Fichas de peliculas
  • Registro
Etiquetas: EE.UU.AnimaciónEstreno/2021
INFORMACIÓN
Titulo original: The Boss Baby. Family Business
Año Producción: 2021
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 107 Minutos
Calificación: Autorizada para todos los públicos
Género: Animación, Comedia
Director: Tom McGrath
Guión: Michael McCullers. Basado en la novela escrita por Maria Frazee
Fotografía: En Color
Música: Steve Mazzaro, Hans Zimmer
FECHAS DE ESTRENO
España: 6 Agosto 2021
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Universal Pictures


SINOPSIS

Los hermanos Templeton se han convertido en adultos y se han alejado el uno del otro, pero un nuevo jefe bebé con un enfoque de vanguardia está a punto de unirlos nuevamente e inspirar un nuevo negocio familiar...

INTÉRPRETES

Animación

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE


MÁS DATOS...  
 

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

EL ORIGEN...
    Han pasado cinco años desde que el público conoció el imaginativo mundo de Tim Templeton y a su inusual, elegante y superprofesional hermano pequeño, Ted, el «bebé jefazo». Gracias al talento del director Tom McGrath, el guionista Michael McCullers y su extraordinario equipo de DreamWorks Animation, El bebé jefazo fue nominada al Oscar® a la Mejor Película de Animación, recaudó más de 500 millones de dólares en todo el mundo e inspiró la popular serie de Netflix El bebé jefazo: Vuelta al curro. Pero, en el verano de 2018, cuando DreamWorks Animation le propuso por primera vez a McGrath dirigir un nuevo capítulo de la saga, este no se mostró muy convencido de primeras.
  «En ese momento, había encadenado cinco películas y estaba pensando en tomarme un tiempo de descanso», nos cuenta McGrath. «El bebé jefazo había sido mi proyecto más mimado tras la saga Madagascar, y en un principio solo quería contar la historia de estos dos hermanos. Pero luego, comenzamos a pensar lo que podríamos hacer en una segunda película. Pensé: “Bueno, la primera entrega acabó con Tim de adulto, así que tendría sentido retomarlo donde lo habíamos dejado”».
  McGrath no tardó en reunirse con el guionista de la primera película, McCullers, y ambos pasaron bastante tiempo en la casa de McGrath, en Burbank, haciendo tormenta de ideas para una nueva trama. «En El bebé jefazo, ya hablamos de la idea de una fórmula secreta que convertía a los adultos en bebés, así que pensamos: “¿Por qué no hacemos que haya una fórmula superconcentrada que convierta a Tim y Ted de nuevo en críos?”», nos cuenta McGrath. «A partir de ahí, nos planteamos que los hermanos, al crecer, se hubieran distanciado y vivieran cada cual su vida, algo que, personalmente, me pasó a mí con mi hermano. Mi hermano mayor me enseñó a hacer películas cuando yo tenía 10 años, pero yo fui quien acabó mudándose a Hollywood, mientras él fundaba una familia desde muy joven y se quedaba en nuestra ciudad, en el estado de Washington. En cierto modo, yo envidiaba que él hubiera podido formar una familia, mientras yo invertía tanto tiempo en mi trabajo, pero claro, él no pudo cumplir su sueño de hacer películas. Eso genera mucho contraste entre los personajes, y trabajamos ese mismo ángulo también en la película».
  Con McGrath de nuevo al timón y Jeff Hermann tomando las riendas como productor, la secuela está ambientada 25 años después de la primera película, y nos muestra a Tim, ya de adulto, casado con una exitosa empresaria, Carol, y con dos hijas, Tabitha y Tina. Cuando Tina le desvela a Tim que es la nueva bebé jefaza y que lidera una investigación supersecreta sobre las maléficas prácticas del Dr. Armstrong, el enigmático director de la avanzada escuela de Tabitha, tanto Tim como Ted tendrán que recurrir a la fórmula mágica para volverse a convertir en niños y salvar el mundo de los nefastos planes del villano. En el proceso, Tim no solo recupera la relación con Ted, sino que descubre nuevas formas de entender a su hija mayor, Tabitha, y de conectar con ella.
  Para McGrath y McCullers, la nueva película suponía la oportunidad de revisitar algunos de sus personajes favoritos. «Toda la película tiene un ritmo muy específico que fue divertidísimo de escribir, así que estaba deseando ver cómo serían de adultos», asegura McCullers. «Tom estuvo muy involucrado desde los primeros pasos de conceptualización de la historia, e intentamos ser flexibles y darnos tiempo para proponernos ideas. En vez de fijar un determinado argumento o una premisa cerrada de inmediato, nos concentramos en lo que nos hacía reír, lo que sería interesante hacer vivir a esos personajes y los temas que conectaban con nosotros... y que, cómo no, esperábamos que conectaran con el público».
  McCullers y McGrath trabajaron duro para conservar la misma inventiva y el mismo espíritu positivo de la primera película. «Es una historia sencilla y alegre, pero, al mismo tiempo, genera empatía emocional», nos cuenta McCullers. «Para empezar, estas películas son sobre hermanos, y, aunque apelamos a un humor de espectro muy amplio, tratamos de basarlo en una dimensión real de esa relación entre hermanos. Por suerte, los hermanos hacen muchas tonterías, lo cual lleva a muchos conflictos y situaciones de humor físico».
  Tal y como apunta Hermann, productor, una de las grandes alegrías de la película es explorar la relación del Tim adulto con sus hijas. «Una de las sorpresas felices del proyecto fue cómo pasó de ser meramente la historia de unos hermanos a ser algo más coral, especialmente gracias a los increíbles actores que han puesto voz a los personajes», dice Hermann. «Uno de los elementos más potentes de la secuela es la relación entre Tim y Tabitha, que va evolucionando gracias al tiempo que pasan juntos, una vez que Tim vuelve a ser un crío. Esta historia entre padre e hija aporta una dosis extra de dulzura y sinceridad a la receta general».
  Para la presidenta de DreamWorks Animation, MARGIE COHN, EL BEBÉ JEFAZO: NEGOCIOS DE FAMILIA era la oportunidad perfecta para revisitar a algunos de los populares personajes y desplegar la premisa de la película original en un mundo moderno. «El bebé jefazo ofrece un escenario fantástico y lo cimenta en una situación familiar con la que es fácil sentirse identificado», dice Cohn. «La rivalidad entre hermanos sigue siendo divertida cuando Tim y Ted crecen, y añadir a las hijas de Tim a la fórmula con su enfoque más contemporáneo potencia tanto la comedia como el aspecto afectivo».
  Como señala la directora creativa de DreamWorks Kristin Lowe, ambas películas destacan por ofrecer una combinación perfecta de situaciones descabelladas y observaciones honestas y enternecedoras sobre la dinámica humana. «Lo que siempre conectará con el público familiar de las películas de El bebé jefazo es que, por estrafalarias que sean las situaciones, todo acaba reduciéndose a que no hay nada más importante que la gente a la que quieres», analiza Lowe.
  Echando la vista atrás a la aventura que supuso crear la secuela durante los meses de confinamiento debido a la COVID-19 en 2020, McGrath agradece que su equipo fuera capaz de consagrar tanto tiempo, talento y energía a la producción. «Todo el equipo fue maravilloso, y es como si las restricciones por la pandemia nos hubieran unido aún más», asegura McGrath. «Es un curioso paradigma el haber sido capaces de hacer una película así, con la mayoría de nosotros trabajando desde casa en nuestros ordenadores. Hemos conseguido que funcionase, a pesar de todos los desafíos. Aunque claro, algunos de nosotros acudíamos al estudio a comprobar los colores y detalles, y a asegurarnos de que todo quedara bien en la gran pantalla».
  El director dice que espera que las familias se sientan inspiradas por el mensaje positivo de la película mientras disfrutan de la comedia física y el humor que todos esperamos del universo de El bebé jefazo. «Esperamos que la gente se sienta inspirada a reconectar con algún miembro de la familia a quien no vean hace tiempo después de ver la película», dice McGrath. «¿No sería fabuloso llamar a tu madre, tu padre y tus hermanos, y olvidar aquella discusión absurda que generó una brecha entre vosotros? Además, como la película está ambientada en las fiestas de final de año, espero que genere reacciones con su mensaje de unidad y celebración de la familia».

EL ASPECTO VISUAL...
  Una de las claves visuales de El bebé jefazo fue cómo homenajeaba a algunos de los maravillosos clásicos de la edad de oro de la animación. El director Tom McGrath y su equipo artístico han continuado esa tradición con la secuela.
  «Un aspecto clave que hace que esta película sea tan especial es que Tom es un gran fan de la animación clásica, y formamos un equipo de artistas que comparten esa misma pasión», cuenta el productor Jeff Hermann. «Se puede ver claramente el cariño que sienten Tom y su equipo por aquellos maravillosos dibujos de Chuck Jones y la estética clásica de Disney. No es muy común ver cómo los artistas comprenden y respetan esta forma de arte, y cómo son capaces de transmitírselo a la siguiente generación de amantes de la animación».
  Raymond Ziback es el diseñador de producción de EL BEBÉ JEFAZO: NEGOCIOS DE FAMILIA, un veterano de DreamWorks Animation nominado cuatro veces al Premio Annie, y cuyos créditos incluyen las tres películas de Kung Fu Panda, Simbad: La leyenda de los siete mares y La ruta hacia El Dorado.
  Zibach recibió de buen grado la oportunidad de trabajar de nuevo con McGrath. «Es muy divertido incorporar esos antiguos principios de diseño y aplicarlos en el mundo de la animación realizada por ordenador», dice Zibach. «Asumimos ese reto con la primera entrega, pero pensé que podíamos ir más allá. Me uní al proyecto para ver hasta dónde podíamos llevar esa estética y ese trabajo de forma cohesionada en una película de animación 3D».
  El diseñador de producción asegura que hacer comedia animada es un esfuerzo de equipo que va más allá de crear situaciones ingeniosas y personajes divertidos. «Cuando estudias los cortometrajes de animación clásicos, queda claro que no solo la animación es divertida», explica Zibach. «La puesta en escena cómica es toda una ciencia: es el sonido, el aspecto visual, el montaje, la iluminación... Todos los elementos trabajan juntos para acentuar los momentos cómicos. Lo especial de El bebé jefazo fue que sorprendió al público con su historia sincera y la profundidad de las emociones que evoca, así como sus elementos cómicos. Con la secuela queríamos superarnos».
  El director de arte Andy Schuhler cree que EL BEBÉ JEFAZO: NEGOCIOS DE FAMILIA está en la vanguardia del futuro del cine de animación. «Con la animación hecha por ordenador, es tan fácil recrear la realidad que la das por sentada», afirma Schuhler. «El deseo de Tom es contribuir a que el medio vuelva a ser una obra artística, no solo fotografía».
  Como al equipo le encantaba la estética de los dibujos clásicos, querían concretar ese aspecto en NEGOCIOS DE FAMILIA. «Me entusiasmaban especialmente los entornos que tienen un elemento fuerte de diseño», cuenta el director de arte Chris Brock. «Por ejemplo, el artista Pete Maynez hizo un trabajo sobresaliente diseñando el Centro Acorn para la Infancia Avanzada. Tiene una estética modernista mid-century que incorpora una maravillosa mezcla de aspectos modernos y nostálgicos. Me encanta la forma en la que esta escuela de alta tecnología para niños superdotados muestra esta atractiva yuxtaposición de estilos. Es un viaje a los diseños de los años 60, pero también es muy avanzada tecnológicamente».
  El equipo de NEGOCIOS DE FAMILIA puso el listón muy alto en todos los niveles. «El objetivo era igualar lo conseguido con la primera película, y construir a partir de ello para hacerlo aún mejor», dice Dan wagner, responsable de animación de personajes. «Queríamos un estilo de animación híbrido que fuera muy enérgico y de dibujos animados para la comedia, y que a la vez aportara una sensación naturalista y mesurada a las escenas emotivas. Tuvimos la suerte de trabajar con un nuevo sistema con el que pudimos instalar extremidades extra a los personajes, darles la vuelta a las cabezas, sacar los ojos, estirar y aplastar partes del cuerpo... justo como solíamos ver en los dibujos clásicos en 2D. Se había hecho antes, pero gracias a nuestro supervisor de efectos visuales, Marc Scott, y el resto del equipo, el programa era más intuitivo y fácil de usar. Fue divertidísimo trabajar con todas esas sorprendentes florituras en un mundo 3D».

LA MÚSICA...
  La banda sonora de EL BEBÉ JEFAZO: NEGOCIOS DE FAMILIA es responsabilidad del legendario compositor ganador del Premio Oscar® Hans Zimmer y su compañero Steve Mazzaro, con quien creó la banda sonora de la primera película.
   A Zimmer le encanta la libertad creativa del cine de animación. «En la animación puedes inventar y crear cosas imposibles de sacar adelante en el cine de acción real», dice Zimmer. «Lo que vemos y oímos en las mejores películas de animación de hoy es mucho más que lo que la tecnología punta y las herramientas informáticas nos permiten hacer. Son experiencias salvajemente intrépidas y fantásticas que hacen uso de un lenguaje pictórico para transportarnos a lugares a los que solo podemos llegar con la imaginación. Más que ningún otro medio, la animación nos permite entrar en un reino mágicamente juguetón donde lo imposible se hace posible. Para un músico, este es nuestro “lugar feliz”, ya que “jugar” es una palabra clave en la música, y la animación exige jugar sin la “supervisión de los mayores”».
  La colaboración de Zimmer con DreamWorks Animation se remonta a los primeros años de existencia del estudio, en películas como El príncipe de Egipto, Antz (Hormigaz), La ruta hacia El Dorado y Spirit, el corcel indomable. «Me gusta decir que yo fui el primer en hacer ruido en DreamWorks», afirma Zimmer. «¡Por aquel entonces no teníamos ni clips! Mi estudio servía de cuartel general musical de DreamWorks, que siempre ha sido un lugar innovador, y el hogar de brillantes artistas y aclamados compositores como Henry Jackman y John Powell».
  Durante los últimos 15 años, Zimmer ha colaborado con el director Tom McGrath en Megamind y en las tres películas de Madagascar. «Por supuesto, también trabajamos juntos en la primera El bebé jefazo», cuenta Zimmer, «así que cuando me dijo que estaba trabajando en la secuela, enseguida quise volver a trabajar con él. La verdad es que siempre que Tom tiene una idea, me encanta embarcarme en el viaje. No solo somos buenos amigos; él aporta una sensación de asombro infantil a todas sus películas. Siempre tiene una historia original que contar y sus películas siempre tienen mucho corazón».
  El compositor valora cómo McGrath nunca teme experimentar con nuevas ideas y combinaciones inusuales de instrumentos musicales y sonidos. «Eso es lo que lo convierte en alguien tan especial y divertido para trabajar con él», explica Zimmer, «porque nunca sabemos adónde nos llevarán nuestras locas investigaciones y nuestros coloristas experimentos de laboratorio».
  La música jugó un papel importante en la primera El bebé jefazo, y el equipo de Zimmer usó una canción de Fred Astaire y Burt Bacharach, lo que puso el listón muy alto. «Me complace decir que en esta segunda película mantenemos esa tradición», dice Zimmer. «Estoy muy orgulloso del trabajo que mis socios musicales Steve Mazzaro y Jacob Collier han hecho para la película».
  El compositor opina que es la visión de McGrath lo que al final hace que las películas del bebé jefazo destaquen en un ámbito tan competido. «Tom convierte cada película en un extravagante periplo de fantasía, uno en el que nunca sabes hasta dónde llevarás los límites de tu talento y tu imaginación», afirma Zimmer. «Hacemos cualquier cosa para conseguir alcanzar esa visión. También tengo que decir que Alec Baldwin es un loco de la música, en el buen sentido. Yo sentía la responsabilidad de hacerlo bien por Tom y el público, pero además no quería recibir una carta de Alec culpándome de arruinar la banda sonora».
  Una de las razones por las que a Zimmer le encantan las dos películas del bebé jefazo es que cree en el firme mensaje que transmiten acerca de cómo deberíamos vivir la vida. «Nunca deberíamos olvidar nuestros sueños infantiles, y deberíamos mimar las absurdas y ridículas ideas que teníamos de niños», dice Zimmer. «Si tienes que madurar, recuerda conservar el carácter juguetón. ¡Amplía tu mirada y deja que tu imaginación sea libre! Tu bebé jefazo interior te lo agradecerá».
  Una de las cosas que más le gusta a McGrath de colaborar con Zimmer es que el compositor se compromete a crear un tema especial para cada personaje. «Empieza con el piano», cuenta McGrath. «Empezó con el tema de Tim en la primera película. Algunos de esos temas se entrecruzan, otros contrastan entre sí. Es la música lo que une todos los elementos y mundos. Une todas las corrientes emocionales y la comedia. Por eso el proceso musical es el más divertido, porque es cuando el suflé sube en la película. Hans y yo tenemos una filosofía para la música de este tipo de películas. No es hacer música para niños. La tratamos como una película de acción seria. De esta forma, la comedia resulta más divertida y la emoción, más auténtica».
  NEGOCIOS DE FAMILIA incluye dos canciones nuevas: el clásico de 1971 If You Want to Sing Out, Sing Out, compuesto por Yusuf Islam (anteriormente conocido como Cat Stevens) para la banda sonora de la película de culto Harold y Maude, ahora con nuevos arreglos de Jacob Collier, que Zimmer califica de «plato fuerte esencial» de la película; y una nueva canción original, Together We Stand, compuesta por Gary Barlow y producida por Stephen Lipson.

LOS PERSONAJES...
  Además de con Alec Baldwin, que retoma en la VO su papel de bebé jefazo, Ted, el equipo tuvo la suerte de poder contar en esta ocasión con Amy Sedaris en el papel de Tina, la hija pequeña de Tim y nueva bebé jefaza; Eva Longoria poniendo voz en VO a la brillante esposa de Tim, Carol; y Jeff Goldblum dando vida al director Armstrong. «Todos ellos improvisan maravillosamente bien, y aportaron muchísimo a sus papeles», asegura el productor Jeff Hermann. «Brillan cada vez que sus personajes salen en pantalla. Nuestros animadores se emplearon a fondo también, y fue muy emocionante para ellos ponerse a la altura de las intensas y chifladas interpretaciones vocales».

Ted Templeton/Bebé jefazo - Alec Baldwin:
  Ted Templeton ya es un adulto hecho y derecho, y es director general de un fondo de inversión. Está tan centrado en el trabajo que apenas ve a su familia ni habla con ella. Es el «tío molón» de Tina y Tabitha Templeton, y un auténtico ídolo para esta última. Aunque él y su hermano Tim se hayan distanciado con el tiempo, esta aventura vuelve a unirlos para aprender la importancia de la familia y del amor entre hermanos.
  Convertido en un tipo superexitoso, Ted se pasa la mayor parte del día en reuniones y tiene poco tiempo para su hermano y sus sobrinas, aunque intenta compensar esa ausencia mandándoles regalos impresionantes. Lo curioso es que no recuerda nada de sus días en BabyCorp, pero todo cambia cuando recibe un extraño mensaje de Tim y se ve atrapado en un plan genialmente orquestado por la nueva bebé jefaza, la pequeña Tina.
  De nuevo, el inimitable Alec Baldwin es el encargado de ponerle voz en VO. El actor lleva ya varios años viviendo con el bebé jefazo Ted en su cabeza, y fue el primero en apuntarse para la secuela, inspirado por el ingenioso guion de McCullers y el infinito potencial creativo de la animación. «He visto guiones de acción real que ni los propios cineastas sabían bien cómo rodar», asegura Baldwin. «En animación, eso no pasa; puedes hacer lo que te dé la gana para contar una historia».
  También se vio alentado por el gran nivel de los compañeros de reparto que interpretaban a los otros personajes. «Es clave contar con gente experta en trabajar con su voz», opina Baldwin. «Debes tener profesionales que sepan sincronizar bien sus intervenciones y encontrar al personaje y su vulnerabilidad. Hemos contado con compañeros maravillosos que han aportado mucha emotividad a los papeles que estaban interpretando. En cualquier historia de este tipo que gira en torno a los desafíos que afronta una familia, por descabellado que sea el entorno creado por una película de animación, a fin de cuentas, estás contando algo que le sucede a un núcleo familiar. Por eso, es imprescindible recurrir a personas que sepan sacar su lado dulce y amargo, que sepan hacer escenas divertidas y, a veces, ser frágiles. Pero, en cualquier caso, hay que ser capaces de volver siempre a la idea de que la familia solo quiere resolver sus conflictos y quererse».
  Sin embargo, la historia y el reparto no fueron los únicos factores que atrajeron a Baldwin para volver a la saga. El bebé jefazo es uno de sus proyectos favoritos de toda su carrera. La exigente atención de Tom McGrath y su equipo a los difíciles detalles de la animación no le pasó desapercibida. «No sé cuantísimas personas se habrán ocupado de generar ese material, ese arte», dice Baldwin. «Estoy más orgulloso de esa película que de casi cualquier que haya hecho porque el resultado fue fabuloso». Y sus sensaciones son muy similares en lo que respecta a la secuela. «Haga lo que haga falta para hacer estas películas, sé que Tom lo tiene», asegura Baldwin.

Tim Templeton - James Marsden:
  El personaje central de la primera película, Tim Templeton (con voz de James Marsden) ahora ha crecido y tiene una cariñosa esposa, Carol, y dos adorables hijas, Tabitha y la bebé Tina. Tabitha está creciendo más rápido de lo que a Tim le gustaría, y a su padre le da la impresión de que ya no le reclama tanto como antes. No hace más que intentar conectar con ella, pero no da con el modo. Su hermano Ted y él se han distanciado con los años, y a Tim le gustaría que Ted estuviera más presente en sus vidas. Mantiene una relación envidiable con su esposa, Carol.
  Ted sigue teniendo una vívida imaginación que le ayuda en su día a día y que le hace perderse en coloridas fantasías cuando no está cuidando de las niñas, mientras Carol trabaja.
  «En la primera película, comenzamos con Tim como hijo único, y aquellos eran sus días de gloria», nos cuenta Tom McGrath. «Así que, para la secuela, decidimos que Tim comenzara como amo de casa, encantado con su vida. Como los elementos de fantasía siguen siendo gran parte de nuestra historia, cuando lleva en coche a las niñas al cole se imagina que es un conductor de carreras, o cuando está cocinando se ve como un chef de fama mundial. Por eso, nos pareció que sería una buena forma de empezar la película, introducir los elementos de fantasía desde el principio».
  Aunque el propio McGrath era el más joven de sus hermanos y se siente identificado con el bebé jefazo, también añadió ciertos elementos de sí mismo a Tim en esta película. «Siempre he tenido una imaginación muy vívida de pequeñajo», confiesa McGrath. «Vivía a ratos en lo que mi familia llamaba “Tommylandia”, que en la película es un “Momento Tim”».
  Marsden valora las temáticas que McCullers y McGrath exploran en la película. «Yo mismo soy padre, y quiero preservar su espíritu infantil y su inocencia todo el tiempo posible», dice Marsden. «Una de las coas que la película explora es cómo los padres aprenden a dejar que sus hijos desplieguen sus propias alas y vuelen. Tim está precisamente lidiando con esa difícil y compleja experiencia emotiva porque sigue siendo un niño de corazón. Así es como conecta con sus hijas».
  Marsden ve un poco de sí mismo en Tim y fue muy emocionante para él unirse a la familia de DreamWorks Animation. «He crecido con mis tres hijos», dice Marsden. «Durante la infancia de mis peques, algunas de las películas que siempre estábamos poniendo en casa eran las de Cómo entrenar a tu dragón y Kung Fu Panda. Por eso, formar parte de algo así es muy especial para mí. También siento mucha conexión con el concepto de tiempo. Es muy valioso, sobre todo cuando tienes hijos y ves cómo pasan de ser esos seres inocentes, inconscientes y de pura bondad a personas que se aburren contigo».
  Aunque Tim sabe que es su deber preparar a sus hijas para el mundo que les espera, le idea le genera rechazo porque él mismo tiene corazón de niño. «Tim es de la opinión de que no hay suficiente imaginación en el mundo», dice Marsden. «Hay demasiada ciencia y adversidades, y hace falta explorar más la diversión, la alegría y la fe en los sueños. Es difícil para él renunciar a todo eso. Con esta misión que emprende junto a Ted en la película, Tim regresa a su propia infancia y lo revive todo a través de Tabitha».
  Esta dinámica afectó a muchos integrantes del equipo técnico. «Me chifla la relación entre Tim y su hija», dice la montadora Mary Blee. «Cada una de las escenas en las que vemos a los dos juntos despierta mucho cariño en mí. Es una relación maravillosa para plasmar en la pantalla. En las primeras escenas, Tabitha y Tim parecen tener visiones totalmente opuestas. Pero, en cuanto él retrocede a los siete años de edad, se siente capaz de ponerse al nivel de su hija e interactuar con ella con una buena comunicación, reestableciendo su vínculo natural».

Tina Templeton - Amy Sedaris:
  Tina, la hija pequeña de Tim y Carol Templeton, resulta ser la nueva directora general bebé de BabyCorp que, además, está intentando desvelar los oscuros secretos tras la escuela de su hermana Tabitha. Consigue volver a unir a su padre Tim y su tío Ted, y los tres se embarcan en una misión juntos. Tina es un nuevo tipo de bebé jefazo, con ideas progresistas. A diferencia de Ted, ella no cree que los beneficios sean la única definición del éxito. Con voz de Amy Sedaris, Tina hace gala de su propio estilo de liderazgo. Como ella misma le dice a su padre, su prioridad es un buen equilibrio entre vida personal y laboral, y un entorno positivo en el que sus ideas sean valoradas.
  «Cuando comenzamos a trabajar en el guion, el papel de Tina se reducía a un simple mensajero de BabyCorp que le desvelaba a su padre que se preparaba una nueva crisis», dice Tom McGrath. «Nos parecía muy duro arrebatarle el puesto de jefazo a Alec Baldwin. Pero luego, a medida que la historia evolucionada, recibimos más aportaciones de [la presidenta de DreamWorks Animation] Margie Cohn y [la directora creativa] Kristin Lowe: a todo el mundo le gustaba mucho el personaje de Tina y quería que tuviese una mayor presencia y más peso en la película».
  Al cineasta le entusiasma que Tina demuestra un estilo tan opuesto al de Ted. «Tina quiere abrazar a la competencia, en vez de aplastarla», dice McGrath. «Entonces comenzamos a pensar que a lo mejor su misión era unir a los dos hermanos distanciados con el pretexto de salvar el mundo de los planes de Armstrong. Vimos que, a fin de cuentas, estaba manipulando a esos dos cabezas de chorlito a su modo, al igual que los bebés son auténticos expertos en manipular a sus padres. Es un proceso interesante, cómo, al centrarte en una parte de la historia, de pronto el resto de personajes entran en juego y encuentras oportunidades para ellos. Se convierte en un delicado acto de equilibrio».
  Sedaris era la persona perfecta para interpretarla. «La bebé Tina es una auténtica estrella, y Amy Sedaris encarna ese espíritu a la perfección», asegura el guionista Michael McCullers. «Es increíble improvisando y mejora todo nuestro trabajo. Sabe totalmente estar a la atura del bebé jefazo, pero, además, lo hace con una sonrisa. Es el yin de su yang, que es totalmente algo que ella diría y que haría que a él se lo llevaran los demonios».
  Sedaris no es solo una gran fan de Alec Baldwin y del humor subversivo de la primera película, sino que supo valorar positivamente el mensaje de esta historia. «Me encanta que Tina esté al cargo, pero, a la vez, anteponiendo la familia al negocio», dice Sedaris. «Y, para cumplir sus planes, está intentando volver a unir a su padre y su tío». Se muestra especialmente entusiasta del coraje y la seguridad de su personaje. Puede que sea pequeña en apariencia, pero su mente no se ciñe a esos límites físicos. «Tina se describiría como una canija y una verdadera fuerza de la naturaleza», dice Sedaris.
  Para entrenarse en el registro vocal de Tina, la actriz se pasó un tiempo saltando por todos los rincones del estudio de grabación de su dormitorio. «Interpretar a Tina fue muy divertido», asegura Sedaris. «Tiene muchísima energía y no puedes quedarte atrás. Tengo dos ahijados, y ya usaba mucho esa clase de voz para jugar. Cuando vas a visitar a alguien con niños, lo mejor que puedes hacer es hacer acopio de energía y jugar con los críos mientras los padres van a tumbarse a la bartola en el sofá o a hacer recados. Cuando estaba grabando, es como si lo hiciera para mis ahijados».
  Solo hay otro intérprete que sabe lo que hay que tener para ser un bebé jefazo, y Alec Baldwin tenía claro que Sedaris haría un trabajo perfecto. «Cuando hago estas películas, me emociona que consigan a gente con tanta habilidad para actuar con la voz», reconoce Baldwin. «Amy es fantástica. Estoy convencido de que Ted podría haberse quedado felizmente en ese mundo y asociarse con Tina. Aunque, claro, todos tienen que acabar volviendo a la realidad».

Tabitha Templeton - Ariana Greenblatt:
  Tabitha, la hija de 7 años de Tim y Carol, a quien pone voz Ariana Greenblatt en VO, es la mejor de su clase en el prestigioso Centro Acorn para la Infancia Avanzada. Tiene idealizado a su tío Ted y quiere ser como él de mayor, pero a su padre le preocupa que esté estudiando demasiado en vez de disfrutar de una infancia normal. Tiene ganas de crecer, pero sigue necesitando a su padre, aunque no ve muy claro cómo demostrárselo.
  La hija mayor de Tim es una superinteligente y superdestacada estudiante a quien le encanta sacar notazas. Sin embargo, su mayor miedo es no ser capaz de hacerlo bien en la obra de fin de curso de la escuela, porque está más cómoda estudiando y haciendo deberes que dejándose llevar por su imaginación. En el transcurso de la película, descubrirá que no todo en la vida es intentar ser adulta lo antes posible.
  Al igual que su tío Ted, Tabitha es muy pragmática y directa. «Tabitha es muy auténtica y es fácil identificarse con ella», dice el jefe de historia de DreamWorks Animation Andrew Erekson. «Tiene sus inseguridades, como mucha gente, y su arco corre en paralelo al de Tim al principio, cuando intentan tolerarse mutuamente. Sin embargo, acaban más unidos que nunca gracias a los lazos que comparten». La relación entre Tim y Tabitha se convierte en el centro emocional de la película en muchos sentidos. «A medida que nos adentramos en la historia, vamos vislumbrando que la relación padre-hija era el corazón de la trama y una situación que conecta con mucha gente», segura el productor Jeff Hermann.
  A Greenblatt le encantó que el personaje le permitiera explorar todos los retos propios de una niña de esa edad. «Tabitha se esfuerza mucho en ser perfecta», dice Greenblatt. «Está tan obsesionada con amasar conocimientos que a veces se olvida de que no pasa nada por dejar a un lado los libros y hacer un poco el ganso, como cualquier niño. Me encanta el arco de Tabitha y su padre, y cómo vuelven a unirse».
  Para Greenblatt, fue una agradable sorpresa también poder grabar el emblemático himno de Yusuf Islam (anteriormente conocido como Cat Stevens) «If You Want to Sing, Sing Out». «Tabitha evoluciona a lo largo de la película y pasa de ser una niña que sufre acoso escolar de sus compañeros en la escuela a celebrar su voz única y cobrar protagonismo», asegura Greenblatt. «Como actriz, yo también he sentido ese cosquilleo de nervios al cantar ante público, como mi personaje Tabitha. Fue muy divertido ayudar a crear un personaje tan inspirador para aquellas niñas que no estén seguras de cómo alzar su voz y hacerse oír».
  La escena en la que Tabitha encuentra su voz y el coraje para cantar es de las más destacables para James Marsden por su fuerza y su belleza. «Tenemos una escena muy tierna en la que Tim habla con Tabitha y le anima a dar el salto y comerse el mundo», Marsden. «Cuando lo hace, canta como los ángeles. En ese momento entiendes la dualidad que experimenta Tim, teniendo que ocultar lo orgulloso que está de ella... e intentando mantener la apariencia de que es un niño más de la escuela».

Dr. Erwin Armstrong - Jeff Goldblum:
   El Dr. Erwin Armstrong (con la voz de Jeff Goldblum en VO), el misterioso fundador de la escuela de Tabitha, el Centro Acorn para la Infancia Avanzada, aparenta ser un genio lleno de buenas intenciones, pero no es lo que parece. En realidad, tiene un malvado plan secreto que los Templeton intentan desbaratar. La red de escuelas del Dr. Armstrong es enormemente popular, pero parece seguir un estilo educativo discutible y agresivo que pone mucha presión sobre sus jóvenes alumnos. Y es que, como quedará claro, el Dr. Armstrong cree que los niños deberían dominar el mundo.
  A Goldblum le atrajo la curiosa duplicidad del Dr. Armstrong. «El Dr. Armstrong es compasivo y malvado a partes iguales», dice el actor. «Realmente cree que lo mejor para los niños es ignorar a sus padres y hacer lo que sientan que es mejor para ellos. Es el mejor tipo de villano que se puede interpretar: alguien que está completa, indiscutible e indudablemente seguro de que todo lo que hace es por el bien de la sociedad. Está convencido de que, gracias a sus esfuerzos, sus alumnos estarán mejor a largo plazo. Además, me fascina su intensa obsesión por el azúcar».
  A la hora de elegir voz, Goldblum se decantó por interpretar a Armstrong como el más pragmático de los villanos. «Eso es lo divertido», afirma el intérprete. «Armstrong no se ve ni de lejos como el malo. Cree que si quita de en medio a los padres y deja que los niños tomen sus propias decisiones, el mundo será un lugar mejor. Cree que su papel es el de empoderar a los niños poco valorados que no tienen a alguien que los defienda».
  Alec Baldwin comprendió por qué Goldblum quería el papel, y también por qué era el actor perfecto para prestarle su voz. «Los malos, los villanos de las pelis, son divertidísimos de interpretar», dice Baldwin. «Sabes que al final llevas las de perder, pero, en animación, mientras los grabas casi no tienes límites para hacer lo que quieras. Puedes actuar de la forma más chiflada posible, y puedes intentar todas las cosas que se te ocurran. Tenemos mucha suerte por poder contar con Jeff en la película».

Carol Templeton - Eva Longoria:
   La mujer de Tim, Carol Templeton (con la voz de Eva Longoria en VO), es la que lleva el pan a casa. En el pilar del clan familiar, la que se asegura de que todo el mundo esté bien. Anima a Tim a seguir contactando con Ted, incluso cuando parece que es un esfuerzo inútil, porque quiere que Ted esté en sus vidas. Es una firme defensora de mantener a la familia conectada y unida.
  Carol siempre está ahí para arreglarlo todo cuando el caos de BabyCorp —o el plan para dominar el mundo del Dr. Armstrong— arrasa con el hogar de los Templeton. Aunque ignora ciertas cosas de BabyCorp, hacia el final de la película descubriremos que tiene el pálpito de que su marido y sus hijas no son la típica familia de un barrio residencial. «No queríamos que Carol fuera una comparsa», cuenta Tom McGrath. «Siempre es difícil con un reparto coral, porque la película es un tapiz que vas tejiendo sobre la marcha. Queríamos encontrar más ocasiones para que Carol resultara divertida y estuviera más involucrada en la trama principal». Él y sus compañeros cineastas estaban entusiasmados con que Longoria aceptara interpretarla.
  Longoria explica que hubo dos aspectos del guion que la hicieron reaccionar. «Como actriz y productora que siempre está buscando material que refleje con exactitud nuestro mundo, agradecí mucho que Tom y Michael crearan un personaje que es la que gana el pan para la familia», dice la actriz. «La gran implicación de Carol en la dirección de la vida de los Templeton despertó una reacción positiva en mí. Como madre trabajadora, entendí instintivamente ese tira y afloja entre la vida profesional y la familiar. Carol es la que juega el “papel serio” frente a Tim, el padre soñador interpretado por James. Ella es la voz de la razón, el núcleo de la familia, la malabarista que nunca para. Todas las madres juegan ese papel, y ha sido un honor para mí dar voz en la gran pantalla a esas heroínas del día a día».
  Longoria agradece que los cineastas quisieran que los Templeton fueran una familia real y moderna, y que evitaran chistes estereotipados (y sexistas) sobre Tim, por ser un padre que no trabaja. «Eso habría sido lo fácil, y está ya muy manido», dice Longoria. «Los compañeros fueron juiciosos y crearon una familia que refleja lo que somos en 2021. De los Templeton, Carol es la emprendedora genial, y Tim es su apoyo. Son un equipo y se han comprometido a empoderar a sus hijas y educarlas haciéndoles saber que todo es posible».

Bruji - James McGrath:
  El adorado y confundido reloj-alarma de Tim, Bruji, ha vuelto, aunque un poquito ajado. Haber estado guardado en una caja durante 25 años le ha pasado factura a este pobre robaescenas. «Pensamos que sería divertido que Bruji no tuviera ni idea de lo ocurrido desde la primera película, de forma que puede jugar el papel del público cuando Tim le pone al día a toda velocidad y le explica todo lo que se ha perdido», cuenta Tom McGrath.
  James McGrath, que le presta su voz a Brujir en la VO, es también el sobrino de Tom McGrath. Eso sí que es ser un «tío molón». «Niños, eso se llama nepotismo», dice Tom McGrath riéndose.
  Esta vez, al principio Bruji está un poco herido y amargado. «Tiene complejo de viejo-sabio-con-poderes-mágicos, y siempre es muy dramático», explica el director de arte Chris Brock. «Su relación con Tim es bastante sorprendente, mantienen un continuo toma y daca. Bruji está molesto por el trato que le han dado, ya que se ha pasado años encerrado en el ático. Su interpretación es muestra de la capacidad de nuestro director de obtener tanta comedia y tanto drama de estos personajes».

Janice Templeton y Ted Templeton Sénior - Lisa Kudrow y Jimmy Kimmel:
   De nuevo con las voces de Lisa Kudrow y Jimmy Kimmel en VO, Janice y Ted Templeton sénior son unas décadas más viejos que la última vez que los vimos. Padres de Tim y Ted, ahora son los orgullosos abuelos de Tabitha y Tina, y viven en una comunidad para jubilados de Boca Ratón (Florida). Y con los años se han vuelto un poco más peleones.
  «En la primera película estaban pensados para ser unos padres serios, en contraste con las frases cómicas del bebé jefazo», explica Tom McGrath. «Por supuesto, para la secuela no teníamos por qué mantener eso. Podían ser unos abuelos mordaces y divertidos. Eso proporcionó los chistes a Jimmy y Lisa, que son unos intérpretes divertidos por naturaleza. Pudimos dejar que aportaran el toque cómico en las secuencias llenas de acción y que apoyaran a los personajes serios. Fue divertido tenerlos para interpretar a los abuelos alocados de Boca».

LOS SECUNDARIOS...
  Para dar apoyo a los héroes y antihéroes de la historia, McCullers y McGrath llenaron EL BEBÉ JEFAZO: NEGOCIOS DE FAMILIA con varios y llamativos personajes. Desde los privilegiados compañeros de escuela de Tabitha o su amada poni de Shetland, pasando por los compañeros de Tina en BabyCorp, esta animada comedia está llena de personajes secundarios y cameos.

Tesoro Templeton:

  Tesoro Templeton es la poni de Shetland que el tío Ted le regaló a su sobrina Tabitha por su séptimo cumpleaños. La poni, una diva con sus propias opiniones solo hace caso a Tabitha y al tío Ted. En otras palabras, a Tesoro Templeton hace falta controlarla. Se la suele ver pensando formas de fastidiar a Tim mientras devora zanahorias orgánicas en su castillo de fibra de vidrio. También juega un papel esencial al arrastrar a las niñas al colegio en una taza de té gigante en la alocada escena de persecución del primer acto.
  «Durante mi infancia en el campo, en el estado de Washington, uno de mis mejores amigos tenía un poni de Shetland que era el caballo más malo que te puedas imaginar», cuenta Tom McGrath. «Salíamos por ahí a montar con él, pero en cuanto te bajabas intentaba morderte. Así que pensamos que estaría genial darle a Tabitha un poni que odiara a Tim, para reflejar ese vacío del antiguo bebé jefazo. El caballo tendría un carácter como el del bebé jefazo y siempre estaría fastidiando a Tim».

El pez de Tabitha:
  El adorado pez de Tabitha es su más íntimo confidente. Siempre que Tabitha está triste o agobiada por los deberes, visita a su fiel amigo y encuentra consuelo en su presencia. Un pez que el director Tom McGrath tuvo de mascota sirvió de inspiración para esta criatura. «Lo gané como premio en un juego de tirar aros en la feria de la iglesia de San Finbar en Burbank», recuerda el director. «Se llamaba Piggy, y llegó a tener diez años. Era un pez enorme, y cuando murió me puse muy triste. Ocurrió cuando estábamos terminando El bebé jefazo, y se me ocurrió que esta era una bonita forma de honrar su memoria».

Nathan - Raphael Alejandro:
  En toda escuela hay un abusón; en el Centro Acorn para la Infancia Avanzada, el abusón en un dotado intelectual llamado Nathan, que tiene la voz de Raphael Alejandro en VO. «El acoso escolar es un problema enorme en los colegios, en todas partes», dice Tom McGrath, «así que desde el principio pensamos que la escuela necesitaba a un abusón, pero uno que fuera superinteligente. Nathan parecía un buen nombre para un abusón. Michael escribió unos cuantos chistes intelectuales muy divertidos. No era una gran amenaza, solo un pequeño antagonista, hasta que unimos las piezas del puzle cuando Tabitha canta en la función infantil. Ahí decidimos que Nathan sería muy teatral y tendría el sueño de ir a una escuela de arte dramático. Es el director de la función y se revela como el mayor problema de Tabitha».

Meghan - Serenity Brown:
  Para ayudar a Nathan en sus esfuerzos por ser un abusón, los creadores dieron con una interesante compinche que apoya y le dora la píldora a Nathan. Dicen que Meghan, que tiene la voz de Serenity Brown en VO, está secretamente enamorada de Nathan, y que destruirá todo y a todos los que se interpongan en el camino de su amado hacia el éxito. Todo lo que ella quiere es que Nathan le haga un poco de caso. Un sencillo saludo o una sonrisa suya le alegran el día.
  «Cuando le dimos a Nathan un papel más importante, parecía estar un poco solo, necesitaba una secuaz», explica Tom McGrath. «La bautizamos Meghan por nuestra ayudante, que le puso voz cuando hacíamos pruebas con los bocetos. El nombre le pega totalmente».

Dra. Tiffany Hamilton - Tom McGrath:
  Diseñada por el director de arte Andy Schuhler y modelada por Abraham Meneu, la doctora Tiffany Hamilton (con la voz del director Tom McGrath en VO) es otro de los hilarantes personajes secundarios de la escuela. En clase se sienta detrás de Tabitha Templeton y solo aparece un momento o dos en unas pocas escenas, pero solo hace falta echarle un vistazo para entender lo muy estresada que está ¡por culpa de los exigentes deberes de Acorn y las inagotables expectativas de sus padres!

Los reclusos del nivel amarillo:
   Como la escuela de Tabitha, el Centro Acorn, es ultraprogresista, separa a los alumnos por un sistema de colores, en lugar de por cursos. El Dr. Armstrong mantiene a los bebés más rebeldes de la escuela en una zona apartada del resto, llamada nivel amarillo. A Ted lo mandan allí al principio y es capaz de reclutar a una banda de niños excéntricos para que lo ayuden a escapar haciendo uso de sus juguetes.
   Los compañeros de Ted en el nivel amarillo incluyen a Bebé Pegamento y Niña Siniestra. Esta relación entre el bebé jefazo Ted y los personajes bebés reales se inspiró en la primera película. «Ted tenía una dinámica tan divertida con Jimbo, Staci y los trillizos en la primera película, que decidimos rodearlo de varios niños peculiares también en la secuela, con la idea de que los animara a unirse a él», explica Tom McGrath. «Sabíamos que queríamos esos personajes, pero no sabíamos cómo iban a ser sus personalidades, excepto con Bebé Pegamento. Por ejemplo, Niña Siniestra está inspirada por una película de terror. Andy Schuhler había hecho como cien dibujos, y necesitábamos bebés para el nivel amarillo. Así que empezamos a nombrar a los bebés según su aspecto. En realidad, planeamos meter a Bebé Pegamento en la primera película, aunque al final no entró. Pero era un personaje tan divertido que lo recuperamos para ayudar al bebé jefazo a escapar del nivel amarillo».

Los bebés ninja - Rafael Alejandro (líder de los bebés ninja):
Los bebés ninja se crearon para una escena en la que se enfrentan a unos bebés SEAL. «Queríamos ver cómo los bebés ninja luchaban contra los bebés SEAL a los que Tina había llamado para ayudar a la pandilla», dice Tom McGrath. «Terminamos metiendo a los bebés ninja en tres partes de la película, y estamos muy contentos con ellos».

logo radio directo

19 Noviembre en cines
ALGO SALVAJE. LA HISTORIA DE BAMBINO

12 Noviembre en cines
CUIDANDO AL SOL

El cine de Pajares y Esteso
EL CURRANTELOS ENERGÉTICOS

El cine "S" de hoy
(Contenido no apto para menores de 18 años)
DOWN 2 FUCKLAS ADORABLES PORNOKILLERS
Ver todo el cine "Clasificado S"

Comedia erótica italiana
LA JUEZ Y SU ERÓTICA HERMANAESPOSA DESNUDA Y SICILIANA
Ver todas las comedias eróticas italianas

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... AMERICAN PIE

Criticas del pasado...

Crítica... CAMAS BLANDAS BATALLAS DURASLA MOSCA Crítica... CAMBALACHE