Fichas de peliculas
  • Registro
DÍA DE LLUVIA EN NUEVA YORK
INFORM MACIÓN
Titulo original: A Rainy Day In New York
Año Producción: 2019
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 92 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 7 años
Género: Comedia
Director: Woody Allen
Guión: Woody Allen
Fotografía: Vittorio Storaro
Música: varios
FECHA DE ESTRENO
España: 11 Octubre 2019
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
A Contracorriente films


SINOPSIS

Dos jóvenes se acercan a Nueva York para pasar un fin de semana donde se topan con el mal tiempo y una serie de aventuras...

INTÉRPRETES

REBECCA HALL, KELLY ROHRBACH, TIMOTHÉE CHALAMET, ELLE FANNING, JUDE LAW, SUKI WATERHOUSE, SELENA GOMEZ, LIEV SCHREIBER, DIEGO LUNA, CHERRY JONES, GRIFFIN NEWMAN, ANNALEIGH ASHFORD, TAYLOR BLACK, NATASHA ROMANOVA

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

   De acuerdo con los personajes que luchan por ser reconocidos por lo que son realmente, el estilo visual de la película oscurece a menudo los rostros de los mismos, que quedan con frecuencia en la sombra. Un ejemplo está cuando la ventana del coche en la localización de la película muestra un reflejo de lo que está fuera del auto en lugar de Gatsby y Chan en el interior del mismo. “El cine no se basa en mostrar todo con suma claridad todo el tiempo” –opina el director de fotografía Vittorio Storaro, quien ya colaboró previamente con Allen en Café Society y Wonder Wheel–. “En la mayoría de las ocasiones, puede resultar más apropiado para los personajes estar detrás de algo o ser visibles sólo parcialmente. Se hace preciso crear algunos momentos diferentes como medida para mantener el interés del público”.

  Storaro empleó distintas clases de luz y movimientos de cámara para enfatizar las diferencias entre las personalidades de Gatsby y Ashleigh. “A Gatsby le encanta Nueva York con nubes en el cielo, o incluso más si llueve un poco” –informa Storaro–. “Ashleigh es brillante y apasionada, por lo que empleé colores más cálidos con ella”–Storaro dio con variaciones incluso para cuando Gatsby y Ashleigh están juntos–. “No llueve el día entero y de la misma manera” –sigue Storaro–. “En ocasiones el viento mueve las nubes y sale el sol, y más tarde el sol se va otra vez. Saco partido de este tipo de acontecimientos fortuitos. Cuando Gatsby, bajo las nubes que adora, telefonea a Ashleigh, dispongo un rayo de luz cálida que sale de donde está ella” –Storaro también usó la Steadicam para planos de seguimiento con Ashleigh, y una cámara fija para Gatsby. “Usamos la Steadicam para subrayar el tipo de libertad que Ashleigh necesita tener en movimiento” –añade–. “Es más abierta de mente y esta más receptiva a todo, pero Gatsby trata de mantener las cosas mucho más simples a su alrededor”.

  Como Nueva York, la lluvia es un personaje esencial de la película. “Queríamos que la lluvia fuera un símbolo romántico en la cinta” –dice Allen–. “Nueva York es muy bello en esos días grises, neblinosos o lluviosos. Hay algo en esa iluminación tenue y en que las calles se limpien” –la lluvia también sugiere los distintos modos en que Gatsby y Ashleigh ven la vida. “Ashleigh ve en la lluvia tristeza, en tanto Gatsby la entiende romántica” –informa Allen.

  Los lugares que visitan Gatsby y Ashleigh indican asimismo los contrastes en sus personalidades así como en las experiencias que viven durante su tiempo en Nueva York. “Gatsby está enamorado del Nueva York de los viejos tiempos” –comenta el diseñador de producción Santo Loquasto–. “Así que lo vemos en el Village y en los viejos hoteles, y en lugares que son vestigios de tiempos pasados, como el Bar Bemelman del Hotel Carlyle. Pero Ashleigh se está enamorando de un Nueva York más contemporáneo que ofrece el glamour de un hotel Soho a la última y un loft en el centro de la ciudad. Su mundo es mucho más intenso y habla de espacio y de hermoso mobiliario contemporáneo”. El ficticio Hotel Wooster, donde Ashleigh acude a entrevistar al director Roland Pollard, se rodó en el Hotel The Bowery del East Village. Dado que los realizadores no podían interrumpir las idas y venidas de los clientes del hotel, Loquasto y su equipo construyeron la fachada del hotel en otra calle, y crearon su propio vestíbulo en el piso directamente sobre el auténtico. “Usé su mobiliario, y lo hice más parecido a su vestíbulo” –comenta–.“También empleamos muchas alfombras orientales y pinturas falsas orientalistas que colgamos por todas partes. Queríamos obtener un look a la moda del siglo XIX. La oficina/suite en el hotel de Pollard se rodó en un ático privado. Era impactante entrar en él” –informa Loquasto–. “Hacía las veces de una suite de hotel sensacional, ligeramente fantasiosa, que un realizador podría alquilar”. La típica casa del Upper East Side de Chan se rodó en un apartamento del Oeste de Central Park. “La familia que la posee tiene un hijo y una hija” –informa Loquasto–. “La hija que allí vive tiene una sensibilidad que encajaba perfectamente con Chan. Tuvimos que traer algunas cosas específicas, como bocetos, acuarelas y algunos libros, pero por lo demás tan sólo se trataba de captar lo que ya estaba ahí”.

  A la diseñadora de vestuario Suzy Benzinger no le fue difícil dar con el vestuario para Gatsby. “Era como Ralph Lauren prêt-à-porter” –comenta–. “Algo así como un uniforme para cierto tipo de chico pijo al que no le preocupa tanto la ropa. Gatsby no es un joven que va a la moda. Es un espíritu antiguo y se viste con ropa que podría haber comprado hace mucho. La chaqueta de tela espigada que lleva es algo que Ralph Lauren ha confeccionado durante años”. Sin embargo, Ashleigh aparece en la oficina de Pollard con un suéter de cachemira rosa pastel, viste para impresionar. “Ashleigh dice estar allí de misión” –informa Benzinger–. “Quiere presentarse como toda una chica que quiere hacerse una carrera para que Pollard se la tome en serio, así que aparenta más de lo que es para la entrevista”. Chan, por otro lado, es un personaje mucho más seguro de sí mismo y viste de un modo más atrevido. “Es una de esas chicas de Nueva York que viste ropa ridículamente cara despreocupadamente” –comenta Benzinger–. “Puede parecer la ropa de una adolescente de cualquier sitio, pero lleva zapatillas de seiscientos dólares y un suéter de mil. El impermeable Stutterheim color borgoña que lleva era el que estaba de moda en el momento de rodar. Era casi imposible conseguirlo, y por añadidura necesitábamos varias copias para el rodaje”.

  DÍA DE LLUVIA EN NUEVA YORK es la interpretación de Woody Allen de las antiguas películas románticas de Hollywood. “Siempre me han encantado esas películas” –comenta–. “Me parecen maravillosas. Ésta es una historia de amor, y me estimulaba la idea de enmarcarla en una estampa romántica de Nueva York bajo la lluvia” –Día de lluvia en Nueva York resulta mucha más optimista que la mayoría de las películas que ha realizado Allen–. “Creo que es positiva” –dice el director–. “Creo que Gatsby se encuentra a sí mismo durante ese fin de semana. Logra una mejor relación con su madre, y llega a una conclusión sobre la mujer de su vida”.

  Gatsby y Ashley llegan a Nueva York el sábado por la mañana con la idea de partir al día siguiente. Dado que Gatsby ha planeado todo al minuto, sabemos en todo momento la hora que es y cómo está perdiendo el control de la situación. El tiempo es uno de los temas principales de la película, y no es casualidad que un reloj aparezca de modo prominente en la historia. “Gatsby lo tiene todo planeado, así que va a ser un delicioso fin de semana con Ashleigh, pero no sale como estaba previsto” –comenta Allen–. “Como dice Gatsby, ‘la ciudad tiene su agenda particular’. El tiempo siempre está contra ti. Puedes intentar manejarlo, o manipularlo un poco, pero al final pierdes. Desde el momento en que los personajes se besan bajo el reloj al final, el tiempo comienza a hacer avanzar la relación de ambos, y ésta puede durar un año, dos, diez, veinte, o la vida entera, pero evolucionará a través del tiempo como todas las cosas”.

logo radio directo