Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: Book Club
Año Producción: 2018
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 00 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de años
Género: Comedia
Director: Bill Holderman
Guión: Bill Holderman, Erin Simms
Fotografía: Andrew Dunn
Música: 
FECHAS DE ESTRENO
España: 14 Septiembre 2018
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Vértigo Films


SINOPSIS

Cuatro amigas deciden formar un club de la lectura y así poder hablar de un libro cada mes. Diane acaba de perder a su marido tras cuarenta años de matrimonio; Jane disfruta de todos los hombres sin comprometerse con ninguno; Sharon no ha terminado de superar su divorcio tras veinte años del mismo y Carol mantiene un matrimonio disfuncional...

INTÉRPRETES

ALICIA SILVERSTONE, MARY STEENBURGEN, JANE FONDA, KATIE ASELTON, MIRCEA MONROE, DIANE KEATON, ANDY GARCIA, WALLACE SHAWN, DON JOHNSON, CANDICE BERGEN, CRAIG T. NELSON, RICHARD DREYFUSS, ED BEGLEY JR., TOMMY DEWEY

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

MÁS DATOS...   

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

ACERCA DE LA PRODUCCIÓN...
   “En la sociedad, en Hollywood, hay una enorme discriminación por edad. La creencia de que, en cierto sentido, tu posible relevancia se ha terminado.
  Olvida a la sociedad.
Si crees que hay otro capítulo, el único obstáculo para superarlo es tu propio miedo”.
  Bueno, esto ha sido la vida pre-Cristian Gray.
Al menos eso es lo que llama la atención en la comedia estelar de Holderman, ya que une la camaradería y la amistad en torno al desafío que se ha vuelto hacerse mayor en esta sociedad: parece que la lujuria y el amor tienen una fecha de finalización.
  Book Club fue la elección definitiva para el debut como director de Holderman. Una película sobre mujeres que rondan los 60 años y que deciden romper con unas barreras autoimpuestas, representadas por un elenco de estrellas, ganadoras y nominados al Oscar. Es una elección atípica para el debut de un joven director que también la coescribe y coproduce. En esta labor une fuerzas con su amiga y colega Erin Simms, una intrépida cineasta que, al igual que los personajes de la película, se anima a romper cualquier “no”. También es el debut para Simms como productora y guionista.
  “Fue extraño”, dice Holderman. “Creo que la decisión (de dirigir) vino porque no quería que otro lo hiciera.
No era “tengo que hacerlo porque siempre he tenido este sueño de dirigir”. No era uno de esos niños de ocho años que andaba por ahí con su videocámara: “¡Quiero ser un cineasta! Era pensar: “si esto va a fallar, quiero que sea mi fallo y quiero que esas decisiones sean mías”. Creo que estaba frustrado de tener la sensación de no poder haber aportado esas capas adicionales en los proyectos anteriores, donde si tenía una idea o visión sobre algo, no tenía la capacidad de ejecutarla porque era la película de otra persona.
  En este caso, no había nadie más con quien quisiera hacerlo. Entonces... Solo quedaba un candidato.”
Sin embargo, hay más por contar.Simms añade que hay que contarlo desde el principio: “Bill y yo trabajamos juntos durante varios años para Robert Redford en su compañía de producción. Yo llevaba desarrollo y Bill era el productor que dirigía la compañía. Entonces salió la trilogía de “50 sombras de Grey”. Bill decidió enviar a su madre la trilogía por el día de la Madre, lo que pensé que era una locura. ¿Cómo podría tener ese tipo de relación con su madre en la que... el sexo es el tema principal? Eso está totalmente mal. Luego me contó que su madre es de mente abierta, que está “activa” en esa área. (Personaje de Vivian). Pensé que era una locura, pero le envié a mi madre la trilogía también, ya sabes, enviarla a una mujer completamente opuesta (Personaje de Sharon.) Pensé que sería gracioso. Para completar decidí por qué no enviárselo a mi madrastra, (personaje de Carol), que ha estado en un matrimonio muy largo, tiene demasiada dopamina en su cerebro, feliz todo el tiempo, la vida es grandiosa. Quiero decir, tres mujeres muy diferentes. De todos modos, a la mañana siguiente pensamos: “es como un club de lectura, ¡eso es lo que estamos haciendo! Así que es culpa de la madre de Bill”.
  Simms añade que las películas adaptadas de los libros no habían sido lanzadas aún, “así que fue un momento muy diferente cuando comenzamos a escribir nuestro guion”, los personajes están inspirados por las mujeres en sus vidas a las que aman profundamente. “En aquel entonces intentamos citar lo menos posible de los libros porque todos nos decían que no había forma de que E. L. James nos diera permiso para usar su libro, lo que me hace recordar algo: no escuchen a otras personas. Bueno, le encantó el guion y le dijo a su editor que nos permitiera usar las portadas (del libro). Somos grandes admiradores de E.L. James.”
  Simms continúa: “Entonces, habíamos vendido la idea de la película y esperamos durante dos años, no progresábamos nada y querían que hiciéramos una versión más joven, lo que para mí es el tabú más grande.
  Me encontraba muy molesta. Quiero decir, si quisieras algo más joven, entonces no comprendían nuestra película. Esa fue la primera cosa. La otra era, ¿Por qué están usando tanto Cincuenta sombras de Grey? Así que, recuperamos la película y decidimos mantener el control sobre ella, para ver hasta dónde podíamos llegar.
  Sabía que Bill tenía mucha experiencia como productor trabajando con Robert Redford. Él realmente se puso manos a la obra, había escrito mucho de esas otras películas y estuvo al lado de Robert todo el tiempo.
  Sabía que estaba listo para dar un paso adelante, aunque nadie tenía ninguna razón para creer que pudiera”.
Pero podía y así lo hizo. “Tengo una madre que tiene su propio negocio; lo hace todo sola y se esfuerza por estar al tanto de todo: arte, noticias, música; Siempre presionando para ser relevante y para desafiar a las personas que la cuestionan”, dice Holderman. “Así que siempre fui un poco escéptico con respecto a que esta fuera mi primera película por varias razones. La presión que sentí en términos de ofrecer una película realista sobre mujeres se mitigó cuando logramos este maravilloso reparto. Mi trabajo consistía en hacer que fuera verdad lo que el guion pretendía conseguir, trabajar en el guion y trabajar con ellos para que pareciera que tenía algo de verdad.
  Mi trabajo era cumplir para con esa verdad. La única forma en que podía dormir por la noche era saber que me iban a ayudar a superar esto”.
  A pesar de la creencia de Saks y Simms de que Holderman siempre estuvo a la altura de la tarea, “hubo muchos desafíos.
Estábamos haciendo una película independiente de un género de estudio. Tuvimos un equipo de estudio”, señala Saks. “Regatear con un elenco enorme siempre es un desafío y tuvimos muchos actores increíblemente talentosos. Bill es un cineasta novel, pero ha producido tantas películas que el equipo con el que lo rodeamos fue de primera”. Eso incluye al Director de Fotografía y ganador múltiple del Bafta Andrew Dunn (por La última canción, Al límite y Threads). “Él y yo nos conocimos por Skype”, dice Holderman. “Era nuestra elección número uno en nuestra lista. Le enviamos el guion. Él lo leyó. Dedicamos 30 minutos por teléfono y terminamos con otros 90 por Skype. Después, estaba decidido. No hablé con otro director de fotografía. Entonces entré en pánico, Oh, dios ¿qué acabo de hacer? No he buscado otras opciones. Pero con Andrew y su curriculum, él era la opción número uno. Estaba completamente loco. No sé cómo hubiéramos hecho la película sin él. Todos querían trabajar con él. El equipo que obtuvimos fue notable porque todos querían trabajar con Andrew.
  Él tiene esa forma de ser magnifica, centrado y tranquilo, y le dio una energía especial a toda la producción”.
Pero ser un director primerizo no fue fácil, teniendo en cuenta el calibre de este elenco. 
  Holderman sabe que la película tiene el potencial de resonar más allá de la comunidad de fans de la saga de libros; el público de su película quiere a estas actrices genuinas, cálidas y divertidas, y ha visto sus películas a lo largo de los años con sus mejores amigos, hijos, etc. Ahora, con el viaje de estos personajes, el público se da cuenta de la belleza de envejecer, de cómo ya no hay tanta presión, los filtros se han caído y ya no tienen que tomarse a sí mismos ni a nadie más en serio. Y, sin embargo, lo hacen. Despiertan y así todos los demás se dan cuenta de que aún pueden vivir y mejorar (como todo ese buen vino que beben), que otra fabulosa aventura les espera. El pasado es solo un prólogo de lo que está por venir. 
  El coproductor Alex Saks se enamoró de ello. “Crecí viendo películas como “El club de las primeras esposas, Cuando Harry encontró a Sally, Tienes un email. (Los directores) Nora Ephron, Rob Reiner: saben hacer algo gracioso. A Bill le gusta burlarse de mí porque literalmente veo “El club de las primeras esposas” una y otra vez.
  Pero creo que eso es lo que puede ser esta película y lo que Bill quiere que sea en términos de amistades femeninas atemporales y clásicas. Las bromas y el humor no son solo relevantes y oportunas, sino que son trascendentes”.
  Ambas películas también comparten una protagonista, la ganadora de un Oscar “Diane Keaton”.
“Escribimos la película para Diane”, señala Simms. “Quiero decir, el personaje se llama Diane, siempre fue Diane desde el principio y nunca pensé en otra” ¿Qué pasa si Diane Keaton no dice que sí? “Nunca nos lo planteamos.
  Cuando Diane leyó el guion, ella dijo, bueno, entiendo por qué ustedes vinieron a mí”.
Dice la actriz, “bueno, fue algo que tuve la oportunidad de leer. ¡No es como si recibiera muchos guiones todo el tiempo! “, Bromea Keaton.
  “Su nombre es Diane, y eso significa mucho para mí”, dice Keaton.
“Y la forma en que ella es descrita, parece estar en mi zona de confort. Es graciosa. Graciosa de verdad. Ser divertida te hace sentir mejor. Los personajes, los encontramos unidos y permanecen así.
  Quiero decir que tenemos 
que lidiar con futuros baches, sin duda, pero nos tenemos las unas a las otras, y eso es realmente importante en esta película. Está bien escrito por Simms y Holderman.
  Sobretodo es muy divertida”.
“Las reuniones con los actores fueron difíciles porque Bill tuvo que convencerlos de que se arriesgaran con él”, dice Simms. “Tantas leyendas y un calendario apretado. Fue difícil.”

  “En mi experiencia he interpretado a muchas mujeres inseguras y creo que (Diane) es claramente una”, reflexiona Keaton. “Acaba de perder a su marido y tiene a estas dos hijas que la están reeducando en cierto modo. Están tratando de cambiarla. Verás, se siente perdida, no sabe exactamente qué hacer o cómo hacerlo. Aunque cuenta con el apoyo de sus amigos, en cierto modo, se está dando por vencida. Realmente, conocer a este hombre lo cambia todo para ella. Se enamora de él de inmediato.” Ese hombre es Mitchell, interpretado por Andy García.
  “Él está genial en la película. Su relación se vuelve complicada y ahí es donde creo que mi personaje más necesita la ayuda de sus amigos”, explica Keaton. “Hemos sido amigos durante aproximadamente 15 años. Tengo 72 años y estoy interpretando a alguien de mi edad y es realmente difícil perder a tus seres queridos. Además, tus hijos son ahora los que te dicen que no seas infantil. Eso es realmente desagradable. Me identifiqué con ello fácilmente. Te sientes inseguro y tienes miedo y te preocupas. 
  Esta película es sobre ese vínculo de la amistad. Encontrar personas en las que puedas confiar y con las que estés feliz, con quien compartir las batallas. Es una familia en cierto sentido. Te haces mayor y pierdes a muchos familiares. Mis padres no están vivos y para mí fue una gran pérdida. Lo pienso más a medida que envejezco y los echo mucho de menos. Tengo a mis hermanos y lo son todo para mí.
  Pero en la película ese vínculo es con los amigos.” Los amigos de Diane son los que le abren los ojos a otras posibilidades. Y eso incluye a García, Mitchell. Es la segunda vez que los dos actores han colaborado. Keaton y García previamente habían protagonizado “El Padrino”, Parte III.
  Pero Keaton, Fonda, Bergen y Steenburgen, nunca habían trabajado juntas en una película.
“Siento que nunca nos hubiéramos conocido si no fuera por Book Club. Y el personaje de todas es tan completamente diferente. Tienen vidas completamente diferentes. Y así con eso en mente, lo que nos unió fue leer. Mi personaje especialmente tuvo la oportunidad de conocer a estas tres mujeres.
  Amo a estas tres mujeres (Fonda, Bergen y Steenburgen) en la vida real tanto como se puede amar”.
“Diane es increible. Os voy a contar un gran momento”, recuerda Holderman. “Estábamos filmando la escena en la que se suponía que Diane se pondría un atuendo feo y sale y sus amigas le dicen: ¡No, no, no!
  No puedes ponerte eso. Vamos a llevar eso a Goodwill. En el día del ensayo, la chaqueta que teníamos era demasiado elegante, la broma no funcionaba. Diane dice: “está bien, me voy a casa”. Sale corriendo y 10 minutos más tarde, se presenta con estas increíbles piezas de ropa, una de las cuales está en la película.
  El poncho con el que ella sale, esa cosa hermosa de la que nos burlamos... en realidad es de un diseñador muy famoso que probablemente se molestará mucho por poner esto en la película.
  Resolvió el problema en un momento. Ella solo va y lo hace. Así que NO es tímida. Simplemente tiene cuidado de compartir sus opiniones. Le gusta hacerte saber dónde se encuentra”.
  “Diane Keaton es definitivamente la persona más única que he conocido”, dice Simms. “Es tan ridículamente divertida, y ni siquiera quiere ser graciosa. Pero ella no puede detenerse. Creo que lo más divertido que Diane hizo en el set fue cuando se estaba metiendo en el personaje. Hablaba en voz alta y es una actriz tan buena que caí en la trampa. Seguía pensando que ella me estaba hablando o que la gente pensaba que estaba hablando con ellos, así que había muchos momentos realmente divertidos de personas tratando de hablar con ella, pero ella solo estaba metiéndose en el personaje. Y cuando estaba metiéndose con el personaje de su hija, simplemente se enfadaba, y todos nos decíamos, “¿Está realmente enfada?” ¡Y luego nos damos cuenta de que solo estaba metiéndose en el humor adecuado”.

  “Es extraño ser dirigido por alguien que podría ser tu hijo. Tal vez incluso tu nieto”, bromea Fonda. “Y, aun 
así, lo logra sin tener que gritar ni imponerse continuamente. Bill es un director maravilloso. Quiero decir, todos estábamos preocupados porque era su primera vez. Hay cuatro estrellas de cine y es una comedia, y eso siempre es más difícil, así que sabes que es una tarea complicada. Pero fue fabuloso, estaba cómodo como director y todos disfrutamos trabajar con él y nos sentimos muy confiados. Me entregué por completo”.
  Trabajar con una estrella de una familia legendaria de Hollywood puede ser un poco intimidante para un director primerizo. Nos comentan su coproductora Simms y la diseñadora de producción, Rachel O’Toole “Jane no sintió que su habitación reflejara a su personaje”, recuerda. “Esa habitación está en el hotel de lujo que Vivian posee. Esas escenas fueron filmadas en el exquisito Montage 5 estrellas en Beverly Hills. “Ella tenía una visión muy clara de lo que sería su entorno. Es un hermoso hotel, pero no tenía los muebles que reflejaran quién creía que era su personaje. Estábamos muy comprometidos en el presupuesto. Sabíamos muy bien que no estábamos entregando lo que habíamos hablado.
  Cuando se le preguntó, ella dijo que no era la habitación en la que creía que viviría Vivian. “Eso me un golpe duro”, recuerda. “Me asusté mucho. Eso es lo único que no quería que pasara. Pensé: “Tengo estos increíbles actores ganadores del Oscar que aparecen y los estamos decepcionando incluso antes de que empecemos”.
 Fue entonces cuando Simms demostró que la producción tenía algunos superhéroes a bordo.
“Lo que sucedió después fue un testimonio de la irritabilidad de Erin y el deseo de Rachel de cumplir la promesa de una visión”, señala Holderman. A los 30 minutos de darse cuenta de la decepción de su estrella, los dos se lanzaron a la calle. “Entran en Mitchell & Gold, que Rachel conocía y había visto antes en sus muebles. Le dicen al gerente que les permita dejar a los asistentes de producción entrar con los carritos y literalmente llevarse los muebles directamente desde el piso de la sala de exposición un martes cuando están abiertos al público. Una hora más tarde, el set se renovó por completo y se convirtió en lo que Vivian, el personaje de Jane, querría. Jane estaba muy feliz.
  Erin y Rachel realizaron un pequeño milagro. Y de inmediato hizo que Jane sintiera que íbamos a estar bien”. 
Holderman aprendió algo valioso sobre el proceso con Fonda. “Jane me envió uno de los correos electrónicos más largos que recibí sobre la producción. Fue un desglose de la historia de fondo de su personaje, era increíble, minucioso y profundo; Hablaba sobre quiénes eran los padres de su personaje, cómo terminó viviendo en su hotel. La profundidad de su investigación y trabajo en un personaje, ella ha estado haciendo esto durante tanto tiempo que tiene que ser automático. Se lo toma tan en serio, el nivel de detalle, descifrando quién era su personaje; fue sorprendentemente especial.
  “Vivian está luchando con algo que creo que les sucede a personas de todas las edades, que es la vulnerabilidad y la construcción de muros a su alrededor para protegerse de todas las desilusiones potenciales que la vida puede ocasionar.
  Se esconde detrás de su éxito. Oculta su miedo a la intimidad siendo tan abierta con afecto físico. ¿Sexo? Sí. ¿Amor?
Nunca. Ella tiene que superar esa capacidad de ser vulnerable con alguien y creer que es digno de esa vulnerabilidad.
  “Ese alguien es Arthur Riley, que interpretó a Don Johnson, un hombre del que Vivian se enamoró hace 40 años.
“Esta película trata sobre la amistad, el sexo, el envejecimiento y la importancia de que una mujer pueda decidir desde un lugar completamente auténtico cuando está lista para abandonar la esperanza en una relación, en la sensualidad, en una historia de amor”, dice Fonda. “No está destinada a hacer que las personas que son mayores y que no tienen sexo se sientan mal por ello.
  Nadie tiene que seguir siendo sexual más adelante en la vida. Depende de nosotros tomar la decisión.
Con demasiada frecuencia nuestra cultura asume que en cierto punto dejas de tener relaciones sexuales.
  Es por eso por lo que los niños están tan sorprendidos cuando descubren que sus padres, de hecho, continúan siendo sexualmente activos. Una de mis cosas favoritas en la película es cómo tratan los hijos al personaje de Diane Keaton, como esta anciana que necesita estar jubilada cuando, de hecho, está loca de lujuria con este piloto. Es ese cisma entre lo que realmente está sucediendo y lo que la sociedad y los niños piensan que probablemente está sucediendo porque ya no tienes 40 años. Mire, tengo 80 años y sé por mi vida personal que solo terminará cuando yo lo decida. No necesariamente tiene que ser una relación con un hombre. Puedes ser curioso, mantenerte inspirado, involucrarte en la vida e intentar marcar la diferencia.
  Todo debería depender de nosotros.“En la película, mi personaje está preocupado porque se teme que sus amigos se dieron por vencidos cuando en realidad no están listos para darse por vencidos”, explica. “Así que mi función es lograr que piensen sobre cosas en las que no han pensado en mucho tiempo. La ironía es que mi personaje está herido, por diversos motivos que no forman parte de la película. Es lo que sucedió en sus primeros años de vida, que es lo que nos afecta a todos y nos hace hacer las cosas que hacemos cuando nos hacemos mayores. Ella todavía es sexualmente activa, pero solo fuera de horario de trabajo y nunca con alguien que le importe. Si alguien realmente la involucra en un nivel emocional, se asusta y huye”.
  Fonda describe a Vivian como una alborotadora, la que siempre arma la fiesta. “Es audaz pero no totalmente honesta consigo misma. La regla de nuestro club de lectura es traer un best-seller que se haya convertido en una película. Quiero que mis amigas piensen en el sexo, cosa que ninguno de ellas ha pensado en mucho tiempo, así que traigo “Cincuenta sombras de Grey” para excitarlas. Ella sabe que van a comenzar a leer y excitarse. El libro no es una gran revelación para ella, quiero decir que tiene mucho sexo en su hotel, muy restringido, solo por las tardes y especialmente con hombres de uniforme. Pero ella sabe lo que leer ese libro será para las otras mujeres. Es simplemente divertido para ella escandalizarlas un poco.
  Hacerlas pensar”. Pero el tema da para mucho más de lo que Vivian prevé. “Vivian tiene mucho miedo de perder el control”, dice Fonda. “Ella vive en un hotel que posee. 
 Todo lo que quiere, desde la comida hasta las personas que llevan tu equipaje, está predeterminado. No hay sorpresas.
Entonces este hombre le muestra quién fue ella hace tiempo, enamorada y rechazada en una experiencia temprana en la vida: si amas a alguien, te abandonará y entonces estarás realmente herido y vulnerable “.
  Cuando Arthur aparece en el hotel toda esa falsa seguridad se tambalea”.
Son las amigas de Vivian las que la hacen reconsiderarlo.
  “En el último acto de mi vida, realmente no creo que haya nada tan importante como mis amigas”, señala Fonda. “Me ayudan a sobrellevar el peso del día a día. Me inspiran, me hacen mejor, me hacen reír.”
  Eso incluye a sus nuevas amigas, sus coprotagonistas en Book Club.
“Todos somos mayores. Soy la mayor, la mamá oso. Ninguna somos ingenuas y somos conscientes de la importancia de la amistad ahora. En nuestros días de juventud, hablando por mí misma, hacía una película con alguien y nos convertíamos en amigos. Luego la película terminaría y seguiríamos adelante. Pero con esta película, todas tenemos la intención de mantenernos en contacto. Queremos fomentar una relación entre nosotras cuatro.
  Nunca he trabajado con ninguna de estas mujeres antes. Conozco a Candy superficialmente desde que tenía 17 años. Mi novio en ese momento dijo: ‘Quiero que conozcas a la chica más bella que haya visto’, y él me llevó a su casa. Y ella estaba en una escalera y me preocupaba que él quisiera que la viera. Pero tal vez él quería salir con ella y pensó que, si ella lo veía conmigo, sería una forma de ponerla celosa. Me desmayé cuando la vi porque era muy hermosa, inteligente y divertida. A Diane la he observado desde lejos con gran admiración e interés. Ella es una persona tan inusual. Se nota por la forma en que se viste, esa es solo la manifestación externa. Mary, para mí, es como el ser humano perfecto. Su corazón es tan grande como un estudio de grabación, tan generosa y multifacética.
  Ella es cantante, compositora, trabaja con músicos en Nashville. Solo un alma hermosa y muy interesante”.
Espera que la audiencia pueda compartir su descubrimiento: “para que los jóvenes tengan menos miedo de envejecer, nunca sea demasiado tarde y siempre tengan una segunda oportunidad”. Ninguno de nosotros es perfecto, pero todos somos lo suficientemente buenos. Todos llegamos a ese entendimiento al final de la película. Únete al Book Club.

  “Para mí, Candice Bergen tiene el mejor sentido del humor en el planeta”, dice Holderman. “No estoy bromeando. Ella es tan aguda y rápida. Su ingenio es tan genial. Quiero decir, ella es Murphy Brown. No es solo el personaje. Es quien ella es como persona. Encantadora. Graciosa.” 
  Pero en cuanto a su personaje, Sharon, la jueza federal divorciada, enfrenta “un desafío diferente”.
Sharon ha dejado de creer en sí misma. Su obstáculo es su propia valía. Ella es una víctima de lo que dice la sociedad: las mujeres a su edad ya no son relevantes, ya no tienen atractivo sexual, ya no deberían tener relaciones físicas. Se lo creyó y se enfocó en su carrera, siendo una jueza federal muy exitosa y poderosa. Ella tiene que superar los obstáculos en su creencia de que es digna, puede volver a salir, que alguien se enamorará de ella y disfrutará de su compañía y ella disfrutará de la suya.
  Es un verdadero desafío para las personas de todas las edades creer que valen el tiempo y el amor de los demás”. Para colmo de males, su exmarido, Tom (Ed Begley, Jr.), de 67 años, está comprometido con una mujer de menos de la mitad de su edad que conoció en un sitio web de citas.
  “Me emocionó que me ofrecieran este personaje (Sharon)”, dice Bergen. “Quiero decir que es una jueza federal, inteligente. La voz de la autoridad tiene sentido del humor, disciplina y verdad. ¡De acuerdo, ha vivido sola durante cientos de años! Estuvo casada durante mucho tiempo con este idiota. Entonces, comienza a pensar ‘Tal vez debería volver a ver hombres. Tal vez no debería estar viviendo en este pequeño desierto de departamento. Ella siente que su vida está completa. Tiene un gato. Está en la cima de su carrera y no siente que su vida sea deficiente.
  “Cincuenta sombras de grey” es como un gran flash. Se aventura en el mundo de las citas por internet. Le pilla su asistente porque entra mientras está teniendo una videollamada.
  No va bien al principio. Richard Dreyfus (George) es como una aparición. Es divertido, honesto, tiene sentido del humor, es inteligente y es fiscal. Así que es más realista esta vez. “Para mí personalmente, ¿citas por internet? No puedo imaginar tal cosa, pero hoy es lo corriente: ¿quién soy yo para decir? 
  “Richard Dreyfuss es un actor fantástico”, dice Bergen. “Tiene ese tipo de presencia salvaje, una confianza insana, llena de vida y humor. ¡Digamos que no tiene miedo de ir a ninguna parte!
  Cuando Bergen recibió el guion y descubrió que Fonda y Keaton estaban a bordo, “dije: Oye, me apunto. El personaje de Jane y mi personaje fueron juntos a Stanford, así que fuimos amigos desde hace mucho tiempo.
  Pero creo que el club de lectura ofrece una base real para una amistad: las reuniones, la lectura y el intercambio.
Sabes que cada uno de nosotros trabajó dos semanas en esta película y una de esas dos semanas fueron los cuatro trabajando juntos. ¡Fue un privilegio, realmente una alegría y realmente rápido! Para Bill Holderman, nuestro director, esta fue su primera película y realmente lo logró. ¿Quién sabe? Tal vez llegue lejos como director. 
  “Lo que me encantó es que esta película tenía honestidad, preocupación por la amistad. Para una mujer, en realidad, las amigas son la clave para una vida bien vivida y una vida con apoyo.
  Es conmovedor y es divertido. Está diciendo que no importa si estas en los 50 o 60 o 70 o más, la vida no ha terminado. Nuevas cosas comienzan. Se trata de renovarse continuamente.
  “Todas encuentran conexiones con los hombres y, a través de ellas, todas las mujeres están ahí para ayudarse mutuamente y eso te ayuda a pasar la noche”, dice. “También es inspirador porque son mujeres que han navegado por lo que la mayoría de las mujeres han tenido que enfrentar en sus vidas. Y han encontrado una manera de superarlo. Se han reinventado a sí mismas.”

  “Carol (Mary Steenburgen) y Bruce 
(Craig T. Nelson) se encuentran en una encrucijada”, dice Holderman.
“De las cuatro mujeres, Carol es la única que tiene un matrimonio exitoso.
  Para Carol, el problema es expresar sus propios deseos. Lo que sea que pienses de la serie “Cincuenta Sombras”, hace renacer un tipo de deseo y crudeza hacia la sexualidad de las personas. Parte de lo que hace el libro y parte de lo que Carol aprende es a pedir lo que quiere.
  “Había trabajado con Mary antes en “Un paseo por el bosque”.
Ella es tan encantadora y dulce, tan genuina”, describe. “Ella es de Arkansas y tiene esta bondad implacable y puedes sentirlo. Esto es lo que la humanidad debería ser. Steenburgen había hecho previamente una película donde tenía que bailar y le envió un clip a Holderman. Ella trabajó con un coreógrafo e invitó a Holderman a los ensayos. “Para la película era súper importante”, señala Holderman. “Esta mujer, Carol, va a subir al escenario, dejar sus temores a un lado y bailar sola. Ella lo hace con una sonrisa y gracia.
  Es hermoso... uno de mis momentos favoritos en la película “. La danza demuestra un punto de inflexión en su matrimonio. Por otra parte, también lo hace la Viagra. “Carol es la que nutre al grupo, la que habla de verdad, valiente sin miedo a hacer cosas que deberían asustarla”, cuenta Steenburgen. “Ella ha tenido un matrimonio realmente bueno y una familia muy feliz, pero su matrimonio está en un lugar donde se siente como si su marido la rechazara, atravesando su propia noche oscura del alma. Es la segunda vez que Craig, a quien amo, ha sido mi esposo de película. Carol está necesitando a sus amigas.
  Es un momento en el tiempo donde cada uno de nosotros necesita al otro. Uno de los mensajes de la película es que no hay este momento en el que te vuelves sabio, o estás por encima de todo de alguna manera, o no queda nada para aprender, o no te pueden romper el corazón. Estamos aquí para demostrar que eso no es verdad. Todavía estamos hambrientos “Ese es un mensaje realmente bueno para los jóvenes, porque si tratamos a las personas como si fueran insignificantes o estuviesen acabadas, ¿por qué alguien debería vivir otro día? Seamos honestos. Lo que esperas es llegar a esta edad y luego, lo que realmente esperas es que cuando tengas esta edad, tener amor y amistad, y si puede ser un poco de locura”.
  El Book Club, admite, “es solo esta excusa, apenas disimulada, para beber vino y hablar... sobre todo hablar sobre hombres, la vida y decirte cosas que solo un amigo puede decirte.
  No es una amistad maliciosa. El personaje de Jane trae el libro de “Cincuenta Sombras de Grey” a nuestro club.
Probablemente hayamos leído libros ‘mejores’, pero hace que cada una de nosotras se pregunte: ‘¿Dónde está esa parte de mí que es sexual? ¿Dónde está esa parte de mí que quiere amor? ¿Dónde está esa parte de mí que quiere romance? ¿Qué está pasando con esa parte de mí?’ Causa estragos en todas nuestras vidas. En la mía, me muestra el hecho de que mi esposo y yo solo somos dos personas que se acompañan sin tocarse, sobre todo en el dormitorio”. Y es entonces cuando Vivian aporta su granito de apoyo: Viagra. “No estoy abogando por esto. No creo que Carol quisiera que fuera tan extremo”, señala Steenburgen. “No toméis dos. Me disculpo por Carol “.
  Al igual que Holderman, a Steenburgen le encanta que su personaje luche contra sus miedos, se suba al escenario y baile. “Ella sabe que no es la mejor, ni de cerca, en el concurso de talentos.
  Es una parte de ella a la que le encanta bailar y nada ni nadie va a impedir que lo haga”.
Steenburgen nunca había trabajado con Keaton o Fonda antes y solo un poco con Bergen. “Empecé con gran entusiasmo por trabajar con estas mujeres. Tengo 65 años. Hice mi primera película cuando tenía 24. Llevo en esto lo suficiente. Y todavía tengo toneladas por aprender. El hecho de que tuviéramos cuatro mujeres mayores de 65 años es algo totalmente inusual. Eso nunca sucede. Estoy bastante segura de que puedes ver que me enamoro de las tres”, dice. “Son divertidas, brillantes y honestas. Todos nos sentamos en un garaje de la casa que se supone que es mi casa en la película, que por cierto también se supone que es la casa de Candice. Esas conversaciones fueron preciosas porque cuando volvimos e hicimos escenas juntas, algo nos había sucedido. Podíamos sentir la amistad. Tal vez no de décadas, pero real. Desde que terminó la película, intercambiamos mensajes, cenas, pequeños regalos y, por supuesto, libros. Me sentí como si hubiera tropezado con una mina de oro”.
  Aparentemente también lo hizo Nelson. Ha estado ligado sentimentalmente a tres de las cuatro estrellas de la película: Steenburgen en “La proposición”, Keaton en “La joya de la familia” y Fonda en “Grace y Frankie”. Aunque le encantaba el papel de Bruce, Nelson dice: “Creo que la película hará que las audiencias piensen en el envejecimiento.
  La discriminación por edad es un gran problema. Y ahora que soy mayor, reconozco mis antiguas formas de discriminación en ese sentido. Es sorprendente lo que descubres después de que hayas vivido algunos años”.
  Así aprovecharon la loca oportunidad de debutar como director y guionista jefe en una película sobre mujeres interpretadas por leyendas - decididas a decir sí a la vida cuando la sociedad grita no – que surgió de ese “Y si…” del Día de la Madre que Simms le hizo a Holderman hace años.
  El tono general de esta película es de cuatro mujeres de 60 años que leen “Cincuenta sombras de Grey” y esto las lleva a preguntarse dónde están en sus vidas. Se abre una conversación entre ellas que conduce a cambios significativos, reflexiona Simms. “La película fue realmente el resultado de una conversación sobre conocer a diferentes mujeres en ese rango de edad y qué tan diferentes podrían ser. Bill y yo sabíamos que algunas mujeres estaban viviendo como si fueran tan vibrantes y asombrosas como siempre lo han sido y que conocíamos a algunas mujeres que estaban llegando a la madurez y acababan cerrándose, permitiendo que esa fuera su realidad. Simplemente no creo que esa sea la forma en que debería ser. Entiendo que la vida puede ser difícil. Todos somos un producto de las cosas que nos suceden.
  Creo que envejecer es hermoso. No deberíamos mirar hacia atrás, intentar ser más jóvenes. Miras a la gente más joven ahora y piensas ‘Vas a ser viejo un día. Todos vamos en la misma dirección. ‘¿Por qué no ser tu mejor yo todo el tiempo? 
  “Mira a Diane Keaton, Jane Fonda, Candice Bergen y Mary Steenburgen. Por supuesto que son estrellas y super exitosas. Pero también están viviendo sus vidas al máximo, aceptando quiénes son en el mundo. ¿No sería agradable tener más personas, al resto de nosotros, que también piensen así?

 

0.0/5 de 0 opiniones.
VALORACIÓN GENERAL

logo radio directo