Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN

Titulo original: Fantastic Beasts And Where To Find Them

Año Producción: 2016
Nacionalidad: EE.UU., Inglaterra

Duración: 133 Minutos

Calificación: No recomendada para menores de 7 años
Género: Aventura, Familia, Fantasía
Director: David Yates
Guión: J.K. Rowling. Basada en su propia novela
Fotografía: Philippe Rousselot
Música: James Newton Howard
FECHAS DE ESTRENO
España: 18 Noviembre 2016
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Warner Bros.


SINOPSIS

Narra las diferentes aventuras de un escritor que pertenece a una comunidad secreta de brujas y magos. La acción transcurre setenta años antes de Harry Potter...

INTÉRPRETES

EZRA MILLER, EDDIE REDMAYNE, COLIN FARRELL, RON PERLMAN, JON VOIGHT, SAMANTHA MORTON, GEMMA CHAN, KATHERINE WATERSTON, CARMEN EJOGO, DAN FOGLER, CHRISTINE MARZANO, ALISON SUDOL, JENN MURRAY

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBSO

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

icono criticasSECUELAS: Animales fantásticos y dónde encontrarlos 2: Los crímenes de Grindelwald (2018)

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

ANTES DE HARRY POTTER EXISTIÓ NEWT SCAMANDER...
   En el verano de 1997, se publicó por primera vez un libro titulado Harry Potter y la Piedra Filosofal, de una escritora entonces desconocida llamada J.K. Rowling. Con las palabras: “Eres un mago, Harry”, nos llevó a un reino que pronto sería conocido como el mundo mágico. Y nuestro mundo nunca volvería a ser el mismo.
  A lo largo de siete best seller y ocho éxitos de taquilla en el cine, las historias de Harry Potter y sus amigos han cautivado a millones de personas de todo el globo mientras se hacían mayores y nos llevaban a todos por aventuras mágicas y emocionantes. Favoritos como Harry, Hermione, Dumbledore, e incluso El-que-no-debe-ser-nombrado se volvieron instantáneamente símbolos contemporáneos, y palabras como muggle, quidditch, y Hogwarts se incorporaron a nuestro léxico cultural.
  Ahora, casi dos décadas después del aterrizaje del primer libro de J.K. Rowling que haría historia, el público será transportado de regreso al mundo mágico en una nueva era de magia, en Animales Fantásticos y dónde Encontrarlos.
  Aunque Animales Fantásticos se desarrolla en un tiempo y un lugar totalmente diferentes, tiene una conexión natural con Harry Potter, puesto que Animales Fantásticos y dónde Encontrarlos era uno de los libros de texto de Harry en la Escuela Hogwarts de Magia y Hechicería. J.K. Rowling, que debuta como guionista en la película y que también ejerce como productora, recuerda que inicialmente creó el manual como un proyecto benéfico. "Durante la escritura de ese libro", dice, "me interesé por su aparente autor, Newt Scamander, y para mi tenía bastante vida. Así que me entusiasmó que el estudio viniera y me dijera que quería convertirlo en película porque ya tenía en mi mente el trasfondo y fueron a elegir la cosa que más me interesaba de todas. Y sabía que si iba a ocurrir, tendría que escribirla porque sé demasiado sobre Newt como para dejar que otra persona lo haga".
  Situada en 1926, la historia de la película da vida al auto-proclamado magizoólogo antes de que escribiera el manual que algún día sería lectura obligatoria en su alma mater, Hogwarts. Al final de un viaje que le llevó a tierras lejanas en busca de mágicas criaturas, Newt llega a Nueva York, donde la fuga de sus preciosos animales le arrastra a una cadena de acontecimientos que amenaza con sacar a la luz a la comunidad de magos, que se esconde, a la vista de todos, entre los nomajs.
  Dentro del cuento se pueden encontrar otras conexiones, aunque más sutiles, con los trabajos anteriores de J.K. Rowling. El productor David Heyman, que también produjo las ocho películas de Harry Potter, confirma que en medio de la magia y la diversión, hay conceptos que se han convertido en sellos distintivos de la escritura de Rowling. "En la película se observan muchos de los temas subyacentes en los libros de Potter: la virtud de ser tolerantes en contraste con los peligros de la intolerancia y la represión; ser honesto con lo que eres; marginados que se juntan y conectan... Ideas que contienen una relevancia y una universalidad emocional, con las que se puede identificar plenamente gente de todo el mundo. Puede que en el título estén los animales, pero son los humanos los que están en el corazón de la historia".
  Respecto a los escritos de J.K. Rowling, el director David Yates comenta: "Hay elegancia y humanidad en los personajes de Jo... una celebración de ser quien eres sin pedir disculpas, de no intentar demasiado amoldarte o esconder tu potencial para ser todo lo que puedes ser. Valora la individualidad".
  "Mis héroes son siempre gente que tiene el valor de decir: 'Sé cómo son las cosas, pero no tienen por qué ser así'", afirma Rowling. "Son los que están dispuestos a preguntar: "¿Por qué son así las cosas?"
  Eddie Redmayne, que hace el papel protagonista de Newt Scamander, cuenta: "Un tema esencial de esta película es el miedo a las cosas que no entendemos y también cómo reacciona la gente a ese miedo yéndose a los extremos. Por eso los magos viven escondidos en Nueva York y no hay absolutamente ninguna interacción entre ellos y los muggles, la cual está permitida hasta cierto punto en el Reino Unido, de donde procede Newt. Y por eso quieren destruir a los animales fantásticos, que podrían revelar involuntariamente la existencia de la magia. Son ideas que explora J.K. Rowling y aquí parecen estar en primer plano".
  Aparte del miedo a salir a la luz, otra oscura amenaza está provocando un malestar generalizado en el mundo mágico. Heyman explica que "hay un poderoso mago llamado Grindelwald, que es anarquista y cree que los magos son una raza superior. No se le ve desde hace un tiempo, pero está reuniendo seguidores, y la postura anti-muggle, o anti-no-maj, que predica está ganando adeptos. Sea con Voldemort en los libros de Harry Potter, o con Grindelwald, que es el espectro oculto que pesa sobre esta película, las ideas de intolerancia y de la estigmatización que sufren ciertas personas se mantiene en la escritura de Jo, aquí y en todas sus obras".
  "Me encantó abrir un nuevo capítulo de este rico universo", sigue Heyman, "que lo lleva a otro continente y a otra época. Resultaba muy familiar y al mismo tiempo completamente nuevo, y el guion de Jo nos incitó a todos a expandir nuestra imaginación".
  Tras dirigir las últimas cuatro entregas de la franquicia Harry Potter, Yates dice que su regreso al mundo mágico cinematográfico fue "como volver a casa. Fue precioso volver al lugar en el que había pasado seis maravillosos años".
  'Animales Fantásticos' es la primera película situada en este mundo que no se basa en un libro, lo cual proporcionó a los cineastas aún más libertad creativa. Yates afirma que "trabajar con Jo mientras desarrollaba el guion fue algo emocionante porque no era una adaptación; estábamos justo en el nacimiento. Era especialmente interesante dar forma a la película trabajando directamente con la creadora de ese mundo, y también una ventaja real, porque ella, por supuesto, conoce las reglas del derecho y del revés. Obviamente Jo tiene una mente ágil (básicamente, las ideas le salen a borbotones) pero también es una gran socia creativa que entiende que hacer películas es un proceso colaborativo; le gusta ver las cosas desde diferentes perspectivas".
  David Yates conoce a fondo este mundo y trabajamos muy bien juntos, así que me encantó que quisiera hacer la película", declara Rowling. "David Heyman ha estado ahí desde el principio, así que no podía ni plantearme hacerla sin él".
  Rowling también valoró que Steve Kloves, que había hecho los guiones de las películas de Harry Potter, se sumara a Animales Fantásticos como productor. "Quería que Steve participara porque, al no haber escrito nunca un guion, sabía que necesitaría cierta ayuda", dice la escritora. "Ha sido fantástico poder contar con él, con sus consejos".
  Kloves, a su vez, prácticamente canta alabanzas sobre Rowling, y apunta: "Para mí, cualquier obra escrita que tiene éxito, incluidos los guiones de películas, se basa en el ritmo y en una cierta musicalidad. Cuando no la tiene, puede que no te des cuenta de forma consciente, pero notas que algo no funciona. Por eso, cuando la tiene, todo fluye. Jo compone melodías grandiosas", dice con una sonrisa.
Yates asiente. "Fue divertido, fue tierno, fue inesperado y terrible... todas esas cosas que un cineasta busca en una obra y que te permiten dar lo mejor de ti como narrador de historias".
  Redmayne comparte estos puntos de vista: "Lo que me conquistó del guion fue que era de una envergadura extraordinaria y, a la vez, tenía una gran profundidad. A medida que lo leía, sentí una enorme variedad de emociones. Era asombroso ver cómo J.K. Rowling lograba unir con delicadeza todos esos componentes. Lo que hace con esa elegancia es crear personas reales que tienen, a la vez, tanto cualidades maravillosas como otras que no lo son tanto".
  "Y no puedo imaginar un director más entusiasta que David Yates para plasmar todos esos elementos en pantalla", sigue el actor. "Es absolutamente extraordinario. En una película de esta magnitud, hay que dirigir muchos departamentos, y lo asombroso es que consiguió hacer malabares con todas estas cosas a la vez que conservaba la concentración y el respeto a los personajes. Nunca perdió el ritmo. Tiene una capacidad de asombro infantil que estimuló a todo el mundo. Esta película ha sido una de las experiencias más placenteras de mi vida".
  "David es alguien a quien admiro enormemente como director", apunta Heyman, para quien 'Animales Fantásticos' supone su quinta película con Yates. "Siempre está buscando la verdad, luchando por la autenticidad, y creo que eso ayuda a subir el nivel de todo, desde la historia hasta las interpretaciones. Saca lo mejor de cada uno, delante y detrás de las cámaras. También es un colaborador fantástico. Incluso cuando tiene una opinión propia tajante, está dispuesto a escuchar las ideas de los demás. Y, al final, siempre acaba tomando la mejor decisión".
  El talentoso elenco de actores que trabaja con Redmayne delante de las cámaras incluyó a Katherine Waterston, Dan Fogler, Alison Sudol, Ezra Miller, Samantha Morton, Jon Voight, Carmen Ejogo y Colin Farrell.
  Detrás de las cámaras, en Animales Fantásticos también se reencontraron otros "exalumnos" de Harry Potter, incluido el diseñador de producción Stuart Craig. A lo largo de ocho películas, Craig había hecho realidad la visión que Rowling tenía del mundo mágico, quizás especialmente el Castillo de Hogwarts, cuya silueta se ha hecho tan reconocible como los personajes que lo habitaban. Para esta película, Craig creó otra institución del mundo mágico: la sede de MACUSA (Congreso Mágico de los Estados Unidos de América). Sin embargo, la mayoría de sus diseños tienen que ver con el entorno no-maj de la Nueva York de 1926, que se construyó literalmente desde cero en los Estudios Leavesden de Warner Bros., en Inglaterra.
  El productor Lionel Wigram afirma que fue un placer volver al estudio que consideraron su hogar durante diez años, durante la producción de las ocho películas de Harry Potter. "Fue emocionante volver a Leavesden, que se ha reformado completamente desde Harry Potter. Quisimos superar los límites en lo relativo a los decorados, y hacerlos lo más ricos posible, pero al mismo tiempo es increíble su nivel de detalle. Cuando paseábamos por las calles de Nueva York, todos sentíamos como si estuviéramos viajando al pasado".
  A las órdenes de Yates, el departamento de efectos visuales, liderado por los directores Tim Burke y Christian Manz, y por el equipo de desarrollo de animación de criaturas VFX, dirigido por Pablo Grillo dio vida en la gran pantalla a la gran variedad de animales fantásticos que aparece en ella.
  Yates también se reencontró con su montador habitual, Mark Day, en la que ha supuesto su primer trabajo junto al director de fotografía Philippe Rousselot, la diseñadora de vestuario Colleen Atwood y el compositor James Newton Howard.
  Junto con el director, la guionista y los productores, sus esfuerzos combinados proporcionaron a todo el reparto un entorno extraordinario en el que crear magia.

ANIMALES FANTÁSTICOS...
  Tal y como sugiere el título de la película, hay otro grupo de personajes que desempeña un papel importante en la historia: los animales mágicos que Newt ha rescatado durante sus aventuras por el mundo. Los diseñaron y les dieron profundidad, dimensión, color, luz, movimiento y personalidades individuales por ordenador. Este complejo proceso supuso una estrecha colaboración entre David Yates, J.K. Rowling, los supervisores de efectos especiales Tim Burke, Christian Manz y su equipo, y el departamento de efecto visuales de animación por ordenador, encabezado por Pablo Grillo, entre otros.
  "Lo abordamos desde todos los ángulos, lo que aportó la perspectiva creativa de diseñadores gráficos, escultores, diseñadores y animadores", explica Burke. "Escogimos lo mejor de diferentes personas y lo mezclamos para crear unos animales fantásticos".
  Desde el principio se basaron en el libro sobre Newt Scamander que Rowling escribió hace años. "El punto de partida principal fue el libro, que se convirtió en nuestra enciclopedia, y lo desarrollamos a partir de ahí", recuerda Manz. "El mayor reto fue crear animales que la gente piense que pueden existir realmente en el mundo mágico".
  "Mi apunte constante para todo el mundo era que los animales tenían que ser fantásticos, pero no fantasías. Buscamos inspiración en referencias biológicas y antropológicas de la naturaleza, que está llena de maravillas y de animales increíbles", afirma Yates.
  "Trabajo con Yates desde hace diez años y siempre se ha implicado mucho en el proceso", sostiene Burke. "Todo gira en torno a la veracidad de las actuaciones, y eso se aplica tanto a los personajes creados por ordenador como a los actores. La película funciona si la gente acepta que esas criaturas existen en el mismo espacio que los personajes humanos".
  Parte de la tarea de conseguir esa sensación recayó en los actores, sobre todo en Eddie Redmayne, que aparece en la mayor parte de las escenas con los animales y tenía que reflejar el profundo amor y compasión de Newt Scamander por su manada. Para preparar este aspecto, Redmayne pasó mucho tiempo con cuidadores reales para estudiar su relación con los animales a su cargo. "Me reuní con zoólogos y gente que observa a los animales en su hábitat, y todos ellos hablaban con pasión de sentirse en armonía con el entorno y de elogiar la naturaleza", recuerda el actor. "Investigué mucho las asombrosas relaciones entre humanos y animales, y eso me ayudó con los elementos físicos y emocionales de mi actuación".
  "Ver a Eddie interactuar con los animales fue uno de mis aspectos favoritos a la hora de trabajar con él, porque cada relación es distinta y él desarrolló formas únicas de comunicarse con cada uno de ellos. A veces eso se reflejaba en el gesto más ínfimo, pero sabíamos que había estado meses trabajando en cómo moverse con un animal o cómo hacer las labores de Newt con ellos lo más específicas posibles", afirma Katherine Waterston.
  Redmayne recuerda que la reacción de otro de los actores hacia los animales influyó tanto en él como en su personaje. "Nunca olvidaré la mirada de asombro de Dan Fogler cuando Newt lleva a Jacob dentro de la maleta. Ve la empatía de Jacob, y está tan acostumbrado a que la gente sea cruel con esas criaturas que empieza a querer a Jacob e incluso deja que le dé de comer a algunas de ellas. Dan estaba ahí mirando a la nada y dándoles de comer con una enorme alegría y aceptación. Me cautivó".
  Para ayudar a los actores en las escenas con animales que no estaban ahí en realidad, los cineastas solían contar con la presencia de marionetistas "para darle a los actores algo real con lo que interactuar, algo que pudiesen tocar, que reaccionase a sus movimientos", explica el marionetista Robin Guiver. "Así podían actuar junto a las marionetas, que también ayudaban a la cámara en cuanto al tamaño y la forma del encuadre. Tener una representación física en el estudio fue fundamental para algunos departamentos".
  La variedad de animales es tan amplia como la que podemos encontrar en nuestro reino animal y comprende todas las especies: desde mamíferos a pájaros, reptiles, insectos y combinaciones de todos ellos que desafían la clasificación. "Queríamos crear la mayor diversidad posible para dar una visión del conjunto de fauna mágica que existe: desde los más encantadores hasta los imponentes, aterradores y magníficos. También tuvimos en cuenta de dónde provenían, ya fuese el desierto de Arizona o la sabana africana, y lo reflejamos en el diseño y la función. Trabajamos mucho para desarrollar su posible comportamiento en diferentes situaciones, con lo que ampliamos su potencial dramático", afirma Pablo Grillo.
  Para dar vida a los animales, Grillo cuenta que acudieron a la persona en cuya imaginación nació todo el proyecto. "Durante el desarrollo de la producción, J.K. Rowling venía para ver cómo eran las criaturas, y sin duda su aprobación era muy importante para nosotros. A veces nos decía que algo estaba mal, que Newt no tendría eso en su maletín porque era una criatura domesticada, que le interesaban las especies poco frecuentes y vulnerables. Obviamente ella conoce este mundo muy de cerca, así que sus opiniones nos resultaron muy valiosas".
  En cualquier elenco algunos papeles son más importantes que otros, y esto también ocurre con los personajes principales de Animales Fantásticos. La primera de las criaturas de Newt que escapa a los confines del maletín es el travieso escarbato: un roedor pequeño y peludo con una boca parecida al pico de un pato y una bolsa marsupial que se expande por arte de magia para acumular una cantidad aparentemente interminable de tesoros robados. "Al escarbato le encantan los objetos brillantes, así que cualquier cosa con destellos o centelleos será irresistible para él", explica Redmayne. "Newt tiene una relación de amor-odio con el escarbato, porque es tan especial que no puede evitar tenerle cariño aunque siempre le está causando problemas. Es un pequeñajo astuto, y una vez que está fuera también es sorprendentemente rápido y ágil".
  Aunque Newt adora a todos sus animales, Redmayne admite tener un favorito: el diminuto bowtruckle con apariencia de ramita llamado Pickett, que, escondido, siempre acompaña a Newt. "Me encantan los bowtruckles, sobre todo Pickett. Tiene problemas de afecto y prefiere ir en el bolsillo de Newt antes que con el resto de bowtruckles".
  Si el bowtruckle es uno de los animales más pequeños de la manada de Newt, sin duda el más grande es la erumpent, que deja un reguero de destrucción a su paso. "Con su gran tamaño y peso, pasa arrasando las paredes y su ímpeto es imparable", admite Grillo, "pero también queríamos que tuviese un encanto delicado porque está en celo y busca amor", confiesa riéndose.
  El hecho de que la erumpent esté en celo le permite a Newt engatusarla para volver a la maleta, combinando una gota de almizcle de erumpent con lo que Redmayne llama burlonamente "uno de los momentos más humillantes de la película": imitar la danza de apareamiento erumpent.
  Para ayudar tanto al actor como a Yates, Redmayne contó con un compañero físico: una marioneta gigante manipulada por un equipo de tres marionetistas que habían dado vida al personaje principal de War Horse (Caballo de Batalla). "Sin embargo, la marioneta de erumpent era enorme: cinco metros de alto, tres de ancho y ocho de largo, por lo que equilibrar el peso y tener a la vez libertad de movimiento no fue sencillo", explica Guiver. “La ventaja fue que David Yates pudo dirigir a la marioneta como lo haría con un actor, dictando movimientos cuando lo necesitaba y determinando el corte de la escena de forma muy real".
  No todo sucede tal y como Newt había previsto. Jacob se echa una desproporcionada cantidad de almizcle que atrae la atención del animal falto de amor. La consiguiente persecución es sumamente peligrosa para Jacob porque, además de su enorme tamaño y su gruesa piel, el erumpent posee un cuerno afilado que contiene un líquido que destruye todo lo que atraviesa. "Nos lo pasamos muy bien rodando esa escena", confiesa no obstante Fogler. "Esas payasadas la convirtieron en una de mis escenas favoritas".
  Entre las criaturas voladoras de Newt se encuentran el thunderbird y el swooping evil, que no tienen nada en común aparte de las alas. A primera vista, el swooping evil parece simplemente un pequeño capullo verde con espinas, pero cuando se lanza correctamente, "como cuando lanzas un yoyó", explica Redmayne, "se convierte en una criatura preciosa de apariencia fiera que vuela hasta que Newt lo llama y vuelve a ser un capullo de nuevo". El swooping evil, con su cuerpo de reptil y sus coloridas alas similares a las de una mariposa, puede resultar peligroso, ya que puede extraer cerebros.
  En cambio, "el thunderbird es una criatura majestuosa con la que estaban traficando cuando Newt la rescató y la llamó Frank", afirma Yates. "De hecho, él es la razón por la que Newt va a Estados Unidos; su intención es llevar a Frank a su hábitat natural en Arizona y soltarle en su entorno".
  "Quería tener algo que fuese americano por excelencia, y el thunderbird lo es", explica J.K. Rowling. "Siento una afinidad especial por los pájaros. Me encantaba el fénix de Dumbledore, y en esta película quería un pájaro con su propia mitología. Cuando el thunderbird extiende sus múltiples alas ocasiona tormentas, así que es una criatura poderosa y mítica".
  No obstante, Rowling reconoce que su animal favorito no es un pájaro, sino el demiguise, un primate de tamaño medio con el pelo plateado y unos ojos grandes y tristes. "Tienen la capacidad de hacerse invisibles cuando quieren y ese es un poder que siempre me ha atraído, por eso me encanta el demiguise".
  El demiguise de Newt también tiene una amistad especial con el occamy, una criatura serpenteante de dos patas con alas de plumas que le dan la apariencia de un dragón alado, y cuyos huevos están recubiertos por una cáscara de plata. El occamy que puede crecer o encogerse para adaptarse al espacio disponible, por lo que fue uno de los animales más difíciles de representar. "Localizan al occamy en un espacio amplio, así que tiene un cuerpo muy largo con el que nosotros básicamente cubrimos la habitación. Cuando el occamy está asustado, tiene una luz irisada que se mueve a lo largo de su cuerpo, así que tuvimos que discurrir cómo crear esa luz refractiva que se movía por las plumas", explica Tim Burke.
  Los otros dos animales que consiguen escapar de la maleta de Newt son el murtlap, una criatura sin pelo, parecida a una rata con espinas en la espalda que muerde a Jacob al principio de la película, y el billywig, un insecto similar a un escarabajo de color azul zafiro, con una afilada púa y alas en la cabeza que le permiten girar cuando vuela. Existe un sinfín de diferentes criaturas que viven dentro de la maleta de Newt, entre las que se incluyen los mooncalves grises, de ojos grandes y redondos en lo alto de la cabeza, y la última pareja de graphorns, que tienen la piel de color gris purpúreo y unos cuernos largos y afilados.

... Y DÓNDE ENCONTRARLOS
  Todos los animales rescatados por Newt en sus viajes han encontrado un refugio seguro dentro de su maleta, que se ha expandido por arte de magia para adaptarse a sus necesidades.
  El diseñador de producción Stuart Craig explica que tuvieron en cuenta diferentes conceptos para recrear el interior, y prácticamente de inmediato renunciaron a la idea de hacerlo con jaulas. "Le dimos muchas vueltas a la apariencia, pero no es un zoo. Newt se preocupa por la conservación de estas criaturas y por su comodidad y felicidad, así que acabamos creando diferentes ambientes que tienen un elemento casero pero siguen conservando la magia".
  El resultado final semeja una serie de dioramas, y aunque están todos yuxtapuestos, cada uno se diseñó para que representase el paisaje y al clima de los lugares de origen de sus habitantes. A pesar de la hechicería, los entornos se proyectaron deliberadamente para que pareciesen algo salvajes. "Lo que Newt intenta es darle a los animales la percepción de que están en sus entornos naturales, así que cada sección tiene su propia ambientación y su clima, pero sin duda es teatral", explica el director artístico Toby Britton. "Utilizamos la madera como material de construcción principal, pero se puede ver que no hay nada completamente recto".
  "Lo que refleja eso es que Newt no es un mago infinitamente poderoso que puede crear biosferas ilimitadas", añade Grillo. "Tenía que haber una calidad contenida en todo, así que intentamos encontrar el equilibrio entre el asombro y el realismo".
  Los equipos de efectos visuales de Burke y Manz desempeñaron un papel fundamental a la hora de ampliar los diversos hábitats, sobre todo aquellos en los que vivían los animales más grandes, como los graphorns o la erumpent. También le dieron a cada uno de ellos las condiciones atmosféricas adecuadas y crearon o mejoraron la correspondiente topografía, desde el Ártico a un bosque de bambú o un paisaje desértico.
  Manz recalca que trabajaron con el director de fotografía Philippe Rousselot en la iluminación de cada escenario. "En cada uno de los entornos la luz tiene que cambiar para adaptarse al terreno, así que compartíamos continuamente el material de previsualización con Philippe para enseñarle dónde estarían las divisiones y para hacer todo lo más fluido posible".
  Todos los hábitats se construyeron en platós insonorizados de Warner Bros. Studios Leavesden, en donde Craig y su equipo también crearon desde cero las esferas mágicas y nomaj del Nueva York de 1926. "Fue un nuevo y gran desafío", opina Craig, "con una época, un país y una cultura diferentes a las de las películas de Harry Potter".
  Los cineastas empezaron su investigación yendo a la ciudad de Nueva York, que ha crecido exponencialmente y se parece poco a la ciudad que era hace 90 años. No obstante, reunieron una gran cantidad de material de referencia. "Recopilamos miles de fotografías y creamos un registro de edificios que podríamos replicar exactamente o que nos inspirarían, pero con algún cambio", recuerda Craig. "Hay dos mundos, y uno de ellos no existe para el otro, así que tenía que existir un contraste entre ellos".
  Utilizando una parte del exterior del estudio se creó la ciudad de Nueva York en secciones separadas con forma de T que contenían diferentes zonas de la ciudad. "Un área tenía los edificios de viviendas del Lower East Side, donde vive Jacob", detalla Craig. "Otra está basada en Tribeca, con los clásicos detalles de hierro fundido que no se ven en cualquier parte y que atraen mucho a los interesados en arquitectura. En lo alto de la T construimos el banco en el que Newt conoce a Jacob. Es una gran institución con escalones que dan a un pórtico exterior con columnas y a un fastuoso interior con detalles de bronce y un mármol bellísimo. En la misma zona estaba la fachada del edificio Woolworth, que en aquel entonces era el más alto del mundo y que, a escondidas de los nomajs, alberga la sede secreta de MACUSA. También construimos el edificio de piedra rojiza en el que viven Tina y Queenie. Fue un trabajo inmenso, pero teníamos que hacerlo para mostrar a los personajes moviéndose por la ciudad".
  "Era mucho más grande que nada que hubiésemos hecho en las películas de Harry Potter, y me atrevo a decir que nada que Stuart hubiese construido en toda su carrera", afirma Yates. "Luego Tim Burke y Christian Manz ampliaron ese mundo con efectos digitales".
  "Stuart crea unos platós físicos increíbles que son la base de la película y que nos dan algo muy tangible sobre lo que hacer una ampliación, tanto a lo largo como verticalmente. Fue genial colaborar con él en cómo sería la perspectiva desde diferentes ángulos, porque solíamos añadir edificios específicos o partes del skyline tal y como habrían aparecido en 1926, y Stuart diseñó el modelo de cómo serían esas vistas", añade Burke.
  Incluso sin ver los platós con las extensiones de los efectos especiales, Eddie Redmayne afirma que no le resultó difícil imaginarse la reacción de Newt al llegar a Nueva York. "Después de pasar un año solo en el campo, poner de repente un pie en ese lugar frenético, ruidoso y colorido le provoca asombro y curiosidad acerca de todo. La extensión y la magnitud de los decorados eran pasmosas".
  Waterson está de acuerdo: "No se dejaron ningún detalle; fue extraordinario. Entrar al plató por primera vez fue como entrar en una máquina del tiempo".
  La admiración de los actores la compartió también Rowling, que recuerda la primera vez que vio los decorados. "Íbamos en uno de esos pequeños carritos de golf que te llevan por Leavesden, giramos en una esquina y estábamos en Nueva York. Fue algo increíble. Stuart es un auténtico genio en su trabajo. Le das la página escrita y reproduce exactamente lo que tú habrías hecho si tuvieses el don para hacerlo. Es el sello distintivo de todo el equipo de Leavesden; toda esa gente está entre los mejores de su campo".
  Otra parte del exterior se utilizó para representar el zoo de Central Park, que Newt y Jacob encuentran prácticamente en ruinas gracias a la vehemente erumpent. Craig reconoce que se tomaron una licencia creativa en ese decorado: "El zoo no existía en 1926. Había una armería, que todavía está ahí hoy en día, y alguien empezó a recoger animales, pero no se convirtió en el zoo de Central Park hasta 1934".
  La escena del zoo, cargada de acción, se rodó de noche, lo que supuso un reto para Rousselot y su equipo de iluminación. "Las nubes se cruzan por delante de la luna, provocando luces y sombras que cambian constantemente, así que no queríamos nada estático", aclara. "Diseñamos un sistema de paneles de 12 por 12 metros con luces LED que nos permitía mover la luz de un extremo a otro y controlar la velocidad para simular la luz de la luna real".
  La pieza central del mundo mágico americano es la enorme sede de MACUSA, cuyos interiores se construyeron en platós insonorizados en Leavesden. Al igual que el Ministerio de Magia británico, MACUSA es un complejo impresionante, apropiado para una sede de gobierno, pero existen diferencias entre ellos. El Ministerio, construido bajo tierra, se edificó horizontalmente con pasillos largos y redondeados. MACUSA se concibió de forma vertical, ya que está alojado dentro de un rascacielos. Ambos están abarrotados de magos y brujas que corren de un lado para otro; no obstante, mientras que el Ministerio envía mensajes con lechuzas que vuelan por todas partes y notas voladoras, el papeleo en MACUSA se archiva por arte de magia en ratas de origami que se desplazan por tuberías para hacer sus envíos.
  Al entrar en MACUSA nos encontramos un tramo de escaleras que llevan al grandioso vestíbulo, que Craig diseñó con el estilo art déco que se hizo popular en los años veinte. Las paredes con rayas blancas y negras aparecen interrumpidas por ventanales altos y estrechos que se erigen hasta los 230 metros, "que lo convierten en una catedral de luz y le dan un aspecto muy característico", detalla Craig. Las paredes están formadas por azulejos de cerámica en bandas claras y oscuras: estilo art déco inspirado en la Catedral de Siena italiana. Los ascensores negros con apariencia de jaula funcionan en ambos lados, y entre el gentío se pueden encontrar servicios habituales, como un puesto de limpiavaritas dirigido por un elfo doméstico.
  No pasa desapercibido el Barómetro de Nivel de Amenaza por Exposición Mágica que preside el vestíbulo. Con su marco dorado y sus cuatro caras de cristal, una por cada lado para que se pueda leer desde cualquier dirección, es un recordatorio constante del miedo del mundo mágico a ser descubierto por los nomajs. Los colores indican el nivel de amenaza: desde el verde, que significa amenaza baja, hasta el rojo, que indica una situación de emergencia. Actualmente está en naranja por "actividad inexplicada grave", como resultado de los misteriosos eventos que están ocurriendo en las calles de Nueva York. Otras partes destacables del decorado son un retrato a gran escala de la presidenta Seraphina Picquery, las estatuas doradas de fénix situadas sobre las columnas de un arco dorado que vigilan las actividades, y, en el centro del vestíbulo, una gran estatua de bronce que homenajea a las brujas de Salem.
  Desde el atrio del vestíbulo se pueden ver, más abajo, las oficinas. "Cuanto más te adentras en el edificio, el trabajo es menor y las condiciones, temibles", detalla Craig. "Por ejemplo: las oficinas de los aurores están en el piso de arriba, mientras que la oficina de Tina en el Departamento de Registro de Varitas está en el estrecho sótano".
  'Animales Fantásticos' se enmarca en un momento en el que MACUSA celebra una reunión de la Confederación Internacional de Magos, una versión de las Naciones Unidas del mundo nomaj. El austero organismo está debatiendo las alteraciones inexplicables que suceden en Nueva York y sus posibles repercusiones cuando Tina irrumpe en la sala sin anunciar con el maletín de Newt en la mano. Craig explica cómo imaginó el decorado: "Quería una sala de conferencias, con cierta similitud a la Cámara de los Lores británica, que tuviese sillones en ambos lados y a la presidenta Picquery en un extremo sentada en un sillón parecido a un trono. Esas gradas, con todo el mundo mirando a Tina mientras le hacen preguntas, hacían el sitio muy intimidatorio, que es exactamente lo que nos proponíamos".
  Newt, Tina, Jacob y Queenie tienen luego una reunión muy diferente en un lugar bastante menos importante: un sórdido bar clandestino del mundo mágico llamado The Blind Pig. "La ley seca aún estaba vigente en 1926, así que creamos un bar clandestino subterráneo", cuenta Craig. "Hay carteles de 'Se busca' en movimiento colgados en la pared y está totalmente impregnado de suciedad y nicotina. Nos lo pasamos bien haciéndolo parecer lo más mugriento posible".
  Burke y Manz también se divirtieron llenando el bar de gente. "Tiene una banda de jazz, pero para darle un toque mágico la convertimos en una banda de jazz de duendes, con una cantante duende muy sexy, y tanto el barman como el camarero son elfos domésticos".
  El cuarteto va allí para ver al propietario de The Blind Pig: un duende llamado Gnarlak, que era informador de Tina cuando ella era auror. El actor de metro ochenta Ron Perlman está casi irreconocible en el papel del minúsculo Gnarlak, que no llega al metro veinte, aunque su voz es inconfundible. "Me hizo mucha ilusión que me invitasen a la fiesta", reconoce Perlman. "No voy a mentir: el papel no fue difícil de representar. Crecí en Nueva York y vi a muchos tíos así. El establecimiento de Gnarlak sirve al estrato más bajo de la sociedad: una amplia gama de personajes despreciables, y él es el más despreciable de todos porque es el dueño de todo lo que suministra. Es cutre, pero es un lugar donde puedes tomar algo, ligar, apostar y desmelenarte. Si quieres pasar un buen rato, vete a The Blind Pig".
  Para transformar a Perlman en Gnarlak, el equipo de efectos visuales utilizó un sistema de captura de movimiento facial. "Ron tenía setenta y pico puntos pegados por la cara y un casco con una cámara en la cabeza para capturar sus movimientos. También teníamos otras seis cámaras grabando todo lo que hacía para los animadores, que eran de vital importancia para que pudiesen ver cómo sería Ron si fuese del tamaño de un duende. Lo fundamental es que el público crea que Gnarlak existe. No es un dibujo; es un personaje vivo en este universo", explica Manz.
  En los platós insonorizados de Leavesden se crearon otros decorados, como la suntuosa oficina de Henry Shaw Sénior y la atestada redacción contigua; la habitación con pocos muebles de Jacob, y el pintoresco piso de piedra rojiza de Tina y Queenie, donde las hermanas invitan a Newt y Jacob a una mágica comida casera. Craig también diseñó una plataforma subterránea de estilo art déco, en la que tiene lugar un peligroso enfrentamiento entre las fuerzas del bien y del mal.
  Dos escenas se rodaron fuera de Leavesden, en la ciudad costera de Liverpool (Inglaterra). El edificio Cunard alojó los grandes almacenes vacíos en donde Newt y sus nuevos amigos encuentran a dos de los animales perdidos. El fascinante St. George's Hall se convirtió en una sala de fiestas en la que se celebra un evento de etiqueta en honor al senador Shaw que no acabará del todo bien.

ESTILO DE LA ERA DEL JAZZ...
  'Animales Fantásticos y dónde encontrarlos' supone la primera incursión de la Colleen Atwood en el mundo de los magos. La diseñadora quería mantenerse fiel al estilo de los años veinte, pero añadiendo toques del universo mágico. "Disfruté mucho la experiencia de combinar esos elementos de forma sutil; no era muy evidente, pero de repente te dabas cuenta", comenta.
  "David quería capturar esa clase de energía frenética de Nueva York en una época en la que hubo una explosión de gente de diferentes etnias que venía de todo el mundo", recuerda Atwood de sus charlas con el director. "Me encantan los años veinte. Fue una época de optimismo y cambio en Estados Unidos, justo antes de la Gran Depresión; una época de excesos demenciales en todos los sentidos".
  "Colleen es increíble", opina Yates. "Aportó una dilatada experiencia, una gran fe en el proyecto y un punto de vista innovador en su trabajo con todos los trajes, desde los papeles más importantes a los más pequeños. Fue un auténtico placer trabajar con ella".
  Atwood nos habla en primer lugar de Newt Scamander: "Ha recorrido el mundo, así que tiene que ser capaz de adaptar y combinar eso con el mundo real. El truco fue incorporar el perfil de la época pero hacer su ropa algo desconjuntada y mal entallada para añadir una sensación de extravagancia al personaje. En aquellos años la ropa era de colores cálidos, sobre todo la de hombre, así que para distinguirlo elegí un color azul pavo real para el abrigo, que es lo que lleva puesto la mayor parte del tiempo". Un accesorio que llamará la atención de los fans de Harry Potter es la bufanda amarilla y negra de Hufflepuff que lleva Newt, un recuerdo de sus años en Hogwarts.
  La diseñadora cuenta que añadió al abrigo otra característica relacionada con la profesión de Newt. "Le agregamos diferentes bolsillos en los que podía meter pociones, remedios y, por supuesto, a algunos de sus amiguitos", explica con una sonrisa. "La mayoría de los bolsillos secretos están por dentro del abrigo, así que es probable que no los veamos mucho, pero todos están ahí por algo".
  Atwood creó trajes para las hermanas Goldstein, que son prácticamente opuestas, en base a sus personalidades individuales. "Tina es una chica bastante moderna, así que decidí que llevase pantalones desde el principio. No era muy común en esa época, pero sí que se llevaban", explica. "Aunque la expulsaron de la comunidad de aurores, ella todavía se pone un abrigo de cuero como el que llevan ellos, así que le hice una gabardina de paño con un cuello ancho para que pudiese esconder la cabeza y hacer el trabajo de espía para el que ha nacido".
  Sin duda, el estilo de Queenie es más femenino que el de su hermana. "El primer vestido que lleva es el típico de bruja, pero con un toque de los años veinte y algo de coquetería. El abrigo que diseñé para ella estaba tejido con 9000 metros de hilo de seda en diferentes tonos de color melocotón. Me dio la impresión de que parecía un atardecer o un amanecer con un elemento de aire y luz que me gustaba para Queenie", detalla Atwood.
  "Jacob es un poco lo que en aquellos años se definía como dejado", cuenta sobre el vestuario del único miembro nomaj del grupo. "Llevaba la ropa ancha, al contrario que la mayoría de los hombres de la época, que fuesen ricos o pobres siempre intentaban ir entallados. Sin embargo, Jacob tiene tan poco dinero que se ve obligado a comprar ropa usada que no le queda bien. Para transmitir eso mejor, utilicé telas más suaves que las que suelo usar para que le diesen una mayor holgura y no el aspecto estructurado de la época".
  Al inescrutable Percival Graves "quería darle poder", explica Atwood, "así que exageré algunas cosas, como la longitud de sus botas y hombreras. Su abrigo es prácticamente una capa: muy elegante pero con un toque en el dobladillo que lo curva. Encontré una tela increíble que tenía hilo metálico Lurex, así que no era reluciente pero tenía cierto brillo".
  Por otro lado, Atwood describe la vestimenta de Credence como "muy ajustada en los hombros, con un cuello alto y apretado. Ezra tiene unas piernas largas y bonitas, así que las destaqué con un pantalón a rayas y una chaqueta corta. Él y Jacob son los únicos personajes principales de la película que no llevan abrigo, y es algo deliberado. No llevar abrigo cuando hace frío da cierta sensación de pobreza, y esa impresión es válida para ambos".
  Reservó el diseño más opulento para la presidenta de MACUSA Seraphina Picquery, que capitanea la Confederación Internacional de Magos con una capa negra de seda llena de bordados dorados y con el emblema del thunderbird en el pecho. Una corona con joyas incrustadas completa el atuendo.
  Los otros miembros de la Confederación también visten ropa formal que refleja de manera evidente los países y culturas de los que proceden. "Cuando los ves a todos juntos da la sensación de que están representando otras partes del mundo mágico", opina la diseñadora. "Parecen todos muy solemnes, pero hay pequeños matices que indican que son líderes en la comunidad mágica".
  Atwood añadió otro toque mágico a los sombreros cloché que utilizaban las mujeres en los años veinte. "Los verdaderos sombreros cloché son abovedados y quedan ajustados a la cabeza, pero hicimos diferentes versiones con puntitos para darles un estilo de bruja", explica.
  El único complemento que llevan todos los magos y brujas es su varita, y escoger la de su personaje fue un momento importante para cada uno de los actores. "Todos los actores participaron en el diseño de su varita, así que había que respetar la importancia que tenían para ellos", afirma el encargado del departamento de atrezo, Pierre Bohanna.
  "Escoger una varita fue cumplir un deseo que nunca piensas que llegará, y luego me entró el miedo escénico porque me di cuenta de que no sabía qué hacer con ella", comenta riéndose.
  "A veces iba andando con ella en la mano y por un momento me olvidaba de que no podía hacer que las cosas se moviesen en realidad", confiesa Alison Sudol con una sonrisa. "Incluso como adultos, en el fondo todos nosotros queremos que exista la magia, así que es increíble formar parte de un mundo en el que eso es posible".
  El elemento artístico final en Animales Fantásticos y dónde Encontrarlos es la banda sonora, compuesta por James Newton Howard. "Es el tipo de película con el que todos los compositores sueñan", afirma. "El marco del largometraje es muy amplio: hay momentos bellos y mágicos, así como escenas oscuras y aterradoras, por lo que necesitábamos temas complejos capaces de fluir entre ellas a la vez que ayudaban a contar la historia".
  Howard también incluyó sutiles alusiones a la época en sus composiciones. "Los años veinte han dejado una rica herencia musical, así que hacemos referencia a ella en algunos momentos para trasladar al público a esos tiempos”.
  “Mi objetivo principal era componer temas divertidos e inolvidables para los personajes principales, e incluso algunos para los animales que capturasen su personalidad, así como darle a la nueva película una identidad musical", añade.
  Además, el compositor entrelazó ciertos ecos de la famosa Hedwig's Theme para conectarla con la saga Harry Potter.
 "James es uno de los mejores compositores de nuestra época", sostiene David Heyman. "Creó una banda sonora sumamente fluida que no solo es fiel a los personajes, sino que también pasa con soltura de un tono a otro”.
  “Eso era muy importante, porque esta película, al igual que el resto de trabajos de Jo, te conmueve y te cautiva con una rica trama de emociones y aventuras", añade el productor.
  "Espero que estos personajes hagan vibrar al público", afirma J.K Rowling. "Espero que se impliquen en sus historias y quieran ver a dónde les llevan sus aventuras en el futuro".
  "Para cualquiera que haya crecido con los libros de Jo y las películas que vinieron después, es emocionante poder volver a su mundo una vez más a medida que ella amplía ese universo de forma ambiciosa y sorprendente, escribiendo directamente para el cine y creando nuevas historias y personajes que parecen atemporales y cautivadores", concluye David Yates.

UN NUEVO CUARTETO...
  El casting de Animales Fantásticos comenzó con el personaje de Newt Scamander, cuya visita a Nueva York resulta mucho más accidentada de lo que podía haberse imaginado. Heyman dice que Eddie Redmayne fue la primera y única elección de los realizadores para el papel. "Es el británico por antonomasia, y un actor versátil que puede interpretar un personaje de cualquier época. Eddie consigue meterse bajo la piel de un personaje y explorar cada detalle de un papel con brillantez, de una forma imperceptible. Todo lo que se ve en la película es Newt: un marginado un poco complicado, pero entrañable y simpático, alguien por quien apostar con los ojos cerrados".
  Para describir su papel, Redmayne dice que “cuando más cómodo se siente Newt es rodeado de animales, y parece encantado cuando solo está en compañía de sus animales, que lo son todo en su vida. Lo que adoro de Newt es su entusiasmo; su único objetivo es enseñar el valor de estas criaturas al resto del mundo mágico, que las considera peligrosas porque podrían revelar la existencia de magos".
  Rowling explica que, independientemente de su carácter mágico, los animales no tienen manera de saber que su mera existencia supone una amenaza. "Cuando piensas en este mundo mágico, inmediatamente te encuentras con el problema de los animales. No entienden que se supone que deberían estar escondidos. Así que se me ocurrió que Newt fuera la única voz que dijera: "Tenemos que preservar estas criaturas. No deberíamos estar acabando con ellas", que era la práctica habitual en aquella época para mantener el secretismo. Pero Newt es afín a estas criaturas y las acepta como son. Es un mago con una apertura de mente excepcional, que también comprende a los que pueden verse estigmatizados. Cuestiona constantemente dónde se ponen las líneas y por qué ciertas criaturas se consideran más importantes que otras".
  Al desafiar el statu quo, "Newt piensa que con la educación adecuada, los magos podrían llegar a apreciar cuán magníficos son estos animales y aprender a coexistir con ellos", dice Redmayne. "Al principio de la película, ha pasado un año en el campo, viajando por el mundo investigando para su libro. Por el camino ha rescatado a algunas de estas especies en peligro, y las guarda en su maleta, que contiene una maravillosa plétora de ellas. Empatiza extraordinariamente con sus criaturas, pero las personas no se le dan especialmente bien. Pero debido a la gente que conoce en su viaje, empieza a darse cuenta de que ha habido una laguna en su vida".
  Poco después de llegar a Nueva York, Newt conoce a tres personas que lo cambiarán todo: una bruja llamada Tina Goldstein; su hermana pequeña, Queenie; y, lo más sorprendente de todo, un no-Maj llamado Jacob Kowalski. En poco tiempo, los cuatro extraños encuentran un vínculo común y forman una amistad poco habitual. Redmayne explica que Newt “prácticamente tropieza con ellos, y a lo largo de la película, el desarrollo de su compañerismo se vuelve un elemento esencial de la historia".
“La amistad que se forma entre los cuatro es lo más importante de la película", declara Rowling. "Siempre es la amistad entre los personajes la que te mueve a través de mis historias".
  Katherine Waterston, que interpreta a Tina, comenta que la manera en que se juntan estos cuatro extraños es casi instintiva. “Ser un bicho raro puede hacer que te sientas solo, hasta que conoces a otros bichos raros. Su amistad no es solo una mera consecuencia de la serie de circunstancias extremas que viven juntos; lo que les une es su experiencia común como marginados”.
  “No son caricaturas”, insiste Alison Sudol, que hace el papel de Queenie. “Cada uno de estos personajes es de una gran humanidad. Las cosas a las que se enfrentan no son distintas a las que afrontamos en nuestras propias vidas, pero se presentan a través de un enfoque mágico, de una forma muy interesante”.
  Yates añade: “Jo siempre ha estado interesada en los marginados; gente incomprendida o que está algo desfasada respecto al resto de la sociedad”.
  Quizás el marginado definitivo es Jacob, que es el único del cuarteto que no tiene poderes mágicos. Dan Fogler, que hace el papel, cuenta que “aunque Animales Fantásticos es una aventura que abarca todo el espectro de acción y humor, y que tiene inmensos efectos y decorados, se ha hecho un trabajo impresionante para pulir las relaciones y la química entre estos personajes. Creo que el público se identificará de verdad con estas personas… estos peculiares inadaptados que forman este pequeño equipo”.
  Yates revela que la búsqueda de esa química comenzó en el proceso de casting. “Empezamos con Eddie en el papel de Newt y luego construimos el mundo en torno a él. En cierta manera fue como crear una banda de música”, bromea el director. “Eddie voló a Nueva York para estar con nosotros y probamos a montones de Tinas, Jacobs y Queenies con él en la sala. Durante un periodo de 48 horas, hizo las mismas escenas una y otra vez con diferentes personas, y así fue como dimos con el reparto principal: cuatro actores, cada uno de los cuales aporta algo distinto a la película de formas interesantes que se complementan entre sí”.
  Redmayne dice que los resultados valieron la pena. “La película gira en torno a este cuarteto de personas que empieza moviéndose en direcciones completamente opuestas y acaban siendo amigos. Fue maravilloso poder trabajar con tres actores tan brillantes como Katherine, Alison y Dan. Todos estábamos unidos por una sensación de responsabilidad: todos adoramos las películas de Harry Potter y el mundo que Jo creó para la película, y queríamos que los personajes estuvieran orgullosos”.
  “Se forjó una verdadera amistad entre nosotros, y se nota claramente en la pantalla”, añade Sudol. “Cuando estábamos juntos se creaba un ambiente de improvisación que hizo que el día a día fuera bastante divertido”.
  Cuando Tina Goldstein avista por primera vez a Newt Scamander, hacerse amigo suyo no entra en sus planes ni por asomo. La exauror Tina quiere volver a las prestigiosas filas de los investigadores de MACUSA por encima de cualquier otra cosa, así que cuando algo sospechoso capta su atención, se pone manos a la obra. Waterston afirma que “en el momento en el que Tina ve a Newt, sabe que algo le pasa, aunque no sepa qué exactamente. Esa es la primera pista de que, aunque Tina ya no es una investigadora, sigue conservando el instinto”.
  “Le enorgullecía enormemente ser una auror”, sigue la actriz, “y aún conserva esperanzas de recuperar su puesto, pero se la despidió al infringir las normas de protección de personas en problemas y se la ha relegado a un trabajo de inferior categoría en la Oficina de Permisos de Varitas... en el sótano. Tina siempre había actuado ‘según las normas’, así que me emocionó que, a la hora de la verdad, ayudar a alguien fuera más importante para ella que mantener el estatus a cuya consecución había dedicado su vida”.
  Waterston dice que disfrutó explorando las contradicciones de su personaje. “Tina parece poseer a la vez una fuerte confianza y una incertidumbre profunda sobre su propio potencial y talento. Me pareció fascinante explorar ese ir y venir entre confianza y seguridad, y es algo con lo que creo que puede identificarse cualquier persona”.
  Yates dice que Waterston tenía todas las facetas que buscaban en Tina. “Es una actriz magnífica que puede ser tremendamente intensa y también sabe muy bien ser divertida, y me encanta esa combinación”.
  Los miedos de Tina se confirman cuando uno de los animales de Newt escapa de su maleta, y es testigo de cómo Newt utiliza la magia para intentar recuperarlo. Eso por sí solo sería un incumplimiento grave del Estatuto del Secreto, que prohíbe el uso de hechizos en presencia de no-magos, pero Newt empeora las cosas al involucrar a un no-mago, el incrédulo Jacob Kowalski.
  “En esencia, Jacob no es más que un patán que acaba en esta mágica situación, algo a lo que claramente no está acostumbrado”, indica Fogler. “Es un panadero que ha intentado abrir su propia panadería porque le encanta hacer feliz a la gente cocinando. Puede que no sea capaz de hacer magia, pero puede hacer unos pastelitos que te dejarán boquiabierto. Sentía que conocía bien el personaje porque mi bisabuelo era panadero, conocido por hacer el mejor pan integral de centeno de Nueva York, así que lo llevo en la sangre”.
  Yates apunta: “Jacob es un hombre de la calle con un gran corazón que piensa lo mejor de todo el mundo. Acepta a la gente como lo que es. Es un nomaj que de repente se encuentra en este extraordinario mundo y acepta con alegría ese mundo con todas sus diferencias e idiosincrasias. Y Jacob es uno de nosotros, así que nos permite experimentarlo todo desde su punto de vista".
  "Imagina quedarte atrapado en este universo de magia siendo alguien que nunca ha experimentado antes magia de verdad", sugiere Heyman. "Esa sensación de asombro la ve y la siente el público a través de Jacob".
  Fogler pudo identificarse fácilmente con ese aspecto de su personaje. "Me sentí como Jacob al entrar en este mundo y asombrarse por todo", dice el actor, que era fan mucho antes de ser elegido para Animales Fantásticos. De hecho, supo que había conseguido el papel mientras asistía a la mayor reunión de fans del planeta. Recuerda que estaba en la Comic-Con de San Diego cuando recibió la llamada de David Yates y David Heyman. “Me preguntaron dónde estaba. Les dije que estaba en la Comic-Con, y me dijeron que la Comic-Con me iba a resultar muy diferente el año siguiente. Ambos me transmitieron todo su apoyo y entusiasmo; era una cálida sensación de felicidad inmensa, que se mantuvo durante todo el rodaje. Siempre pensaré en ellos como la gente que apareció en mi vida y la cambió para siempre".
  Yates recuerda que Fogler destacó sobre los demás porque hizo justo lo contrario de lo que esperaban. "Probamos a montones de buenos actores, pero Dan nos sorprendió más que cualquier otro. Fue mucho más atrevido que nadie, y mucho más creativo. Es un cómico muy dotado, además de un actor con muchísimo talento".
  Cuando Jacob conoce a Newt, sus maletas casi idénticas, de una forma u otra, acaban confundiéndose. El desafortunado canje hizo que a Jacob se le escaparan algunos de los animales de Newt en el desprevenido mundo no-Maj, pero no antes de que uno de ellos se despida de él con un mordisco bastante desagradable. Tina no tiene más opción que acabar llevando a Newt y Jacob al único lugar en el que sabe que no se meterán en más líos: su casa. Al entrar al apartamento, Jacob no puede evitar enamorarse al instante de la hermosa y acogedora hermana de Tina, Queenie.
  Lo último que esperaba Queenie era que su siempre sensata hermana apareciera por la puerta arrastrando a un par de extraños, especialmente un no-Maj, dado lo estrictas que son las normas contra la fraternización en el mundo mágico estadounidense. “Son dos hermanas que, básicamente, se han criado solas. Así que tienen un vínculo muy profundo", comenta Sudol. "Pero es una existencia en cierto modo solitaria y aislada. Estos dos hombres, muy diferentes y fascinantes, entran en su mundo y transforman súbitamente la vida de las hermanas".
  Waterston, que tiene una hermana en la vida real, dice que le encantó cómo J.K. Rowling captó el vínculo especial vínculo que une a Tina y Queenie. "Hay una conmovedora conexión entre hermanas muy cercanas. La conexión estaba justo ahí, en la página, así que no había necesidad de forzarla. Me encantó cómo estaba escrito; cómo interactúan entre sí de forma muy dulce, y me pareció muy auténtico".
  Por muy unidas que estén, las hermanas Goldstein son polos opuestos. Mientras que Tina es estudiosa y decidida, "Queenie es traviesa y divertida", señala Sudol, "así que conocer a Newt y Jacob y partir a una aventura que podría asustar a cualquiera a ella le entusiasma. También es muy perspicaz y empática y tiene un gran corazón. Ha sido todo un placer haber podido dar vida a Queenie".
  Heyman dice que Sudol encajó en el papel en todos los sentidos. "Alison es una actriz maravillosamente dotada, pero lo que aportó al papel de Queenie estaba más allá de su talento. Tiene su misma esencia. Queenie es buena y cálida y sensible, que es justo como es Alison".
  "Alison tiene una alegre efervescencia que era perfecta para Queenie", coincide Fogler. "Cuando la conoce Jacob, le ilumina, es como un ángel para él, y le da un buen motivo para querer quedarse".
  Queenie enseguida sabe exactamente lo que le pasa por la cabeza a Jacob... y ella está tan encantada como él. Rowling explica que “ella es una legilimante, es decir, que sabe leer las mentes. Lo interesante es que se la subestima constantemente por su apariencia. Es preciosa, pero la gente que solo mira la superficie no se da cuenta de que puede ver mucho más profundo que el resto. Ha sido un personaje muy divertido de escribir".
  Sudol afirma que "J. K. Rowling crea personajes realmente excepcionales y aun así son muy identificables. Hay mucho significado en sus historias y mucho corazón y sabiduría. Tiene una manera increíble de hacer que este extraordinario universo parezca íntimo y factible, y fue un gran honor para nosotros formar parte de él".
  Ansiosos de recibir cualquier comentario de Rowling, a los actores les encantaba que les visitara durante la producción. Redmayne relata que "los mejores días eran cuando Jo venía al set porque tiene un conocimiento absoluto de todo este complejo mundo y una visión muy completa sobre los personajes. Podía contarnos sus historias e incluso hacia dónde veía que evolucionarían Newt y los demás en el futuro. Es lo que sueña un actor: fue increíblemente valioso poder contar con la inspiración y la imaginación reales de la creadora de este mundo para guiarnos por él".
  Los actores también expresan una gran opinión sobre las directrices de su director, que había navegado por el vasto mundo mágico a lo largo de cuatro películas de Harry Potter. Sudol cuenta que "David es muy sentido y muy alegre y su entusiasmo era contagioso. Se podía ver cuánto ama este mundo y a todos nos ilusionó y nos alimentamos de ello. Es muy amable, pero sabe lo que quiere ver, así que es muy reconfortante tenerle como director".
  Waterston añade que pusieron su "total confianza en David, algo fácil de hacer dada su creatividad y concentración. Describía las escenas de forma muy expresiva, y podía decirnos exactamente lo que veríamos y experimentaríamos en la historia en ese momento. Pero también nos daba margen para contribuir con nuestras propias ideas, lo cual era fantástico".
  "David me acogió en su seno y, básicamente, me dijo que podía improvisar sin problemas", dice Fogler. "Era muy liberador e hizo que el lugar de trabajo se convirtiera en una zona de juego maravillosa".

MACUSA...
  Newt, Tina, Queenie y Jacob podrían no haberse hecho amigos jamás, si alguien de MACUSA, el organismo que gobierna el mundo mágico estadounidense, hubiera atendido las primeras advertencias de Tina sobre Newt y sus animales mágicos. Sin embargo, la inquietud de la auror caída en desgracia encuentra primero el escepticismo de la presidenta Seraphina Picquery, interpretada por Carmen Ejogo, y del enigmático director de Seguridad Mágica, Percival Graves, interpretado por Colin Farrell. Hasta que no llega la tragedia, la presidenta y Graves no prestan atención a Newt y sus animales perdidos.
  Farrell define así su papel: "Graves está muy arriba en la cadena de mando de MACUSA. Es básicamente el auror jefe, cuyo trabajo es mantener la seguridad y protección del mundo mágico y contener cualquier cosa que pudiera potencialmente ser perjudicial para la orden de los magos. Es muy poderoso e increíblemente capaz y se maneja muy bien con la varita".
  MACUSA pretende proteger el mundo mágico de EE.UU., lo cual creen que depende de que se cumpla el Estatuto del Secreto. Para complicar el asunto, hay un miedo extendido, generado por las alarmantes actividades del infame mago oscuro Gellert Grindelwald, quien, tras estragos en Europa, ha desaparecido. Nadie sabe cuándo aparecerá y dónde lanzará su próximo ataque.
  La amenaza inminente de Grindelwald, junto con los violentos y extraños acontecimientos de las calles de Nueva York, han puesto a MACUSA en alerta máxima. Ejogo apunta que "al mismo tiempo que todo esto está pasando, la presidenta Picquery se enfrenta a la anomalía encarnada por Newt Scamander. Incluso aunque sus intenciones sean puras, no tiene otra opción que cortar de raíz esta extraña situación porque en MACUSA están cada vez más preocupados por la posibilidad de salir a la luz, y creen que eso podría derivar en una guerra".
  "Graves tiene sus propias ideas sobre la segregación entre magos y nomajs", afirma Farrell. "El hecho de que los magos hayan sido reprimidos y obligados a vivir en la sombra le corroe. Para él, es una injusticia. Ni siquiera los miembros de MACUSA saben mucho sobre Graves, y me encantó ese cierto misterio que hay alrededor del personaje".
  El actor dice que Animales Fantásticos le encantó desde que leyó por primera vez el guion de J.K. Rowling. "Era tan imaginativo y provocador; un regusto poético y cierta simetría en todas sus líneas. Y aunque la historia es fantástica y se sitúa en la década de 1920, también se fundamenta en una verdad muy actual. Así que por un lado la película se desvía mucho de la realidad, pero por otra explora importantes temas humanos pero, sobre todo, ha sido algo fantástico".
  "Colin Farrell es un actor fabuloso que contribuyó mucho a la evolución de Percival Graves", subraya Yates. "Es curioso, generoso y provocador, y aporta todo eso al proceso y al personaje. Fue un placer inmenso haber trabajado con él".

NOMAJS...
  Una de las intrigas que rodean al eminente mago Percival Graves es por qué siente un interés tan profundo por Credence Barebone. El afligido y retraído joven no es solo un absoluto desconocido para la comunidad de magos, sino que es el hijo adoptivo de la fundadora de la Nueva Sociedad Filantrópica Salem (NSPS), una organización radicalmente anti-magia enemiga de MACUSA.
  Farrell comenta que "Credence es alguien que parece perdido y siempre está mirando las cosas desde fuera, y eso hace que sea especialmente vulnerable a Graves, que obviamente cree que Credence tiene algún conocimiento o información que él necesita. Le da a Credence el sentimiento de pertenencia que falta en su vida, pero sus intenciones son discutibles en el mejor de los casos".
  Ezra Miller, que hace de Credence, añade: "Su relación en la película se vuelve bastante perturbadora porque tiene un palpable elemento de manipulación. Es una dinámica interesante porque hay cierta ambigüedad sobre quién es bueno y quién malo y no llegas a saberlo hasta que se ponen todas las cartas sobre la mesa. Ese es uno de los asombrosos aspectos de la escritura de J.K. Rowling: la conciencia de que todas las dualidades de lo bueno y lo malo no existen necesariamente las unas sin las otras. Cada persona tiene muchas caras. Pienso que a los fans les divertirá muchísimo descubrir algunos de los hilos conocidos que recorren el filme, pero es una entidad por sí misma y en gran medida es su propia historia".
  Resulta que Miller está en una posición excelente para hablar de sus compañeros fans. "He estado obsesionado con el Mundo Mágico de J.K. Rowling desde que tenía siete años", revela, "así que lo conozco muy bien. Llegar a poder pisar este universo ha hecho realidad mis sueños más de lo que nadie pueda imaginarse".
  "Ezra es un gran fan del mundo de Jo y estaba decidido a ser parte de este viaje y este filme", recuerda Yates. "Como actor, es audaz, curioso y abierto, y aportó un montón tanto al proceso como al set en cuestión de energía y ambición. Captó a Credence de una forma a la vez inquietante y emocionante".
  Credence vive con miedo a la ira de su estricta madre adoptiva, Mary Lou Barebone, a la que da vida Samantha Morton. Mary Lou es la líder de la NSPS, cuyo apodo, los Segundos Salemers, es una clara advertencia de sus intenciones de erradicar y acabar con los magos y brujas que, ella está segura, viven entre ellos. Aparentemente, es un ejemplo de la filantropía del nombre de su organización, al abrir su casa a Credence y sus dos hijas adoptivas y al alimentar a los niños pobres del vecindario. Sin embargo, su generosidad contradice su naturaleza real, más insoportable.
  Rowling apunta: "Mary Lou es bastante carismática y, en la superficie, una mujer muy amable. Pero, en realidad, abusa física y psicológicamente de los niños que ha adoptado. Sabe que la magia existe y se quiere vengar de cualquiera que la practique".
Jenn Murray interpreta a la hija mediana de Mary Lou, la obediente Chastity Barebone. La novata Faith Wood-Blagrove hace su debut en una película en el papel de la integrante más joven de la familia, una precoz niña pequeña llamada Modesty (Modestia), que canta rimas anti-brujas mientras juega a la rayuela, a oídos de su severa madre. Pero a pesar de su tierna edad, Modesty encuentra maneras de desafiar a Mary Lou cuando se aleja de su mirada vigilante.
  En un esfuerzo por amplificar su mensaje anti-magia, Mary Lou intenta reclutar a la influyente familia Shaw, encabezada por el magnate de la prensa Henry Shaw Sénior. Jon Voight, que interpreta este papel, dice que "es un gran magnate dueño de varios periódicos. Tiene muchísimo poder, pero es un nomaj. Sin embargo", admite el actor con una mordaz sonrisa, "la verdad sea dicha, me encantaría haber sido un mago".
  Henry Shaw Sénior tiene dos hijos, el mayor de los cuales, Henry Shaw Junior, es senador, y su orgullo y satisfacción. Su hijo menor, Langdon, es lo que Voight llama "un poco holgazán".
  Como su padre, Henry Shaw Junior, interpretado por Josh Cowdery, rechaza a los Segundos Salemers y la existencia de magos descontrolados. Langdon Shaw, sin embargo, está convencido. Su intérprete, Ronan Raftery, afirma: "Langdon intenta hacer que su padre descubra esta historia y diga al mundo que los magos están causando los extraños disturbios de la ciudad, pero no le escucha".
  Voight dice que disfrutó los días que estuvo en el set, y apunta: "Todo el mundo era súper profesional y estaba entusiasmado con el proyecto. Todo me impactó muchísimo, y eso se debe a los niveles más altos: David Yates y los productores".
  "El reparto era espectacular, no cabe duda", subraya Lionel Wigram. "Todos y cada uno de los actores se entregaron tanto al proyecto y se implicaron tanto en sus personajes, que era un placer contemplarlos".

logo radio directo


Videoclip musical
CONOCES A TOMÁS?


Críticas del recuerdo


Crítica... EL DÍA DE LA IRACrítica del recuerdo... LA PRUEBA DEL CRIMENCrítica... EL SEÑOR DE LOS ANILLOS: LA COMUNIDAD DEL ANILLO


Sagas del 7º Arte...


Sagas del 7º Arte... SUPERMAN