Fichas de peliculas
  • Registro
NO ES TAN FÁCIL
INFORMACIÓN
Titulo original: It's Complicated
Año Producción: 2009
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 118 Minutos
Calificación: Autorizada para todos los públicos
Género: Comedia, Drama, Romance
Director: Nancy Meyers
Guión: Nancy  Meyers
Fotografía: John Toll
Música: Hans Zimmer, Heitor Pereira
FECHA DE ESTRENO
España: 25 Diciembre 2009
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
United International Pictures


SINOPSIS

Jane, madre de tres hijos mayores, tiene un negocio de panadería/restaurante que funciona francamente bien en Santa Bárbara. Lleva diez años divorciada y tiene una relación amigable con su ex marido, el abogado Jake. Pero todo se complica cuando Jane y Jake se desplazan fuera de la ciudad para asistir a la ceremonia de graduación universitaria de su hijo. Una cena inocente acaba de un modo inimaginable: una aventura amorosa. Jake se ha vuelto a casar con Agness, una mujer mucho más joven, y Jane es ahora “la otra”. Adam, el arquitecto al que Jane ha contratado para remodelar la cocina, se ve atrapado en medio de este renacido romance. Está en pleno proceso de divorcio y le gusta Jane, pero no tarda en descubrir que forma parte de un triángulo amoroso. ¿Deben Jane y Jake seguir con sus vidas? ¿De verdad el amor funciona mejor la segunda vez? Qué complicación...

INTÉRPRETES

MERYL STREEP, STEVE MARTIN, ALEC BALDWIN, JOHN KRASINSKI, LAKE BELL, RITA WILSON, ALEXANDRA WENTWORTH, HUNTER PARRISH, ZOE KAZAN, EMJAY ANTHONY, NORA DUNN, BRUCE ALTMAN, ROBERT CURTIS BROWN

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

LA OBRA AVANZA: EMPIEZA EL RODAJE...
  
Hace tres décadas que Nancy Meyers empezó a escribir comedias románticas protagonizadas por adultos obligados a enfrentarse a verdades que hubieran preferido evitar. Con el tiempo, ha ido incorporando sus propias experiencias a los guiones. Ahora, en NO ES TAN FÁCIL, estudia las posibilidades cómicas de una reunión entre una pareja de divorciados.
  “Hay personas que nunca aprenden las verdades más simples”, dice la realizadora. “Quien aprende algo, está de suerte. Tiendo a explorar temas que me atañen. Escribir guiones siempre me ha servido de terapia, pero aunque muchas películas tienen puntos en común con mi vida, no he estado en el ejército (La recluta Benjamin) ni tampoco he tenido una aventura con mi ex marido. La trama nunca corresponde a la realidad, pero lo que la sostiene viene del corazón”.
   Nancy Meyers se dio cuenta de las enormes posibilidades cómicas que había en la historia de una mujer que tiene una aventura con su ex marido. Se inspiró en las clásicas de los años setenta de Paul Mazursky, como Una mujer descasada y Bob, Carol, Ted y Alice, dos películas fácilmente identificables con el periodo en que se rodaron. La realizadora dice: “Me atraía el mundo posdivorcio. Los ex se encuentran y, en cierto modo, sus relaciones nunca acaban: se tienen que ver, siguen siendo padres, viven en la misma ciudad. Me di cuenta de que la palabra ‘juntos’ sigue teniendo mucho sentido a pesar de estar divorciados”.
   “Me gustaba la idea de que dos ex tuvieran una aventura”, sigue diciendo. “Las posibilidades cómicas eran enormes; las repercusiones que podía haber en la vida de cada uno eran peligrosas y liberadoras a la vez. La historia me parecía irresistible. Los niveles se hacían más complejos, se multiplicaban, y era posible sumar un tercer personaje a la historia para complicarla un poco más”.
Una vez escrita la historia, Nancy Meyers se unió al productor Scott Rudin para convertir el proyecto en realidad.
  El productor reconoce que, durante el desarrollo del proyecto, le conmovieron los sentimientos que afloraban en el guión: “Nancy nunca sacrifica el tono cómico que quiere imprimir a la película aunque inyecte una gran dosis de autenticidad emocional en la historia. Lo representa todo con un sinfín de detalles, describe a la perfección la intimidad entre dos personas…”
   También le impresionó la honradez del guión: “Nancy ha puesto mucho de sí misma en esta película… No me refiero tanto al personaje de Jane, sino a los sentimientos que describe en la película”, añade. “Su amor por la familia, sus hijos, su romanticismo, su deseo de vivir la vida de buena fe son cosas que le importan”.

AMIGOS Y AMANTES...
  Mientras escribía el guión, Nancy Meyers siempre pensó en Meryl Streep para encarnar a Jane, un mujer de cincuenta y pico años, madre y empresaria de éxito que por fin cree haber superado su divorcio y tener la vida que desea. “Imaginaba a Meryl en el papel y la imaginaba haciendo cosas que yo nunca me atrevería a hacer. Pensar en ella me daba ímpetu a la hora de escribir.” Hablando de Meryl Streep, la directora dice: “Fue la primera actriz a la que ofrecí el papel y quedé encantada cuando aceptó”.

  Cuando leyó el guión, la actriz se dio cuenta de que Nancy Meyers había “llegado a reflejar algo profundo de las personas que han pasado por un divorcio… o que han sido abandonadas por el ser amado”. Meryl Streep ve a Jane como una mujer que “ha llegado al punto en que, después de ver su vida desbaratada, por fin se lo pasa bien”.
   Para hacer el papel del tercero en discordia, la directora escogió a Steve Martin, con el que ya había trabajado en la saga El padre de la novia. Hacía tiempo que Nancy Meyers tenía ganas de escribir otro papel para el actor, y creó a Adam, un arquitecto recién divorciado que lucha por no aferrarse al pasado. “No hay nadie como Steve en una comedia ligera”, dice la realizadora. “Aporta calidez y espontaneidad. Ha sido fantástico ver al legendario Steve Martin interpretar algunos NO TAN FACILde los momentos menos extrovertidos de esta película”. Steve Martin estaba encantado de volver a trabajar con su amiga. “Nancy me llamó y me dijo que tenía un papel para mí”, recuerda. “No lo dije, pero pensé: ‘¡Yupi!’ Leí el guión y, como en todas las películas de Nancy, no tardé en ver que era sofisticado y muy fiel al comportamiento humano. Es capaz de describir situaciones muy peculiares sin que nunca parezcan exageradas. Sus personajes son reales y me sentí halagado de que pensara en mí para el papel”.
  Para el papel del ex de Jane escogieron a Alec Baldwin, ganador de dos Emmy y dos Globos de Oro. El actor es un admirador de Nancy Meyers desde la época en que sólo se dedicaba a escribir guiones. “Siempre me han gustado sus películas”, dice. “Son películas para adultos acerca de relaciones entre adultos y de lo que ocurre en las relaciones”. “Alec es un gran actor cómico”, dice la realizadora. “No existe el diálogo al que no pueda darle la vuelta. Es capaz de encontrar el tono exacto para cualquier frase y añadir algo más con el gesto o la expresión perfecta. Es imposible que nadie se le resista, ni Jane ni el público”.

DE BROOKLYN A SANTA BARBARA: LOS DECORADOS...
  Aunque la mayoría de NO ES TAN FÁCIL transcurre en Santa Bárbara, California, tres cuartas partes de la película, es decir casi todos los interiores se filmaron en Nueva York. El rodaje empezó el 18 de febrero de 2009 en Brooklyn, en los Platós Broadway, donde se rodaron las escenas que transcurren en casa de Jane. Un decorado opulento y cálido era la casa de Santa Bárbara. El plató incluía una extensa zona césped artificial rodeado por un seto falso perfectamente imitado. No era raro, a la hora de la comida, ver a miembros del equipo técnico sentados o tumbados en el césped, comiendo o descansado bajo los focos.

   Durante los primeros días de rodaje, el director de fotografía John Toll desarrolló el estilo idóneo para encajar con el trabajo del diseñador de producción Jon Hutman (que colabora por cuarta vez con Nancy Meyers) y de la diseñadora de vestuario Sonia Grande. La realizadora sabía que John Toll encontraría el estilo perfecto para la película.
   Otro decorado clave, como la “Village Bakery”, el negocio de Jane, se convirtió en la tienda de comestibles soñada por Nancy Meyers y Jon Hutman. Fue edificada dentro de la Picnic House, una estructura muy amplia en el Prospect Park de Brooklyn, e incluía un mostrador, una zona de comedor, despachos y una enorme tienda repleta de productos de panadería y repostería, artículos gourmet y fruta. Cualquiera que entrara por casualidad pensaría que acababa de entrar en una tienda gourmet de ensueño.
  “Deberíamos haberlo dejado todo tal cual después de rodar para que el barrio de Brooklyn fuera a hacer la compra”, dice Nancy Meyers. En cuanto a las escenas que transcurren en la cocina de la panadería y la zona de neveras, se rodaron en la panadería Sarabeth, del mercado de Chelsea.
   Todas las escenas de Steve Martin se rodaron durante las ocho primeras semanas, dado que estaba a punto de iniciar una gira para promocionar su nuevo CD de piezas tocadas al banjo, “The Crow: New Songs for the Five-String Banjo”. El instrumento musical fue su constante compañero durante el rodaje, y no dudaba en tocar para los actores y el equipo en los momentos más inesperados.
   En el mes de abril de 2009, todo el equipo se instaló en Los Ángeles. La mayoría del tiempo en la costa oeste fue dedicado a rodar las escenas alrededor de la casa de Jane, la parte trasera y el jardín. La casa elegida es un precioso rancho de adobe edificado en Thousand Oaks, a unos 45 minutos al norte de Los Ángeles. Fue construido a finales de los años 20 del siglo pasado y ha sido habitado por diversas celebridades, entre ellas W.C. Fields.
   A mediados de abril, el equipo estuvo tres días rodando exteriores en Santa Bárbara y en Montecito, justo antes de que un devastador incendio arrasara la zona. Además de las escenas rodadas en zonas residenciales de Montecito, se filmaron varios edificios y monumentos emblemáticos de la ciudad, como el Juzgado del Condado y la histórica zona de El Paseo. El equipo regresó a Los Ángeles para acabar de rodar las escenas en el interior de la casa de Jane y en el Club Bel-Air Bay, de Pacific Palisades, el decorado para una de las mejores escenas cómicas de la película, cuando John Krasinski, en el papel del prometido de Lauren, descubre que Jane y Jake se han enrollado.
  El rodaje en California terminó a principios de mayo, y el equipo regresó a los Platós Broadway de Brooklyn para filmar otras secuencias. La parte de la historia que transcurre en Nueva York, donde llega toda la familia para asistir a la ceremonia de graduación de Luke, se rodó en la Universidad Saint John y en Park Avenue, en pleno centro de la ciudad.

LA RECREACIÓN DE LA LUZ: EL DISEÑO DE PRODUCCIÓN...

   El diseñador de producción Jon Hutman y su equipo estuvieron trabajando durante meses en un enorme plató en los Platós Broadway, de Greenpoint, Brooklyn, para construir el decorado que sería la casa de Jane. Nancy Meyers siempre participa en el diseño del estilo de la película, y este periodo se convierte en su momento favorito de la preproducción. El proceso empezó cuando reunió fotografías que le parecían adecuadas para el estilo de la película. Invitó a Jon Hutman y a la diseñadora de vestuario Sonia Grande a que las estudiaran para conseguir un estilo orgánico e integrado. La larga relación entre la realizadora y el diseñador de producción siempre ha dado frutos.
   “Creo que no he trabajado con ningún director que tenga las ideas tan claras como Nancy acerca del mundo donde tiene lugar la historia”, dice el diseñador. “Un concepto visual tan específico nos sirve de base para buscar localizaciones, diseñar decorados y crear el estilo de la película. Lo mejor es que Nancy habla el idioma de los colores, de las formas y las texturas. Sabe muy bien lo que quiere y me encanta como colaboramos”.
   En el caso de NO ES TAN FÁCIL, Nancy Meyers supo desde el principio que el color naranja debía ser una parte importante de la escala de colores “porque me parece el color más dominante en Santa Bárbara”, dice. “Me refiero a los tejados de tejas que crean una reverberación anaranjada contra el cielo. Quería que la misma tonalidad penetrase en la casa de Jane. Quería muchos tonos tierra para reflejar el exterior dentro de la casa, ya que gran parte de la historia transcurre en el interior. Quería que el sur de California estuviera vivo incluso dentro de la casa”.

EL DISEÑO DE LA COMIDA...
  La comida tiene un gran papel ya que está presente en casi todas las secuencias importantes. Durante el rodaje, la asesora culinaria Susan Spungen estaba en una cocina instalada en el plató sacando plato tras plato. Susan Spungen es la directora y fundadora del departamento de recepciones y comidas de Martha Stewart Living Omnimedia, y lanzó el primer título de la empresa dedicado exclusivamente a la comida, Everyday Food. Ha trabajado en el último gran éxito de Meryl Streep, Julie y Julia. En vez de la clásica alta cocina francesa que debió preparar para aquella película, escogió platos menos sofisticados aunque muy tentadores para NO ES TAN FÁCIL.

   “Aquí se trataba de ofrecer platos estilo californiano”, dice Susan Spungen. “Podríamos decir que se trata de una mezcla entre mi estilo de cocina y el de Jane. Fue un cambio agradable trabajar con platos más contemporáneos. Le hice muchas sugerencias a Nancy y me dio una idea general de lo que buscaba. A veces, sólo me sugería ensaladas con mucho colorido. Pero como era una de mis ideas, me quedaba claro que íbamos por el mismo camino”.
  Para una escena que se rodó durante tres días, tuvo que preparar 57 pollos perfectamente asados y fotogénicos. “Los hornos estaban muy sucios con tantos pollos”, dice, riendo. Y añade: “Ayudé Meryl a ensayar para esta escena. Debía cortar la pata del pollo con gesto enfático. Lo preparé para que la pata casi se cortara sola. Un pollo trucado, digamos”.

EL VESTUARIO...
  Mientras trabajaba con Jon Hutman en el diseño de los decorados, Nancy Meyers también se reunía a menudo con Sonia Grande para hablar del vestuario de los actores. Había visto Vicky Cristina Barcelona, de Woody Allen, y el vestuario diseñado por Sonia Grande le había parecido fantástico. Le pidió a la diseñadora que se trasladara desde Barcelona. Sonia Grande, que entonces hablaba muy poco inglés, llegó con su intérprete. A pesar de la barrera del idioma, Nancy Meyers estaba convencida de que era la persona idónea para el vestuario. Sonia Grande nunca se separó de su intérprete en toda la preproducción y el rodaje, aunque su inglés mejoró notablemente durante su estancia de siete meses en Estados Unidos.

   “Sonia es muy inventiva”, explica la realizadora. “Tiene un tremendo sentido del color. Sabe dar sex appeal a los personajes cuando lo necesitan; sabe qué esconder, qué enseñar, e inyecta una fuerte dosis de realismo en su trabajo. Tengo dos hijas con la misma edad que las hijas de Jane. Sonia supo capturar la improvisación con que se visten las jóvenes de esa edad”.
   Y dado que la gente del cine habla el mismo idioma, las dos mujeres se convirtieron rápidamente en perfectas colaboradoras.

logo radio directo


Videoclip musical
CONOCES A TOMÁS?


Criticas del recuerdo


Crítica... EL MILAGRO DE ANA SULLIVANCrítica del recuerdo... LA RECLUTA BENJAMINCrítica... MEJOR IMPOSIBLE