Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: Fifty Shades Darker
Año Producción: 2017
Nacionalidad: EE.UU.

Duración: 118 Minutos

Calificación: No recomendada para menores de 18 años
Género: Drama, Romance
Director: James Foley
Guión: Niall Leonard. Basado en la novela escrita por E.L. James

Fotografía: John Schwartzman

Música: Danny Elfman
FECHAS DE ESTRENO
España: 10 Febrero 2017
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
 Universal Pictures

SINOPSIS

Anastasia se ha convertido en la envidia de las mujeres que llegaron antes que ella mientras que Christian intenta salir victorioso en la lucha con sus demonios internos...

INTÉRPRETES

DAKOTA JOHNSON, JAMIE DORNAN, MAX MARTINI, BELLA HEATHCOTE, KIM BASINGER, HUGH DANCY, TYLER HOECHLIN, MARCIA GAY HARDEN, ERIC JOHNSON, RITA ORA, LUKE GRIMES, MICHELLE HARRISON, ELOISE MUMFORD, FAY MASTERSON, FRASER AITCHESON

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

EMPIEZA LA PRODUCCIÓN...
   Los seguidores de las novelas de E L James y de la exitosa adaptación cinematográfica de Cincuenta sombras de Grey se entusiasmaron al saber que las dos siguientes entregas de la colección también serían llevadas a la gran pantalla... incluso antes de lo esperado. Se decidió rodar CINCUENTA SOMBRAS MÁS OSCURAS y Cincuenta sombras liberadas simultáneamente para poder estrenarlas el Día de San Valentín de 2017 y de 2018, reduciendo un año el tiempo de espera entre película y película.
  Era obvio que las dos siguientes entregas seguirían explorando el absorbente tango romántico de Christian Grey y Anastasia Steele, pero todos los que estaban involucrados en el proyecto querían que cada película fuese una experiencia única. El equipo sabía que era vital colmar a los fans, pero también atraer a un público nuevo a estos acontecimientos eróticos propios de la cultura pop actual.
  Dana Brunetti confirma que el trío de productores siempre tuvo la intención de explorar el viaje mucho más peligroso que emprende la segunda novela de E L James: "CINCUENTA SOMBRAS MÁS OSCURAS se acerca más a un thriller. Hay suspense, amenazas, la caída de un helicóptero... además de la pareja y su romance tan especial. De pronto, la relación debe enfrentarse a obstáculos inesperados que, en su mayoría, surgen del pasado de Christian".
  Michael De Luca reconoce que le cuesta creer que han pasado tan pocos años desde que se puso a trabajar con Dana Brunetti, Marcus Viscidi y E L James para llevar la primera novela a la gran pantalla. "Este viaje en compañía de Erika y de mis otros dos colegas adquirió tintes surrealistas en ocasiones", dice. "Conseguimos hacernos con un auténtico fenómeno literario y estrenarlo a nivel mundial el fin de semana de San Valentín de 2015, y aquí estamos de nuevo. Todos hemos madurado gracias a esta experiencia; nos consideramos los guardianes de la historia de Anastasia y de Christian. No nos lo tomamos a la ligera. Añadiré que me quito el sombrero ante Erika, la única capaz de mantenernos en el buen camino mientras construíamos un mundo cinematográfico para sus personajes. Me siento muy orgulloso de ver hasta dónde hemos llegado juntos".
  E L James, que vuelve a unirse a los productores de Cincuenta sombras de Grey, añade: "Para la segunda novela, siempre supe que quería conservar las palabras 'Cincuenta sombras', funcionaban muy bien. Pero me pregunté adónde iría la segunda entrega. En este libro se descubre el porqué de la oscuridad de Christian; por lo tanto, 'más oscuras'".
  Para adaptar el guion, los productores recurrieron a la propia E L James, que trabajó con el guionista que había vivido y vive con los personajes y su creadora desde el principio, Niall Leonard, el marido de la escritora y encargado de trasladar el contenido de las atrevidas y populares novelas, con su encarnación de la sensualidad, a guiones para la gran pantalla.
  El recorrido del libro desde su impresión bajo demanda hasta el nacimiento de una de las sensaciones literarias más memorables y sorprendentes en décadas sorprendió a todos, familia y editores. "Fui la primera persona en leerlo, y Cincuenta sombras se apoderó de mí", recuerda Niall Leonard. "Erika estaba empeñada en publicarlo, era interesante y oscuro. Sabía que los seguidores se multiplicaban on line, pero incluso así, cuando se lanzó en el mundo real, no me esperaba semejante fenómeno".
  Los miembros de la familia se fueron acostumbrando a la creciente fama de E L James y a la tremenda recepción que tuvo la primera película, Cincuenta sombras de Grey, y se centraron en asegurarse de que las adaptaciones de los dos siguientes libros fueran lo más fieles posible. Niall Leonard sigue diciendo: "Erika James quería que Cincuenta sombras más oscuras y Cincuenta sombras liberadas se rodaran lo antes posible y que las adaptaciones cinematográficas respetaran las novelas. Conozco bien la obra, pero también conozco a los fans, por eso sé qué partes son las que deben incluirse porque significan mucho para Erika y sus seguidores. Tengo experiencia como guionista y adaptador, y me sentí cualificado para encargarme del proyecto. El estudio estaba de acuerdo en que condensara estas dos enormes novelas en una duración adaptada a la gran pantalla... sin perder personajes ni las partes importantes que tanto gustan a los fans".
  E L James es la primera en reconocer que colaborar con su marido para que Christian y Ana cobraran vida en otro medio era algo tan inesperado como poco habitual. "Fue una época interesante", recuerda. "Niall se encerraba para escribir antes de presentarme un borrador y dar mi opinión. A partir de este momento era cosa de los dos, hasta que nos parecía adecuado para presentarlo al estudio". Y con su habitual tono cáustico, la escritora añade: "Él defendía su adaptación, pero seguimos hablándonos, o sea que todo salió bien".
  Niall Leonard dice que puede ser extraño que la propia cónyuge sea también la editora: "Cuando le daba algo a leer, me ponía nervioso. Pero al poco tiempo la oía reírse en la otra habitación y pensaba: 'Bien, funciona, le gusta'. Debimos superar algunos obstáculos antes de trabajar juntos para revisar las primeras versiones. En ocasiones no estábamos de acuerdo en una escena y yo insistía: 'Me apetece mucho que sea así'. Y siempre contestaba: 'No es fiel a la historia'".
  Pero el guionista tuvo que hacerle una promesa a la autora antes de empezar a trabajar. "Si llegaba la hora de la verdad, ella tendría la última palabra", dice Niall Leonard. "Christian Grey no es un personaje que cae bien a todo el mundo. Es dominante, peligroso, representa todo un reto. No es fácil para él dejarse rescatar por Ana, y la única persona que le conoce realmente es Erika. Lo sabe todo de él, es su brújula, es imposible equivocarse con ella".
  El sinfín de razones para filmar ambos capítulos seguidos estaba claro para todos. En primer lugar, tratándose de la misma historia, los personajes y los ambientes son muy parecidos. En este caso, los actores y los decorados. Desde el punto de vista financiero tenía sentido rodar las dos entregas seguidas. El productor Marcus Viscidi dice: "Una razón aún más importante que la económica era que los actores y el director James Foley dispusieran de los dos guiones para entender en qué dirección iban los personajes, cómo empezaba y acababa todo. El proceso de filmación fue mucho más fluido".
  Cuando James Foley decidió aceptar el reto de rodar ambas películas seguidas, se unió a lista de los contadísimos realizadores que han hecho algo semejante. El productor Dana Brunetti recuerda cómo ocurrió todo: "Aún no habíamos decidido quién sería el nuevo director, pero ya hablábamos de la posibilidad de rodar a la vez CINCUENTA SOMBRAS MÁS OSCURAS y Cincuenta sombras liberadas. Conocía a James por la serie "House of Cards". Era el director de la mayoría de capítulos de la primera temporada y había liderado la serie".
  No solo el productor era un fan del trabajo de James Foley para la cadena Netflix, también había visto muchos de los largometrajes del realizador. "Éxito a cualquier precio es una de mis películas favoritas. Nos reunimos con él y vimos que sus ideas para la película eran fantásticas", explica Dana Brunetti. "Después hablamos con otros muchos directores para CINCUENTA SOMBRAS MÁS OSCURAS y confeccionamos una lista. Luego empezamos a hablar de rodar las dos películas a la vez. Habíamos rodado así gran parte de "House of Cards"; o sea, dos episodios seguidos, y convencí a todos de que debía ser James, no solo por su experiencia en la serie, sino por la enorme comprensión que demostró tener de las novelas y de cómo debían plasmarse en la pantalla".
  Marcus Viscidi llegó a la misma conclusión que Michael De Luca, E L James y Dana Brunetti: "Necesitábamos a alguien que imprimiera un estilo fuerte, seguro y elegante a la dirección de actores. Durante nuestra primera conversación con James Foley, nos dijo que quería abrir la película. Le gustaba la primera, le había parecido buena, sexy y provocadora, pero pensaba que los personajes debían estar más claramente en el mundo real y Seattle debía verse más para que los personajes interactuasen con el mundo que les rodea".
  El realizador explica por qué le interesaba participar en la franquicia: "Cincuenta sombras es un desafío a las películas de género. Es una mezcla rebosante de elementos dramáticos, románticos, de fantasía para obtener un brebaje muy especial, con un toque muy particular".
  No es la primera vez que el cineasta se enfrenta a la adaptación de una obra famosa, pero en esta ocasión sentía una conexión especial con los personajes creados por E L James. "Siempre me ha interesado el realismo psicológico, las películas y dramas con una complejidad psicológica", explica. "Al leer los tres libros, me di cuenta de que era un espléndido estudio en esa especialidad, sobre todo de Christian, pero también de Ana. Su recorrido me interesó, sobre todo la forma en que interactúan sus personalidades y acaban fundiéndose en el transcurso de las tres novelas. Para mí, la evolución de los personajes es lo más importante".
  El realizador y la autora-productora no tardaron en entablar una armoniosa relación. "Erika nos explicó claramente el arco dramático y cómo deseaba que se desarrollaran los personaje de Ana y Christian en las dos películas", dice Marcus Viscidi. "James se ciñó a la información dada por E L James, le dio la vuelta e imprimió su propia visión a la historia. Fue una gran relación profesional, y Erika confió plenamente en él desde el principio".
  James Foley se refiere a uno de los elementos clave a la hora de trabajar con E L James; es más, uno de los elementos clave para que cualquier rodaje funcione: "Ha sido genial, nos hicimos amigos desde el primer momento. Los dos transigimos, tanto Erika como yo, pero la película no transigió. Sacamos lo mejor del talento de ambos. Siento un profundo respeto por las tres novelas; su magia ha funcionado con muchísima gente. Mi intención era trasladar dicha magia a la pantalla, y fue maravilloso contar con la presencia de Erika. Siempre me apoyó y respetó mis decisiones".

EL REGRESO DE LA INUSUAL PAREJA...
  En 'Cincuenta sombras de Grey', el público conoce al multimillonario empresario Christian Grey y a la joven universitaria Anastasia Steele, pero el contenido de las dos entregas siguientes es totalmente inesperado.
  Marcus Viscidi compara el primer capítulo a un despertar, mientras que los otros dos estudian en profundidad las motivaciones que animan a los dos protagonistas y al mundo en que viven: "El personaje de Dakota en CINCUENTA SOMBRAS MÁS OSCURAS debe entender qué le hace desear a Christian más allá de que sea un hombre apuesto. De hecho, empieza a sentir ganas de estar con él en la Sala Roja y experimentar con una sexualidad de la que aún dudaba en la primera película. Ahora le toca reflexionar acerca de qué la motiva y si quiere participar al nivel que le pide Christian".
  Después de superar el torbellino que representó el lanzamiento de Cincuenta sombras de Grey, Jamie Dornan y Dakota Johnson se sumergieron en el reto que representaba el rodaje de dos películas de la talla de CINCUENTA SOMBRAS MÁS OSCURAS y Cincuenta sombras liberadas. "Hemos sido testigos de una evolución extraordinaria por parte de Jamie y Dakota", dice Michael De Luca con admiración. "Aterrizaron en el ambiente exclusivo de una pareja icónica en el que debían comportarse con mucha intimidad... mientras todo el mundo les observaba y comentaba su comunicación gestual. Encarnar a Christian y Anastasia representaba una tarea hercúlea que habría podido con muchos actores, pero se enfrentaron a ella y superaron todas las dificultades. Me sigue deslumbrando el esfuerzo que han realizado así como la capacidad de ambos para plasmar pequeños matices y comunicar pasión".
  El actor se alegró mucho cuando supo que James Foley iba a dirigir la película: "Siempre es duro incorporarse a una maquinaria que ya está en marcha, honrar el trabajo anterior, hacerse con el timón y la dirección".
  Jamie Dornan reconoce que le gustó la franqueza del realizador: "La primera vez que hablé con Foley fue por Skype y dejó muy claro que quería llegar al fondo de los personajes. Le interesaba darles más cuerpo y no limitarlo al sexo. Sabía que no se trataba de eso, pero muchos otros sí podían pensarlo. Le importaban sus sentimientos. No es fácil para un actor encarnar a un personaje al que se describe como 'impenetrable' en la novela. Pero Foley estaba empeñado en mostrar a un personaje de verdad, para lo que debimos construir a Christian y explicar su comportamiento".
  Lo mismo pasó con Dakota Johnson, que decidió volver a leer la segunda y tercera entregas antes de empezar a rodar. "CINCUENTA SOMBRAS MÁS OSCURAS profundiza mucho más en quiénes son realmente estas dos personas", dice. "Nos muestra que recorren un camino tortuoso y tumultuoso, que no son personajes sencillos. No todo es color de rosa, ni mucho menos. Hay sombras muy oscuras. En ningún momento se endulzan las duras realidades de la relación entre ellos dos. Creo que sea cual sea la relación, hay algo de universal en los momentos difíciles de una pareja, y en este caso no importa que los de Anastasia y Christian sean tan peculiares".
  La actriz estaba emocionada con la idea de volver a encarnar el personaje de Anastasia: "Nunca había participado en un proyecto tan largo ni me habían dado un papel tan importante. Me parece un gran honor tener la oportunidad de contar la historia de esta joven en la gran pantalla. Ha sido toda una experiencia; en ocasiones reveladora, en otras emotiva, dura, oscura y difícil. Pero también ha habido momentos de mucha alegría, de risa y de afecto. Una experiencia envolvente que me ha hecho madurar como persona. Por muy duro que haya sido rodar estas películas, nunca me he arrepentido de haber aceptado el papel y no cambiaría nada de la experiencia".
  Contar con la presencia de la autora en el plató ayudaba a todo el equipo a conocer a los personajes. Dakota Johnson dice que se perdió pocas veces durante el largo proceso y que sabía "dónde" estaba su personaje en todo momento. Y añade que E L James describió "la evolución de Anastasia a la perfección en los tres libros. Me facilitó mucho la tarea de interpretar a mi personaje".
  Dakota Johnson también reconoce que tuvo mucha ayuda de la única persona que sabe realmente por lo que pasó durante el rodaje. "Confío plenamente en Jamie", dice. "Es honrado, maravilloso, divertido y lleno de talento. Nuestra amistad se basa en la confianza mutua y empezó porque vio que yo necesitaba que me protegiera. Me ayudó mucho cuando me sentía incómoda. Si las cosas llegaban a un nivel emocional que no podía controlar, lo leía en mi rostro y conseguía protegerme. Aprendimos mucho el uno del otro y confío en él ciegamente".
  Jamie Dornan no se queda atrás y añade que algo les une de por vida: "Después de la primera película, la presión y las expectativas que generó, hemos alcanzado un punto donde somos muy espontáneos en nuestra relación. Lo genial de la relación con Dakota es que solo ella entiende lo mal que lo paso y solo yo entiendo lo mal que lo pasa ella. Nos necesitábamos mutuamente durante todo este proceso. Hubo momentos en los que realmente no fue fácil, se nos pedía mucho en cuanto a lo físico, sobre todo a ella, y llevaba mucha menos ropa que yo. Para estas escenas hace falta actuar con alguien que lo entienda y que haya estado desde el principio".
  Ambos intérpretes disfrutaron con la posibilidad que se les ofreció para profundizar en sus personajes y aportarles una dimensión más allá del sexo. Hablando de la progresión de la historia, Jamie Dornan dice: "Mucha gente cree que estos libros solo tratan de sexo porque no los han leído a fondo o porque se basan en lo que se dijo con la publicación del primero. Incluso si aceptamos que el sexo ocupa un lugar importante en la historia, CINCUENTA SOMBRAS MÁS OSCURAS va por otra tangente muy satisfactoria para un actor. Es agradable saber que dispones de dos películas para desarrollar otros aspectos de la historia y sacar a la luz lo que no pudo mostrarse en la primera. Es verdad que se nos exigió mucho más, pero también fue muy gratificante".
  Christian es cada vez más abierto con Anastasia y descubrimos que no ha superado los traumas de la infancia que le impiden sentir empatía hacia los demás. No es fácil acercarse a él y no sabe tener una relación "normal" con los demás, aunque quizá es lo que más desee. Acepta cambiar por Anastasia. Quiere ser el hombre que ella ha descubierto en él, pero es terriblemente difícil debido a los horrores por los que pasó siendo niño. Y tal como nos revela E L James al presentarnos a la oscura Elena, no todo es lo que parece.
  El mayor secreto de Christian es que su perentoria necesidad de dominar y controlar a sus compañeras procede de las heridas psicológicas que le han estigmatizado con la etiqueta de "sádico". "En un momento dado se sugiere que quizá sea un sádico", explica Jamie Dornan. "Hay una escena en la Sala Roja donde dice que no lo es, o quizá no quiera reconocerlo. Pero entonces dice que algo le paso y que ese algo va más allá de los límites normales. Estar con un hombre dominante es una cosa, pero Ana no está dispuesta a salir con un sádico. Christian debe descubrir si realmente lo es para poder cambiar".
  El hombre que lideraba el rodaje agradeció trabajar con dos actores que se preocupaban el uno del otro tanto como de su interpretación. "Soy el director con más suerte del mundo", dice James Foley. "Desde el primer día de rodaje hasta el último en París, no hubo un solo momento de fricción entre Jamie y Dakota. Es algo muy poco habitual entre dos actores que están juntos en casi todas las escenas de la película. Siempre hay un momento en que uno está de mal humor o que no le gusta lo que hace el otro. Pero no hubo nada así en este rodaje. Tienen una relación muy cómoda, llena de humor y risas".

VIEJOS CONOCIDOS Y NUEVOS POR CONOCER...
  Uno de los personajes de más importancia en Cincuenta sombras de Grey es una mujer a la que nunca vemos, pero la marca que ha dejado en Christian irradia y afecta a todos los que se acercan a él. Ana suele referirse a ella con cierto sarcasmo y la llama "Sra. Robinson", en referencia al personaje de Anne Bancroft en la famosa película El graduado, que seduce a un hombre mucho más joven que ella, interpretado por Dustin Hoffman. Esta amiga de la madre de Christian le atrae a su cama y a su mundo cuando solo tiene quince años.
  El personaje, llamado Elena Lincoln, también es parte de CINCUENTA SOMBRAS MÁS OSCURAS, y quién mejor para dar vida a esta enigmática mujer que la distinguida y oscarizada actriz protagonista de otro oscuro romance que sorprendió y causó sensación en su época, Nueve semanas y media.
  Marcus Viscidi habla de la brillante intérprete: "Kim aportó una visión muy específica después de hablar con James Foley, y fue absolutamente increíble. Los espectadores se quedarán atónitos ante los matices que imprime a su papel y la tensión creciente que consigue hacer palpable. Nunca se sabe hasta dónde es capaz de llegar en lo que se refiere a Christian. Hay un momento tremendo".
  El guionista Niall Leonard se enfrentó a un personaje depredador con bastante regocijo: "Lo pasé muy bien con el personaje de Elena porque está inmensamente segura de sí misma. Es sexy, experimentada, inteligente y exitosa, todo lo que Ana siente que no es, y por eso le intimida. Ana se siente empequeñecida y amenazada por su presencia. Tener a Kim Basinger para el papel es un sueño hecho realidad porque aporta un nivel de sofisticación único".
  El director habla de cómo fue trabajar con la actriz: "Nos reunimos con Kim y vimos que es la mujer más agradable del mundo. Sentía una gran curiosidad por el personaje y estaba impaciente por empezar. Es genial trabajar con ella. Decía cosas como: 'Puedes cambiar cosas en medio de la toma. Si se te ocurre algo, grítamelo y cambiaré de rumbo'. Solo una intérprete genial se abre tanto a un director. Llegó a Seattle y trajo el glamur de Hollywood al plató. Es una auténtica estrella, pero también es automáticamente creíble en el momento que pisa un plató.
  Parte de la desconfianza que Ana siente por Elena proviene del hecho de que no entiende, al principio, que Christian la necesite. Christian es un solitario por naturaleza y no tiene un círculo de amigos habituales; se apoya en la gente que conoce desde hace años y en la que cree poder confiar. Elena es una de esas personas. De hecho, es copropietaria con Christian de un negocio, la lujosa peluquería Esclava. Sin embargo, Christian quizá se equivoca creyendo que Elena sigue siendo su amiga cuando ve que su relación con Anastasia es más profunda de lo que pensaba. Solo una persona conoce las motivaciones de Elena, y es la propia Elena.
  Christian tiene un pasado doloroso lleno de fantasmas. El guionista Niall Leonard habla de otro personaje que regresa del pasado: "Leila simboliza lo que Ana podría llegar a ser en un futuro, y verlo le asusta. Si no consigue 'rescatar' a Christian, si le pierde, quizá se convierta también en una mujer sin rumbo con un pasado roto y sin futuro. Leila regresa convencida de que puede reconciliarse con Christian, pero se da cuenta de que todo lo que creía saber de él ya no existe porque Ana ha cambiado las reglas. Considera que Ana es un obstáculo entre ella y sus sueños".
  "Leila es todo lo que Ana no es, no puede ser y no quiere ser para Christian", puntualiza E L James. "No le van las mismas cosas que a Leila. Pero en un giro inesperado, Christian no desea estar con Leila, sino con Ana".
  La actriz australiana Bella Heathcote encarna al complejo personaje y habla con refrescante candor de la razón por la que aceptó el papel: "Quería participar. Es un fenómeno mundial y me fascinaba. Además, no suelen darme este tipo de papeles, pero estaba convencida de que podría hacer algo interesante. Sentía curiosidad por explorar el personaje dentro del mundo de la película, era un auténtico reto. Y me encantaba la vertiente de thriller de la historia. El peligro no es solo sexual, Leila también es una amenaza en la vida de Anastasia".
  Bella Heathcote reconoce que al principio se sintió algo estresada al tener que encarnar a un personaje delante de su creadora, pero que no tardó en superarlo: "Me encantó que Erika estuviera en el plató y aceptara que yo fuese Leila. Al fin y al cabo, el personaje es suyo. Pero también me lo pasé muy bien con ella en el plató. No hablamos antes de empezar. Pensé que si me equivocaba, ya me lo diría. Después de una de las primeras escenas, se acercó a mí y solo tuvo palabras amables. Me sentí muy bien y pensé: 'Genial, ¡voy por el buen camino!'"
  Antes de que Christian vuelva a entrar en la vida de Ana, esta conoce a alguien que quizá, a primera vista, pueda ser una alternativa aceptable al Sr. Grey. Se trata de su jefe, el editor Jack Hyde. Niall Leonard explica el papel de Jack en esta entrega: "Hyde es el Sr. Guapo, el Sr. Elegante. Es apuesto, inteligente y ocupa el puesto con el que Ana sueña. A todas luces, podría ser el hombre perfecto. Ahora bien, superar a Christian Grey no es sencillo y nunca llega a su altura. Durante la preproducción, mientras trabajábamos en el guion, se habló mucho de un triángulo amoroso entre Ana, Christian y Jack. Efectivamente, hay un triángulo amoroso, pero solo existe en la cabeza de Jack. Cree que puede aspirar al título, aunque nunca ha tenido la más mínima oportunidad".
  Para este papel clave, los productores y el director recurrieron a Eric Johnson, conocido por el papel del Dr. Everett Gallinger en la serie "The Knick". Hablando del trabajo del actor canadiense, E L James dice: "Jack Hyde anuncia la tormenta por llegar, y tuvimos mucha suerte de que el maravilloso Eric le encarnara con una interpretación fantástica. Es alto y guapo, pero también saca una vertiente incómoda que deja entender que podría hacer mucho daño. Es absolutamente inimaginable que Eric haga algo siniestro porque es una bellísima persona, pero puede hacernos creer lo contrario. Es un pelín demasiado alto para mi gusto, es lo único que puedo reprocharle".
  Dakota Johnson habla del personaje de Jack Hyde: "Una de las peores trampas al encarnar al malo es olvidarse de que es un ser humano. Lo difícil es encontrar el lado humano en una persona que dice y hace cosas que te repelen moralmente. Me parece divertido explorar esos caminos, se simpatiza con las personas que se equivocan de camino, en general debido a sus circunstancias. Tampoco voy a decir que esto excuse su comportamiento, pero debo esforzarme en entender a la gente. Forma parte de mi trabajo. Es fácil entender y admirar a las personas justas, pero ¿cómo se humaniza a alguien que hace cosas horribles?"
  Durante su primera reunión, el director y el actor no tardaron en descubrir que coincidían en su enfoque. "Cuando hablamos del personaje, comprendí enseguida que íbamos en la misma dirección", dice Eric Johnson. "Hyde es un tipo manipulador, un controlador que lo quiere saber todo de los que le rodean. Cuando no lo consigue, se enfurece, reacciona violentamente o fastidia a la persona que se le resiste, como un niño malcriado. Hablamos de esta faceta muy al principio y me ayudó a construir el papel".
  En CINCUENTA SOMBRAS MÁS OSCURAS también regresan las mujeres que sirven de ancla a las vidas de Anastasia y de Christian. Nos referimos a Marcia Gay Harden, como la madre de Christian, a Rita Ora, su hermana, y a Eloise Mumford, la mejor amiga de Ana.
  Marcia Gay Harden dice que aceptar un papel en la primera película significó ser parte de un auténtico acontecimiento. "No se trata de una pequeña película independiente; en cierto modo, es una especie de corporación. Me interesa llegar hasta la parte más pequeña de la historia, lo más personal dentro del evento. En la primera entrega, mi trabajo era presentar a una mujer elegante y maravillosa incapaz de ver algunas de las facetas de su hijo. No sospechaba la existencia de las vertientes más oscuras de Christian. Pero ya es hora de que abra los ojos y tenga el valor de aceptar a Ana en su vida". La actriz no oculta que disfruta mucho siendo parte del fenómeno. "Me encantó que en las redes sociales me llamaran 'mamá Grey' casi inmediatamente".
  Rita Ora se sintió atraída por el parecido del papel con su vida: "Soy muy parecida a Mia. Ninguna de las dos nos callamos. Mia tiene tendencia a incomodar a su familia y Christian siempre le pide que se calle. Mia suele salirse con la suya. Lo que más me gusta esta vez es que me han cambiado de look. A esa edad se pasa por diferentes fases, y ahora viste más como yo en la vida real".
  Eloise Mumford reconoce, riendo, que su personaje se ha metido en su vida: "Mucha gente me para en la calle y me pregunta: '¿No la he visto en alguna parte?' Sé inmediatamente que han visto la primera película y sienten que me conocen porque me han visto en la pantalla con Dakota. Me parece un tremendo cumplido. Sobre todo porque muchas veces me sorprende que hayan visto la película, pero les parece que somos amigos porque me han visto en la pantalla".
  Christian no tiene tantos amigos como Ana, ni mucho menos, pero cuenta con un par de personas, entre las que está Taylor, su fiel y algo misterioso guardaespaldas y conductor, al que vuelve a encarnar Max Martini.
  Esta vez, los productores estaban encantados de dar la bienvenida a más personajes secundarios que amplían la historia y la hacen más atractiva para los espectadores que aún no hayan visto Cincuenta sombras de Grey.
  Están convencidos de que incorporar a más personajes les permite llegar a un mayor abanico de público, tanto femenino como masculino. "Los espectadores fieles ha leído las novelas, pero mucha gente no las conoce", explica Marcus Viscidi. "Intentamos atraerles a las salas incorporando más acción, peligro y trama a la historia. CINCUENTA SOMBRAS MÁS OSCURAS es una película en torno a una pareja cuya relación progresa a pesar de los obstáculos - algunos del pasado, otros del presente - que deben superar. Es una historia dramática con una dirección. Y no es necesario haber visto la primera entrega para disfrutar de esta".
  Marcia Gay Harden cree que otra de los grandes atractivos de la película está el reparto. "Dakota es un genio convirtiéndose en lo que llamamos 'la chica de la casa de al lado'. Además de una preciosidad, es única, ¿verdad? En un segundo puede transformarse en una chica normal que entra en este maravilloso mundo de fantasía. Jamie no es para nada el chico de la casa de al lado. Se le da muy bien ser algo especial, pero basta con que estén juntos para que las mujeres piensen: 'Podría ser yo'. Y funciona".

LA CONSTRUCCIÓN DE UNA HISTORIA MÁS OSCURA...
  Gran parte de la fantasía de la trilogía está anclada en el look elegante y moderno, aunque realista, escogido por el brillante equipo de departamentos clave encabezados por el director de fotografía John Schwartzman, el diseñador de producción Nelson Coates, la diseñadora de vestuario Shay Cunliffe, la decoradora Carolyn "Cal" Loucks y el director de atrezo David Dowling, entre otros. Todos se encargaron de transformar las palabras escritas en una realidad cinematográfica.
  E L JAMES se quedó admirada ante el equipo capitaneado por James Foley y le agradece su exigencia de un diseño guiado por la novela. "Cuando James y yo nos conocimos, nos llevamos bien inmediatamente", dice la autora. "En un momento dado de la conversación me dijo: 'Siempre acabaré volviendo a los libros'. Hemos tenido intercambios maravillosos y ha sido un auténtico placer verle trabajar. Es de esas personas que reúnen al equipo perfecto y no se meten constantemente en lo que hacen. Estaba decidido a que los decorados fueran una parte importante de la película. Entre todos crearon un mundo maravilloso".
  La autora y productora disfrutó con su doble papel durante el rodaje: "Me encantó poder decir: 'No, la manta de Christian cuando era niño no es así. Tiene que ser...' Y al cabo del rato, alguien del departamento de atrezo aparecía con la manta exacta. Ha sido un proceso fascinante. Y un enorme privilegio estar en el plató y ser parte de todo esto".
  Como parte del equipo decidido a ampliar la visión de la trilogía, Marcus Viscidi hizo algunas sugerencias que podían parecer exageradas. Por ejemplo, cuando sugirió contratar a John Schwartzman, la reacción fue: "¿El mismo que rodó Armageddon, Pearl Harbor y La Roca?" A lo que contestó: "Bueno, veamos toda su carrera. También acaba de rodar una pequeña película con Naomi Watts titulada The Book of Henry y se ocupó de la fotografía de Al encuentro de Mr. Banks. Pero es más que todo esto, en CINCUENTA SOMBRAS MÁS OSCURAS y Cincuenta sombras liberadas hay suspense, tensión y aventuras a una escala mucho mayor que en la primera. Por eso necesitamos a alguien como John, con experiencia en películas importantes".
  Basándose en el mundo que conocimos en Cincuenta sombras de Grey, los equipos de diseño se esforzaron en abrirlo, darle más profundidad y amplitud para que tuvieran cabida las dos siguientes entregas, cuyas historias son mucho más grandes. Para empezar, CINCUENTA SOMBRAS MÁS OSCURAS transcurre a finales del invierno y a principios de la primavera. Los tonos, colores y texturas de la temporada se prestan a una historia más sombría que deja entrever peligros escondidos por los cielos nublados y por una ropa más gruesa y oscura.
  Uno de los mayores cambios tiene que ver con un decorado conocido por los espectadores, el ático de Christian. Había que dar más carácter al entorno escogido por el multimillonario de 29 años. Se retocaron zonas que ya se habían visto en la película anterior dándoles un toque más de diseño, más masculino, a través de texturas y colores más oscuros. Se reemplazaron los muebles, los cuadros y los objetos, así como la escalera. No se trataba de cambiar el aspecto de los espacios conocidos por los que vieron la primera película, sino de adaptarlos. Según Marcus Viscidi: "Sigue siendo el mismo piso".
  También se representa en la pantalla el misterio patente en la segunda y tercera novelas de E L James. Los espectadores descubrirán espacios prohibidos hasta la fecha de la fortaleza privada de Christian, donde se ven otras facetas suyas. Se construyeron y añadieron más habitaciones, como por ejemplo un estudio, una biblioteca y sala de billar, una bodega y un gimnasio... que incluye un antiguo aparato, un caballo con arcos, para añadir un toque sensual.
  El diseñador de producción Nelson Coates dice: "Los cambios que más se notan en CINCUENTA SOMBRAS MÁS OSCURAS son las texturas, los colores oscuros y suntuosos. Nos hacen sentir que vemos a los personajes a otro nivel. Conseguimos unos muebles preciosos de Minotti en Italia para el ático; cambiamos algunos cuadros para que estuvieran más acorde con el gusto de Christian; por ejemplo, de artistas de la costa noroeste del Pacífico y también de más al sur".
  "Quería que el salón del ático fuera más interesante y por eso añadí una bodega detrás de las escaleras", sigue diciendo el diseñador. "También construimos nuevos espacios, como la biblioteca y sala de billar, y el estudio de Christian. La biblioteca es perfecta porque crea un lazo entre Ana y Christian. Los dos adoran leer y los dos se interesan por la historia. Cuando Ana descubre ese espacio, es una oportunidad para afianzar su relación".
  Cuando tuvo que llenar las estanterías de la biblioteca, la decoradora Carolyn "Cal" Loucks aprovechó para ofrecer pistas acerca de lo que lee y colecciona Christian, incluso con toques de humor. No tiene nada que ver con la trama, pero incluyó un libro de 372 páginas que recopila fotografías bastante explícitas realizadas alrededor del año 1900, así como dibujos de juguetes para adultos y otras cosas por el estilo.
  Cada objeto se escogió por una razón. "Todo comunica una sensación táctil; no solo es lujoso, también muy sensual", explica la decoradora. "Los cuadros quizá hagan una referencia más directa al lado oscuro del personaje, así como a su gusto por las formas femeninas. Es un hombre que adora a las mujeres y eso se nota mucho en lo que colecciona". Un ejemplo de esto último es el juego de ajedrez diseñado por la artista Kelly Wearstler, hecho de piezas de bronce con baño de oro que cuesta 17.000 dólares. Las piezas clásicas han sido sustituidas por pequeñas esculturas de partes del cuerpo, como labios, manos, piernas y torsos. El precioso juego es totalmente funcional, además de una obra excitante.
  Algunos cuadros son de artistas conocidos, como America Martin y Edvard Munch, dando a entender que Christian posee una amplia colección de arte y cambia regularmente la decoración del ático. Otros cambios no son tan obvios. En una escena, un grupo de personas esta delante de un televisor en el piso de Christian. Todos estaban de acuerdo en que un televisor no era un objeto que encajara con la decoración y tampoco podía estar en un armario. Solución: la pantalla superplana baja del techo delante de la chimenea. Cuando ya no es necesaria, basta con pulsar el botón del control remoto para que desaparezca. Otro cambio que no tiene nada que ver con el estilo de vida del Sr. Grey sirvió para facilitar el trabajo del equipo de rodaje: con el fin de que las cámaras tuvieran sitio, parte del suelo podía desmontarse.
  La mesa de billar da el toque masculino, concretamente una Brunswick Centennial fabricada inmediatamente después de la II Guerra Mundial que Carolyn Loucks se encargó de buscar. Este artículo reservado a coleccionistas es un auténtico ejercicio de diseño Art Déco con brillantes líneas metálicas. El diseñador de producción Nelson Coates lo compara a un coche con "esas preciosas aletas de aluminio en la base". Dado que un espacio tan liso podía dar ideas para otros usos, se cubrió con gomaespuma del mismo color para proteger la valiosa pieza y ofrecer mayor comodidad a los actores durante las escenas románticas.
  Para dar mayor realismo al ambiente en el que viviría un multimillonario, la decoradora se sacó varios trucos de la manga. Con una sonrisa, dice: "No dispongo del presupuesto de un multimillonario, pero tengo unos cuantos trucos para que mis presupuestos funcionen. Por ejemplo, toda la iluminación de la mesa de billar en la biblioteca fue realizada a mano por un increíble miembro del equipo. Muchas de las lámparas del ático, como la que está encima de la mesa del comedor, están hechas a mano. Pero el armazón son woks comprados en tiendas chinas y transformados en lámparas alucinantes".
  Algunos de los objetos más espléndidos fueron obra de Nelson Coates, entre ellos el reloj colgado encima de la chimenea de la biblioteca. Hecho de caoba y aluminio, podría alcanzar los 81.000 dólares en una tienda. Carolyn "Cal" Loucks diseñó los bancos de la biblioteca, recubiertos de un tipo de vinilo llamado Kravet.
  Otro truco es alquilar piezas, como cuadros y alfombras, muy caras. Los marchantes suelen aceptar un alquiler temporal porque les interesa que sus piezas aparezcan en una película, y más aún en un mundo tan lujoso como el que habita Christian Grey. El equipo de decoración construyó, alquiló, pidió prestado y compró objetos en países tan diversos como Italia, Holanda, Nepal, Nueva Zelanda, España y Taiwán, así como en ciudades de Canadá y Estados Unidos.
  Jamie Dornan reconoce que fue maravilloso disfrutar de tanto lujo durante unas semanas: "El mundo de Christian es más cálido, más asequible, pero sigue siendo grandioso. Incluso así, ahora está más cerca de un hogar. Si yo fuese rico, tendría una sala de billar como esa. Es una habitación cómoda, donde se puede beber una cerveza de malta y disfrutar de un buen puro mientras se lee un libro. La decoración es austera, pero el espacio me gusta".
  Christian no es el único en disfrutar de nuevos espacios donde moverse. El diseñador de producción Nelson Coates explica que "el vestidor de Ana es algo muy especial que ninguno de nosotros tendremos nunca. Colocamos muchos elementos que parecen reales, como si de verdad los usara. Su armario mide lo mismo que mi salón, es un poco exagerado tener un armario tan grande".
  El espacio también sirve de referencia visual para ver cómo progresa Ana. La  primera vez que aparece, vemos ropa y complementos escogidos por Christian para sus relaciones anteriores. La segunda vez es más personal y se nota que muchas cosas pertenecen a Ana, desde la ropa interior a los sombreros de ala ancha y las gafas de sol. Nelson Coates trabajó con la diseñadora Shay Cunliffe y con Carolyn "Cal" Loucks para realizar la transición. También se ve un juego de maletas de Rimowa haciendo referencia a los viajes, una pasión que comparte la pareja. Otra pieza del vestidor es un biombo, diseñado por Nelson Coates, hecho de un policarbonato resistente a impactos llamado Lexan y de vinilo sobre un armazón de aluminio.
  Además del exterior y las zonas más privadas, es decir, el jardín trasero de la mansión familiar de los Grey, la Sala Roja del ático de Christian y las otras habitaciones, también se amplió su sanctasanctórum.
  E L James habla del romance entre Ana y Christian: "Cuando la gente joven se enamora suele experimentar bastante, que yo recuerde. Muchas personas se miran demasiado el ombligo, yo decidí escribir una historia. Ana cree que no está a la altura de Christian. Christian está convencido de que no está a la altura de Ana, pero eso no es obvio para todo el mundo, solo lo es para Christian porque lo siente así. Lo que más me gusta es observar cómo crece el personaje de Ana, porque al principio es una universitaria tímida, pero en CINCUENTA SOMBRAS MÁS OSCURAS descubre lo que significa vivir con Christian y empieza realmente a ser ella misma".
  "Hay altibajos, momentos de control y de descontrol entre ellos dos", explica Dakota Johnson. "En la primera película, Anastasia es bastante ingenua, virginal y dulce. A través del amor que siente por este hombre, de la exploración que representa, y también porque adquiere autoridad profesionalmente y se siente más cómoda con su sexualidad, descubre que puede ser fuerte y poderosa".
  Y un lugar donde Ana empieza a ejercer un mayor control es en la Sala Roja. "Lo que ocurre en la Sala Roja ya no es exactamente lo que desea Christian", dice Jamie Dornan. "A veces van a la Sala Roja porque Ana se lo pide, algo que nunca ocurría en la primera película. Ahora él no impone todas las condiciones".

TODO VUELVE A ENCENDERSE: CAMBIOS EN EL VESTUARIO...
  La visualización más inmediata, cuando se cuenta una historia cinematográfica, siempre ha sido el vestuario. "Hablemos de Christian, por ejemplo", dice Marcus Viscidi. "Shay nos mostró una serie de prendas que demostraban que había madurado emocionalmente sin por eso perder el toque actual. Para el personaje de Anastasia era de suma importancia que la transición entre la primera película, en la que es una universitaria trabajando en una ferretería para pagarse los estudios, y CINCUENTA SOMBRAS MÁS OSCURAS, donde tiene un puesto en una editorial, fuese muy clara. También se siente más cómoda, más segura de sí misma, de sus deseos".
  La actriz Dakota Johnson está de acuerdo con el productor: "En CINCUENTA SOMBRAS MÁS OSCURAS, Ana se siente un poco como el último mono en su trabajo. Está en una fase de transición, es un momento incómodo e intenta descubrir cómo debe vestirse la asistente del editor. Descarta los trajes. ¿Vaqueros, pantalones de algodón? Pero le parece demasiado informal. Entonces, ¿vestidos? Hay muchos tipos de vestidos, pero queríamos ser realistas. Además, su estilo cambia a medida que descubre su cuerpo. Por lo tanto, el vestuario de Ana depende mucho de dónde estamos en la historia".
  La primera vez que Dakota Johnson y la diseñadora Shay Cunliffe se reunieron, enseguida coincidieron en muchos puntos cuando la actriz le enseñó su book de prendas en Pinterest. La diseñadora lo explica: "Me esforcé en que toda la ropa tuviera un tono sensual que incrementara a medida que el romance florece. A veces, algunas prendas se ven en una escena y vuelven a aparecer en un momento seductor en otra escena posterior, por lo que debían funcionar en un entorno de trabajo y para una cita nocturna. Tuve en cuenta muchos elementos; por ejemplo, ¿se quita con facilidad este vestido? Hay ropa difícil de quitar, no queda bien luchar contra un suéter. Pero basta con desabrochar un botón de otras prendas para que caigan con gracia".
  El enorme vestidor de Ana contiene ropa de lujo diseñada por Dolce & Gabbana, Dior Paris, Zac Posen, Pucci, Armani, Diane von Furstenberg, Phillip Lim, Allsaints, Isabel Marant Etoile, Vince, Carolina Herrera, Boss, Fendi, BCBGMAXAZRIA, Teri Jon, Missoni Italy, Valentino, Michael Kors y Richard Tyler... y nos dejamos unas cuantas firmas sin mencionar.
  Jamie Dornan también se alegró de que su personaje no se limitara a trajes exquisitos y caros: "Queríamos que pareciera más relajado cuando no está trabajando. Obviamente, nunca lleva ropa barata, pero más informal, más normal. Le da un toque más humano, lleva algo cómodo como el común de los mortales. Se trataba de encajar más dentro de la sociedad que le rodea. Por suerte, Foley, Shay y yo estábamos totalmente de acuerdo".
  Shay Cunliffe explica que Christian debía parecerse más al joven que aún no ha cumplido treinta años, y no tanto al empresario decidido a dominarlo todo. Aun así, todos estuvieron de acuerdo en que uno de los trajes de la película anterior era el "adecuado" para una reunión del consejo. Las palabras utilizadas para describir el nuevo look fueron, entre otras, ropa con más textura, más joven, más diaria, lo que llegó a influir en su famosa colección de corbatas: se escogieron algunas más estrechas para encajar con su nueva imagen.
  No cabe duda de que cualquier joven multimillonario tendría los mejores vaqueros, y el armario de Christian incluye modelos de Burberry, Acne Studios, Rag & Bone y otras conocidas marcas. "Jamie no quería vestir ropa pasada de moda", dice la diseñadora. "Tiene un cuerpo asombroso, así que escogimos ropa que lo realzara, pero siempre inclinándonos hacia prendas sencillas. Sigue dando la impresión de un hombre serio que no se viste para lucirse".
  Los cambios no se limitaron al ático y al vestuario, el personaje también sufrió alguna que otra transformación. Jamie Dornan recuerda una de las primeras conversaciones con el director James Foley: "Me explicó que Christian debía ser físicamente más amenazador, más duro. Añadió que debía engordar un poco. Decidí hacer más horas de gimnasio y añadir unos kilos, lo que no me importó en absoluto. Tiene mucho sentido porque tuvo que defenderse físicamente en numerosas ocasiones durante una infancia muy dura. Foley quería que esto se notara en la pantalla".
  La diseñadora Shay Cunliffe coincidía totalmente. "Debía verse que estaba en plena forma. Siguió yendo al gimnasio durante todo el rodaje, por lo que hubo que encargar nuevas camisas hechas a medida por la mayor anchura de espalda", añade, riendo.
  Para que Jamie Dornan y Dakota Johnson pudieran seguir entrenándose con mayor facilidad a pesar del extenuante plan de rodaje, los productores decidieron instalar un gimnasio en una caravana en el estudio, así como contratar a nutricionistas. "Era una forma de acortar los largos días de trabajo, de que se cansaran menos, comieran mejor y estuvieran más cómodos", dice Dana Brunetti.
  El espectador también se fijará en el vestuario del personaje que encarna Jack Hyde. Al principio debe dar la impresión de ser el posible adversario de Christian; es elegante y sofisticado. Sin embargo, Shay Cunliffe quería dejar claro que su forma de vestir era muy estudiada. Se aproxima a la de Christian, pero no lo consigue del todo. "Mi idea era que, al verle, cayera bien y pareciera elegante, pero al cabo del rato debían empezar a notarse pequeños detalles, como una corbata que desentona...", dice la diseñadora.
  Y hablando de la corbata en cuestión, Eric Johnson dice: "Es una corbata increíble. No nos poníamos de acuerdo, algunos decían que era fantástica, otros, que daba ganas de vomitar. Por eso supimos que era la corbata perfecta para Jack Hyde. Resume perfectamente al personaje, es elegante, pero le falta algo, no es perfecto. Consigue aparentar elegancia y seguridad, pero algo falla por dentro".
  El personaje que no se preocupa por su apariencia es Leila, que lleva la misma ropa en todas sus escenas. Con esto, Shay Cunliffe quería crear "una persona perteneciente a las sombras". Se supone que cuando se lanza a por Ana, su situación se ha deteriorado hasta el punto de que lleva meses viviendo en la calle. La actriz Bella Heathcote lo describe de la manera siguiente: "Solo tiene lo que lleva puesto y no encaja del todo, incluso parece un camisón o algo parecido. Tiene toda la pinta de que le falta un tornillo. Hace mucho que no se ha arreglado. Está agotada, tensa, vacía".

EL RODAJE DEL BAILE DE MÁSCARAS...
  Posiblemente la secuencia más complicada para todos los departamentos fue el baile de máscaras que organiza la familia Grey para recaudar fondos para su organización benéfica, "Coping Together" (Juntos hacemos frente), dedicada a "hacer más fácil la vida de hijos de padres drogadictos".
  Según la escritora E L James, cuando describió el acontecimiento en la novela, basada en su propia experiencia después de organizar dos bailes de máscaras, su enfoque no era del todo como el que acabamos viendo en pantalla. "Siempre lo había imaginado como algo en tonos pasteles, discreto, nada exuberante", dice. "Y de pronto, escuchando a Nelson Coates describir lo que pensaba hacer, oí palabras como 'Venecia' y 'góndolas'. En ese momento pensé: '¡Asombroso!' Y fue extraordinario. Para empezar, escogió un lugar espléndido y sensual. Es Nelson en pleno, y Shay no se quedó atrás con el vestuario. Es uno de esos acontecimientos que te hace desear estar allí".
  Aunque no encaje exactamente con la descripción de la novela, los productores y el realizador fueron fieles a detalles como el menú, los vinos e incluso los artículos que se ponen a la venta.
  Nelson Coates se basó en la meca de los bailes de máscaras, la ciudad de Venecia, durante el famoso carnaval. "Alquilan antiguos palacetes, decoran las mesas y las paredes. Quería llevar el sabor de Venecia a Seattle, así que copiamos elementos de la plaza de San Marcos, como las góndolas. También usamos los colores que se ven habitualmente durante el Carnaval de Venecia".
  En la película, el baile se celebra en una carpa instalada en el césped detrás de la mansión de los Grey, pero en la realidad se filmó en un espacio mucho más cómodo, concretamente el Centro de Convenciones de Vancouver, a orillas del océano, con espacio suficiente para acomodar los camiones y caravanas que implica un rodaje de este tipo. El Centro fue transformado en carpa y se recreó el maravilloso suelo de la catedral de Venecia.
  Se compraron cientos de máscaras de fabricantes venecianos, cada una de ellas escogida especialmente para no desentonar con el significado de Cincuenta sombras más oscuras; no olvidemos que la máscara es una pieza clave de la portada de la novela. Puede que la máscara sea el símbolo más adecuado para las personas que habitan el mundo de fantasía de CINCUENTA SOMBRAS MÁS OSCURAS.
  El guionista Niall Leonard dice: "Todos llevan máscaras en la historia, y no me refiero solo al baile. Christian lleva la máscara del empresario frío y calculador, cuando en realidad sigue siendo un niño que sufre. Jack se pone la máscara del hombre amable, afectuoso y bueno, pero es todo lo contrario. Y Ana escoge la máscara de la ingenua inocente, pero también esconde deseos secretos que se revelan en el transcurso de la historia".
  Sin embargo, los intérpretes no escondieron su alegría cuando descubrieron lo que llevarían para la fiesta. "¡Escote!", exclama Marcia Gay Harden. "Mi vestido solo puede describirse con la palabra 'escote'.  Cada vez que miraba la foto solo pensaba que era fantástico". El diseño de Shay Cunliffe cobró vida gracias al sastre y diseñador de Universal JOohn Hayles (cuyas creaciones se han visto en películas y en la alfombra roja de la ceremonia de los Oscar), que usó un brocado encargado en Nueva York. El director y los productores vieron la primera prueba de la actriz a través de Skype.
  El traje de Ana es de la diseñadora francesa Monique Lhuiller en colaboración con Shay Cunliffe. "Monique diseña fabulosos vestidos de satén inspirados en los años treinta del pasado siglo", dice. "Me apetecía que Dakota llevara un vestido al estilo de los años dorados de Hollywood. Reuní unas cuantas fotos y dibujos con ideas mías, Dakota añadió unas cuantas suyas y se lo mandamos a Monique, que me devolvió varios bocetos. Mi idea era que Ana fuera una preciosa sirena vestida con total sencillez en medio de una escena suntuosa y que tuviera bastante presencia para destacar entre todos".
  Basándose en los musicales de Hollywood de la época, Shay Cunliffe decidió incluir una capa, "algo con plumas, nada pesado, como si la acompañara una nubecilla". Las dos diseñadoras intercambiaron ideas y dibujos, y Monique Lhuillier acabó superando todas las expectativas. "El traje llegó en el último momento porque implicaba un trabajo enorme", recuerda Shay Cunliffe. "Se cosió a mano cada una de las plumas de la capa. Ana solo la lleva al entrar, se la quita en la cena, pero le sirve para hacer una entrada un poco más llamativa".
  El equipo de la diseñadora se enfrentó a la ingente tarea de vestir a 250 extras alquilando trajes de época en conocidas casas especializadas, como Tirelli (Roma) y Malibar (Toronto), pero se devolvieron porque en un momento dado la fiesta empezó a parecer un baile en una corte del siglo XVIII. Para conseguir que fuera "un auténtico y extravagante baile de máscaras" se optó por mezclar disfraces con trajes de fiesta, algunos de alta costura de los años ochenta, "mucho más audaces que los actuales", añade la diseñadora.
  Los hombres protagonistas aportan el toque de austeridad con trajes de diseño (Jamie Dornan lleva un Burberry, y Andrew Airlie, que encarna al Sr. Grey, viste de Zegna). Y, naturalmente, todos llevan máscaras.

LA FILMACIÓN DE LA HISTORIA...
  "CINCUENTA SOMBRAS MÁS OSCURAS fue muy difícil al principio porque el primer proyecto era diferente y acabó por cambiar", dice Dakota Johnson. "La persona que tiraba de los hilos era otra. Llegó mucha gente nueva. Al principio me pareció alarmante, pero ha sido maravilloso. Foley es un gran director y confía implícitamente en los actores, lo que nos da una especie de libertad. Sabe lo que quiere y cómo conseguirlo. Además, es una persona agradable. Estar con él se convierte en un placer y el ambiente en el plató siempre era apacible y relajado".
  Aunque para Jamie Dornan, el director tenía un problema. "El realizador Jamie Foley, el actor Jamie Dornan, un lío, ¿verdad? Así que sugerí que se le llamara 'Foley'. El primer ayudante de dirección, Paul Barry, estuvo de acuerdo: 'Claro, no te preocupes, le llamaremos Foley, tú te quedarás con Jamie, tranquilo'. No duró ni diez minutos. Durante todo el rodaje, si alguien gritaba '¡Jamie!', yo me daba la vuelta, pero nunca me llamaban a mí. Nadie quería hablar conmigo", concluye el actor, riendo.
  Pero también había otra James involucrada en el rodaje, la propia E L James, a la que todos llamaban Erika. Su presencia en el plató se convirtió en una ayuda inestimable para cerciorarse de que todos los detalles eran correctos. "Pasó más tiempo en el plató que Mike y yo, y somos los productores", reconoce Dana Brunetti. "Es la fuente de todo esto y no tiene precio tenerla a mano durante la filmación de cada fotograma, dispuesta a contestar a cualquier pregunta o incluso a decir: 'No, así no es, debe ser de esta forma' o '¿Por qué no lo intentamos de este modo? No era mi primera adaptación literaria, ni mucho menos, pero el autor siempre estaba en otro estado o incluso en otro país. No es comparable".
  E L James afirma: "Todas las novelas de Cincuenta sombras son romances, exactamente eso. Por lo tanto, las películas deben ser, y espero que así sea, románticas. En esta descubrimos más, vamos más lejos, y por primera vez aparece el pasado de Christian para envenenar a la joven pareja. Es una de las razones por las que es más oscura, las amenazas escondidas en las sombras que desestabilizan lo que debería ser un romance feliz".
  "Christian es una caja de sorpresas y de extraños secretos", resume Dakota Johnson. "Para que su relación funcione, Ana le da un ultimátum: debe explicar por qué se comporta así, pero saberlo le parte el corazón. Quería, necesitaba saberlo, y ahora no hay nada que pueda borrar lo que sabe. Aun así, sigue amándole sabiendo por qué es como es".
  La palabra en la que todos pensaban durante el rodaje de la película, "profundidad", también puede aplicarse al extraño Sr. Grey, que tanto daño hizo a su familia. "Es un tema muy difícil, muy complicado y con consecuencias psicológicas", dice la escritora, hablando del daño sufrido por un niño a manos de un padre, un familiar o un ser querido. "Pero recibí una carta realmente extraordinaria de la directora de la unidad de traumas psicológicos de un hospital estadounidense. Me dijo que en la historia de Christian había conseguido dar en el clavo al describir todos los efectos psicológicos presentes en un adulto traumatizado en la niñez y posteriormente en la adolescencia, como ocurre cuando Christian conoce a Elena. Añadió que era muy convincente. Me pareció un cumplido enorme y me empeñé en que pasara lo mismo en las películas".
  Para crear y captar el recorrido de la pareja en CINCUENTA SOMBRAS MÁS OSCURAS y Cincuentas sombras liberadas fueron necesarios 103 días de rodaje, el doble de una película de elevado presupuesto. Efectivamente, se rodaban dos películas a la vez, pero para que funcione una filmación tan extensa hay que tener en cuenta todos los detalles a cualquier nivel. "Siempre intentamos respetar el plan de rodaje y nos esforzamos en que los días no fueran demasiado largos", comenta Marcus Viscidi. "Debíamos tratar a los intérpretes de forma que no se agotaran cada día, no solo por ellos, sino también porque ayudaría a mejorar su interpretación".
  Dakota Johnson opina que "lo bueno de un rodaje tan largo es que muchos miembros del reparto van y vienen, como ocurre en una familia o un grupo de amigos. Pero también pudimos conocernos mejor, lo que nos permitió aportar mayor profundidad a nuestras relaciones en la pantalla".
  El rodaje se dividió en dos, 42 días se consagraron a CINCUENTA SOMBRAS MÁS OSCURAS, 44 a 'Cincuenta sombras liberadas', más 17 días en que se rodaron escenas de ambas películas. La filmación no fue cronológica para ahorrar tiempo, recursos y dinero, aunque se intentó rodar secuencialmente siempre que fue posible. Sin embargo, las escenas más explosivas entre Ana y Christian que transcurren en la Sala Roja se rodaron al final del todo, lo que ya se había hecho en la primera entrega.
  Quizá el realizador James Foley fue el que más trabajo tuvo, no solo para coordinar los departamentos que colaboraron en la creación de ambas películas, sino también para ayudar a los intérpretes a conocer a los personajes al dedillo con el fin de dar el tono exacto en cada secuencia.
  "La verdad es que podía ser un auténtico lío. Un día rodábamos una escena de Cincuenta sombras liberadas y al día siguiente, o incluso ese mismo día, rodábamos otra de CINCUENTA SOMBRAS MÁS OSCURAS", reconoce el productor Dana Brunetti. "Era un constante ir y venir en la historia. Los actores debían interpretar una escena e inmediatamente después meterse en algo que había ocurrido hacía semanas. Todavía hoy me cuesta contar anécdotas porque no estoy seguro de si ocurrió con CINCUENTA SOMBRAS MÁS OSCURAS o rodando Cincuentas sombras liberadas. Y así durante 103 días. Pero James, con la gran experiencia en la serie 'House of Cards', nunca perdió el rumbo y siempre supo dónde estaba".
  Marcia Gay Harden alaba al director cuando dice: "James y yo hablamos de que hay mil posibilidades emocionales con las que conectar a un nivel realista, pero estábamos creando un mundo de fantasía, por lo que nos enfrentábamos a un equilibrio muy delicado y debíamos saber exactamente en qué dirección ir. ¿Era demasiado? ¿No era bastante? ¿Cuál era el equilibrio adecuado? ¿Dónde vive realmente la Bella Durmiente?"
  El equipo regresó de nuevo a Vancouver, donde se había rodado la primera película, una ciudad conocida por un tiempo poco estable... algo que buscaban el director y los productores, tal como explica Marcus Viscidi: "El tiempo en Vancouver es temperamental, no puede decirse otra cosa, pero nos venía muy bien. Por ejemplo, rodamos en las oficinas de SIP un día muy nublado, amenazando lluvia, y nos vino muy bien para el toque de suspense que necesitábamos. Regresamos después para rodar una secuencia de Cincuenta sobras liberadas y el ambiente era totalmente diferente porque hacía sol. Reconozco que, en ocasiones, nos causó problemas con el plan de rodaje, pero en general, el tiempo cambiante fue muy útil".
  El rodaje empezó el 16 de febrero de 2016 en el tercer piso de un pequeño edificio que alberga las oficinas de SIP, donde la típica magia Coates/Loucks hizo desaparecer el montacargas de las tomas. A continuación se rodó en el ala psiquiátrica de un hospital donde se recreó la sala de urgencias en la que Christian, de 4 años, conoce a la que pronto será su madre adoptiva, la Dra. Grace Trevelyan Grey. Un grupo de árboles en el parque del hospital, debidamente "arreglado" por el diseñador de producción Nelson Coates, sirvió para que el fotógrafo de la unidad, DOANE GREGORY, fotografiara a Anastasia para la primera exposición de su amigo José.
  El barrio de Gastown, conocido por sus galerías y su vida nocturna, sirvió de exteriores para las oficinas de SIP, y también allí está el punto de encuentro de los empleados de la empresa, el Lori's Bar. Además, se rodó en el piso de la calle Powell donde vivía Anastasia en la primera entrega.
  El equipo rodó en dos estudios de la zona de Vancouver, el Canadian Motion Picture Park en el cercano Burnaby y los North Shore Studios, donde se construyeron los decorados del ático de Christian. Tres platós albergaron el dormitorio, el baño, el vestidor, el gimnasio, la biblioteca, el estudio, la cocina, la bodega, el comedor y el vestidor de Ana. La Sala Roja se erigió en el primer estudio, el CMPP.
  Para rodar la secuencia de la galería en la que Christian vuelve a hablar con Ana después de su separación al final de la primera película, el equipo se desplazó a la Yaletown Roundhouse, un centro artístico y recreativo comunitario de gran significado arquitectónico e histórico en Vancouver. La Roundhouse estaba compuesta originariamente por un grupo de edificios destinados al almacenamiento y a la reparación de locomotoras a vapor. La estructura original remonta al año 1888. El edificio se abandonó gradualmente cuando las locomotoras diesel sustituyeron a las de vapor. Se restauró y renovó para la Exposición Universal de 1986 antes de pasar a depender del Consejo de Parques y Zonas Recreativas de Vancouver en marzo de 1997. Además de las grandes ampliaciones de las fotos de Ana, convertidas en impresiones de aluminio para que fueran más impactantes, se incluyeron algunas fotografías realizadas por Doane Gregory para la exposición de José.
  Con el fin de captar la auténtica expresión de sorpresa en el rostro de Dakota Johnson cuando Ana descubre sus fotos, Doane Gregory dice: "Nos aseguramos de que Dakota no viera ninguna foto antes de rodar la escena. El fotógrafo se molestó en dar un título a todas las fotos que figuraba al lado de cada una.
  Después de rodar unos días en estudios, el equipo se desplazó a una lujosa peluquería de moda en la avenida South Granville diseñada por el conocido arquitecto Arthur Erickson, originario de Vancouver, para filmar la Esclava, la peluquería de la que son copropietarios Christian y Elena. Por si acaso se había corrido la voz de que este era el primer decorado en el que se rodaba con Kim Basinger, se tomaron algunas precauciones adicionales. "Tuvimos especial cuidado con Kim", reconoce Marcus Viscidi. "Hicimos lo posible para que nadie la vería yendo y viniendo a su caravana, o por lo menos para que no la vieran con el look de la película. No queríamos ocultar que trabajaba en la película, al contrario, pero no queríamos que nadie la viera en el papel de Elena hasta que llegara el momento adecuado".
  Las legiones de fans de E L James y de su trilogía no tardaron en enterarse de que había empezado el nuevo rodaje, y los productores no tuvieron más remedio que esforzarse en intentar mantener el mayor secretismo posible. Los fans, en su mayoría canadienses, aunque hubo personas que planificaron sus vacaciones para estar en Vancouver durante el rodaje, siempre estaban presentes en los decorados exteriores.
  A continuación se rodaron dos momentos importantes, la celebración más intimista del cumpleaños de Christian y el baile de máscaras, por lo que todos regresaron a las dos mansiones conocidas como Casa Mia y Rio Vista, que sirvieron para los decorados interiores y exteriores de la mansión Grey.
  Durante la fiesta de cumpleaños, Ana pierde los nervios y tira el contenido de una copa a la cara de Elena. Para conseguirlo, se contó con la generosa ayuda de un productor. "Tirar el contenido de un vaso a la cara de alguien, y hacerlo bien, no es tarea fácil", recuerda Marcus Viscidi. "Dakota y yo ensayamos fuera con copas de agua - ojalá hubiera sido vodka - y empezó a tirarme el contenido hasta que conseguimos lo que James quería. Así fue el ensayo coreográfico antes de que se lo tirara a Kim".
  Dana Brunetti explica por qué no se pudo rodar el baile de máscaras en el decorado auténtico: "Queríamos regresar a las casas donde habíamos rodado la primera vez, pero el jardín de Casa Mia no era bastante amplio para acomodar la carpa. También queríamos que hubiera una conexión entre la casa y el baile. Filmamos delante de la mansión, con el aparcacoches, los coches llegando, los invitados entrando en la casa. Los seguimos al interior. Luego volvimos al exterior donde habíamos creado la 'entrada' de la carpa, pero era imposible que cupieran 200 invitados. En vez de eso, colocamos a los tragafuegos, a los malabaristas y a las personas con disfraz a lo largo de la alfombra roja y rodamos la entrada de los invitados. Un mes después volvimos al Centro de Convenciones para rodar los interiores.
  Durante todo el rodaje de ambas películas, tanto el realizador James Foley como el director de fotografía John Schwartzman optaron por una iluminación que apoyaría movimientos de cámara giratorios alrededor de los actores. "El movimiento de la cámara incrementa el suspense y el drama", dice Dana Brunetti". También aporta un toque de peligro, como si algo acechara a los personajes".
  El rodaje siguió a bordo del lujoso yate Kaori, de 38 metros de eslora, que hizo las veces de Grace, el barco de Christian. Construido en 1992 y totalmente renovado en 2006, con el exterior diseñado por C.W. Paine Yacht Design, Inc, y el interior por Jane Platcher, el Grace les sirve de escondite cuando Christian se da cuenta de que Leila puede ser peligrosa. Los exteriores se rodaron en el Club de Remo de Vancouver. Solo podía subir a bordo un equipo de 30 técnicos, y seis barcos de apoyo seguían al yate. Las tomas aéreas se rodaron desde un helicóptero. Posteriormente, las escenas de más intimidad en el Grace se filmaron en un decorado del estudio CMPP con acceso restringido.
  A continuación llegaron las escenas donde Christian pilota el helicóptero de Empresas Grey, un Airbus H130, nada menos, que cuesta unos tres millones de dólares, con la actriz ROBINNE LEE a bordo en el papel de la jefa de operaciones Ros Bailey. Se rodó en parte delante de pantallas verdes y también en exteriores, en un campo cercano a los estudios de Burnaby. Por mala suerte, la temperatura se acercó a los 30 grados centígrados, pero E L James salvó la situación alquilando una camioneta con helados.
  La inesperada ola de calor fue de gran utilidad a los pocos días cuando Eloise Mumford y Luke Grimes, encarnando a Kate y a Elliot, están supuestamente en una playa del Caribe... En realidad un trozo de arena cercano al aeropuerto de Boundary Bay, decorado con palmeras, arena blanca y una hamaca para la ocasión.
  Y llegó el momento de filmar el baile de máscaras dentro de la supuesta carpa instalada en el Centro de Convenciones. "Habíamos rodado las tomas anteriores hacía más de un mes", recuerda Nelson Coates. "Todos estábamos nerviosísimos. El decorado nos había llevado unos seis meses de planificación y por fin íbamos a ver el resultado. Siempre se tiene la esperanza de que el decorado ayude a la interpretación. Los eléctricos fueron los primeros en venir a decirme que era genial. La noche antes del rodaje estábamos fuera de la carpa y oí que alguien me llamaba desde dentro. Entro y Foley me dice: 'No sé, no me convence, hay que hacer algo', antes de soltar una sonora carcajada. Y luego: 'Es precioso, asombroso, ¡genial!' Fue un enorme alivio, y también muy gratificante".
  Para añadir el último toque a un decorado mágico, los productores contrataron al cantante José James y a su grupo para tocar durante la fiesta. Marcus Viscidi dice: "Es el cantante romántico ideal y con la voz perfecta para cantar una versión al estilo Frank Sinatra del clásico de Cole Porter 'I've Got You Under My Skin'. El día antes del rodaje hubo una sesión de grabación... en Los Ángeles, en Capitol Records, donde Sinatra había grabado los increíbles arreglos de Nelson Riddle. José se quedó boquiabierto, pero incluso le trajimos el micrófono original que había usado La Voz. Casi no podía cantar por culpa de la emoción. Pero grabamos, y después de un rápido viaje en avión, cantó en play-back al día siguiente durante el rodaje de la fiesta".
  Después de 98 días, el rodaje acabó el lunes 4 de julio en Vancouver.

logo radio directo


Videoclip musical
CONOCES A TOMÁS?

Cine Clasificado "S"
Cada día nuevos clips

LOS SUEÑOS HUMEDOS DE PATRIZIAYO SOY FRIGIDA. POR QUÉ?VICIOSAS AL DESNUDOLAS MIL Y UNA PERVERSIONES DE FELICIABRAGAS CALIENTESMI CONEJO ES EL MEJOREL SEXO QUE HABLAGAMIANI (DOS NOCHES DE PLACER)LAS CALIENTES ORGÍAS DE UNA VIRGENAPOCALIPSIS SEXUALCUENTOS INMORALESEL ÚLTIMO PECADO DE LA BURGUESÍAABERRACIONES SEXUALES DE UNA RUBIA CALIENTELAS ERÓTICAS VACACIONES DE STELAEL FONTANERO SU MUJER Y OTRAS COSAS DE METERSEÑORA NECESITADA BUSCA JOVEN BIEN DOTADO

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... CAZAFANTASMAS

Últimos DVD / BLU-RAY

RICHARD JEWELLESPÍAS CON DISFRAZ EL HOMBRE INVISIBLE

Todos los Dvd y Blu Ray's