Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: Suicide Squad
Año Producción: 2016
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 123 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 12 años
Género: Cómic, Acción
Director: David Ayer
Guión: David Ayer. Basado en el cómic creado por Ross Andru, Robert Kanigher, John Ostrander
Fotografía: Roman Vasyanov
Música: Steven Price
FECHAS DE ESTRENO
España: 5 Agosto 2016
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Warner Bros.


SINOPSIS

Argus es una agencia secreta del Gobierno que crea un grupo denominado "escuadrón suicida" al que le asignan ejecutar las tareas más peligrosas...

INTÉRPRETES

WILL SMITH, MARGOT ROBBIE, JAI COURTNEY, JARED LETO, CARA DELEVINGNE, SCOTT EASTWOOD, JOEL KINNAMAN, VIOLA DAVIS, ADEWALE AKINNUOYE-AGBAJE, JAY HERNANDEZ

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBSO

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

 

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

_______________________

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

   ¿Desde cuándo es bueno ser malo? En “Escuadrón Suicida”, el más improbable equipo, formado por locos criminales, lo descubrirá cuando se unan en una misión para salvar el mundo, que se convierte en la aventura más salvaje, más increíble y más perversa de su ya alocada vida. 
  "El 'Escuadrón Suicida' es básicamente un equipo, aunque muy a su pesar, de Supervillanos de DC", explica el guionista y director, David Ayer. "Porque, ¿quién mejor para derrotar a un Supervillano que otro o, como en este caso, todo un grupo de Supervillanos? Para mí fue muy emocionante ya que me dejó explorar una versión diferente de las películas de superhéroes. Son justamente lo contrario a los superhéroes.
Aunque puede que todavía (o nunca) consideren sus hazañas heroicas, la aventura del Escuadrón incluirá las mayores emociones, las sagaces travesuras y el auténtico combate típicos de las acciones de sus homólogos tradicionales. Sólo tienen que intentar comportarse, ser los mejores de los peores…por ahora.
  Will Smith lidera el grupo en el papel de Deadshot, un experto tirador. "Siempre me han fascinado los superhéroes y David quería hacer una película realmente divertida que incluyera una historia impactante, que tuviera en cuenta la diferencia entre ser malo y ser malvado. Pensé que sería una gran oportunidad interpretar a un personaje que, considerando que es padre, no es muy normal lo que hace para ganarse la vida, pero que a la vez lo hace francamente bien", comenta Smith sonriendo.
  El productor, Charles Roven, un veterano del género, comenta "Pensé que sería muy interesante hacer una película con los chicos malos de DC, para ver quién es realmente malvado y quién está dispuesto a redimir su error. El Escuadrón Suicida está formado por todos esos terribles villanos reclusos. ¿Qué harían si tuvieran la oportunidad de reducir sus condenas o incluso conseguir su libertad, aunque fuera probable que no salieran vivos de la misión? Pues aceptarlo, no tienen muchas más opciones".
  "Si te fijas, en las películas que David Ayer ha hecho hasta el momento, sus personajes siempre hacen lo que les dicta su corazón. El Escuadrón sigue un criterio similar, con personajes que no quieren que se les diga qué deben hacer o cómo lo deben hacer, que se rebelan contra el sistema. Quieren jugar con sus propias normas, pero están obligados a jugar juntos. Eso crea tremendos roces y conflictos y verlo es realmente fascinante", señala el productor, Richard Suckle.
  Aunque aparentemente pueden "elegir", los reclusos que formarán el Escuadrón Suicida tendrán que aprender, literalmente, a trabajar en equipo. No es una actividad voluntaria. Sacados de la famosa prisión federal, Belle Reve, diseñada para alojar a lo "peor de lo peor",  Deadshot y sus compañeros de prisión, Harley Quinn, Killer Croc y Diablo, entre otros, no parecen tener una alternativa mejor. Amanda Waller, una agente de los servicios de inteligencia de Estados Unidos manipuladora y despiadada que se jacta de conseguir que la gente actúe en contra de sus propios intereses, se encarga de ello.
  Viola Davis, que interpreta este papel, recuerda su primera conversación con Ayer. "Nuestro primer encuentro fue en su casa. Fui a una reunión y nos entendimos desde el principio. Esto puede pasar unas cuantas veces en tu trayectoria profesional. Que alguien te llame, te vea y te permita ser tú misma. Eso pasó con David", comenta Davis.
  Bastó con el nombre y la reputación de Ayer para que Margot Robbie sintiera curiosidad. "'Escuadrón Suicida', no sabía lo que era, de niña no leía cómics y desconocía totalmente ese universo.  Sin embargo, David era el guionista y director y habría hecho lo que fuera por trabajar con él. 'Día de entrenamiento" es una superproducción. He visto cuatro veces 'Sin tregua'. 'Corazones de acero" fue alucinante. Mantuvimos una conversación de unos 20 minutos por Skype en la que me explicó una idea muy vaga del proyecto y acepté".
  Aunque como Coronel Rick Flag, no iba a interpretar a un "villano", sino más bien lo contrario, a Joel Kinnaman también le atrajo la idea y el enfoque que quería darle Ayer. Al igual que Robbie, el actor no estaba familiarizado con los personajes y su mundo, pero, según afirma, "Lo que me intrigaba era la idea de contar en la película con esos extraordinarios acontecimientos y esos criminales metahumanos y tener que hacer como si fuera el mundo real y como si realmente ocurriera en un universo confinado".
  Además de los variados personajes que forman el Escuadrón, Ayer quería incluir en la película a uno de los peores descarriados de los cómics: el Joker. Para que ocupara el lugar de, quizá, el criminal más representativo del canon de DC, tanto en las páginas de los cómics como en la gran pantalla, los cineastas pidieron a Jared Leto que interpretara una versión completamente nueva del payaso psicópata que es el único que entiende sus gracias.
  "Cuando era un niño, una amiga de mi madre nos regaló a mi hermano y a mí una caja llena de cómics y fue como si un nuevo mundo apareciera ante mí. Se había abierto la Caja de Pandora", recuerda Leto. "Cuando te sumerges en esos mundos, tu imaginación echa a volar.  Pienso que, cuando estas reinterpretando estas historias, necesitas mucha pasión y decisión y desde la primera conversación que mantuvimos me di cuenta de que David quería hacer algo especial, algo distinto. Sabía que trabajando con él me inspiraría y sabría cómo dar al personaje mi toque".
  "Para mí todo empieza con el guion, y los de David son un verdadero lujo, los personajes parecen reales gracias a ese increíble sentido de la realidad que crea David", comenta Suckle. "Lo que también me encanta, es ese estado de tensión nerviosa que crean sus guiones. Sus personajes y películas tienen cierta fanfarronería. Es la persona perfecta para hacer que estos Supervillanos sean tan aceptables y apasionantes como cualquier otro del mundo cinematográfico de DC".
  Roven lo confirma sin reparos, añadiendo "Una de las maravillas de los guiones de David es que pueden llegar a lo dramático, pero a la vez dan a los personajes una gran personalidad y eso tiene como resultado que muchos de ellos tengan un ingenio fabuloso, diálogos fantásticos que se adaptan a la situación, que proceden del personaje y que parecen reales. Incluso en circunstancias tan recrudecidas, lo único que puedes hacer es reírte y disfrutarlas, los personajes son excepcionalmente divertidos. Es una película de aventura y acción con mucho humor negro".
  "Creo que lo que caracteriza a la marca DC son sus cualidades universales. Hay cierta autenticidad en estos personajes", comenta Ayer. "Son un escaparate de nuestros valores modernos, pero los propios personajes son ecos de mitos pasados. Es por su naturaleza eterna por lo que creo que siempre serán atractivos. Y por eso es por lo que estaba deseando contar una historia con este particular grupo de personajes y verlos tomar vida en la película".
  Pocos equipos se podrían considerar más atractivos visualmente que los desenfrenadamente pintorescos miembros del Escuadrón Suicida, que junto con el puro espectáculo de las eternas batallas de las películas de acción y la tenazmente hedonista banda sonora, presentan una creación totalmente psicodélica a los aficionados al cine veraniego.

  ¿Qué puede tener de bueno coger a criminales renegados y chantajearles para que hagan un trabajo incluso demasiado deprimente y sucio para los agentes secretos más duros y con peores intenciones del gobierno? Para la agente de los servicios de inteligencia de Estados Unidos, Amanda Waller, el beneficio es simple: la negación absoluta.
  Waller cree que lo que es mejor para los Estados Unidos es lo que es mejor para los demás. Si es bueno para la misión, lo hará. Posiblemente sea tan temible como los psicópatas con los que ha hablado del trabajo…e igual de imprevisible.  
  "¿Qué tipo de mujer puede avillanar más a estos villanos?", se pregunta Ayer. "Considero a Amanda Waller fascinante y muy amedrentadora. Siempre va por delante de los demás y Viola interpreta el papel con mucha inteligencia y estilo".
  En defensa de Waller, Viola Davis admira el tenaz ascenso de su personaje a los altos mandos del gobierno estadounidense. "Es una superheroína sin poderes de superheroína", afirma Viola. "Las únicas dotes que tiene son saber dirigir y controlar a ese escuadrón de personas con superpoderes. Es su forma de combatir el mal.”
  En cierto modo, se puede pensar que Waller es tan mala como cualquier criminal, su límite moral está tan quebrantado que justifica sus acciones con la hábil manipulación de una experimentada agente del gobierno. Sus superiores aprueban sus actos, mientras sus subordinados matan según sus exigencias. Mientras Waller esté de "su" parte, el fin justificará los medios necesarios, incluso el reclutamiento bajo coacción de un grupo de delincuentes a los que las autoridades consideran incorregibles y no aptos para la inclusión social. 
  Y aunque Waller puede no mostrar su agradecimiento a su banda de violentos delincuentes, Davis reconoce que "Admira a todos y cada uno de ellos. Piensa que son seres fabulosos. Pero conoce sus debilidades y está dispuesta a aprovecharse de ello".
  Por ejemplo, ¿una hija pequeña a la que puede que no vuelva a ver? Hablamos de Deadshot, a quien Waller ha logrado hábilmente meter en Belle Reve con la ayuda del defensor de la lucha contra el crimen más famoso de Gotham City. Como el peor asesino del grupo (y probablemente del mundo), Deadshot es un gran premio para la prisión. Sin embargo, Waller tiene en mente un uso más eficaz de sus habilidades.  
  "Deadshot tiene una hija a la que ama más que a nada en el mundo y quiere desesperadamente ser un gran padre", revela Will Smith. "Pero a la vez hace todo lo posible por seguir siendo un sicario. La paradoja de su amor por Zoe y el hecho de que disfruta en ese mundo despreciable le crea un gran conflicto interno".
  Waller manipula ese conflicto interno, según van sucediendo los hechos, prometiendo a Deadshot la oportunidad de intentar ser un buen padre, la posibilidad de una vida familiar normal, sin importar lo poco probable que parezca. 
  Como padre que es, Smith no tardó en entender el deseo de Deadshot de ser el mejor padre, pero su pasión visceral por el crimen era un problema más difícil de resolver. "La idea de matar a gente por dinero no me entraba en la cabeza", comenta Smith. "Entonces leí un libro titulado The Anatomy of Motive de John Douglas, que había trabajado en la unidad de análisis de perfiles criminales del FBI. Una de las primeras frases del libro es. '¿Por qué lo hizo? Simplemente porque le apeteció'. En ese momento lo comprendí todo. La cuestión no era ¿por qué lo hizo?, sino ¿por qué le apeteció? Como actor, siempre intento entender por qué alguien hace algo en lugar de simplemente aceptar que haciéndolo disfruta.  Ese libro me ayudó mucho a entender la necesidad de poder y dominio de Deadshot y a crear sus antecedentes pensando en lo desfavorecido que se debió sentir en su infancia…y en cómo sus objetivos le recuerdan a la gente que fue cruel con él en el pasado".
  Aunque su personaje decidiera por él, Smith tenía muchas ganas de fomentar el sentido de la camaradería con el resto de actores. Para ello, consiguió que en el plató hubiera una biblioteca y una sala de juegos en la que la gente pudiera jugar al billar o al ping-pong. Si el ambiente en plató llegaba a reflejar la intensidad de las escenas que se estaban rodando, Smith empezaba a cantar y eso relajaba la tensión.
  "Will es una gran estrella y un actor de talento, increíblemente carismático y un tipo genial", afirma Ayer. A diferencia del personaje que interpreta Smith, que es un solitario que nunca ha trabajado bien con otros, "Will consiguió que cada día trabajáramos con gran energía y entusiasmo".
  Quizá, el personaje al que más se asemeje Deadshot, por cuanto se refiere a sus habilidades, sea el oficial del ejército que puso Waller para dirigir al Escuadrón en su misión y para mantener la disciplina: el Coronel Rick Flag. La pareja también comparte tanto una desconfianza como una aversión mutua.
  "No ayuda el hecho de que Deadshot albergue un secreto recelo respecto a la 'legitimidad" del cargo militar de Flag. Mi personaje cree que él es mejor soldado y un mejor comandante. Lo único que les diferencia es el equipo en que están, ¿de acuerdo? Así que surgen ciertos celos cuando Deadshot ve a Flag y a sus soldados trabajar juntos. Hay una parte de Deadshot que añora eso y sabe que podría haber sido así, pero eligió una vida diferente", explica Smith.
  Flag es un militar de profesión que, según Joel Kinnaman, “ama lo que hace aunque sabe que también le está perjudicando", debido, en parte, a no estar de acuerdo con el plan de Waller. Cree que se puede derrotar al enemigo a la antigua usanza, con un equipo formado por sus mejores Navy SEALs.
  "Cuando Rick conoce por primera vez al Escuadrón, no hace más que despreciar a todos", continúa el actor. "Son criminales, asesinos y su visión del mundo es completamente diferente: luchas por el bien o luchas por el mal. ¿Qué es eso de utilizarles para hacer el bien? Rick no comparte esa idea. Y, lo que es peor, no están bien entrenados, así que van a poner en peligro la vida de sus hombres. No es lógico. Sus hombres pueden hacer el trabajo mucho mejor y son mucho más responsables".
  Con esa opinión, Flag está entre la espada y la pared, tiene que intentar proteger a sus hombres, controlar al Escuadrón y cumplir con éxito la misión. Además, "Flag no les ha contado toda la verdad de lo que está sucediendo, lo que le deja en una posición en la que todos desconfían de él, y tiene que encargarse de eso y lograr que hagan lo que quiere Waller", comenta Kinnaman.
  Mientras Flag y Deadshot intentan mantener en secreto sus debilidades, la Dra. Harleen Quinzel, ex-psiquiatra, muestra las suyas sin reservas. Expresa abiertamente su amor por el Joker, un hombre al que tuvo que psicoanalizar en el famoso manicomio penitenciario, Arkham Asylum, pero por quien ahora se ha tatuado su nombre y sus símbolos. Su transformación a Harley Quinn, amante del Joker y el objetivo de su retorcida forma de amar, fue el resultado de la vuelta de tornas de un experto manipulador.
  Antes de que encarcelaran a Harley, comenta Roven, la pareja "hizo unas cuantas locuras para mostrar su amor. También se dejaban ver mucho, era la pareja 'que crea tendencia' de su mundo. Conducían los coches más sofisticados, tenían lo más ostentoso, llevaban lo último en moda y eran absolutamente despiadados. No querías estar cerca de ellos, porque estar cerca de ellos era ser lo peor".
  Pero los gruesos muros de Belle Reve separaron a Harley de su verdadero amor y aunque Waller pueda creer que ahora es suyo, el corazón de Harley siempre pertenecerá a su bichito.
  Al principio, el amor que Harley sentía por su novio inquietaba a Margot Robbie, cuyo cometido era dar vida al arlequín. "¿Por qué ama a ese tío?", se pregunta la actriz. "Fue una de las cosas que no entendía de este personaje. Es fuerte y lista y tan agresiva, sencillamente impresionante, pero cae rendida ante él. Es algo que no me gustaba de ella porque al principio no lo entendía. Así que, como es una psiquiatra, decidí investigar el concepto de codependencia. La idea de que una persona pudiera realmente vivir para otra me sorprendía. Y resultó que no es culpa de la persona, sino una obsesión como la adicción al alcohol o a la droga. Una vez que pensé en su relación con el Joker en esos términos, como una adición, pude sentir lo que ella sentía".
  La mente de Harley también fascinaba a Ayer. "Es una especie de Joker femenino, tiene esa increíble personalidad caótica, está loca, nada la detiene, hace lo que quiere. No apareció en los cómics hasta los años 90, pero desde que apareció ha dejado huella, y Margot trabajó duro para poder transmitir en la gran pantalla toda la espontaneidad y el humor y el poder que sus admiradores aman del personaje", comenta Ayer.
  ¿Y el Joker? ¿La corresponde? ¿Ama realmente a Harley? El actor, Jared Leto, no dice mucho más de lo que diría su personaje. "El Joker está muy unido a Harley", comenta Leto. "El resto no importa mucho, pero ¿por qué habría de importar cuando la tienes a ella? ¿Qué es el resto del mundo? Simplemente un juego. Compartimos un sueño perverso y nos divertimos". Y una vez que se la quitan, ¿se molestará en intentar encontrarla?
  Leto asumió con valentía el papel del lunático que tan fácilmente se adapta al manicomio. "El Joker es emblemático, una leyenda", afirma Leto. "Hace unos 75 años que apareció este personaje y hay muchas versiones de su historia. El Joker es el Everest: una de esas ideas imposibles que lo más probable es que no consigas cuando te lo propones. Me horrorizaba y a la vez me entusiasmaba aceptar el papel y fue todo un honor poder hacerlo".
  Para Ayer también fue un reto redactar el guion del personaje. "El Joker es un tipo complejo y fascinante, pero era aterrador trabajar con ese personaje porque es uno de los villanos más conocidos en la ficción occidental. Tiene esa increíble historia. El truco estaba en respetar el legado del Joker, así como el criterio y todo lo que precede al personaje. Entender los aspectos básicos del personaje y no alterarlos y a la vez reinventar el Joker para esta película".
  Leto también admite que al principio la idea le intimidó. "Recuerdo cuando recibí la llamada. Estaba entusiasmado pero a la vez sentí pavor. En cuanto oí la palabra Joker supe que tendría que trabajar duro y meterme en un papel en el que nunca antes me había metido. El papel se ha interpretado tan maravillosamente bien, que bastaría con tomarlo como modelo e imitarlo. Por otro lado: ¿Qué más podía mostrar yo? ¿Qué podía hacer que no se hubiera hecho ya? Esa parte de mí a la que le gusta explorar, la aventura, ir un paso más allá, se reveló de inmediato. Y me cambió para siempre. Meterse en ese mundo fue una experiencia fascinante, retadora y única. Ni en un millón de años me habría imaginado que pudiera interpretar un papel como éste".
  "Jared consiguió mantener el tipo perfectamente", añade Ayer.
 Roven también estaba impresionado. "Nos alegramos muchísimo cuando Jared aceptó el reto, coger el testigo e interpretar a ese personaje según lo veía David. Su mundo sigue siendo caótico. Es un excelente hombre de negocios, un gánster, carismático y atemorizador, aunque atractivo. Jared añade al personaje, y a la interpretación que David hace de él, una gran variedad de matices".
  Robbie, cuyas escenas con el Joker fueron sus escenas más íntimas, considera su interpretación de la coprotagonista vigorizante e inquietante. "De hecho Jared y yo no ensayamos, así que cuando nos pusimos ante la cámara esas escenas fueron electrizantes porque nunca se sabe cómo van a reaccionar esos personajes", comenta Robbie.
  Aunque la moralidad de Harley, la del Joker y, posiblemente, la de la mayoría de los miembros del Escuadrón e incluso la de Waller, se podría poner en duda, un personaje que lucha para evitar la decadencia moral es Diablo. Un antiguo pandillero cuyo don sobrenatural, la piroquinesis, también es su maldición, ya que no puede controlar las llamas que lanza cuando se enfurece. Por ese motivo, una vez tuvo que pagarlo muy caro y su posterior culpabilidad resultó transformadora.
  "Era boxeador, pero tuvo que renunciar a esa vida", comenta Jay Hernández que hace el papel del pirómano arrepentido. "Evita la criminalidad, la agresividad. No quiere formar parte de la sociedad. Cree que debería estar enjaulado".
  Incluso cuando comienza la batalla y su vida corre peligro, Diablo se niega a defenderse o a defender a otros, para desgracia de sus compañeros de Escuadrón. "Se está librando una batalla, las balas vuelan por todos lados, pero él es como una roca en medio de un río, todo pasa a su alrededor", detalla el actor. "Incluso el enemigo le evita porque no le considera una amenaza. Se niega a intervenir en la batalla".
  Según parece, será necesario algo más que un pequeño chantaje por parte de Waller antes de que Diablo quiera volver a utilizar su talento innato, aunque sea en beneficio de la humanidad. "¿Aún puede salvarse? Creo que Diablo sí", comenta Hernández. "Ceo que la idea de salvación es muy importante en esta película y no sólo para mi personaje".
  Justo antes de comenzar la misión, Waller coge a otros dos criminales y los une a su escuadrón: Slipknot, un experto escapista que puede escalar lo que sea con una serie de cuerdas que él mismo ha diseñado químicamente, y Capitán Boomerang, recién salido de un fallido robo de diamantes. "Boomerang es el pícaro, el alborotador", comenta Ayer. "Es el niño malo de una clase de niños malos e, indudablemente, su propio jefe. Alguien a quien tienen que controlar, que reñir, un alma confusa".
  "Sin duda, Boomerang va por libre", conincide Jai Courtney, un australiano en la vida real que interpreta al renegado de Down Under. "No podría importarle menos quiénes son esos tipos, no los necesita y no le importa si le necesitan. Está ahí para sacar lo que pueda y salir tan pronto como pueda. Es algo cobarde, no está interesado en solucionar el problema, sólo busca una salida y si para ello tiene que poner a alguien en peligro, lo hará".
  El primero en darse cuenta es Slipknot, "un psicópata muy unido a sus cuerdas", comenta Adam Beach, actor que interpreta este papel. Las dotes de Slipknot son tanto psicológicas como físicas y reflejan a un hombre que "odia el mundo. No quiere estar ahí. Está enfadado, se siente atrapado. Piensa que alguien se le va a echar encima, que la puerta se va a cerrar y que nunca podrá salir de la cárcel. Así que cuando ve la oportunidad de escapar, de ser libre, pues…"   
  Un miembro del Escuadrón que no puede zafarse de lo que es, es Killer Croc, una mutación genética que una vez albergó la idea de tomar el control de Gotham, antes encontrarse así mismo encarcelado en Belle Rave. Adewale Akinnuoye-Agbaje, interpreta a la bestia antropófaga, quien como algunos de sus compañeros de Escuadrón, no empezó siendo un criminal. "Cuando era adolescente contrajo esa enfermedad de la piel con la que empezaron a salirle escamas", explica Akinnuoye-Agbaje. “Se recluyó y se puso a la defensiva. Entonces un amigo le aconsejó, 'Tienes dos opciones: salir corriendo o aceptarlo', y eso fue lo que Croc decidió hacer. Aceptar las escamas. Se unió a un circo y empezó a luchar contra cocodrilos. Ser el centro de atención le gusta, se convence de su belleza, pero también desarrolla los deseos carnales de la criatura".
  Killer Croc no tardó en sumirse en la miseria, tanto moral como literalmente, y como el resto, sigue en la sombra. El Escuadrón Suicida sabe lo que tiene que hacer, pero el "qué" es poco claro y el "por qué" ni siquiera existe. Podría parecer que la idea de Waller del "se necesita saber" es que no hay nada que ellos necesiten saber. Incluso Flag se da cuenta de que le ha manejado a su antojo y teniendo en cuenta en qué consiste la misión y con esos esbirros de poca confianza, decide traer, como refuerzo, a una de sus grandes estrellas: la espadachina, Katana.
  "Katana se convirtió en espadachina para vengar la muerte de su esposo y el arma elegida es la espada absorbe almas, que es un arma antigua que absorbe el alma de sus víctimas. El alma de su esposo está en la espada. Katana tiene maldad, pero también pureza", comenta Ayer.
  "Katana es un samurái", afirma Karen Fukuhara, que interpreta el papel de la belleza mortal, "y Amanda Waller y Rick Flag son sus señores. Cuando eres un samurái no cuestionas a tus señores. Dedicas toda tu vida a protegerles. Katana es muy leal y hará cualquier cosa para cumplir la misión, lo que sea, simplemente porque así lo ha ordenado Amanda Waller".
  En cuanto al Escuadrón, Katana comparte la opinión de sus amos. "Estos tipos son delincuentes, criminales. Katana tiene un código moral. Es leal y lucha por la justicia. Así que no está ahí para hacer amigos, sino para proteger a Flag al estilo samurái", añade Fukuhara.
A pesar de la protección de Katana, Flag, aparte del Escuadrón, tiene otro problema mucho más difícil de resolver. El amor de su vida, la Dra. June Moone ha sido poseída por  Encantadora, una antigua diosa cuya alma ha estado atrapada durante eras en un frasco, sepultado en una cueva de piedra caliza hasta que una arqueóloga, la Dra. June, la encontró y sin querer liberó a la bruja. Ahora controlada por ese espíritu maligno, June vive aterrorizada, sin saber cuándo aparecerá Encantadora y obligará a June a hacer lo que se le antoje.
Cara Delevingne, que interpreta los dos papeles, comenta, “June buscaba algo emocionante y lo encontró. Pero hay que tener cuidado con lo que se desea. Una mujer que siempre había sido dueña de sus actos, de repente deja de serlo. Se convierte en una mujer débil en busca de alguien que la ayude".
  Waller acude al "rescate", prometiendo encontrar un modo de liberar a June de las garras de la bruja y, mientras tanto, pone a la joven y encantadora doctora bajo la protección de Rick Flag. Lo hace con una intención.
  "Me temo que sabía perfectamente lo que ocurriría cuando designó a Rick para proteger a June. La intención de Waller era tener a Flag a su merced. Y eso fue exactamente lo que pasó. Flag está ahora atrapado por su amor hacia esa mujer", señala Kinnaman.
  June tiene el corazón de Flag, pero Waller tiene el de Encantadora, literalmente, lo que agrava la fragilidad de la doctora pudiendo así Waller controlar a la bruja…o eso es lo que Waller cree. "June Moone es tan timorata", confiesa Davis. "Y Waller se siente tan poderosa con el corazón de Encantadora a cuestas. Waller lo puede apuñalar a voluntad para controlar a la bruja. Tiene su arma secreta".
  De hecho, a fin de obtener la aprobación de las autoridades de Washington, DC, Waller invoca a la bruja, dejando impresionados a sus jefes y recibiendo su consentimiento para formar Task Force X, el nombre en clave de su colección de criminales. Puede que les haya dejado alucinados con su pequeña demostración, pero ahora todos ellos se enfrentan a una situación que puede derivar en un posible apocalipsis.
Al servicio de Flag, como su hombre de confianza, el teniente GQ Edwards, papel que interpreta Scott Eastwood, que trabajó con Ayer en "Corazones de Acero" y, parecido a GQ, aceptó la "misión" con poca información, pero confiando totalmente en su comandante. "David me ofreció el papel, pero en realidad no me contó mucho", recuerda Eastwood. "Por entonces, no había guion que leer y era una especie de secreto reservado. Acepté el papel porque era David y quiero formar parte de todo lo que haga. David me recuerda a mi padre y es un cineasta sensacional".
  Mientras Flag y GQ se encargan de que todo vaya sobre ruedas, el Capitán Griggs mantiene el orden en Belle Reve, donde, antes de su marcha, Harley Quinn era una de sus presas favoritas. Ike Barinholtz interpreta el papel de Griggs, quien, según el actor, “disfruta torturando a sus presos y dejándoles claro quién manda”.
  Aunque quizá sería mejor si se mantuviera apartado de Harley, y el Joker, que tiene sus propios planes para su chalada novia. "Bueno, está el plan y, luego, está el plan", comenta enigmáticamente Leto. "El Joker siempre tiene como mínimo cinco planes. El plan más importante es un secreto y el plan menos importante es recuperar a Harley. A cualquier precio. Independientemente del objetivo del Escuadrón. En realidad todas esas tonterías no le importan. Para él es sólo un juego.
  Sin embargo, la indiferencia del Joker hacia la misión podría tener funestas consecuencias y si, por casualidad, esos marginados, cada uno con poderes sobrenaturales o sobrehumanos y gran destreza en el combate, pudieran conseguir lo imposible ¿sería el mundo un lugar mejor? Quizá esta estrafalaria banda de inadaptados, que apenas pueden controlarse, se haga con el control, sueltos como perros del infierno.
  Según Ayer, "Son lobos solitarios que tienen que aprender a trabajar en equipo y ser una familia. Y, de hecho, esa es la esencia de la película. Se trata de formar un equipo muy unido y conseguir que no se ataquen unos a otros."
  Y si no aprenden a llevarse bien, tendrá consecuencias. Como dice Waller al Escuadrón, "Si fracasáis en la misión, morís.  El Coronel Flag no hará nada, yo os mataré a todos. Recordad, os estoy observando. Lo veo todo".

  Para dar vida a lo que muchos admiradores conocen gracias a las páginas de los cómics, Ayer recurrió a la diseñadora de vestuario, Kate Hawley, y al diseñador de peluquería y maquillaje, Alessandro Bertolazzi para crear la estrafalaria estética de "Escuadrón Suicida". Tras investigar un poco y encontrar muchísima información, gracias al extenso historial de DC y a la popularidad de los personajes, la pareja leyó los cómics, apagó el ordenador y empezó desde cero.
  En lugar de mirar demasiado al pasado, los diseñadores se centraron en la primera directriz de Ayer: ni disfraces de superhéroes, ni hombres con mallas. En lugar de eso, la estética de los personajes se inspiraría en la doble temática de gánsteres y militares. "David usa mucho la frase 'acercándose a lo real', que significa ¿cómo encontramos ese personaje en la realidad de nuestro mundo y luego lo realzamos? Nuestro trabajo consistía en plasmar los elementos, la iconografía de los personajes de los cómics en esa realidad moderna que estábamos creando", comenta Hawley.
  En particular, según Hawley, Ayer quería que el entorno del Joker y Harley Quinn fuera "un lugar peligroso y lleno de colorido en el que todo el mundo fuera una especie de friqui y el Joker un gánster rocanrolero, muy equilibrado, muy adaptado". El director también estaba interesado en la perpetua guerra psicológica del Joker y Harley y en cómo su ropa forma parte de esa guerra.
  Hawley da un buen ejemplo, "En la escena del club en la que Harley y el Joker están jugando al gato y al ratón y la suerte que ha de correr su víctima se ha decidido al principio, hay ese precioso baile entre el Joker y Harley que lleva a la víctima a su destino. La víctima lo sabe y ellos también, pero la forma en que lo hacen es preciosa y absolutamente perversa. Las instrucciones de David eran que Harley debía deslumbrar y desconcertar. Así que lleva un vestido dorado brillante y va cubierta de joyas que le ha regalado el Joker. Se trata de esa distracción brillante. Harley es ese precioso objeto que el Joker usa a su antojo. Así que jugamos con eso".
  Además, añade Hawley, "Todo tenía que tener un significado, tener un secreto que quedara al descubierto en primeros planos, que ayudara a crear una gran imagen. Así que hay muchos pequeños detalles que tienen un significado para nuestros personajes o para lo que sabemos de ellos. Harley tiene pequeños secretos como un collar en el que pone 'Harley loves Joker' (Harley ama a Joker) y una hiena y una cabeza de Joker en su dedo anular. El propio Joker lleva algo similar al anillo papal".
  Estos detalles parecidos al huevo de Pascua se pueden encontrar en muchos de los personajes. Por ejemplo, cuando se ve a Deadshot, alias Floyd Lawton, en escenas retrospectivas, lleva puesto un abrigo retro. La sensación que da es que lleva puesto el abrigo de su padre, el padre que nunca estuvo, al igual que Lawton, ahora en prisión, tampoco está para su hija. Según avanza la película, cuando Deadshot ocupa su lugar como líder de facto del Escuadrón, los espectadores con ojo de lince verán bordado y serigrafiado en su ropa "I am the light, the way" (Soy la luz, el camino).
  Otro ejemplo, es Katana, cuya cazadora de motorista recuerda a la bōsōzoku (tribu violenta), la subcultura japonesa asociada a las pandillas de moteros, y lleva un pequeño parche en el que pone “For Him I Weep” (Lloro por él), una oda a su difunto marido. También luce un tatuaje en su muslo en el que se puede leer “My sword sheds blood” (Mi espada derrama sangre), una advertencia para sus enemigos sobre la espada que empuña.
  Un elemento adicional al diseño de vestuario, revela Hawley, fue la forma improvisada en que, a menudo, los personajes tienen que crear su propia ropa porque, salvo Deadshot y sus cheques de un millón de dólares, "el resto no tiene un buen fondo fiduciario del que tirar. Así que, Boomerang tiene un guante de malla metálica creado a partir de un guante de carnicero y un guante de béisbol rediseñado para atrapar los bumeranes."
  Para las escenas de la prisión, todos los hombres llevan sus uniformes naranjas, pero para Harley Quinn, Hawley y su equipo analizaron fotografías de las distintas alas de prisiones de Los Ángeles en las que las reclusas con frecuencia hacen pedazos las sábanas para confeccionar su propia ropa. La diseñadora de vestuario también estudió a mujeres encerradas en manicomios y encontró a dos mujeres del siglo XIX que habían escrito obsesivamente a sus amadas. Una incluso bordó sus pensamientos en su ropa. Buscando en la época actual, Hawley encontró inspiración en los gustos de parejas tan desafortunadas como Sid Vicious y Nancy Spungen.  “En ellas se puede observar su glamur y su interior violento. Harley es una mezcla de todas estas mujeres. Es una mujer con un carácter voluble".
  No obstante, los cineastas seguían queriendo rendir homenaje a las ilustraciones de los creadores de Harley. "Hay momentos que cogimos literalmente de las páginas de los cómics", revela Hawley. "En uno de los cómics se ve como, en la prisión Belle Rive, alimentan por la fuerza a Harley y sólo lleva puestas esas braguitas rojas y azules. Creamos la misma ropa interior en homenaje al cómic y luego, cuando es la Dra. Harleen Quinzel, su blusa roja, falda azul y chaqueta también las sacamos directamente del cómic. Pequeños momentos para que los que la conocen recuerden”.
  Siguiendo el rumbo del deseo de Ayer de mantener la autenticidad, el personaje de Killer Croc se creó a la antigua usanza y no por ordenador. "Soy partidario de la producción cinematográfica de la vieja escuela, así que Killer Croc es un personaje de efectos de maquille con un actor dentro. Es un tremendo personaje atávico que es aterrador, pero con un gran corazón y sensibilidad, con cierta ternura. Creo que la gente conectará bastante con él. Es un tierno gigante…que da la casualidad que se come a la gente", comenta el director.
  Para lograr el deseo de Ayer, Akinnuoye-Agbaje estuvo meses soportando moldes y accesorios del equipo de artistas protésicos de la película. Al final, su entrenamiento físico se convirtió en una absoluta necesidad. Cinco horas en maquillaje seguidas de hasta 13 horas al día llevando cinco centímetros de espuma, prótesis faciales, una sudadera con capucha y una gruesa cazadora de leopardo y cocodrilo que pesaba unos 20 kilos y que absorbía otros cinco kilos de agua durante los rodajes bajo la lluvia.
  Una de las estéticas que más define al personaje es la colección de tatuajes de Diablo. Para lo que cubriría la mayoría de la parte visible de su cuerpo y su cara, Bertolazzi y Ayer pidieron al diseñador de tatuajes, Rob Coutts, que ilustrara con tinta lo que simbolizaba la vida de Diablo, desde sus días como miembro de una pandilla violenta hasta sus días de padre de familia.
  No obstante, los tatuajes no eran exclusivos de Diablo. Además de las vistosas y creativas pelucas y el maquillaje que se crearon para cada uno de los personajes, Coutts ayudó a diseñar los tatuajes de la mayoría de ellos, tanto del Escuadrón como de los militares, incluidos los de Deadshot, Encantadora, Harley Quinn, el Joker y GQ entre otros.

  Obviamente, un equipo como el Escuadrón Suicida estaría incompleto y sería poco eficaz sin sus armas. En este caso, Ayer contó con el atrecista, Dan Sissons, para lograr una estética que respetara el material original, pero que también fuera exclusiva a la película. No fue fácil de perfilar.
  "Con esos increíbles personajes, ese sustancioso argumento, un vestuario alucinante, pensé que era importante respetar los puntos de influencia porque hay muchos admiradores que conocen los detalles de este mundo mejor de lo que los llegaré a conocer yo. Y a la vez lo quieres realzar en la pantalla. Así que desarrollamos todos estos impresionantes objetos de atrezo, como el pequeño coche deportivo del Joker, el rifle de francotirador y los mágnum de muñeca de Deadshot, la pistola dorada de Harley, la espada absorbe almas de Katana y las cuerdas de Slipknot", comenta Ayer.
  Lo que es aún más alucinante, gran parte del atrezo era realmente práctico. Hubo que tirar de mucho I+D. Fue una experiencia increíble", afirma el director.
  Al igual que con el diseño de vestuario, parte del atrezo tenía pequeños detalles que puede o no que los espectadores vean, pero que ayudaron a personalizar a los personajes. Los admiradores estarán familiarizados con el bate de Harley Quinn, pero uno de los objetos de atrezo más deslumbrantes era el rifle de Harley. Era negro con adornos dorados y llevaba pequeños detalles como las palabras "love" (amor) y "hate" (odio) alternas en el cilindro y pequeños diamantes incrustados por todos lados, además de las siglas "HQ" grabadas.
  Naturalmente, los actores tuvieron que entrenarse para utilizar las distintas armas de sus personajes y para realizar las numerosas escenas peligrosas que exigía la historia. Para poder lograrlo, su preparación empezó en casa, incluso meses antes de que se empezara a rodar la película y consistían en duras y complicadas sesiones de gimnasia y una alimentación limitada antes de pisar el plató. Era agotador, pero los actores estaban dispuestos y decididos a conseguir su plaza en el Escuadrón.
  "Como cineasta, lo que quiero mostrar es un mundo confinado", comenta Ayer. "Consideraba muy importante poblar ese mundo con actores que pudieran hacer las escenas peligrosas de verdad, siempre que fuera seguro. Los actores también tuvieron que aprender a luchar, artes marciales y a disparar. Cuando empezamos a rodar, ahí estaban ellos haciendo sus propias escenas peligrosas, de una forma auténtica y verosímil".
  Para mejorar ese objetivo, una vez que los actores se reunieron para empezar a ensayar, Ayer trajo a Pieter Vodden del gimnasio Gym Jones, que ya había trabajado individualmente con cada actor. Vodden construyó un gimnasio para que siguieran entrenando juntos en las semanas que precedieron a las principales tomas. Sorprendentemente, observar la transformación de los actores creó un efecto cascada entre el equipo y, al final, había entre 35 y 45 personas haciendo ejercicio juntas durante todo el rodaje.
  Una vez que los autores consiguieron plena forma física, empezó la tarea más difícil: aprender a luchar y a usar las armas. Guy Norris, director de segunda unidad y coordinador de especialistas, reunió a un equipo de primera, incluido el elogiado coreógrafo de combates, Richard Norris, y el famoso entrenador de artes marciales, Richard Mesquita, para enseñar a cada actor las destrezas características de su personaje. "El equipo hizo un trabajo excelente asegurándose de que todos los personajes tenían sus propias técnicas de combate", comenta Norris. "La transformación de Will fue sorprendente. Hubo una noche en que rodamos una escena en la que Will estaba continuamente disparando, recargando y desencasquillando el rifle y lo hacía con tanta soltura que parecía que lo llevara haciendo toda la vida. Ese nivel de autenticidad sólo se consigue esforzándose".
  "A Katana, la espadachina japonesa, la mantuvimos muy clásica", continua Norris. "Harley fue una auténtica explosión, ya que era simplemente ese loso personaje unido a su bate de béisbol. Obviamente, Boomerang eligió como arma los bumeranes. Con Croc tuvimos que reinventarnos porque, ¿cómo lucha alguien que es mitad hombre y mitad cocodrilo? En general, tuvimos la oportunidad de hacer cosas muy interesantes". 
  Lo fundamental del proceso era que cada uno de los actores interiorizara su personaje. "Creo que el que los actores hagan todas las escenas peligrosas que puedan es lo mejor, no sólo para que los cineastas plasmen la acción en pantalla, sino también para que los actores se metan realmente en el papel", confiesa el productor, Richard Suckle. "Para mí, un ejemplo perfecto fue el día en que rodamos la escena en la que Harley está subiendo en el ascensor del Edificio Federal. Recuerdo estar mirando el monitor y pensar '¿Dónde están los cables? Tienen que estar en algún lado. Los han escondido perfectamente'. Hasta la tercera toma no caí en la cuenta de que no había cables. Aunque pareciera mentira, Margot se estaba moviendo sin ayuda. Estaba literalmente andando por el ascensor cabeza abajo y lo hizo una y otra y otra vez".
  Los admiradores apreciarán especialmente los extraordinarios movimientos de Killer Croc, papel interpretado por primera vez en el cine por Adewale Akinnuoye-Agbaje. Para preparase para el papel, y además de la preparación física, el actor estuvo en los Everglades, Fort Lauderdale, donde hay grandes caimanes y los grabó moviéndose y acechando a sus presas. Luego incorporó esos movimientos a su personaje. "Killer Croc es como si siempre caminara por el agua. Es un movimiento sinuoso. Nunca camina en línea recata. Y desarrollamos la técnica llamada la 'croc roll' (voltereta del cocodrilo): cuando un cocodrilo o un caimán atrapa a su presa, cierra la mandíbula y empieza a dar vueltas, así que incorporamos eso en la técnica de combate de Croc. Y también está el "croc sandwich" (sándwich del cocodrilo), en el que da un puñetazo y les parte la cabeza", comenta Akinnuoye-Agbaje.
  Para Ayer, el camino a la verosimilitud no terminó ahí. "Tienes el universo DC ficticio y mi modus operandi es captarlo y plasmarlo en el mundo real. Por ejemplo, el personaje de Rick Flag, que es un oficial de las Fuerzas Especiales del Ejército. ¿Con quién se relacionaría? Se relacionaría con gente del comité de Fuerzas Especiales, con los Navy SEALs, con el SOCOM [Mando de Operaciones Especiales de los Estados Unidos]. La idea de coger al Escuadrón Suicida, un grupo de Supervillanos, y asociarlo con los Navy SEALs y luego enviarles juntos a una misión, me pareció sana y además una buena forma de añadir gran autenticidad a ese mundo."
  Ayer, que antes de ser cineasta fue submarinista, se puso en contacto con amigos militares con los que había trabajado en sus películas anteriores, incluido Kevin Vance, que hizo tanto de asesor militar de la película como de actor en un papel secundario. Vance echó mano de Nate Brown, experto en asaltos, y Tyler Grey, experto en armas, entre otros, que también interpretaron papeles secundarios.
  "A Dave le encanta el realismo", reconoce Vance. "Por desgracia, muchos actores, a pesar de tener talento, no pueden invertir su tiempo en cada aspecto del uso de distintos sistemas de armas para que parezca real. En la mayoría de películas, los actores no parecen haber servido en el ejército; y cuando se trata de tiroteos, simplemente hay ciertas cosas que no son innatas y Dave sabe que los espectadores enseguida se darán cuenta".
  "Dave trata de darnos el tiempo necesario para preparar a un actor", añade Vance. "No sólo en sus técnicas mecánicas, sino también para desarrollar una memoria muscular. Para aprovecharla en todas las acciones que el actor llevará a cabo. Les entrenamos sistemáticamente durante la preproducción y hacemos que ensayen durante todo el rodaje para no dejar cabos sueltos. A cambio, conseguimos que, en la película, se haga propaganda del elemento militar. Esto proporciona ese factor de 'realidad", es decir que las escenas de tiroteos parezcan auténticas. Dave sabe que esto también tiene un doble objetivo, coreografiar las escenas diarias y crear alternativas, además de ayudar a los actores en las adaptaciones de movimientos, de acciones y de tomas cortas.
  En cuanto Vance y su equipo aceptaron el proyecto, los actores comenzaron un "entrenamiento de inmersión" justo antes del rodaje. "En preproducción, empezamos con el funcionamiento básico de las armas y una vez que nos demostraron que dominaban las técnicas fundamentales, pasamos a los aspectos psicológicos de la guerra: modo de pensar, reacción frente a respuesta y ejemplos históricos del guerrero.
  Finalmente, llevaron a los actores a una fábrica de envasado de carne abandonada en la que empezaron a entrenarse en el combate en espacios cerrados. Se les enseñó a correr por una estructura y a prepararse en distintos escenarios. "Cuando considerábamos que podían controlar el ejercicio, les presionábamos para que tomaran decisiones y añadíamos el elemento del cansancio", comenta Vance. "Poníamos en evidencia sus progresos, les demostrábamos lo mal que lo hacían, como hacen los profesionales en sus etapas iniciales, y les enseñábamos a aprovechar su entrenamiento para estar a punto, estar seguros, cuidarse unos a otros y además ser eficaces. Esto sirvió para desarrollar sus habilidades y, lo que es más importante, para crear una unidad. Su dedicación mereció la pena. Creo que los espectadores apreciarán su duro trabajo. Sé que nuestros antiguos colegas lo harán".
  Con los actores listos para interpretar la mayoría de sus escenas peligrosas, los cineastas necesitaron menos especialistas, lo que ahorró mucho tiempo. "Quieres grabar al actor por delante, no al doble por detrás", comenta Norris. "Gracias a que en la producción se invirtió mucho tiempo en la preparación, puedo contar con los dedos de una mano las veces que tuvimos que usar especialistas en una secuencia. Eso cambia totalmente cómo un cineasta diseña la cobertura, dónde puede colocar la cámara y cómo puede hacer fluir la coreografía, ya que no hay que estar cambiando todo el tiempo entre un actor y un doble".
  La preparación física fue fundamental, aunque Ayer, como suele hacer, también sometió a sus actores a una especie de 'campamento de entrenamiento' diferente a fin de que entendieran completamente a la banda de criminales que, como muy acertadamente concluyó Deadshot, se les tacha de criminales simplemente por estar en el equipo equivocado. El grupo pasó más de cuatro semanas en una especie de 'terapia de grupo', leyendo el guion y estableciendo lazos afectivos ahondando en los personajes e incluso en ellos mismos".
  "Cuando te sumerges en estos personajes, es como si entendieras cómo su baja autoestima les lleva a elegir esa vida. Lo que hace plantearte ¿qué lleva a alguien a ser malo? Entonces David dejó caer la idea de que la película no es sobre el bien y el mal, sino sobre el mal y la maldad". Y como revela la película, quién es malo y quien es malvado, a veces es sólo cuestión de puntos de vista.
  Robbie también estaba deseando probar el procedimiento poco ortodoxo del director y admite que al principio fue un poco ingenua. "Me advirtieron que si trabajaba con David tendría que profundizar mucho en el personaje. Que a veces será incómodo. Que tendría que entrenar como loca y hacer mucho más de lo que normalmente hago. I yo dije algo así como, 'Pero, ¿qué me estas contando? Por supuesto que lo haré'. Pero cuando empezamos, hubo veces en las que no estaba segura del procedimiento. De todos modos, había que confiar y al final logramos ese grupo increíblemente unido y afectivo. Y lo mismo ocurrió con mi relación con David. Acabas confiando de manera insana, algo que nunca me ha ocurrido en otras relaciones laborales. En escena, estaba dispuesta a hacer lo que él me dijera".

  Las tomas principales de “Escuadrón Suicida” se realizaron en Pinewood Toronto Studios, Canadá.  Ayer se reunió con el director de fotografía, Roman Vasyanov, con quien había trabajado en otras dos ocasiones y enseguida se entendieron, lo que les ayudó bastante ya que la película requería varias tomas muy complicadas y el calendario era riguroso.
  "Cada día debíamos realizar muchas tomas y además la película pinta muy bien. Parece una gran película de cómics de DC, pero que creo que lo plasma de una manera especial", comenta Suckle.
  "Filmamos con un objetivo anamórfico, muy tradicional, una filmación fantástica, así que la gente que percibe el cine como un arte podrá disfrutar de una película increíble. Los decorados, el vestuario, el atrezo…todo está muy diseñado, pero de forma honesta y con fundamento. Creo que sólo el hecho de saber cómo he realizado la película va a crear intriga", señala Ayer.
  Contribuyendo en gran medida a esa estética y creencia, el diseñador de producción, Oliver Scholl, aceptó el reto de satisfacer las expectativas que crean las películas basadas en material que ya existe y de ofrecer a los espectadores algo nuevo y distinto. "Primero tuve que hacer mis deberes", comenta Scholl. "Tuve que reunirme muchas veces con DC, conseguir los cómics, leer las historias y ver las películas y, por supuesto, hablar con David sobre cómo veía ese mundo y cómo lo interpretaría".
  Scholl empezó con numerosos esquemas para obtener el equilibrio del realismo que quería Ayer y realzar la realidad. Uno de los primeros decorados que construyó fue la Prisión Federal, Belle Reve, que, según Scholl, fue uno de los decorados más parecidos al 'mundo real'. "David consiguió material de referencia de amigos que trabajan en cárceles, todo lo que había en el diseño de la mesa de seguridad, lo que habría en las pantallas de seguridad y los detalles del decorado salieron de ahí. Entonces lo llevamos a un nivel extremo, como una cárcel con esteroides, porque no sólo protege al mundo exterior de los tipos que están encarcelados, también es una fortaleza en la que los rifles apuntan a todos lados. Añadimos capas de alambrado y muros de hormigón. Se palpa cierta tensión, al igual que los personajes tienen ese estado de tensión nerviosa, que hace evidente su realidad".
  Mientras que la celda de Deadshot es bastante sencilla, otras, como las de Harley, Diablo y Killer Croc, están mucho más adaptadas a las excentricidades de los personajes. "Harley es la bella bestia enjaulada, mirándola nunca pensarías que puede hacerte daño, pero miras alrededor y la celda enseguida te muestra que algo esconde", comenta Scholl.
  "Diablo crea fuego, así que para él diseñas un método muy eficaz para sofocar un incendio", continua Scholl. "Básicamente, creamos una tubería que tenía una gran manguera conectada que le lanzaba litros y litros de agua si no era capaz de controlarse. Y Killer Croc, pues…su celda es, en esencia, una cloaca".
  Una vez que se libera al Escuadrón y se les envía a la misión, la mayor parte de la acción tiene lugar en la ficticia Midway City, en la que ha acampado su enemigo y está destrozando o derribando todo lo que ve. Diseñado como una calle urbana, el decorado tenía una longitud de más de 70 metros, con un enorme sistema de vuelo suspendido que era capaz de sujetar con cables hasta 20 actores a la vez. Norris comenta que tanto espacio permitía a los especialistas "saltar por encima de coches o por encima de contenedores y rebotar contra las paredes, de un extremo a otro de la calle cuando el enemigo ataca al Escuadrón. Fue una ardua tarea. Tardamos en rodar esas escenas unas tres semanas, entre la primera y la segunda unidad, y participó todo el mundo".
  Para preparar una serie de secuencias de persecuciones en coche, los cineastas intentaron filmar la persecución del coche del Joker por el Batmóvil a lo largo de diez manzanas y media de Yonge Street, la principal arteria de la ciudad. El tiempo previsto de rodaje era de tres noches. La escena requería cortar la calle entre 8:00 pm y 5:00 am. La ciudad dio su autorización. Pero en la era de las redes sociales, mantener el rodaje en secreto fue imposible y la primera noche unos cuantos miles de admiradores estaban alineados a ambos lados de la calle. Eso no fue nada. La segunda noche había más de 30.000 personas apiñadas ocupando más de un kilómetro y medio de acera. Aunque no se consideraba seguro seguir grabando las escenas peligrosas, en lugar de dejar de hacerlo, los productores pensaron, "Toda esta gente ha venido a ver el Batmóvil, enseñémosles el Batmóvil". Así que lo condujeron lentamente por toda la calle, dejando que la gente hiciera fotos. Cuando los admiradores consiguieron lo que querían se marcharon, lo que permitió reanudar el rodaje de manera segura.

  Los cineastas, junto con los supervisores de la música, Season Kent y Gabe Hilfer, incorporaron música a la película que definiría totalmente la diversión, la acción y la energía de la obra y además reforzaría los temas de la historia, siendo, quizá, la salvación la mayor preocupación de los miembros del Escuadrón.
  Seleccionadas entre una amplia variedad de canciones interpretadas tanto por artistas actuales, como Twenty One Pilots, Imagine Dragons, X Ambassadors y Kanye West, como por leyendas de la talla de The Rolling Stones, AC/DC, Creedence Clearwater Revival e incluso Etta James, infundían a la película desde ritmos de rock clásico hasta rap, pasando por el funk urbano y el rock alternativo.
  La música del galardonado compositor, Steven Price, ofrece cambios de ritmo sin cortes y recorre los altibajos emocionales en cada escena.
  "Tuvimos la suerte de contar con influencias acertadas e imaginativas durante todo el proceso, además de con la ayuda de un guionista y director tan estupendo como David, de esos fantásticos actores y de nuestros extraordinarios equipos creativos en cada fase de la producción. Creo que la riqueza del mundo en que habitan estos personajes no va a atraer sólo a los aficionados a los cómics, sino a todos los aficionados al cine", afirma Roven.
  Como admirador de ambos soportes, Ayer comenta "Cuando haces una película basada en un cómic, esperas que vayan los entusiastas de ese género, especialmente si haces honor al material original. Pero creo que una buena película tiene que atraer a todo el mundo, que los personajes deberían ser accesibles a cualquiera que no haya cogido un cómic. Ese era mi objetivo con esta película. Como en los propios cómics, hay mucha acción y conflicto y la lucha llega a ser realmente intensa, pero espero que hayamos respetado y superado el género y que hayamos hecho una película fantástica de la que puedan disfrutar muchos espectadores".

logo radio directo


Videoclip musical
CONOCES A TOMÁS?


Críticas del recuerdo


Crítica... EL DÍA DE LA IRACrítica del recuerdo... LA PRUEBA DEL CRIMENCrítica... EL SEÑOR DE LOS ANILLOS: LA COMUNIDAD DEL ANILLO


Sagas del 7º Arte...


Sagas del 7º Arte... SUPERMAN