Fichas de peliculas
  • Registro
CHALLENGERS
INFORMACIÓN
Titulo original: Challengers
Año Producción: 2023
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 131 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 12 años
Género: Drama, Romance
Director: Luca Guadagnino
Guión: Justin Kuritzkes
Fotografía: Sayombhu Mukdeeprom
Música: Trent Reznor, Atticus Ross
FECHA DE ESTRENO
España: 26 Abril 2024
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Warner Bros.


SINOPSIS

Tashi Duncan es una antigua estrella del tenis convertida en entrenadora. Tashi es además una fuerza de la naturaleza que no pide disculpas ni dentro ni fuera de la pista. Casada con un campeón que atraviesa una racha de derrotas, la estrategia de Tashi para la redención de su marido da un giro sorprendente ya que éste deberá enfrentarse al fracasado Patrick, su antiguo mejor amigo y ex novio de Tashi. Mientras el pasado y el presente de los tres chocan y las tensiones van en aumento, Tashi tendrá que hacerse la siguiente pregunta: ¿cuánto va a costar ganar?...

INTÉRPRETES

ZENDAYA, JOSH O'CONNOR, MIKE FAIST, HEIDI GARZA, FAITH FAY, SCOTTI DiGIACOMO, A.J. LISTER, CONNOR MURRAY, CASEY McNEAL, CHRISTINE DYE, ANTHONY JEREZ, SAM XU, IAN MacGILLIVRAY, CARLYNE FOURNIER, FAYE MBO, SID JARVIS, TRAVIS NUNES

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

PERSONAJES ATRACTIVOS DENTRO Y FUERA DE LA PISTA...
   Hay un poder magnético y majestuoso cuando la intensidad se manifiesta en los seres humanos. Ver cómo, para ciertas personas, esa intensidad se centra en su pasión, su talento para el arte o sus objetivos, y sus efectos se asemejan a los de un afrodisíaco. Y cuando lo percibimos en su manera de abordar el amor y el deseo, la intensidad se convierte en una ventaja, a pesar de que no estemos seguros de quién va a triunfar y quién va a salir mal parado. Ver cómo una volea va de un extremo a otro de la pista puede resultar fascinante. Y ver a una persona ejercer su poder es tremendamente seductor.
  RIVALES, dirigida por el visionario realizador LUCA GUADAGNINO nominado al Premio de la Academia® y al BAFTA (Calle Me By Your Name, Soy amor, Suspiria, Cegados por el sol, Hasta los huesos: Bones and All), es una historia moderna y apasionante con el estilo elegante y estilizado que caracteriza al director de fotografía SAYOMBHU MUKDEEPROM (Call Me By Your Name, Suspiria). La película viene acompañada de la vertiginosa música de TRENT REZNOR y ATTICUS ROSS (La Red Social, Soul de Pixar) ganadores de dos Oscar® y por un vestuario potente obra del famoso diseñador JONATHAN ANDERSON.
  Tashi Duncan (que interpreta ZENDAYA, una de las artistas más electrizantes de su época y estrella de Dune Partes Una y Dos, la trilogía de Spider-Man y ganadora de dos Emmy® por Euphoria) es una auténtica bomba de talento e intensidad. La ferocidad que muestra la joven estrella del tenis en su deporte coincide con su físico, la confianza en sí misma y su fuerza interior. Cuando sus compañeros de tenis Patrick Zweig (JOSH O'CONNOR, The Crown) y Art Donaldson (MIKE FAIST, West Side Story) ven a Tashi en acción en la pista al principio de su carrera quedan fascinados. Y aunque Patrick y Art son amigos desde la preadolescencia, cuando estaban una academia de tenis, empieza una fortísima competición entre ellos por el amor de Tashi. Tashi, más inteligente que Art y Patrick, aunque los tres solo tienen 18 años, es consciente de todo esto... incluso de esas cosas que Art y Patrick no ven o no quieren ver.
  Así es como empieza una aventura que lleva a Tashi, Art y Patrick a lugares donde ninguno de ellos esperaba ir. RIVALES se abre paso a través de una trama dinámica y muy bien elaborada que va recorriendo las vidas de estos personajes. El punto de partida es un revelador partido de tenis de la categoría "Challengers" entre Art y Patrick que juegan 13 años después de conocer a Tashi. Este partido se celebra después de que una lesión cambiara la trayectoria de la tenista, después de que Art y Tashi se casaran y tuvieran una hija y después de que Patrick haga que Tashi y Art vuelvan a planteárselo todo. A través de una narrativa que oscila entre los primeros años y 2019, vemos los caminos que tomaron, los partidos que jugaron y la pasión que les alimentaba. La conexión que hay entre todos gira alrededor del poder de Tashi, tanto en el plano emocional como sentimental.
  RIVALES tiene un estilo no lineal, pero esa conexión entre los personajes es clara y convincente. Cuando los conocemos, Patrick y Art están eligiendo entre la universidad y una carrera, ya que han sido compañeros de habitación en un internado de tenis desde que tenían 12 años. Son muy amigos y buenos rivales y en el circuito de tenis los conocen con el apodo de "Fire & Ice”. Cuando conocen a Tashi, ella ya es una estrella en ascenso (rápido) y su fama se debe al magnetismo que muestra en la pista. Cuando Tashi entra en sus vidas, la rivalidad por conseguir su afecto separa a Patrick y Art, incluso cuando ella les hace ver que el amor es la clave de su amistad. Tashi y Patrick se convierten en pareja; después, ella y Art empiezan a salir y acaban casándose. Así es como pierden el contacto entre ellos a pesar de que participan en los mismos eventos y forman parte del mundo del tenis. Más tarde, en un partido que dota a la película de su línea transversal y su escenario actual, Patrick y Art se enfrentan entre sí mientras Tashi, siempre controlándolo todo, observa. Y veremos cómo se traslucen en sus rostros todo tipo de emociones.
  “Tenía muchas razones para querer hacer esta película”, dice el director Luca Guadagnino.
“¡Está claro que la adoración que siento por la productora Amy Pascal es uno de los motivos más importantes! La segunda razón fue el excelente guion de Justin Kuritzkes que tenía una gran cualidad: la de ser muy divertido a la vez que penetrante. Y la premisa de la historia era aún mejor: gente complicada que nunca quiere hacer las cosas bien. Por el contrario, hacen que las cosas sean aún más complicado para ellos".
  “Me fascinan las complicaciones de una relación”, continúa diciendo Guadagnino. "Las relaciones implican control sobre el otro, pero, al fin y al cabo, también implican control sobre uno mismo. Esos elementos fueron muy importantes para mí. No sabía nada de tenis, pero mi trabajo como realizador consiste en estudiar y descubrir cosas que desconozco. Para mí resultó ser una gran oportunidad para comprender cómo la dinámica del deseo y la dinámica del control y el autocontrol se reflejan en la belleza y el espíritu atlético del tenis”.
  “Cuando hablamos por primera vez con Luca para que dirigiera la película, Luca nos dijo: 'No sé mucho de tenis, pero sí que sé mucho sobre el deseo'", dice la productora RACHEL O'CONNOR (Mujercitas, Los archivos del Pentágono, trilogía de Spider-Man).
  “Luca quería que el mundo de la película y las emociones fueran absolutamente reales y convincentes”,
ZENDAYA, que también ha producido la película, afirma: “Luca sabe mirar a los personajes de RIVALES de una manera maravillosa y lo hace a través de una lente muy empática. De esa forma consigue verlos como seres humanos. Es muy bueno dotando a los personajes de matices y aspectos humanos para que resulte vulnerable y el público pueda identificarse con ellos”.
  “Ya desde las primeras conversaciones que tuve con Amy y Luca, quedó muy claro que todos estábamos en la misma onda en lo que respecta a la visión de la película. Pero debía ser humorística y tener cierta ligereza, incluso cuando aborda situaciones de la vida que tienen matices y personajes que sufren en su interior”, añade Zendaya.
  “No puedo imaginar a ningún otro realizador para hacer esta película”, dice AMY PASCAL, la productora nominada al Oscar® AMY PASCAL (Mujercitas, Los archivos del Pentágono, trilogía de Spider-Man). "Aborda los complicados sacrificios que hace la gente y de los tortuosos caminos que tomamos y que son realmente la única manera de hacer las cosas. Se trata de querer ser alguien importante. Trata sobre la amistad entre dos hombres y lo complicado que es porque ambos aman a la misma mujer y ambos se quieren”.
  "Es sobre tres chicos que pasan una gran parte de su juventud juntos y luego, cuando se convierten en adultos y tratan de encontrar a las personas de su pasado, la cosa se complica. Porque la vida es un caos”, dice Guadagnino.
  El guionista JUSTIN KURITZKES afirma: “No existe otro director como Luca. Tiene un estilo visual muy distintivo, pero lo más interesante es que comprende de forma intrínseca lo que motiva a la gente”.

‘RIVALES', AMANTES y AMIGOS...
  La historia de RIVALES tuvo un comienzo muy especial para Kuritzkes, ya que se trata de su primer guion tras haberse consolidado como dramaturgo.
  Kuritzkes estaba investigando la vida de su abuelo, que fue presidente de la Junta de Queens, Nueva York (sede del Abierto de Estados Unidos, entre otros hitos del tenis) en la década de los 80. Mientras profundizaba en la historia del estadio Arthur Ashe, sede del Abierto desde 1997, Kuritzkes vio un controvertido partido entre Serena Williams y Naomi Osaka en 2019.
  “No era muy aficionado al tenis, pero en mi familia hay muchísimos fans del tenis”, afirma Kuritzkes. “Al ver a Serena Williams y Naomi Osaka juntas en la final, hubo una decisión controvertida se acusó a Williams de recibir consignas desde la banda, algo que está prohibido. Nunca había oído hablar de eso, pero me pareció una situación tremendamente cinematográfica”.
  “Así que esa idea empezó a gestarse en mi cabeza”, continúa diciendo el guionista. “Después, de forma paralela, me convertí en un fan absoluto del tenis y empecé a ver los eventos que se denominan 'Challenger' que son una categoría inferior en el mundo de los torneos de tenis profesional. Pensé que sería un lugar interesante para que dos chicos que no se habían visto en mucho tiempo se volvieran a encontrar”.
  El personaje inesperado en esta dinámica es la tenista Tashi Duncan, un joven fenómeno del tenis que, siguiendo la tradición de los grandes triángulos amorosos, arruina la relación entre Patrick Zweig y Art Donaldson (los jugadores se reencuentran en un evento Challenger). Además de despertar el deseo tanto en Art como en Patrick, Tashi saca a relucir emociones y una atracción entre ellos que nunca habían querido reconocer. Tashi es una mujer fuerte, segura de sí misma y directa. Y ya era así en la adolescencia. A lo largo de la historia, la vemos superar algunos contratiempos y salir airosa de otros. El comportamiento a veces malicioso de Tashi coexiste con el hecho de que es muy exigente consigo misma y con los demás, sobre todo cuando se trata de tenis.
  Zendaya dice: "En esta película, el tenis es en realidad una metáfora del poder y de la dinámica de poder entre personas que se apoyan unas en otras, tal vez demasiado”.
 “El primer amor de Tashi fue el tenis; eso fue lo que le dio fuerza y poder y la convirtió en quien es”, continúa diciendo Zendaya. “Puedo identificarme con eso porque he encontrado una gran parte de mi identidad a través de mi trabajo. Pero cuando, debido a una lesión, Tashi ya no puede hacer lo único que siente que la define, debe encontrar una manera de redefinirse a sí misma. Hace todo lo posible para controlarlo todo y asumir el control de sus emociones, para obtener lo que quiere y necesita de la vida, pero no estoy seguro de que sepa a dónde le lleva esa conducta. Creo que hay muchas mujeres que reconocerán en Tashi”.
  Josh O'Connor dice: “Patrick y Art tienen mucho talento y son muy competitivos. Patrick es una especie de talento en bruto, un jugador de tenis caótico y Art es un jugador muy limpio y elegante. Y después tenemos a Tashi que está justo por encima y más allá de ambos”.
  La actuación de Zendaya en RIVALES representa un cambio radical respecto a sus papeles anteriores y sitúa a la ganadora del Emmy® y del Globo de Oro® en una esfera artística totalmente nueva.
  Guadagnino afirma: "Años antes de rodar esta película conocí a Zendaya en un evento y pasé la noche sentado a su lado. Me fascino que esta joven pudiera atraer la mirada de multitudes pero sin dejar de ser totalmente real y elegante”.
  “Hubiera sido muy fácil convertir a Tashi en un personaje plano limitándola a ser una mujer con una voluntad de hierro”, continúa diciendo Guadagnino. “Pero Zendaya hace lo contrario: aporta una sensación de control y de poder pero al mismo tiempo ha sabido mostrar una gran sensación de fragilidad dentro de esa fuerza de la que hace gala Tashi. Es una autodefinición”.
  “Zendaya es una gran actriz y también una maravillosa productora en esta película. Hace todo lo posible por superarse”, añade.
“Tashi Duncan es una mujer muy poderosa, feroz, intransigente, competitiva y ambiciosa, y Zendaya aportó humanidad y ha conseguido que podamos identificarnos con ella", dice Rachel O'Connor. “Aunque Tashi no es una mujer que se mueva en el mundo real, Zendaya consigue que comprendas de dónde viene todo eso. Es la primera vez que Zendaya interpreta a una madre y a una esposa, un personaje adulto que tiene ese arco dramático. Y ella ha dado ese salto con la mayor naturalidad”.
  Pascal añade: “Vemos a Tashi al principio de su adolescencia y cómo se convierte en una mujer de poco más de treinta años. Como intérprete, equilibrar todas esas fases es muy difícil. La actuación de Zendaya es matizada y divertida, complicada, encantadora, fuerte y dura”.
  Patrick Zweig y Art Donaldson son amigos desde que tenían 12 años. Vemos cómo sus vidas se entretejen y se separan a lo largo de la película y son también complicados. “Me gusta el viejo dicho que dice: 'Ten cuidado con lo que deseas', algo que experimentan tanto Patrick como Art", dice Guadagnino. “En su ambición y objetivos tenísticos, cada uno de ellos quiere superar al otro y también quiere que Tashi lo elija. Su ambición es destructiva en el sentido de que se rompen las estructuras de su amistad y se desatan emociones muy peligrosas”.
  Como Patrick, Josh O'Connor, que nos ofreció una interpretación complicada y con múltiples capas en The Crown, toca varias notas a la vez, incluida la vida interior conflictiva y el estilo sexy y seguro de sí mismo de Patrick.
  “Patrick es el máximo ejemplo de una personalidad narcisista, pero al mismo tiempo es generoso porque no miente. Es directo y caótico y asume que su vida sea un caos", dice Guadagnino. “No puede controlarse pero al mismo tiempo, eso lo hace irresistible para los demás. Las personas encantadoras y atractivas saben crear mucha expectación a su alrededor porque todo el mundo los quieren, ¿no? El personaje me pareció muy vivo, muy pasional”.
  “Trabajé con Josh para afinar el tipo de 'americanidad de la Ivy League' del personaje, esa sensación de no querer formar parte de forma obligatoria de mundo de privilegios pero sin embargo, él es un privilegiado y es primitivo. Fue maravilloso ver cómo Josh se metía en la piel del personaje de Patrick”, continúa diciendo Guadagnino.
  “Desde el principio, Luca y yo dijimos que Patrick era una especie de 'animal'", dice Josh O'Connor. “Es un personaje despreocupado. Ser un privilegiado le permite sentirse cómodo en todas las situaciones. Y se siente cómodo con su propio cuerpo. Luca y yo quisimos que Patrick fuera alguien que está muy seguro de sí mismo aunque esa actitud pueda parecer arrogante. Pero en realidad es el resultado de tener una confianza absoluta en sí mismo. Sin embargo, Patrick sabe que es un perdedor en el tenis y hace las cosas mal. Eso me ayudó a comprenderlo y a encontrar la vulnerabilidad dentro de un personaje que aparentemente tiene una enorme confianza en sí mismo”.
  Rachel O'Connor dice: "Josh es un actor tremendamente interesante. Lo vimos en The Crown y en algunas de las películas independientes que ha hecho. Así que sabíamos lo bueno que era. Era la primera opción para todo el mundo. Josh aporta humanidad a Patrick para que no odies al personaje. Lo comprendes, aunque meta en líos a todo el mundo”.
  Pascal añade: “En esta película, Patrick derrocha arrogancia, sensualidad y confianza en sí mismo. Aunque es una amenaza tanto para Tashi como para Art y su felicidad, los quiere de verdad a ambos”.
  En el papel de Art, Mike Faist, tan fascinante como Riff en West Side Story, aporta una dureza mezclada con determinación y luego introversión y reflexión, a medida que Art intenta ver qué quiere conseguir en su carrera.
  “Lo que más me llamó la atención del personaje de Art Donaldson y su arco dramático fue la idea de una persona que podría estar enamorada de su oficio", dice Faist. “Todos nosotros pensamos a veces en lo que queremos ser 'de mayores'. Estamos muy seguros de algo cuando éramos niños, pero luego debemos ajustar las cosas cuando nos encontramos con las implicaciones que tiene en el mundo real. En RIVALES, ves a unos jóvenes que están enamorados de lo que hacen y luego los vemos de mayores, lidiando con sus vidas y pensando: '¿Cómo queremos que sea el resto de nuestras vidas?”
  “Cuando empieza la película, Art es uno de los cinco mejores tenistas del mundo, un ganador de múltiples Grand Slam que está jugando un partido de Challenger”, continúa diciendo Faist. “Pero lo ha ganado prácticamente todo salvo el US Open y va camino de lograr ese objetivo. Pero también está a punto de retirarse y se pregunta qué le deparará el futuro y duda si tiene fuerzas para intentar ganar el gran título”.
  "Una de las cosas que me atraía de Mike es que viene del teatro: tiene una cualidad física en su forma de bailar, tocar la batería y cantar, tanto en la pantalla como en Broadway", dice Guadagnino. “Eso era importante porque Art Donaldson es un hombre de acción. Es un hombre de acción pero, al mismo tiempo, es un hombre con un autocontrol absoluto y una represión muy profunda. Para mí, Mike podía aportar al papel esa maravillosa contradicción”.
  “Art es una persona complicada en la película", dice Rachel O'Connor. “Se ve a sí mismo como el bueno y Mike Faist saca a relucir muchas facetas. Mike hace gala de inteligencia y vulnerabilidad, pero también una faceta que, en un personaje, puede resultar algo calculador y eso funciona muy bien en este caso”.
  "Tashi, Patrick y Art son competidores por naturaleza y luego trasladan ese aspecto a un complicado triángulo amoroso", dice Rachel O'Connor. “Eso también aporta otra capa de atracción a la relación de Josh y Mike que hace que el triángulo sea aún más interesante”.
  “Mike y Josh aportan aporta muchísimo talento y entrega a su oficio", dice Kuritzkes. “Ambos son actores serios en un sentido muy clásico, tanto como artistas como en la forma en que abordaron los personajes”.
  “Mientras que el personaje de Patrick, a través de la interpretación de Josh O'Connor, aporta humor y desilusión, creo que el personaje de Art, a través de Mike Faist, ofrece una especie de hermandad, angustia y sensación de fragilidad”, dice Guadagnino. “Y ambos hombres están en manos de Tashi, una mujer poderosa y que también representa un punto de contacto entre ellos. Y después, los tres van a superar los límites que nos habíamos fijado en el lenguaje del deseo. Es otro elemento de la historia que me pareció fascinante”.
  "Creo que, como todo consiste en un partido que se desarrolla metafóricamente en el mundo del tenis, Luca fue capaz de hacerlo tan feroz y honesto como son en realidad las relaciones", dice Pascal.

UNA MÚSICA DIGNA DE UN GRAND SLAM...
  Además de emocionantes actuaciones, partidos de tenis que llevan la representación cinematográfica del tenis a alturas extraordinarias y una historia sexy, divertida, aguda y romántica que enfatiza su modernidad y honestidad, la banda sonora de RIVALES basada en la música techno y electrónica de Trent Reznor y Atticus Ross, ganadores de dos Oscar® (La red social, Soul de Pixar, El imperio de la luz, Mank, Watchmen para televisión, Hasta los huesos: Bones and All de Guadagnino) La emocionante música suena con una potencia que nunca se ha escuchado en un drama y la revolucionaria y potente música basada en el estilo techno de Reznor y Ross no se parece a nada que el público haya escuchado hasta ahora.
  “Trent y Atticus son los mejores. Los quiero muchísimos y me siento muy afortunado de ser amigo suyos y de trabajar y crear con ellos", dice Guadagnino. “En lo que se refiere a la música de la película, quería instintivamente que la gente bailase viendo la película. Así que dije a Trent y Atticus: '¿Por qué no hacemos música como si fuera un concierto rave o música house?' La verdadera fuerza de la película debía provenir de la música. Y han terminado haciendo una de las bandas sonoras más impresionantes que he oído jamás”.
  “Es el segundo proyecto que hemos realizado con Luca. Hasta los huesos: Bones and All fue el primero. Abordamos nuestra colaboración con alguien tratando de escuchar y comprender lo que busca el realizador”, dice Reznor. “Luca tiene una visión muy clara de lo que quiere hacer pero al mismo tiempo respeta tu espacio... Pero una de las primeras cosas que nos dijo fue: RIVALES es 'una película muy sexy.’”
  “Nos lo había dicho en correo electrónico y creo que había seis o siete 'X' en la palabra sexy”, añade Ross. “Escribió 'una película muy sexxxxxxy'. Así que Lucha tenía una idea clara de cómo abordar la música. Nos había dado una serie de temas que había imaginado en lo que se refiere a estudios de personajes. Por un lado, la música adopta una postura audaz en términos de estilo pero por otro, es bastante tradicional ya que sigue el desarrollo emocional de la historia”.
  “No tengo palabras para expresar lo divertido y maravilloso que ha sido componer la música de esta película”, dice Reznor. “El tenis ocupa el primer plano, pero en realidad no se trata de tenis; se trata de la relación entre estos tres personajes. Y Luca nos dijo algo totalmente inesperado: quería que trabajáramos dentro del estilo de la música electrónica con ritmo dinámico. Nos dijo: 'Quiero algo que sirva de impulso y que se sitúe en primera línea de la experiencia. Quiero que impulse toda la película.’”
  “Esa era la parte divertida y luego dijo: 'Muy bien, vamos a usar eso como caja de herramientas. Utilizad la música techno como instrumentación y pensad en cómo podríamos usarla como recipiente para contar la historia en el plano emocional”, añade Reznor. "Teniendo en cuenta ese tempo, pensamos en qué partes de la música empiezan a dar la sensación de ímpetu, o de competición, o de envidia..." Fue tremendamente divertido usar esa instrumentación para que se convirtiera en el motor que ayuda a contar la historia”.
  “Esta música supuso un cambio enorme", dice Ross. “Era un gran riesgo. Luca es un director dispuesto a asumir ese riesgo y, con suerte, estábamos preparados para cumplir y superar las expectativas que había depositado en ese riesgo. Sabíamos que lo que Luca iba a aportar tendría profundidad y resonancia”.
  Mientras Reznor y Ross trabajaban con los ritmos que Guadagnino imaginaba, vieron que la música iba tomando forma de maneras inesperadas y que todo iba encajando con el ritmo de RIVALES.
  Reznor dice: “Empezamos a experimentar. Para nosotros era una forma muy diferente de trabajar porque es importante que todo se alinee y encaje con los ritmos. Pero nos sorprendió descubrir que mientras intentábamos darle sentido musicalmente, trabajando en la película y adaptando la música a lo que estaba sucediendo en la pantalla, el instinto de Luca era perfecto a pesar de ser radicalmente audaz”.
  Ross dice: “Fue muy inspirador empezar a trabajar en algo como esto y darnos cuenta de que estábamos compitiendo para mantenernos conceptualmente a la altura de lo que había imaginado el director". Es genial participar en algo así”.
  “Tuve la suerte de trabajar con Trent y Atticus en La red social, pero lo que han hecho con la música de RIVALES es algo que no creo que nadie haya visto antes”, dice Pascal. “Es extraordinaria. Es como escuchar el latido de un corazón durante toda la película. Es muy interesante y poco habitual pero funciona con la película y con lo que Luca buscaba de una manera que nunca había visto”.
  La secuencia final de la película obligó a Reznor y Ross a subir el listón musical. Sirve para llevar el partido de Challengers (en el que Art y Patrick se enfrentan cara a cara, uno en la cúspide de su fuerza y su popularidad, el otro luchando por recuperarlas) a su conclusión a través de una secuencia de tenis extraordinariamente cinematográfica que captura tanto la emoción del juego como las emociones de los personajes.
  “Esos 10 últimos minutos de la película desprenden una intensidad increíble", dice Reznor. “Teníamos que mantener el interés, subir y bajar, y luego encontrar las corrientes emocionales y la temperatura adecuadas. Fue un reto muy divertido; fue como si se descifrara el código de la película de un realizador muy atrevido y audaz que nos proporcionó un gran lienzo sobre el que pintar”.
  Guadagnino también coescribió la canción que finaliza la película, “Compress/Repress”, aunque no lo había planeado. Acaba siendo un componente más, apasionante y divertido, de la música de RIVALES.
  “Estábamos pensando en poner una canción existente al final de la película, pero me dijeron: '¿Qué te parece si escribimos una nueva canción que cierre el círculo de la película?'", dice Guadagnino. “Así que escribí una letra y se la envié a Atticus y a Trent y les dije: 'Si os gusta esta letra, ¿por qué no las usáis para la canción?' ¡Y es lo que hicieron! ¡Así que se convirtió en la primera canción que he escrito en toda mi vida!”

VESTUARIO, PELUQUERÍA & MAQUILLAJE, SETS Y MONTAJE EN LO MÁS ALTO DEL RÁNKING...
  El aspecto de la película -desde el diseño del vestuario hasta el de producción, pasando por el montaje, la peluquería y el maquillaje- contribuye a crear un mundo rico, bien pensado y detallado como es el mundo de RIVALES.
  Para vestir a los personajes de la forma en que Guadagnino los imaginó (y como dictaban la historia y el mundo de la película), el diseñador internacional Jonathan Anderson (director creativo de LOEWE y motor de su marca JW Anderson) aportó a la ropa una sensación de cuerpos en movimiento mientras se conectaban con sus deseos primitivos y profesionales y nos permite comprender la importancia de las marcas en la cultura moderna.
  "La ropa es algo fantástico, y lo que Luca comprende -y sabe entender tan bien como artista- es que realmente da una idea de quiénes somos". “Cuando ves una película de Luca Guadagnino, te cuestionas cosas de tu propia vida. Y sus películas te hacen pensar en algo nuevo, consiguen que te cuestiones aspectos emocionales de nosotros mismos o de cómo nos vemos a nosotros mismos. En lo que se refiere al diseño, pensé en cómo se puede realzar algo en una película a través de una ropa que consiga que te identifiques con el personaje. Luca es muy bueno haciendo que el público crea que siempre está en contacto visual con sus personajes. Al ver la película, creo que el público se siente como una pelota de tenis que va y viene, lanzada en torno a esta dinámica fascinante y emocionante".
  “Siempre he sido un gran admirador de Jonathan. Es una de las personas que más me inspira y también es un amigo muy querido”, dice Guadagnino. “Así que cuando surgió esta oportunidad, se me ocurrió llamarlo y preguntarle si lo haría y él aceptó. Ha sido una colaboración maravillosa y fuera de lo común, porque la inteligencia que ha aportado al proceso es sumamente brillante y profunda. Nunca intentó hacer una 'película con looks de diseño'; de hecho, analizó con mucho cuidado y profundidad estos personajes en particular y cómo debían comportarse en lo que se refiere a su aspecto para que nosotros los entendiéramos mejor”.
  “Luca es un amigo muy querido y trabajamos muy bien juntos: ¡él sabe más sobre moda que yo!" dice Anderson. “Conoce cada detalle y cada forma”.
  Guadagnino añade: “Todas las prendas de vestir encajan de forma natural con los personajes sin ser demasiado 'de diseño’. Son looks que vienen desde dentro de los personajes”.
  Las líneas temporales de ida y vuelta de RIVALES sirvieron de hilo conductor para los diseños de Anderson.
"Para las partes de la película en las que los personajes son más jóvenes queríamos que hubiera un elemento de 'obviedad': camisas Oxford y el tipo de clichés que llevaban ese tipo de chicos a finales de la primera década del año 2000, lo que se identificaba en Estados Unidos como el estilo 'preppy'", dice Anderson. “Después, a medida que avanza la historia, la perspectiva es muy diferente: Patrick es tan arrogante y seguro de sí mismo a pesar de que su posición dentro del mundo del tenis está debilitada, que su ropa pasa por una transición más suave, mientras que Tashi se convierte en su ambición, así que su look también se convierte en lo mismo. Y la ropa de Art pasa a ser como una fórmula para un tipo como él”.
  El diseño del vestuario de cada personaje implicó un intercambio de ideas y aportaciones.
“Zendaya es una magnífica colaboradora. Sabe mucho de moda y de marcas y quiere que el vestuario también diga algo", dice Anderson. “En el caso de Tashi, queríamos que la ropa fuera como 'una tarjeta de presentación' y sinónimo de victoria en ese período de tiempo. Fue fascinante trabajar con Zendaya, ver cómo está totalmente conectada con lo que cree que es necesario para articular perfectamente esas ideas. En la película, Tashi se convierte en una auténtica seductora, pero es sutil y se trasluce en la ropa. A través de ella, comprendes lo que está sucediendo en la cultura en general durante los años en que se desarrolla la película”.
  “Para el personaje de Patrick, utilicé a JFK Jr. como punto de referencia”, dice Anderson. “Yo supuse que Patrick era un personaje que había nacido en el seno de una familia muy rica, así que no le daba importancia a la ropa. Cuando JFK Jr. era más joven, en los años 80 y 90, su ropa desprendía una sencillez muy especial. Podía ponerse cualquier cosa y el atractivo sexual siempre estaba presente”, sigue diciendo Anderson.
  “El estilo formal de Patrick desprende una ausencia de formalismos”, dice Anderson. “Me pareció que no le importaba su apariencia porque, en última instancia, no es la mayor estrella del tenis, así que su aspecto se vuelve un poco ad hoc y poco cuidado. Pero si te fijas en los elementos básicos de su vestimenta, ves que lleva ropa muy gastada y muy cara, como una billetera vieja que sigue siendo muy cara, aunque se esté cayendo a pedazos”.
  El diseño de vestuario de Art Donaldson tenía otro ángulo, dice Anderson.
“Para el personaje de Art, el diseño giraba en torno a la idea de que cuando tienes éxito, tienes que enseñarlo, demostrar que tienes el control por el poder que te da de la marca que has elegido”, dice Anderson. “Recalca el apoyo de las marcas en los deportes y cómo se refleja en Tashi y Art y también nos dice quién ha conseguido el mejor contrato. Así que Art, a través del control de Tashi, está descubriendo cómo se han convertido en una pareja poderosa”.
  "Había algo en Art que me parecía una especie de trampa, de modo que su ropa se convierte en algo así como una barrera para la vida", dice Anderson. “Hay algo increíblemente higiénico en Art y su personalidad y, por lo tanto, también en su ropa; ya sea la ropa de estar por casa o la que lleva en la pista, siempre es increíblemente preciso. Tiene como un halo a su alrededor. De hecho, parece que va vestido con lo que otra gente le da, como si estuviera programado para acertar en cualquier ocasión. Y a medida que Art va haciéndose mayor y cumple los 30, parece que no tiene fuerzas para vestirse a menos que alguien lo vista”.
  “Tashi es la que toma las decisiones. Vive a través de Art como en una especie de fantasía tenística”, dice Anderson. “Así que pensé que, en vez de restar importancia a las marcas, sería interesante darles aún más importancia. Pero no  estamos hablando de 'publicidad indirecta' o 'product placement'. Es más bien ese extraño estado anímico en el que vivimos. Como si nos olvidáramos que el fondo de pantalla que nos rodea está formado por marcas. Cuando lo ves te das cuenta de lo profundo que es”.
  Los deportes y el intercambio de marcas se trasladaron a los looks de los personajes, ya que Anderson confeccionó un tapiz de diseños de vestuario y motivaciones, mezclando macrosimbolismo y microsignificado.
  “Me obsesioné con la idea de las dinámicas y las prácticas deportivas dentro y fuera de la pista y cómo cambiaba la relación entre la cultura juvenil, la ropa y el deporte”, explica Anderson. “Las marcas se han convertido en un fenómeno que nos rodea en todo momento. En última instancia, el estilo de RIVALES en términos de diseño de vestuario se centra en observar la vida y ver cómo estamos rodeados y bombardeados por todas esas cosas”.
  “Creo que hoy en día, en los deportes lo que importa es el logotipo, el 'sueño americano' de una marca”, dice Anderson. “Luca es un genio y sabe captar las sutilezas de lo que nos rodea, algo a lo que todos nos hemos vuelto inmunes, y luego las examina. Él entiende el mundo estadounidense y, en Estados Unidos, las marcas son parte del telón de fondo”.
  Para crear el mundo físico que habitan los personajes de RIVALES, la diseñadora de producción MERISSA LOMBARDO (Hasta los huesos: Bones and All, Estoy pensando en dejarlo) ha cuidado hasta el último detalle.
  “Ya había trabajado con Luca así que sabía que los detalles tenían que contar esas pequeñas historias que son preciosas porque de hecho son lo que ven los espectadores”, dice Lombardo. “En la película hay muchísimas viñetas preciosas y me gusta crear para ellas tanto como para toda la película: Contar historias a través de los pequeños detalles es tan satisfactorio como hacerlo para los más grandes. En el caso de los partidos de tenis recreamos estadios basándonos en miles de fotografías de archivo. De hecho, diseñamos y fabricamos las sillas desde cero”.
  La peluquería y el maquillaje de la película son muy naturales pero tan memorables y vibrantes como las imágenes. La tarea de KELLIE ROBINSON, jefa de maquillaje de Zendaya en RIVALES, consistió en utilizar el maquillaje para que la actriz pasara de ser una adolescente a una mujer de poco más de 30 años. Y también tuvo que utilizarlo a medida que Tashi va tomando las riendas de su relación con Patrick y Art y en el nuevo cariz que toma su carrera.
  “Nos preguntamos cómo haríamos para que envejeciera sin utilizar ningún efecto digital", dice Robinson. “Después de muchas conversaciones, tuvimos que crear un maquillaje especial para el personaje. Cuando Tashi se había pasado toda la noche llorando o estaba angustiada, cambiábamos el maquillaje. Además, pensé que cuando era una estrella del tenis adolescente debió exponerse mucho al sol, así que añadimos pecas. Y, a medida que madura y se convierte en una mujer 'pija', su rostro es más claro y brillante, ya que el personaje tiene más cuidado con el sol. Y cuando tiene problemas en su matrimonio y en su capacidad para ejercer su poder, tuvimos que ajustar la belleza natural de Zendaya”.
  “La magia está en los pequeños detalles”, añade Robinson. "A los 18 años, Tashi lleva pintalabios con un poco de brillo, algo lo que no está de moda ahora. Pero en época de la historia de RIVALES, que se desarrolla en 2007 más o menos, ese pintalabios era muy popular. Zendaya tiene un rostro con una estructura maravillosa. Pero aun así aplicamos sombra de contorno para endurecer sus rasgos y que el personaje pareciera más fuerte, tal y como exigía la historia. Tashi para aún más potente con una pizca de maquillaje. Fue un proceso de colaboración maravilloso porque Zendaya conoce perfectamente su rostro, sabe que ciertos colores pueden cambiar su aspecto y quería que todo eso se viera en el personaje. Ella conoce las sutilezas, los ángulos y las sombras, pero también confió en mí y me dio libertad para hacer mi trabajo”.
  KIM KIMBLE, estilista principal del personaje de Tashi, trabajó con Zendaya en Euphoria y sabía lo que podía funcionar en historia de RIVALES. Además Guadagnino necesitaba que Tashi fuera evolucionando.
  “Parte del diseño del pelo de Tashi consistía en mostrar cómo se vuelve cada vez más poderosa", dice Kimble. “Lleva un corte bob que es más propio de una mujer de negocios, ya que Tashi se ocupa de la carrera de Art. Y a medida que va adquiriendo experiencia el color se vuelve más claro. Cuando era más joven llevaba una trenza, ahora es más estilosa”.
  Incluso cuando Tashi lleva el pelo menos cuidado en momentos más relajados, nunca deja de tener estilo. “Con ese corte está diciendo: 'Sí, soy una jugadora de tenis fantástica, pero también soy una mujer guapísima.’ Es lo que quería transmitir cuando los personajes son más jóvenes”, dice Kimble. “Como estilistas, ayudamos a elaborar los personajes y a contar sus historias”.
  La diseñadora de maquillaje FERNANDA PÉREZ dice: “Luca siempre busca el realismo. Hay un período en el que son jóvenes y luego tienen unos diez años más. Así que tuvimos que ingeniárnoslas para que todo resultara natural y real". El peluquero MASSIMO GATTABRUSI añade: “Me interesaba que el proceso comenzara en un punto y luego, después de muchas evoluciones, regresara al primer punto donde empezamos la historia. Fue un proceso muy interesante”.
  Pérez y Gattabrusi han trabajado con Guadagnino desde los inicios de su carrera como realizador. Así que saben lo que funciona narrativamente en las historias que cuenta.
  “Tashi es una mujer muy decidida”, explica Pérez. “De hecho, ya es madura y decidida desde muy joven. Es fuerte y aunque tuvo un problema en su vida, sigue siendo fuerte. A medida que el personaje va evolucionando, su imagen se vuelve más icónica y más poderosa. Zendaya quiso llevar el pelo más rubio y más claro. Es algo que tiene que ver con el estado emocional de Tashi, sobre todo cuando es una adolescente en la película. A nosotros nos gustaba un poco más oscuro, pero Zendaya nos dijo: '¿Por qué no lo llevo más claro?’”
  Gattabrusi dice: "Trabajamos para que todo resultara creíble según las edades de los personajes”.
Según dice Pérez: "A medida que el personaje de Art va haciéndose mayor, se abren más posibilidades. A través de su maquillaje vemos que Art se ha sometido a varias operaciones estéticas. Es cierto que Art ha tenido mucho éxito, pero su cuerpo arrastra los años dedicados al tenis”.
“No queríamos utilizar prótesis”, afirma Gattabrusi. Pérez añade: "A lo largo de mi carrera he aprendido que cuanto más sencillas son las cosas mejor resultan”.
  Marco Costa, que se ocupó del montaje de Hasta los huesos: Bones and All y de la serie de Guadagnino para HBO We Are Who We Are, sabía que la dinámica y la velocidad de RIVALES exigían que el montaje tuviera un ritmo concreto.
  “Luca me dijo: 'Vamos a hacer algo muy divertido así que el montaje también debe ser divertido'”, dice Costa. “El ritmo del montaje se parece a un triángulo, acorde con el que forman los tres personajes. En esta película hay una relación sentimental triangular y el triángulo es una forma, así que intentamos crear un lenguaje de formas en el montaje”.
  “Luca me dijo: 'Quiero que el montaje sea como un edificio', y me enseñó un edificio posmoderno. Comprendí lo que quería Luca y todo quedó claro”, dice Costa. “Es una película muy sensual así que Luca y yo quisimos reflejar esa sensualidad en el montaje, a medida que la película avanza y retrocede. Tashi controla a Art y a Patrick y después, los vértices del triángulo conducen al siguiente vértice. En la película hay muchos primeros planos porque es el lenguaje que Luca quería utilizar en esta película”.
  En RIVALES, los partidos de tenis tienen un movimiento constante. Pero Guadagnino los filmó y Costa los montó de tal forma que apreciamos una evolución ya que RIVALES trata sobre cómo tres personajes fascinantes abordan los cambios, el poder y la pasión.
  “Hay un momento en el que la cámara enfoca a Art y a Patrick, aunque Tashi está mirando desde las gradas", dice Costa, "y Luca ha dicho que la secuencia final de RIVALES es una de las más complicadas que haya rodado jamás. Siempre estamos viendo a Tashi y también todos los detalles de ese partido como la pista transparente en la que los vemos desde debajo el suelo, los numerosos golpes que se suceden al final en cuestión de segundos... todo eso se cuenta a través de una geometría emocional. Es una película sexy porque vemos los cuerpos en la pista. Pero no es una película sobre deportes. Solo está ambientada en el mundo del tenis. Es una película extremadamente íntima”.
  Guadagnino afirma: "Quise que toda la historia fuera lo más 'entretenida' posible, y cuando uso esa palabra, lo digo como un arte, como algo puro porque quiero que el público se divierta viendo imágenes en la pantalla. Para mí, ese es el estilo cinematográfico más bello y puro.

logo radio directo


MOON ENTERTAINMENT LOGO PHOENIX ENTERTAINMENT

26 Abril solo en cines
RED HORN

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... FLASH GORDON