Fichas de peliculas
  • Registro
EL VENDEDOR DE TABACO
INFORM MACIÓN
Titulo original: Der Trafikant
Año Producción: 2018
Nacionalidad: Austria, Alemania
Duración: 113 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 12 años
Género: Drama
Director: Nikolaus Leytner
Guión: Klaus Richter, Nikolaus Leytner. Basados en la novela escrita por Robert Seethaler
Fotografía: Hermann Dunzendorfer
Música: Matthias Weber
FECHA DE ESTRENO
España: 7 Junio 2019
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Vercine


SINOPSIS

Narra la historia de la amistad que se establece entre un joven y Sigmund Freud durante la ocupación nazi de Viena...

INTÉRPRETES

SIMON MORZÉ, BRUNO GANZ, JOHANNES KRISCH, EMMA DROGUNOVA, DAVID ALTMAN, CHRISTOPH BITTENAUER, CERTI DRASSL, KAROLINE ICHHORN, MICHAEL FITZ, REGINA FRITSCH

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

NOTAS DEL DIRECTOR...
   La novela de Robert Seethaler despertó mi curiosidad desde el primer día. Leí el libro inmediatamente después de su publicación y en el tren con un creciente entusiasmo. Y pensé: es un material extraordinario para una película, maravilloso.
  EL VENDEDOR DE TABACO cuenta la historia de Franz Huchel, un curioso joven de 17 años que vive en el campo donde está siempre protegido por su madre. Entonces, en 1937, debe marcharse a Viena, un ciudad en ebullición a nivel político. Allí crece demasiado rápido. Aprende a amar y madura, aunque sigue siendo fiel a sí mismo y a aquellos que tiene cerca, incluso en tiempos difíciles; tiempos que influyen y aceleran su desarrollo de forma trágica.
  También es la historia de un primer (y desafortunado) amor. El deseo y la confusión dominan los encuentros entre Franz y Anezka, que tienen algunos años de diferencia y una experiencia sexual incomparable, un amor que se vuelve más apasionado en el contexto de un mundo al borde del abismo y, al mismo tiempo, más triste.
  Sin embargo, por encima de todo, EL VENDEDOR DE TABACO es la historia de una amistad conmovedora entre dos personas muy diferentes, Franz, joven e inexperto, y el famoso psicoanalista Sigmund Freud, ya de una avanzada edad. Pero esta idea y la forma en que Robert Seethaler la trata, resalta la historia de muchos otros en esta época. Esta amistad es probablemente el eje de referencia más importante en la película porque todas las demás relaciones de Franz (con Anezka, con Otto Trsnjek o incluso con su madre) se reflejan y se desarrollan partiendo de ésta. El éxito de la novela de Seethaler también se debe a la empatía que crea hacia los personajes, siempre cerca de sus anhelos y debilidades, sus sueños y temores, así como a la hermosa serenidad con la que debe admitir el viejo Freud lo poco que sabe sobre la naturaleza del amor.
  Todo esto ocurre en un contexto difícil, extremadamente dramático. Para mí, desde el principio fue importante utilizar los elementos conocidos de este tiempo en la película con la mayor moderación posible, dejándolos en gran parte para la mente del espectador. Sólo mostrándolos cuando intervenían directamente en las vidas de nuestros personajes principales. Cuanto más cotidianos son los hechos, como por ejemplo, los hombres de las SS destruyendo el estanco de Trsnjek, más aterradores se vuelven. El espectador conoce el contexto histórico y lo completa en su cabeza.
  Nuestra película también está siempre comprometida con la novela. La visualización de los sueños de Franz, por ejemplo, es una idea cinematográfica que puede mostrar más que la novela sin minarla. La correspondencia entre Franz y su madre también se muestra visualmente y por lo tanto encuentra su forma en la pantalla. La idea es conseguir encontrar un equilibrio entre la observación precisa del ser humano, una visión más poética y también un balance entre la ligereza y la tragedia. Estos elementos, tan equilibrados en la novela, siguen siendo una referencia importante para la adaptación cinematográfica.

DE LA NOVELA AL GUION...
  Publicada por primera vez el 2012 en Austria, la novela de Robert Seethaler “The Trafikant” se convirtió en un verdadero fenómeno con más de medio millón de copias vendidas solo en Alemania y fue aclamada por la crítica.
  “Generalmente se dice que la novela es muy cinematográfica”, señala Jakob Pochlatko, productor de la película. “El tema del encuentro entre Sigmund Freud y un joven que acaba de descubrir el mundo y sus maravillas es extremadamente atractivo. La novela transmite exactamente esas grandes emociones que buscamos para el cine.”
  No pasó mucho tiempo antes de que se presentara un potencial socio de producción en Alemania. “Pienso que la novela es genial para una adaptación cinematográfica”, dice el productor Ralf Zimmermann. “Llamé a Pochlatko y le dije: la leí y realmente quiero hacerla. Seguramente necesitas un coproductor alemán que te apoye allí“.
  “La confianza también juega un papel importante aquí”, agrega Jakob Pochlatko.
“Como ya habíamos trabajado con mucho éxito con Ralf Zimmermann y él amaba la obra literaria tanto como nosotros, parecía obvio trabajar con
GloryFilm”.
  ”Nuestra voluntad era traducir esta gran novela en una película también grande”, explica Zimmermann. “Una adaptación literaria siempre es un desafío, especialmente si la novela fue un gran éxito”. Las personas tienen sus propias imágenes en sus cabezas y ahora les llegarán nuevas imágenes. Pero nuestra aspiración era crear algo propio, de modo que la película pueda existir y exista paralelamente a la novela. Si los lectores de la novela dicen al final: Sí, está bien, entonces está bien para nosotros. Nuestro objetivo era preservar la ligereza de la novela, a pesar de la gravedad del tema“.
  En 2015, comenzaron las primeras conversaciones más concretas sobre el proyecto.
Rápidamente quedó claro que Robert Seethaler, quién también había escrito el guión de Hans Steinbichler en ‘ Die zweite Frau’ (2008) además de sus novelas, no quería adaptar su trabajo a la pantalla. “Había acabado con su historia y quería entregar el proyecto a otras manos”, dice Zimmermann.
  Zimmermann encontró el director ideal para llevar a cabo este ambicioso proyecto: Nikolaus Leytner, conocido en Austria, especialmente como director de series de televisión y tv movies. “Nikolaus Leytner es un verdadero maestro de su oficio”, dice Jakob Pochlatko.
  “Pocos pueden contar historias y personajes tan sutiles y sin embargo eficaces. Estábamos buscando exactamente estas cualidades. Aparte de eso, Nikolaus era un gran admirador del proyecto”.
  “Los actores miran sus películas y se dan cuenta de que él trabaja bien con los actores, que se toma eso en serio”, agrega Zimmermann. “Y si es un buen director para los actores, también lo es para un productor”.
  Leytner escribió con el guionista Klaus Richter una nueva versión el guión, que se completó a principios de 2016. Un nuevo elemento que trajo Leytner fueron las secuencias oníricas, que no se formularon explícitamente en la novela de Seethaler. “Las secuencias de los sueños eran un punto crucial”, dice Zimmermann.
  “Pero en general, nos mantuvimos muy cerca de la novela”.

EL CASTING...
  “Pronto quedó claro quién debería interpretar a Freud”, recuerda Ralf Zimmermann. “Queríamos a Bruno Ganz”.
Ganz, que acababa de rodar ‘The Party’ (2017) y ‘En Tiempos de Luz Menguante’ (2017), se acercó a la figura histórica de Freud a través de la lectura. “Sólo entonces me di cuenta de hasta qué punto había llegado Freud. Había empezado a investigar un campo sobre el que se sabía muy poco y tenía opiniones extremadamente extrañas para la época”, dice el actor ”¿Qué es la psique humana?
  ¿Cómo se forma y cómo se estructura? Freud era judío en Viena, y en 1938 Hitler la invadió. Así que fue un hombre que tuvo que luchar a distintos niveles contra una resistencia enorme. Por supuesto, era un hombre extremadamente escéptico, de lo contrario no habría profundizado en estas cosas”.
  También había otro aspecto, en gran parte desconocido, de la personalidad de Freud: su enfermedad. “Creo que fue operado seis veces y libró una gran batalla contra su enfermedad”, explica Ganz. “Tenía cáncer y usaba una prótesis. Freud fue un gran luchador, y eso me gusta“.
  En EL VENDEDOR DE TABACO, Freud se convierte en el mentor de Franz, que no sospecha nada. “A Freud le gusta la franqueza y la ingenuidad del chico”, dice Ganz sobre la relación entre ambos. “El chico tiene algo innato a la tierra, es un joven muy abierto y curioso. Y está en conflicto con su primer amor. Por supuesto, Freud también tenía mucho que decir sobre la libido. Tal vez es por eso que Seethaler acudió a Freud para hablar de ello“.
  Después de un gran casting para el papel principal, se eligió al joven austriaco Simon Morzé, quién ya había trabajado junto con el director Nikolaus Leytner en la producción de televisión ‘Die Stille Danach’.
  Al principio, Franz está siempre con la cabeza en otra parte, es una persona muy soñadora”, dice Morzé de su personaje. “Cuando llega a la ciudad, conoce cosas que nunca podría haber imaginado.
  En el curso de la historia evoluciona mucho y, al final, tiene una visión mucho más clara del mundo en el que vive”.
Por supuesto, esto también es un proceso político.
  “Está empezando a leer los periódicos”, dice Morzé, “y se entera de los acontecimientos políticos.
Empiezan a interesarle y, poco a poco, se forma su propia opinión. La política no está muy lejos de él, todo lo que tiene que hacer es sentarse en el estanco o salir por la puerta y podrá ver toda la locura colectiva que está sucediendo”.
  Otro mentor para Franz es el malhumorado pero afectuoso estanquero Otto Trsnjek. “La propuesta de Nikolaus de que lo interpretara Johannes Krisch me pareció muy atractiva”, dice Zimmermann.
  “Hasta entonces, solo lo conocía de diferentes papeles de personajes bastante duros y antipáticos. También lo había visto como prisionero de un campo de concentración en ‘La Conspiración del Silencio’ (2014). Tenía mucha curiosidad de cómo sería. Y lo hizo de una forma sensacional, es como una especie de cáscara dura con el núcleo blando”.
  “Otto es un hombre marcado por la vida”, dice Johannes Krisch sobre su personaje. “Perdió una pierna en la Primera Guerra Mundial y tiene un estanco debido a su enfermedad. Vende tabaco, revistas y periódicos. Y por supuesto las precursoras de la Playboy. Es una persona peculiar, que va resistiendo al curso del tiempo“.
  En el reparto de EL VENDEDOR DE TABACO también está Regina Fritsch, que encarna a la madre de Franz, Margarete, Michael Fitz como Egon el Rojo, Karoline Eichhorn en el papel de Anna Freud y, no menos importante, Emma Drogunova en el papel Anezka, el gran amor de Franz.
  “Franz es para ella como una pequeña flor, fresca y tierna” dice Drogunova, “Franz no ha experimentado tanto en la vida como ella. Creo que eso le gusta mucho. Le fascina que haya tenido una vida tan ingenua e ignorante. Y es con ella, que llega a conocer su libido. Hay que diferenciar el amor y la libido. De Anezka aprende a experimentar con el amor físico.
  También aprende que uno tiene que ser cuidadoso y no apresurarse con ello, sino escuchar su mente”.

EL RODAJE...
  Las escenas en Attersee se filmaron en el sur del Tirol, donde el paisaje era más adecuado para el aspecto histórico y poético de la película. “En el sur del Tirol hemos encontrado grandes paisajes”, dice Ralf Zimmermann.
  “Rodamos en el lago Antholz y en el lago Toblach. Fue bastante atrevido porque ya hacía mucho frío a principios de Octubre. Además hay una escena al comienzo de la película donde el Fritz Egger salta al lago y es alcanzado por un rayo. Eso fue un desafío, porque el lago estaba muy frío”.
  “La pequeña casa en el lago es más que el hogar de Franz”, dice el director Nikolaus Leytner. “Bajo el agua del lago, hay otro mundo para él, esa es su infancia. Y pierde todo eso de golpe. Llega a la bulliciosa ciudad de Viena, llena de tumultos previos a la guerra, con muchas tensiones entre la gente. Algo que Franz nunca ha visto ni experimentado antes.
  La mayor parte de la filmación tuvo lugar en Viena. “Todas las tomas de las calles se rodaron al aire libre”, dice Ralf Zimmermann, “el cabaret, las escenas en los parques, el apartamento de Freud... Entonces surgió la pregunta sobre el estanco“, continúa el productor. “¿Construimos este escenario en una estructura ya existente en la ciudad?
  Hubo sugerencias de localizaciones en Viena, pero también de Baviera. Estuvimos en ciudades como Erlangen o Fürth, donde todavía hay ciertos edificios históricos. El problema con los escenarios originales es que estás en el centro de la ciudad. Especialmente con las películas históricas, y esto tiene graves efectos. Es caro, porque tienes que modificar muchas cosas y necesitas cerrar calles, lo que causa muchas molestias en los residentes. Después de tres semanas de búsqueda, surgió la idea definitiva: construir el estanco al completo en un estudio. En el Munich Bavaria Studios ya existía un escenario de calle adecuado en el que podríamos integrarlo y fue genial, por supuesto “.
  En el set hubo una “energía positiva verdaderamente única”.
“Todos los involucrados en la producción estaban muy entusiasmados con el equipo”, dice el productor Jakob Pochlatko. Por supuesto, Nikolaus Leytner también se benefició de esto. El director se centró completamente en el joven protagonista de su producción: “En principio, trato de contar toda la historia desde la perspectiva subjetiva de Franz”, explica. “Las imágenes de su infancia y más tarde de Viena no se representan objetivamente, sino con la forma en que las ve. Por ejemplo, todas las cosas que tienen que ver con las luchas políticas y la confusión en Viena solo se vuelven reales cuando él se ve involucrado.
  Para mí, era muy importante no mostrar el tiempo simplemente de manera objetiva y desde el exterior, sino todo aquello que Franz percibe, porque ésa es su realidad”.
  En Munich, también se grabaron las secuencias de los sueños, parte de ellas en el estudio. “En el guión, por ejemplo, Franz está sentado en un bote de remos, remando a través del lago y embistiendo un iceberg. Y como no podíamos ir al Ártico, tuvimos que resolverlo digitalmente”, señala Zimmermann con una sonrisa. “No soy un especialista en interpretación de sueños, como Sigmund Freud”, dice Leytner. “Traté de inventar sueños de manera muy intuitiva. Crear una nueva relación entre las imágenes para que desencadenaran algo en la mente del espectador. Los sueños son vivencias con las que Franz no sabe qué hacer. También dice una vez a Freud que no puede imaginar que algo así crezca en su cabeza. Luego empieza a escribir sus sueños siguiendo su consejo.”

EL CONTEXTO HISTÓRICO...
  “Esta película se centra en el momento justo antes de la Segunda Guerra Mundial y, sin embargo, es muy actual”, dice el actor protagonista Simon Morzé. “¿Qué le sucede a un ser humano cuando un sistema así tiene el poder? Creo que puede ser una película importante especialmente para los jóvenes. El primer amor, crecer y encontrar su camino en un mundo cada vez más complicado, estos son temas que siempre nos preocupan“.
  “En tiempos de turbulencia política como hoy, el tema tiene una enorme relevancia”, agrega el productor Jakob Pochlatko. “Los espectadores deben darse cuenta de que a menudo son las pequeñas cosas en la vida cotidiana las que pueden conducir gradualmente a desenlaces terribles. Pero también que todos pueden y deben luchar activamente para cambiarlo.”
  La actriz de Anezka Emma Drogunova también cree que “este tema nunca perderá relevancia”. Es parte de nuestra historia. No debemos olvidar lo que pasó entonces.
  Realmente puedes sentir lo que está pasando en Alemania y Austria hoy: que cada vez más personas están insatisfechas con nuestra política y piensan que tienen que moverse hacia la derecha, de modo que algo cambie, lo cual es una tontería absoluta y solo aleja a las personas. Creo que siempre es bueno recordar a la gente los terribles acontecimientos de la era nazi para que no tengan la oportunidad de repetirse”.
  Johannes Krisch, que encarna al estanquero “Ya estamos viviendo en tal fase de cambio”, dice. “Curiosamente, nos estamos deslizando cada vez más hacia la derecha en lugar de servir al crisol creado por la migración actual de los pueblos. Espero sinceramente que podamos reconsiderarlo.”
  “Estamos muy orgullosos de haber adaptado esta novela de referencia y esperamos satisfacer las expectativas del público”, concluye el productor Jakob Pochlatko, “también contribuir a mantener la sociedad pensativa y en alerta”.

0.0/5 de 0 opiniones.
VALORACIÓN GENERAL

logo radio directo