Ged, Nancy y Colin como productores, porque realmente confiaron en su proceso, y una vez que Jeff lo entendió, estaba claro que estaba listo para dirigir la película”.
  Nichols trató de transmitir “la tranquila tensión de la película; no hay bombas incendiarias estallando, las cosas no arden. Están en un torbellino, pero también están en una pequeña región y va sobre su vida cotidiana. Loving no representa ese Sur que el público podría esperar”.
  Inusualmente en el negocio del cine, el primer borrador de Nichols del guion fue aceptado y fue el único proyecto. Doherty recuerda: “Era absolutamente hermoso. Podías contemplar cada escena, incluyendo las pausas. Creo que, desde el primer borrador hasta el segundo borrador hasta el rodaje, cambiaron tres palabras, dos comas y un error tipográfico”.
  Green se dio cuenta de que Nichols había absorbido el punto de vista de los Loving: es decir, que no se había propuesto cambiar la historia. “Su pensamiento era: ¿Cómo vivimos nuestras vidas donde debemos estar, a dónde pertenecemos?” En muchas películas que he hecho, los personajes están tratando de encontrar a dónde pertenecen. Aquí, eran dos personas que sabían de dónde venían. Lo que Jeff explora con Loving no es que tengan que encontrarlo, sino su anhelo de volver a él porque han sido desterrados”.
  Nichols agrega: “No eran mártires, y no querían serlo. No eran símbolos, y no querían serlo. Eran dos personas enamoradas que querían estar juntas y con su familia.”
  Mientras Nichols y Green hacían otra película, Midnight Special, tuvieron una inesperada sorpresa en el casting para Loving en el otoño de 2013 durante un viaje de negocios a Los Ángeles. Aunque no estaban listos para comenzar a buscar actores, la agente de casting Francine Maisler los llamó para reunirse con Ruth Negga, una actriz de Londres que estaría en la ciudad. Negga estaba profundamente afectada por The Loving Story. Ella explica: “ El documental me pareció brillante y no podía creer que no hubiera oído hablar de Richard y Mildred antes. Yo estaba completamente fascinada, no sólo porque el caso “Loving vs Virginia” fuera histórico, sino también porque la suya es una hermosa historia de amor. Su historia se quedó conmigo. Todo lo que Mildred quería era poder casarse con el hombre que amaba. No todos los héroes llevan capa.
  “El guion de Jeff cuenta la historia de dos personas enamoradas, no de dos activistas, a pesar de que cambiaron el curso de la historia legal estadounidense. Siento que todas sus películas son sobre personas normales.”
  Una vez que había conseguido las páginas del guion, la actriz se metió en su habitación de hotel de L.A. durante tres días para prepararse, tratando de canalizar a Mildred lo mejor que pudo. “Vi el documental una y otra vez y trabajé en esas escenas del guion como nunca antes había trabajado en nada. Sentía tanta afinidad con Mildred que no podía ni imaginar que no interpretaría el papel.”
  Nichols recuerda: “Hemos trabajado con Francine Maisler en varias películas, así que aceptamos su consejo para encontrarnos con esta actriz que no conocíamos”.
  “Hicimos una prueba con Ruth Negga y ella es más pequeña y más compacta que Mildred Loving, a la que apodaban ‘Cordero’.Pensé:‘Bueno...’ Pero entonces Ruth comenzó una escena, y fue extraordinario; Ella fue capaz de manifestar todo lo que sabíamos acerca de Mildred de las imágenes documentales. Esto no era de ninguna manera una imitación; Para Sarah y para mí fue como, ‘Esta es Mildred.’ Para cuando hicimos la película dos años más tarde, Ruth se había convertido en Mildred; Ella había absorbido la naturaleza de Mildred y se la devolvería a la cámara”.
  Fue precisamente tras rodar Midnight Special cuando Nichols intuyó que había encontrado a Richard Loving. Al colaborar por primera vez con el galardonado actor y cineasta australiano Joel Edgerton, una relación de trabajo se había desarrollado de inmediato. Entonces, un día en el plató, Nichols notó algo: “Joel es bastante alto y le habíamos dado una especie de buzzcut para 'Midnight Special'. Pensé: “Se parece a Richard Loving...”
  Cuando Nichols habló sobre el nuevo proyecto con Edgerton, el actor recuerda haber quedado impactado por “lo que sería que te dijeran que porque te casaste con la persona que amabas ahora tenías que ir a la cárcel, o ser un exiliado y vivir lejos de todo el mundo que conoces. Jeff no intenta llamar la atención sobre su cine. Con Loving, adopta un enfoque muy sutil del drama de la situación de los
Loving, pero dentro de esa sutileza hay algo urgente que nos habla a todos”.
  Nichols se dio cuenta de que Edgerton podía manejar el acento sureño de Richard y algo más. El escritor y director comenta: “Joel tiene una facilidad increíble con los acentos, que implica una mecánica vocal específica. Pero lo que es realmente interesante acerca de Joel como actor es que puede acceder a las emociones que muestra en su rostro; Esto era crucial para Loving porque Richard dice muy poco, pero tiene profundos sentimientos subyacentes. Joel fue capaz de manifestarlo en su presencia, en la forma en que Richard se mueve. Su inteligencia y talento lo convirtieron en el actor perfecto para retratar a un hombre que es muy de su tiempo y lugar “.
  Edgerton profundizando en la investigación de su personaje, trabajó en las imágenes, pero sobre todo en su voz. Raras veces podías oír hablar a Richard. “Era claramente tímido al estar delante de la cámara”, observa Edgerton. “Uno de los desafíos a los que me enfrenté al interpretarlo era dar la sensación de que Richard no era muy inteligente, cuando si que lo era. ¿Quién era él? Era un albañil, un tipo muy físico, y no tanto una persona cerebral. Creo que fue un gran trámite para él tratar con la situación en la que se encontraban, tratando de lidiar con argumentos legales y formas de hacer cosas que su instinto le estaba diciendo que estaban mal”.
  Marc Turtletaub y Peter Saraf, productores nominados al Oscar que dirigen la compañía de producción y financiación Big Beach, escucharon que Nichols estaba desarrollando una nueva película.
  Como admiradores de su trabajo, leyeron su guion amoroso y trataron de ayudar para asegurarse de que la película se hacía. Turtletaub afirma: “Jeff tiene una capacidad única entre los cineastas contemporáneos para combinar un estilo visual increíble y contar historias con personajes emocionalmente atractivos”. Saraf añade: “Cuando pensamos en la importancia de la historia y su relevancia hoy, sabíamos
que teníamos que formar parte de esta película”.
  Nichols reflexiona: “A medida que preparábamos la película, había tanta tensión racial en nuestra sociedad que estaba haciendo que la película fuera mucho más relevante de lo que habíamos anticipado, aunque al principio todo el mundo estaba atraído por transmitir una historia de amor que resonara”. Saraf afirma: “En primer lugar, todos nos sentimos profundamente conmovidos por el romance que soportó esa adversidad”.
  Esa adversidad alcanza un punto de inflexión para los Loving en 1963. Cuatro años después de su reubicación forzada en Washington, DC, la familia de cinco personas tiene poco espacio y dinero y añoran desesperadamente a sus seres queridos de Central Point. Mildred pasa a la acción, escribiendo una carta al Fiscal General Robert F. Kennedy y pidiendo su ayuda. Negga añade: “Con el transcurso del tiempo, Mildred descubre que en ella reside una gran fortaleza. Ella podía ser inocente, pero no era ingenua. Ella se vuelve más confiada en su propia convicción y se da cuenta de que depende de ella tomar el control de la situación, y no ser intimidada por la autoridad.”
  Con ese fin, uno de los papeles más difíciles de elegir fue el del Sheriff R. Garnett Brooks, que arresta a los Loving en medio de la noche en su casa. Nichols no veía a Brooks como el chico malo de la historia o incluso como una némesis de la pareja. “Veo al Sheriff Brooks como parte de la ecuación”, observa Nichols. “Después de haber crecido en Arkansas, tengo miembros de mi familia que son racistas.
No es algo de lo que me enorgullezca, pero entiendo cómo se perpetúan estas actitudes, y que todo el mundo establece, o ha establecido, su propio punto de vista.
  Brooks decía que “un petirrojo es un petirrojo y un gorrión es un gorrión”, y él creía en ello. Era importante que Brooks no fuera interpretado como el estereotipo del Sheriff sureño paleto”.
  Para el papel, Joel Edgerton sugirió a Marton Csokas, un actor versátil cuyo físico y altura coincidían con las de Brooks en la vida real. Después de reunirse con Csokas, Nichols estaba intrigado por su perspectiva. Recuerda: “Marton vio al Sheriff Brooks como un adulto que trataba con niños rebeldes.
  Nacieron y crecieron en una parte del sur que no veía necesariamente las líneas entre el color, y su postura era: Dios puso esas líneas allí.”
  Al aceptar el papel, Csokas examinó los registros publicados y habló con los miembros de la familia.
 Él comenta: “Desde el punto de vista del hogar, aquí había un esposo y un padre que era un ser humano trabajador, leal y estricto que amaba a su familia y a sus animales y era un apasionado de la defensa de la ley. Las declaraciones que hace el Sheriff Brooks son indicativas del statu quo y de lo que la gente creía. Esa era la ley en ese momento. Así que estaba haciendo tan solo su trabajo, lo cual
es importante tener en cuenta”.
  Durante todo el proceso de casting, Nichols mantuvo en mente las características físicas de la gente real retratada en la película.  Viendo la televisión una noche, el Kroll Show, la sátira creada por Nick Kroll y protagonizada por él mismo, notó la semejanza de Kroll con el abogado Bernard Cohen de la ACLU.
  Nichols señala: “Fui a internet y comencé a imaginarlo como una buena adaptación para Bernie”.
 Kroll no sólo estaba familiarizado con la historia de los Loving, sino también con el trabajo de Nichols.
  Dice: “Había visto Take Shelter y Mud, y pensé que eran películas fenomenales. Son muy diferentes y aun así se puede sentir su toque en el trabajo, Jeff tiene un toque muy especial. Fue emocionante recibir la llamada en la que me dijeron que me estaban considerando para Loving, debido al director que era y este tema que sigue siendo tan relevante para todos nosotros”.
  Un prometedor actor joven, Jon Bass, fue elegido para actuar junto a Kroll como Phil Hirschkop, el abogado que se asoció con Cohen en el caso. Bass observa: “Cuando investigué el caso, me di cuenta de lo mucho que los Loving hacían por su privacidad; No querían ser una gran noticia. Pero eran parte de un tiempo en el estaban cambiando los derechos civiles.
  “Hay tanta veracidad en las películas de Jeff. Él tiene un equipo increíble y puede concentrarse en lo que es importante para él, que son las actuaciones y el sentimiento de la historia. Nick y yo tenemos experiencia en improvisación, pero Jeff quiere que encontremos los momentos en los silencios.”
  Una vez que Midnight Special se rodó y comenzó la preproducción de Loving, los agentes de casting Erica Arvold y Anne Chapman fueron contratados para ayudar a los cineastas a retratar a los familiares, amigos y vecinos de los Loving. Para estos papeles, los realizadores sentían que los actores muy conocidos serían una distracción.
  Nichols explica: “Estaba tratando de obtener nuestra representación de la gente, los lugares y tiempos lo más cercanos a la realidad como fuera posible - basado en nuestra investigación - por lo que quería que la audiencia creyera en ella. Estábamos construyendo una comunidad, con una diversa composición racial como la de Central Point. Para la mezcla de población nos pareció que necesitábamos
caras desconocidas.
  “Terminamos con algunos de los actores más talentosos que he visto. La comunidad y las familias se forjaron delante de mí. La propia comunidad de Nichols de colegas creativos que se ha reunido en cada película se volvió a juntar para el nuevo proyecto. Además de la productora Sarah Green y la agente de casting Francine Maisler, sus principales colaboradores para Loving incluyen el Director de Fotografía Adam Stone; el Diseñador de Producción Chad Keith; la Diseñadora de Vestuario Erin Benach; el Compositor David Wingo; la Editora Julie Monroe y el Productor Ejecutivo Brian Kavanaugh-Jones; Así como, en roles más pequeños, una compañía de actores que incluye a Bill Camp, David Jensen y Michael Shannon. “Espero que siempre hagamos películas juntos, porque pueden ser honestos conmigo sobre el trabajo”, dice Nichols de este colectivo cinematográfico.
  'Loving' comenzó la producción en el otoño de 2015. Para Nichols, el campo de Virginia que él y Stone estaban proyectando en pantalla fue una revelación: el paisaje en sí podía transmitir una importancia emocional de formas que las palabras no podían. Él dice: “Gran parte de la historia reside en Mildred y en sus relaciones definitorias con el hogar y con este lugar. Ella sentía mucho su tierra. Cuando la
familia fue obligada a mudarse a D.C., siento que fue un cambio significativo en su vida, uno doloroso.
  Ellos tenían apoyo de amigos y familiares, pero, imagínate tener que ir a un lugar lleno de asfalto y coches cuando nunca has estado alrededor de esas cosas. Una vez que visité Virginia y vi lo hermoso que era, tenía sentido que ella no quisiera irse. Bowling Green y Central Point son bloques fundamentales de construcción -por así decirlo- sobre cómo y por qué las vidas de Richard y Mildred progresaron como lo hicieron, y cómo todo viene de haber nacido allí”.
  El rodaje en los lugares donde ocurrieron los acontecimientos contribuyó al realismo de 'Loving'; El reparto y el equipo experimentaban epifanías diarias mientras seguían los pasos de los Loving. El diseñador de producción Keith se sintió aliviado al descubrir que muchas de las ubicaciones públicas en Bowling Green seguían intactas y podían mostrarse en la pantalla. Él admite: “Yo no esperaba que el juzgado estuviera todavía en uso, pero lo está, y la cárcel donde Mildred y Richard fueron encerrados todavía está allí. Fue extraordinario encontrarnos preparándonos para filmar en las mismas calles que ves en fotos e imágenes de la época. Espero que hayamos capturado muchos momentos entre Joel y Ruth que Richard y Mildred vivieron.”
  La hija de los Loving, Peggy Loving, fue consultora de la producción. Ella visitó el set y se sorprendió por lo bien que los actores habían canalizado a sus padres, en el carácter y en el vestuario. Benach estaba al cargo del vestuario, sobre el lenguaje corporal de Richard Loving, ella observa: “Richard tenía una manera de moverse, con una cadera adelante y su espalda redondeada. Con Joel emulando
esa postura, tuve que prestar especial atención a los pantalones, porque Richard llevaba los pantalones muy altos. Hemos probado diferentes medidas y, después de esa primera adaptación, sabíamos cuáles funcionaban y cuáles definitivamente no. Después de eso, tuvimos una fórmula casi científica elaborada: Joel haría la postura en el ajuste y él y yo decidiríamos juntos si los pantalones encajaban”.
  Para Ruth Negga, Benach construyó un guardarropa que recreaba el de Mildred Loving mientras que también transmitía la progresión de Mildred de soltera a casada y matriarca. Uno de los componentes más desafiantes era la elaboración de parches diferentes que Negga usaría a través de los embarazos de Mildred. Aquí también el diseño de vestuario fue más allá de la superficie; Ella quería “que los vientres también reflejaran lo que sentía Mildred. Por ejemplo, ella se siente abrumada cuando está embarazada y camina por los pasillos de los supermercados en sus primeros días en D.C., de modo que se hizo que el equipo se sintiera como si estuviera estallando y se viera afectada “.
  Esas escenas sin diálogo, al igual que muchos de las que hay entre Edgerton y Negga, se mantenían fiel a los temas de la película. Dice Edgerton: “Esta es una historia que entra en tu corazón y toca profundos pozos de sentimientos. Fue muy especial para nosotros poder expresar capas de emoción sin palabras”.

logo radio directo


Videoclip musical
CONOCES A TOMÁS?

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... LA MÁSCARA DEL ZORRO

Últimos DVD / BLU-RAY

UNDERWATERMALASAÑA 32 LIBERTÉ

Otros Dvd/Blu rays:
El amor está en el agua

Todos los Dvd y Blu Ray's