Fichas de peliculas
  • Registro
ESTAFADORAS DE WALL STREET
INFORM MACIÓN
Titulo original: Hustlers
Año Producción: 2019
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 109 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 18 años
Género: Comedia
Director: Lorene Scafaria
Guión: Lorene Scafaria. Basada en un artírculo escrito por Jessica Pressler
Fotografía: Todd Banhazl
Música:
FECHA DE ESTRENO
España: 8 Noviembre 2019
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Diamond Films


SINOPSIS

Un grupo de strippers se unen para estafar a sus clientes, ricos magnates de Wall Street. Cuando Elizabeth una periodista del New York Magazine comienza a investigar, ellas verán peligrar su negocio y tendrán que afianzar su lealtad por encima de la envidia y la avaricia...

INTÉRPRETES

JENNIFER LOPEZ, JULIA STILES, CONSTANCE WU, LILI REINHART, MADELINE BREWER, STORMI MAYA, KEKE PALMER, FRANK WHALEY, MERCEDES RUEHL, CARDI B., TRACE LYSETTE, RHYS COIRO, USHER RAYMOND, LIZZO, BRANDON KEENER

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE FESTIVAL DE TORONTO

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

LA PRODUCCIÓN...
   Es una atractiva mezcla de humor, espectáculo, problemas sociales, y un grupo de dispares mujeres que se unen para buscar la manera de que el destino no se vuelva en su contra. “He tratado de interpretar un personaje que está profundamente solo, debido a cómo nuestra cultura causa esa soledad,” explica Constance Wu. “Necesitamos más historias sobre este tema.”
  Jennifer López, interpreta a Ramona y es productora de la película, dice que le llamó la atención el hecho de que ESTAFADORAS DE WALL STREET trata sobre “la codicia, el poder, y el sueño americano y lo que un grupo de mujeres, que trabajan en un terreno donde son menospreciadas, hacen para alcanzarlo. Estas mujeres no inventaron el juego; solo trataron de nivelar el campo. Trata sobre lo correcto, lo incorrecto y hasta dónde llegarías por conseguir tus sueños”.
  “Estamos presentando un mundo que quizá hemos visto en varias películas o programas de TV, pero desde una perspectiva diferente – la de las bailarinas,” dice la guionista y directora Lorene Scafaria. “Es una mezcla épica de drama policial, película de striptease y análisis del hundimiento económico que cambió la vida de muchos, incluidos nuestros personajes”.
  El artículo de Jessica Pressler relataba una conmovedora historia de personajes fascinantes que están constantemente siendo juzgadas y viviendo con un estigma sobre su profesión, y sobre profundas amistades que a veces pueden meterte en problemas.”
  Los productores y el equipo de la película son unánimes en su alabanza a Scafaria, “porque trató a cada personaje como un ser humano, no como un arquetipo/caricatura. Porque no se trataba de la mirada masculina, no se trataba de ninguna mirada en absoluto. Lorene va más profundo que el nivel superficial de una mirada. Ella se mete en el corazón, en las entrañas.”
  Elbaum añade, “Lorene tuvo una visión increíble de cómo contar esta historia. Ella realmente respeta los personajes y lo que intentan hacer. Hace a las mujeres auténticas no victimizándolas sino dando a entender cómo lo que estaba sucediendo en el mundo en ese momento influyó en hacerlas quienes son.”

UNA HERMANDAD DE ESTAFADORAS...
   ESTAFADORAS DE WALL STREET es la celebración de la hermandad, y lo que debe hacer una familia de mujeres para tener una oportunidad de pelear por lo suyo“.
  La directora vio inmediatamente una dinámica de hermana mayor/hermana menor entre Destiny y Ramona, a pesar de que sus enfoques individuales del mundo son muy diferentes. Estas relaciones personales son tan importantes para Destiny, porque, dice Wu, “la madre de Destiny le abandonó cuando era muy pequeña, y por ello tiene problemas de confianza. No deja que se acerquen a ella. La falta de relaciones significativas con mujeres de su familia hace que el deseo de Destiny por la amistad femenina sea mucho mayor.” Wu hizo una investigación extensa de su papel, lo más importante fue, “acercarse a diferentes mujeres de la profesión y llegar a conocerlas como personas.”
  La relación de amistad de Destiny y Ramona es la esencia de ESTAFADORAS DE WALL STREET, siendo también rica en matices y sorpresas. “Ramona es cariñosa pero también es complicada y está herida, y su ambición amenaza con nublar su sentido de moralidad y su relación con Destiny y el resto de las mujeres,” dice López.
  Otro miembro del equipo, Mercedes, interpretada por Keke Palmer, subraya la importancia de que las mujeres se convirtieron en un equipo, en una familia. “Aprendieron a depender la una de la otra y saben que están en una situación difícil que les obliga a engañar.
  Aún así encuentran un sentimiento de esperanza juntas. Mercedes ve a Ramona, Destiny y Annabelle como hermanas. ¡Estoy muy contenta de formar parte de una película escrita, dirigida, producida y protagonizada por mujeres!”
  El miembro más joven del cuarteto es Annabelle, interpretada por Lili Reinhart, una sorprendente combinación entre inocencia y encanto. “Annabelle se encuentra en un lugar especialmente vulnerable cuando la conocemos; vive lejos de su familia, quien la ha rechazado por su profesión; y lo intenta llevar de la mejor manera posible.”
  Además, las mujeres uniéndose en familia fue un gran atractivo para Reinhart, “Estas chicas provienen de diferentes orígenes,” dice. “Cada una carga con su propia mochila, traumas, familia, problemas… y encuentran consuelo estando unidas ante todo eso. Se proporcionan una hermandad mutua que parece que no va a fallar, incluso en un mundo competitivo y cruel.”
  Scafaria, es fan de Cardi B (quien interpreta a Diamond) desde hace tiempo, ella sabía que la artista debía estar en ESTAFADORAS DE WALL STREET. “Empecé a mandarle mensajes por Instagram a Cardi en 2017,” relata, mientras reconoce que fueron López y su equipo las que finalmente convencieron a Cardi B para unirse al proyecto. “Ella es una personalidad y artista tan trascendente, que sabía que le aportaría autenticidad al papel.” Lizzo, la famosa cantante, rapera y flautista hace su debut cinematográfico como una exuberante stripper, Liz. A la artista le encantó interpretar a una bailarina de pole-dance, porque, declara, “Me encanta mover el culo, y creo que las bailarinas están entre las mujeres más seguras y fuertes del planeta. Fue importante para mí representar a las grandes chicas que andan por ahí.”
  “Lizzo es una artista increíblemente talentosa”, afirma Scafaria. “Escribí el papel de Liz para ella, e incluso escribí una escena en la que lleva una flauta, para que no hubiera dudas de a quién quería en ese papel”.
  Trace Lysette interpreta a la bailarina Tracey. Lysette, quien se convirtió en una de las primeras actrices trans en aparecer en una serie de televisión en prime time, con su trabajo en Transparent, en realidad se ganaba la vida en un club de striptease. “Bailé en Scores [el popular club de striptease de Nueva York] durante más de ocho años”, explica. “Recuerdo cuando el dinero fluía, y cuando dejó de venir después de la crisis financiera de 2008. Yo estaba increíblemente satisfecha de que la historia humanizara la profesión, que a menudo es menospreciada. Estos personajes trabajan duro para obtener su dinero para mantenerse a sí mismos y a sus familias. Su compañerismo no tiene precio y es necesario para su supervivencia, y eso es algo con lo que casi todas las mujeres pueden identificarse”.
  Otra figura clave en la historia no es ni una stripper ni parte de esta hermandad recién formada. Una reportera, Elizabeth, está relatando la historia de estas mujeres a través de entrevistas con Destiny y Ramona. Scafaria intercala esos momentos con la narrativa que se desarrolla en la ajetreada vida y las relaciones de cada una de estas mujeres. Interpretada por Julia Stiles, Elizabeth es “una prueba de realidad sobre la fantasía que estas mujeres lograron crear”, señala Scafaria.

ESTAFAR O SER ESTAFADA...
  El viaje de estas mujeres es su respuesta a un sistema disfuncional que las ha dejado en el fondo de una jerarquía patriarcal que ha existido desde siempre. Luchan para superar y abrirse paso en estas circunstancias donde buscan cuidar de sí mismas y de sus familias y vivir ese sueño americano que, tanto para ellas como para muchos otros, parece inalcanzable.
  Sus tácticas ingeniosas, aunque éticamente cuestionables, incluyen alterar las bebidas de sus objetivos, una corriente interminable de jefazos de Wall Street que durante mucho tiempo han tratado a las mujeres como sus juguetes. Además, estos magnates llevan mucho tiempo haciendo dinero con los sueños rotos de los estadounidenses de a pie, y, para estas mujeres, es hora de dar la vuelta a esta situación.
  Aun así, las acciones del cuarteto no son heroicas. “Definitivamente son anti-heroínas y supervivientes de un juego que está manipulado”, afirma López. “Pero, como sucede con cualquier estafa, una vez que comienzas a jugar es difícil encontrar el coraje para parar”. “Hay un momento en la película sobre cómo pocos hombres admitirían que fueron estafados por una mujer”, continúa López. “Su sentido de orgullo les impide admitirlo. A estos hombres no les interesa saber quiénes son estas mujeres; están más interesados en convertirlas en quienes ellos quieren que sean. Estos hombres se sienten intocables y no lo ven venir”.
  “No creo que Destiny intente justificar sus acciones. Creo que ella queda atrapada en el sentimiento amoroso de familia, el sentimiento de ser parte de algo. Esa sensación de nosotras contra el mundo”, señala Wu.
  La empatía de Scafaria por las bailarinas incluso se extiende a sus clientes. “No quería maltratar ningún trabajo o género”, explica. “Aunque estas mujeres trabajan en un sistema de valores que puede ser insidioso, también compadezco a los personajes masculinos, porque son valorados solo por su riqueza y poder, mientras que las mujeres son valoradas por su belleza. El sistema está podrido para ambos”.

APRENDIENDO EL ARTE DEL POLE-DANCE...
  Había muchos desafíos para las actrices que interpretarían a las bailarinas exóticas, pero sin duda aprender a moverse y bailar pole dance en un club de striptease ocupaba el primer lugar de la lista. “Mis músculos jamás me habían dolido tanto como cuando entrenaba el pole dance”, Wu describe sus experiencias mientras entrenaba para aprender los movimientos de este baile.
  Incluso López, una bailarina experta que hace ejercicio todos los días, dice que fue una de las cosas más difíciles que ha hecho. “Entrené durante casi seis meses para la preparación de esta película. Tenía una barra portátil que llevaba a todas las ciudades que visitaba, así que nunca me perdí una sesión. ¡Mis hombros y mi espalda todavía se están recuperando!”
  La coreógrafa Johanna Sapakie, ex intérprete y bailarina acrobática del Circo del Sol, dice que era importante que cada actriz pudiera sentir lo que es bailar pole dance. Sapakie estaba fascinada por el hecho de que cada actriz provenía de un entorno diferente. “Jennifer, por ejemplo, es extremadamente física, muy atlética y una bailarina talentosa que capta la coreografía maravillosamente, pero nunca había trabajado con la barra”, explica. “Entonces, lo abordamos desde una perspectiva de baile y coreografía, así como desde la perspectiva del personaje. El pole dance de Jennifer representa su poder y la propiedad del personaje de Ramona”, continúa Sapakie. “Creamos los movimientos juntas para presentar a Ramona a la audiencia”.
   “Constance no tiene una formación basada en el movimiento, por lo que abordamos sus sesiones de forma un poco diferente a la de Jennifer”, señala. “Usé diferentes palabras clave para explicar los movimientos, para que Constance pudiera asimilarlo y usarlo con su cuerpo.”
  Mette Towley es una bailarina aclamada, pero admite que no estaba preparada para las demandas de este tipo de baile. “Requiere de un atletismo que yo no tengo, compré una barra de stripper, que mi padre instaló en mi garaje”, cuenta sonriendo. Palmer ya había tenido algunas experiencias en clubes de striptease como visitante, pero dice que el rigor del baile pole dance era algo que no podía haber anticipado. “Es mucho más que bailar e implica muchas acrobacias. Necesitas mucha fuerza para hacer esos movimientos y trucos.
  Así que ahora les tengo aún más respeto”.

EL DISEÑO DE PRODUCCIÓN...
  La veterana diseñadora de producción Jane Musky (Maid in Manhattan) dice que quería ayudar al público a experimentar el mundo de estas mujeres, su viaje y su nivel de sofisticación, a través del diseño de los sets y la paleta de colores. La investigación fue una herramienta clave en la configuración de los diseños de Muskey. “Miré las cuentas de las redes sociales de algunas strippers y me impresionó mucho”, recuerda. “Había imágenes de sus rodillas sangrando; su trabajo es muy exigente y extenuante, pero hacen que se vea sumamente hermoso”. El realismo era la consigna. “Queríamos verlas prepararse para salir al escenario, con todo su maquillaje, prendas y utensilios de aseo llenando la escena.”
  La paleta de colores de Muskey se silencia, al principio, cuando nos presentan a Destiny y experimentamos las dificultades de su día en el club. “Pero después de conocer a Ramona y a las otras chicas, y convertirse en un equipo, la desnudez cobra vida y agregamos más y más color y glamour, especialmente en las habitaciones privadas, donde suceden los bailes de lap dance”, señala Muskey. “Realmente hicimos todo lo posible para mostrar lo sensual y loco que podría llegar a ser ese tipo de ambiente”. Más tarde, a medida que las mujeres se vuelven cada vez más ricas, Muskey dice que eliminó gran parte del color, “para aumentar el contraste a medida que rompen una barrera económica y un nuevo nivel de sofisticación.”
  Las escenas ambientadas en el club fueron capturadas en un verdadero club de striptease de Nueva York, el Show Palace, que Muskey y su equipo hicieron suyo. “Transformamos ese lugar.
  Lo hicimos más dinámico visualmente, con reflejos, color y neón, dándole un poco más de vida”.
El propietario del club estaba tan satisfecho con los cambios, que los mantuvo después de que el rodaje hubiera acabado.”
  El vestuario de las bailarinas, según el diseñador de vestuario Mitchell Travers (In the Heights), tenía que ver con “la diferencia entre la forma en que las mujeres se visten para ellas mismas y la forma en que se visten para la mirada masculina”. “Hay una cualidad familiar cuando Destiny, Ramona, Mercedes y Annabelle están juntas; incluso podrían llevar pijama”, explica.
  Para cada personaje, Travers investigó las tendencias que marcaron el período: “Ramona es exitosa cuando la conocemos, alrededor del año 2007, y la celebrity que rastreábamos para ella era... Jennifer López”, dice sonriente. “Para Destiny, me fijé en Tila Tequila, Fergie y Ashley Simpson; la imagen de Mercedes tenía que ver con Ashanti y Beyoncé; y para Annabelle, creé una historia de fondo en la que provenía de una familia del sur. Para ella, vi a la Miley Cyrus de ese período.”
  Al observar la era en la que se desarrolla la historia, Travers explica que a principios y mediados de la década de 2000 se produjo el surgimiento de “clubes de gala”, donde las bailarinas usaban trajes de aspecto costoso. “Fue una época de falsa riqueza y mucho oro. Pero después de la crisis de 2008, hicieron la transición a “clubes de personajes”, donde cada bailarina desempeñaba el papel que funcionara mejor para ella”.
  La ropa, los diseños y el contexto de la época juegan un papel fundamental en la configuración de los personajes y la narrativa. “Creo que todos merecen respeto, consideración y no ser juzgados en función de las elecciones que han hecho, incluso las malas decisiones”, agrega López, haciendo referencia a uno de los temas clave de la película. “La verdad es que todos estamos luchando, negociando, esforzándonos para ganar las batallas que se nos interponen. Las mujeres son sexualizadas constantemente, pero cuando encuentran una manera de beneficiarse de eso, de repente es un problema. En las películas, las strippers están representadas como descartables o simplemente como personajes de fondo. ESTAFADORAS DE WALL STREET profundiza en las historias y vidas de estas mujeres y muestra lo bueno, lo malo y lo feo. Creo que la gente va a apreciar la realidad de esta película y sus personajes.”
  Scafaria concluye que espera que “el público se divierta mucho y disfrute de una gran historia. Para mí, es un evento llevar a este club y a estos personajes a la pantalla grande. Al mismo tiempo, espero que la película conduzca a conversaciones más profundas: sobre la empatía y sobre una ocupación específica y aquellos que trabajan en ella, la mayoría de los cuales han sido incomprendidos o subestimados”.

logo radio directo