Fichas de peliculas
  • Registro
EL SENTIDO DE UN FINAL
INFORMACIÓN
Titulo original: The Sense Of An Ending
Año Producción: 2017
Nacionalidad: Inglaterra
Duración: 108 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de años
Género: Drama, Suspense
Director: Ritesh Batra
Guión: Nick Payne. Basado en la novela escrita por Julian Barnes
Fotografía: Christopher Ross
Música: Max Richter
FECHAS DE ESTRENO

España: 8 Diciembre 2017

DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Vértigo films

SINOPSIS

Un hombre se obsesiona por su pasado por lo que presenta un misterioso legado que le hace volver a pensar en su situación actual en la vida...

INTÉRPRETES

JIM BROADBENT, CHARLOTTE RAMPLING, HARRIET WALTER, MICHELLE DOCKERY, MATTHEW GOODE, EMILY MORTIMER, JAMES WILBY, EDWARD HOLCROFT, BILLY HOWLE, FREYA MAVOR, JOE ALWYN, PETER WIGHT, HILTO McRAE, JACK LOXTON, TIMOTHY INNES

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBSO

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

 

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES



Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA



EL SENTIDO DE UN INICIO...
   “The Sense of an Ending es solo uno de esos libros que siempre he llevado conmigo. Quizás poseo un espíritu viejo, pero siempre me habla.” 
  El director Ritesh Batra fue uno de los muchos fans a los que la maravillosa y embaucadora novela de Julian Barnes cautivó en 2011.
Dividida en dos partes, la novela se centra en Tony, un hombre que vive una apacible jubilación cuando una reliquia de sus días de colegio vuelve a su vida, obligándole a replantearse todo lo que hizo en su pasado personal y las trágicas consecuencias que sus acciones tuvieron.
  Ganadora del Premio Booker en 2011, la novela de Barnes sobre el fraude que puede ser la memoria fue notable no sólo por su precisión lingüística, sino por una estructura intrincada establecida en dos períodos de tiempo y un narrador poco confiable cuya revelación (o falta de ella) conduce el ritmo de la narración. “Por un lado es un thriller psicológico que el lector lee de forma ligera, Por otro lado, es una novela cuya trama lo desconcierta” dice Julian Barnes.
  Emily Mortimer asegura: “me dejó realmente impactada. Me llamó la atención lo violenta que puede ser la juventud. Cuando te paras a pensar en las cosas que hiciste a otras personas, o que te hicieron cuando eras joven y estabas en pleno crecimiento.”
  Para Harriet Walter, lo más atractivo no fue la representación de la juventud, sino la exposición de cómo los recuerdos de esta pueden influir en el presente: “Lo que me encanta es que está escrito por alguien que está más o menos en el mismo momento vital que el protagonista, por lo que las sensaciones están perfectamente descritas.”
  A pesar de no poseer una estructura a priori asequible para realizar una adaptación cinematográfica, el reputado dramaturgo Nick Payne leyó el libro, y durante una reunión con miembros de Origin Pictures, le preguntaron si había leído algo que le hubiera gustado, a lo que respondió: “Acabo de terminar un libro increíble llamado The Sense of an Ending. Había ganado el “premio Booker” hace no mucho, pero asumí que los derechos estaban vendidos. Por suerte, no era así.”
  Fundada en 2008 por el ex director de BBC Films, David Thompson, y con Ed Rubin como Jefe de Desarrollo, Origin Pictures ha sido productora de varias películas como 'Mandela: Del mito al hombre', 'Nuestro último verano en Escocia' y 'La dama de oro'.
  Con los derechos comprados, Thompson y Rubin sabían que para hacer una buena adaptación del guion de Payne necesitaban un director innovador que trasladara a la pantalla todas las complejidades que poseía la novela, y que fuera entretenida para el público.
  Ritesh Batra, director indio que había albergado un gran éxito con su película nominada al BAFTA The Lunchbox, también había caído rendido al libro: “Julian Barnes es uno de esos escritores que, tras leer un libro suyo, parece que te has ido de juerga con él” dice Batra. “Yo adoro este libro desde que lo leí en 2011. Sobre la posibilidad de hacer una película, investigué un poco, descubrí que ya estaba en desarrollo y lo olvidé.”
  Sin embargo, la historia no acaba aquí: “Alrededor de un año después, los productores vieron 'The Lunchbox' y me ofrecieron dirigirla. Sentía una enorme curiosidad por ver cómo era el guion, Cuando lo leí, obviamente me encantó.”
  Aunque el guion solo era un borrador en ese momento, Payne y Batra se pusieron a trabajar juntos y a perfeccionarlo. “Nosotros estuvimos dándole vueltas al guion durante un tiempo. Es bueno trabajar con gente que confía en su talento y lo utiliza sin límite”, afirma Batra.
  Sin embargo, la primera reunión entre el director y Julian Barnes fue desalentadora. Batra recuerda: Nos sentamos en el jardín y nos pusimos a tomar tarta y té. Él empezó a decirme cosas y durante los primeros cinco minutos yo no escuchaba ni una sola palabra de lo que me decía, porque lo único que pensaba era: ¡Estoy tomando té con Julian Barnes!”

TRAICIONANDO AL LIBRO...
  “La mejor forma de ser fiel como cineasta es ser desleal con el libro. Siempre lo he creído” dice Barnes.
“Cuando supe que lo había dejado en manos de gente con talento, supe que tenía que darles libertad absoluta.”
  Contar con la total libertad para salirse de la rígida estructura del libro fue una gran noticia para Payne: “Lo que más me atrajo fue la idea de hacer algo verdaderamente interesante y distinto, pero sin que se despegara totalmente de la novela.”
  El objetivo de Batra con el guion de Payne fue mantenerse fiel a la esencia del libro, pero extrapolando lugares y caracteres para crear un ambiente cinematográfico. “La película podía ser un complemento del libro, pero cuando estaba adaptándolo, la estructura y la esencia no discernían de él, por lo que era más que un simple añadido”, dice el director.
  Debido a la narración en primera persona que Tony hace en el libro, Payne y Batra necesitaron moldear la personalidad de los personajes secundarios, tanto para el espectador como para el propio Tony.
  Joe Alwyn, quien interpreta a Adrian, amigo de Tony en el colegio, considera que la información que aparecía en el libro de su personaje era suficiente, a pesar de que solo sale descrito como un recuerdo del protagonista: “El libro es increíble porque te da información útil de los personajes, aunque solo sea desde el punto de vista de Tony. Sin embargo, el guion se basa en la perspectiva única de Tony.”
  La esposa de Tony, Margaret y su hija Susan, también recibieron papeles mucho más influyentes en la adaptación. Freya Mavor, que interpreta a la joven Verónica, el primer amor de Tony, también agradeció este cambio: “Lo que ha hecho Nick en el guion está muy bien, ya que ha convertido a personajes testimoniales del libro en pilares de la narración. Yo creo que tiene mucho mérito hacer eso manteniendo la esencia del libro. Es una maravillosa adaptación”.
  Harriet Walter, la actriz que tiene el papel de Margaret, está a favor del desarrollo de los personajes secundarios para darle más consistencia a la historia. “Las adaptaciones de las novelas a menudo son favorables para los actores mayores y las actrices, mucho más que en los blockbusters y en las películas de superhéroes. Aunque hay que reconocer que es muy difícil adaptar una novela que está narrada desde el punto de vista del narrador. Lo que encuentro excepcional de este guion es que está muy bien adaptado y además los personajes están más desarrollados que en el libro. Creo que Nick y Ritesh han hecho una enorme labor introduciendo a Susie como un personaje importante con una gran historia de la que Margaret forma parte.”
  Los cambios en los personajes más formados, como Verónica de joven y de anciana (interpretada por Freya Mavoy y Charoltte Rampling, respectivamente) también surgieron mientras las actrices estaban en el set. Ritesh Batra explica que “Verónica es un personaje que funciona de forma trágica en el libro, pero nuestra Verónica es un personaje que está llena de vida. Una vida más interesante incluso que la
de Tony.” Además, señala que “cada actor trajo sus propias apreciaciones y los cambios que consideraban necesarios en el guion con respecto a la novela.” El director prosigue: “Emily Mortimer, que interpreta a Sarah Ford, es en muchos momentos de la historia una seductora. Para ello trajo elementos más sofisticados para representar a su personaje.”
  Como es lógico, el guion está basado en los momentos que guionista y director consideraron más relevantes, por ello la conexión emocional que Batra siente con la generación anterior a la suya está tan bien expuesta. “Crecí compartiendo habitación con mi abuelo. Estábamos muy unidos hasta que falleció cuando yo tenía 18 años. Ese fue un punto de reflexión en mi vida. Gracias a él descubrí la soledad y el arrepentimiento que una persona de avanzada edad puede experimentar, así que me gusta pensar que he podido traer algo de ello a una historia como esta”, argumenta Batra.

CASTING...
  Una película ambientada en dos periodos de tiempo que depende tanto de la doble narrativa del personaje central requiere de actores capaces de retratar la inocencia del joven Tony y el arrepentimiento de su versión madura. Por suerte, en opinión de Batra, “de alguna manera esta pequeña isla está poblada con algunos de los mejores actores del mundo”.
  El veterano Jim Broadbent, fue el primero en unirse al elenco, como el Tony más viejo, y a él se unió el recién llegado Billy Howle en su primer papel. A pesar de interpretar al mismo personaje, los dos coincidían en no centrarse mucho en la actuación del otro. “Ninguno de los dos pensó en poner énfasis en cómo iba a hacerlo el otro, lo que era aterrador, pero también muy liberador”, explica Howle. “Lo que Jim había dejado muy claro es que teníamos libertad para seguir nuestro propio camino. También confié en Ritesh en ese sentido y prefería hacerlo así. Medió mucho entre nosotros. Fue increíble conocer a Jim como actor y como persona”.
  Para Batra, Howle encajaba perfectamente en el papel. “Hay una torpeza muy entrañable en Tony. La primera vez que vi a Billy me pareció perfecto. La vida del joven Tony cambia el día en que Adrian entra en la escuela. Distante y misterioso, Batra y los productores encontraron al actor perfecto para el papel en Joe Alwyn, otra joven promesa que protagonizará la próxima película de Ang Lee, 'Billy Lyn´s Long Halftie Walk'.
  Las razones para decir que sí al papel eran obvias para Alwyn. “Estar involucrado con un nuevo director, que acababa de rodar The Lunchbox y este increíble elenco conformado por Jim Broadbent, Charlotte Rampling, Harriet Walter, Emily Mortimer, Michelle Dockery, Matthew Goode. Cada detalle era atractivo, pero todo junto era insuperable”.
 La personalidad de Adrian tiene un efecto inmediato en el personaje de Tony. “Él, a falta de una palabra mejor, tiene fascinación por Adrian. Por su inteligencia y por las facetas más oscuras de la persona de Adrian”, dice Howle.
  A medida que avanza la historia, se hace evidente que la falacia de la memoria de Tony afecta cómo la audiencia lo ve, algo que Alwyn encuentra interesante. “Todo esto se cuenta a través de la perspectiva de Tony, Adrian es la suma de los recuerdos de otras personas. Es un misterio; solo lo conoces a través de lo que Tony recuerda de él.
  Igualmente, importante para la historia fue el casting del primer amor de Tony, Verónica. La actriz escocesa Freya Mavor encaja de manera natural en el papel más joven y la versión madura es interpretada por la inmensa Charlotte Rampling.
  Nick Payne sentía que la elección de Rampling era la mejor opción. “Ella tiene tanta experiencia que puede transmitir mucho con muy poco. Creo que es una gran ventaja para Verónica, que en realidad no está en la historia mucho rato, pero es un elemento vital. Necesitas a alguien que pueda transmitir una historia entera, una vida entera dentro de las escenas.”
  Jim Broadbent está de acuerdo. “Ella es enorme y magnifica para el papel de Verónica. Simplemente parecía absolutamente natural todo el rato. No puedo imaginar a otra actriz para el papel. Interpretar el mismo papel que Charlotte Rampling era una tarea un poco desalentadora para Mavor, pero ella la asumió firmemente. Es alguien a quien admiro tanto, que la idea de compartir un papel con ella sentía que tenía botas demasiado grandes que llenar”. El casting complementario de Rampling y Mavor también sirvió para reforzar el cambio en el tono del personaje. “Hay este tipo de vitalidad juvenil y exuberante en la joven Verónica” comenta Billy Howle. “Eso todavía está allí, pero cambia junto a Verónica. Todo se convierte en algo debajo de la superficie.”
  Mavor siente que la Verónica más vibrante es un personaje con el que se puede identificar más fácilmente que la descrita en la novela. “En el libro, Julian Barnes dice una cosa maravillosa acerca de las “mujeres misteriosas”, dice que hay algunas mujeres que no son misteriosas en absoluto y sólo lo parecen por la incapacidad de los hombres para entenderlas. Creo que este es el caso de Verónica Ford.
  Ella viene a la memoria de Tony como una mujer de misterio y está marcada como este personaje incomprendido. Lo cual es gracioso, porque no creo que sea misteriosa en absoluto. Creo que ella ve algo en Tony que le ofrece comodidad, algo sencillo”.
  Charlotte Rampling siente lo mismo sobre la Verónica adulta. “Ella no es tan misteriosa, es sólo alguien que vive con su propia forma de pensar y sus propias reglas sociales. Tiene una idea particular de su propia individualidad. Se comporta de la manera en que quiere comportarse y lo considera apropiado, realmente no piensa demasiado en las sensibilidades de otras personas”.
  A pesar de su inicio amoroso, su relación no dura, algo que Freya Mavor defiende desde sus perspectivas diferentes de ver el mundo. “Las primeras relaciones son siempre muy intensas porque en la primera vez realmente no sabes lo que estás haciendo. Creo que eso es muy cierto para ambos. Él es alguien que idealiza las cosas y quiere que sean de cierta manera y ella es alguien muy sencilla”.
  Rampling está de acuerdo. “Verónica no es misteriosa per sé, pero sí lo es para un hombre como Tony”.
Con la relación de Tony y Verónica finalizada, Tony se sorprende al descubrir que ahora está con su amigo Adrian. La carta que escribe a Adrian en respuesta a esto es el catalizador para la repetición de acontecimientos años más tarde, después de que la madre de Verónica, Sarah Ford, le deje la carta en su testamento.
  Emily Mortimer interpreta a Sarah en las escenas de flashback y se ve que su relación con su familia y con los amigos más jóvenes de Verónica es compleja. “Son el único acceso de Sarah a un mundo diferente o a una forma diferente de pensar”, explica Mortimer. “Ella es muy infeliz en su matrimonio, una mujer de cierta edad que de pronto se da cuenta de que ya no es joven. Los eventos del pasado siguen volviendo a Tony a lo largo de la historia y eventualmente se convierten en algo que puede conectar con la verdad de lo que realmente le sucedió a su amigo, Adrian, y lo que está en el centro del misterio de la película. Ella no es aparentemente un personaje importante en la acción de la historia, pero de repente se convierte en alguien fundamental, responsable del drama principal”
  El vínculo de Sarah con Adrian parece obvio para Mortimer. “Son, de alguna manera, espíritus libres y los personajes menos convencionales tanto en la novela como en el guion. Creo que hay algo en ella que es capaz de pensar paradójicamente y ver las bellas ironías de la vida y la muerte que la convierten en una buena compañera para Adrian”.
  La inocencia del joven Tony es reemplazada en años posteriores por un hombre resignado a cierta manera de vivir, tratando con una ex esposa y una relación difícil con su hija. 
  La carta de Tony es el catalizador que inicia un viaje de autodescubrimiento, y finalmente el camino hacia una mejor relación con ambas. Sobre la relación entre Tony y su ex esposa Margaret, Jim Broadbent explica: “Ellos están divorciados porque había tensiones y arrepentimientos dentro de su pasado y hasta cierto punto, todavía están ahí. Pero, estuvieron casados durante años y tienen mucho en común.”
  Harriet Walter, que interpreta a Margaret, cree que la relación proporciona una tabla de resonancia para Tony para compartir sus sentimientos sobre el pasado, gracias a su enfoque más realista de la vida.
  “Ella es bastante práctica, sensata y filosófica sobre de la vida. No se pone histérica por nada”, dice Walter.
“Ella es básicamente su mejor amiga, de una manera divertida. Ella se convierte en la persona a quien le cuenta toda su historia”. Walter no cree que eso la haga de ninguna manera simpática, sin embargo.
  “Creo que ella piensa que la pobre mujer puede tener una vida completa propia, y no ser nada como la versión de Tony de ella. Ella piensa que Tony la ha puesto en un pedestal y no ha madurado de la lujuria adolescente o la idealización que tenía en ese momento”.
  La excavación emocional de su pasado en última instancia inspira a Tony a buscar un futuro mejor con su hija, interpretada por Michelle Dockery, famosa por “Downton Abbey”.
  Nick Payne sentía que escribir un papel más grande para la hija de Tony en la película podría ayudar al público a entender cómo Tony había cambiado por todo el proceso. Michelle Dockery también vio el progreso de la relación de Tony con su hija y su embarazo durante la película como un indicador de su propio viaje emocional. “Es realmente interesante, ya que evoluciona a lo largo de la película durante este momento en el que se ve inmersa.”
  “Me gusta que no esté realmente involucrada en esa parte de su vida; sólo entran y salen de la vida del otro. Esperemos que al final la entienda mucho más una vez se ponga en la piel del otro, sobre Verónica y todo lo que ha pasado.”

TRABAJAR CON RITESH...
  “Cuidadoso, meticuloso y muy detallista, viendo cada plano y cada momento de la acción. Es un consuelo como actor tener a alguien asumiendo ese grado de cuidado. Te sientes en buenas manos.”
  La descripción de Jim Broadbent de trabajar con Ritesh Batra resumió los sentimientos del resto del reparto; un director inteligente y sensible con un enfoque considerado de la cinematografía que lo convirtió en la elección perfecta para contar la historia de 'El Sentido De un Final'.
  “Yo no conocía a Ritesh”, dice Harriet Walter, “pero rápidamente conseguí 'The Lunchbox' y sabía que me gustaría trabajar con este tipo porque su énfasis está en la actuación y eso es bastante raro”.
  Para Emily Mortimer, la película revolucionaria de Batra fue lo que la atrajo también al proyecto.
“Creo que es la persona perfecta para hacer una película sobre los modales ingleses porque, como todas las buenas películas que se han hecho sobre los modales ingleses, el director es extranjero.
  Ang Lee hizo 'Sentido y Sensibilidad', 'Gosford Park' fue hecha por un gran director estadounidense (Robert Altman) y aquí tenemos a este hombre de la India haciendo una película sobre un conjunto de personas muy británicas.
  Creo que tiene una manera de ver a través del corazón lo que realmente está pasando y encontrar el humor en la absurda forma en que los ingleses se relacionan entre sí.” Batra está de acuerdo en que su fondo no inglés le ayudó a entender la psique inglesa. “Como extranjero, no tienes un sentido del sistema de clase británico, pero realmente lo entiendes, no sólo en la historia y los personajes, sino en el trabajo y la colaboración con la gente aquí. Es muy enriquecedor presenciarlo de cerca.”
  Batra pensó que la filmación en Londres era de vital importancia para su comprensión de la historia.
“No creo que puedas conocer Londres a menos que estés trabajando aquí o participes en algún tipo de búsqueda productiva. No creo que puedas conocer Londres como espectador o turista. Creo que tal vez eso tiene algo que ver con la reserva británica y cómo nunca realmente dicen lo que piensan, pero tienen formas extrañas de expresarlo”.
  Ese enfoque tan británico se hizo eco en los personajes también. “Todos los personajes tienen problemas para expresar sus sentimientos. Parece ser un problema británico muy esencial”. Como tal, ayudar a los actores a explorar las motivaciones de sus personajes reservados y sus pensamientos y sentimientos más íntimos fue una gran parte del proceso de ensayo y filmación. “Sólo tienes que mantener vivo este tipo de descubrimiento y asegurarte de que el trabajo siga hablando contigo”, explica Batra. “Creo que lo peor que puedes hacer con una película es aparecer y pasar por el proceso de forzar el ritmo, dar bandazos, mecánicamente. Tienes que mantener el trabajo vivo para ti y para los actores”.
  Ese enfoque meticuloso fue uno de los que Charlotte Rampling apreció. “Se tarda mucho en rodar, mucho tiempo para los ensayos. Él se asegura de que todos estamos recibiendo todo lo que necesitamos en cada momento, para asegurarnos de que todos tenemos y todos sentimos que estamos explorando todo el potencial de nuestros personajes en cada escena diferente”.
  Broadbent está de acuerdo. “Es un proceso que es estimulante. Es bueno, te mantiene sin tensión.”
Freya Mavor sentía que Ritesh y su manera de trabajar la ayudaban a relajarse en el set. “Él tiene un aura muy tranquila, que creo que es muy diferente a la forma en que estamos acostumbrados. 
  Estamos acostumbrados a trabajar en situaciones de gran estrés, muy rápido, en el Reino Unido y él sin embargo se toma su tiempo con las cosas”.
  El enfoque lento también funcionó para Michelle Dockery. “Ha sido una manera muy relajada de trabajar y creo que viene de Ritesh. Por mucho que nos reunimos y ensayamos, nunca nos pareció que nada estaba prestablecido.”
  La sensación de fluidez con los ensayos y el rodaje se extendió hasta el guion también, y Batra estaba en constante contacto con Nick Payne durante la filmación. “Creo que he tenido mucha suerte con Ritesh y con que quisiera mantenerme alrededor”, comenta Payne.   “Trabajamos en el guion estrechamente e incluso cambiamos algunas cosas durante el rodaje”.
Para agregar a la sensación natural, de improvisación al rodaje, la escena con Tony y su hija Susie en una clase de NCT (curso preparto) fue filmada en una clase real de NCT. Esta fue una experiencia algo inusual para Broadbent y Dockery, que se acaban de ver por primera vez.
  “La clase de NCT fue muy divertida de filmar”, explica Dockery. “Fue algo torpe ya que apenas conocía a Jim, me estoy inclinando sobre una bola gigante y él sentado detrás de mí, masajeando mis caderas. Era tan extraño y apropiadamente torpe para la escena porque, por supuesto, ella está con su padre y todos los demás en la clase eran parejas reales”. “Fue una buena manera de filmarlo”, comenta Broadbent. “Ciertamente, la intimidad que se requería entre un padre y una hija parecía muy real en su torpeza, supongo.”
  Los métodos de Batra son mucho más complicados y pueden tomar mucho más tiempo que los de otros. A veces esto puede parecer arduo, pero Batra cree que la recompensa al final hace que todo valga la pena, y su posición es de privilegio. “Todo el ejercicio es una forma de tortura a veces, pero la razón por la que lo haces es para que se pueda disfrutar del esplendor de estos actores. Tienen esta maravillosa forma de expresarse. Para ser capaz de tener asientos en primera fila es por eso por lo que haces una película, para verlos deslizarse en los personajes y hacer lo suyo”.

NUESTRO SENTIDO DE UN FINAL...
  “A la gente le gusta rellenar los huecos en las novelas. A veces los llenan mal, pero eso es igualmente instructivo para el novelista”, dice Julian Barnes. En la novela de Barnes hay mucho que no se dice y se desconoce, debido a la naturaleza unilateral de un narrador solitario y la falta de fiabilidad de su memoria. Esto funciona bien en forma literaria, pero presenta nuevos retos para la adaptación cinematográfica.   Nick Payne y Ritesh Batra trataron de embellecer la historia y los personajes para completar un guion de película, pero eran conscientes de que mantener ese aire de misterio, para mantenerse fiel al tono de la novela.
  “Probablemente no me di cuenta de que sería un desafío. Creo que lo que realmente me atrajo fue que se trataba de la memoria, pero no de una manera normal”, dice Payne. “Es una especie de memoria cotidiana donde la gente común ha mitificado retrospectivamente lo mal que trataron a la gente”. Esto era atractivo para Michelle Dockery. “Gran parte de la película es bastante ambigua y algunas cosas quedan bastante abiertas para que el público pueda decidir lo que sienten acerca de un personaje. Me gusta que no esté todo listo desde el principio.”
  El truco para Payne era crear un guion que asegurara que la ambigüedad estuviera en el centro de la historia, y el objetivo de Batra era recoger esto y asegurarse que los actores también compraron esto con su actuación. Incluso el título en sí tiene un sentido de ambigüedad para Harriet Walter.
  “Tiene muchos significados diferentes. Una es la sensación de que estás llegando al final, y uno está dando sentido al final.”
Charlotte Rampling explica. “Creo que todos tenemos historias que construimos en nuestras cabezas sobre lo que realmente sucedió, porque Julian Barnes realmente no nos da ningún consejo. Y así, depende de nosotros, como actores, fabricar la historia.” “Habrá una gran cantidad de discusión y desacuerdo sobre lo que los temas implican para que todos vayamos en la misma dirección, lo que significa que la gente puede encontrar sus propios significados y temas en la historia”, dice Jim Broadbent. “Creo que es parte de la naturaleza de toda la película, esta discusión de la memoria y la historia”. Cuando llegas a nuestra edad, los recuerdos están muy lejos”, añade Walter.  En última instancia, el pasado lo elegimos olvidar y la nostalgia que cada uno de nosotros tenemos en nuestras propias vidas son las razones por las que el público se identificará con la historia de Tony.
  “La película es una exploración realmente fascinante del tipo de historia que nos contamos sobre nuestro pasado”, dice Freya Mavor. “Creo que muchas veces nos aferramos a las cosas porque queremos seguir recordándolas; es una forma de mantener algo vivo”, continúa Charlotte Rampling. 
  “La historia trata de descubrir ciertos lados de ti mismo que tal vez no has tenido la oportunidad de revisar.”
Billy Howle está de acuerdo. “Todos tenemos remordimientos y cosas que somos reacios a discutir o incluso recordarnos y por lo que nuestros recuerdos nos engañan, en realidad, para protegernos.”
  Nick Payne ve algo muy positivo en la redención de Tony y la elección consciente de enfrentar el pasado que había elegido olvidar. “Se le da la oportunidad de mirar hacia atrás sobre toda su vida y verlo de una manera completamente diferente. Creo que hay algo bastante optimista en ello. La historia no es infalible; es fluida y puede cambiar. Nunca te quedas sin una segunda oportunidad.
  ¿Qué es lo que los cineastas esperan que el público recuerde de la película? La escala de la historia es relativamente pequeña y celebra lo ordinario. Para Batra, la esperanza residió en hacer una película que complementa el libro, pero se alza como una película por derecho propio. “Realmente espero que poblemos el universo de Julian de una manera que sea fiel a la película y al libro también. Es un hombre maravillosamente generoso y espero que la película y el libro puedan existir juntos como complementos”.

logo radio directo

Últimas críticas

LA SUERTE DE LOS LOGANSOLO SE VIVE UNA VEZUNA MUJER FANTÁSTICACANCIÓN DE NUEVA YORKEL MUÑECO DE NIEVEMAL GENIOEL CASTILLO DE CRISTALANNABELLE (CREATION)BLADE RUNNER 2049BLADE RUNNERMORIREL ÚLTIMO TRAJE

Últimos tráilers

TERMINATOR 2: EL JUICIO FINALGREMLINSHABÍA UNA VEZ UN CIRCOUN GOLPE A LA INGLESAEN CUERPO Y ALMAA GHOST STORYSAMBA, UN NOMBRE BORRADOQUE NADIE DUERMAPERFECTOS DESCONOCIDOSSWEET COUNTRYFOXTROTTHE CRUCIFIXION